Últimos temas
» ¡Son vacaciones!
Hoy a las 11:25 am por blvssm

» ¿rol?
Hoy a las 11:22 am por blvssm

» ¿Rol?
Hoy a las 10:55 am por Libertadsalvatorehale

» o sole mio
Hoy a las 9:42 am por serendipity

» 恋してる ♡
Hoy a las 9:14 am por lalisa

» ¿roleamos? ♡
Hoy a las 8:46 am por serendipity

» when there's no light to break up the dark, i look at you ღ
Hoy a las 8:32 am por uchiha

» There's no place I'd rather be than right beside you.
Hoy a las 7:36 am por silverqueen

» the flower that blooms on adversity,
Hoy a las 7:33 am por hobi

Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 0/44

You know i'm gon get ya, whatever it takes to get there ♥

Página 44 de 48. Precedente  1 ... 23 ... 43, 44, 45, 46, 47, 48  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: You know i'm gon get ya, whatever it takes to get there ♥

Mensaje por Mangata_ el Mar Oct 17, 2017 10:09 am

LIAM HEMSWORTH
-El accidente fue perderla 20 segundos de vista mientras hablaba con su madre por teléfono. -Añadió con su entrada al coche y tras saludar a Demi con un suave apretón en el hombro mi hermano. Para después girarse hacia mí y alzar sus cejas a modo también de saludo.
Ciertamente nunca había tenido una pareja seria, nunca al punto de pasearme delante de mi familia con ella por lo menos, pero sí había estado con varias mujeres y desgraciadamente Chris había conocido a alguna de ellas, no tratando nunca de disimular su desagrado con aquella situación. Sin embargo, mientras conducía y mientras hacíamos acto de presencia por fin en aquel apartado parque, mi hermano se veía…encantado hasta el punto máximo, mirándonos a ambos como si de un espejismo nos tratásemos; irritándome y haciéndome sentir incomodo hasta un punto tope, porque conocía demasiado bien esa mirada en el hombre con mis mismos genes y que se situaba detrás de mí…

Minutos después aparqué el coche en el estacionamiento, decantándome por uno de los lugares más apartados del resto y bastante cerca de la salida a la autopista. A continuación, comprobé nuevamente las coberturas y secretamente la señal del pequeño chip de localización que había colocado en una de las zapatillas de Demi. Era un maniático del control ¿recuerdan? Más aún cuando se trataba de la seguridad de mi mujer…de Demi.
-Me alegro de eso. -Tras su pequeña manifestación de felicidad, que definitivamente hinchó mi pecho, mantuve firmemente su mano agarrada a la mía mientras comenzábamos a andar por aquel lugar. Y mientras observaba a mi pequeña monstruito moverse hasta agarrar con completa devoción también la mano de Demi.
Parecíamos verdaderamente una familia y eso, de alguna forma, me sacudió hasta un punto inimaginable. Porque hubo una parte de mí que se imaginó en aquello mismo, solo que esta vez la pequeña saltarina tenía las pecas y la mirada traviesa de la mujer que se aferraba a mi mano. Y era lo bastante racional e inteligente para reconocer que aquel pensamiento era tan absurdo como imposible. Carraspeé entonces, soltando un instante su mano para, uno, volver a centrar mi cabeza, y dos, para encenderme un cigarro aprovechando la lejanía de la pequeña y su poca atención en mí.

-No me fastidies. Mira allá. -Mientras seguíamos nuestro camino hasta la zona en la que solían situarse las personas para tumbarse sobre el césped y disfrutar , mi hermano sonrió señalando hacia un lugar más apartado del camino, en donde se encontraba una pequeña figura de piedra en forma de ángel, descansando sobre un gran bloque de piedra. – Pensé que ya lo habrían derrumbado o sustituido por algo más moderno. Mira Lys, cariño, eso es un ángel.
Uno de los recuerdos de mi juventud con el también rubio acudió a mi cabeza, haciéndome inevitablemente sentir ganas de sonreír. Aunque descartando aquello porque…porque debía recalcarme, yo no era así. -Cuando teníamos 9 y 11 años vinimos una noche aquí a estudiar. Porque Chris tenía examen y lo llevaba verdaderamente mal. Y Miriam decidió tomar esa noche en casa para hacer…creo que era algún ritual a la luna, no sé. Nos quedamos dormidos allí y al día siguiente un policía nos llevó a nuestra casa. -Mientras Chris se movió para relatarle a Lys un par de detalles sobre aquel lugar, un extraño sentimiento me llevó a comenzar a compartir con ella aquel recuerdo que, inevitablemente era de los buenos de mi infancia.
Pero con todo, él acabó por no llegar a tiempo a su examen, y lo suspendió igual. – Terminé definitivamente la historia cambiando ahora mi tono quizá demasiado entrañable al contar aquello a uno más serio en cuanto él dejó de prestarle atención a la pequeña para volver a entrar a la conversación.
-Ese lo reprobé. El resto de los que me ayudaste saqué sobresaliente en todos. -Complementó él con una sonrisa completa en la cara guiando ahora el camino ya desde el pasto hacia un sitio próximo al lago y con buena visibilidad del pequeño escenario con músicos locales que solían tocar ahí.

Poco después ya todos estuvimos sentados sobre una pequeña manta, mi hermano delante de nosotros dos mientras recolocaba la bufanda de mi sobrina, mientras, yo, moviendo a Demi hasta que esta quedó entre mis piernas, con su espalda pegada a mi pecho.
-Princesaa. ¿Me acompañas después de hacerme mi trencita a echar comida a los patitos? -Tal y bien como el terremoto que era mi sobrina, no tardó demasiado en levantarse del lado de su padre y moverse hacia donde nosotros estábamos para insistirle a su nueva favorita de la familia. No sin antes inclinarse zalamera hacia mí para dejar un beso en mi mejilla.
-Lys…ya te di…
-Es aquí papi…Aquí al laguito. -Añadió haciendo pucheros mientras se giraba ahora la pequeña sin dejar acabar de hablar a su padre. Que había expresado justo en voz alta el mismo pensamiento alarmista que yo tuve con la proposición de la pequeña. Y que no entendía de donde había sacado él.
-Anda, vayan. -Terminé yo también concediéndoles mientras divisaba el rincón al que ambas querían ir. Seguro y cercano. Todo correcto.

