Últimos temas
» ¿rol? ♡
Hoy a las 11:21 pm por justkeepthelight

» we live in a beautiful world.
Hoy a las 10:24 pm por Hothouseflower

» ♡ I know we're gonna be together I just don't know how.
Hoy a las 10:06 pm por Diamonds

» nice to meet you, kath ♥
Hoy a las 9:31 pm por uchiha

» 'cause you got me in my f e e l i n g s ♣
Hoy a las 8:41 pm por trashking

» しゃ んなろ
Hoy a las 8:31 pm por uchiha

» deepika padukone ♕
Hoy a las 8:29 pm por beanie

» Honey, why it's so dark here?
Hoy a las 8:14 pm por CatCatCat

» pied piper ✹
Hoy a las 7:50 pm por byunosh

Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 0/44

stay away from things that aren't yours.

Página 2 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: stay away from things that aren't yours.

Mensaje por uchiha el Vie Dic 16, 2016 1:56 am


No entraba en su pensar, que tendría que pasar tiempo con alguien que en su vida había hablado. La rubia jamás bajo su sano juicio, entablaría una relación amical con alguien con las características de Christopher, aún más cuando bajo presión propia había actuado de manera tan radical. Sin olvidar que su último comentario solo consiguió en ella cierta irritación ante su presencia. De cierto modo le sorprendía poder tener tantos sentimientos negativos en ella, después de todo, jamás antes los había experimentado y era por esa misma razón que ahora se estaba debatiendo entre cómo actuar. Extrañaba enfocarse solo en sí misma, por qué era ahí cuando parecía tener el control sobre todo. Sobre sí misma. Decidió faltar a sus demás clases, ignorando lo que pudiese ocasionar ello, después de todo siempre había sido una alumna ejemplar y un par de faltas no cambiaría ello. Aprovecho el tener la tarde libre para mandarle un mensaje a Christopher con su dirección, ignorando a la hora que se le antojara aparecer. Con o sin él, terminaría el trabajo.

Buenos días, Señorita Williams. — Saludo el portero del edificio al verla aproximarse a la entrada. Por lo menos el Señor Johnson seguía presente, un rostro conocido con el cual ser ella misma. Continúo su camino por el lobby hasta llegar a los elevadores. El día hasta el momento se estaba haciendo eterno,  por lo que supuso sin ganas que aquel año jamás terminaría. Fue entonces cuando las palabras del castaño golpearon sus pensamientos como si se tratase de una roca. Christopher era considerado uno de los estudiantes más problemáticos, tanto por sus comportamientos como los de su grupo de amigos. Suponía que él conocía cómo era que una chica debía comportarse para realmente ser “mala”. La rubia no quería ser mala, solo… no quería ser buena. Mordisqueo su labio inferior mirando su figura en el espejo y dejo salir de sus labios un suspiro cansado. Definitivamente sería un largo año.

Al llegar a su casa la primera acción que realizo fue quitarse aquel maquillaje que erradamente se había puesto en su rostro. Su rostro se veía mucho mejor sin tanta promoción falsa, o por lo menos eso es lo que siempre le decía su padre. También aprovecho para cambiarse de vestimenta, buscando entre sus cajones algo ligero y cómodo que utilizar, optó por ponerse un body de espalda descubierta y un short. Gigi no se vestía siempre como mojigata, tenía ropa atractiva, más siempre había dejado que esta se vea escondida en lo más recóndito de los cajones. Cosa que empezaría a cambiar. Desordeno su cabello, tirando de este hacía atrás y camino hasta la cocina para prepararse algo de comer: preparando algo de comer también para aquel que aún no llegaba al encuentro.


Cuando el timbre sonó, Gigi se encontraba echada sobre el sofá mirando una serie. Se encontraba muy entretenida, aún más cuando nunca se había tomado realmente la molestia de concentrarse en cada personaje. — Esta abierto. — Alzo la voz, sabiendo que se escucharía. El edificio era un lugar privado, no dejaban que cualquier persona pasará y menos que utilizara los elevadores, sabía que el portero había hecho un buen trabajo al reconocerlo – había dejado una foto con su nombre en la entrada para que supieran quién era-, por lo que no se tomaría con una sorpresa en cuanto la puerta se abriera. Al verlo atravesar la puerta se incorporó dejando su apoyo en sus codos apoyados en el sofá. — Cocina por allá, baño por allá. — Con ayuda de sus piernas indico cada uno de los lugares donde se encontraban los lugares ya mencionados. Suponía que serían los únicos dos lugares donde él podría sentir la necesidad de ir. — Si bien vivo sola, tengo reglas: no toques nada. — Aclaró poniéndose de pie con una sonrisa sarcástica. La vida privada de Gigi, era bastante privada y le gustaría que siguiera siendo de igual manera.
avatar
Mensajes : 1846

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: stay away from things that aren't yours.

