Últimos temas
» ¡Son vacaciones!
Hoy a las 11:25 am por blvssm

» ¿rol?
Hoy a las 11:22 am por blvssm

» ¿Rol?
Hoy a las 10:55 am por Libertadsalvatorehale

» o sole mio
Hoy a las 9:42 am por serendipity

» 恋してる ♡
Hoy a las 9:14 am por lalisa

» ¿roleamos? ♡
Hoy a las 8:46 am por serendipity

» when there's no light to break up the dark, i look at you ღ
Hoy a las 8:32 am por uchiha

» There's no place I'd rather be than right beside you.
Hoy a las 7:36 am por silverqueen

» the flower that blooms on adversity,
Hoy a las 7:33 am por hobi

Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 0/44

You know i'm gon get ya, whatever it takes to get there ♥

Página 6 de 48. Precedente  1 ... 5, 6, 7 ... 27 ... 48  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: You know i'm gon get ya, whatever it takes to get there ♥

Mensaje por Mangata_ el Sáb Oct 29, 2016 2:47 pm

BÁRBARAPALVIN

 


Molly Clarke. 23 años. Rubia, ojos azules, cuerpo de infarto y con una personalidad extrovertida y sensual. Recordé la descripción hecha por los padres de la muchacha a los pocos días de su desaparición. Realmente, en el caso de desaparición de ella no aparecía demasiada información. ¿Hipótesis que habían dado por valida los investigadores? Que se había fugado con algún tipo. Fin de la historia. -Perfecto. -Dije entonces ya acomodándome en el asiento del coche una vez que entramos en la autopista.
Debía de reconocer que él tenía un señor coche. Estaba segura que no lo habría conseguido por tan pocos dólares como por los que yo había conseguido mi pequeña furgoneta casi destartalada. Por lo menos había sobrevivido a uno de mis hermanos y a pesar de algún susto, seguía resistiéndome. Estos coches de hoy en día eran muy elegantes, pero ninguno resistía tanto.

-No podemos parar Bomer…-dije mordiéndome el labio y observando entoncel el cielo con el ceño fruncido. Estaba claro que el tiempo no nos iba a respetar. Pequeñas gotas caían y en la lejanía se podían ver pequeños rayos.
Unos minutos después ya habíamos entrado por completo en el “ojo del huracán”. – Pero no… espera -dije irritada cuando él de desvió hacia el hotel. – No es para tanto…apenas es un poco de lluvia...- Le dije molesta. Tenía que reconocer que muchas veces acostumbraba ser algo... ¿Cabezota? O quizá ¿Bruta? Sí. Demasiado. Crecer rodeada de mi familia me había dado cosas muy buenas, pero también me había hecho refrenar demasiado la parte suave y prudente que suele destacar del carácter femenino... hoy en día, me veía como una causa perdida en ese sentido. -Pero podría conducir así perfectamente. Bomer. Bomer… ¡MATT! -Le dije con irritación saliendo ahora detrás de él cuando él salió del coche, notando inmediatamente la fría lluvia cayendo con fuerza y no dejando ni un centímetro de mi cuerpo sin calar.
Si él no hubiera cerrado el coche, juro que antes habría dormido allá que tener que seguirlo dándole la razón. Una vez que corrimos para entrar en el hotel, tuve que reconocer que quizá para conducir durante mucho tiempo, el tiempo no estaba, más aún por el cambio de presiones que seguramente fueran a provocar en mí una de mis acostumbradas migrañas. Esperaba que por lo menos amainara durante la noche. Si había algo que no me gustaba especialmente eran las tormentas. No me causaban en sí un miedo atroz ni mucho menos, pero la verdad es que me costaba bastante conciliar el sueño con ellas.

Lo miré entonces suspirando cuando aceptó la única habitación desocupada que había en el hotel. A mí tampoco me resultaba tan increíble tener que meterme con él, pero supongo que debería actuar de una forma más normal si no quería hacer la situación más rara aún. Se supone que eso era lo que tenía ser un equipo, ¿No? ¿Por qué me sentía yo sin embargo tan tensa? Vale, supongo que no haber dormido como tal con ningún hombre influía. No me gustaba compartir mi espacio… así que, en cuanto a relaciones, siempre había ido a lo básico. Sexo y fuera. Aunque tampoco es que aquí fuer a haber sexo ni nada eso...
Mierda. Agité entonces la cabeza carraspeando incomoda y agachando la cabeza para no mostrar el ligero rubor que había cubierto mis mejillas. ¿Qué hacía pensado en sexo en esos momentos? Definitivamente necesitaba dormir. -Da igual. Puedes dormir en el sofá. -Le dije con obviedad cuando llegamos a la habitación y echamos un ojo.

Efectivamente en ese baño minúsculo que había en la habitación, con una minúscula ducha, él no iba a poder dormir.
Abrí entonces el armario encontrando el él un par de mantas y almohadas de sobra. -El sofá tiene pinta de ser cómodo… -dije mordiéndome el labio y mirándolo de lado. Se suponía que debería de proponerle algún tipo de sorteo ¿No? Eso sería lo justo. Aunque por otra parte...solo de pensarlo.. Suspiré, obligándome a mí misma a pronunciar aquellas palabras. – Lo podemos echar a suertes. -Dije buscando alguna moneda de mis empapados pantalones. Misión que a decir verdad me fue imposible. Tenía el cuerpo demasiado empapado además de que prácticamente me hallaba tiritando por el frío que ya había calado en mis huesos. -Joder. Necesito algo de calor..-Dije entonces girándome para buscar mi  mochila. Que por cierto.. ¿Dónde estaba? -¿ Agarraste mi mochila negra también o solo la azul pequeña? -le dije cuando divisé entonces mi pequeña mochila azul, la que acostumbraba a llevar a comisaría y la cual contenía apenas unos cuadernos con datos y mi ipad.
Necesitaba la otra si quería disponer de algo de ropa seca.





FDR : Holaaa bebé. Super perdones por estar estos días desaparecida. Alguien de mi familia se puso malo y ya sabes como es esto de los hospitales. >.< Pero ya vuelvo por aquí!
MAravilloso todo, como siempre jajaja... yo también pensé en dejarla sin ropa disponible.. porque claaro, con esa super tormenta no va a arriesgarse a salir a buscar su mochila ¿No querían sal? Pues toma tres tazas jaja Cool
Y de Demi, qué decir. LA AMO así como la haces toditita.
Pues sí podíamos hacer como que ya llevan una semanita..aunque todo siga como va yendo pero así ya podremos prever que algo de tensión ya haya crecido.
avatar
Mensajes : 1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You know i'm gon get ya, whatever it takes to get there ♥

Mensaje por youmakemeglow el Lun Oct 31, 2016 9:11 pm


DEMETRIA LOVATO.
Increíble. Mis cejas se levantaron en una expresión incrédula ¿Me estaba pidiendo que me relajase? Este hombre o era bipolar o no entendía muy bien el asunto, pero cada vez se me estaba haciendo más difícil la tarea de leerlo y entenderlo, me atrevería a decir que hasta conocerlo. Ahora me estaba pidiendo que me relajara y sentí que aquella tarea era prácticamente imposible cuando lo único que hacía era recibir órdenes, sentía que pronto usaría un uniforme color verde y tendría que levantarme a las cinco de la mañana con el sonar de las dianas. Lo seguí con la mirada al momento que él caminó detrás de mí y di un discreto respingo al sentir sus masculinas manos tomar las mías soltándolas, por un instante mi corazón se detuvo y no tuve ni la más remota idea de porqué. Lo escuché y abrí mis labios para dejar escapar un prolongado suspiro cerrando mis ojos conscientes que él no me estaba observando, él definitivamente no terminaba de entenderlo y yo no tendría que explicárselo. Esto para mí era totalmente nuevo a lo que se refería mi vida en toda su expresión, mi mundo era completamente diferente a “hacer las cosas de la forma correcta” Así que aquello fue algo que no pude guardarme. Abrí mis labios y lo observé apoyado de aquél armario y analizándome como si de un experimento se tratase.— Lo he dicho creo ya que varias veces, esto es nuevo para mí. A diferencia de ti nunca he hecho las cosas de la forma correcta, Liam, para mí todo se ha dado como vaya viniendo, como salga, mal o bien y tener que verme en una situación en la que “todo debe hacerse correctamente” —Hice comillas con mi dedos.— Me hace sentir que debo estar inmóvil y “cuadrada” al menos en tu presencia. Es complicado —Reparé haciendo una mueca con mis labios mientras mi mirada se elevaba del suelo hacia sus ojos tan azules como el cielo. Bendito Liam y su porte de dios griego.

