Últimos temas
Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 0/44

❝oh, can't you see? you belong to me❞

Página 3 de 12. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 10, 11, 12  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: ❝oh, can't you see? you belong to me❞

Mensaje por Diamonds el Mar Oct 06, 2015 12:18 pm


LIAM HEMSWORTH
No podía borrar aquella sonrisa burlona de mis labios, después del drama que había hecho en mi oficina aquí estaba yo, con mi hija y con la cena en su casa. Alcé mis cejas al escucharla y me encogí de hombros.- Prepárese para jugar, señorita Lovato -guiñé mi ojo y mi mirada bajó para ver al pequeño hombrecito que emergía detrás de ella, ¿acaso era su hijo o algo por el estilo? rasqué mi nuca con firmeza y entré detrás de mi pequeña y rubia hija quien practicamente de inmediato se puso a jugar con el otro niño. Coloqué las bolsas en la mesa y comencé a sacar de las mismas la comida que habíamos traído, debía aceptar que yo en mi sano juicio no permitiría que Elizabeth cenara algo así en una noche de escuela pero, la ocasión lo ameritaba, ¿cierto?. Mi atención se perdió por unos segundos en las largas y bien torneadas piernas de la maestra de ballet de mi hija, aquella chica que al parecer tenía un carácter un tanto complicado, ¿qué daría yo en éstos momentos por pasar mis manos por sus muslos?. Aclaré mi garganta y al escuchar su voz me giré a verla con cara de completo sorprendido, ¿por qué tendrían que felicitarme?, fruncí el ceño y al escuchar lo siguiente que dijo la fulminé con la mirada, recibí el fuerte abrazo de mi hija y la abracé de la misma forma sin quitar la mirada de la pelinegra que estaba sentada frente a mí, algo se me tenía que ocurrir para contrarrestar ésto, no podía bailar en un festival infantil- Aunque a Ed no le va a parecer -susurré para mí mismo "Estoy tan feliz porque así Demi y tú se van a ver más seguido para que puedan ensayar y estaremos juntos todos, ¿Matt Puede venir papi?" la miré y luego miré al niño quién comía su hamburguesa en completo silencio- No sé si su mamá le dé permiso, debes preguntarle a ella -mi mirada se dirigió a Demi como esperando que me diera alguna explicación de por qué había escondido a su hijo.

Terminamos de cenar y después de ayudar a recoger la mesa autoricé a Elizabeth para que fuera a jugar por un rato con su nuevo amigo Matt, el cuál aún tenía que descubrir de dónde había salido pero el niño parecía no querer acercarse a mí pr alguna extraña razón, me quedé a un lado de Demi mientras hacía unas cosas en la cocina y me coloqué detrás de ella por unos segundos- Así que tiene un hijo, señorita Lovato -susurré cruzándome de brazos y recargándome en la pared que estaba detrás de mí, humedecí mis labios con la punta de mi lengua y mordí la misma- ¿Por qué lo tiene aquí, escondido? -pregunté con pura curiosidad
avatar
Mensajes : 1940

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝oh, can't you see? you belong to me❞

Mensaje por youmakemeglow el Sáb Oct 17, 2015 9:46 pm


DEMETRIA LOVATO.
Él creía que los juegos eran algo nuevo para mí, y es que el señor Hemsworth ni se imaginaba ¿Acaso creía que me iba a dejar apaciguar por algo así? Totalmente errado, él estaba en mi apartamento después de rechazar la cena en su oficina, bien, ahora él tendría que pagarme el doble y estaba bastante interesada en verlo luciendo mallas en el escenario, y no, no podría librarse de eso. Humedecí mis labios mientras observaba la escena. La pequeña Lizzie lo abrazaba completamente emocionada, feliz por la noticia. Embocé una amplia sonrisa y ladeé con mi cabeza hacia ellos.— ¿Ed, quién es Ed? —Pregunté curiosa mientras tomaba algunas papas con mi tenedor y las llevaba a mi boca. Al escuchar a Lizzie sonreí ampliamente. Parece que se llevaba muy bien con Matty, y él, como todo un galán también, era tierno, después de todo. Vernos más seguido. Eso si que sería un problema. Mordí mi labio ante la inercia y sacudí ligeramente mi cabeza, quizás debí pensar eso antes de hacer la propuesta, pero que más dada, sabía que esto afectaba más a el señor Hemsworth que a mí. Mi distraída mente volvió a la realidad cuando el rubio de ojos azulados emitió aquél comentario, espero ¿Él creía que Matt era mi hijo? Vaya, eso si era aun más interesante. Y no supe porque pero el pensamiento me causó cierta gracia. Suspiré largamente y desvié mi mirada al tímido Matt quién comía su hamburguesa en silencio y miraba a Lizzie con las mejillas sonrosadas.No creo que su madre se moleste —Me limité a decir. Hace algunos días este hombre era un completo desconocido para mí y ahora estábamos involucrando, casi que demasiado. Cayendo en la realidad ¿Qué hacia él en mi casa? Era básicamente demasiada confianza y yo lo estaba permitiendo, por otro lado ahora había hecho aquella absurda propuesta y si todo se daba, él tendría que ir a los ensayos ¡Que locura! Se contaba y no se creía. Pero él quería jugar ¿no? bien, entonces jugaríamos. 

