Últimos temas
Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 0/44

what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Página 4 de 27. Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 15 ... 27  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por youmakemeglow el Miér Sep 30, 2015 10:04 pm


ASHTON IRWIN.
La tensión volaba en el aire. Observé el rostro tenso de Luke y como intentaba hablar con Nina. La morena desde el incidente en la comisaria prácticamente no había querido dirigirme la palabra, estaba seguro que ella simplemente me odiaba. Tomé un suspiro, observando de lejos como él mantenía el control para no salirle con alguna grosería. Conocía a mi amigo, pero también conocía a Nina y lo terca que podía llegar a ser. Ya yo había intentado hablar con ella, hacerle entender que por ahora este era el mejor plan y que tan pronto todo se resolviera ambos volveríamos a nuestras vidas, o bueno, al menos eso quería hacerle creer. Después de que involuntariamente había logrado que Nat se alejara de ella, dejarla ir no sería una tarea tan fácil, ahora la tenía prácticamente bajo mi ala, como la última vez. Pero no era una tarea sencilla, más cuando ella apenas y me pedía permiso para que me apartase cuando me interponía en su camino, de forma literal Nina no me hablaba y yo estaba buscando todo recurso para que ella ya dejase aquello a un lado ¿Qué íbamos a hacer? Sí bien yo la había metido en esto entonces debía sacarla ¿no? Rasqué mi nuca en un simple gesto de impaciencia y finalmente vi como ella bajaba la cabeza, si lo poco que sabía le lenguaje corporal no me fallaba, entonces ella se había resignado. Embocé una media sonrisa cuando la silueta de Luke se giró en mi dirección y encogiéndose de hombros me indicó que ella había aceptado. Di algunos pasos hasta donde ambos se encontraban y observé fijamente a la morena, quien entre refunfuños y malas caras se subió al auto. Acto seguido lo hice yo también y encendí el auto para comenzar a andar.— Sé que no te da la gana de hablarme, pero para el lugar que vamos deberás al menos fingir algo de agradecimiento, esa pareja está haciendo demasiado con recibirnos —Comenté con mi mirada fija en el camino. Liam y Demetria, viejos amigos, casados y enamorados. Los había conocido hacía ya unos diez años, en uno de mis viajes a Malibú, y desde entonces lo consideraba uno de mis más grandes amigos, además que conocían mi secreto y jamás me habían señalado o juzgado, ellos simplemente ignoraban el hecho. Fue mi única salida, ya que sería un buen lugar para ocultarnos, más en la mansión remota en la cual la pareja vivía. Jamás nos iban a encontrar en ese lugar.


Desvié mí mirada una vez más a la morena y contuve el aliento unos segundos antes de regresar mí vista al camino. Era más hermosa cuando estaba disgustada, sí, debía admitirlo, el mohín que hacía con sus labios era simplemente adorable, quizás por esa razón me gustaba tanto hacerla enojar, porque era increíblemente hermosa de aquella forma. Contuve una sonrisa y dejé que mi mente se relajara, no estaba tenso, en lo absoluto, aunque podía sentir el aura perturbada de Nina, estaba seguro que en cualquier momento aceptaría esto ¿Qué podía hacer? No podía regresar a la ciudad, no podía regresar a ver a su noviecito Nat, no podía hacer nada porque ahora me pertenecía a mí, aunque no en las mejores circunstancias, pero lo hacía y debía aceptarlo. Por una parte yo lo disfrutaba, no su sufrimiento y mortificación, pero si su compañía, aunque aquello sonase enfermo y retorcido. Detuve el auto en la salida de la ciudad donde dejaría a Luke.— Buena suerte, amigo. Te avisaré cualquier acontecimiento —Mascullé guiñando mi ojo y él me regresó la sonrisa. Estábamos en contacto, cada día y cada noche, era él quien manejaba el 80% de mis negocios. Aunque no estaba en mis planes todo esto, no me quejaba del todo. Estaba con Nina, y ella simplemente no podía irse así lo quisiera. Ya estando solos en el auto y cayendo la noche comencé a buscar algún lugar donde hospedarnos para pasar la noche, no podía seguir en el carretera a aquellas horas, lo que no sabía era como lidiaría con aquello, y Nina a la defensiva. 
avatar
Mensajes : 3216

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por kingdomlightsshine el Sáb Oct 10, 2015 10:56 pm


De algo estaba segura, no había una palabra en el léxico castellano que definiese lo enfurecida que me encontraba en este momento. Quería golpearlo, simplemente quería mandarlo al demonio y que nunca más volviese a molestarme ¿No había sido suficiente con todo lo que ya me había hecho pasar? Y no me refería llanamente a los sucesos ocurridos últimamente, sino que me refería desde el momento en que lo había conocido. Lágrimas amenazaban con salir, por toda la ira contenida que tenía y por toda esta situación en general; si no me encontrase tan atónita con todo esto, de seguro que estaría gritándole mis entrañas fuera a Ashton. —No te preocupes, no odio a Demi y Liam. Te odio a ti, no tengo por qué no ser amable con ellos. —Respondí sin siquiera dignándome a mirarlo, con mi vista aún puesta en el camino. Los recordaba, siempre fueron agradables y llevaban más tiempo juntos de lo que cualquier persona sería capaz. Ni siquiera podía explicarle esto a Nat por ahora ¿querían que le causase un paro cardíaco luego de todo lo que había pasado? No, definitivamente iba a hablarlo con él en otra ocasión y por mientras diría que me fui a los Hamptons con mis padres o algo por el estilo. Miré acongojada la ciudad en el momento que la dejábamos y mi única escapatoria fue hacer como si Ashton no existiese e ignorarlo a como diera lugar. Más no resultó por tanto tiempo, ya que debíamos detenernos en algún lugar a dormir; sabía que el viaje era largo y que era imposible que llegásemos en una noche, pero hubiese dado mi alma con tal de no tener que pasar la noche junto a él. Así de enojada estaba.