Caminé en dirección al sofá sentándome en el mismo como él me lo indicaba. Comencé a escucharlo, tratando de procesar la información que ahora él tenía para mí. Junté mis manos entrelazados sobre mi regazo mientras lo escuchaba con atención, demasiada atención, de hecho y es que aquello que suponía ser su pareja de ahora en adelante me parecía absolutamente descabellado, pero ¿Cómo discutirlo con el oficial aquí presente? Regresaría a aquél discurso donde me recalcaba que era eso o terminar con una bala en mi cien. Así que guardé silencio y humedecí mis labios para no tener que lidiar con una garganta seca por aquella información tan inquietante.— Bueno, no debe ser muy difícil fingir ser pareja ¿no? Igual hay parejas que sólo van de la mano por ahí —Comencé diciendo con mi voz ligeramente ¿tímida? Oh vamos, Demetria Lovato siendo tímida, bravo. Asentí con mi cabeza sin despegar mi vista de sus ojos azules, claro, no existirían fallos para Liam Hemsworth. El tacto de su mano en mi muslo me hizo dar una vez más un respingo de sorpresa y llevé mi mano sobre la suya abriendo mis ojos ampliamente ¿De qué se trataba todo aquello? Su explicación vino a continuación.— Claro, pero si llega a pasar en cualquier momento al menos estaré consciente de la situación ¡Me acabas de decir que debemos fingir ser pareja! —Inquirí prácticamente e un balbuceo aun sorprendida por la acción de él sobre mi muslo ¡Llevaba un overol! Regresé mis vista a sus ojos azules escuchándolo una vez más atenta, por Dios, no quería ser grosera pero seguía pareciéndome una locura. Su mano esta vez tocó mi muñeca y sus dedos que no sabía tan tersos acariciaron el dorso de mi mano.— Pero no tendremos que besarnos o cosas así ¿Verdad? Quiero decir, está bien que de pronto me agarres la mano o no sé, beses mi mejilla, pero creo que demasiado contacto no sería conveniente —Comencé diciendo viendo como él acariciaba mi muñeca, tragué en seco sin despegar mi vista de aquella acción.— Esto suena como una locura, Liam —Susurré levantando mi vista suavemente hacia él.— ¿Qué más pruebas quiere la gente para saber que somos pareja que vivir juntos? —Dije al tiempo que escuchaba lo siguiente, bien, otra sorpresa.— ¿Cortarme el cabello? ¿Más? —Pregunté haciendo una mueca de desaprobación. Solté mi mano de su agarre y me levanté del sofá.— Una vez estamos yendo demasiado lejos, Liam, una vez más estás haciendo todo… demasiado, esto es… —Expresé con algo de indignación en mi voz mientras movía mis brazos con desespero.— Es… demasiado para mí una vez más ¿bien? —Hice una pausa llevando una de mis manos a mi cien y masajeando aquella área cerrando mis ojos.— ¿Por qué mejor no me envías a una montaña y termino de morirme sola? Sé que quizás para ti fingir un noviazgo o cortarme el cabello sea una tontería, pero ¡Para mí no lo es! Tengo una vida, Liam, una familia y estoy renunciando a todo por mantenerme con vida. Mira, sé qué haces esto con la mejor intención del mundo, pero yo aún no puedo procesarlo. Yo era feliz ¿Bien? —Mi mirada se centró en la nada por unos segundos.— Tenía el trabajo de mis sueños, una familia increíble, un lindo apartamento en el centro, salía con mis amigas y tenía relaciones con un chico muy atractivo ¡Era feliz! Pero entonces de pronto estuve en el lugar equivocado y ¡Todo se fue a la mierda! —Exploté levantando mis brazos. Tomé un largo respiro y observé la carpeta que ahora él me extendía.— Tengo mil millones de preguntas Liam, y no sé si puedas responderlas. A veces se trata de mucho más que procesos cualitativos y cuantitativos sobre una investigación de delincuentes o quién sabe qué. A veces se trata de una mujer que siente que lo perdió todo. —Finalicé cerrando mis ojos y bajando la mirada suavemente.— ¿Sabes qué? Quiero estar sola un rato, luego hablamos de nuestro noviazgo, mi corte de cabello, mi cirugía plástica y todo lo demás. En este preciso momento no me interesa eso, permiso —Espeté con mi voz un tanto ida y me di media vuelta para subir aquellas escaleras que daban con la terraza. Caminé hasta el final de la misma y me senté en una de las bancas. Por primera vez de los colapsos que había tenido en aquella casa, no lloré. Me quedé en silencio, observando la inmensidad de aquella ciudad dejando que cada una de las palabras del rubio atravesara mi cabeza. Llevaba casi una semana en aquella casa y no sabía cuántos cambios más soportaría. Entendía que él a veces era comprensivo y de verdad hacia el intento de soportarme, pero nada de esto estaba teniendo sentido para mí. Me abracé a mi misma cuando el frío de la noche comenzó a hacerse presente y el otoño hacia de las suyas.
avatar
Mensajes : 3073

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You know i'm gon get ya, whatever it takes to get there ♥

Mensaje por youmakemeglow el Lun Oct 31, 2016 10:19 pm


MATT BOMER.
La prudencia ante todo y seguir conduciendo con tal tormenta era una completa locura, era consciente en primer lugar del estado de las carreteras y aún más de lo peligroso que podía ser el simple hecho de conducir con miles de rayos cayendo desde el cielo. Así que no, simplemente no me daba la gana de escuchar a Barbara decir que ella podía conducir. Llegaríamos al fondo de esto, sí, pero vivos, no volcados en algún barranco por la imprudencia de conducir con una tormenta. Finalmente tomé la llave que la recepcionista me entregaba y caminé en dirección a las escaleras, que más podíamos pedir, era un hotel de carretera y no eran precisamente famosos por ser lujosos y eso lo sabíamos todos. Al abrir la puerta de la habitación elevé mis cejas con algo de ironía, bien, ya sabía que esto sería un poco incómodo, pero vamos, simplemente… detuve mis pensamientos, tomé un largo respiro y entré en razón. Lo primordial era resguardarnos de la tormenta e intentar descansar un poco para luego emprender una vez más el camino hacia la casa de nuestros testigos. No importaba si tenía que dormir en el suelo, eso sería bueno después de todo.— El sofá siempre es una buena idea —Carraspeé entrando finalmente y quitándome la chaqueta de cuero para dejarla en el respaldar de la silla frente al buró. En la inspección de la habitación supuse que aquella idea de dormir en la ducha quedaba descartada, prefería dejar mi espalda en aquél sofá que dormir en aquella bañera, era en serio, yo sobreviviría a aquello, después de todo había pasado por cosas peores y hablaba muy en serio. Escuché la voz de Barbara y giré a verla mientras sacaba aquellas mantas y almohadas. Oh no, nada de eso. Ella dormiría en la cama y yo en el sofá, ni siquiera lo discutiría y no era una cuestión de machismo o algo por el estilo, porque Jesús, ya casi podía escucharla hablar de su independencia, resistencia y todo lo demás. Pero era algo que no iba a discutir, mi ego masculino no permitiría que yo durmiera cómodo en una cama mientras ella debía prácticamente doblar su espalda en aquél sofá. Absolutamente no. Negué con mi cabeza y con mi mano al mismo tiempo.— Nada de eso, quédate en la cama. Disfrutaré de ese sofá, créeme, estoy lo suficientemente cansado como para dormir en el suelo si es necesario. —Mentí un poco rascando ligeramente mi cabeza. Dejé mi bolso en el sofá y segundos después escuché a Barbara, Oh mierda.—  Sólo la azul pequeña… Pensé que tu tomarías la negra, todo pasó muy rápido, Barbara —Manifesté colocando mis manos en mi cintura y observándola de arriba abajo, ella estaba titiritando del frío y más bien podía pescar un resfriado acostándose así empapada. Tomé un largo respiro y abrí mi pequeño bolso sacando una franela de algodón.— Es lo único que puedo ofrecerte. Eso y no ver mientras duermes —Inquirí elevando mis hombros y acto seguido quité mi camisa empapada caminando hacia la calefacción que deseaba con todas las fuerzas de mi corazón funcionase.