Mensaje por Hothouseflower el Vie Dic 16, 2016 11:12 pm


Durante el transcurso del día Megan estuvo muy unida a su abuela. Primero tomaron la comida y luego le ayudo a desempacar para ordenar todas sus cosas mientras ambas se ponían al día de sus vidas, por su parte la rubia evito tocar el tema de sus padres, y para su buena suerte su abuela entendió el mensaje, se enfocaron en el trabajo, su hermana, sus amigos, los desfiles, todo lo que rodeaba a la rubia. Para cuando la rubia termino por guardar su último vestido en el ropero se percató que el sol fue remplazado por la luna y estrellas. También era hora de la cena. Cuando estuvo sentada en el comedor principal de la casa no tuvo demasiada suerte en evadir a Marcus –su abuelo- quien no dudo en hablarle en resumen de todas las actividades que se hacía en el rancho y que esperaba que ella brindara un poco de ayuda. Ella por supuesto se negó usando la excusa: qué no tenía ropa para ese tipo de trabajo y que a pesar de estar en ese lugar, no quería decir que no tenía trabajo que hacer. —Estoy seguro que tú abuela tiene algo que te pueda servir, y hay tiendas de ropa en esta ciudad Megan. — añadió su abuelo con orgullo. —Lo sé abuelo, pero realmente no sirvo para ese tipo de trabajos. —añadió llevándose la copa de agua a su boca. —Lo que tú abuelo quiere decir cariño. Es que no estaría negándose a recibir ayuda de una persona que pueda manejar su carácter, además… puedes intentarlo. Puedes comenzar con lo más fácil, como ayudar en recoger los huevos de las gallinas, alimentarlas, ayudarnos con los borregos. —la rubia quería soltar una carcajada ante tales palabras de su abuela ¿ayudar a recoger los huevos? ¿Seguir a las gallinas? ¿Qué pasaba con todos ahí? Era como si no se percataran que Megan Williams podía ser todo, pero jamás una chica de rancho. —Veremos. —ni lo negó, ni lo confirmo. El resto de la cena estuvo centrada de conversaciones triviales entre sus abuelos, cuando Megan estuvo fuera afirmo terminar su plato y paso a retirarse a su habitación.

Decidió brindarse un poco de mimos, tomar una ducha y humectar su piel con sus cremas favoritas. Termino por usar una pijama de dos piezas. No era precisamente algo de encaje, era más bien. Un pantalón cortos rosa y una blusa de tirantes con dibujos de flores. Una de sus favoritas porque resultaba ser cómoda. Dejo suelta su cabellera para que lograra secarse de la forma natural, un par de pantuflas con forma de pony completaba su atuendo. Si, durante el día era el vivo retrato de una mujer. Y durante la noche sin los tacones, la ropa ajustada o el maquillaje parecía una niña. Parecía la chica de su edad –o incluso más joven- a pesar del largo viaje que hizo, aún no se encontraba del todo cansada como para caer en sueño con tanta facilidad. No pasaban de las diez de la noche, para ella resultaba ser temprano pero cuando abandono su habitación y busco alguna persona despierto en la casa no tuvo suerte.

Saco su móvil y camino por casi todo el terreno delantero en busca de señal, pero las barras apenas alcanzaba una, no era lo suficientemente fuerte como para hacer una llamada o navegar por Internet. Otro problema. Cuando estuvo resignada giro en dirección a la puerta principal de la casa pero entonces la luz encendida del establo llamo su atención, y como la chica curiosa que es, fue directamente hacia ese lugar. Sin embargo casi choco con la persona que se puso en su camino. — ¿Quién más? —murmuró mientras entrecerró sus ojos e intento ver por encima del hombro del ojiazul. — ¿Qué hay adentro? —exclamó con curiosidad. Luego regreso su atención a Liam, quien se encontraba lo suficiente cerca como para notar cada mínimo detalle de su rostro. Desde sus enormes y bonitos ojos azules, su barba ligeramente larga hasta esas pequeñas pecas en el puente de su nariz. —¿De casualidad sabes dónde puedo tener señal para mi móvil?
avatar
Mensajes : 1854

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: stay away from things that aren't yours.