Bajé del vehículo sin emitir ningún sonido y saqué de mi equipaje un cambio de ropa para mañana, para que luego nos adentrásemos juntos a la habitación del motel ¿Qué haría esto aún peor? ¡Una puta cama matrimonial! Respira Nina, respira. —Vas a dormir en el suelo... o en el sofá o en el condenado baño, pero lejos de mí. —Exclamé observándolo fijamente. Sorpresa, mi voz había vuelto. Mi coma temporal debido al shock había terminado y por fin podía confrontar al tonto de Ashton. Un silencio tenso invadió la habitación y podía sentir como es que la verborrea se acercaba cada vez más esperando por ser liberada, mis puños se apretaron a cada lado de mi cadera y sentí mis ojos cristalizarse. No merecía esto, no había sido mala novia con él, ni siquiera una mala ex novia; habíamos quedado en buenos términos cuando rompimos ¿por qué se empeñaba en hacer que lo odiase? —Ni siquiera puedo mirarte en este momento. —Musité, sorprendiéndome a mí misma con lo débil que había sonado ¡Vamos coraje, vuelve! — ¿Acaso tienes un tipo de radar? ¡Nina está feliz, debería ir a joderle la vida! —Vociferé esta vez y acto seguido, limpié una lágrima que bajó por mi mejilla— Terminé contigo para no tener que vivir como una delincuente ¡e irónicamente es lo que estoy haciendo! —Hice una pausa, llenando de aire mis pulmones para que así mi respiración se regularizase un poco. Deslicé la lengua sobre mis labios y elevé mi mirada para encontrar la suya, completamente segura de lo que iba a decir a continuación— Si realmente signifiqué algo para ti Ashton, vas a borrarte de mi vida cuando todo esto termine. Yo... dios, ni siquiera puedo mirarte en este momento. —Repetí y sacudí mi cabeza de manera negativa, dándole la espalda. Quería dormir y olvidar todo esto, olvidar que estaba odiando profundamente a quién creía era el amor de mi vida, ese de quién le iba a contar emocionantes historias a mis nietos y lo recordaría de una manera dulce. Pero no, todo había cambiado en el transcurso de un día y sabía que en parte era mi culpa, por haberme involucrado tanto con él cuando sabía que no debería; por hacerlo tan importante, porque de no ser así quizás esto dolería menos. Y sé que por el bien mental de todos, tendría que encontrar una manera de llevarme bien con Ashton durante esta estadía indefinida, pero no podía actuar con sensatez esta noche.
avatar
Mensajes : 1793

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por kingdomlightsshine el Dom Oct 11, 2015 12:22 am


Demi tenía un punto, si era un poco más extraño de lo usual que nos encontrásemos en una situación que no involucrase lo laboral; o mejor dicho, que nos viésemos citados en algo que no tuviese que ver con ella preguntándome cómo es que había ganado otra carrera consecutiva para luego darle una respuesta cualquiera esperando que la entrevista diera su fin y yo pudiese persuadirla nuevamente a que me aceptara aunque fuese un trago. Casi era surreal, debería haber usado la estrategia de la apuesta mucho tiempo atrás antes de haber agotado todos mis recursos de seducción con la pelinegra. Con lo que ya la conocía, sabía que se trataba de una mujer ambiciosa y era obvio que un reto del pedante corredor de carreras que tanto la perseguía sería una oferta que no podría rechazar. —Me alegra que no hayas escogido esa pregunta, considero tu intelecto muy superior para rebajarte a una reportera amarillista. —Mencioné con un deje de diversión y llevé la copa de vino hasta mis labios para beber un sorbo de este mientras ella continuaba hablando. No pude evitar soltar una suave carcajada ante su última acotación; mi color favorito, definitivamente había olvidado la última vez que alguien me había preguntado algo como eso. Tal como ella decía, las preguntas que recibía usualmente eran tales como “¿Qué se siente ganar esta copa?” y claro, las típicas preguntas de esas entrevistas personales en las cuales morían por algún dato de una novia o drama del pasado para poder manipular esa información a como dé lugar. Mi color favorito era algo simple, también me demostraba que podía confiar en ella. Es decir, prácticamente me tenía comiendo de su mano en este momento y cualquier pregunta que a la pelinegra se le ocurriese la respondería sin pensarlo más a fondo, Demi podría usar eso y... bien, doy a entender mi punto. —Es el azul, ya sabes, combina con mis ojos. —Respondí con un tono risueño.

Lo siguiente que hice fue observarla con detenimiento. Puede que Demi en todo este tiempo se hubiese convertido en mi versión de Moby Dick, convirtiéndome en el obsesivo capitán Ahab haciendo lo imposible con tal de capturarla, sin embargo, no podía olvidar que seguía siendo una mujer y al cabo de los años ya entendía cómo funcionaba la química recíproca. Lucía encantada y no podría estar más seguro de que me deseaba tanto como yo a ella, la diferencia es que yo no temía en aceptarlo ni dejárselo en claro en cada ocasión que pudiese; mientras que mi adorada musa seguía manteniendo aquello como si fuese una especie de tabú ¿Qué había de malo? Me gustaría tener su explicación, por supuesto luego de que me dejase provocarle un orgasmo. Ahí quería saber cuál era la razón de que no admitiera que también me deseaba. — ¿Arrogante? —Pregunté con una falsa desconcertación y me incliné hacia ella un poco más, haciendo que su delicioso aroma entrase en mis fosas nasales. Si olía así de bien, ni quería imaginar el sabor de su piel, no si es que quería seguir exento de morir por una aneurisma— Un arrogante que estás imaginando desnudo justo ahora. —Añadí y esbocé una sonrisa sin mostrar mis dientes ¿Se había sonrojado? Nunca lo sabría. Una ronca carcajada salió de mis labios y tomé nuevamente mi copa entre mis dedos, elevándola en su dirección— Sólo bromeo, Demi. Cuando llegues a conocerme te darás cuenta del sentimental chico que vive dentro de mí. —Hice una mueca esta vez, claramente seguía bromeando. Sin embargo, no todo en aquello era mentira. No me malinterpreten, no es que fuese un tipo que llorase viendo el Titanic, pero estoy seguro que la muchacha frente a mí pensaba que era tan vacío como un hueco y esa no era la realidad por completo. Digo, no estaba diciendo que quisiera que ella me... joder, ya basta. Solamente me agradaba Demetria, mucho más de lo normal, pero eso lo dejaba por el hecho de que cada comentario que salía de sus abultados labios era elocuente y su desorbitante belleza ¿a quién no lo agradaría más de lo normal una mujer así? Así fue como dio curso la cena, disfrutando de la amena conversación que nos veíamos sumidos sin ningún tipo de presión ni incómodos silencios. Era fácil hablar con ella. —Bien, deberíamos irnos. —Musité una vez que ya tenía la cuenta pagada, y no, ni de coña iba a permitir que ella concibiese si quiera pensar en pagar la mitad o algo así.
avatar
Mensajes : 1793

