Últimos temas
Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 0/44

what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Página 25 de 27. Precedente  1 ... 14 ... 24, 25, 26, 27  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por kingdomlightsshine el Vie Ago 04, 2017 11:50 pm


LIAM HEMSWORTH.
Ahora que Demi lo decía, si sonaba un poco fuera de juicio aquella petición que mi mente pensó que ella me estaba haciendo. Compartirla con alguien más sonaba ilógico y algo a lo cual, conociéndome, no podría aceptar a como diese lugar. Sin embargo, aquí estaba con la esperanza de que ella aún tuviese aquella propuesta que pensaba había puesto sobre la mesa, esperando así poder tener aunque fuese una pequeña parte de la castaña. — Lo sé. — Respondí con diversión y tranquilidad. — Y yo venía a decirte que aceptaba el trato. — Agregué con una sonrisa en mis labios, intentando ver fríamente ahora la locura que hubiese sido todo este asunto, pero que en el momento no me importaba. En el momento que me enamoré de Demi, se despertó en mí aquel hombre posesivo y sobreprotector que nunca pensé que estaría dentro de mí, y aquel tipo odiaba el simple pensamiento de algún idiota respirando en el cuello de su chica. Pero aquí estaba, resignado a aceptar que alguien más pudiera tenerla con tal de no perderla por completo. El amor era tan malditamente extraño. Observé a la castaña hincarse frente a mí, sin poder evitar aquel impulso que por inercia salió en mí de ayudarla. Sobreprotector ¿recuerdan? Más ahora que sabía que había vida en su vientre. Disfruté de nuestra cercanía, de sus manos sobre mi piel una vez más y sonreí genuinamente por primera vez en mucho tiempo. — Oh Cristo, por favor olvidémonos de todo esto. Saltemos a la parte donde volvemos a estar juntos y felices. — Respondí, observando sus orbes chocolate que chocaban contra mí, luciendo tan hermosa como la recordaba, tan hermosa como el mismo día que había puesto mis ojos sobre ella. Y entonces ahí estaba, con sus labios llenos rozando los míos y Demi diciendo que quería que dejásemos todo esto atrás, sin embargo, fue el momento en que ella me dejó en claro lo mucho que me había extrañado que una calor abrasador se expandió por todo mi pecho. Demi me extrañaba. Ella me seguía pensando a pesar de que pensase que había sido un idiota egoísta que la estaba abandonando sin mirar atrás con un bebé en camino. Suspiré ¿Cómo podía haber sido tan afortunado? No podía haber escogido mejor aunque me lo hubiese propuesto.
 
Eres lo que más amo en toda esta vida, Demi. Sin ti nada tiene sentido ahora, ni siquiera la adrenalina de ganar un fórmula uno. — Dije con diversión, porque estaba seguro que Demi sabía que mi único gran amor antes de ella había sido mi carrera y ahí terminaba la lista. Sonreí escuchándola nuevamente, sintiendo su vientre con mi tacto que aún no estaba abultado pero sabía que había una vida allí, esperando por nosotros. — Nada en el mundo me haría más feliz. — Respondí con determinación acercándola a mí. Sintiendo como sus brazos se entrelazaban en mi cuello y posteriormente, como mis manos se aferraban a su espalda para, finalmente, extinguir la distancia entre su boca y la mía. Esta sensación únicamente podía compararse como cuando estás dentro del agua por mucho tiempo y puedes salir al exterior por un poco de aire fresco. Liberador, vital, necesario. Sus labios fundiéndose con delicadeza y anhelo al mismo tiempo. Lo único que quería hacer era quedarme de esa manera para siempre, sacarla de aquel floreado vestido y tenerla entre mis brazos sin ningún tapujo para hacerle el amor como ella merecía ser amada, mi cuerpo la extrañaba de sobremanera. No obstante, la bella burbuja de amor que habíamos creado Demi y yo en este momento se había visto rota, con el sonido de la puerta abriéndose y haciendo que la castaña se separase de mí. Mi boca la extrañó nuevamente, mi cuerpo perdió su calor y no estaba dispuesto a hacerlo tan rápido. — ¿Qué está sucediendo aquí? — Intervino una voz femenina y yo maldije por lo bajo. Me levanté, para luego ayudar a la castaña a hacerlo también y quedamos frente a Dallas, su hermana que estoy seguro y si las miradas pudiesen matar habría muerto mínimo tres veces hoy. Y claramente, ahora estaba en aquella misma situación. 

Sin embargo, su mirada de pocos amigos ya no me afectaba en lo absoluto, entendía y compartía su opinión de odiarme al pensar que la había abandonado. Jesús, hasta yo lo hacía de alguna manera. — No tengo tiempo para esto ahora. Travis está esperando para continuar con la ceremonia, Demi. Deben salir. — Agregó a secas, volviendo donde se encontraba todo el mundo. Suspiré con pesar, mirando de soslayo a Demi con una sonrisa. Tendríamos todo el tiempo del mundo para lo que habíamos comenzado y tendríamos toda una vida para descubrir como haríamos esto. Porque sí, no son los únicos que han notado que no he caído en aquella crisis de ¿qué condenados haremos? Debido a mi frenesí de felicidad con tener a la mujer que amo a mi lado nuevamente, pero la verdad es que era lo último de mis preocupaciones en este momento. Demi y yo estábamos juntos, eso era lo único que importaba. Nada podía salir mal. Entrelacé sus dedos con los míos y nuestras miradas conectaron nuevamente, sintiendo un poco de nostalgia dentro de mi corazón ¿Acaso algún día podríamos estar tomando este paso nosotros? Sabía que en algún momento Demi estaría lista, pero no quería darle un ataque de pánico. — Bien, hay una boda allá afuera que te está esperando al parecer. — Dije con diversión. — Si me dejas, puedo acompañarte durante todo esto. Debes prometerme que luego me dejaras que te lleve aquí y volvamos a nuestro hogar de una vez por todas. — Le dije, esbozando una media sonrisa, posteriormente siguiéndola para encontrarnos con los demás.
avatar
Mensajes : 1793

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por youmakemeglow el Jue Ago 17, 2017 7:45 pm