No discutiré esto ¿Bien? Usa la franela si lo crees conveniente, pero olvidé tu mochila, supuse que la tomarías tú. En fin, hay que descansar, Barbara —Le dije pasando a un lado de ella dirigiéndome al baño donde procedí a cambiar mis ropa mojada por algo seco. No es que estuviese siendo egoísta o algo, pero no bajaría a buscar con tal tormenta un bolso en el auto, además, si mirabas por la ventana te podía percatar que la lluvia iba en aumento y siquiera se veía nada, era una locura ¿Cómo es que no vimos el informe del clima antes de salir? Vestí sólo unos pantalones de chándal debido a que le había dado mi camisa a Barbara y cuando estuve listo abrí silenciosamente la puerta del baño para salir del mismo, fue entonces que me percaté de la silueta semidesnuda de Barbara. La castaña sólo estaba cubierta de aquella lencería de encaje mostrándome el vaivén de sus curvas, su piel ligeramente bronceada, sus torneadas piernas y el edén en su sostén. Joder, me sentí como un adolescente espiando a la amiga de su hermana o algo por el estilo. No iba a negarlo, era… increíblemente preciosa. Mis manos picaron por probar su piel y descubrir si era tan suave como podía verse, fue una sensación que casi había olvidado, admirar con tanta determinación la belleza femenina en su máximo esplendor fue revelador. Cuando mi franela de algodón cubrió su desnudez dejé escapar un largo suspiro y salí del baño carraspeando mi garganta. Tomé una almohada y luego una cobija.— Si tienes mucho frío, estaré en el sofá —Guiñé mi ojo divertido a la castaña e intenté disipar los pensamientos que segundos después habían pasado por mi cabeza.





{MI PAAOOO<3 Estoy aquí para ti, princesa *w* Tranquila, tranquila, yo comprendo, sé que no me vas a dejar como tu sabes que yo no te dejaré jaja, uno no deja lo que ama JAJA.
HAAH, bueno, espero que te haya gustado Matt, el esta haciendose como el duro, pero ya verás que es puro caramelo, nada mas con esa tormenta tan fuerte y esos rayos y esos relampagos, pobre Barbara, no, si tiene miedo, ahí esta su oso de peluche JAJAJA. Creo que me inspiré con Demi, pero bueno, ella necesitaba explotar por ultima vez ¿Liam creía que le diría y ya? nada de eso, esta niña es una tormenta como la que les cae a matt y barbara jaja, de todas formas quiero que sepas que ella se aceptará todo lo que le dijo Liam, pero bueno, sólo te diré eso, ella sólo necesitaba desahogarse. Alguien que consuele a mi nena, por faaaa. JAJAJA en fin ¿Cómo estás, amorcita?
avatar
Mensajes : 3073

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You know i'm gon get ya, whatever it takes to get there ♥

Mensaje por Mangata_ el Mar Nov 01, 2016 11:15 am

LIAM HEMSWORTH

 


“Igual hay parejas que solo van de la mano por ahí...” Fue la frase que hizo que mi mente hiciera click con la afirmación de que aquello le iba a resultar a ella aún más extraño. Cualquiera que me conociera sabría perfectamente que un solo ir de la mano no era para nada mi estilo. No era un hombre de relaciones amorosas llenas de bombones y flores; pero definitivamente era intenso con las mujeres con las que tenía un algo. Suspiré entonces, dejándola hablar decidiendo no interrumpirla. - ¿Vas a estar contantemente recordándote que “debes fingir” ser mi pareja? -la interrumpí entonces. – Lo que trato de decirte, Demetria -dije ahora utilizando su nombre completo como una forma de tatar de evocar algo que ella sí asociara a su vida anterior, algo que por lo menos la hiciera no sentirse tan perdida. - es que vamos a rodearnos de gente que me conoce muy bien. Gente que seguramente consciente o inconscientemente acabe sirviendo de información a los que están detrás de todo ello. -Me acerqué ligeramente más a ella quedando a la altura de sus ojos y fijando mi mirada en el castaño reflejo- como soy contigo…-carraspeé, buscando una explicación que no la asustara demasiado. - como me ves soy de normal. Si estuviera contigo y ni siquiera te tocara más que de un beso en la mejilla…esta mentira no nos duraría ni un telediario. Ese no es mi estilo con las mujeres con las que estoy. -Declaré tratando de no dar más datos de esa parte de mi vida más allá de los estrictamente necesarios para que ella pudiera entender ligeramente porqué veía de tanta utilidad que ella se acostumbrara a mi toque más allá de un apretón de manos. – Piénsalo de esta forma. Si quieres pretender que un coche es tuyo… no puedes hacer que se te cale en frente de los demás…
-No pude seguir el resto de mi metáfora, pues comencé a notar como ella había llegado entonces a su punto de colapso. El movimiento de sus brazos, el pequeño masaje que ella hacía de su sien... había comenzado a detectar cuando ella se agobiaba por esos pequeños gestos, que intuía que inconscientemente, ella hacía.    
Y sin necesidad de escuchar sus últimas palabras supe que ella iba a necesitar un tiempo más para volver a asimilar todo aquello.

Volví a suspirar decidiendo dejarla hablar sin interrumpirla. En la última semana por supuesto que ella se había quejado, pero creo que nunca a ese punto. Había acatado bastante bien las pautas que yo… que yo le había obligado a seguir de forma estricta. Y eso que, a decir verdad, yo no le había permitido echar la vista atrás y recordad su vida pasada. Había olvidado que más allá de lo que ahora le tocaba, ella tenía una familia, unas amigas, un chico... , no podía pretender que ella sin más olvidara todo aquello. Bueno, menos a aquél tipo. Lo que menos nos hacía falta es lidiar ahora con las tonterías de aquél hombre que seguramente podría echar todo a perder. Y visto que ella ni siquiera se había referido a él como pareja... que le dieran. Trataría de ayudar a ella en relación con su familia y amistades, definitivamente eso ya era historia. Tan lógico me pareció aquél pensamiento que ni siquiera me percaté de la intensidad de mi pensamiento de alejarla de él. Era una estrategia perfecta como parte de su protección.

Una vez que ella se marchó, dejé a un lado la carpeta levantándome del sofá y dando un par de vueltas por el salón irritado, decidiendo darle un margen de espacio aunque no agradándome para nada aquella idea. Realmente me gustaría estar allá tratando de hacerla entrar en razón y no en el salón irritado como el demonio por no entenderla al 100% tal y como acostumbraba.

Agarré mi cajetilla de tabaco decidiendo ir entonces a la cocina y mientras encendía lo que para entonces era mi único y constante vicio traté de reordenar los pasos que debería seguir con ella. Sabía que ella entendía la gravedad de esta situación y que cada paso en falso podría ser mortal , pero quizá debería darle un pequeño margen. A fin de cuentas, ella llevaba una semana cumpliendo bastante militarmente con los objetivos que cada día estrictamente le marcaba.