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por youmakemeglow el Lun Oct 12, 2015 1:38 pm


DEMETRIA LOVATO.
Reportera amarillista. Era irónico, de hecho, pues generalmente tenía que hacer preguntas amarillistas para poder ganarme la vida. Y no es que aquello me encantase, pero era el protocolo que debíamos seguir, era nuestro libreto, uno que debíamos seguir al pie de la letra. Embocé una sonrisa suave dirigiendo mí vista una vez más hacia el rubio que permanecía sentado frente a mí, aquél comentario risueño me hizo soltar una hilarante carcajada echando mi cabeza hacia atrás como una niña pequeña. Increíble, simplemente era increíble y debía admitir que me encantaba, sentía una poderosa atracción por aquella ingenuidad que desbordaba, tanta naturaleza y simplicidad. Era como un imán y cada cosa que decía me colocaba en un punto más cerca de su objetivo, aunque me lo negara a mí misma con constancia. Humedecí mis labios con la punta de mi lengua y negué suavemente con mi cabeza.— No imaginaba una respuesta así —Comenté llevando aquella copa a mis labios y bebé de un suave sorbo el vino añejo. En el momento que sus ojos no se despegaron de los míos sentí el rubor subir a mis mejillas instantáneamente, así que mi única salida fue desviar la mirada mordisqueando mi labio inferior con ligero nerviosismo. Estaba siendo una más del montón, intimidada por la mirada de Liam Hemsworth, tanto que me había resistido. Él prácticamente me estaba desnudando con la mirada y yo no hacía nada para evitarlo pues me encontraba en una especie de trance, fascinada por la intensidad de su mirada, aunque sonase contradictorio, pero era así. Me sentía mucho más que intimidada, pero a pesar de ello no me molestaba, se sentía bien y quería disfrutarlo. Al momento que de sus labios salió aquella palabra y lo observé inclinarse hacia mi dirección. Embocé una sonrisa risueña y lo siguiente me hizo sonrojar intensamente, me sentí acalorada y abrí mis ojos con ligera impresión, sin hacer desaparecer mi expresión risueña. Sólo pude sonreír y lo seguí con la mirada hasta que regresó a su posición anterior.— Una cosa no tiene que ver con la otra —Mascullé ligeramente divertida y guiñé mi ojo antes de llevar una vez más la copa a mis labios y de esa forma beber otro sorbo de vino. Ladeé con mi cabeza observando y escuchando su carcajada. Pero sus palabras me desconcertaron de cierta forma. El sentimental chico que vive dentro de mí. ¿A qué se debía mi desconcierto? El sentimentalismo no era precisamente un tema que esperaba y saliera de los labios de Liam, por lo que lógicamente me sorprendí y sí, me sonrojé. El que el aclarase que era sentimental iba más allá de algo de una sola noche ¿Verdad? Mordí mi labio con ansiedad y observé con atención al rubio.— Espero poder conocerte lo suficiente.
 
De manera casi sorprendente la cena prosiguió de la forma más sencilla, entre risas y una conversación fluida. Dios, que fácil era hablar con él, como si todo a nuestro alrededor estuviese perfectamente construido para pasarla de maravilla. Observé como pagaba la cuenta y al escuchar la siguiente frase sentí un extraño cosquilleo en la boca del estómago. Bien, deberíamos irnos, pero ¿irnos a dónde? Siempre cuando llegué a imaginarme en esta situación con él pensaba que se me insinuaría a la primera, ya saben, básicamente siquiera me llevaría a cenar, sino directamente a su objetivo que era bajo mi falda, pero todo era diferente y aunque estaba segura que su objetivo no había cambiado parecía que se estaba esforzando bastante. Me levanté de la silla para luego tomar mi bolso y elevé mi vista hacia el rubio quién comenzó a caminar a mi lado.— Ha sido una velada increíble —Susurré con dulzura ladeando suavemente con mi cabeza. Siendo una vez más sincera conmigo misma no quería que la noche se acabara, podíamos dar un paseo, eso sería una increíble idea, o ir a mi departamento, o a su casa. Esperen, no, nada de eso. Prácticamente sacudí mi cabeza en mi imaginación y aclaré mi garganta mientras seguimos nuestros pasos hacia el auto.— ¿Te parece si damos un paseo? Quiero decir, es aun temprano y no tengo muchas ganas de ir a dormir aun —Fue una propuesta al aire mientras lo observaba del otro lado del auto justo en el lado el copiloto a una suficiente distancia para no sentirme intimidada, o para no tener su cuerpo tan cerca. Era cierto, me lo imaginaba desnudo una y otra vez y no tiene idea del calvario que podía ser. Humedecí mis labios con la punta de mi lengua esperando su respuesta.— Además estoy curiosa con eso del chico sentimental —Sonreí inocentemente y observar su expresión me hizo sentir aún más cosquillas en el estómago. Que locura, no me sentía así desde la secundaria. 
avatar
Mensajes : 3216