Mensaje por Hothouseflower el Sáb Dic 17, 2016 2:30 am


Christopher se encontraba con unos amigos en el momento que recibió el mensaje de Gigi, con una sonrisa curvada en sus labios se limitó a simplemente tomar nota e ignorar el hecho de responderle ¿para qué? Si ella no hubiera deseado que el moreno fuera, no le mandaría su dirección –a menos claro- que se tratara de una broma por parte de la chica. Se puso de pie mientras tiro de la colilla de cigarro. —Me voy nos vemos después. —musito al grupo de chicos que estaba a su alrededor, algunos lo miraron con interés, otros preguntara sobre sus planes y los restantes pasaban de su comentario. —Tengo un par de cosas que hacer. —cuando se dispuso a caminar al carro alguien llamó su atención. —Recuerda que este viernes es la fiesta. —el moreno mantuvo los labios apretados, intentando recordad de cual de: todas las fiestas, se refería su amigo. —La que haremos en casa de Seth. —agrego el chico como si se percatara del deterioro de la memoria de Christopher. Una ligera O se formó en su boca. —Por supuesta, esa fiesta. No planeo perdérmela. —musito y después entro al auto.

Una vez que se encontró frente al edificio, su ceño se arrugo comprobó con la aplicación del móvil que estuviera en el lugar correcto. Cuando lo confirmo. Se acercó a la entrada donde un hombre cuidaba de la puerta principal que daba acceso al interior. Dio el nombre de la chica y seguido, tuvo que dejar su identificación por como un comprobante ¿Qué carajos? Era obvio que la seguridad que existían en ese lugar era a base de que la mayoría de las personas que Vivian eran de dinero,  algo con lo que Chris estaba familiarizado. Entro al ascensor y marco el número del piso donde vivía la rubia.


Las dos puertas metálicas se abrieron en par permitiéndole abandonar el pequeño cubículo, y caminar por el pasillo que separaba cada departamento, al encontrar el número grabado en su mente no dudo en apretar el botón y espero una fracción de segundos antes de escuchar la respuesta de la persona del otro lado de la puerta, tal como le dijo, tomo de pomo para abrir la puerta y desplazarse con agilidad en cada movimiento, cerró la puerta con la ayuda de su pie y su mirada rápidamente busco a la pequeña rubia. Una sonrisa se curvo cuando le escucho. —Que decepción yo que tenía planeado infiltrarme en tu habitación y robar un par de tus bragas como premio. —hizo una mueca con su boca. —pero en fin ¿por dónde comenzamos? —su imagen no paso por alto para el moreno, la ropa ajustada y todo ese disfraz que uso durante la primera hora del día desaparecieron. Sin embargo la actitud aún la tenía. —Te parece si pedimos algo de comer y mientras comenzamos organizar todo. —el moreno se quitó la sudadera y la dejo encima del primer sofá que estuvo a su alcance, la miro con una sonrisa aún más amplia. — ¿qué? Oh vamos. Sería divertido hacerte sufrir pero, creo que por hoy no será el caso.
avatar
Mensajes : 1854

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: stay away from things that aren't yours.

Mensaje por uchiha el Sáb Ene 07, 2017 1:31 pm


Encontrarse frente a Megan una vez más, solo consiguió cierta intranquilidad en él. Temía que situaciones así se presentaran más a menudo, puesto que en sus planes no entraba el ser descubierto por la nieta de su jefe. — Caballos. — Sonrió. Había disfrutado del decir esa palabra, sabiendo que se podía palpar perfectamente una pizca de diversión en su voz. — Resulta que estamos en una caballeriza. — Dejo que su sarcasmo se apoderara de su siguiente respuesta. No con la intención de molestarle, era una método de autodefensa que utilizaba cuando se encontraba alerta. Avanzó con las manos en sus bolsillos hasta encontrarse a pocos centímetros del cuerpo de la rubia. Alzó su mano hasta el su rostro, con cautela de ver una reacción desfavorable deslizo entre sus dedos un mechón rubio de sus cabellos y jugando con esté, lo termino depositando detrás de su oreja. — No hay internet aquí. — Lo cual era cierto. Los únicos lugares donde se podía encontrar señal eran en las cabinas en el centro del pueblo. Los pueblerinos no lo necesitaban por qué habían múltiples actividades día a día por realizar. Por momentos, él también extrañaba el encontrarse conectado con el mundo. — Suerte. — Le guiño un ojo, dando una vuelta sobre su eje para continuar su camino hacia los interruptores y apagar por completo todas las luces del establo.  No la necesitaba para caminar, una de las ventajas del siempre estar escabulléndose de noche, era el aprenderse los caminos de memoria sin la necesidad de ver por dónde ir.

Ya se hacía cada vez más tarde y su mente había olvidado por completo los planes que había hecho para ese día. Un par de amigos organizarían una fiesta en el establo del centro, uno de los más cercanos a donde se hacían las corridas, con la idea de celebrar el comienzo de un gran año en las competencias. Liam había dudado en ir, pero la idea de beber en buena compañía nunca era una mala elección. Lo único que le impedía de ir, era el saber que la rubia se quedaría sola y para su desgracia, sin internet. 