Una vez pues, con mi mente de nuevo fría y organizada tras aquél pitillo , agarré un café de la cafetera para mí y un vaso de chocolate caliente para ella yendo entonces a la terraza. – Quiero que dejes de pensar en la opción de un tiro en la sien. -Le dije entrando y dejando la caliente y humeante taza en la pequeña mesilla donde ella se había sentado. – y a cambio… ¿Qué te parece si fijamos tu primera fecha para poder salir de aquí? No te digo que demasiado lejos, pero un buen sitio podría ser la tienda de debajo del edificio. -Dije tratando con ello de firmar algún tipo de acuerdo de paz entre nosotros.
Con un pequeño resoplido, volví al interior de la habitación, agarrando una de mis chaquetas deportivas que se hallaba en la percha y saliendo de nuevo, ahora colocándosela sobre los hombros como un gesto natural de protección. A pesar de estar aún en otoño, el frío de la noche ya era intenso.

Tras aquello, me senté a su lado, observando el skyline de la ciudad.  Y tratando se ver cómo debería actuar con una mujer que tras desahogarse no soltaba ni una lágrima; era tan opuesta a lo que estaba acostumbrado, que machaba ligeramente mis esquemas internos. – Escucha. Estás haciendo las cosas bien. Jodidamente bien. -dije cruzando mis manos-  Demi, mi estilo no va de venderte un cuento con un final feliz lleno de hadas y mariposas -dije con una mueca irónica tratando de suavizar aquello- sin embargo, yo sí te puedo prometer que mientras estés conmigo no pienso dejar que nada malo suceda. Y quizá por ello te fuerce demasiado. -suspiré – y comprendo que a veces sea demasiado para ti. -me volví a girar mirándola; apenas viéndola en la oscuridad. – No te prometo ser más suave en las formas de lo que me ves, pero… ¿Qué te parece si te concedo un pequeño deseo cada vez que vea que superas uno de los objetivos? Y.. ¿la oportunidad de preguntar cada vez que lo necesites? -le dije forzando una sonrisa de lado y en vez de directamente agarrarla, esta vez alargando mi mano esperando la suya, tanto por una parte como forma de sellar el trato, como por la otra, como una forma de volver a iniciar el contacto que antes le había explicado deberíamos iniciar desde la casa si pretendía que el resto de la gente se creyera aquella historia.
avatar
Mensajes : 1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You know i'm gon get ya, whatever it takes to get there ♥

Mensaje por Mangata_ el Mar Nov 01, 2016 3:20 pm

BÁRBARAPALVIN

 


Divisaba entonces la habitación buscando desesperadamente un calefactor. Se suponía que en una habitación tan pequeña como aquella lo era, el calor debería acumularse en el ambiente; pero a pesar de la tormenta...no se habían esmerado demasiado en ello.
-Yo también podría dormir en el sofá Bomer. Soy más pequeña que tú y..- comencé mi discurso queriendo dejarle claro por alguna estúpida razón de orgullo que no tendría ningún problema por ocupar aquel pequeño lugar en vez de él. A decir verdad, había dormido en malos sitios también. Sin embargo mi sentimiento de orgullo murió en cuanto la posibilidad de quedarme toda la noche con aquella empapada ropa cruzó mi mente. – oh, mierda. Yo no la pude coger… tú habías salido delante de mí...- mordí mi labio mirándolo entonces fijamente, notando el pequeño temblar de mis rodillas. Temblor que a decir verdad se acentuó con la visión de él empapado hasta los huesos…cada músculo notable a través de la camiseta… ¿Es que no se podía ver mal ni así? Yo estaba segura de que con mis pintas actuales más parecería un chucho de calle que una mujer.
Miré entonces la franela que él me ofreció. Con mi pequeña altura por lo menos estaba segura de que me cubriría más abajo de las nalgas y a pesar de mis pronunciadas curvas, él seguía siendo más ancho que yo, así que podría cerrarla sin problemas. Viendo la situación, era más de lo que podría pedir. Una de mis principales rarezas, se basaba en que no confiaba en la gente, así tal cual sonaba; no me gustaba quedarme aunque fuera un mínimo de vulnerable frente a nadie, fuera quien fuera.

Era una extraña manía que desde niña me había caracterizado y que me había causado más de una discusión con tipos que habían esperado encontrar algo más convencional y habían acabado sin pasar de la primera base, profiriendo mil maldiciones contra mí y contra mi extraña forma de ser. Y es que antes pasaría literalmente la noche helada que quedarme prácticamente desnuda y vulnerable frente a nadie durante toda una noche.
Sin embargo, tras lo que él dijo, terminé simplemente asintiendo con algo de irritación y adelantándome para agarrar la franela. Me moría de frío y siendo realistas, saliendo a la tormenta me predisponía más a ser capturada por un rayo o pillar una pulmonía que conseguir mi mochila negra. – Está bien. Supongo que me servirá. Además, no creo que duerma mucho. -le concedí con la boca seca cuando él se quitó la camiseta, llevando mi mano a mi coleta para soltar esta mientras me giraba, apartando mi vista de él.

Una vez que él se metió al baño a cambiarse y que pude poner en orden mis pensamientos, que al parecer tiritaban igual que yo, me apresuré a sacar la húmeda ropa antes de que él saliera. Aprovechando que él todavía no salía, me moví hasta dejar esta apoyada sobre una silla mientras terminaba de secarme y finalmente colocaba la franela sobre mi cuerpo. Alcé entonces mi mirada en cuanto él salió, esta vez retirando mi mirada de forma rápida de él. – Tranquilo, tu franela es bastante caliente, la verdad. – le reconocí con una mueca mientras me estiraba para agarrar mi Ipad de la mochila azul que sí habíamos cogido del coche. Tenía claro que no podría pegar un ojo con aquella tormenta, así que por lo menos trataría de avanzar algo en lo referente a lo que deberíamos hacer- Bueno, buenas noches, Bomer. -Dije después de esperar a que él se tumbase y de que de una vez acabase de taparse con la manta. Apagué entonces la luz de la mesilla tumbándome y dejando la habitación solo iluminada por el brillo de mi pequeño aparato electrónico.
De las apenas 12 de la noche… el reloj dio la 1, las 2, las 4:30h… y la tormenta seguía sin amainar y por lo tanto, mi sueño seguía sin aparecer.

Había tratado de trabajar, de escuchar música, incluso de apagar todo, pero seguía con los ojos como platos observando cada movimiento reflejado en la ventana y de las sombras reflejadas en la habitación. Rindiéndome ya al aburrimiento, me levanté de la cama, acercándome hasta el pequeño mini bar situado debajo del mueble de la habitación y sacando de este un par de chocolatinas y una barrita de cereales.

Justo cuando me volvía hacia la cama, fue que noté un pequeño movimiento a mi derecha, girándome para encontrar a Matt retorcido cual gusano en el sofá. Si pasaba muchas horas así mañana se moriría de dolor en la espalda.
Fue entonces que un pequeño remordimiento cruzó mi mente. Yo no estaba pegando ojo y no era demasiado justo que él que sí que quería por lo menos intenarlo, estuviera allá de esas formas. Suspiré mordiéndome el labio y acercándome a él. – Tss. Tss. Bomer. Eh. -Empecé entonces a llamarlo con pequeños golpes en su hombro.- Oyee. -Le dije ahora acercándome más y moviéndolo algo más bruscamente. - ¡MATT! ¡Despierta, oye!