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por youmakemeglow el Lun Oct 12, 2015 2:05 pm


ASHTON IRWIN.
Me odiaba a mí, como si no me hubiese dado cuenta. Sus palabras llegaban a mis oídos con aquella ira, con aquél evidente dolor y no pude negar que definitivamente me sentía mal, me sentía mal porque ella me estaba odiando demasiado, y porque tenía que buscar la manera de hacer que se odio disminuyese. A veces pensaba que era algo temporal, pero ella tenía sus razones para estar molesta, bien, entendía su punto, pero ¿Qué más podía hacer? No era mi culpa que la hubiesen involucrado una vez más, bueno, si la era ¡Pero yo no la quería dentro de esto! Aunque sonase tonto comencé a ver aquella situación como una jugada del destino. Por qué justo cuando me dispuse a recuperarla las cosas comenzaron a suceder, una tras otras. El cuarto de motel no parecía una buena idea a juzgar por nuestra situación, pero era necesario. Ahora no veía todo de la misma manera, quiero decir, tan divertido pues sabía que todo estaba alterando y dañando a Nina y la realidad era que sólo quería su bienestar, esperaba y pudiera conseguirlo mientras estábamos en Malibú. Lo anhelaba. Al observar la cama matrimonial supe que sería un problema, no por mí, sino por ella, y más pronto que nunca escuché su grito, sí, seguido de su ira contenida. La escuché en completo silencio observando como su cuerpo se movía de un lado a otro como elevaba sus brazos como exclamando plegarías en silencia, como las lágrimas se deslizaban por sus mejillas y como sollozaba en busca de consuelo. Yo era el culpable ¡¿Pero qué podía hacer?! Ya no había marcha atrás. No la interrumpí. Si ella quería desahogarse, bien, estaba en todo su derecho. Cuando contuvo el aliento abrí mis labios para decir algo, quería aclarárselo, necesitaba que no lo olvidara jamás. Pero ella prácticamente se me adelantó. Lo que vi después fue su espalda y todas y cada una de sus palabras hizo un repaso en mi cabeza. Yo amaba verla feliz, pero quería que esa felicidad fuese mi culpa, no la de otro maldito, tenía esa necesidad casi insaciable de marcar con mi nombre cada parte de su cuerpo y como lo había dicho antes: Sin importar las consecuencias que tuviera. Ella era mía, y de nadie más y la reclamaría hasta no poder más. Nunca quise que ella estuviese tan involucrada, pero lamentablemente había sucedido, ahora simplemente tenía que buscar las herramientas necesarias para deshacer ese error. Observé su espalda y caminé lentamente hacia su dirección, viendo como su espalda subía y bajaba a causa de los sollozos. Me detuve a tan solo unos centímetros de ella y contuve el aliento, sólo unos segundos para luego comenzar a hablar.— ¿Si me odias tanto porque no me lo dices mirándome a los ojos? ¿Por qué me das la espalda? —Pregunté en un susurro y di otro paso hacia ella, ahora mi pecho estaba más cerca de su espalda.— Jamás quise hacerte daño, jamás quiero hacerte daño. Lo único que quiero para ti es felicidad, pero necesito que seas mía, soy yo quien te dará felicidad no nadie más —Mi voz era suave, pero a la misma vez ronca. Me acerqué a su oído y respiré fuertemente.— El único delincuente aquí soy yo, tú saldrás de esto, pero saldrás siendo mía —Repetí, se lo recordaría una y otra vez.

Cerré mis ojos por una fracción de segundo respirando toscamente tan cerca de su oído que sentía el vibrar de su cuerpo.— No puedes decir que me odias porque aún me amas, y por favor no lo niegues, no lo niegues porque puedo demostrártelo, una y otra vez, tanto que quizás jamás lo olvides —Con temor mi mano se posó en su cintura y apreté aquella piel que despojaba calor.— No te voy a borrar de mi vida, eso no pasará jamás. Borraré todo un pasado, todo un expediente, toda una historia, pero tú serás lo único que prevalezca. Serás lo único que viva de todo aquello. Nina, necesito que confíes en mí. —En aquél momento tomé una decisión. Si mi único objetivo era ella, pues entonces buscaría la forma de hacer desaparecer el pasado, de borrar cada mancha y quedar tan limpio que ella jamás se alejaría. Y no sería un sacrificio, porque lo único que necesitaba era el calor de su cuerpo sobre el mío, era lo único importante. Dejé un casto beso en su oreja y me alejé lentamente de ella, solo unos pasos conteniendo el aliento. Jesús, tanta cercanía era embriagante, tenía demasiado tiempo sin deleitarme de su femenino aroma, de su piel suave y caliente y el hecho casi me hizo doler la cabeza. Cerré mis ojos unos instantes y luego los abrí. Si seguíamos de esa manera con tantas emociones atravesadas la amarraría y la haría mía en aquella maldita cama, así fuese un animal. Pasé una mano por mi cabello y la observé una vez más. Aquél infinito color chocolate me estaba matando, la mirada de Nina estaba perforándome y atormentándome. 
avatar
Mensajes : 3216

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por kingdomlightsshine el Lun Oct 12, 2015 9:06 pm