Hay una corrida más tarde. — Él no participaba, era obvio, más al ser un acontecimiento de novatos, había sido invitado para que disfrutara el espectáculo. Prefería sacarla de aquel lugar, para que no buscará respuestas vagas por sí sola, por lo menos hasta que el caballo enfermo desapareciera del lugar. — Los jóvenes del pueblo se reúnen luego a bailar y beber, quizás sería bueno que te adaptarás a ello. — Elevó los hombros. Le gustaría que le acompañase, después de todo sería entretenido ver sus reacciones ante la sociedad con la que tendría que convivir por un buen tiempo. — No tienes nada que perder. — Una de las mejores actividades eran las fiestas en los antiguos caballerizas que hoy se encuentran abandonadas. Era la mejor manera de conocer personas y también del enterarte de eventos que se llevarían a cabo. — En el caso que te aburras, podemos regresar. — Tomo entre sus manos un sombrero de cuero y lo deposito sobre su cabeza, era suyo pero estaba dispuesto a compartirlo con ella, además que se veía muy atractiva con este puesto. Su conjunto le hacía ver una chica mucho más guapa que cuando se encontraba arreglada como para una cena de gala. Quizás solo era su perspectiva, pero siempre el estar naturalmente les acentuaba más a las personas. — En mi opinión, te vez mucho mejor así. — Aceptó luego de unos minutos, esperando su respuesta ante la propuesta que le acababa de hacer. 
avatar
Mensajes : 1846

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: stay away from things that aren't yours.

Mensaje por uchiha el Sáb Ene 07, 2017 1:52 pm


Le vio quitarse su sudadera y no pudo evitar el deslizar su mirada por su figura. El chico, por más que ella se lo negara, era atractivo. El tipo de chico que conseguiría que cualquier perdiera la cabeza, menos ella. Todo lo que él representaba le causaba disgusto. No entendía por qué de pronto su mente era invadida por pensamientos tan desagradables. Ella no solía ser así, pero quería serlo. Una vez escucho un dicho que bastante llamo la atención de la rubia: si no quieres un corazón roto, pretende no tener uno. Dibujo una falsa sonrisa en sus labios ante sus palabras. Vale. — Apoyo sus manos a ambos lados de sus piernas para de un impulso levantarse finalmente del sofá. — ¿Pizza? — Preguntó mientras tomaba el teléfono entre sus manos con la intención de marcar el número. No acostumbraba a comer pizza todo el tiempo, a decir verdad le era imposible si quiera pensar en esa palabra cuando su hermana se encontraba en casa. La comida grasosa era un premio que solo se aceptaba en esa casa cuando era el cumpleaños de alguien o alguna se encontraba con su regla del mes. 

El profesor quiere una historia diferente, algo que nos inspire… ¿por qué no hablamos de nosotros? — Ofreció sin darle mucha importancia a sus propias palabras. Existían dos géneros que todos utilizarían en esa clase: amor o fantasía. Sabía que nadie escribiría de uno mismo y era por ese mismo motivo que ella quería hacerlo, más tenía que esperar la opinión de él para poder avanzar y elaborar mejor la idea. — Dos personas opuestas que se ven obligadas a hacer un trabajo, juntos… — Murmuró tomando su laptop entre sus manos y encenderla. Al ver su fondo de pantalla sonrió, una imagen con sus padres y su hermana. ¿Cómo estaría Megan? ¿Ya habría llegado donde el abuelo? ¿Estaría ya perdiendo la cabeza al encontrarse en un pueblo y no en la ciudad? No podía esperar que acabase el año para reunirse con su mejor amiga en el mundo. — El típico chico cliché, que va a fiestas a fumar, tomar y quizás hasta drogarse, aquel que disfruta de la compañía de múltiples chicas. — Molestó con diversión, dedicándola una pequeña sonrisa, sincera esta vez. En ese preciso momento una alocada idea cruzo sus pensamientos y no necesariamente para plantarla en la tarea que les habían dejado por realizar.



Dejó su computadora a un lado y volteo su rostro con la intención de que su mirada se enfocara en la suya. Lo que estaba a punto de decirle había conseguido que su corazón latiera a gran velocidad, por nerviosismo y ansiedad. Lo único que esperaba es que dijera que si ante su irracional propuesta. — ¿Qué quieres a cambio de ayudarme? — Preguntó.  Y no, no es para este trabajo… aunque nos podría ayudar. — Si su plan resultaba como deseaba, sería muy sencillo escribirlo. Una historia diferente que el profesor disfrutaría del leer. Contuvo una bancada de aire en sus pulmones,  expulsándolo al mismo tiempo que las palabras salían de sus labios como si se tratase de un vomito verbal. — Ayúdame a ser… mala.
avatar
Mensajes : 1846

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: stay away from things that aren't yours.