La cena acabó y pude ver como el par de infantes iban a jugar. Me adentré a la cocina para poder limpiar los platos que habíamos usado y demás. Cuando la voz masculina llegó a mi cavidad auditiva embocé una sonrisa, me giré y vi como estaba cruzado de brazos apoyado de la pared.Pues para su información no lo estoy ocultando, no tengo porque andar gritando en la calle si tengo un hijo o no. Usted nunca me lo preguntó ¿o si? —Comenté secando mis manos con un pañuelo, lo dejé sobre la encimera y volví a observar al rubio.— Pero lamento decepcionarlo, no es mi hijo, es mi ahijado. Su madre tuvo una emergencia y me pidió que fuera por el al colegio —Comenté, ni siquiera sabía porque le daba explicaciones a ese señor. Aclaré mi garganta y lo observé fijamente.— Escuche, señor Hemsworth; realmente no sé cual es la razón por la cual esta aquí y ahora, pero todo empezó esta tarde, cuando usted dejó a su hija y yo se la fui a entregar. Ahora usted está en mi departamento y la pequeña juega con mi ahijado mientras tenemos esta conversación. No sé usted, pero yo lo veo bastante... extraño —Me encogí de hombros. Recorrí con mi mirada su inmaculado rostro y dejé escapar un suspiro de mis labios.— En fin, gracias por la cena... al final no estuvo tan mal —Comenté de forma casual y volví a encogerme de hombros. 
avatar
Mensajes : 3216

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝oh, can't you see? you belong to me❞

Mensaje por youmakemeglow el Sáb Oct 17, 2015 10:37 pm


EDWARD WESTWICK.
Quizás nunca lo había visto de aquella manera, pero verdaderamente Liam nunca estaba en el lugar que debía estar, así que Vanessa estaba en lo cierto. Quizás en otra ocasión el hecho me hubiese puesto tremendamente pensativo, pero en aquél momento sólo decidí concentrarme en la morena que estaba a mi lado, debía disfrutar de su compañía, pues la señorita Hudgens me había demostrado que eso de meterme bajo sus faldas no sería para nada fácil, y sorprendentemente por primera vez en mi vida yo no estaba loco por quitarle la ropa a alguien, o bueno, quizás sí, pero con Vanessa era un poco distinto, había tenido el detalle de traerla a ese lugar que era sin lugar a duda uno más casual, donde ella se mostraba más abierta y menos misteriosa, más relajada, más natural y menos presionada y sin duda estaba disfrutando aquello, definitivamente lo hacía. Curioso pensar que esta morena me tenía la cabeza hecha un verdadero embrollo. La quería en mi cama, pero la quería conocer mejor, sólo porque no estaba seguro que aquella mujer fuese una más del montón ¡Quién escuchara mis pensamientos! Jesús, era casi un pensamiento irreconocible. Pero mis pensamientos volvieron al aquí y el ahora al escucharla, bien, no es que yo la llevaría a un hotel de mala muerte, pero no me quejaría en lo absoluto si ella se encontrara desnuda y enredada en mis sabanas aquella misma noche. Joder, el sólo pensamiento alteraba mi sistema nervioso. Sonreí y la miré fijamente.No me de ideas, señorita Hudgens —Mascullé con un tono de voz oscuro saboreando el rubor de sus mejillas, viendo como se llenaban de un intenso rojo que casi me volvía loco. Compostura, era exactamente lo que necesitaba, sino espantaría a la pobre Vanessa y era lo que menos quería, es decir, se supone que esta cena no era más que algo de trabajo, como calentar motores para la cena de mañana.— ¡Oh! y lo de mañana no te preocupes, saldrás más temprano e iré por ti a tu casa, así podrás alistarte con mucha calma —Comenté de forma casual. 