DEMETRIA LOVATO.
Por supuesto que nos olvidaríamos de todo, porque simplemente no tenía planes de regresar al pasado. Todo había sido un absurdo malentendido y ya que las cosas estaban aclaradas no había más nada que discutir. Aunque no podía creer que ambos nos habíamos dejado llevar por tal tontería, esto definitivamente nos dejaba una enseñanza de que antes de sacar conclusiones se debían hablar las cosas con calma; No con las emociones entrelazadas y un poco ebrios. Respiré profundamente aun envuelta en sus brazos que se parecía bastante al mismo cielo, era como una paz infinita que atravesaba toda mi espina dorsal. Lo observé fijamente perdida en sus ojos que nunca me habían encantado tanto como en ese momento, mientras él hablaba y me regalaba un suspiro divino. Acaricié sus mejillas dulcemente.— ¿Ni siquiera la fórmula uno? —Pregunté con algo de sorna mientras arrugaba mi nariz.— Soy una mujer muy afortunada —Sentencié con una sonrisa antes de regalarle un dulce beso en los labios.— Te amo, te amo —Repetí con un suspiro mientras regresaba a besar sus labios sin cesar, ciertamente no quería separarme, me rehusaba a dejarlo, porque habían sido noches muy oscuras en su ausencia, en su espera, en su añoranza ¡Necesitaba tanto recuperar el tiempo perdido. Mientras nuestros labios se fundían en un profundo beso que resultaba como el agua más necesaria en un desierto sentí como mi corazón en algún momento roto comenzaba a alzarse en pieza tras pieza recuperando su forma natural y agrandándose incluso. No podía describir mi estado de completa felicidad. Pero aquella fantasía se rompió cuando la voz de mi hermana se hizo presente. Me separé de Liam y giré mi vista hacia la castaña quien observaba la escena con cierto recelo.— Larga historia —Me limité a responder mientras me colocaba de pie junto a Liam con su ayuda y pos instinto rodeé mi brazo por su espalda para abrazarlo con suavidad.

Dallas no parecía contenta, sin embargo tuvo que mirarla para no hablar y prácticamente rogarle con la mirada que luego le explicaría. Porque vamos, ella me había visto ser miserable durante todas aquellas semanas, sin tener una explicación: Odiaba a Liam.— Iremos en un segundo, lo prometo —Respondí antes de que ella con una fulminante mirada otorgada a Liam saliera. Dejé escapar todo el aire retenido por mis pulmones y sentí como la mano de Liam tomaba la mía entrelazando nuestros dedos, sonreí en su dirección y luego elevé mi rostro hacia él.— Soy la dama de honor, no la novia, pueden esperar —Contesté con cierta ironía antes de soltar una carcajada, no podía evitarlo, seguía causándome cierta gracia el hecho de que él pesara que yo iba a casarme. Negué con mi cabeza tomando su rostro entre mis manos y lo acerqué a mi.— Lo siento, lo siento. No volverá a ocurrir —Respondí besando sus labios de forma intermitente. Fue entonces que caminamos de regreso a la ceremonia, donde todos actuaban de forma natural. Acerqué a Liam hasta la presencia de algunos primos.— Cuídenmelo un poco de Dallas. Tengo asuntos en el altar —Les dije mientras me apresuraba a tomar el ramo de dama y colocándome al lado de la mejor amiga de Lena quién me dedicó una sonrisa y acto seguido la marcha nupcial comenzó para darle inicio a la boda.

Luego de un grito de “Acepto” por parte de Travis y una estrafalaria forma de besar a Lena el jardín paso a ser un jardín de aplausos y comenzamos a dispersarnos, algunos para felicitar a Travis y Lena, y otros dirigiéndose al otro lado del salón para la fiesta. Emprendí mi camino rumbo a Liam no sin antes ser interceptada por Dallas.— ¿Y? ¿Ahora son felices para siempre? —Preguntó con sarcasmo y suspiré largamente.— Sé que no es momento para hablar, pero te puedo decir que todo fue un mal entendido. Luego te explicaré con calma ¿Si? Por favor, deja de querer matarlo —Le pedí con ojos de gato con botas y ella puso sus ojos en blanco. Dallas era de carácter diez veces peor que el mío y simplemente no habían muchas maneras de hacerle entender las cosas.— Ese imbécil te abandonó con tu hijo —Espetó entre dientes y negué rápidamente con mi cabeza.— No, no. Malentendido ¿Sí? Prometo contarte todo, te vas a reír —Finalicé con una media sonrisa mientras ella sólo negaba con su cabeza y me hacía un ademán para que me fuese. Finalmente me acerqué a Liam para rodear mi brazo en su torso y juntos caminar hasta el lugar de la fiesta.— Sé que me has pedido que regresemos a casa pronto. Pero aún me queda una semana de mis vacaciones adelantas… Por lo que me gustaría estar un poco más de tiempo aquí en Malibú, quédate conmigo. —Le dije mientras me ponía frente a él rodeando mis brazos en su cuello y acercándolo hacia mí.— Dallas se va mañana de viaje por su trabajo de campo, y sé que no la pasaremos mal aquí, tenemos la playa, la piscina, un lindo jardín ¿Qué dices? —Pregunté mientras frotaba sus hombros con dulzura. Regresar a Nueva York requería muchos asuntos, y por ahora quería olvidarme de todo y centrarme en Liam, además que de aquí en adelante sabía que muchas cosas debíamos hablar, por lo que estaba segura que la brisa de Malibú nos haría muy bien. Todo el mundo se aproximó hacia la pista de baile para observar a los recién casados bailar y me mantuve al margen de la muchedumbre. 
avatar
Mensajes : 3216

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por youmakemeglow el Jue Ago 17, 2017 8:28 pm


ASHTON IRWIN.
Aquella noche el bar estaría cerrado, aprovechamos también de establecer algunos asuntos de mantenimiento para cumplir de forma eficaz con las exigencias y leyes. Que les podía decir, para el pasado que tenía me convenía definitivamente mantener todo por el camino legal, el local estaba teniendo mucho éxito y la verdad me encontraba casi en la cima, decía casi porque seguía faltándome algo sumamente fundamental: Nina.— ¿Ahora tú y ella son como amigos? —Preguntó Calum mientras intentaba de forma casi fallida peinar su cabello. Parecíamos un cuarteto de señoritas vistiéndonos todos en mi casa, pero les había dicho que necesitaba un poco de apoyo moral, porque seguía afectándome de cierta forma la ausencia de Nina y el hecho de tener que verla y no poder besarla. Desde el primer instante ella los había invitado a todos, y aunque al principio no estaban convencidos logré convencerlos. Fruncí mi ceño ante la pregunta del moreno.— Me gusta pensar que estamos sólo en un break —Inquirí deslizando aquella chaqueta por mis brazos y dándome un último vistazo en el espejo, no era precisamente alguien vanidoso, pero quería verme bien aquella noche. Qué tontería.— ¿Y ya te diste a la chica de la fotocopiadora? —Lanzó Mike como referencia a famoso “break” de Ross y Rachel en la serie friends.— Ya se dio a Alison —Completó Luke. Gruñí tomando uno de los zapatos en el suelo y lanzándoselo con mucha fuerza hacia el rubio consiguiendo que este se quejase del dolor.— ¿Por qué mejor no les doy un par de puños y dejan de decir estupideces? —Les dije fulminándolos con la mirada mientras ambos elevaban sus brazos en señal de rendición y se reía. Malditos idiotas, a veces me preguntaba por qué jodidos era mis amigos. Suspiré largamente.— Si quieren conservar sus empleos, sería mejor que se callasen la boca —Sentenció Calum aun con diversión y los apunté en confirmación de aquello.