Mensaje por Hothouseflower el Sáb Ene 07, 2017 4:57 pm


¿!De verdad¡? Comenzaba a sospechar que se trataba de algún centro comercial, se dónde estamos, estaba curiosa por saber en que estabas metido. —una sonrisa se curvo sobre su boca. —He visto esa mirada antes, y estoy 90% segura que te tome por sorpresa y… hay algo más. Evidentemente no sé qué. Aun. Pero tendré tiempo suficiente. —exclamó con seguridad. Quien iba a decir que el rubio ojiazul se volvería el punto de entretenimiento para la rubia. Elevo un tanto el mentón al verlo acotar la distancia entre ellos –de nuevo- pero esta vez no hizo nada que estudiar cada movimiento de su compañero, tal vez ella transmitió lo contrario ya que después de acomodar un mechón por la parte trasera de su oreja se alejó.

¿Qué? —sus ojos se abrieron de golpe, claro. Ella sospecho la ausencia de una buena señal desde el momento que puso un pie sobre aquel terreno, sus menajes ni siquiera salían, quería decir que incluso la señal del Internet no llegaba a ese punto remoto del pueblo ¿ahora qué haría? Técnicamente su trabajo dependía de ello. —Oh dios. ¿Y me entero eso de ahora? —murmuró. La pregunta iba más para ella que para Liam. Tenía que idear un plan. Tal vez y con algo de suerte en algún punto del pueblo había un local de café e internet. Casi se vio a la necesidad de reír. Ella terminaría en un lugar como ese, si sus amigos la vieran sería objeto de burla. —Por lo menos existe algún lugar donde pueda tener un poco de conexión. O de cualquier forma mañana mismo terminare partiendo de regreso a casa. No quiero verme egoísta. Pero técnicamente sigo manteniendo mi puesto en el trabajo, tuve que mover cielo y mar para no perderlo. Y necesito mantenerme al día. —de pronto la iluminación de la caballeriza se esfumo, de la misma forma que sus preocupaciones. En su lugar su corazón comenzó a latir con fuerza y lucho por encontrar la silueta del rubio.

Él también extrañaba el encontrarse conectado con el mundo. — Suerte. — Le guiño un ojo, dando una vuelta sobre su eje para continuar su camino hacia los interruptores y apagar por completo todas las luces del establo.  No la necesitaba para caminar, una de las ventajas del siempre estar escabulléndose de noche, era el aprenderse los caminos de memoria sin la necesidad de ver por dónde ir. Por un momento la idea de que Liam le dejo ahí sola a su deriva casi le asusto más de la cuenta. Pero entonces el hablo y cualquier índice de preocupación se fue. — ¿Adaptarme? —ella no quería adaptarse a ese lugar o tal vez sí. Así las cosas resultarían menos difícil, apretó sus labios con fuerza mientras ambos caminaban a lentitud a la casa de los abuelos. —de ninguna forma planeo ir vestida así. —una mueca se dibujó sobre su boca cuando un sombrero termino en su cabeza, miro a Liam con una casi sonrisa y negó con su cabeza. —Si decido acompañarte, ten por seguro que iré como suelo ser. Nos vemos dentro de 20 minutos. —le regreso su sombrero y sin prisa entro a la casa. Una vez dentro de ella si se dispuso a correr a la habitación y comenzar a decir palabrotas. ¿20 minutos? Era muy poco tiempo para ponerse algo medio decente, sin embargo lo logro. No sabía qué tipo de ropa usar para la ocasión así que termino escogiendo un atuendo que por lo menos pintaba ser correcto. Claramente su zapatillas no pudieron faltar, con un maquillaje nada cargado se dirigió a la entrada de la casa pare reunirse con el rubio quien la esperaba, estaba vez se percató que igual se había cambiado de ropa incluso tomo una ducha su cabello húmedo lo delataba, el par de gotas que se deslizaba por su mejilla ocasiono que ella quisiera deslizar su lengua por esa zona. Cuando fue consciente de sus pensamientos casi se vio a la necesidad de darse un golpe.
avatar
Mensajes : 1854

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: stay away from things that aren't yours.

Mensaje por Hothouseflower el Sáb Ene 07, 2017 5:41 pm


¿Sobre nosotros? —no se encontró muy seguro si aquella idea era correcta, ambos eran personas completamente diferentes. Crear una historia significaba que debían pasar más tiempo junto y tal vez conocer un poco más a fondo la vida del otro. Christopher no estaba interesado en darle un libre acceso a la rubia sobre su vida, su familia y lo que realmente era él. —Mmmm— acompañado por un ruido proveniente de su boca. Observo a la rubia y se mantuvo expectativo a su siguiente comentario, por lo menos el moreno pensó que la idea no era tan mal. Después de todo mentir se le daba bien. La historia podía quedar en dos secciones. Luego ese trabajo formaría parte del pasado. Le vio sonreír por algo que ella alcanzó a ver en su móvil, Chris tuvo interés en preguntar que era, o tirar algún comentario sarcástico. No lo hizo. Y de nuevo fue una enorme sorpresa.

