Últimos temas
» Mi verdadero hogar está en tus brazos
Hoy a las 5:47 am por Arijp96

» ethereal.
Hoy a las 5:29 am por lalisa

» Pones mi mundo al revés
Hoy a las 5:15 am por Arijp96

» when there's no light to break up the dark, i look at you ღ
Hoy a las 4:14 am por hobi

» You wanna play, you wanna stay, you wanna have it all.
Hoy a las 2:53 am por fercaver

» →lets do it again...
Hoy a las 2:40 am por goldensky

» we live in a beautiful world.
Hoy a las 2:07 am por missproblem

» partner in crime—♥
Hoy a las 1:28 am por Mangata_

» usoratonkachi ♥
Hoy a las 12:11 am por uchiha

Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 0/44

Flashing those eyes like highway signs. ♥

Página 9 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Flashing those eyes like highway signs. ♥

Mensaje por winterofyouth el Mar Ago 29, 2017 5:13 pm



El rostro paliducho de mi mejor amiga irradiaba tal preocupación cegadora. Cualquiera que se detuviera a observarla podría intuir que algo no iba del todo bien, que debía ser algo grande lo que la amedrentaba tanto a juzgar por su actitud. Si además la conocías, y podía afirmar que yo lo hacía como nadie, era evidente que las sospechas estaban en lo cierto. Y cuando esto sucedía no se trataba de algo banal o leve. Sí, Josephine podía ser considerada una drama queen, lo demostraba con los exámenes, las relaciones con compañeras y con su grupo de amigos, ergo, conmigo. Pero no era algo recurrente que apareciera sin más, alterada como si se la llevaran los demonios pidiendo (casi suplicando) que la liberaran de algún horrible peso pesado. Y me preocupaba. Por eso, saber que además se trataba de un hombre me desconcertaba de sobremanera. Si algo podía defender a capa y espada era lo poco enamoradiza que era la castaña, es más, sabía lo divertido que le parecía cuando nuestras amigas aparecían devastadas por x tío. Así que, segundo motivo para acrecentar mi ansiedad. Pero si creía que nada podría aumentar ese desasosiego, la identidad del susodicho hombre no era ni más ni menos que Madden, para mi agrado -debo reconocer.

La mire entre las pestañas, con la sonrisa picando por curvar mis comisuras, la cual retuve por respeto a la aflicción que la embargaba. No podía ser tan transparente con las ideas con las que mi mente fantaseaba relativas a la posibilidad de que mis dos personas preferidas pudieran tener un destino común más estrecho del que compartían en la actualidad. En aquellos instantes me tocaba sacar unas armas que nunca había tenido. Reconfortarla en algo sentimental o en cuestión de relaciones interpersonales no me sería fácil, de hecho la persona segura al respecto era ella. Pero por alguna extraña motivación, supe que no me costaría darle mi total y sincera opinión. Aguardé a que su respuesta me convenciera de por qué todo era tan patético como quería hacerme ver.- Vaya... –El murmuro perplejo escapó de entre mis labios secos. ¿Richard de veras había dicho que quería ir bajando bragas por ahí? ¿A Josephine? Era absurdo y a la vez paradójicamente cómico. O al menos podría serlo si aquello no bajoneara tanto a la ojiverde. Sacudí la cabeza, intentando reaccionar tan límpida como me permitiera el cerebro.- Definitivamente se comportó como un idiota –corroboré, torciendo los labios- Demasiado idiota, en realidad –Añadí, frunciendo el ceño. Algo faltaba en el relato, aunque quizá ni siquiera ellos lo sabían.

Y te morías de ganas por hacerlo. –Añadí a su vaga e imprecisa explicación tratando de dar luz a su declaración. Por la atónita expresión de su rostro, supe que efectivamente le había leído el pensamiento.- Te entiendo perfectamente –Desvié la mirada entonces, consciente de que, irónicamente, mi subconsciente había expresado tal asimilación de sensación. Carraspee, removiéndome en el colchón y soltando sus manos con delicadeza para colocar dos mechones tras las orejas.- ¿Sabes que no respondiste del todo mi pregunta, cierto? –Inquirí, arqueando una ceja sin borrar la expresión contrariada de mi rostro.- Debo saber dónde ves el problema o, en su caso, dónde lo ve él. Si no se trata de la amistad, ambos habéis sido siempre los primeros en defender que debe hacerse lo que se desea en todo momento.- Esbocé una sonrisa de lado, ladeando el rostro- Sin más remordimientos que los estrictamente necesarios. –Hice una pausa, suspiré. Los hombres eran materia clasificada para mí. 0 era un número ajustado a mi coeficiente sobre masculinidad. Aunque reconocía que divagar era mi especialidad. Para mi disgusto.

Me mantuve en silencio dejando que solo la voz nerviosa de Jo invadiera la habitación. «Al parecer me ve como su hermana» Entorné los ojos.- ¿Desde cuándo tanta limitación moral? –Mascullé con escepticismo. Sabía bien que él no trazaba tales líneas, al menos con el resto de féminas. Pero sabiendo que esa delicada situación había generado ampollas en mi preciosa amiga, hice un ademán con la mano restando importancia a mi comentario.- No me pareces ridícula, todo lo contrario. Es él quien luce absurdo con tal reacción de pre púber confundido. –Apostillé, acunando su rostro para que no se mostrara la incomodidad en sus brillantes y puros orbes.- Josephine, cielo –Susurré, sonriendo de medio lado.- No dejes que esto te vuelva loca. Si él se retracta y simplemente quieren olvidarlo, háganlo. ¿Qué les frena?Quizá el hecho que olvidarlo no es factible para sus almas, pensé. Y digo pensé porque lo guardaría para mí.

