Últimos temas
Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 0/44

what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Página 1 de 29. 1, 2, 3 ... 15 ... 29  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por agelessbloom el Lun Ago 17, 2015 3:54 pm


You don't know what it's like being in love with you. You know, when you and I were together, every single atom in my body told me that it was the right thing, that we were the perfect fit. And that kind of love it can change your whole life. And then when somebody who made you feel that way suddenly stops, the vacuum is just... unbearable.







As I was saying, he could never use you. You own him.
You should've seen the way he was looking at you while you were out.
Like you're the ocean, and he's desperate for drown.








demi+liam.                                


                             nina+ashton.



vania+ari
avatar
Mensajes : 2267

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por agelessbloom el Lun Ago 17, 2015 3:55 pm


DEMETRIA LOVATO.
Miré con atención la pantalla del televisor en la recepción, en tan sólo minutos debía salir y entrevistarlo a él, precisamente a él. Rodeé mis ojos mientras pasaba mis manos por aquella falda ajustada, estaba nerviosa, sí, un poco. Recordé más de una vez en las cuales Liam se me había insinuado y no me sentía bien por eso, él no, él no podía atraerme en lo más mínimo, era él, Liam Hemsworth, mujeriego estrella, el más buscado y deseado por las mujeres, selectivo y egocéntrico. La manzana de la discordia y yo hacia mi mayor esfuerzo por no caer en aquella redes, yo no sería una más del montón, yo no. Pero él estaba empeñado en mí, no entendía porque, no hallaba la razón, pero más de una vez se había acercado a mí oído, él tenía un objetivo y yo no iba a permitir que consiguiera ese objetivo, simplemente no. Mordí mi labio inferior cuando una de las chicas de producción retocó mi maquillaje.—Demi, sales en 5 minutos—Asentí con mi cabeza y pasé una mano por mi cabello. Era imposible no sentirme nerviosa, su voz era ronca, deseosa, aquél acento australiano, madre mía, se te metía por los poros, su sonrisa ladina, su mirada penetrante, unos ojos increíblemente azules. Tenía que controlarme, tenía que evitarlo, la entrevista era breve, y luego sería libre. No negaría en lo absoluto que aquél hombre, sí, era increíblemente irresistible y yo tenía una cierta debilidad con él, quizás él nunca se había dado cuenta, pero lo cierto era que sólo mirarlo a los ojos hacía que mis piernas flaquearan, pero yo no era de aquellas que le daba la libertad a un hombre de saber lo que pasaba por mi mente, él nunca sabría lo que mi mente reproducía cuando lo tenía cerca, porque de ser así él podría aprovecharse de la situación. Él punto era que mientras tuviera mi voluntad y sentido común activo él no podría llevarme a la cama, no diciéndome palabras dulces al oído, llenándome de esa labia que tanto lo caracterizaba, eso no iba a funcionar conmigo. Miré el pequeño folleto que yacía en mi mano, Liam correría contra el mejor de Inglaterra, Thomas Jacobo era el mejor corredor de fórmula uno hasta el momento en esta temporada e iba a la par con Liam, ambos peleaban por el primer lugar, hoy se definía, entonces ¿Cómo saber quién ganaría? Mi sentido común me decía que sería Thomas, Liam era sólo un fanfarrón que lo único que hacía era alardear su éxito, él debía a veces aprender a callarse la boca. El resumen de la temporada acabó y miré el televisor una vez más, bien, era mi turno de entrevistar a Liam.

Moví mi cabellera a un lado y caminé a través del marco de la puerta rumbo a mi lugar de encuentro con Max. Los asistentes de producción me guiaron hasta que finalmente llegué a una parte especifica de las gradas, donde yacían dos sillas, me senté en una de ellas y miré al camarógrafo, sentía que mi rostro de nerviosismo era muy notorio así que embocé una sonrisa leve cuando el cuerpo de dicho australiano atravesó el lugar sentándose en la silla junto a mí. Escuché como sus labios pronunciaban mi nombre, demonios, parece que practicaba como decirlo y que sonara increíblemente bien. Las palabras del camarógrafo resonaron en mi cabeza y supe que ya estábamos grabando, era en vivo.— Liam Hemsworth, un placer para mí realizar esta entrevista —Articulé embozando una sonrisa, quizás demasiado falsa para mi gusto. Empezó la entrevista y sorprendentemente él se mantenía al margen de mis preguntas, sin coqueteo, sin intenciones ocultas, él era todo un profesional, corredor de carreras y actor, o quizás yo ya no le interesaba como antes y eso debía alegrarme ¿no?. Las preguntas acabaron y con ello la entrevista, las cámaras se apagaron y suspiré de alivio levantándome de aquella silla plegable. Acomodé mi falda con la intención de darme la vuelta y salir de allí.
avatar
Mensajes : 2267

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por agelessbloom el Lun Ago 17, 2015 3:57 pm


