Últimos temas
» ☾ ⋆ Three steps to Andrómeda ⋆ ☽ :: Rol Priv.
Hoy a las 1:23 am por AVAN

» keep in touch.
Hoy a las 1:10 am por CrazyforJagan

» We Found Love {pvt}
Hoy a las 12:55 am por CrazyforJagan

» meh.
Hoy a las 12:27 am por beanie

» I never knew you were the someone waiting for me -pvtrol-
Ayer a las 10:59 pm por fercaver

» ~K&M{♥}
Ayer a las 10:58 pm por CrazyforJagan

» You wanna play, you wanna stay, you wanna have it all.
Ayer a las 9:44 pm por fercaver

» Darling, do you see the light?
Ayer a las 9:04 pm por CatCatCat

» Honey, why it's so dark here?
Ayer a las 8:56 pm por CatCatCat

Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 0/44

I try to find reason to pull us apart.

Página 35 de 44. Precedente  1 ... 19 ... 34, 35, 36 ... 39 ... 44  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: I try to find reason to pull us apart.

Mensaje por tastethesecookies el Sáb Ago 05, 2017 7:56 pm


MATTHEW DADDARIO
Mire de reojo a Victoria, riendo por lo que estaba diciendo, sabía que se trataba de una broma pero también sabía que era un poco cierto. Moría por follarmela en un yate y había sido una verdadera lástima no haberlo cumplido, ¿quien mejor que nosotros para aprovecharse de los beneficios de un yate? Nadie más, era tan triste que dolía. ─ Ya buscaremos como reemplazar esa fantasía. ─ asegura para luego darle un rápido guiño. Puse mi mano en su rodilla, acariciando su suave piel mientras entraba a la calle que daba con nuestro departamento. Era una lástima que todo haya acabado, honestamente me la estaba pasando muy bien gracias a Vic y ahora volver a la vida normal, pues no me emocionaba. Lo único bueno que es que Victoria y yo estábamos en esto, y junto saldríamos de la gran depresión en la cual nos hundiríamos apenas llegue el lunes. Apague el auto y ayude a que Victoria se bajara para dejarla subir al departamento mientras yo sacaba las cosas de la parte de atrás. Habíamos comprado tantas cosas que cómo Victoria mismo lo dijo, si tuvimos que comprar otra maleta para meter todo. Suspiré y rápidamente traté de ordenar todo en el departamento, me moría por descansar. Había sido un largo viaje y lo único que quería ahora era darme un baño, comer y acostarme con mi novia. Una vez todo listo, me senté a lado de mi novia, soltando un bufido cansado, demostrándole que no era la única que estaba pasando por lo mismo. Rodee su cintura con mis brazos, acercándola a mi para dejar un casto beso en su cuello. Acaricie la mano de Victoria entre la mía, sonriendo como un tonto por estar así de juntos en este momento. Creo que cada vez nos hacíamos más inseparables. Bese su cabello sin esperar lo que diría después, me había olvidado de mis padres. Honestamente creo que debería llamarlos ahora que me los nombra. ─ Aún no. ─ no sabía cuándo sería el momento perfecto, claro que por mí no importaba yo podía hacerlo en cualquier momento pero ellos se la pasaban ocupados y juntar a toda la familia en un mismo día pues era difícil. Pero pensándolo bien quizás si les decía que tenía a una chica para presentarles, todos irían. Eran realmente curiosos. Sonreí inclinando mi cabeza encontrándome con sus ojos, ¿ella hablaba enserio? Cada día esta mujer me sorprendía más. ─ También estoy ansioso, mañana los llamaré y pondremos una fecha. ─ murmuré, estaba seguro que planearíamos esto de la mejor manera y lo haríamos bien. Después de todo ya no había nada que temer, los padres de Vic serían una reunión aparte, por lo tanto no corríamos riesgo y era más cómodo. Lo peor sería tener malas vibras en nuestra relación, quería mantenerlo todo en paz lo más prolongado posible. Negué con la cabeza mientras seguía jugando con los dedos de su mano. Ella no tenía de que preocuparse, pero comprendía. Si es que no estoy pensando mal, está sería la primera vez que Victoria conocería a los padres de su novio, al menos un novio digno como lo era yo. ─ Obvio que lo hará, se sorprenderán un poco y quizás se burlen también pero no será por ti, sino por mi. ─ explique tratando de calmarla. No quería que mi chica se estresara pensándolo ya que no valía para nada, estaríamos bien. Mis padres la acogerían como se lo merece y eso es todo. ─ Se burlaran como todos nuestros amigos lo hacen, solo que peor. ─ reí suavemente. No sabía si Vic se acordaba de lo intensos que podían ser, si es así no había por qué seguir explicándolo, era tan obvio. Habrían los típicos comentarios en donde me decían lo patético y desesperado que había sido todo este tiempo por andar detrás de Victoria. Era capaz de soportar todo eso ya que finalmente ella terminó siendo mía y ellos se terminarían tragando sus palabras. Era un buen plan, me moriría por ver sus caras. ─ Pero no les diré que eres tú con quien estoy saliendo. Quiero que sea una sorpresa. ─ avise antes de que ella no entendiera lo que estaba pasando apenas llegáramos a la casa. Solo esperaba que a mí madre no le diera un infarto y que mis hermanas se tomarán un calmante para controlar sus ganas de joderme. ─ Pediré comida, mañana tendremos un largo día. ─ comente con ironía, acomodando su cuerpo sobre el sillón para tomar el teléfono de la mesa y llamar a cualquier restaurante cercano.