FDR: Yatusabeeeh baby. Cool
Jjajajajaja amo a ese Matt. No me van los personajes típicos de telenovelaaa. Fus Fusss fueraaa de aquí xd Igual te digo con Demi. No esperaba menos de ella... no me esperaba que acatara todo sin más por supuesto jajaa
Nuestras chicas son de armas tomar.
Por cierto, perdón si me quedó medio corta BArbara jaja ya ves que tan pronto es medio burra como ahí ella babeando por el poli malo jaja
Pues bien, y tú reina mora?
Pd : Tengo la sensacion de que tenemos ritmos opuestos. siempre que estoy yo aquí no estás y viceversa.. que pacha aquí? jajaja
avatar
Mensajes : 1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You know i'm gon get ya, whatever it takes to get there ♥

Mensaje por youmakemeglow el Mar Nov 01, 2016 9:12 pm


DEMETRIA LOVATO.
Si trataba de repasar mis opciones concluía con que no tenía ninguna, es decir era obvio que no podía ir a mi apartamento, ni tampoco ir a casa de mis padres o alguna amiga, siquiera a casa de Theo, mi amigo digamos con derechos, nada, simplemente debía acatar los reglamentos de Liam y si él decía que por la calle de la derecha tenía que ser, bueno, por la calle de la derecha sería, pero Jesús, que difícil, que difícil era todo esto para mí. Esperaba que los que estaban detrás de esos asesinos estuviesen haciendo bien su trabajo, cuando ellos estuviesen tras las rejas yo sería finalmente libre y podría regresar a mi vida feliz, sí, lo deseaba con todo mi corazón. Suspiré abrazándome aún más, Santa mierda ¿Por qué hacía tanto frío? Cerré mis ojos por unos instantes imaginando un delicioso chocolate caliente que sólo mi madre podría preparar y las charlas que solía tener con mi padre sobre el clima, la política, la economía y toda conversación clásica que podían tener padre e hija, cosa que disfrutaba completamente, ser yo misma, simplemente eso. La voz masculina de Liam me hizo abrir los ojos rápidamente y ladeé con mi cabeza en su dirección para observar cómo se dirigía hacia mí con una humeante taza de ¿chocolate? Eso llegó a asustarme un poco, y no tanto por el hecho de que Liam Hemsworth me estaba trayendo una taza de café luego de algo bastante parecido a un berrinche, sino que Liam Hemsworth había prácticamente leía mis pensamientos. Observé casi con deseo la taza sobre la mesilla cerca de mi asiento. Una mueca de resignación apareció en mis labios.— Parece que ese es básicamente mi destino si no hago todo lo que dices —Respondí sin aguantar la tentación de agarrar entre mis manos aquella taza de chocolate, dios, como amaba el chocolate caliente en las noches de Otoño. Al escucharlo elevé mi mirada hacia él luego de beber un ligero sorbo a la taza en mis manos ¿Él me estaba declarando un acuerdo de paz o algo parecido? Elevé mis cejas con interés, esperando que terminara aquella propuesta. No podía creerlo, Liam estaba siendo flexible conmigo, pero no se lo haría saber, me haría la sorprendida y aceptaría sus propuestas.— Bueno, eso no suena tan mal, de hecho, me agrada la idea —Inquirí embozando finalmente una sonrisa suave, una que apenas levantaba mis comisuras. Él se adentró en la casa unos segundos y luego regresó con una de sus chaquetas en mano, no ya, en serio ¿Qué tenía ese café? Comprobé, con ese simple gesto cabelleroso de poner la chaqueta en mis hombros que Liam era más atento de lo que parecía y no, no como el atento y estricto agente policial, sino atento con sentido de caballero, no estaba segura si yo misma me explicaba, pero si me entendía.

Junté mis piernas cruzándolas en posición de indio y ahora más cálida con aquella taza de chocolate y la chaqueta en mis hombros me dispuse a observar la inmensidad de la ciudad de noche, un espectáculo que disfrutaba como si fuese la primera vez que lo veía. Giré mi vista hacia él al momento que comenzó a hablar. Sonreí débilmente elevando mis hombros, era bueno saber que al menos estaba haciendo las cosas bien. La sonrisa irónica en sus labios suavizó sus palabras y las encontré ¿Dulces? Sí, claro.— No esperaría hadas y mariposas de parte de Liam Hemsworth, eso ya lo sabía —Respondí con distracción y una sonrisa ligera reflejada en mis labios.— Eso lo sé, y realmente nunca lo pondría en duda. Escucha, sé qué haces todo esto porque tu trabajo es protegerme y tu trabajo es imprescindible hacerlo correctamente. No te juzgo por ello —Le dije ladeando con mi cabeza en dirección a su rostro observándolo tan sólo iluminado por las luces de la ciudad. Mientras continuaba hablando noté la suavidad en su voz por primera vez desde que lo conocía y asentí con mi cabeza ligeramente.— ¿Dices un deseo? Bueno, eso suena bastante atractivo, digo, si lo llamas “Deseo” es imposible rechazar la idea, siempre los deseos son… emocionantes —Observé su mano que se extendía hacia mía para tomarla y de aquella manera sellar aquella especie de pacto, así que extendí mi mano y la tomé.— Creo que ya siempre pregunto cuando lo necesito, eso no forma parte del trato —Manifesté con una sonrisa jovial. Solté su mano y acto seguido envolví mis brazos en torno a su cuello dándole un calido abrazo.— Gracias por ser tan comprensivo y perdona si soy un grano en el trasero que estalla y grita sin control. —Me separé de él cuando pude sentir que no estaba del todo cómodo con mi abrazo.— Lo lamento, fue impulsivo —Inquirí con mis mejillas ligeramente sonrojadas por la acción que había tomado. Luego entrecerré mis ojos e hice un mohín con mis labios.— Aunque no deberías sentirte incómodo, es más ¡Es un acto natural en las parejas! Más conmigo que soy efusiva, así que si tu andarás tocándome la cinturita en público, podré abrazarte sin previo aviso —Le dije elevando mis cejas con ironía. Me acomodé en aquella silla y tirité ligeramente del frío.— Las parejas también se conocen muy bien ¿no? Es decir, debo saber cosas básicas como: Comida favorita, color favorito, libro favorito, o… lugar del mundo favorito. Tranquilo, no hurgaré en tu intimidad, sé que eres un libro cerrado y lo respeto, pero al menos permíteme saber si el postre que prepararé mañana será de tu agrado y no es como que detestes la nuez moscada —Recité en un tono risueño buscando sus ojos azules en la oscuridad y observándolo tan fijamente como él me lo permitió.
avatar
Mensajes : 3073

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You know i'm gon get ya, whatever it takes to get there ♥