Cuando estuvimos sentado en aquella mesa la observé fijamente, ella de pronto me llenaba de aquellos movimientos sensuales y debía admitir que me encontraba sorprendido. O sea que lo del escote en su camisa no era accidental y madre mía que aquél coqueteo me encantaba, podría decir que me volvía más que loco. Humedecí mis labios y la observé fijamente, hundiendome en su mirada color chocolate.— No te arrepentirás, Vanessa, espero yo tampoco arrepentirme —Susurré casi y no despegué mi mirada de la suya. Me gustaba la Vanessa de aquél momento, una mujer más relajada y natural, sin tantas presiones ella actuaba más espontanea y sensual, lo cual me iba a matar, claro, pero no podía quejarme del todo. Mis pensamientos se desviaron al escucharla y solté una sonora carcajada al escucharla, echando mi cabeza hacia atrás. Recuperé el aliento y negué con mi cabeza rápidamente, casi indignado Estaría hiriendo mi orgullo masculino, Vanessa. Y no es por ser machista, pero he sido yo quién te trajo aquí, quién te invitó. Dejarte pagar un centavo sería muy descortés, entonces, no lo permitiré. Y no insistas, no ganaras —Sentencié mirándola fijamente y Kevin, el mesonero asintió con su cabeza, bien, aquél hombre me conocía bien, y luego sirvió un par de copas de vino. Observé a la morena y elevé mi copa.— Por ti, Vanessa Hudgens, y por esta cena para dos —Llevé la copa a mis labios y antes de probar sorbo la elevé un poco de nuevo.— ¡Oh! y por esa sonrisa tan misteriosa que me tiene intrigado desde que te conocí —Guiñé mí ojo y finalmente tomé un largo sorbo. Había pedido el plato del día, la comida Tailandesa era mi favorita. 
avatar
Mensajes : 3216

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝oh, can't you see? you belong to me❞

Mensaje por Diamonds el Lun Oct 26, 2015 9:50 pm


VANESSA HUDGENS.
Jadee suavemente mientras sus labios recorrían mi brazo, la sensación que su lengua dejaba sobre mi piel era...gemí ligeramente y el sonido de la puerta me hizo levantarme de golpe de la cama "Mamá, vamos a llegar tarde a la escuela" solté un suspiro y acomodé ligeramente mi cabello, por qué aquel hombre de cabello castaño no salía de mi cabeza? la cena de anoche me tenía mal, el hecho de que ambos coqueteáramos de esa forma me hacía sentir una extraña electricidad que me había jurado a mí misma no volver a sentir nunca más.- Mi amor, sé que los días con tu tía Demi son un tanto locos, y como eres un buen niño...por qué no te quedas hoy en casa? -pregunté mientras acariciaba su cabecita rubia, este niño era la razón de mi vida, y tenía que recordar eso. Matt simplemente asintió con su cabeza y se acurrucó en mí, bese su cabello suavemente y nos quedamos un rato así, simplemente disfrutando de la compañía del que era el amor de mi vida.

Después de unas horas me levanté, tenía que hacerle el desayuno por lo que le hice unos pancakes y me dispuse a arreglarme, aunque fuera un poco para después regresarme y arreglarme full para la cena.- Matty, tu abuela pasará por ti a la hora de la comida, por favor pórtate bien, Okey? Te amo, mi amor - besé su frente suavemente y salí a tomar un taxi que me dejara en la oficina, el día se pasó realmente rápido, solo tenía que arreglar unas cosas con la secretaria del señor Hemsworth y salí hacia mi casa una vez más para poder arreglarme, tenía un vestido que nunca me había puesto y estaba deseosa de hacerlo, alisé mi cabello completamente y me maquillé ligeramente, un poco más de clml lo hacía normalmente. Me coloqué perfume y estaba lista, acomodé el escote del vestido de forma que quedara perfecto y me quede esperando a que llegara "mi cita" de negocios, estaba nerviosa y mi sueño de la mañana definitivamente no me había ayudado en nada.
avatar
Mensajes : 1940

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝oh, can't you see? you belong to me❞