ASHTON IRWIN.
Karma. Era el único nombre que le podía poner a todo esto. Era curioso pensar que hacía sólo un año paseaba de la mano con aquella morena por todo el lugar, ahora tenía que verla con aquél tío. Podía agregar a todo esto una frase sufrida de ¿Qué hice para merecer esto? Pero sería demasiado, y tampoco usaba ese tipo de expresiones en mi vocabulario, pero una cosa si debía admitir, al menos para mí mismo y es que lo que sentía al verla con él era quizás la sensación más desagradable que jamás hubiera experimentado. Cuando la conocí llevaba una sonrisa en su rostro, justo la sonrisa que me enamoró de una manera que apenas podía describir. Tenía aquella misma cabellera oscura, caía hasta su cintura y llevaba simples tenis y chaqueta de cuero, ese estilo despreocupado y poco refinado que de alguna manera me volvía loco. Ella era la chica con la cual quería amanecer por las mañanas, el primer rostro que quería ver al despertar. Observar su cuerpo pasearse por la habitación desnuda mientras me reclamaba por no haberme levantado, por lo tarde que era, porque teníamos que desayunar e ir por las compras, ese tipo de cosas rutinarias que las parejas hacían y eran cotidianas y agradables. Pero ese un punto que fallaba en el asunto. Ella y yo no aplicábamos en las parejas cotidianas. Apreté mis puños, seguido de mis labios y supe que estaba lo que le seguía a tenso. Los recuerdos de hacían un año me llegaban a exasperar, sacar de control, como si fuese imposible encontrar la manera de organizarme emocional y mentalmente. Recuerdo su llanto, sus suplicas, ella pedía que todo cambiara, que fuese normal, que nos escapáramos y encontramos una paz interna que no estaba seguro de poder conseguir, porque cuando te metes en esto salir es prácticamente imposible. Complacer a la mujer que amas a veces es más difícil de lo que crees, porque no es algo que se base en su felicidad o en la tuya, sino en algo mutuo. Y cuando no hay un arreglo mutuo y estás metido hasta el cuello en acuerdos retorcidos lo mejor era dejar ir a ese ser amado y sólo pensar en su felicidad. Ser amigos era la única solución.

Corrí la cortina para dejar de ver por la ventana y seguir torturándome con aquello. Era masoquista, incluso. Me paraba todas las malditas mañanas en mi ventana a ver como ella iba y venía con aquél tipo. Que enfermo. Me giré sobre mis talones y tomé las sabanas entre mis dedos para luego halarla y dejar expuesta la desnudez de aquella despampanante pelirroja que yacía en mi cama.— Es hora de que te vayas, Allison —Espeté tomando mis pantalones y deslizándolos por mis piernas, acto seguido tomé la ropa de la pelirroja y la aventé sobre la cama.— No esperaré por ti todo el día, tengo cosas que hacer. Muévete —Gruñí buscando en mi armario alguna camisa. Escuché sus quejidos, más venidos del sueño que de la realidad. Una cosa era segura, ella se iría sin decir ninguna propuesta concreta, sabía cómo era esto y lo sabía desde hacía ya varios meses.—¿Me llevaras a mí casa?—Preguntó terminando de deslizar su vestido por su esbelto cuerpo.— Tomate un taxi —Le dije mientras lanzaba un par de billetes sobre la cama. Me crucé de brazos y observé como los tomaba a regañadientes, sólo esperaba a que se fuera. Antes de considerar irse de acercó a mí y buscó con sus labios mí boca.—Llámame si necesitas compañía—Luego de un guiño de ojo dio vuelta sobre sus talones y abandonó el lugar. Lo siguiente que oí fue la puerta del departamento. Deslicé una mano por mi cabello, frustrado y poco satisfecho con todo lo que me rodeaba. Tomé mi móvil, llaves y cartera y me dispuse a salir de mi apartamento, escaleras abajo. Ahora frecuentaba más el restaurant de desayunos en la esquina. Por la razón más lógica, ella estaba ahí, cada mañana, después que su Romeo la dejaba para irse al trabajo. Embocé una sonrisa cuando los campanas de la puerta sonaron y me deslicé en el asiento de siempre.— ¿Otra vez Hot cakes, no es mucha miel cada mañana? —Pregunté tomando un tenedor y picando un trozo para luego llevarlo a mi boca y poder saborear aquella exquisitez. Mis ojos se encontraron con los suyos y ahí estaba de nuevo aquella calidez y alegría. De pronto la frustración había desaparecido.
avatar
Mensajes : 2267

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por agelessbloom el Lun Ago 17, 2015 3:58 pm