Mensaje por youmakemeglow el Mar Nov 01, 2016 9:48 pm


MATT BOMER.
Bueno, ella se lo perdía y aquél pensamiento causó en mí risa, claro, una risa que sólo dejé desarrollarse en mi subconsciente. Barbara era testaruda y gruñona y eso de alguna manera me resultaba refrescante, era divertido ver como su entrecejo se fruncía cuando algún comentario mío la sacaba de sus casillas. Y si lo mirábamos de ese ángulo, ella luciendo apenas una camiseta mía y con aquella expresión irritada era una especie de fetiche para mí. Sin embargo preferí callar y me deslicé en aquél sofá que esperaba y no tuviese algún resorte suelto, ya lo había dicho, los hoteles de carretera no eran precisamente famosos por ser muy cómodos. Ahí iban personas que no conducían de noche, o personas que estaban muy urgidas de matar pasiones antes de llegar a sus destinos, por eso esperaba no tener que escuchar gemidos incomodos al otro lado de la pared a media noche. Hice un gesto con mi mano cuando ella me deseo las buenas noches y estiré al cobija para arroparme, no iba a negarlo, estaba agotado y de esa manera el sueño no tardó en venir, de hecho, sólo pasaron unos minutos y ya yo estaba danzando en los brazos de Morfeo. Envuelto en la cobija con mi espalda torcida y mis pies recogidos para entrar en el sofá escuché mi nombre a lo lejos, pero ¿Estaba soñando? Sí, seguramente era producto de mi imaginación y de todo el cansancio acumulado, así que me arrullé en la cobija y volví a mi fase tres del sueño. Hundiéndome en algún sueño relacionado con un desierto sentí como agitaban mi cuerpo y un grito me hizo sobresaltarme. Barbara me estaba llamando. Ah, no estaba soñando. Me incorporé tallando mis ojos con recelo.— ¿Pero qué… qué mierdas sucede, Barbara? ¿Qué hora es? —Pregunté tomando mi celular y observando 4:30am ¡Aun podíamos seguir durmiendo! Además, afuera caía un torrencial diluvio.— Son las 4 de la mañana, Palvin, ve a dormir —Espeté soltando un bostezo y esperando que ella me diese una explicación de porqué me había sacado de mi fantástico sueño. Estiré mi espalda y sentí el punzante dolor.— Ah, joder ¿De qué hacen estos sofás? ¿Piedra, erizos, vidrios? —Balbuceé terminando de tallar mis ojos una segunda vez y me senté en la cama.— ¿Qué sucede, Barbara? —Pregunté elevando mi mirada hacia ella para poder observarla. Ella ahora tenía algo bastante parecido a las ojeras bajo sus parpados.— ¿Acaso no has dormido nada? —Pregunté frunciendo el ceño ligeramente. Fue entonces que la única luz que llegaba proveniente de la calle comenzaba a titilar y debido a la oscuridad de la habitación me percaté de la misma.— Que raro que no se ha ido la luz, esta lluvia es caótica —Comenté levantándome del sofá y caminando rumbo a la ventana, y fue como su tuviese lengua de brujo pies en ese preciso momento sonó una explosión bastante parecida a la de un transformador destrozado por un trueno y el apagón de luz lo acompañó.

Me mantuve de pie donde estaba pues la oscuridad ahora arropaba la habitación.—  Mierda, lamento haber dicho eso. Ojalá todo lo que dijera se hiciera realidad —Espeté con un tono sátiro y moví mis brazos intentando tocar algo que me indicase mi ubicación, simplemente no se veía nada.— ¿Barbara? —Pregunté caminando y finalmente choqué con el cuerpo de la castaña, la tomé por la cintura y me mantuve así de cerca de ella, casi sintiendo su respiración cerca de mi rostro. Sólo podía culpar a la ciega oscuridad. Casi pude sentir su cuerpo agitarse contra el simple tacto de mi mano contra la tela de aquella franela que ocupaba sus curvas. Estando tan cerca podía percibir el agradable olor a jazmines, que sólo ella podía emanar y fue… increíble. Joder— Lo lamento ¿Podrías alumbrar con tu ipad? —Pregunté y solté suavemente su cintura, ahí estaba de nuevo el picor que sentí cuando la vi vestir sólo aquella lencería de encaje. Sacudí mi cabeza sacudiendo con ella mis pensamientos inapropiados hacia Palvin. Finalmente obtuvimos algo de luz gracias al ipad de Barbara.— Por lo que veo no has pegado el ojo, y me estoy matando la espalda en ese sofá, así que con tu permiso dormiré un rato más en la cama —Le dije guiándome hasta la cama y deslizándome en la misma. No es como que andaríamos con el ipad alumbrando hasta que la luz del día apareciera o la luz regresara, aunque la segunda opción era casi imposible, un transformador sólo podía repararse con técnicos y con el cielo cayéndose era casi imposible que alguien viniese.— No te acostarás en ese sofá, Barbara. Ve —Agarré una almohada grande y delimité la mitad de la cama.— Una mitad será tuya y la otra la mía, fin. Ahora, acuéstate —Aquello sonó casi como una orden pero no me retracté, estiré la cobija y me acosté para intentar conciliar el sueño una vez más.



{JAJAJA, exacto.
Yaaa, me pasa demasiado, por eso amo a tu Liam es tan jaksja<33 y Matt también y jaksja, nuestros hombres son perfectos, ok? jaja, va y yo de Barbarita. Esto de la luz, la tormenta y la cosa me está fascinando, y Demi y Liam ahí en esa terraza es como romantico para los NO tortolos, eeeh.
Bieen, descansado de mi fase niñera, mañana estaré todo el día por aquí así que aprovechame bebé buahaha.
Yaa, es que creo que estamos a cada extremo del mundo, a juzgar por tu acento(?) jaja okno, pero si hay palabras que te delatan o eso creo, eres de ¿España? y bueno, yo soy de Venezuela y cuando tu duermes yo estoy despierta y cuando tu estás despierta yo duermo y así jaja. Y si a veces coincidimos creeeeeo (otra vez CREO) jajaja es porque o tu estas de madrugona o yo lo estoy, jajaja-
avatar
Mensajes : 3073

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You know i'm gon get ya, whatever it takes to get there ♥

Mensaje por Mangata_ el Miér Nov 02, 2016 12:07 pm

LIAMHEMSWORTH

 



Bipolar. Adjetivo que tantas veces me habían achacado las personas que realmente consideraba de confianza en mi vida. Podía pasar de una mirada serena y completamente tranquila a un estado alterado en el que difícilmente conocía a una persona que pudiera controlarme y luego, casi en un suspiro, volver a ser el Liam  Hemsworth del principio. Era consciente de mi forma de ser, era consciente de esa pequeña parte más oscura de mí a la que podría llegar fácilmente... sin embargo...
Ella tenía que ser mínimo 10 veces más bipolar que yo.

Y me desconcertaba hasta un punto en el que mi mente, acostumbrada a analizar metódicamente y de anteponerse a cada movimiento, no sabía cómo actuar. Había acudido a aquella terraza esperando llegar y verla envuelta en un mar de lágrimas, cuando ya me adapté a que no iba a ser ello lo que vería, me hice a la idea de que ella comenzaría a reprocharme de nuevo todo lo que había perdido y me dejaría muy claro que no habría solución que le hiciera más amena toda aquella situación. Pero no, ahora ella estaba sonriendo y actuando de una forma positiva y comprensiva. – eh.. bueno, pues está bien entonces que lo sepas…- respondí de una forma más bien dubitativa, buscando una respuesta algo más apropiada para ello y reprochándome de nuevo por esa pequeña duda, tan impropia de mí. – Realmente espero eso Demi. No sólo mi trabajo, si quieres comenzar a saber algo fundamental de mí, te diré. No soporto las cosas mal hechas o tan siquiera las cosas incompletas…no importa qué sea. Supongo que es una gran manía. -Manía que realmente era fundamental para mantener la estabilidad que tanto necesitaba en mi vida. Durante muchos años, el desenfreno, la locura y la falta de orden habían sido claves en mi vida… sabía que estaba donde estaba por mérito propio pero aun así, una vez que habías estado metido en ese mundo.. siempre seguías perteneciendo a él.