Mensaje por Diamonds el Mar Oct 27, 2015 12:42 pm


WILLIAM HEMSWORTH.
"¡Papá apúrate!, vamos a llegar tarde" rodé mis ojos y terminé de abrocharme los tenis, ¿en qué momento me había metido en un problema así? Ed no había parado de gritarme desde que se enteró y lo entendía, el día de hoy era una de las cens con los inversionistas irlandeses pero no podía dejar de lado a mi hija y esperaba que él lo entendiera en algún momento. Me levanté de la cama y coloqué mi gorra para después salir de la habitación para encontrarme con una Lizzie muy ansiosa- Ya vamos, pero no se te puede hacer costumbre que te lleve todos los días, Elizabeth. Tengo muchas cosas que hacer y no puedo estarte llevando para que tu maestra sólo me grite -musité mientras tomaba las llaves del deportivo negro y la ayudaba a subir "No seas chillón, papá. La señorita Lovato es muy linda" rodé mis ojos una vez más y arranqué a toda velocidad por las calles repletas de carros, ésta ciudad era un caos a ésta hora y tendría que encontrar varios atajos para poder llegar a tiempo. ¿Es que acaso no podía entender que era un hombre ocupado? tenía una empresa multinacional que estaba en su mejor momento, y no podía dejar a mi socio solo, los contratos se me estaban cayendo y en cualquier momento explotaría, sólo esperaba que la dichosa "señorita Lovato" no me hiciera colocarme un tutú o algo parecido porque...agh. Hablando de esa chica, tenía algo en ese angelical rostro que no podía sacarme de mi cabeza y un cuerpo de infarto que me hacía querer hacerle mil y un cosas, quería verla retorcerse del placer, enredada en mis sábanas. Sacudí mi cabeza rápidamente despejando todas esas ideas hasta que logré estacionarme una calle después de la academia- Baja y entra, ahorita te alcanzo -musité en tono un tanto molesto, mi erección comenzaba a notarse y el dolor comenzaba.

Después de unos minutos tratando de calmar mis hormonas y mi cuerpo caminé hasta la academia y me registré en la recepción para después ir hacia el salón desde el que escuchaba la voz de Lizzie, me recargué en el marco de la puerta y me quedé estupidizado al verla. ¡Mierda!, ¿por qué siempre usaba esos shortcitos que hacían ver a sus piernas más torenadas y de un color extremadamente...delicioso- Buenos días, señorita Lovato -el tono de mi voz salió más oscuro de lo que pretendía y me acerqué a ellaa, estreché su mano y pude sentir una electricidad recorrerme y detenerse en mi entrepierna, carraspeé un poco y me separé reccargándome en uno de los muebles- Sólo tengo un par de horas, debemos hacer ésto rápido
avatar
Mensajes : 1940

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝oh, can't you see? you belong to me❞

Mensaje por youmakemeglow el Jue Oct 29, 2015 4:18 pm


DEMETRIA LOVATO.
Los primeros rayos de sol dieron con mi rostro por lo que tuve que, a regañadientes moverme en aquella cama. Jesús, anoche apenas y había logrado dormir un poco. Deslicé mis pies fuera de la cama y me adentré en aquella ducha para poner el agua tan fría como se pudiera. Algo estaba pasando y culpaba al señor “Nadie le niega una cena a los Hemsworth” por ello. La última vez que me había sentido atraída por un hombre de esa manera estaba lejos de ser cercano. Desde la última decepción amorosa los hombres se reducían a noches de sexo casual y listo, nada de compromisos. Pero no podía i nvolucrarme con aquél hombre, él prácticamente prohibido. No tenía siquiera ningún tipo de descripción. De tan sólo enredarme con él de cualquier manera sexual o amorosa sería una total catástrofe, sólo porque Lizzie era una de mis alumnas más aplicadas y asombrosas, también porque no quería arruinar lo que tenía con aquella pequeña por algo carnal y básico. Carnal y básico. Repetí en mi cabeza ¿Eso sería el señor Hemsworth? ¿Un ser carnal y básico? Sería totalmente una pérdida de tiempo. Estaba segura que él ocultaba un millón de maneras de ser detrás de aquél traje y su coqueteo insistente, tal vez yo me había convertido en su capricho y quería tenerme en su cama o como diera lugar. Y pensé que quizás jugar con su deseo sería bastante divertido. Éramos adultos y yo pensaba con la cabeza bastante fría la mayoría de las veces. Salí del baño y me coloqué mi ropa de baile. Luego mi abrigo y salí de mi apartamento con algo de apuro. No quería llegar tarde. Y es que aquello nunca ocurría, estaba la mayoría del tiempo ahí primero que cualquier profesora, cualquier madre o cualquier adulto. Repasé el número que ensayaríamos hoy el cual sería la presentación para el final del mes. El señor Hemsworth tendría que usar unas lycras bastante apretadas ese día. Solté una risa para mí misma imaginando lo vergonzoso que sería para él aquella situación.