Me quedé estática en mi lugar en el momento que pude sentir que Ashton se acercaba hacia mí. Podía ser fuerte, es decir, estaba cerca de mí y eso no era el fin del mundo ¿qué sería lo peor que pudiera ocurrir? Lo que estaba ocurriendo en este momento probablemente; él hablando suavemente y su respiración contra mi piel. —Ashton... —Musité temblorosamente luego de su primera acotación intentando hacer que se detuviese, más no lo hizo ¿por qué en su sano juicio querría a cada momento probar un punto? Ambos sabíamos que no podría decirle que lo odiaba ni siquiera en esta situación, lo apreciaba mucho como para aquello. Mi respiración comenzó a regularizarse mientras Ashton seguía hablando, y a decir verdad, no sabía si es que eso era algo bueno o malo. No podía pensar con claridad si su cuerpo estaba tan cerca del mío y ¡se le ocurría hundir sus dedos en la piel de mi cintura! Parte de mí quería besarlo y decirle que era suya y que nada más importaba. Ni Nat, ni este problema, ni nada. Sin embargo, ese momento de locura gracias a cualquier fuerza divina se alejó de mi mente y pude pensar con claridad. En el momento que Ashton no emitió ningún otro sonido y pude percibir que se había alejado de mí, agradecí mentalmente por aquello antes de haber hecho algo lo suficientemente estúpido. Giré sobre mis talones y me encontré con su mirada de nuevo, se veía vulnerable y como si se sintiera en serio culpable por toda esta situación, más que nunca. Me quedé nuevamente congelada en mi lugar, solo observándolo y esperando que alguno hiciese o dijese algo. Entonces fue que mis piernas comenzaron a actuar por sí solas y extinguieron la nueva distancia que se nos había impuesto, quedando tan cerca de él que su respiración nuevamente chocaba contra mí... contra mi rostro. Sostuvimos la mirada un par de segundos y acto seguido, rodeé con mis brazos su torso estrechándome contra él; esperando que a pesar de lo rara que fuese la situación él respondiera mi abrazo. Mi cabeza se posó en su pecho esta vez y antes de que pudiera decir algo o arruinar el momento, me adelanté. —No preguntes nada, solamente déjame estar así un momento. —Murmuré contra la tela de su camiseta y cerré mis párpados inhalando su aroma, que seguía siendo el mismo que recordaba.

Ugh, esto estaba mal. Estaba demasiado mal, pero no parecía una razón suficiente para soltarlo. Sé que él había hecho alusiones bastante explícitas a donde nos encontraríamos luego y durante esto, pero yo seguía teniendo novio y... sí, esto estaba mal. —Siento haberte gritado y... haberte dicho esas cosas. —Hablé con un tono de voz suave, aún sin siquiera debilitar la intensidad de mi agarre en él— Estaba muy alterada, esto tampoco debe ser fácil para ti y yo estaba actuando como una perra egoísta, lo siento. —Añadí y una pequeña carcajada se escapó de entre mis labios. Tomé distancia esta vez y elevé mi mirada para encontrarme con la suya, dándole una pequeña sonrisa— No tienes que dormir en el baño, eso fue una exageración. —Articulé con un tono risueño y noté que mis brazos aún seguían rodeando su torso. Bien, luego de toda esa confesión y mis disculpas, esto se estaba tornando bastante incómodo y erróneo, debería alejar lo más humanamente posible mis manos de su cuerpo en este momento. —Bien, nosotros ya deberíamos dejar de hacer esto. —Comenté concluyendo y rompiendo el abrazo que nos unía. Retrocedí un paso esta vez, intentando mantenerme un poco más alejada de él y de su anatomía ¿estaba más guapo? ¡Compostura, Nina! Tenía que meter en mi cabeza que seguía odiándolo y gracias a él estaba estancada en esto. Humedecí mis labios con pudor, cambiando la dirección de mi mirada a cualquier otro lugar de la habitación que no fuese él y tomé una honda bocanada de aire. —Debería irme a dormir, realmente estoy cansada. —Añadí esta vez, tragando saliva en seco. Pero mis pies no captaron la orden al parecer, porque seguía frente suyo.
avatar
Mensajes : 1793

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por kingdomlightsshine el Lun Oct 12, 2015 10:05 pm


Me alegraba que Demi y yo coincidiéramos en que había sido una agradable velada juntos. Sabía a ciencia cierta que Demetria Lovato era una mujer interesante, atrapante y destilaba sensualidad por cada uno de sus poros, sin embargo, no me esperaba que hubiésemos logrado llevarnos tan bien como lo hacíamos, que nuestras conversaciones en vez de ser un preludio obligatorio para el final inminente que se reducía en meterla en mi cama, fuesen espontaneas, divertidas y que realmente me hicieran disfrutarlas. No me sentía obligado en haberla traído a cenar, fingir que me interesaba lo que hablaba para poder meterme entre sus piernas; porque de verdad estaba interesado en lo que salía de sus abultados labios y joder que había disfrutado cenar junto a ella. De todas maneras, lo había recalcado anteriormente y seguía creyéndolo, cerca de la pelinegra me sentía distinto; y sabía que me atraía mucho como para no tenerle respeto y usarla por una noche. Era algo que estaba volviéndome demente. La única mierda que quería de esta chica es meterla dentro de mis sábanas para una acalorada noche con nuestros cuerpos fundiéndose en del otro y ahora las cosas se habían dado vuelta, me gustaba demasiado como para bolsearla. — ¿Paseo? —Pregunté con las comisuras de mis labios elevándose luego de su propuesta. Demi quería pasar más tiempo conmigo y estaba absolutamente seguro que el paseo era una burda excusa, más no me molestaba para nada. De hecho, me encontraba fascinado. No del todo, es decir, no podía sacar de mi cabeza que las palabras que había usado fueron “No quiero irme a dormir aún”, porque definitivamente podría encontrar una manera de mantenerla despierta toda la noche; pero nuevamente estaba este bloqueo molesto que surgía de la nada— Me parece una idea excelente. —Añadí, saliendo de mi ensimismamiento y mi jodida disyuntiva de llevarla o no a mi cama esta noche.