NINA DOBREV.
Mi semblante cambió en seguida cuando Nat soltó que debía irse, antes de que ambos termináramos nuestro desayuno... como de costumbre. Sabía que no estaba en pie de juzgarlo, estaba terminando su carrera de ingeniería y esta pasantía que había obtenido, apesar de ser un dolor en el trasero, era una gran oportunidad para su futuro, y además el dinero es bastante bueno. —Lo siento, cielo —Musitó con una expresión triste en su rostro. No seas exigente, es su futuro; susurró mi voz de la razón y posteriormente, asentí con una forzada sonrisa en mis labios. —Yo entiendo —Respondí con un tono cálido, intentando de que él no se sintiese culpable debido a su gran trabajo que nos hacía pasar tanto tiempo separados. Y eso que, ni siquiera he retomado mis estudios en la universidad, congelé en mi tercer año de medicina hace algún tiempo y aún no he tenido la disposición de volver, pero eventualmente lo haré, lo sabía. Nat sacó su billetera, para buscar unos billetes de esta y dármelos, ni siquiera intenté en negarle la acción porque sabía que sería una batalla perdida. —Saldremos a cenar el fin de semana —Dijo antes de besarme, y finalmente, marcharse fuera del recinto dejándome a mi deriva con la mera compañía del plato de hot cakes que yacía al frente de mí. Mi mirada se clavo en este, luciendo menos apetitoso que unos momentos atrás y por inercia llevé mis manos al rostro, cubriendo mis ojos y soltando un suave resoplido. No obstante, una voz bastante familiar me hizo dar un respingo en sorpresa, haciéndome quitar en tiempo record mis manos y dejándome a la vista el castaño claro que era el comienzo de todos y cada uno de mis problemas. Mi organismo respondió en seguida con una ansiedad que solamente él podía provocar ¿Qué era lo que hacía aquí? Nat podía devolverse en cualquier minuto y... Bien, totalmente pillada, mi novio actual no tiene idea de mi ex novio, nuestro tormentoso pasado y que prácticamente es un criminal. Tampoco es un tema que deberías hablar, no hasta que fuese completamente necesario; y hasta ahora, creánme, no lo era. Ashton en lo que a mí concierne, ya no existía en mi vida, así era mejor para todos. O al menos para mí.

Mi mirada se posó en su sonrisa socarrona tan propia de él, mientras seguía masticando un pedazo de mi desayuno el cual había tomado con el mismo tenedor que yo usaba hace unos momentos; y casi pude sonrojarme al pensar eso. Traía su cabello despeinado y sus prendas tan características de él, como queriendo protagonizar un re-make de "Rebelde sin causa". Todo lo contrario al sobrio y serio Nat. Habíamos perdido el contacto cuando terminamos, pero no sé como ni por qué hace unos días había vuelto a entrar en mi vida sin ningún tipo de permiso. —¿Qué haces aquí? —Exclamé frustrada de una vez por todas, cuando mis neuronas quisieron hacer sinapsis para poder pronunciar palabra. Miré a mis alrededores, casi sintiéndome como una adúltera teniendo un encuentro secreto; pero Nat no podía enterarse de él, no ahora. —Debes dejar de seguirme, estás actuando como un acosador —Añadí duramente, y es que estaba enojada, no lo quería en mi vida; ni como amigo, ni como conocido, ni nada. Ashton solamente sabía causar problemas, y entre más lejos estuviese de mí, mejor. Era un traficante, y eso, poco a poco estaba arruinando todo lo bueno en su vida; y se lo dejé claro mil y un veces. Por eso es que quería mantenerme alejada de él ¿No dije que era el comienzo de todos mis problemas? No fue en vano. Era joven, él era emocionante y peligroso, creía que estaba enamorada... Estaba enamorada, y finalmente, todo se salió de control, arruinó mi vida. Y no estaba siendo exagerada, solamente estaba muy resentida con él y no creo que eso sea un sentimiento que se marchase con facilidad. —Bien, de todas formas ya no tenía hambre —Rodeé mis ojos y me levanté de la acolchada silla, con la mirada del castaño claro puesta descaradamente sobre mí. Cogí el dinero que Nat me había dado con anterioridad y lo dejé encima de la mesa— Puedes terminarte eso por mí.—
avatar
Mensajes : 2267

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por agelessbloom el Lun Ago 17, 2015 3:59 pm


LIAM HEMSWORTH.
Las palabras de mi representante aún se reproducían en mi psique como si de una armoníosa melodía se tratase. —Antes de la carrera, Demi Lovato va a entrevistarte ¿Tienes algún problema con eso? —Y diablos que no lo tenía. Comprenderán que en nuestras profesiones, tarde o temprano, terminaríamos encontrándonos; y siempre me ha agradado tener esos fortuitos, pero desafortunadamente cortos, encuentros con la adorable castaña de piernas largas, la cual finalmente podría tener a mi merced en una relativamente privada entrevista. Y no me extrañaba que fuese de ella quién se tratase, es el evento más importante del año en las carreras de fórmula uno y yo soy el protagonista de este -en parte, pero vamos, sabemos que finalmente yo era el captador de atención aquí-, claramente querrían escoger a la mejor para hacerme una acalorada entrevista. O a la más caliente, no lo sé. El punto es que, veía venir este agradable suceso que finalmente estaba dando su curso, con la condenada chica que se ha hecho de rogar desde el primer momento en que puse mis ojos en ella. Un par de palabras, una sonrisa coqueta y un guiño no servían con ella, como si fuese inmune a mis encantos; pero también comprendía que Demetria era una chica inteligente, y debido a su trabajo, ya debe tenerme fichado en su lista de "Noches que jamás sucederán". Sin embargo, yo amaba los desafíos... finalmente, soy un corredor de fórmula uno ¿Recuerdan? La castaña era como esta carrera, la más importante; la que anhelaba ganar y saborear de todas sus maneras posibles su dulce truinfo. Y vaya que lo haría. Tarde o temprano terminaría cediendo, la atracción entre ambos era mutua, puedo percibirlo, y no, no lo decía de soberbio. —Liam, ya te están esperando, joder —Me regañó mi representante, haciéndome apresurarme en respuesta. No quería hacer esperar a la bella chica, ansiaba volver a encontrarme con sus ojos chocolate que implícitamente rogaban por un poco de diversión.