Las alumnas con sus madres comenzaron a llegar y se sentaron como era de costumbre en el sillón del fondo mientras las niñas comenzaron a enseñar. Me encantaba, estaba enamorada de aquél panorama y supe que siempre había sido mi sueño, no cambiaría lo que era por nada en este mundo. La voz de una niña llamó mi atención reconociéndola al instante.— ¡Elizabeth! —Exclamé con regocijo y la tomé en mis brazos para darle un suave beso en la mejilla.— ¿Y tú padre? —Pregunté enarcando mi ceja mientras ella acariciaba mi cabello, como si particularmente le gustase.— Está afuera dijo que ya venía —Le dediqué un sonrisa y al momento que la dejé en el suelo la presencia del señor Hemsworth me hizo elevar la mirada.— Bienvenido, señor Hemsworth —Guiñé mi ojo y observé en dirección a las madres. Joder, ahora todas comenzaban a babearse de la manera más obvia.— Oh no, nada de eso, no hay apuros. El ballet es tiempo y dedicación. Venga, le explicaré —Caminé con él hasta el centro y lo presenté a las niñas que tenían que doblar su cuello para verlo, ya que era quizás dos metros más alto que todas. La rutina de baile comenzó con la música del lago de los cisnes atrás. Expliqué a las niñas lo que debían hacer y luego me dirigí al señor Hemsworth.— A ver, levante los brazos luego el mentón —Mi mano se deslizó por sus brazos y sentí aquellas largas horas de gimnasio rozar mi palmar. Tragué en seco y luego posicioné mi mano en su mentón elevándolo.— Sienta la música, señor —Mascullé viendo el sudor recorrer su cuello. Lancé los pensamientos eróticos lejos y humedecí mis labios.— Cuando las niñas caminen hacia adelante usted me subirá —Tomé sus manos y las llevé a mi cintura.— Ahora súbame —Y así lo hizo. Su agarre era tan fuerte que me imaginé como sería al momento de mecerse contra un cuerpo caliente y excitado.— Ya puede bajarme, señor Hemsworth —Dije cuando sentí que llevaba demasiado tiempo arriba. 
avatar
Mensajes : 3216

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝oh, can't you see? you belong to me❞

Mensaje por youmakemeglow el Jue Oct 29, 2015 4:47 pm


EDWARD WESTWICK.
Yo iba a matarlo, lo iba a matar e iba disfrutar mientras lo hacía. Tenía que ser una locura ¿Es que acaso estaba tomando drogas o qué carajos? ¡Un baile! ¡Un maldito baile de ballet! Liam Hemsworth tenía que ser un enfermo para aceptar algo como eso, y aun no me cabía en la cabeza como es que era posible. Hoy teníamos reuniones con mayor relevancia que un baile con su hija. Jesús, pero ¿Qué podía hacer? Por más que quisiera no podía intervenir. Por esa misma razón estaba completamente alejado de aquella idea de tener hijos, pues me parecía una verdadera pérdida de tiempo. Aunque no juzgaba a Liam, él se había enamorado de la madre de Lizzie, se habían casad muy jóvenes y él siempre dio todo por ella, hasta que un día simplemente se fue y lo dejó con el corazón hecho pedazos. Sentía pena por él la mayoría de las veces, desde entonces había comenzado a usar a las mujeres como objetos y estaba bastante lejos de volver a sentir amor por alguien. No lo juzgaba, estaba bien, no es como si yo fuese el gran fanático del amor, pero no lo criticaba ni me burlaba de él, es decir, uno nunca sabía en qué momento se enamoraría. Vestí aquél traje y acomodé la corbata en mi cuello. Estaba ansioso y no iba a negarlo, de hecho, estaba bastante emocionado y excitado. Ciertamente. Había algo en Vanessa que llamaba muchísimo más que mi atención, quizás era aquella risa tan natural y despreocupada, o sus piernas largas y su piel morena. Estaba prácticamente obsesionado con el color de sus ojos y aquél denso cabello que caía sobre sus hombros. Aquella mujer era una verdadera belleza exótica y mis manos picaban por probar la penumbra de su cuerpo. Humedecí mis labios recordando el compás de sus caderas y como tenía la capacidad de excitar a un hombre con sólo hablar y sonreír. No estaba seguro de poder controlarme, pero aquella noche haría mi mayor esfuerzo, pues no quería perderle aún como empleada y después de años de experiencia sabía lo que aquello conllevaba. Un despido seguro.