Mi hermano y yo aprovechamos aquellos momentos entonces para hablar, al principio de temas más banales, finalmente llegando a temas más serios. De los cuales acabé escapando con solo un gruñido después de un par de confesiones a mi hermano que ni yo entendí porqué dejé salir. -Entiendo eso Chris, y te aseguro que sé el momento para no joderlo nuevamente….
-Ha dicho una palabrota papi. -La voz dulce de la pequeña llamó entonces nuestra atención, haciéndonos cambiar entonces de tema radicalmente.
Para iniciar otro más amable y comenzando a comer.

avatar
Mensajes : 1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You know i'm gon get ya, whatever it takes to get there ♥

Mensaje por Mangata_ el Mar Oct 17, 2017 12:10 pm


BÁRBARA PALVIN
Mi frente se encontraba en aquellos instantes apoyada sobre la parte superior de su pecho, mis respiraciones, si bien todavía más rápidas de lo normal, comenzando a volver a un estado algo más normal. El mundo se volvía a sentir como algo que yo sí era capaz de controlar y la sensación de oscuridad y de verdadera ansiedad que acababa de sentir azotándome con brutalidad volvían a ser algo con lo que era capaz de luchar, otra vez.
Y todo eso se debía a la presencia de Matt Bomer abrazándome y calmándome, como si de verdad él tuviera la capacidad de sostenerme y de no dejarme caer a aquel pozo. ¿En qué momento simplemente él había adquirido esa capacidad o ese papel en mi cuerpo, o más bien, en mi cabeza?
No sé bien el tiempo que pasó, solo sé que en un momento todo pasó, y por fin fui capaz de alzar la mirada y de separarme de él y de todo lo que ello conllevaba. Hubiera estado “bien” haberme encontrado su cara de autosuficiencia, o quizá algún comentario inadecuado; por lo menos así habría podido querer alejar de él. Sin embargo, él solo agarró mi cara fijando sus ojos a los míos, comenzando a acariciar mi rostro como si en verdad se tratase de algo increíble para el moreno.

Mordí mi labio entonces, mientras sentía como me seguía acercando todavía más a él; como si el hecho de encontrarme a horcajadas, con mis manos sobre su pecho descubierto y a tan solo unos centímetros de su boca no fuera lo suficientemente cercano para ambos. Y por primera vez dejé salir una pequeña sonrisa, demasiado grande teniendo en cuenta que aun sentía el agujero que seguramente se abriría y me tragaría bajo mis pies si él dejaba de sostenerme. -Matt. -Susurré en respuesta a él cuando pronunció mi nombre. Y no Palvin, no el apellido que dejaba claro la distancia que inevitablemente debía haber entre ambos. -Solo no me sueltes. -Estaba claro que la Bárbara que en aquellos momentos se encontraba hablando nada tenía que ver con la mujer que tanto me había esforzado en crear para el resto del mundo. Pero también estaba claro que tenía tan resquebrajados mis escudos en aquel momento que difícilmente era incapaz de detener todo aquello, más aún cuando con solo estar cerca de él había conseguido más para controlar mi pánico que todas las personas que había conocido a lo largo de toda mi vida. -Me da igual donde, y me da igual el porqué…-tú vayas a hacer esto…me conseguí callar de decir, porque yo sí era consciente de que yo quería estar con él porque lo necesitaba. Porque necesitaba nuevamente estar unida a él. Porque en el fondo de mi pecho…sabía que era lo que más ansiaba. Pero no tenía ni idea de cuales simplemente podrían ser los motivos de él no alejándose de mí o diciéndome que aquello era mala idea. – Quiero estar contigo…ahora…necesito estar solo contigo. -Seguí hablando, notando como mi voz, tantas veces tan firme, comenzaba a fallarme ligeramente. Una parte de mí me dijo que él no se iba a apartar, que él no iba a moverse un minuto de mi lado mientras lo necesitase. Esa misma parte me dijo que podía confiar en él. Y solo por ese momento…la creí.

Ya estaba claro que acababa de romper cada una de las leyes y normas que había situado como lema de sangre en mi vida al haberme derrumbado delante de él, al haberle rogado su ayuda, al haberlo necesitado más que a mí misma para aquello…
¿Qué más daba una más yéndose a la mierda?

Con una inspiración más, me aparté unos centímetros más para atrás, haciendo que solo durante aquellos segundos sus manos cayeran de mi cara. Observé un solo instante el exterior del coche, preguntándome si realmente hubiera cambiado algo el que aquel sitio hubiera sido algo más que prácticamente una orilla de una carretera casi intransitada.

Y entonces llevé mis manos a la parte inferior de mi camiseta, hasta sacarla completamente por mi cabeza. A continuación, todavía sin darle tiempo a responder, me incliné llevando mis manos ahora a sus hombros, terminando de deslizar, de una forma quizá algo torpe por las circunstancias, su camisa ya abierta por ellos. Y finalmente llevé mi mano derecha a mi espalda, soltando el pequeño enganche de mi sujetador hasta que este tomó el mismo destino que mi camiseta.

-Yo…-Después de aquello, reconociendo mi verdadero miedo a que ahora simplemente él decidiera que aquello se acababa de salir de madre, no dejé un segundo más antes de agarrar su mano, llevándola ahora hasta mi pecho. O más bien hacia mi corazón bombeando al ritmo de un tambor. -Que me folles no es lo que quiero, Matt. -Terminé hablando, con mi pecho alzándose y bajándose todavía algo rápido y mi mirada completamente clavada en él. No, no quería que él me follara, quería y necesitaba que él….me hiciera el amor. Que él me hiciera el amor como jamás nadie me lo había hecho nunca.

avatar
Mensajes : 1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You know i'm gon get ya, whatever it takes to get there ♥

Mensaje por youmakemeglow el Mar Oct 17, 2017 10:00 pm


DEMETRIA LOVATO.
Mientras nuestros pasos se deslizaban por aquellas caminerías llevaba de la mano a la pequeña Lys quién charlaba sobre alguna historia de cuento de hadas y yo la escuchaba con interés mientras seguía los pasos de los hermanos Hemsworth’s, deteniéndonos en el lugar de aquella figura de Ángel que para el relato de Chris parecía ser un lugar especial para ambos. Sostuve a Lys en mis brazos mientras dirigía mi mirada hacia Liam quién también compartía el resto del relato. En los labios del rubio se dibujó una sonrisa y sentí un cosquilleo recorrer tod mi espina dorsal, porque él no sonreía con tanta espontaneidad tan seguido, aunque ahora era algo más usual, no dejaba de fascinarme. Chris tomó a la nena en sus brazos mientras yo volvía a pasar mi brazo en torno al torso de Liam y escuchaba el resto de la historia.— ¿Y no podían escoger un lugar menos… alejado? —Pregunté risueña mientras Chris negaba con su cabeza y se encogía de hombros. Yo disfrutaba, yo enteraba gozaba de poder escuchar a Liam tan sólo relatando alguna parte de su vida, por más pequeña que fuese, resultaba fascinante para mí.— Súper dotado —Exclamé dando una leve palmada en el pecho del rubio ante la afirmación de Chris de que había conseguido sobresalientes gracias a su ayuda.

Ya sentados en el pasto me refugié en los brazos de Liam dejando reposar mi espalda de su pecho mientras respiraba aquél exquisito aire fresco, dios mío, cuanto amaba la libertad. Me relajé con la intención de disfrutar aquél par de minutos como si fuesen una eternidad y entendiendo que no se trataba de algún tipo de sueño. Abrí mis ojos lentamente soslayando un suspiro cuando escuché la voz de la pequeña y reí levemente, sólo porque ella era tan convincente y sabía que Liam no podría resistirse a aquellos innatos encantos, después de todo no la juzgaba para nada. Segundos después me encontraba caminando con ella rumbo al laguito con comida para patos y algunas lechugas compradas en la entrada para las tortugas.— Princesa ¿Cuándo te vas a casar con el príncipe Tito? —Preguntó la pequeña rubia mientras lanzaba algo de comida a los patos y yo me inclinaba para alimentar a las tortugas. La pregunta me dejó fría, por el simple hecho de que nunca había considerado aquello ¿Casarnos? Sonaba como una idea lejana, y no precisamente por mí.— Pues no estoy segura, espero que sea algún día. Cuando Tito me lo pida —Murmuré divertida guiñando mi ojo, lancé algo de comida a los patos y estos comenzaron a revoletear haciendo que una carcajada saliera de los labios de ambas.— Mi Tito nunca tuvo una princesa tan bonita como tú, siempre eran feas y ineduidas para él, o eso decía mi papi —Siguió hablando.— ¿Inadecuadas? —Corregí divertida.— Eso —Sonrió sonrojándose.