No pude evitar soltar una carcajada cuando sacó a la luz de nuevo lo del chico sentimental y negué con mi cabeza de una manera jocosa. —Oh, podría darte datos míos ¿no crees? Eso sería divertido. —Dicho esto, entrelacé mi brazo con el suyo para comenzar a caminar sobre la acera de la cálida noche que nos embargaba— Dato número uno, cuando era pequeño tenía una tía abuela horrible que me aterraba todas mis entrañas. Cuando murió, mis padres no pensaron en una mejor idea que decirme que si no comía todos mis vegetales vendría a asustarme en la noche. —Humedecí mis labios e intenté no soltar una carcajada para contagiarla a ella y no terminar con mi tonto relato— Deberías haber visto como me tragaba el maldito brócoli luego de eso. —Ahora sí reí fuertemente ¿Acababa de contarle una anécdota de mi infancia? Bien, eso era algo nuevo. Como había dicho, hablar con Demi simplemente era fácil, no es algo que pudiese explicar... sólo surgía espontáneamente de una confianza que ni siquiera podía encontrarle el origen. Una vez que llegamos al Central Park totalmente iluminado por los faroles y con menos gente de lo usual, me detuve en seco, haciendo que por una obviedad ella me quedase viendo extrañada con una interrogante en su rostro de que si algo había salido mal. Aclaré mi garganta y me sentí estúpido en ese momento, estúpido por estar actuando de esta manera tan antagonista a mi verdadero yo, no obstante, tuve el valor de posar una de mis manos sobre su cintura y atraerla hasta que su cuerpo chocase contra el mío. —Yo... —Descendí mi mirada hasta chocar contra la suya y procedí— Eres distinta Demi, siento que debo preguntarte si puedo besarte antes de hacerlo. —Murmuré, a sabiendas de lo cerca que nos encontrábamos el uno al otro, y santa mierda, su aroma embriagante nuevamente entrado en mis fosas nasales ¿Podía oler de mejor manera? Lo dudaba, y si no lo hiciera, quizás sería más fácil resistirme a ella. —Sin embargo, ya debes tener claro eso. No soy muy bueno ocultándolo tampoco. —Mi tono de voz fue más risueño esta vez y con ocultándolo, claramente me refería a lo mucho que la deseaba. Así que no tenía que decir más explicaciones, ella estaba aquí ¿no? Debería significar algo, aunque el desencadenante de aquello fuese la tonta apuesta. Entonces me incliné, hasta que sus labios presionaron los míos y esperé su positiva, llevando una de mis manos hasta su barbilla para hacer presión y entreabrir sus labios, dejándome deslizar mi lengua dentro de su boca e invadiéndome de su sabor. Había olvidado todas las jodidas veces que había fantaseado con esto, más ninguna se asemejaba a la verdadera sensación de sus labios contra los míos y el sabor de ella— Pasa la noche conmigo, Demi. —Susurré finalmente.
avatar
Mensajes : 1793

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por youmakemeglow el Mar Oct 13, 2015 4:21 pm


DEMETRIA LOVATO.
Quise quizás reír al escucharlo repetir mi propuesta. Sí, un paseo. Respondí mentalmente, siendo sincera conmigo misma quería pasar un poco más de tiempo con él, simplemente sentía que irnos sin más de aquél lugar no era suficiente. Jesús, quién me escuchara. Había estado huyendo de las garras de Liam por aproximadamente un año, haciéndome la dura ante sus insinuaciones, ahora, de pronto prácticamente le estaba suplicando un par de minutos más a solas. Qué patética. Mordí ligeramente mi labio inferior asintiendo con suavidad. Era sólo un paseo, caminaríamos las extensas calles de la ciudad hablando de cualquier cosa que nos hiciese sentir cómodos, porque con Liam era así, y tenía muchísimo tiempo sin sentirme de aquella manera. Aunque me preguntaba a mí misma ¿De qué manera me refería? Bien, tenía bastante sin ser simplemente yo, sin echar mi cabeza para atrás y reír como una adolescente, suponía que no debía fingir nada, porque hacerlo no tendría sentido, era natural, salía natural y se sentía bien. Me pregunté también que estaría pasando por su cabeza en aquél preciso instante, me imaginaba el tamaño de su ego en aquél momento. Y cuando pensé que me saldría con un comentario egocéntrico él simplemente sonrió, de la manera más cálida que jamás había visto salir de sus comisuras y aceptó el paseo que yo misma había propuesto. Tragué la saliva que estaba atragantada en mi garganta y di algunos pasos hasta quedar a un lado de él. Su brazo se entrelazó con el mío y suspiré con brevedad, aquél acto íntimo no era algo que esperaba, pero me agradaba.— ¡Datos! Que ingeniosa forma de llamarlo en una cita —Comenté risueña mientras emprendíamos nuestro camino sobre la acera adentrándonos en la cálida noche. Una fresca brisa nos azotaba y jamás me sentí tan bien en mi vida. Escuché con atención lo que decía, fijándome más en su actitud relajada, en su voz cantarina y risueña, como si el recuerdo los transportara a esa época, cuando era precisamente un niño. Imaginé su rostro y luego su risa indiscutiblemente me contagió. Verlo reír de aquella forma era quizás la sensación más agradable que había experimentado jamás. Fue dulce, quizás lo más tierno que había escuchado y sentí aquella repentina sensación en la boca de mi estómago. ¡Joder! Como me gustaba aquél hombre en cada línea de su encanto, estaba fascinada. Mordí mi labio y justo en ese momento nos detuvimos en la entrada del central park, los faroles iluminaron nuestros rostros y contuve el aliento por una insignificante fracción de segundos, giré mi vista hacia él enarcando mi rostro con una expresión confusa.