—Demetria —Musité con un tono bajo y profundo, una vez que llegué a su lado. Tan candente como te recordaba, añadí en mi libidinosa imaginación. Y eso era cierto, esta mujer expulsaba sensualidad por sus poros; pero no de una manera vulgar, era algo que la hacía distinta. Una inteligencia sensual, un cuerpo de infarto, un cabello de estrella porno y rostro de ángel, era una condenada. Su profesionalismo no dejó que los nervios le jugaran en contra, y no estaba sorprendido ¿No dije que era la mejor en esto? Así que bien, debería comportarme a la altura, ignorando la creciente tensión sexual que se formaba entre ambos y llevando a cabo esta entrevista de una forma natural. Hasta que finalmente concluyó, las cámaras se apagaron y ella levantó su bello cuerpo para darme una vista completa del mismo. —Demi, hey, espera —Hablé dando un par de zancadas, para encontrarme cerca suyo. No sabía con claridad el por qué la estaba reteniendo, pero solamente quería hacerlo. La castaña se giró, mirándome expectante y lo único que atiné a decir fue: —¿Me aceptarás una cita ahora? —Enarqué una ceja al mismo tiempo que le daba una media sonrisa, para que ella pusiese esa expresión de rechazo que veía venir totalmente. Una suave carcajada salió de mis labios, y de un momento a otro, una metafórica ampolleta se encendió en mi cabeza. La analogía de la chica y la carrera, ahora todo tomaba sentido. —Hagamos esto... Comprenderás que esta es la carrera más importante que he tenido ¿Cierto? Y no engañemos a nadie, claramente la ganaré —Hice una pequeña pausa y relamí mis labios para darme el lujo de recorrer sus curvas con mi mirada— Si lo hago ¿Aceptarías finalmente a este pobre diablo? Ambos salimos ganando, si es que pierdo, prometo que ya me daré por vencido en intentar conquistarte —Solté con una pizca de diversión y sin pudor alguno, haciendo que ella elevara sus cejas sorprendida en respuesta. La castaña vaciló unos momentos para darme su respuesta, y los pequeños segundos de incertidumbre me estaban matando. —Hemsworth, debes salir —Se escuchó una voz de algún personal, rodeé mis ojos y volví mi atención a ella. —Lo tomaré como un sí —Le di una última sonrisa y me marché del lugar, con la adrenalina recorriendo mis venas. Claramente, ahora tenía una doble motivación para ganar esta carrera, y sin lugar a dudas, lo haría.
avatar
Mensajes : 2267

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por agelessbloom el Lun Ago 17, 2015 4:01 pm


DEMETRIA LOVATO.
Tenía el presentimiento de que algo así pasaría. Apreté mis labios muy suavemente al escuchar de sus labios salir mi nombre acompañada de aquella frase. Había algo en los hombres que no se rendían, como también en las mujeres como yo que se resistían. Alguien tiene que ceder. Murmuró mi subconsciente mientras finalmente me daba la vuelta encontrándome con aquellos increíbles ojos azules, debía admitirlo, tenía una mirada hipnotizante y ni hablar de aquella forma en que sus comisuras se levantaban mostrando una sonrisa de infarto. Elevé mis cejas de forma expectante esperando que hablase. De mis labios no salió palabra alguna, podía esperarme cualquier cosa. Entonces finalmente lo dijo, bien, era la primera vez que formalmente me invitaba a salir, desde que nos habíamos conocido él siempre insistía con frases prefabricadas, esas que se usan con las promotoras que salen casi desnudas frente a la mayoría de los corredores. Entonces ahora me encontraba sorprendida, él me estaba pidiendo una cita. Embocé una sonrisa, una que ocultaba un par de intenciones personales. Una parte de mí quería negarse, pero otra simplemente aceptarlo ¿Qué podía perder? Dignidad. Me insistí a mí misma. No sabía exactamente que expresaba mi rostro, suponía que mis facciones tenían una ligera expresión de rechazo, pero al verlo soltar aquella carcajada abrí mis labios tomando algo de aire para poder decir algo. Pero su propuesta detuvo mis palabras y cuando acabó deslicé mis comisuras hacía arriba sonriendo con ironía.— Cuanta modestia, Hemsworth —Mascullé sarcásticamente. Me enderecé y asentí con mi cabeza mientras clavaba mi mirada en su rostro inmaculado. Fue ahí cuando sentí su mirada recorrer sin descaro lo que seguía más debajo de mi cuello. Humedecí mis labios y lo observé interesada en lo que proseguirían sus palabras. Elevé mis cejas evidentemente sorprendida por lo que acababa de proponerme. Era tentador, sí, como negarlo, pero ¿Cuál de las dos cosas era lo que más deseaba? Una vez más dos parte paralelas de mí se peleaban por saber quién tenía la razón. Vacilé, no muy segura de aceptar, pero lo que siguió luego fue muy rápido y él asumió mi respuesta con una sonrisa triunfante. Negué con mi cabeza en un gesto distraído. Todo acababa de pasar muy rápido.— Siempre te sales con la tuya —Espeté para mi misma. Una voz femenina se inclinó hacia mí y al girarme noté que era Ronnie, la maquilladora.—Yo estaría deseando que gane la carrera—Fruncí el ceño y rodeé mis ojos para alejarme de allí.