[...] Tome la mano de Victoria una vez que llegamos a la casa de mis padres. Regresar aquí solo me traía recuerdos, principalmente cuando escabullía a Victoria adentro para poder follarmela toda la noche sin que mis padres supieran. Esperaba que mis padres hasta el día de hoy no se hubieran enterado, siempre me llamó la atención que no lo supieran sabiendo como andaban tanto detrás de mi y de mis hermanas. Por suerte ellos me tenían como el niño bueno de la casa, creo que quizás era por eso que mis hermanas me hacían tantas burlas. ─ Te ves preciosa. ─ sonreí, nombrándoselo una vez más. Iba a cansarla si seguía así, pero no podía ocultar todo lo que pasaba por mi mente cuando la tenía cerca. Se veía increíble, más de lo normal y aunque recién esta mañana habíamos quedado con mis padres, ella lo había manejado increíblemente. Inhale hondo, tomando todas las fuerzas de mi para tocar la puerta apenas doy un toque, mi hermana mayor ya estaba abriendo. ─ ¡Matt llegó! ¡Vengan todos acá! ─ mi hermana ni siquiera se molesto en observarme, estaba más atenta a avisarles a mis padres por lo que al volver su mirada a mi, simplemente se queda atónita. Y yo no evitó reírme a carcajadas en su cara. ─ Victoria, cariño, ¿qué haces aquí? Tus padres se mudaron hace mucho tiempo, déjame llamarlos y avisarles que estás perdida. ─ mi madre intervino, dejandome en completo ridiculo por lo que mi sonrisa levemente desaparece. Debía de imaginar que me sentiría así, esto era una porqueria. ─ Anda Alexandra, pásame el teléfono. ─ le ordenó desesperadamente a mi hermana que aún estaba en shock. Creo que la pobre estaba peor que yo. ─ Mamá, cálmate. Victoria es mi novia, es por eso que la he traído aquí, te lo dije por teléfono. ─ murmuré esperando haber sido lo bastante claro. Toda mi familia parece estar más confundida de lo que imaginaba que estarían. Diablos, ¿acaso tenía que dibujárselo para que entendieran? ─ Y no le vayan a decir a nadie más, aún no hemos hablado con sus padres y sé que si fuera por ustedes serían capaz de buscarlos a la otra calle y decirles todo con mínimo detalle. ─ gruñí, apretando a Victoria hacia mi para poder hacernos paso y entrar de una vez a la casa. ─ Bien, ¿qué hay de comer? ─ quise cambiar de tema pero mi madre era incapaz de apartar sus ojos de mi, hasta que por fin se lanza a mis brazos, llenándome de besos y no tardo en abrazarla también. ─ Mi bebé se consiguió a la chica más linda de la ciudad. Yo sé los dije, crei en ti y sabía que había algo más con esa muchacha. ─ susurro con toda la emoción del mundo, jamás la había visto así ni cuando sacaba buenas notas. Supongo que Victoria era mucho mejor que eso. ─ ¿Como diablos pasó esto? Ahora sí espero que sea de verdad y no solo uno de tus jueguitos. ─ Alex se burlo de mí otra vez, creo que esto no acabaría nunca. No tenía porque restregarme en la cara lo tonto que era cuando era adolescente y soñaba con que Victoria fuera mi novia, inclusive les había dicho a mis hermanas varias veces con tal de que no me siguieran molestando y viendo como el niñato ridiculo y calenturiento que no podía seguir con su vida sin pensar en una chica que solo lo buscaba cuando lo necesitaba. Por lo menos ahora todo eso cambio, y tenía a mi novia a la cual podía exhibir cuando quisiera y sin mentir. Era genial.
avatar
Mensajes : 1471

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I try to find reason to pull us apart.