Sigo opinando que esto es algo bastante parecido al masoquismo —Comenzó a decir Calum mientras subíamos las escaleras del edificio de Nina. No estaba seguro si él estaba en lo cierto, pero la verdad no tenía nada de malo asistir a una fiesta que ella había organizado con tanta ilusión, estaba más que feliz con ella y nuestra relación como “Amigos” había marchado de maravilla, es más, hasta me había librado del muy imbécil de Dave, aunque ahora pretendía ser algo así como mi amigo, seguía teniendo mis reservas con él, sólo que estaba seguro que no terminaría clavando mi puño en su pómulo y mandándolo al hospital, habíamos hecho una especie de tregua y él efectivamente se había alejado de Nina, eso me dejaba tranquilo al menos. Suspiré observando al morena que había hecho aquél comentario.— No es masoquismo, Calum. Es perseverancia —Insistí con cierta sorna y todos rieron simplemente.— Ojalá hubieses sido un poco así hace algunos años, nos hubiésemos ahorrado un montón de problemas —Respondió Mike.— Dijo perseverante, no inteligente  —Corrigió poniendo sus ojos en blanco y Luke sólo se encogió de hombros, los miré con confusión y opté por darles a cada uno un leve zape.— Desde aquí en adelante se guardaran sus comentarios imprudente ¿Bien? Como dijo Mike cuando conocí a su nueva novia: No quiero sorpresas —Sentencié con sorna y advertencia. Lo cierto es que todos éramos ciertamente imprudentes la mayoría del tiempo. Y la advertencia no estaba de más.

Fui yo el que tocó el timbre y segundos después aquella sirena abrió la puerta luciendo tan radiante como siempre. Embocé una amplia sonrisa mientras entraba junto a los chicos, y posterior me giraba hacia ella. Mi corazón latía como un tonto adolescente y no podía creerme tan infantil. Suspiré y le dediqué una dulce sonrisa.— Gracias a ti por invitarme, invitarnos —Respondí mientras señalaba con mi cabeza al clan de niños que había traído conmigo y que ya estaban socializando tales buitres.— Son como mis hijos ahora —Dije con diversión encogiéndome de hombros. En mis manos sostenía una caja la cual aproximé a ella.— Te he traído esto, realmente no sé qué se regalan en estas ocasiones, pero me pareció apropiado —Le dije mientras la observaba abrir la caja que mostraba seis cupcakes con glaseado y pequeñas piezas de instrumentos médicos y la frase escrita con betún “Cargando” junto a la barra de 80%. Rasqué mi nuca con cierto nerviosismo. Me detuve un momento a observar como todos parecían observar la escena y me sentí de alguna manera incomodo, quizás en otras condiciones no sucedía de esa manera, pero dada la relación de Nina y yo resultaba casi como una tontería. Suspiré observando a la castaña con una sonrisa y le hice un ademán para que nos adentráramos a la fiesta como tal y nos quitásemos de la proximidad de la puerta.— Aun no termino el trago, pienso que debes aprobarlo. Quiero que sea tu favorito, pero tendrás que ir al bar para comprobarlo —Comencé a decirle mientras caminábamos hacia la cocina o hacia algún lugar, no estaba seguro, yo estaba demasiado entretenido mirándola, porque me encantaba simplemente observarla. Era jodida y estúpidamente hermosa, recordaba cuando la había conocido y había hecho más de una cosa posible para conquistarla, a pesar de ser más capullo que ahora, pero definitivamente lo había logrado, por lo que sentir que de alguna manera estábamos distantes me hacía sentir una especie de nudo en el estómago, jodidamente no era lindo sentirse de aquella manera y mis manos picaban por aproximarse a ella, sólo para tomar su rostro de ángel y besar sus labios que tanto añoraba. 
avatar
Mensajes : 3216

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por kingdomlightsshine el Vie Ago 18, 2017 4:48 pm

NINA DOBREV.
Dentro de mí sabía que no era la única presente que estaba haciendo un esfuerzo inhumano para permanecer neutral con toda la situación que nos convocaba. A pesar de que yo estaba enloqueciendo internamente debido a como me había afectado la charla anterior con Candice, sabía que para Ashton también era difícil de alguna manera estar aquí. A pesar de que ninguno quería que nos alejásemos de la vida del otro (o incluso que pasara lo mismo que en la última ruptura), era una situación delicada. Más con todos nuestros amigos presentes los cuales adoraban meter sus narices en nuestras vidas. Esbocé una sonrisa divertida a la vez que fruncía el ceño ante sus palabras. — ¿Tus hijos? — Pregunté con sorna. — Entonces ¿ahora tú eres el maduro del grupo? No pensé que viviría para este momento. — Bromeé a continuación, intentando que de esa manera la tensión del ambiente (o entre nosotros) se disipara un poco. No podía negar que estaba sorprendida con el detalle que había tenido, es decir, nadie se había tomado la molestia y la verdad es que yo no lo esperaba. No obstante, era un detalle que no podía dar por sentado, ya que reflejaba interés y preocupación por la otra persona. Jesús, yo simplemente apreciaba todo, era así y dudaba que iba a cambiar. — Esto es lo más dulce que he visto en mi vida. — Articulé subiendo unos decibeles en mi voz debido a la emoción luego de abrir la caja que Ashton me había facilitado y mi mirada estaba puesta sobre los cupcakes que hacían alusión a mi futura profesión. — Muchas gracias. — Agregué, esta vez subiendo mi mirada para encontrarme con sus ojos que me observaban expectantes. Ambos sabíamos que todos los ojos de los presentes estaban puestos en sobre nosotros, como actuaríamos y que estaba pasando como si se tratase de un circo de atracciones extrañas. Pero la verdad es que no me importaba mucho eso en este momento.
 
Le hice un ademán con mi cabeza para que nos adentrásemos juntos al departamento, viendo que sus amigos ya se habían mezclado y claramente Mike se veía bastante feliz junto a Hannah. Ashton me siguió hasta la cocina para guardar los cupcakes en un lugar seguro de hambrientos borrachos y no pude evitar sonreír nuevamente cuando puso sobre la mesa lo del trago. Debido a que en primera instancia había pensado que todo era una broma o una excusa barata del día que lo encontré sin explicación fuera de mi departamento. — Claro, me encantaría. — Señalé, mientras sacaba de la nevera un par de botellas de cerveza. — Pero creo que tendrás que aceptar que mis amigos me acompañen. No sabes todo lo que me han odiado por no poder ir a tu bar debido a la lealtad. — Agregué con un tono divertido, mientras buscaba el abridor de las botellas. Tomé primero una que reposaba sobre la encimera y la abrí sin problemas, para luego repetir la acción con la otra. Estaba segura que Ashton de alguna manera recordaba que cuando nos conocimos esto era una tarea imposible para mí, y quería exhibirme un poco con mi nuevo talento. Le tendí una botella y cuando la tomó, bebí un sorbo de la que estaba en mi mano apoyando un lado de mi cuerpo sobre la pared. — No pensé que hablabas en serio con eso del trago, me siento muy halagada. — Le dije esbozando una sonrisa en su dirección y teniendo una pequeña pausa. —  Aunque si fue algo que salió de tu boca en el momento la otra noche no tienes que sentirte obligado a hacerlo. — Agregué, porque claramente esa podía ser una posibilidad y no quería que Ashton tuviese que llevar un compromiso si es que no quería completamente.