Parpadee varias veces y aumenté la sonrisa, soltando una pequeña risa acompasada.- Creo que no pudiste tener mejor idea –Repliqué con voz melosa- Compré helado de caramelo salado –Mordí mi labio inferior, despeinando su flequillo antes de incorporarme para salir de la habitación.- Iré a por él, pues. -Voltee al llegar a la puerta tras su mención del moreno que estas últimas semanas había puesto las cosas más ciertas de mi vida patas arriba. La miré, intentando que ese revoloteo que me poseía al pensar en algo relacionado con Aaron delatara lo que ni siquiera yo discernía. Sonreí, apoyando la mano en el pomo.- Descuida, no era nada importante. La verdad que igual se sentía extraño estar a solas con él. ¡Ya sabes! Sin el grupo completo –Apostillé rápidamente antes de salir acelerada dirección la cocina. Dios mío, eres patéticamente melodramática.

avatar
Mensajes : 178

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Flashing those eyes like highway signs. ♥

Mensaje por winterofyouth el Dom Sep 03, 2017 5:03 pm



Entorné los ojos al recibir su respuesta. La llave de repuesto. ¿De veras seguía creyendo que aquel cactus era el mejor escondite? A veces creía que mi amigo tanteaba la suerte demasiado. Con atención de que mi movimiento fuera lo más sutil posible, saqué del segurísimo escondrijo la llave de la casa. En pocos instantes, ya había ingresado en el maravilloso hogar de Aaron. Suspiré, y casi por inercia, entré a la cocina para colocar las cervezas en la nevera. Aquella tarde sería larga y mejor acompañarla con unos buenos tragos de cebada. Como Pedro por su casa, saqué del armario una bolsa de fritas y me dirigí al sofá del salón. Esperaba que Aaron no demorase mucho en llegar, ya que el plan televisión por cable, más patatas y cerveza, más nervios, era muy a mi pesar patético. Además, si no hablaba con él de lo ocurrido, acabaría volviéndome loco.

Oh venga, quién va a creerse tal cosa. Murmuré al ver un comercial de la Teletienda, sobre el típico engañabobos que promete grandes hitos y, en realidad, después no era más que un cacharro amontonado en el trastero que no servía para nada. Giré el rostro al oír la puerta de la casa y los posteriores pasos que avisaban de la llegada del dueño de la casa. Resoplé, apartando la bolsa de patatas fritas de mi.- No convocaría este gabinete de crisis por un embarazo, directamente encontrarías mi nota de suicidio –Repliqué roncamente, acomodándome en el sillón tras tomar un botellín. La llevé hasta mis labios mas frené ante su intervención.- ¿Cómo es eso? ¿Estuviste con Elsa? –Inquirí con cierta confusión en mi expresión. Sinceramente, había notado el repentino exceso de interés que la rubia le había despertado y sabía a la perfección de que tipo era. Algo que no me cuadraba con la actitud de la chica. Pero en realidad, mi lengua picaba por hacer la pregunta clave. Y estaba relacionado con el motivo de mi visita. ¿Habría visto a Josephine? ¿Les habría comentado algo sobre lo ocurrido? Su siguiente comentario acrecentó mi ansiedad.- Espera, espera. ¿Dices que Josephine te echó de casa? ¿Qué pasó? –Sí, el cinismo rezumaba por los poros de mi piel. No debía ser muy avispado para deducir que su reacción contra Aaron venía motivado por el episodio en la clase y que seguro fue lo único que atisbó a hacer para quedarse a solas con su mejor amiga. Y contárselo todo. Di un trago larguísimo a la cerveza para ganar tiempo antes de lo inevitable: explicarle a Aaron lo que pasó.

Lo miré, reparando en la curiosidad que le embargaba saber lo que debía contarle. Suspiré, pasando la mano por mi flequillo, despeinándolo.- En realidad sí sé porqué hizo que te marcharas. Josephine vino a reclamarme porque me desaparecí por días, le dije que por lo de gossip girl se estaba extendiendo la idea de que ella y yo teníamos algo. Discutimos, ya sabes, y… nos besamos. –Aguanté la respiración unos segundos.- Y… No sabes lo que tuve que controlarme para no llegar hasta el final. Esa mujer es jodidamente irresistible. –Me eché hacia atrás, apoyando la espalda contra el sofá.- Pero soy un gilipollas. Y la rechacé. La rechacé, Aaron. Como un puto nenaza la aparté y se sintió despreciada. Lo hice por ella y ahora no sé si hice lo correcto. Y ya sé que vas a decirme. Que tú no te habrías detenido, que ambos somos adultos y sabemos qué hacemos. Pero no, no es tan fácil.- Las palabras salían de mis labios sin dejarle intervenir aún.- Sabes que siempre tuvimos ese tonteo pero eran coqueteos inofensivos, nunca pensé que llegaríamos a este punto. Pensar en follármela en el escritorio de una clase de tutoría no entraba en mis planes hasta hoy –Reconocí, resoplando. Volví a dar otro trago a la cerveza, agradeciendo como helaba mi garganta a su paso.- No quiero líos, después de lo que pasó con Elsa no estoy dispuesto a poner también en el ojo del huracán a Jo –Me sinceré, sobre los rumores y cotilleos de GG.- Si solo supieras como hablan de ellas, es enfermizo. Me gustaría partirles la cara a todos esos idiotas.
avatar
Mensajes : 178

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Página 9 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.