Sentí prácticamente el vibrar de su cuerpo y cómo su mano se posó en mi cintura, pestañeé hacia él y segundos después mi cuerpo estaba tan cerca de él que podía aspirar su embriagante perfume masculino. Sus ojos azules hicieron contacto con los míos y sentí que posiblemente me derretiría, sí, eso podía pasar. Sentí la presión en mi estómago, una sensación más fuerte que la anterior y mis piernas flaquearon. Pero que débil, y ni siquiera me había besado. Lo siguiente que dijo me dejó perpleja y tragué en seco. Distinta. No supe porque aquello había tenido tanto impacto sobre mí. Jesús, él no debía preguntar, porque en aquél minuto sólo deseaba que me besara. Mi mirada prácticamente le gritó aquello, le rogó que me besara y que acabara con la agonía. ¿Ocultar qué? Lo supe segundos después, ambos nos deseábamos demasiado, es decir, estábamos locos porque lo que tuviese que suceder sucediera más pronto que tarde. Su boca buscó la mía y no tuve que responder, asumía que mi mirada de súplica y mi respiración agitada había sido suficiente. Sus labios presionaron los míos e instintivamente subí mis manos por su pecho deteniéndome en las solapas del cuello de su camisa sosteniendo aquella parte con indiscreta posesión. Él tomó mi barbilla y me deleité de su delicioso sabor. Su lengua se abrió paso y así comenzó una erótica danza con la mía. Como negar que algunas veces algo así había pasado por mi cabeza, pero nada se acercaba a lo que sucedía ahora mismo. Era alucinante. Sus labios se separaron tan sólo unos centímetros de los míos y suspiré. Su propuesta me hizo abrir los ojos y observarlo fijamente. Pasa la noche conmigo. Y me sentí entre la espada y la pared, me sentí acorralada en una propuesta que podía ser mi muerte o mi salvación, entre el bien y el mal, por así decirlo. Parpadeé y sentí su mirada impregnada de lujuria y deseo. Negarme sería una locura, porque estaba segura que me arrepentiría el resto de mi vida, aunque estaba segura que también me arrepentiría si aceptaba. Tomé su rostro entre mis manos y volví a besarlo esta vez más suavemente.— Sería una locura —Admití, y acaricié con mi pulgar su mejilla, luego su barba de un par de días, ladeé con mi cabeza y sonreí.— Pero, no creo poder aguantarme mañana por la mañana al darme cuenta que rechacé tal propuesta —Susurré cerrando mis ojos por unos segundos aun disfrutando de la cercanía.— Necesitaré que me guíes —Aquello fue un simple susurro y mi aceptación a su propuesta. Ahora me encontraba desesperada, sentía que había mil barreras entre los dos, y cuando me refería a barreras hablaba de ropa y prendas sobrantes. 
avatar
Mensajes : 3216

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por youmakemeglow el Mar Oct 13, 2015 5:11 pm


ASHTON IRWIN.
Contuve el aliento, y ni siquiera supe cuánto estuve así, simplemente observándola. Podía sentir como la atmósfera de la habitación había cambiado en tan sólo ese segundo. Había tensión, sí, bastante y algo parecido a una chispa indudable. Aunque sonase casi como una locura. Cuando su cuerpo comenzó a caminar hacia mí la observé, cada paso, cada movimiento y finalmente su figura femenina estuvo a escasos centímetros de mí. Dado que ella era un poco más baja que yo bajé la mirada y las mismas se mantuvieron así, frente a frente, casi podía sentir como sus ojos color chocolate me penetraban. Iba a volverme loco. Su aroma femenino, algo parecido a rosas impregno mis malditas fosas nasales y tuve que, por segunda vez aquella noche armarme de demasiado autocontrol. Iba a desvanecerme, sí, como una marica, pero lo que sentí en aquél momento no podía compararse con nada que hubiera sentido jamás. Era demasiado intenso. Lo siguiente que sucedió fue ella rodeando mi cuerpo con sus brazos dándome un abrazo que me tomó, obviamente por sorpresa. Mis brazos se mantuvieron a cada lado, tratando de asimilar que aquello realmente estaba pasando y a los poco segundos reaccioné, pasé mis brazos alrededor de sus hombros estrechándola como si nunca en mi vida lo hubiese hecho, pero como si siempre lo hubiese soñado. No me importaba porque lo había hecho, o si aquél impulso duraría tan sólo segundos, pero necesitaba permanecer y disfrutarlo como si fuese la última vez. Enterré mi nariz en su cabello inhalando aquél aroma que me volvía loco, Jesús, cuanto anhelaba poder abrazarla una vez más, aunque quería besarla, desnudarla y hacerle el amor, con tan sólo abrazarla en aquél momento sentía que era suficiente, eso quizás me daría un poco más de voluntad para mejorar muchas cosas. El calor de su cuerpo se mezcló con el mío y cerré mis ojos para luego abrirlos cuando de sus labios comenzaron a salir palabras. Cuando al principio pensé que serían un montón de insultos tras otros lo que recibí fueron palabras suaves y de ¿disculpa? Pestañeé y decidí no soltarla, aunque quería mirarla al rostro, era necesario permanecer de aquella manera. No podía creerlo, de hecho, estaba considerado que aquello podía ser un sueño. Tenía días con sus insultos en mi hombro, con su odio irremediable y ahora… me sentía confundido. Pero no quise desprender el sentimiento, sí, todo lo que ella dijera era cierto y la perdonaba, no la juzgaba, simplemente, aunque me estuviese volviendo loco, asentí con mi cabeza. Su cuerpo se separó un poco del mío y me sentí vacío una vez más.— No… no tienes por qué sentirlo. Estabas molesta, no te juzgo —Mascullé siendo, al menos una vez en mi vida sensato con la situación. Tomé aire, tanto que mis pulmones se inflaron y la miré a los ojos.— Entonces ¿No me odias? —Pregunté de la forma más incrédula, Vamos Ashton, estás pidiendo demasiado. Sus brazos seguían en torno a mí torso y la observé detenidamente.— Tú eres la que lo hace —Comenté con cierto tono divertido, sólo porque necesitaba aliviar la tensión que sentía en cada partícula de mi cuerpo. Ella acababa de disculparse y yo no sabía porque me sentía de aquella forma.— Nunca en mi vida había estado tan confundido —Susurré mirándola a los ojos. Aún seguía de pie frente a mí, tan cerca que podía seguir escuchando su respiración pausada e inhalando su aroma a rosas.— Pero jamás me había sentido tan grato. —Dije finalmente, porque sí, estaba confundido, pero que ella me hubiese pedido disculpas fue el tope de la inexperta felicidad.