De regreso tomamos algunas flores de un jardín de margaritas cercano y caminamos de vuelta a los casi gemelos.— ¿Qué tal si comemos? Muero de hambre —Murmuré mientras me sentaba de nuevo en la manta y posterior a ello comenzamos el banquete. Lys por supuesto se encontraba sentada a un lado de mí.— Tito ¿Cuándo le vas a pedir a la princesa que se ca…? —Abrí mis ojos ampliamente y observé a Lys negando con mi cabeza haciendo que ella guardara silencio. Apreté mis labios para evitar una risa nerviosa y Chris acudió al rescate.— Es probablemente el mejor pastel de pollo que he probado en mi vida. Mi esposa me matará, pero esto es de otro mundo —Exclamó Chris alabando mi comida. Proseguí con el postre y así terminamos el banquete.

A pesar de salir por primera vez en mucho tiempo no sentía siquiera pizca de miedo, me sentía segura y protegida, así que podía moverme, al menos en el campo visual de Liam sin problema. Me senté a algunos metros con Lys, observando al lago y peinando finalmente aquella cabellera rubia con una preciosa trenza y posteriormente colocándole las flores con delicadeza. Las niñas eran sin duda mi debilidad.— Oye Lys, no debes decirle nada a tu tío de lo que hablamos de la boda ¿Si? Debe ser nuestro secreto —Murmuré con una sonrisa consciente que debido a la distancia ella no podría escuchar.

Una vez más y de regreso a Liam y Chris extendí mi mano hacia el rubio más alto.— ¿Qué tal si damos un paseo, cariño? —Pregunté con una sonrisa y cuando el finalmente la tomó observé a Chris quien dio un asentimiento de cabeza.— Vayan y den su paseo romántico. Jugaré a la pelota con Lys, antes que tenga un ataque de ansiedad ¿Ha quedado pastel? —Reí y asentí con mi cabeza.— Coman todo lo que deseen —Respondí antes de halar a Liam y así comenzar nuestra caminata. El parque estaba relativamente vacío, es decir, había personas, pero no en cantidades, así que caminar con libertad era una opción. Mientras nos deslizábamos por el parque me mantuve tomado de su mano admirando el paisaje y relajándome.— Sé que no estabas muy contento de salir de casa… y que sigues estando un poco tenso —Comencé a decir mientras me subía a uno de los muros de una de las fuentes y posterior me subía a su espalda tal niña aferrándome a su cuerpo.— Pero mira lo bien que la estamos pasando, y sé que me dirás que no me acostumbre, porque sé que es sólo por hoy. Pero poder salir, compartir con tu familia, verte sonreír y respirar este aire tan puro me hace increíblemente feliz —Susurré a su oído dejando un ligero beso en su cuello antes de bajarme de su espalda y poder quedar frente a él rodeando mis brazos en su cuello.— Te amo, es quizás uno de los mejores cumpleaños que he tenido. De forma adelantada, claro —Susurré divertida mientras rozaba su nariz con la mía y suspiraba con encanto.— Y nunca había sido tan sincera en mi vida —Sentencié antes de que escuchar una objeción de su parte. Lo invité a sacar su celular y sacarnos, por primera vez un par de fotos juntos. 
avatar
Mensajes : 3073

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You know i'm gon get ya, whatever it takes to get there ♥

Mensaje por youmakemeglow el Mar Oct 17, 2017 10:52 pm


MATT BOMER.
Yo era un hombre con muchos demonios, sí, un millón de ellos, pero estaba seguro que cuando se trataba de ella todos eran guardados en un cajón con una llave maestra, donde les prohibía salir, porque cuando se trataba de ella sólo quería cuidarla, sólo quería protegerla y ahí me encontraba con su cuerpo sobre el mío, en un intimidad que iba muchísimo más que los sexual, una intimidad que sobrepasaba todos los niveles. Humedecí mis labios con la punta de mi lengua sintiendo que la garganta se me secaría en cualquier momento ¿Cómo es que estaba teniendo tanta fuerza de voluntad? Quizás era su corazón latiendo, su corazón quebrándose, sus ojos desesperado, todo aquello que era una especie de torbellino ¿Cómo era posible sentir tanto? La miré a los ojos, justo cuando ella me buscó con la mirada y mi nombre entre sus labios sonó como una melodía de caramelo, porque tenía demasiado tiempo sin escucharla llamarme “Matt”.— No pretendo soltarte —Aclaré rápidamente, porque no pretendía decir mucho, porque decir mucho significaría dejar demasiados detalles sueltos, y definitivamente aquello iba más allá de lo que se podía decir con palabras. La escuché, la escuché con atención mientras sostenía aun su rostro de sirena. Pero todo se volteó, todo dio un giro que no esperaba, revolucionándose en mi interior, haciéndome perder la cordura y el sentido. Mi corazón comenzó a latir tal adolescente, porque aquellas palabras sonaban tan reales que no sabía si todo estaba pasando, sí, era real. Tragué saliva y llevé una de mis manos hasta la parte baja de su cadera.— Bárbara —Comencé diciendo otra vez su nombre, sólo en busca de su cordura, porque no quería aprovecharme de su vulnerabilidad. Pero ahí estaba ella, y me estaba pidiendo, lo estaba haciendo.

El tiempo pasó demasiado lento mientras ella deslizó su camiseta fuera de su cuerpo, en una presentación tal diosa egipcia. Sentí que mi boca se secó, una vez más, en tan sólo aquella noche. Una especie de sudor frío recorrió mi espalda y me detuve para observarla fijamente, sólo mis ojos seguían sus movimientos, como una especie de hipnosis. La ropa se hizo a un lado y ante la belleza de su torso con la boca seca y mis manos prácticamente temblando ella hizo que la misma fuese a su pecho. Sus palabras taladraron mis oídos y parpadeé en su dirección. No dije nada, sólo tomé su rostro entre mis manos y acerqué su boca a la mía para besarla profundamente, para devorar aquella boca que me quitaba el sueño. Porque había pasado mucho tiempo y porque no estaba seguro cuando volvería a tenerla tan cerca de mi corazón.