Estacioné mi Audi frente a su edificio y toqué la bocina un par de veces. Observé mi reloj comprobando la hora y supe que faltaba bastante para que comenzara la cena, pero me gustaba la puntualidad y esperaba que a la morena también, no pretendía esperar tanto tiempo. Finalmente la puerta principal de su residencia se abrió y me mostró su despampanante belleza. Santa mierda. Aquella mujer era muchísimo más que hermosa. Aquél vestido le daba una apariencia tan fresca y divina que quise sólo observarla el resto de mi vida, su cabello largo y suelto, su rostro inmaculado teniendo la cantidad exacta de maquillaje, se veía preciosa, parecía una princesa india o algo por el estilo. No podía seguir negándomelo con tanta constancia, aquella mujer me ponía los sentidos de punta. Con habilidad me bajé del auto rodeándolo y llegué hasta ella para abrir su puerta.— Buenas noches, señorita Hudgens. Debo decirle que se ve… increíble —Bien, pues yo no iba a negar lo obvio y me gustaba la idea de aludirla. Dejé que se subiera en el auto y cuando lo hice lo volví a rodear para subirme en el asiento piloto.— Lamento si llegué antes de la hora, pero me gusta la puntualidad y mejor si estamos allí primero que ellos —Afirmé con una sonrisa girando a verla cada vez que tenía la oportunidad, quizás me mostraba más risueño que de costumbre pero ese era el efecto que aquella morena causaba en mí.— Quiero decirte que no te esfuerces demasiado ¿sí? Disfruta la cena y asiente a cualquier cosa que ellos digan, tienden a ser demasiado bromistas o pesados, yo he aprendido a ignorarlos y seguirles la corriente, así que no le des importancia —Le advertí. Volví a observarla y suspiré.— Exigiré que vaya vestida así siempre al despacho, Vanessa —Bromeé desviando mi vista una vez más a la autopista. 
avatar
Mensajes : 3216

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝oh, can't you see? you belong to me❞

Mensaje por Diamonds el Miér Nov 04, 2015 12:07 pm


VANESSA HUDGENS.
Mis piernas se movían sin parar en el sillón, estaba nerviosa y no lo podía negar por mucho tiempo más. Me asomé por la ventana y fue que vi aquel deportivo estacionarse enfrente, sonreí como niña chiquita y respiré profundamente corriendo al espejo para revisarme una vez más, me retoqué ligeramente el lápiz labial y me apresuré a tomar mis cosas antes de bajar las escaleras y encontrarme con el moreno frente a frente, sonreí de medio lado al ver cómo se bajaba para poder abrirme la puerta e hice una pequeña reverencia- Muchas gracias, señor Westwick -guiñé mi ojo y sentí como una electricidad me recorría al escuchar lo que decía de mi apariencia, muchas veces había escuchado que las mujeres solíamos vestirnos para las mismas mujeres pero en éste caso no podía estar más en desacuerdo, el hecho de que el hombre que tenía frente a mí -uno de los más cotizados del país- le pareciera que me veía bien hacía que a cualquier mujer el autoestima se le fuera a las nubes y bien, en ésta ocasión yo no era la excepción. Me quedé mirándolo por unos intensos e interminables segundos una vez que se subió al carro y me perdí en sus ojos, en sus labios los cuáles en éste momento moría por probar, sacudí mi cabeza suavemente y me acomodé un poco mejor en el asiento, apretando mis muslos al recordar mi sueño. Me quedé en silencio escuchándolo, su acento inglés era practicamente música para mí por lo que me dediqué a asentir en ciertas partes que consideraba adecuadas, sabía que ésta cena probablemente sería un martirio para mí, pero también estaba dispuesta a probar quue era adecuada para éste trabajo- Pues muchas gracias por el piropo, señor Westwick pero no creo que sea lo más adecuado para la oficina...habría muchas distracciones -una sonrisa socarrona apareció en mis labios