Hey, ¿pueden dejar de actuar como adolescentes y unírsenos? — Nos dijo Felix desde el umbral de la entrada de la cocina, rodando los ojos luego de vernos. No pude evitar soltar una carcajada y asentir a su dirección para que luego él se marchase. Encogí mis hombros con resignación hacia Ashton y ambos nos dispusimos a abandonar la cocina. — Estoy segura que no estuvimos tanto a solas como para desesperarlos. — Bisbisé cuando él aún se encontraba cerca de mí y negué con mi cabeza divertida. Finalmente volvimos donde se encontraban todos los chicos, varios ya estaban bebidos y los hace-poco-llegados ya estaban llegando a la misma situación, pero todo el ambiente estaba tan ameno que agradecía al alcohol por ser parte de esto. — Bien, chicos no queremos arruinar la diversión pero como el señor Irwin llegó a robarnos el spotlight con Candice debemos dar nuestro regalo también. — Dijo Felix llamando nuestra atención después de apagar la música. Yo los miré a ambos un poco confundida porque nuevamente no esperaba esto tampoco. — Claro, Ashton llega con su regalo tierno y su nuevo trago y nos deja como ingratos. — Agregó la rubia y todos rieron, a lo cual yo respondí que no y además que no era necesario tenerme un regalo. Finalmente, luego de bastante prolongar todo como sólo ellos sabían, encendieron la televisión y en ella había un vídeo. En él recolectaban muchas fotos de mi paso por la universidad y también vídeos, con fiestas, bromas y todo eso. Y claramente, Ashton estaba presente en muchas de ellas, lo cual logró añadir aún más nostalgia dentro de mi pecho y con toda la lluvia de emociones, y fotos de hace años atrás, no pude evitar sentir que mis ojos se aguaban un poco ¡Vamos, Nina! Ibas tan bien.
avatar
Mensajes : 1793

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por kingdomlightsshine el Vie Ago 18, 2017 5:19 pm

LIAM HEMSWORTH.
Lo cierto era que había visto esa mirada en mujeres bastantes veces en mi vida, pero nunca pensé que no iba a ser de una con la que me había acostado y luego nunca la había llamado de vuelta. Sí, esa mirada era de querer cortar mis bolas y colgarlas como trofeo en su hogar. Y la hermana de Demi la tenía más potenciada que nadie y no podía evitar temer un poco por mi vida. No obstante, esperaba que la castaña fuese una especie de escudo humano durante el tiempo que nos encontrásemos aquí (o al menos eso iba a pretender). Mis cejas se levantaron con una diversión ofendida en el momento que Demi hizo la clara alusión a que ella no era la novia de esta boda y negué con mi cabeza mientras rodaba mis ojos divertido. — Eso me hirió en muchos niveles. — Contesté, poniendo una de mis manos sobre mi pecho para exagerar la expresión. Esbozando una amplia sonrisa en el momento que nuevamente pude escuchar el sonido de su risa. Sabía que era estúpido, pero era una de las cosas que más extrañaba ¿Acaso la habían oído? Su risa te hacía reír, era ridículo. Cuando sus labios tocaron los míos mientras sus manos capturaban mi rostro, se me hizo imposible obviar la sensación de que quería (y necesitaba) aún más. Pero nuevamente, había una boda allí afuera y no podía retenerla para besarla como merecía ser besada. Por mucho que quisiese. — Ellos… ¿qué? — Pregunté con mis ojos bien abiertos cuando Demi me “encargó” a algunos de sus parientes para que así su hermana no me asesinase o algo mucho peor. Sí, definitivamente estaba asustado. Opté por quedarme aledaño a ellos, de pie sin llamar mucho la atención mientras observaba como tomaba curso la ceremonia y con sus parientes intercambiábamos un par de palabras con respecto a esta misma.
 
Cuando la ceremonia llegó a su fin, fui en busca de Demi y cuando logré divisarla, pude ver a su hermana cual puma interponiéndose en su camino. Así que opté por esperar antes de que un cuchillo llegase a mi cabeza. Jesús, necesitaba que aclaráramos este tema con ella antes de que me infartase debido a una paranoia. Eventualmente Demi llegó a mi lado y la recibí con una sonrisa, para dejar mi brazo sobre sus hombros y así dirigirnos a la celebración que ahora estaba dando su curso. — ¿Aquí? ¿Dónde tu hermana? — Pregunté un poco exaltado, porque no quería morir mientras dormía. No obstante, el aire volvió a mis pulmones en el momento que la castaña dijo que ella se marcharía. Abracé su cintura atrayendo su cuerpo un poco más hacia mi dirección y la miré con una sonrisa sin mostrar los dientes mientras hablaba y me explicaba la situación. — Opino que podemos hacer lo que tú quieras. — Le respondí. Ahora, no quiero que piensen que estaba siendo un idiota. Lo que pasaba por mi mente en este momento es que yo quería estar junto a ella (o debajo de ella, como quisieran verlo) y nada más importaba. Demi era exactamente el lugar donde quería estar toda mi vida, se había convertido en mi hogar y mi departamento en la ciudad era un lugar muy frío y poco amigable desde que ella se había marchado. Sabía que si nos encontrásemos en otra situación yo estaría feliz con Demi perdidos en un bosque. — Lo único que yo quiero hacer es estar contigo, aunque sí suena muy atractivo la playa y una semana para los dos antes de volver a la realidad. — Agregué, meditando la idea un poco más finalmente. — Yo arreglaré las cosas en el trabajo y con Joseph. — Finalicé, viendo como su rostro literalmente se iluminaba.

No tardé en devolverle la sonrisa que había dado e instintivamente una de mis manos tomó su rostro para elevarlo y así acercarlo hacia el mío, hasta que mis labios presionaron los suyos con calidez y ternura. No quería dejarla ir, tampoco mi boca que se amoldaba tan bien a la suya y mi lengua que me rogaba por buscar la suya y probar su sabor que tanto extrañaba una vez más. Sin embargo, nuevamente nos vimos interrumpidos por otra mujer. — ¡Demi, lanzarán el ramo! ¡Apúrate! — Exclamó con emoción una mujer que no tenía idea quién era, haciéndonos separarnos del otro cuando aclaró su garganta audiblemente. De alguna manera lo agradecía, porque no sabía si contaba con la fuerza de voluntad suficiente como para soltar otra vez a Demi después de tanto tiempo, y lo que menos quería hacer es que su familia pensase que además de un runaway father era un degenerado. Rodeé mis ojos ante la situación, pero no me encontraba tan molesto como podría estarlo. Quizás porque de alguna manera sentía que todo estaba en su lugar nuevamente. — Debes ir, demuéstrales a todas que tú eres la que manda. — La animé con una sonrisa en mis labios. Y luego lo pensé mejor. Y bien, que ninguna te toque. Sé cómo algunas mujeres se ponen con esto del ramo así que si crees que van a derribarte sólo corre ¿Está bien? — Le dije seriamente, como si se tratase de un boxeador que estaba por salir a dar la pelea del siglo. No pude evitar reír un poco en el momento que eso pasó por mi cabeza. Solté a la castaña de mi agarre dejándola ir y tomando su mano mientras se alejaba. — No olvides guardarme un baile después. — Le dije antes de que soltase por completo mi mano, guiñándole un ojo.
avatar
Mensajes : 1793