Mi boca se deslizó en la suya saboreándola mientras mis manos recorrían su espalda acariciándola con suavidad, disfrutando de su exquisita piel, aquella había estado extrañando como un loco demente, porque a veces casi mataba a besos a mis almohadas, imaginando incluso que eran su espalda. Le haría el amor, por supuesto que sí y ella no podía dudar de aquello. Deslicé mi boca hasta su cuello donde dejé un camino de besos húmedos y una de mis manos libres se aproximó hasta uno de sus pechos donde comencé a acariciarla con suavidad, en un tacto leve, porque me encantaba sentirla, más aun cuando se estremecía ante mis caricias. Deslicé mi boca de regreso a la suya donde hundí nuestros labios una vez más y sostuve su cuerpo cerca de mí. Cuando quise girarme levemente fue que me encontré con la sorpresa de tenerla en mi auto ¿Era el lugar apropiado para hacerle el amor? Me detuve por un segundo, percatándome que tenía la respiración agitada y que mi pecho subía y bajaba tanto como el suyo.— Bárbara, nena —Murmuré contra sus labios al momento que mis manos sostenían sus glúteos para generar alguna estabilidad.— Déjame hacerte el amor. Pero aquí es arriesgado —Susurré con mis ojos cerrados abriéndolos levemente. Porque yo no quería arruinar el momento, pero lo mejor era correr como loco por la autopista hasta mi departamento a ser descubiertos por un oficial de policía. 

Deslicé con suavidad sólo la camisa por su cuerpo, ignorando el brasier, porque sólo la necesitaba vestida para tomar el elevador. La dejé con suavidad en el asiento y tomé la palanca y el volante acelerando. Tenía que ser racional. 

Cuando abrí la puerta de mi departamento y cerré la misma puerta detrás de mí la observé por unos segundos, anhelando que el idilio y ella misma no se hubiese arrepentido. Me acerqué a ella, sin decir palabra alguna y la envolví en mis brazos, sostuve sus piernas y le hice un ademán para que las envolviese y estas mismas quedasen entorno a mi cintura. Aquello fue suficiente para saber que ella quería aquello tanto como yo. Fue entonces que volví a fundir su boca con la mía y en torpes pasos busqué de ir a la habitación, donde por tantas noche había pasado en la agónica soledad de extrañarla. Entonces ella estaba aquí, no era un espejismo y su cuerpo de sirena se estaba derramando en mi colchón. Me deshice nuevamente de su blusa, observándola mientras estaba de rodillas en la cama y ella tumbada en el colchón, me deshice de mi camisa y proseguí a seguir desvistiéndola. Solté el broche de su pantalón y lo bajé con lentitud observando su belleza cubierta sólo por unos simples bragas, ante la simple luz de aquella lámpara que reposaba en mi mesa de noche Barbara lucía como una alucinación, aquél sueño inalcanzable. Me incliné apoyándome de mis brazos y fue cuando besé su boca donde lentamente me deslicé por su cuello, bajando por su pecho y deteniéndome en el área de su corazón.— Eres preciosa —Susurré como única palabra antes de bajar lentamente por su vientre donde mi lengua hizo algunos círculos y mis labios continuaron las lentas caricias. La observé desde aquella distancia, bajando sus bragas a continuación y finalmente teniéndola desnuda ante mí. Volví a su altura y mi mano posicionada en su cintura buscó aquél bendito valle donde deslicé mis dedos en su zona prohibida y ante la humedad deslicé dos de mis dedos en su interior. Seguía siendo tan mía como antes. 
avatar
Mensajes : 3073

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You know i'm gon get ya, whatever it takes to get there ♥

Mensaje por Mangata_ el Mar Oct 31, 2017 7:19 am

LIAM HEMSWORTH
Observé de reojo a mi hermano menor justo en el momento en el que este saltaba sobre la pequeña consiguiendo de ella una carcajada sonora y divertida. E interiormente me permití a mí mismo sonreír ante tal escena. Mi hermano y yo no solíamos pasar demasiado tiempo juntos, seguramente debido a mi reticencia a ello en verdad, y las veces que lo habíamos hecho yo había estado más preocupado por mantener las formas y mi forma de ser a raya que poco me había preocupado de observarle. De realmente observarle como cuando ambos éramos niños y siempre tenía mi ojo sobre él.
Sin embargo, en aquellos momentos, con mi morena hiperactiva tirando de mí, sí fui capaz de mirarlo con detenimiento sin sentirme incómodo, de analizar secretamente el hombre en el que se había convertido. Quizá…quizá yo no le había jodido tanto la vida ¿No? …

Suspiré sacando todo aquellos pensamientos y recuerdos retorcidos de mi mente, tratando de aflojar algo la expresión tensa que seguro habría aparecido en mi cara. Y con tranquilidad me dediqué a acariciar la mano de Demi, cuyos dedos seguían entrelazados en los míos buscando la serenidad que ella en sí me daba.
Tenía tantas ganas de…de que todo pudiera ser diferente. De poder dar respuesta a las palabras que mi impulsiva sobrina había lanzado al aire. De poderle explicar a ella. O de poder hacerle entender a mi hermano como el mundo que ahora nos esperaba no era tan fácil como para simplemente “Dejarme llevar por lo que sentía” como él había insinuado.
-Demi…-Comencé hablando en respuesta, tratando entonces de sonar más serio de lo que sentía, impulsivamente dejando salir una pequeña risa en el momento en el que ella, cual mono de película, acabó colgada de mi espalda. Y entonces, decidí simplemente seguir dejándome llevar. -Me gusta verte así, sabionda. Eso es lo que te iba a decir. -Le murmuré acariciando su cintura en el momento en el que ella enredó sus brazos en mi cuello y acercándome lo suficiente como para convertir aquellos suaves roces de nariz en un profundo beso.
El tiempo pasó entonces fugaz como una estrella, entre fotos demasiado improvisadas, risas y muestras de ¿amor?, hasta que la tarde fue aproximándose y con ello, la necesidad de salir de aquel parque cada vez más transitado.

-Nos lo pasamos muy bien hoy. -Inició mi hermano en el momento en el que, pasado ya un rato, estacioné el coche en la puerta del hotel en el que se alojaban. - Me alegro de que decidieran venir con nosotros. – Añadió mirándome con una expresión que, todavía, no era capaz de reconocer en él. Y que tampoco pude detenerme en hacer, pues ni dos segundos después, el pequeño monstruito que era mi sobrina se lanzó entre el espacio que dividía los asientos delanteros de los traseros del coche hasta caer en mi regazo haciéndome “gruñir” pero aún así, agarrarla prácticamente al vuelo ganándome una dulce sonrisa infantil. Dejó entonces un pequeño beso en mi mejilla y después se movió hasta repetir la acción con la morena de mi lado. -Aiiiios princesa. -Murmuró la pequeña ahora sí siendo agarrada por su padre, que la sacó del coche para a continuación asomarse por la ventanilla del copiloto mirándonos.

Un sueño que una vez cruzó mi mente en uno de mis delirios reapareció entonces en mi pensamiento. Una imagen que encontraba tan absurda como a la vez…atractiva. Que me hizo tensarme como si un jodido huracán se avecinara.
Estábamos en la seguridad del coche, sabía que todo aquel día había salido a pedir de boca y tenía a la castaña feliz a mi lado…sin embargo, apenas fui capaz de responder en ese momento más de 5 palabras. -Estuvo bien. Ya nos veremos. – Murmuré llevando entonces mi mirada a la carretera, no queriendo hacer frente al nudo que acababa de aparecer en mi garganta.
Y entonces sin una palabra más, arranqué el coche conduciendo hasta la casa.