La miré a los ojos una vez más y le dediqué una sonrisa suave. Tomé su barbilla y elevé su rostro hacia el mío. Besarla sería romper todo lo que en segundos habíamos construido, pues, al menos ella había bajado la guardia, así que aquello me convenía más que cualquier otra cosa, debía mantenerla así, debíamos permanecer así y no podía arruinar aquello. Así que mis labios se posaron en su mejilla presionándolos en un sonoro beso. Me separé de ella y guiñé mi ojo con ternura.— Una vez más te digo: No tengo nada que disculparte. Estabas molesta, y yo soy un verdadero idiota, nunca hago las cosas bien contigo, pero te amo, así que debo al menos hacer el intento —Me encogí de hombros y di un paso hacia atrás tomando la distancia que estaba seguro y ella necesitaba, yo por mi parte podía permanecer así toda la noche si era necesario.— Gracias. Haré lo que sea necesario para que salgas de este embrollo —Suspiré largamente. Desvié mi vista de la suya y pasé una mano por mi cabello.— Dormiré en ese sofá —Comenté señalando el sofá individual que estaba en la esquina de la habitación.— Date una ducha si quieres, iré por algo de cenar —Embocé una sonrisa suave y caminé hasta la puerta, tomé el pomo entre mis manos y me detuve antes de salir.— Eres linda cuando estás enojada —Sonreí una última vez y salí finalmente de la habitación. 
avatar
Mensajes : 3216

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por kingdomlightsshine el Vie Oct 16, 2015 7:53 pm


Sabía que no debía sentirme de esa forma, sabía que tenía que tenía que desechar esa sensación a como diese lugar; más no podía ignorar la pizca de decepción en el momento que Ashton no me había besado. Estaba siendo malditamente egoísta, con él tanto con Nathaniel, e incluso me había dejado en claro lo muy confundido que se encontraba luego de mi acción que quizás estuvo fuera de los límites. Oh pero claro, a él nuevamente se le ocurría decir que me amaba, como si el caos dentro de mi mente no existiese en este preciso momento y eso no lo sacudiera aún más. Quizás debería haberme quedado en mi línea de odio, o quizás debería hacerle creer que seguía allí para que su actitud cambiase y me odiara también haciendo esta situación más fácil para mí. Yo debía dejar de pensar en estas estupideces, realmente. Asentí con mi cabeza, llevando mi mirada hasta el sofá que había apuntado y estuve a unos segundos de pedirle que durmiese conmigo en vez del incomodo sofá ¡No se te ocurra hacer eso! Gritó mi voz de la razón, salvándome de un gran, gran error. —Claro, deberías comprar pizza. —Le recomendé como opción y las comisuras de mis labios se elevaron. No obstante, mi sonrisa se borró en el momento que hizo su última acotación y un calor abrasador subió desde mi garganta hasta posarse sobre mis pómulos ¿Realmente me estaba ruborizando por qué me había dicho que me veía linda enojada? ¿Cuántos años tenía, quince? Ashton y yo estuvimos en una relación, nos conocemos perfectamente y ¿me estaba sonrojando? Cuán bizarro era aquello. Necesitaba alejarme de él, eso debía hacer, las hormonas y las emociones tenían mi cabeza dando vueltas sin un sentido lógico pasando tanto tiempo a su lado. En el momento que dejó la habitación, tomé una ducha rápida para luego adentrarme en mi sleepshirt, secar mi cabello y amarrarlo en una cola alta, intentando lucir lo menos provocativa que pudiese. Me sentí tonta también, Ashton me había visto centenares de veces en pijama y sin maquillaje en el pasado, pero tenía la esperanza de que quizás no lo recordaría. Tenía que empezar con una misión de no-avivar-ninguna-llama, si es que quería salir ilesa de todo esto y no cometer algún estúpido error por la cercanía que estábamos teniendo mi ex novio y yo. Éramos exs, debía recordar eso; a pesar de lo muy guapo y encantador que fuese, debía recordar por qué habíamos terminado y ya... y que tenía otro novio.

Di un respingo cuando la puerta se abrió nuevamente y cuando vi a Ashton entrar por el umbral lo único que pude repetir dentro de mi mente fue que debía volver a odiarlo. Entonces fruncí el ceño con despreocupación hacia su dirección, pensando que podría lograrlo hasta que... —¡Trajiste pizza! —Podía asegurar que mis ojos se iluminaron. Corrí hasta llegar a su lado y tomar la caja en mis manos, para luego dirigirme hasta la cama de igual manera y depositarla ahí. Con todo este drama había olvidado lo hambrienta que estaba. Di un salto para sentarme sobre la cama y abrir la caja aún igual de emocionada. No obstante, antes de comenzar a comer o siquiera sacar un pedazo, me percaté que Ashton no se me había unido y no sabía si es porque pensaba que iba a correrlo de la cama o... que esto fuera un poco raro. —Oh dios mío ¿esto es raro, verdad? —Por supuesto que era raro. Comer pizza con pijama sobre la cama simplemente traía muchos recuerdos y me hacía sentir fatal, fatal y culpable... y confundida. Esto era una porquería— Hey, los amigos igual hacen estas cosas. Podemos comer pizza como amigos. —Forcé una sonrisa luego de decir aquello ¿Amigos? Quise golpearme en el momento que se me ocurrió aquello. Ashton y yo nunca habíamos sido amigos, había estado demasiado enamorada de él como para concebir la idea de haber sido su amiga incluso al conocerlo. Pero si quieres hacer esto funcionar amigos serán, pensé. Me levanté y mis piernas se dirigieron hasta quedar frente a él.  —Sé que esto es complicado por nuestra historia y realmente no quiero seguir confundiéndote... si te sirve de algo, ha sido un día terrible para mí también. Luego de esto quiero que me compres un perrito. —Musité con un tono risueño para alivianar el ambiente y luego solté una suave carcajada— Ahora, cena conmigo antes de que me quede dormida.
avatar
Mensajes : 1793

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: what a sad, beautiful, tragic love affair ♥.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 27. Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 15 ... 27  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.