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por youmakemeglow el Lun Sep 18, 2017 11:05 pm


DEMETRIA LOVATO.
La idea definitivamente me emocionaba en muchos niveles, después de aquellas semanas de profunda desolación, saber que podíamos construir de nuevo nuestro mundo ideal resultaba prácticamente lo más emocionante del mundo. No podía ser mejor que unas no planeadas vacaciones en Malibu donde a mí me encantaba estar y más si a eso le sumábamos su compañía. Arrugué mi nariz con encanto mientras me ponía de puntillas y besaba con suavidad su boca carmesí.— Así es, imagina todo esto. La playa, tú, yo con algún bikini vulgar —Lo último lo dije con diversión, porque claramente en mi guardarropa no existía tal bikini vulgar y jamás existiría. Solté una leve carcajada y lo abracé con dulzura. Jesús, yo quería abrazarlo y jamás soltarlo, literalmente quería permanecer colgada a él quién sabe hasta cuándo, porque lo había extrañado, lo había hecho como una loca, sin importar las circunstancias, había descubierto en aquellas semanas que mi vida sin Liam Hemsworth jamás sería la misma. Cuando contestó que hablaría con su jefe mi sonrisa y mirada simplemente se iluminaron.— ¡Vacaciones listas! —Exclamé con alegría para posterior sentir su boca presionarse con la mía en un profundo beso. Oh sí, yo sí que lo había extrañado. Mientras su boca danzaba contra la mía en un beso tal película me sentí en una especie de nube dándome cuenta que realmente estaba pasando, que él estaba aquí, que no iría a ninguna parte y que era probablemente lo más maravilloso que me había pasado en la vida. No quería romper aquella magia jamás, pero una voz femenina interrumpió el momento y aunque ella había llegado aún seguíamos hundidos en aquél beso. Bien, cuando alguien aclara la garganta quiere decir que es suficiente. Me recordó mi subconsciente. Observé al rubio y reí brevemente desviando mi vista hacia la castaña.— Enseguida iré —Respondí risueña.

—¿Si sabes lo que significa que me toque el ramo, no? —Pregunté a Liam mientras aún me encontraba rodeando mis brazos en su torso. Vamos, no quería alejarme de él. Solté una leve carcajada ante su acotación y negué con mi cabeza levemente.— No creo que ninguna logre derrumbarme. Pero igual seré precavida, si ese ramo cae en mis manos será mera casualidad —Respondí con aquella misma voz risueña que llevaba impresa, porque yo estaba feliz, estaba regocijada ¿Podía ser aquello mejor? No lo creía. Me incliné para besar una vez más sus labios y él deshizo su agarre por lo que di algunos pasos para dirigirme al lugar del evento magno “Del ramo”.— ¿Uno o varios? —Guiñé mi ojo en respuesta y le di la espalda para finalmente alejarme rumbo al lugar. Cuando me posicioné frente a Lena esta parecía más que emocionada.— Demi debería llevárselo de una vez chicas, es su destino ¿Acaso no lo ven? —Inquirió divertida y yo sólo solté una carcajada.— Tú sólo lanza eso Lena Elizabeth —Gritó Brooke, la castaña que sabía y era su prima. Reí ante su temperamento y ansias por el ramo. Quizás si debía apartarme un poco y no salir herida en el proceso. Además, el tema del ramo siempre resultaba todo menos cierto. La cuenta regresiva dio inicio y posteriormente el ramo voló por los aires, todas dimos un leve brinco y sentí segundos después mis manos vacías. Oh, Brooke lo había conseguido, su grito de alegría fue lo que se escuchó y posterior las risas y aplausos.

Cuando todos comenzaron a dispersarse busqué con la mirada a Liam y lo encontré bebiendo algo cerca de la fuente del jardín que se hallaba desolada porque todos estaban en la pista. Alisé mi vestido y caminé lentamente hacia él fingiendo una cara de derrota.— La prima de Lena, Brooke se ha llevado el ramo. Aunque creo que ella realmente lo necesitaba —Inquirí mientras dirigía la mirada a la castaña quién aun celebraba suponía entonces la posibilidad de una futura boda.—  En algún momento lanzaran el liguero para los hombres y no estoy segura si eso significa una futura boda o algún tipo de presagio de sexo desenfrenado —Dije mientras terminaba de acercarme a él y rodeaba mis brazos en su torso una vez más. Yo no quería dejarlo ir, era como una especie de imán que me atraía a su cuerpo y me exigía permanecer ahí. Embocé una sonrisa y llevé mi rostro a su cuello para hundir el mismo en aquella área y aspirar su aroma que tanto me volvía loca.— Dios mío, siento que estoy danzando en el cielo. No tienes idea de cuánto te extrañé —Murmuré con suave voz antes de separarme de él para verlo fijamente.— Pensé muchas cosas durante todo este tiempo, muchas de ellas relacionadas con… nuestro hijo. —No había dicho aquella palabra desde el momento que se lo había confesado y seguía sintiéndolo como algo surreal. Un hijo, nuestro hijo.— Otras con nosotros. Y otras que nos involucraban a los tres —Sentí una especie de nudo en mi garganta.— Porque ahora seremos tres, y sé que todo esto suena apresurado, sé que es mucha información, sé que… no es fácil —Susurré cerrando mis ojos levemente y llevando mi frente a su mentón para apoyarla ahí unos segundos suspirando, meditando, sintiendo la paz que no había sentido en semanas.— Pero me siento feliz, ahora mucho más. —Finalicé tratando de deshacer el nudo que se hallaba en mi garganta. Rodeé mis brazos en su cuello y lo abracé con toda la fuerza que pude. No me juzguen, era una tonta sentimental, tenía tres meses de embarazo y era un remolido de emociones. Quería como llorar o tal vez reír. Eran todas juntas. 
avatar
Mensajes : 3216

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por youmakemeglow el Mar Sep 19, 2017 12:13 am