Casa. A nuestra casa. Eso sí que seguía siendo así. Eso era real.

-Voy a beber algo. ¿Quieres un poco de whiskey? -A nuestra llegada a la casa, y tras habernos sacado los abrigos, me moví hasta llegar al mueble bar del salón, necesitando entonces el pequeño liquido dorado tanto como necesitaba mi cabeza un respiro.
Mente fría, el nudo deshaciéndose en mi garganta, la coherencia, gracias a Dios volviendo a mí y haciéndome hasta reír del tonto impulso que había sentido hacía unos minutos. Santa María, ella se había visto tan increíblemente sublime agarrando a la pequeña en sus brazos mientras me miraba con una sonrisa, que por un instante había soñado con verla a ella llevando en sus brazos a uno de mis hijos.
Había soñado con una vida en la que ambos estuviéramos juntos y fuéramos una familia normal. Sonaba tan bien en mi cabeza llena de sombras y bruma. Sonaba tan bien pensar en esa vida sin dolor…
Pero eso no podía ir más allá de lo que ahora teníamos. Eso era lo máximo. Más que nada porque ella no se merecía lo malo que sería ir más allá.
Debía de pensar. No dejarme llevar por lo que quería. Por lo que mi corazón quería.

Pero entonces, ella hizo su aparición en el umbral de la puerta. Tan preciosa, tan sonriente, tan celestial como era. Y todo lo que acababa de pensar se fue al carajo. -A la mierda Hemsworth. -Y en ese momento, dejé mi vaso a un lado, y me lancé contra ella, como un verdadero animal, conectando su boca a la mía en un profundo beso mientras agarraba su cara con mis manos, con suavidad y a la vez con lujuria.

-Te quiero.-Murmuré con la voz más ronca y débil que jamás había usado en toda mi vida, dejando que aquellas palabras, susurradas en su oído sin poder mirarla a los ojos mientras las susurraba salieran de mi boca haciéndome sentir un completo demente. Sabía que seguía sin ser lo que ella esperaba. Pero en aquellos momentos, fue lo más veraz que alguna vez había dicho en toda mi vida.
Y entonces, volví a besarla sin dejarle dar una respuesta. No quería una respuesta, no quería analizar lo que merodeaba por mi mente. Quería hacerla mía una vez más.
Quería una vida con ella.
Y solo por ese momento iba a soñar que lo podía conseguir.
avatar
Mensajes : 1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You know i'm gon get ya, whatever it takes to get there ♥

Mensaje por Mangata_ el Mar Oct 31, 2017 10:43 am


BÁRBARA PALVIN
Ni siquiera llegué a ser consciente del porqué aquel lugar no era el idóneo para que aquello sucediera. Dios…estaba en la más absoluta gloria, sintiéndome más yo que en toda mi vida. Sus labios sobre los míos, bajando, creando increíbles sendas de humedad por allá donde pasaban… sus manos, incapaces de frenar un solo momento sus caricias… Su boca ronca susurrando mi nombre, susurrando palabras que calaban en mi subconsciente como verdaderas dagas de éxtasis.
Era él, era simplemente él haciendo reaccionar todas las terminaciones nerviosas de mi cuerpo y de mi cerebro. Haciéndome seguir necesitándolo incluso cuando ya lo tenía.
Y yo seguía demasiado cansada de enfrentarme a todo como para poner ahora el freno a lo que sentía, como para reaccionar ante él separándose momentáneamente de mí. Estaba demasiado cansada de tener que obligarme a pensar y a actuar como debía. ¡A tomar por culo! Quería eso. Mañana sería otro día y definitivamente no iba a preocuparme por ello ahora.

-Aguafiestas. -Murmuré justo en el momento en el que él se apartó de mí y terminó colocándome de nuevo la camiseta sobre el cuerpo. Moviéndome yo también de encima de él hasta situarme de nuevo en el sitio que unos minutos antes había ocupado mientras mi cuerpo colapsaba.

Sin embargo, el eterno camino de ida a su apartamento no causó en mí indecisión o racionalidad, sino todo lo contrario. Tenía el maldito cuerpo en llamas y me moría por volver a estar con él. Mordí mi labio entrando a continuación con él en su apartamento, aspirando el aroma que indudablemente me decía que aquel sitio le pertenecía. Respirando hondo y tan solo dejándome llevar por la pasión cuando él nuevamente volvió a venir hacia donde yo estaba. Esta vez haciéndome enredar mis piernas en su cintura y definitivamente dejándome claro que ahora no se iba a detener.

Mi ropa estuvo en el suelo segundos después. Y yo, tumbada en la cama con desespero, queriendo que me hiciera suya, milésimas de segundo más tarde.
-Matt…-Comencé entonces a llamarlo con voz ronca en el momento en el que su boca comenzaba a bajar por mi cuerpo camino hacia el punto de mi cuerpo que en ese momento más ardía. Zona cuyas caricias de él solo conseguían que ardiera más y más.
-Tú eres…tú. -Le gruñí en respuesta a su cumplido, permitiéndome a mí misma simplemente aceptarlo y dejar que calara en mi corazón como todo lo que él me venía haciendo en aquel momento. Sus dedos traviesos se movieron entonces a través de mis labios, hundiéndose finalmente en mi interior haciendo que, inevitablemente, un jadeo ahogado escapase de mi boca mientras arqueaba mi cuerpo en busca de ahora la suya. Volviendo a besarlo, esta vez dejando caer toda mi necesidad.
Sus dedos continuaron entonces torturándome, haciendo que mis propios ronroneos comenzaran a inundar la habitación y que mis manos se movieran a lo largo de su pecho, a su espalda, necesitando arañar su piel, la cual seguía cubierta con la maldita camiseta.

-Mm espera. -Con un movimiento jadeante causado por mi propio giro, moví las caderas agarrándome de sus hombros y obligándonos a ambos a cambiar las posiciones, esta vez siendo yo la que quedó encima de él, nuevamente a horcajadas. Solo que esta vez yo estaba completamente desnuda, él indudablemente estaba excitado…y no había una sola fuerza en el universo que pudiera parar aquello.
Coloqué mis manos en su pecho, comenzando entonces a desabrochar los botones que separaban mis dedos de su piel. Iniciando aquel ritual con suavidad y finalizándolo conmigo arrancando los últimos botones.
Mi boca fue entonces a su pecho, comenzando a dejar un reguero de besos por todo él para después volver a su boca, dejando un pequeño beso seguido de una mordida en su labio inferior. Y sonriendo inevitablemente después. -Cada vez que te beso…-Comencé a hablar, mientras sentía como mil palabras que alguna vez habían cruzado por mi mente al pensar en sus besos se acumulaban en mi lengua queriendo salir. “ Siento que me muero” “Siento que no puedo parar” “siento que te necesito”…. Aunque ninguna consiguió salir finalmente. Pues él volvió a acariciarme y entonces de nuevo sentí que no hacían falta más palabras ahí.
Abandoné con desgana de nuevo su boca, dejando nuevamente un beso en su pecho y esta vez moviéndome a un lado de su cuerpo, colocándome de rodillas y desabrochando completamente sus pantalones. Sacando a continuación los mismos y finalmente, por fin su bóxer. Dejando a la vista su miembro y mordiéndome el labio a continuación, con una inconfundible sonrisa.