Se dejó caer sobre el primer sofá a su alcance y con una sonrisa dibujada en su boca la miro.  La descripción que Gigi estaba ofreciendo era prácticamente él. –No del todo- pero estaba muy cerca. — No necesariamente tienes que basarte en mí como ejemplo. Sería muy cliché de nuestra parte irnos directamente con aquel tema. Puede ser diferente. En este caso puede ser la chica mala. O con problemas de identidad, el chico puede ser quien le ayude. —se encogió de hombros y aprovecho ese momento para tomar  su móvil y revisar sus redes sociales. El silencio que pronto se presentó no pasó desapercibido para el moreno después de responder un mensaje elevo la mirada a la rubia solo para comprobar que no hubiera sucedió algo malo, entonces la mirada de la rubia y la suya se cruzaron. No le gustó mucho lo que vio, es como si ella estuviera a punto de soltar una bomba nuclear.

Extendió su brazo a lo largo del sofá mientras escucho a la rubia, al principio el no capto del todo. Por lo que decidió que ella terminara de hablar o formular su duda/pregunta. ¿Entonces para qué? Pensó.  Su mirada se entrecerró cuando noto el nerviosismo dibujado en el rostro de Gigi, cual fuera la cosa en su mente que la tuviera de tal forma, Chris pensó que no debía ser nada bueno. Entonces finalmente ella abrió su boca y el moreno por primera vez en su vida no supo cómo reaccionar o que decir.

El silencio que pronto broto sobre la habitación resulto ser incomodo, pero ninguno de los dos hacia algo para evitarlo, Gigi miraba cualquier punto excepto a él. Y Christopher por su parte intentaba procesar la información que acababa de recibir. —Sabía que ese comportamiento en la mañana no era muy familiar en ti. —exclamó con una leve sonrisa ladina. —Sexo. Ese fue el primer pensamiento que apareció en su mente. —Chica mala ¿eh? Tienes potencial no lo puedo negar.  Pero no estoy seguro si es lo correcto. Antes que nada debes darme una buena razón, eso de mostrar un cambio de la noche a la mañana debe estar justificado.—acomodo sus pies encima de la mesilla frente al sofá.—Mañana habrá una fiesta. Puedes comenzar por ahí. Necesito ver que tan bien te logras adaptar, y si todo marcha bien puedo ayudarte. Luego tendré la oportunidad de pensar algo a cambio.
avatar
Mensajes : 1854

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: stay away from things that aren't yours.

Mensaje por uchiha el Lun Ene 16, 2017 4:36 pm


¿Trabajo? — Mordió su lengua con la intención de callar lo que pronto había aparecido en sus pensamientos, más no pudo consigo mismo y las palabras no tardaron en ser expulsadas por sus labios. No podía controlar ese impulso de ayudar, incluso cuando lo que más quería hacer en ese momento, era molestar. — Hay un lugar, pero la única manera de llegar es a caballo. — Aceptó. — Puedo enseñarte a cabalgar para que vayas sola, de lo contrario tu única salida sería el que yo te lleve… cosa que dudo que quieras. — Hasta la persona más iletrada podía palpar claramente esa tensión que se provocaba cuando ambos se encontraban en un mismo lugar. Increíble el cómo aquello solo había tardado menos de 24 horas en formarse. El rubio no podía diferenciar si se trataba por sus opuestas maneras de ser, o simplemente por qué se encontraba constantemente alerta.

El encuentro con la rubia le había dejado pensando. Su curiosidad podría causar ciertas incomodidades, más de las que ya claramente había y ello no era muy conveniente para su situación actual. Como era de esperarse, el agua deslizarse por su espalda y torso relajo no solo su cuerpo, sino también sus pensamientos. Era el primer día y se estaba predisponiendo a que todo se jodiera. Debía calmarse para revaluar lo que sucedía y así poder saber cómo actuar de ahora en adelante. Ya tendría tiempo de pensar, aturdirse y maldecir, ahora lo único que tenía en mente era tomar y bailar hasta que su cuerpo rogara por un descanso.