ASHTON IRWIN.
Oh, claro que yo era el más maduro de todos. Al menos de aquél poco convencional grupo de amigos que me había tocado. Solté una leve carcajada llevando mi mano a mi nuca para rascar suavemente y encogerme de hombros como acto de desinterés.— Vamos, entre ellos tres ¿Quién es el que tiene los pantalones? —Pregunté con diversión, por supuesto que yo era el más adulto del grupo y mi repentina “ofensa” era más relacionado con el hecho de que quería amenizar el ambiente con alguna broma. Todas las miradas estaban puestas sobre nosotros, todos nos miraban expectantes y no sabía que para entonces éramos unos adolescentes.— Velo de esta manera; Michael tiene 9, Luke 10 y Calum 15, él es el más maduro, luego vengo yo, que ya pasé los veinte ¿Lo ves? Soy el más maduro —Inquirí con sorna arrugando mi frente ante aquella escuálida referencia, comparación y explicación. Lo cierto era, y referente al regalo que me gustaba saber que a ella le había gustado y que lo estaba disfrutando. Había tenido cierta inseguridad a la hora de elegir dicho obsequio, seguro de que ella merecía un detalle por aquél logro, es decir, yo era algo así como una especie de empresario, sí, lo veía así, pero mi chica, un momento, ah, al diablo, sí, mi chica, era médico ¡Ella iba a salvar las vidas que yo arruinaba con alcohol etílico! ¿Irónico, no? Pero eso sólo la hacía más increíble y merecía un reconocimiento y ante mi torpe conocimiento de detalles festivos, opté por una opción que sabía y que encantaba ¡Pastelillos! Embocé una sonrisa mientras deslizaba mis manos en los bolsillos delanteros de mis jeans y la mirada fijamente.— No tienes porque agradecer, te mereces esos y todos los pastelillos del mundo —Respondí risueño.

En el momento que nos encontramos en la cocina me apoyé del marco de la puerta observándola colocar mi regalo en un lugar seguro y posterior sostener dos botellas de cerveza.— ¡Qué tontería! La lealtad no tiene nada que ver con ir a beber algunos tragos en el bar del enemigo —Respondí con cierta sorna fijándome en la acción que ella estaba llevando a cabo, una acción que durante mucho tiempo había resultado un reto y aquella noche la dominaba increíblemente. Reí y negué con mi cabeza recibiendo la botella de cerveza en mis manos.— ¿En qué momento ocurrió eso y no me había enterado? —Pregunté elevando mis cejas y bebiendo un primer trago de aquella bebida.— Si es cierto, tengo un trago planeado con tu nombre desde hace mucho tiempo. Incluso antes de… de lo ocurrido —Seguí hablando mientras frotaba ligeramente mi cabello ante la incomodidad de recordar los acontecimientos pasados. Suspiré y me encogí de hombros levemente. Debía dejar de pensar en aquello como algo negativo, que aunque sí, fue todo una completa mierda había pasado y todo había estado saliendo hasta la fecha de una forma tan genial que apenas podía describirlo, es decir ¡Había hecho las paces con el imbécil de Dave! Un tipo que había aceptado que Nina era mía y eso, eso le daba ventaja conmigo, luego Nina, ella era tan increíble de haber olvidado todo y haberme abierto las puertas de su casa, todo se sumaba en positivo y yo sólo debía de verlo de esa manera. Junté mis labios en una fina línea y luego reí brevemente.— No tienes que ir necesariamente un día de club. Podría ser algún día en la mañana, cuando Michael y yo probamos combinaciones raras de vodkas y rones —Finalicé divertido.

Para la llegada de Felix y uno de sus típicos comentarios salimos de la cocina rumbo al resto de los invitados donde todos se habían acoplado perfectamente. Observé a Candice dar aquél discurso del regalo y no sé qué cosa conmigo de haberle dado primero un regalo. Me encogí de hombro ante aquello y elevé mis brazos con algo de fanfarroneo.— No es mi culpa ser más rápido que ustedes pánfilos —Respondí soltando una leve carcajada y fue entonces que una cinta comenzó a rodar en la televisión donde Nina, sus amigos y momentos comenzaron a ser proyectados, muchos donde ellos yo estaba presente. Sentí una especie de nudo en la garganta mientras observaba aquella pantalla. Joder, era increíble que sintiese nostalgia y más  delante de todas aquellas personas. Observé a Nina con los ojos ligeramente cristalizados y embocé una sonrisa tímida y nostálgica. Demonios, era un video para ella y yo había salido afectado tan niña. Suspiré pasando una mano por mi cabello y luego del vídeo Candice y Felix se aproximaron a la morena para brindarle un fuerte abrazo. Sí, era su momento, no el mío. Luke me miró desde algo de distancia y me hizo algunas señas que aunque quise entender no logré hacerlo y opté por alejarme un poco de la escena, yendo por algún snack y quizás otra bendita cerveza. Abrí la nevera consiguiendo la botella y posterior salí de la cocina para regresar a la escena. Nina se había levantada y cuando quise esquivarla para darle paso ella fue al mismo lado que yo, cuando quise ir al siguiente lado ocurrió lo mismo y cuando me moví al otro… fue inútil. Elevé la mirada hacia ella y solté una ligera risa frunciendo el ceño levemente.— A veces no entiendo como suceden estas cosas entre nosotros —Contesté con leve diversión tratando de disipar la leve nostalgia que había sentido durante el video proyectado hacia minutos.— Nina —Sentencié con su nombre. 
avatar
Mensajes : 3216

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por kingdomlightsshine el Sáb Sep 23, 2017 9:26 pm


NINA DOBREV.
No podía negar que el vídeo lleno de memorias y la conversación que había tenido con mis amigos más temprano me habían dejado un tanto más emocional de lo que esperaba estar en mi fiesta. Sabía que estaba cerrando una etapa y que se vendría algo mejor, algo con lo que siempre había soñado y esperado ¿Entonces por qué me sentía tan nostálgica? Quizás no era simplemente la universidad, me regañó mi conciencia. E inevitablemente mi vista se fue hacia el hombre vestido de negro que se marchaba no-sé-donde mientras aún recibía la atención de mis amigos. Mi atención se fue nuevamente a mis amigos parlanchines y a la vez esbocé una gran sonrisa ¿Acaso esto era una metáfora para el fin de nosotros? ¿Él lo sentiría así? Iré por más botanas. — Anuncié cuando la gente nuevamente volvió a estar en sus propios asuntos. Caminé a solas hacia la cocina en búsqueda de un poco de paz mental, sin embargo, me vi totalmente contrariada a mis planes cuando me encontré con el inicio y la solución de mis problemas. Opté por reír ante la situación, negando mi cabeza y elevando mi mirada para encontrarme con la suya ¿A qué se refería con exactitud con lo que había dicho? Me encogí de hombros finalmente. — Al parecer el universo no se aburre de nuestro tira y afloja. — Respondí sin pensarlo dos veces, porque dentro de mí realmente creía que el destino siempre estaba jodiéndonos a ambos. Mis dientes se cerraron sobre mi labio inferior y mi mirada esta vez se desconectó con la suya. — Ashton, yo… — Respondí ¿Por qué debía estar tan malditamente cerca? Resoplé con un poco de frustración. — Debo ir por botanas, lo lamento. — Agregué con rapidez antes de hacer algo verdaderamente estúpido. Entonces, esta vez sí pude evadirlo y entrar a la cocina con éxito.
 