De pronto comencé a sentir una inexplicable adrenalina en mis venas, como si fuese yo la que estuviese en aquél momento en los pits preparándome para entrar a la carrera. Caminé a grandes zancadas hasta llegar al stand de ESPN donde me acomodé en la silla más cercana. Sentía latir mi corazón muy fuerte y el latido aumentaba a medida que todo se movía ante mis ojos. Los autos estaban ya en la línea de salida y observé el automóvil rojo de Liam, casi podía observar su sonrisa desde donde estaba. Una gota de sudor se deslizó por mi frente y apreté mi boca. Debe ganar. Murmuró mi lado más deseoso. Debe perder. Murmuró al mismo tiempo mi sentido común. La bocina sonó con fuerza, retumbando mis oídos y la carrera comenzó. Desvié mi vista de la pista para fijarla en la pantalla donde sentía que todo era más irreal ¿Por qué lo tomaba todo tan apecho? Podía negarme, él no podía obligarme, pero estaba segura que no quería que fuera así. El tiempo pasó demasiado rápido, más de lo que hubiese querido y la segunda vuelta comenzó. Thomas iba a la par de Liam, uno pasaba al otro y así, una y otra vez. Sumando cada vez más adrenalina a medida que lo minutos avanzaban y que Liam tomaba ventaja. Apreté mis manos en respuesta a la ansiedad y la bandera apareció en la meta. El carro que cruzaba la misma era de color rojo y sólo había uno en la pista. Él había ganado.
avatar
Mensajes : 2267

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por agelessbloom el Lun Ago 17, 2015 4:01 pm


ASHTON IRWIN.
Describir cómo me sentí al momento de escuchar su rechazo no era posible. Quizás esperaba una respuesta un poco más amistosa, aunque sabía que ella no correría hasta mí y rodearía sus brazos en mi cuello mientras dábamos vueltas por los aires riendo de felicidad. Una parte de mí se sintió herida, una que era más que el orgullo. Después de pasar tanto tiempo sin vernos sólo quería estar cerca de ella, pero parecía que sus planes eran otros y no la juzgaba. Me fijé en su actitud, nerviosa y paranoica, mirándolo a los lados como si alguien estuviese a punto de sorprendernos, como si nos fuesen a descubrir ¿Quién? Aquí nadie sabía quién era yo.— ¿Un acosador por venir y saludarte? Eres tú quién actúa como si te estuviese acosando. Cálmate Nina, no pienso secuestrarte si es lo que piensas —Murmuré dejando el tenedor sobre la mesa, estaba vez de mala gana. Tomé aire, todo el que pude, llenando mis pulmones de aquél aroma fresco que ella desprendía mezclado con el olor a café recién hecho. Justo como lo recordaba hace un par de meses. Ella se levantó de la silla con la firme posición de irse. La seguí con la mirada, esperando que ella volviese a sentarse o algo por el estilo, cosa que por supuesto no iba a suceder.— Nina, por favor —Comencé diciendo. Me levanté cuando aquella última frase salió de sus labios y la miré fijamente.— ¿Podemos hablar? Sólo unos minutos, por favor —Volví a pedir esta vez con un semblante más serio. Verla con aquella actitud defensiva causaba en mi sentimientos y emociones que eran bastante negativos, y no hacía ella, sino hacia mí mismo. Mi mirada buscó una vez más la suya, tratando de encontrar aquella tranquilidad que me transmitían y por supuesto el amor que una vez vi en ellos. Pero al momento de mirarlos me encontré con algo un poco más sombrío, algo que bloqueaba cualquier sentimiento y sentí un evidente escalofrío recorrer mi espina dorsal ¿Tan rápido la había perdido? Suspiré largamente y tomé su brazo cuando intentó irse.— Sólo necesito que me escuches, luego podrás irte y prometo no seguirte más —Mentí, prácticamente, pues era consciente de que aquello no iba a suceder. Vi la evolución de sus facciones, esperando impacientemente que ella aceptara y cuando relajó su cuerpo y asintió suavemente le dediqué una sincera sonrisa.— Salgamos a caminar —Tomé su abrigo que yacía en el espaldar de la silla y se lo entregué.