-De acuerdo. Yo fijo un objetivo, tú fijas un deseo si consigues cumplirlo. -Le dije no soltando si mano, adrede, disfrutando de mantener su pequeña mano entre la mía. Abrí la boca entonces de nuevo para proponerle el nuevo objetivo, cuando en apenas un pestañeo sentí sus brazo rodeando mi cuello y a ella acurrucada contra mí, dándome un abrazo. Carraspeé definitivamente incomodo con aquello. Una cosa para mí era un beso, una caricia, incluso un contacto algo más intimo, pero ¿un abrazo? Me sentí como el Grinch por aquello y agradecí que ella no tardase mucho en separarse. Aunque a decir verdad, quizá no agradecí demasiado que apartase aquél olor a melocotón de mí.
Puse los ojos en blanco entonces mirándola, sin poder evitar algo de diversión en ellos, esta vez viendo en ella la que intuía debía de ser de verdad Demetria Lovato. – Me pilló desprevenido, eso fue todo. -Dije ahora dándole un pequeño toque en su pecosa nariz con mi dedo índice. – no me sentí incómodo. -Recalqué con seguridad ahora dándole un pequeño sorbo a mi café. – No suelo ser muy dado a los abrazos, a decir verdad… Considero mucho mejor otros tipos de…contacto. Pero apenas te metí en todo esto, no te preocupes demasiado.
-Mmmm claro, de eso se trata. -Volví a mirar esta vez la ciudad rodeada por aquél magnifico cielo azul. – pero de momento no es tan importante. Mira, míralo de esta forma. A partir de ahora…vas a conocer personas que van a estudiar nuestra forma de ser juntos. Van a tratar de ver si cuando te toco reaccionas a mí o tan solo te limitas a dejarte llevar.  Mi forma de ser con la mujer con la que estoy, puede que sea algo diferente a lo que estás acostumbrada Demi… simplemente veo importante que tengas en claro ese detalle. Y por lo demás, esos detalles “básicos” , bueno, no demasiada gente conoce esas cosas de mí , así que no tienes que andarte preocupando por eso.
Viéndola tiritar ligeramente del frío, decidí que no iba a estar más allá. – Venga, o te abrigas como es debido o para adentro de la casa. La temperatura está bajando  bastante.- Dije mientras me acercaba a ella y de forma natural agarraba su taza de chocolate y con la otra mano su mano, haciéndola levantar y apenas sin darle una oportunidad de protestar metiéndola en la casa de nuevo, acompañándola hasta la puerta de su habitación.

Definitivamente después de aquella conversación, podía estar tranquilo de que ninguna tontería pasase por su cabeza y bueno, le iba a conceder un pequeño descanso de objetivos y tareas pendientes. Mañana la despertaría temprano y entonces ya nos encargaríamos de ello.
- Por supuesto que será de mi agrado. Amo cualquier cosa dulce que exista. No importa que lleve ni si es dulce hasta el empalago. -Añadí entonces de forma concisa y segura con una mueca. – Lo que me recuerda. Mañana traerán unas cosas que encargué para que cocines. Si escuchas algo, ignóralo, yo abriré.  -No pensaba darle más detalles de aquello, pero a pesar de estar a un 90 % de que sería el portero del edificio, tal y como habíamos acordado, sabía que también podría ser su sobrino y definitivamente aquél tipo no me daba ningún tipo de seguridad.
-Bueno. Por lo demás, descansa. Mañana te avisaré y empezaremos de nuevo con una nueva lección…- la miré entonces llevando mi mano a su nuca de una forma completamente natural,  la acerqué a mi, acercando mi boca a ella, desviándola en un último instante para dejar un casto beso en la parte baja de su mejilla, ese punto sensible cercano a la comisura de los labios.- Y seguiremos trabajando en esto. -Respondí con una sonrisa de lado, aunque sin dejar entrever ninguna emoción de más. – Buenas noches.

Y entonces me giré, de camino hacia mi dormitorio, con la sensación de que me había quedado algo pendiente con ella. Con la sensación de que no me importaría continuar aquella lección un par de horas más.
Pero no. Sabía lo que debía de hacer y definitivamente lo más sensato era ir a mi dormitorio, dejar rellenados los papeles de los últimos avances de ella y definitivamente irme a dormir.
Ya mañana por la mañana me encargaría de despertarla, de avisar al peluquero de la comisaría para aquella tarde y de que ella y yo realizásemos unas series de test de pareja, principalmente no tanto para conocernos, sino para dejar bien fijada nuestra coartada.
avatar
Mensajes : 1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You know i'm gon get ya, whatever it takes to get there ♥

Mensaje por Mangata_ el Miér Nov 02, 2016 1:15 pm

BÁRBARAPALVIN

 


LA envidia de ver el profundo sueño que él había conseguido me hizo fruncir ligeramente el ceño mientras trataba de despertarlo. ¿Es que acaso él podría dormir aún con un tsunami y sobre piedras? pensé con ironía. Totalmente opuesto a mí. Sólo un abismo de mal tiempo, sólo un pequeño ruido en la habitación o cualquier tipo de pensamiento que rondase mi cabeza podría causar en mi noche tras noche de insomnio. Era consciente de que eso causaba un efecto en cadena con mis problemas de migraña; a la larga el no dormir solo causaba que esa sensación de intenso malestar se acentuase, pero la verdad, me negaba a terminar tomando pastillas sin parar. Ya había tenido una referencia así una vez y la verdad, estaba más satisfecha con dormir menos y soportar algo más.

- ey..- dije sin poder evitar ahora una pequeña mueca divertida al verlo de esa forma. Realmente, para mí seguía siendo el Oficial Bomer. Aquél ante el cual se cuadraban prácticamente la mayoría de los hombres del cuartel…sin embargo ahora...con el sueño aun invadiendo parte de sus sentidos, definitivamente no tenía nada que ver. Hasta que ya entonces se orientó por completo, volviendo a su acostumbrad mal humor. ¿Siempre despertaría así? - No pasa nada -dije pasando de estar de cuclillas a dejarme caer en el suelo enmoquetado por un instante- y ya sé que hora es…- le dije poniendo los ojos en blanco, sabiendo que por suerte él no lo iba a ver. – pero justamente pensé…- me interrumpí con la pregunta de si había conseguido dormir, pasando a responder a aquello y no a porqué había decidido despertarlo a aquellas horas. - No. Pero aproveché y estuve haciendo algunas cosas. -Dije ahora frotándome los parpados con el dorso de la mano, levantándome y observando, apoyada ahora ligeramente en el brazo del sofá como él llegaba a la ventana. Y abriendo la boca espantada cuando la única posibilidad de que al menos pudiera conciliar el sueño durante aunque fuera media hora se esfumó tal y como si hubiera estado esperando la frase de Matt retándola a apagarse.

Sabiendo que quizá mi comentario fuera a ser demasiado ácido, apreté mi boca levantándome con un pequeño resoplido moviéndome de aquella zona. Por lo menos ahora, con la idea de poder trabajar en alguna cosa o de tan solo poner al día las actualizaciones de mi Ipad, me dirigí al sofá, decidiendo una vez más dejarle a su entera disposición a él la cama para que terminara de conciliar su sueño.

Pero ni un paso di cuando sentí sus manos en mi cintura, apenas separadas de mi piel por la franela, que de un momento a otro parecía estar hecha de papel de fumar. Sin darme mucho tiempo de pensar, más como un acto reflejo basado en no dar la espalda a nadie, me giré, ahora quedando de cara a él y acentuando la intensa sensación de aquél escalofrío bajando desde mi cuello por toda mi espina dorsal. ¿En qué momento me había planteado que eso era mejor idea? Tragué saliva de una forma quizá demasiado poco natural cuando gracias a Dios, el decidió soltar mis caderas, dándome ahora el espacio necesario para apartarme y para aprovechando la oscuridad presente, permitirme cruzar los brazos sobre mi pecho y posteriormente agarrando mi Ipad para iluminar su camino hasta la cama.

Vale, definitivamente yo era humana y no era algo raro que mi cuerpo hubiera decidido tocarme un poco las narices reaccionando como 10 veces más de lo que acostumbraba ante algo así. Así que con un leve movimiento de mi cabeza, olvidé aquella sensación, girándome para dirigirme de nuevo hacia el sofá. – Sí…por mí está bien, quédate la cama completita o mañana no podrás caminar por la espald…-me giré entonces, reaccionando irritada a su orden. - no es necesario de verdad.. no es que eso sea como una piscina de grande y yo bueno, pensaba hacer algunas otras cosas..
-pero definitivamente aquella no era mi noche, así que rindiéndome a lo que definitivamente era más lógico, giré yendo ahora hasta aquél colchón, dejándome caer en el como un peso muerto y volviendo a cubrirme con la cobija, disfrutando del calor que todavía permanecía en el interior de esta a pesar de no ser ese el lado en el que antes había estado tumbada.
– bueno ahora sí. Buenas noches otra vez, Bomer. -A pesar de la almohada que dividía aquel colchón en dos, claramente quedaba constancia de que pegado a ella había otra persona. Y aquella sensación me hacía sentir algo ¿alterada?
Una vez más, con los ojos como platos e intuyendo que él de nuevo se había dormido, me estiré, buscando en la mesilla las chocolatinas que antes había agarrada del mini bar. Buscando por lo menos alejar el aburrimiento de mí, me coloqué mis pequeños cascos, reclinándome más sobre el respaldo y mientras prácticamente engullía aquellos dulces, decidiéndome por ver un capítulo de la última serie a la que me había enganchado.