Camino hasta la puerta del frente, tomando las llaves del auto antes de abandonar la casa. El carro era en caso de emergencias e imaginaba que sacar a la nieta de su jefe a una fiesta sería considerado como uno: sobre todo si era descubierto. — Fina… — Su voz se evaporó al instante en que su mirada cayó en la chica. Su piel relucía bajo el brillo de los pocos focos prendidos que a sus espaldas se encontraba. Tuvo unas ganas malditas de quitar el resto de la ropa que poseía para poder admirar más de ella. Sus esbeltas piernas llamaban su atención como si se tratase de una carrera, una carrera que estaría dispuesto a ganar si con ello terminaría conociendo lo que entre sus piernas se encontraba. Torció los labios al percatarse de sus pensamientos y tocio buscando aclarar su garganta. — Te demoraste. — Abrió la puerta del auto dándole un ademán para que entrara en esté. Ahora más que nunca necesitaba un trago para borrar de su mente esas ideas que amenazaban con no querer irse por un largo rato de su cabeza.


La bulla se hizo presente incluso cuando era consciente de que no se encontraban tan cercanos a su destino. Los jóvenes aprovechaban el descuido y la lejanía de estos establos para abusar al máximo de las ilegalidades habidas y por haber, cosa que no le molestaba en lo absoluto. Al final, fiesta era una fiesta y ha de ser disfrutada como si fuese la última. — La única razón por la que estoy usando el auto es para que tu… — La miro, desviando su mirada hasta sus piernas descubiertas por la poca tela que aquel conjunto poseía. Conociendo a sus amigos y a su gente, sabría que esa noche no podría dejarla sola. No quería dejarla sola. — Ropa no se arruine y luego intentes arrancarme la cabeza. — Aparcó el auto alejado del bullicio. Bajo del vehículo dando la vuelta a esté por la parte delantera y así poder abrirle la puerta a Megan para ayudarla a bajar. El camino hasta la fiesta era una combinación de lodo y paja, por lo que un salto podía embarrar sus piernas: Liam se encontraba sorprendido de los cuidados que estaba teniendo con ella. A lo largo se podía observar las luces salir del establo y cómo esté se encontraba completamente llenó tanto por fuera como por dentro. Seguramente la carrera ya había terminado, lo imaginaba ya que se había tardado demasiado en llegar. Más conociendo a sus amigos, como los conocía, habrían más acontecimientos por desarrollarse, entre ellos, uno de sus favoritos: montar a un toro.
avatar
Mensajes : 1846

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: stay away from things that aren't yours.

Mensaje por uchiha el Lun Ene 16, 2017 4:56 pm

Un vago recuerdo cruzo sus pensamientos al escucharle hablar. Una razón que hiciera valido su presente cambio. Las razones atacaron sus pensamientos, así como los recuerdos en los que solamente se veía a ella sola en todo evento social. Nunca tuvo invitados en sus cumpleaños, más que los hijos de los colegas de sus padres, nunca fue al cine con un grupo de amigas más que con su hermana y el grupo de ella, nunca tuvo una cita por que al ser la menor tenía prohibido ese tipo de actividades. ¿Cómo es que nunca antes se había sentido tan encerrada? ¿Cómo es que nunca antes había tenido esa sensación de querer gritar por ayuda?

Dime una sola razón por la cual no cambiar radicalmente de la noche a la mañana. — Pidió. Gigi no se menospreciaba, pero si había algo que no aguantaba más y era ser ella misma. Una chica que sin sus notas pasaría completamente desapercibida. Ahora que su hermana tampoco se encontraba en su hogar, era muy probable que nadie se percatará si ella desaparecía o no. — Mi vida cambió, pero yo pensé que podría ser la misma a pesar de ello y me equivoque.  — Aceptó. El cansancio la atosigaba, el tener que comportarse de la manera en que la habían educado era exhaustivo. Ya no había nadie quién controlara cada paso que diese, pero aún así al haber seguido órdenes por tanto tiempo, había olvidado lo que significaba ser libre.  — Mis padres murieron en un accidente y mi hermana fue arrastrada contra su voluntad a un lugar donde al parecer yo no puedo ir. — La frustración de sus palabras se notaba a leguas. Por primera vez, la rubia estaba expresando cada uno de sus pensamientos al respecto de los acometimientos ocurridos, sabiendo que no habría persona que podría salir dañada u ofendida. — Pase de tenerlo todo a no tener nada. — Sonrió con gracia, no por qué le diera risa, sino por qué estaba feliz de finalmente botar lo que atracado en su garganta tenía. — Nunca tuve amigos, nunca he salido con alguien… ¿sabes por qué? Por qué no me lo permitían. Notas Jelena, es lo único en que debes enfocarte, en tus notas y en nada más que en tus malditas notas.  — Gruñó, imitando la voz que tanto su padre como su madre en más de una oportunidad usaron con ella, incluso hasta recordaba la voz de su hermana con las mismas palabras. — Ya no quiero ser más… esto. — Se señalo. — Estoy harta y… quiero que deje de doler. — En todo el tiempo que estuvo hablando prácticamente había ignorado la presencia del chico, simplemente expulso el aire guardado sabiendo que unos oídos le estaban escuchando.