Las calles eran medianamente transitadas, nada brusco, pero tampoco solitarias. Introducí ambas manos en los bolsillos delanteros de mi pantalón mientras caminábamos por la acera. Tomé aire, buscando las palabras correctas antes de decir cualquier tontería. Me conocía, y más entando con ella, solía ser demasiado imprudente y con imprudente quería decir que nunca pensaba lo que decía, es como si el filtro que conectaba mi cerebro a mi boca desapareciera.— Me gustaría saber qué es lo que está pasando por tu cabeza —Comenté con vehemencia deslizando mi mirada sobre la suya, buscando algún indicio de aceptación. No quería que me rechazase, no la estaba acosando… sólo, quería saber de ella, pero de su propia boca, claro, sabía prácticamente todo. Humedecí mis labios suavemente y una vez más suspiré, era obvio que lo estaba usando en defensa contra mi ansiedad.— Quiero que sepas que no estoy aquí para acosarte, no es mi intención en primer lugar y tampoco quiero que pienses de esas manera. —Expliqué levantando mis hombros en un gesto sincero e inofensivo. Ella tenía una imagen de mí y no iba a juzgarla, pues yo mismo había sido el culpable de haberle perdido, fui yo el que con acciones la empujé fuera de mi vida, pero, como eso, jamás la obligué a permanecer el tiempo que estuvo a mi lado, entonces ¿Qué había cambiado? Miré al frente sintiendo la ligera brisa rozar mi rostro.— Estoy aquí por respuestas. No dejo de dar vueltas en la cama, Nina, reprochándome un montón de cosas y preguntándome al mismo tiempo ¿Qué paso? —Mascullé suavemente dirigiendo mi vista hacia su rostro una vez más. Era un descaro preguntar aquello y esperaba no recibir una cachetada de su parte, quizás me insultaría y me pediría que me alejara de su vida nuevamente, quién sabe. Pero una cosa si era segura, en el lugar que ella se escondiese, yo la encontraría.
avatar
Mensajes : 2267

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por agelessbloom el Lun Ago 17, 2015 4:02 pm


NINA DOBREV.
No estaba siendo inmadura, al menos, no desde mi punto de vista. Es decir, claramente luego de un término no querrás volver a ver a tu ex pareja, por algo terminaste con él ¿No es así? Sin embargo, Ashton al parecer no captaba el mensaje. Y ya teníamos un largo camino por detrás, lo conocía lo suficiente como para poder adivinar que no dejaría de molestarme hasta que le concediera su propuesta de ir a conversar sin que quisiese lanzarle algún zapato en la cabeza o, en su defecto, molerlo a golpes. Solté un sonoro resoplido a la par que rodaba mis ojos y finalmente, terminé yéndome por el camino de la paz. —¿Acaso tengo otra opción? —Le contesté resignada, luego de que terminara con su petición que estaba segura que incluso él se había fijado que no me caía para nada bien. Entonces, eso hicimos, nos dirigimos hasta la salida del establecimiento para dar curso a una caminata que no tenía destino en totalidad; mientras reinaba un silencio incómodo y sepulcral entre ambos, hasta que Ashton de una vez por todas decidió hablar. Quizás esperaba que yo dijiese algo primero, sin embargo, él era quién quería hablar... no yo. Yo estaba absolutamente bien con esto de actuar como si no nos conociésemos. Pero bien ¿En qué estábamos? Ashton comenzó a hablar, y de un momento a otro, nuevamente sentí que la ira embargaba cada uno de los recovécos de mi cuerpo, como si fluyera líquida por mis venas llegando a todos los lugares; simplemente él podía causar eso, y no pretendía caer en un abismo nuevamente, ni seguir actuando como la chica que era cuando estaba enamorada de él. Había cambiado... Pero era Ashton. Dejándome nuevamente en claro que podía ser capaz de revolotear como se le diese la gana mi parte racional, y sacando a flote emociones de mi interior que estaba segura que no tenía. Así que, cuando hizo su última pregunta, lo único que atiné a hacer fue enterrar mi dedo índice en su pecho bruscamente, intentando intimidarlo de alguna manera; haciéndole notar que tenía la rabia a flor de piel.

—No digas que no sabes que pasó, Irwin. Todo quedó bastante claro la última vez que nos vimos —Mascullé entre dientes, con mi mirada puesta en la suya; intentando respirar con tranquilidad porque si no me relajaba en este momento, lo más seguro es que terminaría golpeándolo al frente de todo el mundo. —Y si no lo tienes claro, se acabó. No hay nada más que explicar, simplemente aléjate de mí. Prometiste dejar de seguirme si te aclaraba las cosas, ya lo estoy haciendo... Así que, eso es todo —Su expresión me dejaba en evidencia lo confundido que se encontraba en este momento. Sin embargo, creía solemnemente que estaba haciendo lo correcto ¿Qué respuestas quería? Era un idiota, esa era mi respuesta. —Tengo novio y no quiero ser tu amiga —Añadí con un tono duro finalmente. Y bien, ahí la culpa me había llegado un poco; porque me di cuenta que en el momento que esas palabras salieron de mi boca, quise retirarlas. Ashton era mi primer amor, por mucho que quisiese negarlo, por mucho que me hiciera creer a mi misma que solamente fuimos un pequeño error del destino que no estaba destinado a ser. Suspiré pesadamente, y mi mirada se suavizó al sentir la suya herida puesta en mí ¿Por qué, de todos modos, tenía este tonto efecto en mí? Recuerda, lo odias. —Ashton, estaba enamorada de ti y tú no pudiste escogerme. Siento si quiero empezar una vida sin ti... Pero la verdad, es que no podría empezar de cero contigo en ella —Confesé sinceramente, sintiéndome de un momento a otro bastante pequeña. Pero era cierto, no podía comenzar una vida normal si seguía con Ashton en ella.
avatar
Mensajes : 2267