La fiesta eventualmente llegó a su fin, todos habían pasado un buen rato. Incluso Ashton y Dave, lo cual para mí aún seguía siendo bastante complicado de entender. La mayoría de mis invitados se fueron algo achispados de mi hogar después de las fantásticas ideas de jugar a esos juegos de beber. Sin embargo, yo me sentía bastante sobria ¿Acaso sería la ansiedad? Ya me estaba volviendo demente. — Adiós chicos, lleguen sanos y salvos. — Me despedí desde el umbral de mi puerta a los últimos que se marcharon de mi hogar: Felix y Luke, y podía entender un poco el por qué. — Realmente no debes quedarte a ayudarme. — Dije una vez que cerré la puerta y Ashton se encontraba de pie en la sala. Sí, él realmente no debería hacerlo porque no sabía que iba a pasar si lo hacía. Nunca podía saber que iba a pasar entre nosotros si no estábamos políticamente juntos. Suspiré a mi pesar. Universo, junta tu mierda y dime de una vez cuales son estas señales confusas que mandas; primero me haces entender que Ashton y yo no funcionamos en ningún nivel de la palabra, y luego no te aburres de traerlo de vuelta a mí. — Estoy segura que debes estar cansado y todo eso. — Continué, recogiendo algunos vasos de la mesita de centro que se encontraba en la sala. Fui a dejar los vasos a la cocina y rogué mentalmente que se fuera porque Dios sabía que no confiaba en mi raciocinio cerca de él, pero estaba segura que el universo al menos si mandaba una señal concreta: estaba en mi contra.
 

Me dirigí nuevamente a la sala, donde Ashton aún se encontraba ayudándome y tomé una amplia bocanada de aire instintivamente. Lastimosamente, otra vez tuvimos un pequeño momento de tira y afloja, pero ahora había sido yo quien chocó contra él. Su mirada se fue hacia la mía y ninguno se movió de la nueva cercanía que habíamos adquirido. Y al parecer, eso había sido lo suficiente para que mis manos se fuesen a su rostro y lo atrajeran hasta mí haciendo colapsar su boca contra la mía. ¿¡Qué estás haciendo?! Una estupidez masoquista, claramente. Sus labios tibios se sentían demasiado bien sobre los míos, sin embargo, no pude evitar entreabrir mi boca y dejarle el paso libre a su lengua dentro de esta. Solté un jadeo por lo bajo, y en el momento que mis pulmones me exigieron aire nuevamente, fue que tomé distancia de él. Con mi respiración irregular, nuestra cercanía inalterada y nuestras miradas fijas en el otro, fue que poco a poco la cordura comenzó a llegar otra vez a mi cuerpo. — Ashton. — Musité y tragué saliva con frustración, esta vez alejándome un poco del antes mencionado. — No podemos seguir haciendo esto, está mal. Yo no debí… — Mi voz se quebró en lo que parecía un gruñido, otra vez por frustración. Lamí mis labios, aún sintiendo su sabor en mi boca y me di un momento para reflexionar. Sabía que siempre iba a estar en mi corazón, pero no podía tener claridad. — Todo esto… nosotros, era divertido e impredecible. — Comencé. — Sin embargo, ambos crecimos y maduramos. No podemos estar con todo este drama y juegos para siempre. Necesito estabilidad, necesito algo normal. — Finalicé.
avatar
Mensajes : 1793

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por kingdomlightsshine el Sáb Sep 23, 2017 10:05 pm


LIAM HEMSWORTH.
Como podrán suponer, la boda fue un total éxito. Ni siquiera conocía a los afortunados pero me sentía bastante feliz por ellos. La casa de la hermana de Demi había quedado hecha un desastre digno de documentar y estoy seguro que el equipo de limpieza había demorado casi un día en arreglar toda esa faena. El mismo tiempo que demoró la antes mencionada en abandonar su hogar, de la misma forma que los recién casados se dirigían a su luna de miel. Lo cierto es que en algún momento de toda esta locura (y de mí, siendo privado del cuerpo de la mujer que amaba como si no hubiese tenido mucho ya con esa eterna sequía), Demi le explicó a su hermana lo que realmente había sucedido entre nosotros. Sin embargo, podía notar que la muchacha aún no podía superar del todo esta situación y existía un poco de mala sangre aunque no quisiera. No me importaba, tenía todo el tiempo del mundo para conocerme y adorarme, al menos eso planeaba. Mi teoría fue aún más acertada luego del frío: — Adiós, Liam. — Que Dallas dio después de despedirse cariñosamente de la castaña a la cual acompañaba. No obstante, era la última de mis preocupaciones en este momento. Es decir, aquella mujer acababa de dejarnos sólo para mí y Demi su gran casa en la playa luego de no haberla visto por semanas, no podía sentirme más grato ni siquiera con Jesús. — Sé qué quizás no debería decir esto... — Dije, girándome para encontrarme frente a frente con Demi. — Pero realmente estoy muy feliz de que se haya ido. — Finalicé, esbozando una sonrisa en su dirección. Y no decía eso por su aún odio hacia mí, sino que estaba al borde de asesinar a alguien por un poco de privacidad junto a Demi desde que la había vuelto nuevamente.
 
Di cortos pasos hasta llegar hacia ella nuevamente y me incliné para que mi boca diera con la suya, al mismo tiempo que mis manos atraparon su delgada cintura para así estrecharla contra mi cuerpo. No pude detener a mis manos curiosas de descender por su figura hasta llegar al borde de aquel vestido veraniego que llevaba (gracias Dios por las altas temperaturas), para luego subir este mismo y acariciar la suave piel de su trasero. Jesucristo, la había extrañado tanto que con ese simple movimiento sentí como mi pantalón ya estaba apretando más de lo normal a mi entrepierna. Atrapé en mis dientes con suavidad su labio inferior y ambos compartimos una seductora mirada, que honestamente había logrado ponerme aún más. — Desde el momento en que puse mis ojos en ti usando vestidos de playa que no he podido dejar de pensar en lo divertido que sería ayudarte a salir de ellos. — Musité contra su boca, dándole una media sonrisa. Para segundos después fundir esta misma con la mía nuevamente, esta vez con mi lengua rogando por el libre acceso dentro de esta cavidad. Su dulce sabor inundó mi boca, tal cual mi mente lo tenía memorizado y esperaba no olvidarlo. No podía dejar de deleitarme, no podía dejar de besarla con necesidad y anhelo, recordándole quién era y que ella siempre iba a pertenecerme. Dimos un par de pasos torpes en busca de algún otro lugar que no fuese la sala, sin embargo, no iba a hacernos perder el tiempo; me incliné para tomar sus piernas aún sin soltar su boca y la ayudé a dar un salto, para que así quedara sobre mí y sus extremidades abrazaran mi cuerpo afirmándose con fuerza.
 