El camino fue rápido, la verdad era que éste carro hacía que todo fuera más fácil, la velocidad y la facilidad con la que corría por las calles era increíble, estaba segura de que a Matt le encantaría, mi vista se nubló de pronto y mordisqueé mi labio inferior para evitar soltar en lágrimas aquí frente a mi jefe por una personita que ni siquiera le había presentado. Aclaré mi garganta y acomodé todo mi cabello a un lado de mi cuello. Una vez que se estacionó frente a la enorme casa a la que nos habían invitado tragué en seco, los nervios comenzaban a apoderarse de mí. Esperé a que él me abriera la puerta y le sonreí dulcemente- Es usted todo un caballero, Ed -era la primera vez que lo llamaba por su nombre, me aferré a su brazo mientras caminábamos y de pronto miles de imágenes de una vida al lado de alguien llegaron a mi mente. Deseché las ideas de inmediato y me separé ligeramente de él "Buenas tardes señor y señora West..." lo interrumpí negando con mi cabeza- Él es el señor Westwick, yo la señorita Hudgens -alcé mis cejas y él simplemente asintió con su cabeza, humedecí mis labios con la punta de mi lengua y entramos a ese gran palacio, a lo lejos podía escuchar vocecitas que hablaban en un idioma que francamente no entendía, apreté mi mano ligeramente y me giré para poder ver al moreno- Ehm...creo que necesito ir al tocador -susurré con una débil sonrisa en mis labios, me separé de él y lo dejé irse hacia el comedor para después comenzar a buscar el baño, creo que nunca antes había estado tan nerviosa como lo estaba ahora y no...no, la verdad era que sí sabía porque y esa razón tenía nombre y apellido y además ¡Era mi jefe!. Me remojé un poco el rostro y me miré en el espejo, tenía mucho tiempo que no me sentía de esa forma, así que tenía que alejarlo de mí lo más que pudiera, desde que Zac nos había dejado me había hecho prometer que nunca me iba a enamorar de nuevo. Caminé rápidamente hacia el comedor y cuando lo vi sonreí y me senté a su lado tratando de integrarme en el ambiente, era la única mujer y no sabía que hacer
avatar
Mensajes : 1940

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝oh, can't you see? you belong to me❞

Mensaje por Diamonds el Miér Nov 04, 2015 3:51 pm


WILLIAM HEMSWORTH.
Lo sabía, todo ésto era ridículo y probablemente más adelante me arrepentiría de forma casi inmediata, la habitación estaba llena de mujeres mayores y otras no tanto que se la pasaban viéndome pero por alguna extraña razón mis ojos simplemente se enfocaban en la pequeña chica que tenía delante de mí. Saludé a las niñas con un pequeño gesto de mano y solté un suspriro mientras escuchaba o al menos trataba de concentrarme en lo que la pequeña pelinegra me decía. Una figura rubia se robó mi atención por unos segundos así que me distraje por completo cuando Demi trataba de explicarme lo que tenía que hacer -además de que claro, era una completa piedra si de baile se trataba- y de que estar frente a aquella rubia me hacía tener quizá un poco de pena. El sentir mis manos en su cintura me hizo volver a la tierra, su piel estaba caliente y lo podía notar a través de la fina blusa de su blusa, aferré mi mano un poco más contra ella y la alcé como me indicaba, sus glúteos se colocaron en mi hombro y de pronto pude sentir cómo cierta parte de mi anatomía comenzaba a tomar forma propia, di un par de giros antes de que su voz taladrara mis oídos. La bajé con muy poca delicadeza y me encargué de que se diera cuenta lo que había hecho en mí antes de guiñar mi ojo como ella lo había hecho en un principio- Creo que terminamos por hoy, señorita Lovato -musité antes de sentarme a un lado de la rubia que había capturado mi atención, después de todo, era un hombre libre y no podía negarme a ver lo que había a mi alrededor.

Después de una hora y de haber tenido en mi poder los datos de la que ahora sabía se llamaba Blake, me acerqué a Elizabeth quien guardaba sus cosas- Que no se te olvide nada, monita ¿ok? -ella me asintió con una sonrisa en sus labios, tenía mucho tiempo que no le decía así y era el apodo que le había puesto desde niña, más preciso cuando comenzó a danzar por su cuna y a trepar los barrotes de la misma. Enfoqué mis pasos hacia el otro lado del salón, donde aquella maestra descansaba, me percaté entonces de las ligeras gotas de sudor que caían por su nuca y de cómo su piel estaba ligeramente erizada, sacudí mi cabeza evitando cualquier pensamiento erótico y aclaré mi garganta- Creo que si logra hacer que la señorita -saqué el papel para no equivocarme- Blake venga los días en los que yo estaré aquí...no tendremos ningún problema -sonreí sarcásticamente y la rodeé con mis pasos hasta colocarme frente a ella y así poder ver su rostro rojo, lo que hizo que mi mente viajara de nuevo a aquellas imágenes de ella gimiendo en mi oído. Rasqué mi nuca y respiré profundamente.- Permítanos por favor llevarla a su casa, quizá así mi socio pueda conocerla algún día y quiera matarla tanto como a mí -susurré de forma socarrona, sabía que Ed estaba realmente cabreado conmigo y lo entendía, porque la verdad era que me parecía ligeramente gracioso y entretenido. Tomé su maleta colocándola en mi brazo junto con la de Lizzie y comenzando a caminar hacia la salida- Le diría que me indicara por donde irme, señorita Lovato. Pero creo que ya lo sé
avatar
Mensajes : 1940