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por agelessbloom el Lun Ago 17, 2015 4:02 pm


LIAM HEMSWORTH.
En el momento que dejé a la castaña a la deriva, pude sentir como la adrenalina se hizo presente en mi organismo casi por inercia. Quizás me había añadido un peso más a mis hombros asumiendo la carga que sería esta nueva carrera, es decir, es la más importante de la temporada y si la gano, sería reconocido mundialmente y tendría una cita con la chica que se ha rehúsado una y mil veces a dejarme llevarla a la cama. Arreglé mi equipo, para luego adentrar mi cabeza en el gran casco blanco y azulado mientras escuchaba como el presentador comenzaba a calentar el ambiente con rellenos irrelevantes y una que otra publicidad de alguna automotora que nos auspiciaba. —A sus posiciones —Escuché decir a uno de los referee que se encontraba tras bambalinas. Joe, mi representante me dio unas últimas palabras de aliento antes de que saliera a escena; y no voy a mentir, por primera vez en toda mi trayectoria me sentía levemente nervioso e inseguro. Mierda, quizás no debería haber tenido esta tonta apuesta con la candente Lovato, es decir ¿Sería capaz de no seguir intentando meterme entre sus piernas? Prácticamente, parecía ser involuntario que lo hiciera cada vez que sus potentes ojos se posaban en mí, mandando un deseo infernal sin siquiera proponérselo. Pero bien, no pensaré en eso, ganaré la jodida carrera y todo será perfecto. —Suerte, tío —Musitó Thomas con una sonrisa genuina puesta en sus labios, dejándome con la obligación de sonreír de vuelta y asentir en respuesta. —También —Respondí con nada de fialidad en mis palabras, por lo que a mí me concernía, el tipo podía tener un maldito accidente y si eso se reducía a que yo era el ganador, estaba bien con ello. Me adentré en mi vehículo, todo mi personal se encontraba con el alma en un hilo antes de que dieran la partida y, para que mentir, yo igual. Sin embargo, no dejaría que eso me jugara en contra, tenía que pensar simplemente en la recompensa que le seguía. Así que bien, debía relajarme. Hasta ahora, estaba invicto en las carreras, no es como si la suerte estuviera en mi contra. En sus marcas, listos, fuera.

Jacobo dio una gran batalla durante todo lo que duró la carrera, no voy a negarlo. Estuve apunto de creer que incluso quizás podría vencerme; quizás la soberbia algunas veces me jugaba en contra. Sin embargo, en la última vuelta definitoria pude sentir como el triunfo se acercaba, y lo hizo. Con precisión, estuvimos muy cerca, pero todo decía que finalmente yo había sido el ganador, el único ganador. La multitud enloqueció, Joe estaba prácticamente besando mi culo y mi personal liberaba emoción por los poros. Felicité a quién había sido un gran competidor, y posteriormente, fui en busca de uno de mis premios; la gran copa americana 2015. —A la conferencia de prensa, Liam —Me comunicó Joe luego de que miles y miles de fotógrafos capturaran fotos mías con la copa y mi orgullo se desplegara en ellas, sintiéndome casi en un transe. Sin embargo, esa pequeña órden hizo que mis neuronas hicieran sinapsis y me descendieran del estado de éxtasis en el cual me encontraba. Demi Lovato tenía una apuesta pérdida a la cual debía hacer frente, y como si fuera posible, mi felicidad aumentó aún más. Llegué al lugar donde se realizaría la conferencia de prensa, y mi mirada buscó descaradamente a la castaña por el recinto... Hasta que di con ella. Una sonrisa socarrona se formó en mi rostro, y posteriormente, dio inicio la conferencia. Lo que me sorprendió de todos modos, es que en esta, Demi se encontraba más callada de lo normal; pero bien, trataré de ser comprensivo con sus decisiones. Así que, luego de que finalmente terminó la conferencia y tuve un largo protocolo que seguir, fui en busca de la causante de todos y cada uno de mis sueños húmedos sin concretarse. Para mi buena suerte, aún no se había ido, si no que estaba conversando con unas personas que, ni idea quiénes eran. —Señor Hemsworth, felicitaciones —Dijo con una amplia sonrisa una de sus acompañantes, yo se la devolví con cortesía. —Gracias —Hice una pequeña pausa y miré de reojo a Demi— ¿Podrían dejarme un minuto a solas con la señorita Lovato? —Pregunté en general, y todos asintieron. Se despidieron de la castaña, y finalmente, la tenía frente a mí a solas... Relativamente, ya que aún se encontraba con bastante revuelo el lugar. —Perdiste la apuesta, Demi —Murmuré con una sonrisa en mis labios.
avatar
Mensajes : 2267