Aquel hombre desnudo era simplemente una vista de otro universo.

-Ahora sí. -Murmuré de nuevo, volviendo a subirme a él, volviendo a hacer que nuestra piel, nuestros pulsos volvieran a sincronizarse y a unirse. Llevé mi mano entonces a su miembro, siendo esta vez yo la que lo acariciase a él, con movimientos suaves ascendentes y descendentes mientras mi otra mano se movía hasta su cara, hasta su mejilla, mientras mis ojos seguían clavados en los suyos. -Dime…que quieres. -Terminé murmurando entonces, de nuevo con el deseo impregnando cada poro de mi piel.
Necesitando como una verdadera yonki que él me hiciera tan suya como jamás nadie lo había hecho. Dispuesta a pagar cualquier precio para que, por fin, me hiciera el amor de verdad.

Incluso si el precio era yo.

avatar
Mensajes : 1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You know i'm gon get ya, whatever it takes to get there ♥

Mensaje por youmakemeglow el Dom Nov 05, 2017 6:44 pm


DEMETRIA LOVATO.
Estaba buscando las palabras correctas para definir aquella tarde, y estaba segura que no existía palabra alguna. Sentí nostalgia, sí, porque me gustaría poder tener días así más seguido y no cada año, luego de una larga temporada encerrada. No iba a negar que aquél sentimiento también me había afectado y que le había anunciado a mi cerebro que por favor no se acostumbrara al hecho, porque aquello había sido sólo una breve utopía. En el momento que estacionamos frente al hotel donde Chris se estaba hospedando con su familia, me despedí de él y posteriormente observé y sentí como la pequeña de rubios cabellos se aproximó hasta mi regazo para despedirse de mí de manera cariñosa. La sostuve entre mis brazos y la acurruqué suavemente.— Adiós hermosa —Respondí con dulzura entregándosela a su padre para segundos después observarla mientras se alejaban. Mi corazón se regocijó ante tal acción, una que noté tierna y llena de emociones, conocía aquello, lo conocía muy bien, porque sabía el efecto que tenían los niños sobre nuestros corazones y no sabía que tan bueno o malo era crearme algún tipo de ilusión, esto después de todo era lo más cercano a tal felicidad. Suspiré regresando mi vista a Liam y dedicándole una sonrisa.

Tras pisar nuevamente el suelo del apartamento quité todo aquél envoltorio en el cual había salido, mientras retiraba de mi cuerpo mi abrigo escuché a Liam y negué con mi cabeza suavemente.— Paso, creo que tomaré un poco de jugo —Respondí divertida mientras me aproximaba a la cocina para abrir la nevera y sacar el respectivo zumo. Me detuve un momento en la ventana de la cocina, la cual daba una linda vista de la ciudad, como el resto de la casa y suspiré con aquella misma nostalgia que sentía desde aquella mañana. Estaba feliz, sí, pero ¿Cuánto iba a durarme aquello? ¿Por cuánto tiempo todo iba a ser nuestro sueño materializado en la casita perfecta? Tenía tantas preguntas y pocas respuestas, además, seguía inquieta, tenía una conversación pendiente con Liam y no había podido siquiera iniciarla. Aunque sería algo que dejaría para después, demasiado maravilloso había sido el día, demasiado sublime, demasiado perfecto. Suspiré con encanto, intentando desechar aquellos pensamientos que de pronto insistían en llenar mi cabeza. Me relajé soltando mis hombros y posterior a ello la coleta que amarraba mí cabello. Ansiaba ponerme cómoda y lanzarme en la cama para descansar, o hacer el amor, lo que viniese primero.

Al regresar a la sala me posicioné en el umbral de la puerta observándolo y le dediqué una dulce sonrisa mientras mis ojos se encontraban con los suyos. Porque me encantaba poder admirarlo, me fascinaba verlo desde aquella posición. Amaba incluso poder sólo observarlo haciendo cualquier actividad porque era mi persona favorita en el mundo. Y las cosas sucedieron demasiado rápido pues cuando parpadeé él ya se encontraba caminando a mi tal animal ataca a su presa y sus labios se fundieron con los míos en un salvaje y profundo beso. Mis manos se deslizaron hasta su cuello donde lo sostuve con suavidad sólo para no perder el equilibrio. Ni siquiera hice preguntas, porque su boca caliente contra la mía y su cuerpo demandante era mi delirio. Gemí sobre sus labios cuando él se separó y cerré mis ojos ante el contacto de sus labios deslizándose de mi boca hasta mi oído.

El corto circuito vino después, dejándome estupefacta, creyendo que aquello era un sueño ¿Era un sueño? Abrí mis ojos de golpe sintiendo el quemor en mi garganta deslizarse hasta mi vientre ¿El acababa de decir lo que yo había escuchado? ¿O acaso lo había alucinado? No, no había sido producto de mi imaginación, aquello era tan real como el contacto de nuestros cuerpos en aquél momento y entendí la señal cuando él azotó mi boca una vez más y no me dejó pronunciar respuesta. No reclamé y sólo permití que el libido fuese en aumento.

Lo necesitaba más que nunca. Llevé mis manos al borde de su franela para deslizar la misma por encima de su cabeza y acariciar su pecho suavemente mientras nuestros pies comenzaban a moverse en busca de alguna superficie, no estaba segura hacia donde nos dirigíamos, pero me detuve en el medio de algún lugar. Mis brazos se envolvieron en torno a su cuello deslizándose hasta su cabello y acariciándolo. Me separé unos centímetros para observar su rostro, el cual sostuve entre mis manos y le dediqué una amplia sonrisa, sólo como respuesta, sólo para hacerle saber que estaba flotando en una especie de nube, más enamorada de él que nunca.— Eres mi vida, Liam Hemsworth —Susurré con suavidad antes de volver a azotar su boca con la mía y busqué torpemente el borde de mi camisa mientras con su ayuda esta salía volando y caía en algún espacio de la habitación.
avatar
Mensajes : 3073

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You know i'm gon get ya, whatever it takes to get there ♥

Mensaje por youmakemeglow el Dom Nov 05, 2017 7:39 pm


MATT BOMER.
Escucharla decir mi nombre en aquél burbujeante sonido, uno que sólo podía denotar excitación me llevaba a un nivel que apenas podía imaginar, suponer o recrear, era demasiado sublime para mi pensar, e iba a volverme loco. Mis dedos se movían contra sus paredes calientes, aquellas que sólo ansiaban mi toque, mientras me movía en su interior con mi anular y medio observé su rostro angelical contraído ante la excitación y el deseo, era sin duda una imagen que quería preservar para siempre en mi memoria. Continué con encanto mientras sus manos recorrían ciertas partes de mi cuerpo, mi boca continuaba besándola, sólo porque no quería despegarme de su sabor ni un solo momento, porque podía ser una especie de fantasía y esta era la más real ante todas aquellas noches donde añoré tenerla en mi cama. Fue así como me dejé llevar y sentí posteriormente mi espalda tocar el colchón. Cuando su cuerpo de sirena quedó a horcajadas de mí sentí mi corazón comenzar a latir a una fuerza mayor, inevitablemente humedecí mis labios y me dejé llevar por toda acción que ella realizara, como una especie de hechizo, aquél encanto en el cual ella me había sumido, del cual no quería salir, era una especie de dimensión paralela, una dimensión lleva de lujuria y deseo. El sonido de los botones al salir volando me causó incluso risa. Posicioné mis manos en sus caderas y la sostuve con suavidad acariciándola.— Esta es la vista que necesito tener por el resto de mi vida —Susurré con voz ronca observándola desde aquella posición, donde su cuerpo se mostraba ante toda mi merced, donde ella me recordaba cuán mía era.