Esbocé una sonrisa nuevamente al ver su cara de sorpresa por mi maniobra y volví a besar sus labios esta vez más efímeramente. — Te he extrañado demasiado, Demi. — Musité cerca de su boca con una voz ronca. — No quiero seguir esperando por otra locura que nos interrumpa. — Agregué, refiriéndome claramente a su familia, la boda, la limpieza y sobre todo, su hermana. La besé con fuerza nuevamente, sintiendo sus brazos en mi cuello y sus dedos jugando por ahí. Jadeé por lo mucho que la deseaba, por mucho que quería que nuestros cuerpos volviesen a encontrarse; podía jurar que todo mi organismo dolía por la necesidad animal que había juntado todo este tiempo sin tenerla a mi lado. Juro que en cualquier otra situación, no me hubiese importado caminar como pudiese con Demi sobre mí mientras pudiese devorar su boca a mi gusto y tocar su cuerpo como quisiese, no me importaría caer en el piso por mi falta de atención y hacerle el amor ahí mismo. No obstante, ahora debía al menos tener un poco de criterio con no caer sobre la castaña debido a que esta vez tenía a nuestro hijo en su vientre. Así que opté por tener un poco más de conciencia en el camino que nos guiaba hasta la habitación que se nos había designado y luego seguir con todo esto. Soy un hombre íntegro ahora ¿lo ven? Una vez allí, estabilicé a Demi sobre sus pies y la miré con deseo, deseo el cual me hizo quitar el vestido que traía por encima de su cabeza en menos de tres segundos. — Cristo jodido, eres hermosa. — Dije por inercia, estudiando sus pechos firmes, su vientre plano y sus largas piernas. Tomé su rostro entre mis manos antes de emitir cualquier otra palabra y nuevamente fundí mi boca con la suya.
avatar
Mensajes : 1793

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por youmakemeglow el Dom Sep 24, 2017 8:53 pm



DEMETRIA LOVATO.
Si alguien me hubiese preguntado hacia algunas horas si volvería a ver a Liam, probablemente hubiese contestado que no, claro, porque de todas las cosas nunca imaginé que lo sucedía hacia algunas semanas había sido el resultado de una confusión, una fatídica confusión, en realidad, las cosas estaban sucediendo muy rápido, de todas maneras. Ahora me encontraba con Liam, una vez más y con la total seguridad que él estaba tan feliz como yo de estar en la espera de un hijo nuestro. Era como si todo lo negativo se hubiese esfumado con el aire en tan sólo algunos minutos. La boda fue un total éxito, entre bailes y risas finalmente la pareja se despidió para dirigirse al auto que los llevaría a su luna de miel y posterior a ello procedimos a la limpieza, o más bien procedieron Yo seguía siendo una consentida por mi embarazo, así que me dediqué a pasar tiempo con Liam mientras todo aquello ocurría, la verdad es que si necesitaba que todos terminasen de irse, incluyendo a mi hermana, porque estaba segura que Liam añoraba la intimidad tanto como yo, y la verdad es que ansiaba algunos minutos a solas con él, no sé, poderme lanzar sobre él y besarlo hasta quedarme sin aliento, mientras le decía sin parar.— Te he extrañado mucho —Y podía repetirle aquello mil veces si me dejaban. Por otra parte había conseguido hablar con Dallas y explicarle la realidad del asunto, aunque ella seguía desconfiando de él y segura de que lo odiaría para siempre, sin embargo con la certeza de que ella sabía la verdad podía estar más tranquila, después de todo Dallas me apoyaba en todo y si yo amaba a él, ella iba a aceptarlo aunque viviese con un cuchillo en sus manos.

Cuando mi hermana atravesó la puerta, eran alrededor de las once de la noche y para aquél entonces todo estaba en orden. Solté una carcajada al escuchar a Liam y negué con mi cabeza levemente.— ¿Y así quieres que te quiera? —Inquirí divertida observándolo como se acercaba a mí, rodeé mis brazos en su cuello y abrí mis labios para recibir su boca en aquél profundo beso que añorábamos compartir. Privacidad. Los dos estábamos locos por compartir algo de privacidad y finalmente nos encontrábamos solos en aquella casa. Había extrañado incluso su masculina forma de arroparme entre sus brazos. Mis dedos se deslizaron por su cabellera densa mientras ladeaba con mi cabeza para recibir su boca en aquél beso suave y apasionado. Embocé una sonrisa contra sus labios, sin dejar de besar al sentir sus manos posicionarse con propiedad sobre mis muslos y posterior mi trasero.— ¿Ansioso? —Susurré con una sonrisa contra su boca. Sus dientes atraparon mi labio inferior y respondí con un gemido. La mirada que compartimos anunció lo que se avecinaba.— Vestidos de playa, pantalones, overoles, faldas. Tú estarías feliz de sacarme cualquier prenda —Contesté de manera divertida mientras tocaba la punta de su nariz con mis labios y posterior volvía a su boca para unirla en un beso con vehemencia, su lengua azotando la mía y la misma recibiéndolo con encanto. Mis piernas rodearon su cintura posteriormente y una risa de sorpresa se escapó de mis labios.— Nada nos va a interrumpir —Musité mordisqueando su labios inferior mientras mis dedos se deslizaban por su nuca y cabello, con mis piernas firmas en torno a su cintura, mientras sentía como nos dirigíamos a algún lugar lejos de la sala, probablemente la habitación, ese sería un buen lugar para aterrizar. Por supuesto que nada nos iba a interrumpir aquella noche.


Finalmente la puerta de mi habitación se abrió y mis pies tocaron el suelo posteriormente. Cuando estuve algunos centímetros lejos de su cuerpo elevé mi mirada hacia él sonriéndole. Su mirada de deseo hizo recorrer una electricidad por toda la extensión de mi espina dorsal. Elevé mis brazos cuando sus manos se dispusieron a sacar mi vestido y lo acerqué a mi sosteniéndolo por la nuca.— Y tú eres tan guapo —Musité antes de sentir sus manos en mi rostro y su boca fundiéndose en la mía. Mis manos se deslizaron por debajo de su camisa acariciando su pecho firme y su abdomen, mientras de forma casi desesperada me deshacía de su camisa sacándola por su cabeza.— Pero eso, tú, siendo tu: Ya lo sabías —Finalicé con una sonrisa divertida en mis labios antes de volver a besarlo. Mis manos torpes y desesperada se dirigieron a su pantalón, soltando el cinturón y posterior bajando la cremallera.— Jesús, ya deberías estar desnudo, Liam —Dije separándome de sus labios sólo para hablar y volví a sus labios saboreando aquella boca. Finalmente él salió de aquellos pantalones, se deshizo de sus tenis y finalmente sólo nos cubrían piezas de ropa interior, mi brasier acompañó la ropa en el suelo. Rodeé mis brazos en su torso atrayéndolo a mí, abrazándolo y buscando su boca con la mía una vez más.— Te amo Liam, y no podría imaginarme una vida sin ti —Murmuré mirándolo a los ojos nuevamente, sonreí y con mis manos en su nuca besé sus labios por décima octava vez aquella noche, abriendo mis labios, dejando su lengua apoderarse de la mía y posterior a ello el colchón rozando mi espalda, hasta que finalmente me encontré tumbada en el mismo, el contacto de su piel con la mía era prácticamente la sensación más sublime del mundo y me encantaba poder sentirme así de nuevo. 
avatar
Mensajes : 3216

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 25 de 27. Precedente  1 ... 14 ... 24, 25, 26, 27  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.