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por agelessbloom el Lun Ago 17, 2015 4:04 pm


DEMETRIA LOVATO.
La multitud explotó, era prácticamente una locura. Se escuchaban los fuertes sonidos arremolinarse mientras las personas celebraban el triunfo de Liam. Y mientras eso pasaba yo me encontraba aun sentada en aquella silla, asimilando que de alguna forma yo acababa de perder una apuesta. Thomas pudo haber ganado, de hecho, estuvo casi en la meta, pero Liam era astuto, entonces ahora me encontraba bajo un efecto secundario que desconocía. Era una especie de shock uno que se mezclaba con ansiedad. Mis dientes atraparon mi labio inferior apretándolo con fuerza, tratando de tranquilizarme, de alguna forma u otra. Escuché la voz de mi jefe, y giré suavemente mi mirada saliendo de una vez de aquél shock momentáneo.— Es hora de la entrevista, apresúrate —Parpadeé asintiendo con mi cabeza y regresé mi vista hacia la pantalla una vez más donde se repetía una y otra vez el momento en el cual Liam pasaba la meta. Pero ¿A quién quería engañar? Liam era un corredor innato, todos los ojos estaban puestos en él como ganador, si no rechacé aquello es porque de alguna forma yo si quería que ganara. Apreté mi boca intentando concentrarme en lo que debía hacer, no podía desconcentrar mi trabajo por pensamientos sobre aquél hombre. Después de todo, era una simple cita ¿Qué podía salir mal? No era una invitación abierta a su cama. Aunque no estaría del todo molesta si fuese así. Ese lado sexual que confirmaba nuestra atracción debía ser eliminado en aquél preciso instante. Me levanté de la silla y tomé mi micrófono, no había un orden especifico de preguntas así que haría las menos que pudiera. El contacto visual sin duda sería fatal, sobre todo para mí que en aquél momento me sentía increíblemente pequeña. Hay llegar al área de la competencia lo observé fijamente, todo un ganador sonriente, con aquella aura de grandeza. Era como un Óscar para los corredores de carrera y él realmente lo sabía y lo celebraba sin duda. Me sonrojé de forma casi inevitable cuando su vista se fijó en la mía y bajé rápidamente la mirada fingiendo que buscaba algo entre mis preguntas. Para mi fortuna la conferencia acabó en un abrir y cerrar de ojos.

Mis pasos se apresuraron hacia los promotores con quién tuve una casual y poco relevante conversación, debía admitirlo, estaba prácticamente huyendo. Lo cual era sin duda contradictorio. Negarme constantemente era sólo una táctica mental para no caer en tentaciones que estaba segura y después no podría abandonar, sobre todo porque había una reputación que yo debía mantener y si por orgullo a mi dignidad. Demetria Lovato cayendo en los brazos de Liam Hemsworth. Desde aquí podía escuchar a la prensa amarillista. ¿Y desde cuando te importa tanto lo que piense la prensa? Masculló hostilmente mi subconsciente. Estaba en una situación complicada. Era como una sensación agridulce, una parte de mí quería aceptar y otra ir muy lejos, la pregunta era ¿Qué haría al final del día? Su voz retumbó en mis oídos y al girarme suavemente me encontré con su cuerpo viril y masculino acercarse a nosotros. Regresé mi vista hacia los presentes quienes asintieron y se retiraron despidiéndose amablemente. Para ese instante estábamos él y yo solos, bueno, casi. Elevé mi vista hacia él pues evidentemente era más alto que yo y observé aquella sonrisa socarrona. Al escucharlo una sonrisa suave apareció en mis labios y aquello fue casi por inercia.— No recuerdo haber aceptado ninguna apuesta, Liam —Mi voz salió tan serena y sutil que mi sonrisa optó por crecer tan solo unos centímetros más.— Pero debo admitir que estuviste increíble, parecías muy motivado en aquella pista. Felicidades —Comenté cruzando mis brazos en mi pecho. Tomé una extensa bocana de aire y ladeé con mi cabeza hacia él estaba segura que no cedería tan fácil y ¡Vamos! Yo tampoco, jugar era parte de todo esta estrategia.— ¿No te vas a rendir, cierto? —Pregunté embozando una vez más aquella sonrisa y di un paso hacia él.— Vas a insistir e insistir porque Liam Hemsworth nunca pierde ¿No es así? —Cuestioné nuevamente y negué con mi cabeza entrecerrando mis ojos tratando de esconder aquella chispa de coquetería y gracia. Tenía que estar loca para estar al borde de semejante hombre y simplemente rechazarlo.
avatar
Mensajes : 2267

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 29. 1, 2, 3 ... 15 ... 29  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.