Sus besos de fuego tocaron mi pecho haciéndome cerrar mis ojos para disfrutar el momento. Ella regresó a mis labios e hice a un lado su cabello mientras saboreaba su boca y gemía con sus dientes presionando mi labio inferior. Al escucharla mis oídos prestaron más atención, queriendo terminar de escuchar aquella frase, ansiando la culminación de la misma, pero cuando no hubo respuesta simplemente me dejé llevar, convencido que sus acciones lo respondían de la manera correcta. Acaricié su espalda desde aquella posición. Suspiré echando mi cabeza para atrás ante sus besos en mi pecho bajando hacia la gloria y cuando se detuvo en mi cremallera la admiré en todo su esplendor, ayudándola a deshacerse de toda pieza y poco a poco quedándome desnudo como ella.

Mi erección dolía, jodidamente agradecía que ella hubiese retirado la molesta tela de mis pantalones que apretaban con demasiada fuerza ante la excitación y el deseo. Sostuve sus caderas con la vil intención de aproximarla a la gloria, deseando como un loco terminar de fundirme en su interior y hacerla mía como había soñado durante todas aquellas noches. Gemí cuando sus manos tomaron mi virilidad y contuve la respiración ante la potencia de aquella caricia, muerto en vida, casi. Cerré mis ojos durante unos segundos al sentir sus caricias en mi rostro y al escucharla abrí mis ojos lentamente ¿Cómo era posible que fuese tan perfecta? Cristo redentor, ella quería acabar conmigo, aquí y ahora. Embocé una amplia sonrisa y separé mi espalda del colchón para quedar frente a frente de ella mientras mis brazos envolvían cuerpo de sirena atrayéndola hacia el mío con firmeza, mirándola a los ojos y regalándole emociones con tan solo caricias.— Te amo —Respondí con propiedad antes de buscar su boca y fundirla con la mía en un libido beso mientras movía mi cuerpo y conseguía tenerla debajo de mí, justo como la necesitaba.


Al momento que su espalda tocó el colchón me posicioné entre sus piernas observándola  fijamente, con sus ojos verdes llenos de enigmas, toda ella era un misterio diario que me encantaba descubrir, acariciar, amar, besar, hacerla tan mía como nunca antes pronuncié posesión.— Y eres mía, Barbara —Susurré contra su boca antes de besarla con delicadeza mientras movía mis caderas y lentamente me iba deslizando en su interior, como un verdadero experto, conociendo el camino, encontrando la gloria y sintiendo el mismísimo cielo al sentirla apretada contra mi miembro.— Y siempre serás mías —Espeté dando la primera embestida contra su delicado cuerpo. Una de mis manos se colocó en su cadera y la otra se ancló en el colchón y fue así que comencé a mecerme contra su cuerpo de sirena, caliente y ansioso. Hundí mi rostro en su cuello mientras dejaba ligeras mordidas y apretaba con mi mano su cadera moviéndome con más determinación contra aquél cuerpo desesperado. Jesús bendito, iba a matarme, iba a jodidamente acabar conmigo. Estaba en mi mundo paralelo, estaba en el mundo perfecto donde hacerla mía era la mayor y más importante tarea, donde no existía nadie más y donde amarla era mi única misión. Era así como quería quedarme para siempre. 
avatar
Mensajes : 3073

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You know i'm gon get ya, whatever it takes to get there ♥

Mensaje por Mangata_ el Sáb Nov 18, 2017 4:41 am

LIAM HEMSWORTH
Haz el puto favor de centrarte, Hemsworth. Gritó por décima vez mi subconsciente mientras mis labios volvían a catar el fruto prohibido y perfecto que eran sus besos.
Y nuevamente volvía a caer ante mis instintos más primarios y más reales.
La ya perdida voz de la cordura me instó por última vez a recapacitar antes de cometer una locura, pero ya había caído ante el delirio.

Un pequeño jadeo salió de mis labios de forma instintiva en cuanto ella respondió de aquella innata y pasional forma a mi beso. Así era mi Demi; tan caliente e intensa a veces como dulce y serna otras.  Sal y azúcar.
¿Cómo no iba a querer imaginar una vida normal a su lado? ¿Cómo simplemente no iba a quererla?

La agarré de la cintura entonces, mordiendo ligeramente su labio inferior y solo separándome de ella para permitirle sacar la franela por mi cabeza. Y después para observar con deleite como ella también sacaba la suya de su cuerpo. Reconozco que prefería ser yo el encargado de desnudar aquel bendito cuerpo, aunque, por el momento…no iba a poner impedimento.

-Shhh. -Susurré mientras mi cristalina mirada se deslizaba entonces por sus pechos, llevando mi mano ahora a su sujetador, desabrochando el broche delantero del mismo. Y dejándola completamente desnuda de cintura para arriba.
El deseo quemaba en mis venas y mi erección empezó a ser dolorosa. ¿Cómo demonios iba a enfocar mi mente en algo que no fuera hacerla mía tantas veces como la vida me dejase?

Me aproximé entonces de nuevo hacia ella, sujetando su cabeza con ambas manos y juntos seguimos retrocediendo por el pasillo hasta que, sin parar ya de besarla, la tuve contra la pared de nuestra habitación. Apartándome ligeramente de ella, deslicé mis manos ahora hasta su cara, hundiendo los dedos en su pelo y siguiendo con mi ritual de besos; en sus mejillas, en su cuello, de nuevo en sus labios… Ella era pura ambrosía y yo a su lado simplemente era insaciable.

-Necesito esto ahora y así nena. Rápido y duro.  -Casi supliqué en ese instante, mientras deslizaba mis manos ahora por toda su piel, dándome el tiempo de acariciar sus pechos y los duros picos de estos con deseo, hasta  llegar a la cinturilla de su pantalón y mientras desabrochaba el cierre del mismo. No había lentitud en mis actos. Era pura lujuria, puro deseo. Puramente mis instintos saliendo a la luz.

Bajé sus pantalones con rápidos y maestros movimientos, y a continuación encajando los pulgares en sus braguitas le arranqué y deslicé las mismas por sus piernas. Me arrodillé ligeramente agarrando sus caderas y dejando un casto beso en la dulce unión de sus piernas. Simplemente su olor incendiaba cada uno de los rincones de mi cuerpo y la vista de ella gloriosamente desnuda…digamos que podría acabar conmigo de un día para otro.    