Jajajaja demasiado top. Lo sé. La verdad que sí... me encanta esos momentos de tensión que no pueden evitar y aaassh. Por supuesto que los vuelven locos. Y más que los volverán.
Ayyyy, ahora llegué yo y pienso estarme durante bastaaantes horitas. No sé si me da para aprovecharte mucho o ya nada más me dejaron las sobras de ti xd jajaja ¿aún sigues por aquí?
Exaaaactoooo querida Watson. Soy de españa, de ahí que cuando decidas aparecer yo ya esté en el 5 o el 7 sueño jajaja pero no problem. Suelo estar de madrugona bastante, además, ahora cambiaré mi horario un poco. Es más posible que coincidamos....o quizá no, para que te voy a engañar, nuestra relación es dificil. El sueño se interpone en nuestro destino xd

avatar
Mensajes : 1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You know i'm gon get ya, whatever it takes to get there ♥

Mensaje por youmakemeglow el Miér Nov 02, 2016 3:25 pm


DEMETRIA LOVATO.
Por supuesto y yo definitivamente no ponía en duda aquello, de hecho estaba al tanto, nada podía salirle mal o a medias a Liam Hemsworth y por eso él estaba tan atento y dedicado a toda esta situación que nos involucraba, entonces consideraba que después de todo y ser un libro cerrado estaba conociéndolo mejor y aquello me llenaba de una extraña sensación de satisfacción. Aquello no era una manía, como él lo llamó, aquello simplemente era pasión al arte y una vez más no podía culparlo por tal cosa, en el ámbito laboral siempre ibas a querer que todo te saliera perfecto y no, no existía el margen de error. No negaría tampoco que me pareció adorable cuando él negó que no estaba incomodo por mi abrazo ¡Sí! Lo consideré adorable, porque él era bueno mintiendo, pero a veces no del todo y yo era bastante consciente a juzgar por su personalidad que los abrazos afectivos no eran lo suyo.— Bueno, te ha tomado desprevenido como todo lo que has venido haciendo respecto al contacto físico conmigo. Así que estamos en la misma base —Comenté levantando mis hombros en un gesto inocente sintiendo aquél toque de su dedo en mi nariz, un momento ¿El realmente acababa de hacer aquello? Un gesto tan… natural e íntimo. Tomando de a breves sorbo lo que quedaba de aquella taza de chocolate escuché con atención lo que él tenía que decir respecto a mis preguntas y lo que abajo habíamos conversado anteriormente. Dudé un par de cosas mientras él continuaba dándome detalles de “Su forma de ser con las mujeres” ¿Acaso era un dominante? Oh, quizás un sadomasoquista, sí, sí, lo había leído en ese best seller de la británica. El pensamiento me causó incluso una especie de risa a mi subconsciente, no, no creía que Liam tuviese un “Cuarto rojo del placer” Eso era ridículo y yo ya estaba expandiendo demasiado mi imaginación. Supongo que cuando él hablaba de “Su forma de ser con las mujeres” Se refería a que era más intenso y posesivo, suponía, todo menos liberal con la mujer que decidía llevar de su brazo, y bien, yo podía aceptar eso, después de todo no es como que tuviésemos que demostrarle al mundo que sí teníamos relaciones sexuales o algo, con el simple hecho de mover una mano por aquí, otra por allá y seguir sus instrucciones estaría bien, imaginaba. Si era así, entonces si me creía capaz.— Ya, pero yo no seré las demás personas… seré tu novia, debería saber incluso cuando te cayó tu primer diente de leche —Inquirí dejando que de mis labios apareciera una sonrisa ladina sin dejar de observar la ciudad ante nuestros ojos. Que hermosa paisaje. Pensé distraída hasta que escuché como él se levantaba, sí, era cierto, comenzaba a hacer mucho frío. Sus dedos tomaron mi mano y me estremecí, y no precisamente del frío. Es algo natural, no reacciones como si te asustara. Me insistió mi subconsciente. Bajamos las escaleras de la terraza caminando rumbo a mi habitación.

En la puerta de mi cuarto me quité la chaqueta que él antes me había entregado y la coloqué en su hombro dedicándole una sonrisa de agradecimiento por ser tan atento. Elevé mis cejas insinuantes dejando que mis comisuras se amplificaran en una gran sonrisa.— Pues encantada de escuchar eso. Me gustará cocinar todos los postres que desees, en serio. Me agrada complacer el paladar de las personas —Respondí sintiendo una extraña sensación en la boca de mi estómago cuando él anunció que alguien vendría a traer un par de víveres para mis tareas reposteras.— ¿En serio? ¡Gracias! —Ignoré su comentario de no abrir la puerta, vamos, obviamente yo no sería tan tonta de abrir la puerta, desde que había llegado no había hecho nada imprudente… aún. Pude quizás reaccionar ante su tacto en mi nuca, pero no tuve tiempo ya su rostro estaba tan cerca del mío que mi boca prácticamente se secó, mis fosas nasales se llenaron de aquél aroma a gel de baño y café, era una mezcla simplemente embriagadora. Abrí mis ojos insegura de donde el pretendía llevar sus labios y finalmente aterrizaron en la parte baja de mi mejilla lo que provocó que cerrara mis ojos.  Cuando se alejó dejándome desarmada abrí mis labios para decir algo pero siquiera un balbuceo pude pronunciar. Desconcertada me adentré en mi habitación y llevé mis dedos hacia el área donde él había dejado aquél beso ¿Qué había sido eso exactamente? ¿Y por qué me sentía como una adolescente? Tonterías, fue sólo una atracción de momento, después de todo yo era mujer… y él un hombre atractivo. Era la naturaleza de los humanos ¿no? Sí, prefería pensar de aquella manera.

—¡Ayuda! ¡Por favor, necesito ayuda! —Exclamé con desesperación intentando zafarme del amarre en mis manos, aquello dolía y mi cabeza comenzaba a dar vueltas.— ¡Sáquenme de aquí! ¡Quieren matarme! —Gritaba desesperada escuchando pasos aproximarse. Era una habitación oscura, de paredes desgatadas y húmedas. Comencé a patalear mientras aquellos pasos se hacían más fuertes, luego parpadeé y ahí estaba el revolver en mi frente.

Desperté agitada al escuchar el despertador en mi mesa de noche y llevé una mano a mi frente la cual estaba empapada en sudor, ese tipo de pesadillas eran las que me tenían paranoicas. La noche anterior había sido tan reconfortante y aquél sueño lo arruinaba todo. Deslicé mis pies fuera de la cama y caminé rumbo al baño para darme una ducha. Al salir vestí jeans altos, un jersey gris y unas zapatillas negras. A pesar de la calefacción comenzaba a hacer frío y como no entrenábamos los viernes pues, quería usar algo casual para la visita de “mi estilista” Observando mi reflejo en el espejo me pregunté qué tanto podía hacer con mi cabello, estaba corto y no tenía muchas ideas para él. Salí de mi habitación rumbo a la cocina dejando escapar un extenso bostezo. Siquiera con el tiempo que llevaba aquí me acostumbraba a levantarme temprano.

avatar
Mensajes : 3073

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You know i'm gon get ya, whatever it takes to get there ♥

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 6 de 48. Precedente  1 ... 5, 6, 7 ... 27 ... 48  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.