Dejo su cuerpo caer sobre el sofá botando de sus labios un gran suspiro. Había hablado tanto en tan poco tiempo que se cansó del haberlo hecho. Era impresionante lo mucho que había guardado en su interior para no molestara nadie en su hogar, más sospechaba que todos esos pensamientos ni existían en el pasado. Era una nueva parte de ella que estaba conociendo, una que de cierta manera le daba miedo. Miedo del no poder controlar toda esa pena que de pronto se había convertido en rabia. Quería expulsarla de su ser, lo más rápido posible y si para ello necesitaba usar ropa pegada y mucho maquillaje, entonces lo haría. — Me parece bien. — Hizo una mueca. — Dime donde es… y ahí estaré. — Volteo el rostro para mirarle. Le emocionaba la idea de lo que pudiese pasar el día de mañana, por qué eran nuevas experiencias que comenzaría a vivir, de aquellas que solamente pensó que viviría a través de las películas o las series de televisión. 
avatar
Mensajes : 1846

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: stay away from things that aren't yours.

Mensaje por Hothouseflower el Miér Ene 18, 2017 3:25 am



Viajar al pueblo en caballo no era la opción que esperaba, no existía poder supremo que le hiciera volver a montar sobre un animal como aquél. La rubia estaba segura que caminar era la opción más sensata. Estaba segura que si daba un poco de lastima alguien le ayudaría, o esperaba que así fuera. Lo cierto es que dar lastima es lo que Megan detestaba, durante la muerte de sus padres tuvo suficiente de ello, todas las personas la miraban como si estuviera a punto de romperse, siempre emitían disculpas cuando creían que el comentario contenía algo que pudiera lastimarla ¿cómo si realmente existiera algo? Lo había perdido casi todo, lo único bueno en su vida era su hermana.

Estoy en los límites preestablecidos. — apretó sus labios con fuerza para evitar continuar soltando palabras al azar que solo servirían para defenderse, estaba aburrida precisamente de eso, hablar. Quería un poco de acción, si estuviera en New York, a esa hora estaría en uno de los cotizados club nocturnos de la ciudad, disfrutando de una buena bebida y de la compañía de sus amigos (y si era posible un hombre) comenzaba irritarle la simple idea de que su cuerpo estuviera necesitado por una fuerte dosis de placer o diversión, y la única persona cercana para cubrir sus necesidades era Liam, lo cual no le molestaba en lo absoluto. Megan estaba segura que si quería, terminaría enrollándose con el rubio en cualquier momento, pero no quería, no ahora. O tal vez no era el más indicado ¿desde cuando tomaba buenas elecciones a hora de un breve encuentro? Nunca. Subió al auto y sin anexar ninguna otra cosa a la conversación.

No transcurrió mucho (o eso pensó) cuando llegaron a su destino, la rubia entrecerró los ojos para estudiar con más detalle los alrededores, tal como lo imagino. Todo en ese lugar pintaba hacer una fiesta de cerveza, animales y vaqueros. Giro su cuello para ver a Liam con una sonrisa dibujada sobre su boca. — ¿por mis piernas? —bromeó. — ¿mi ropa? Que modesto resultaste ser, estaba segura que en la tarde tú intención era precisamente arruinar no solo mi ropa, también mi espíritu aventurero.—ambos abandonaron el auto y se dirigieron dentro del enorme establo donde se llevaba a cabo la fiesta.

Megan muy pocas veces se dejaba intimidar, pero existían ocasiones donde solo quería pasar desapercibida. En el momento que puso un pie dentro, pudo sentir las miradas de medio mundo, y casi se sintió ultrajada. — ¿Comenzamos con una cerveza?—no supo en que momento su brazo termino enredándose junto con el del rubio. — ¿O que se hace? —acerco su rostro para que Liam fuera capaz de escucharla. — ¿ tienes que presentarme a tú amigos? —desplazo la mirada por cada rincón del lugar, en el escenario había un grupo tocando, un gran grupo de personas bailaba, otro solo disfrutaba de la música mientras hablaban, y toman cervezas en compañía de otros. No paso mucho tiempo cuando un grupo de personas, entre ellos mujeres, mujeres que prácticamente mostraban lo senos y usaban faldas más cortas que la de Megan, miraron a Liam como si el hombre fuera el premio de la noche. Megan noto el momento cuando varias de ella la escanearon con la mirada y comenzaron a reírse. Chicas malas. Lo que ninguna de ella sabía, era que Megan tenía un Doctorado en ese tema. — Si quieren pueden tomar una fotografía, digo. Duran más tiempo. —se encogió de hombros mientras se aferró más a Liam notando que a ninguna de las mujeres le pareció bien aquel movimiento.
avatar
Mensajes : 1854

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: stay away from things that aren't yours.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.