La solté a continuación, alzando mi mirada hasta clavarla en la suya mientras me levantaba, agarraba su cara y apresando el gesto contraído y hermoso de sus labios con los míos la besaba con violencia y con mis ojos todavía abiertos, clavados en los de ella. Clavados y lanzándole una petición silenciosa a los suyos.  Necesitaba aquello más que nada en aquellos momentos, la necesitaba a ella y jodidamente necesitaba hacerla mía en todas las dimensiones de la palabra. Necesitaba pensar en nosotros siendo una pareja normal que simplemente querían una vida real juntos y a los cuales les importa una mierda el resto.
Quería absolutamente todo de ella.

Me bajé la cremallera de mi pantalón y en un suave movimiento la alcé asiéndola por sus nalgas. -Rodéame la cintura con las piernas, Demi. -Ordené con voz ronca y definitivamente apremiante.

Y entonces, en cuanto ella obedeció, la embestí y la penetré.

Yo era completamente suyo…y ella era completamente mía.

Gemí sintiéndola completamente aferrada a mí mientras agarraba sus muñecas con mi mano e instintivamente las llevaba por encima de su cabeza a la pared.
Y entonces llevé mi rostro a su cuello y comencé a mover mis caderas contra ella, despacio al inicio y a medida que el deseo seguía ganando la batalla de la cordura cada vez más hondo, más deprisa, más fuerte…

Su fragancia invadió mis sentidos, su cuerpo alrededor del mío sintiéndose como el mismísimo cielo. Se sentía relajante, inconfundible, familiar…
Definitivamente ella se veía como mi familia.
avatar
Mensajes : 1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You know i'm gon get ya, whatever it takes to get there ♥

Mensaje por Mangata_ el Sáb Nov 18, 2017 4:43 am


BÁRBARA PALVIN
Supongo que hubo un punto en el cual fue imposible diferenciar que gemidos provenían de él y cuales de mí. Un momento en el cual ambos estuvimos tan unidos que, hasta la mera ausencia de su piel contra la mía en los momentos en los que él se separaba para centrar toda su atención en otro celoso rincón de mi cuerpo, se sentía tan fría como si en un glacial hubiésemos caído.  
Su sonrisa calentó la última parte de mi cuerpo que quedaba por arder entonces, aquél mágico lugar que jamás conocí que existiera. ¿Realmente era la felicidad eso que estaba sintiendo en aquellos momentos? Ni siquiera había llegado todavía a correrme como para achacar esa sensación a las hormonas liberadas en un orgasmo.
Me aferré a sus brazos, saturándome de sus caricias en el momento en el que él comenzó a girarnos a ambos. Me gustaba estar arriba, siempre me gustaba aquella posición en la que indudablemente yo era la que dirigía todo lo que sucedía; pero en aquel momento…tenerlo a él encima de mí, poseyéndome a ese nivel…era simplemente lo que quería y necesitaba.

-Matt…-Comencé de nuevo en un jadeo, que se paralizó en el momento en el que aquellas dos palabras salieron de su boca. Palabras que consiguieron penetrar hasta lo más profundo de mi subconsciente, de mi alma, de mi corazón. Consiguiendo que este comenzase a latir más fuerte que en toda mi existencia.
Y entonces, como única manera de respuesta, mordí con fuerza mi labio inferior casi hasta hacerme sangre, clavando mi mirada en la suya e inevitablemente abriendo la boca ni una un segundo después en respuesta a sus labios exigentes en los míos. Respondí con pleno fervor a su beso, enredando mi lengua con la suya y llevando mis manos por toda su espalda, hasta acabar en sus duras nalgas; Mis piernas a continuación abriéndose completamente a él mientras doblaba las rodillas hasta quedar pegadas a su cintura. Toda mi piel estaba erizada, todas mis pulsaciones in crescendo y mis pupilas dilatadas. ¿No decían las películas que eso le ocurre a las personas cuando están con la persona de la cual están…enamoradas? -Joder. -En el mismo momento en el cual él por fin entró en mí, mi cuerpo se arqueó dándole la bienvenida, mientras ahora era yo la que escondía la cara en su cuello, besando éste y ocultando una traviesa lágrima que escogió ese mismo instante, abrumado de las emociones más increíbles que había sentido en toda mi vida, para deslizarse por mi mejilla. No recordaba una sola ocasión, por muy horrible que fuera, en la que yo me hubiera permitido a mí misma soltar una lágrima en toda mi vida; ni siquiera el día en el cual supe que definitivamente el pequeño infierno se había acabado. Y sin embargo entonces…

-Soy sólo tuya Bomer. -Pronuncié entonces con voz ronca, con una indescriptible voz ronca presa del deseo y de ese algo más. -Sólo tuya. -Repetí con firmeza en respuesta ahora a su primera embestida, mientras mis paredes se contrarían ligeramente en respuesta y mientras mi humedad le permitía hundirse por completo en mi interior. - No te puedo arrancar de mí, no te quiero arrancar. -Terminé de nuevo mientras sentía mi voz quebrándose. Demasiadas emociones en un mismo momento, chica. Susurraba divertido mi subconsciente.

Cerré los ojos entonces, deleitándome en la lentitud, en la sensación maravillosa de su posesión, e instintivamente arqueé más aún la pelvis para recibirle, gimiendo en voz alta. Los dedos de mi mano derecha encontraron entonces el camino desde sus nalgas hasta su pelo rebelde y sedoso, mientras él continuaba moviéndose dentro y fuera una y otra vez. Cada una de sus embestidas llegando hasta lo más profundo de mí, literal y metafóricamente. Mi cuerpo comenzando a ser víctima de pequeños estallidos bajando por mi médula espinal haciendo que mis piernas se tensasen y mis manos, hasta entonces relativamente suaves, comenzasen a estirar de sus cabellos y a clavarse en su espalda.
Él indudablemente se estaba obcecando con mi cuello, y no dudaba que dejase alguna marca para el futuro. Así que, que se aguantase si yo dejaba un par de arañazos en su espalda.

Y entonces una embestida más, más dura que la anterior, un ritmo más frenético que el del inicio, sus manos, su boca, su cuerpo, todo él poseyéndome, y supe que eso no iba a durar mucho. Adoptó un ritmo palpitando y entonces yo comencé a acelerarme, a sacudirme debajo de él mientras miles de gemidos entremezclados con su nombre eran gritados por mí. -No. No. No puedo más…Lo necesito. Te necesito Matt. -Terminé por gritar mientras estiro de su cabello con mi mano, solo para conseguir que, aunque me duela, aleje la boca de su cuello y vuelva a pegarla en mis labios hinchados.
Y entonces, tras sus últimas palabras, unas que apenas fui capaz de distinguir, estallé de forma escandalosa y arrolladora en un millón de pedazos en torno a él. Arqueándome y sintiendo su propia liberación en mi interior.
Cruzando las puertas del cielo, y siendo consciente de que el moreno acababa de cambiar mi vida…y a mí, para siempre.
avatar
Mensajes : 1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You know i'm gon get ya, whatever it takes to get there ♥

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 44 de 48. Precedente  1 ... 23 ... 43, 44, 45, 46, 47, 48  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.