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝oh, can't you see? you belong to me❞

Mensaje por youmakemeglow el Miér Nov 04, 2015 7:54 pm


DEMETRIA LOVATO.
Cuando me dejó en el suelo solté un leve quejido, él podía tener un poco más de tacto, no se trataba de algún saco de papas o algo por el estilo. Hice una fina línea con mis labios cuando mi mirada recorrió su anatomía percatándome de que su pantalón era cómplice de cierto abultamiento. Bien, no iba a juzgarlo, mis pezones podía sacarle un ojo a cualquier personas. Jesús, Demi. Estaba rodeada de un grupo de niñas, debía alejar cualquier sentimiento erótico e inapropiado de mi cabeza. Mucho menos si se trataba de Liam arrogante Hemsworth, o mejor, Liam gran bulto Hemsworth. Dejé escapar un largo suspiro de mis labios cuando él dio por sentado que aquella práctica había terminado para él. El rostro de decepción de Lizzie podía decir más que mil palabras. Quizás él nunca lograría entender lo que aquello significaba para la pequeña. Dejé que él se fuera, consciente de que llevaba bastante rato distraído con la señorita Lively, quién claramente estaba casada, pero aquello no le quitaba la oportunidad de guiñar el ojo a aquél hombre atractivo. Regresé mi atención a las niñas que me esperaban ansiosas para la clase. Estiré mi cuerpo y así comenzó nuestra respectiva rutina. Creía que además de que el ballet era mi pasión era mi escape a cualquier tormentosa realidad, la manera perfecta de borrar cualquier recuerdo oscuro y denso que quisiera enloquecerme. Escuchar reír a aquellas pequeñas niñas, ver sus rostros de felicidad y satisfacción cada vez que una rutina de baile quedaba increíblemente perfecta. Ser testigo de sus constantes crecimiento era mi hincapié  para seguir adelante. Cuando la clase finalizó me retiré hasta la parte final del salón. Tomé una toalla para secar el sudor que bajaba por mi cuello y el de mi cara. Tomé aquella botella de agua y la incliné sobre mis labios bebiendo a breves sorbos aquél líquido. Necesitaba hidratarme. Escuché la voz del rubio a mi espalda y contuve una risa rodeando mis ojos. Hombres.— Recuerde que está aquí para ensayar, no para hacer relaciones amorosas, señor Hemsworth —Comenté con sorna y recogí mi cabello con una coleta desordenada. Su propuesta de llevarme a casa podía sonar como una mala idea.— La verdad preferiría… —Pero no tuve tiempo de hablar él ya estaba tomando mis cosas y Lizzie parecía bastante contenta. Joder, Lizzie no podía convencerme de todo sonriendo de esa manera.— ¿Por qué su socio querría matarme a mí? Es un compromiso, señor Hemsworth, no por mí, sino por su hija. No todo en la vida es el trabajo y los negocios —Guiñé mi ojo y pasé por un lado suyo aproximándome a Lizzie para tomar su mano y caminar junto a ella.

Cuando el auto se detuvo en aquél edificio observé como había un ligero revuelo en todo el lugar ¿Acaso había ocurrido algo? Me bajé rápidamente sin siquiera decirle algo a Liam y corría hacia el bombero que estaba en la entrada, no había señales de incendios ¿Entonces por qué habían bomberos? Mi cara de terror podía decir más que mil palabras.— ¿Qué demonios sucede aquí? —Espeté y el mismo bombero que había visto se acercó.— Se ha registrado un moho venenoso en el lobby del edificio. Mientras se hace la fumigación el acceso está restringido —Aquello era absurdo. Tenía que ser una broma, tenía que ser una maldita broma. Nicholas se acercó a mí encogiéndose de hombros levemente.— Parece que tendrás que llamar a Vanessa esta noche, yo veré que amiga me rescata por hoy —Dejé escapar un largo suspiro y giré mi cuerpo donde Liam y Lizzie observaban la escena.— Esto es absurdo, no puedo entrar a mi propio edificio —Espeté, claramente molesta. Urge en mi bolso buscando mi celular. Pero Vanessa tenía que no contestar aquella noche. Trágame tierra. Exclamó mi subconsciente.— ¿Qué sucede, Demi? —Preguntó Lizzie claramente preocupada.— Creo que tendré que dormir en un hotel hoy, Lizzie —contesté con deje de molestia. 
avatar
Mensajes : 3216

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝oh, can't you see? you belong to me❞

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 12. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 10, 11, 12  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.