Mensaje por goldensky el Jue Ago 10, 2017 4:53 am


VICTORIA JUSTICE.
Una sonrisa surgió en mi rostro apenas mi novio volvió a darme cumplidos. Había estado haciéndolo desde que salimos del departamento y era verdaderamente tierno de su parte considerando que me había tomado un rato decidirme por un atuendo adeduado para ir con sus padres. Era algo tonto si lo pensaba pues ellos ya me conocían pero supongo que quería causar una mejor impresión ahora. Especialmente porque ahora iba como novia de Matt y al igual que él, moría por ver sus reacciones. Él había asegurado que estarían felices con las noticias y eso había logrado un poco de mis nervios. ─ Tú también te miras demasiado bien. ─ Dejé un corto beso sobre su mejilla antes de que tocara la puerta y ni siquiera demoramos esperando a que abieran cuando Alexandra apareció al otro lado de la puerta, avisándoles a todos sobre la llegada de Matthew sin siquiera darse cuenta de quien lo acompañaba. Por eso fue tan cómico ver la expresión en su rostro cuando por fin lo hizo y obviamente, mi novio no pudo contener su risa. Esperé a que la hermana de mi novio dijera algo al respecto pero ella seguía en shock y fue la voz de Christina la que se hizo escuchar después y su reacción al verme fue incluso más cómica que la de Alex. Joder, ¿realmente era tan difícil de creer que Matt y yo estábamos juntos ahora? Me reí ante el comportamiento de su madre, esperando que pronto entendiera mi presencia pero creo que aún no lograba captarlo, todo lo puesto a la ojiazul que no podía dejar de mirarnos mientras trataba de entender si esto realmente estaba sucediendo. El padre y la hermana menor de Matt se asomaron unos segundos después, observando el pequeño show que ahora protagonizábamos hasta que Matt por fin habló y aclaró todo para evitar que Christina realmente llamara a mis padres. Ella dejó de hablar y todos nos observaron como si fuéramos una atracción de circo. Joder, Matthew no mintió cuando dijo que su familia se sorprendería, todos nos miraban boquiabiertos, tratando de procesar la nueva información. Seguí a mi novio al interior de la casa mientras les pedía que mantuvieran lo nuestro para ellos por ahora y lo agradecía. No creo que sería bueno que mis padres se enteraran de la noticia por parte de otras personas porque nunca se sabta como reaccionarían y lo último que quería era que se comportaron de mal manera con la familia de Matt. ─ Acabas de decirnos que Victoria es tu novia y ¿te preocupa más saber que hay de comer? ─ Esta vez fue Catharine quien habló, haciendo que riera un poco. Entendía su postura ya que seguramente, querían saber detalles de como terminamos juntos. Pero antes de poder siquiera entrar en detalles, la madre de Matt reaccionó y con absoluta felicidad, abrazó a su hijo con efusividad, felicitándolo por nuestra relación lo cual me hizo sonreir y es que no me había esperado que ella hubiera estado esperando que algo sucediera entre Matt y yo. Era bonito saber que la madre de tu novio aprobaba de ti y que siempre esperó que terminaran juntos. Volteé a mirar a Alex apenas habló, elevando mis cejas ante su comentario. ─ ¿Cómo? ¿Les decías que éramos novios antes? ─ Pregunté a Matt con una pequeña risa. Eso era tierno, joder, cada vez me enamoraba más de él. ─ Matt siempre nos decía que algún día terminarían juntos pero nunca pensamos que de verdad sucedería. ─ Respondió Cat sin dejar su tono burlón de lado. ─ Decía que un día iban a casarse y tener muchos hijos. Aquí entre nos, creo que hasta ya tenía los nombres para bebé listos. ─ Agregó, haciéndome casi chillar de ternura. Dios, Matthew había estado tan seguro de su amor por mí desde que éramos unos críos, había pensado en un futuro conmigo desde mucho antes y sinceramente, eso era tan hermoso. Tan solo me daban ganas de querer hacer cada uno de sus sueños realidad y darle aún más amor del que ya le daba. ─ Dejando las bromas de lado... estoy muy feliz por ambos. Matt te ha querido por años. No sabes las cantidades de veces que nos hablaba de ti. Todos los días escuchábamos tu nombre. ─ Rió antes de acercarse a mí para abrazarme. ─ Gracias. ─ No podía dejar de sonreir. Escuchar como hablaban de lo que Matthew sentía por mí me hacía tan feliz y solo me confirmaba que no podía tener a mejor pareja que él. Christina soltó a su hijo y después vino hacia mí. ─ Sé que harás muy feliz a mi hijo, ya lo hacías antes pero ahora lo harás más y sé que vas a darle todo el amor que se merece, asi como él te lo dará a ti. ─ Dijo con una sonrisa. ─ Bienvenida a la familia, Victoria. ─ Ella me estrechó en sus brazos, abrazándome como si fuera su propia hija, demostrándome muchísimo más amor del que mis padres nunca me demostraron. El momento era tan genuino, tan puro y hermoso. Ellos eran la familia que siempre deseé tener y ahora los tenía. Saber que estaban felices con que estuviera con Matthew más el cariño que me demostraban era demasiado para mí. Tenía las emociones a flor de piel y que Christina me abrazara tan fuerte no estaba ayudando. Cuando menos lo esperé, estaba llorando sobre su hombro como un bebé y ella entró en pánico al instante, separándose un poco para mirarme. ─ Oh, no, cariño, no llores. Dios, no quise hacerte llorar, ¿hice algo malo? ─ Se apresuró a limpiar mis lágrimas y yo negué al instante. ─ No, claro que no. Es solo que... me hace muy feliz saber que me consideran parte de la familia. ─ Christina sonrió y siguió limpiando mis lágrimas antes de llamar a Matt para que me abrazara y terminara de consolarme. La madre de mi novio soltó un suspiro enamorado al vernos juntos y llamó a su esposo rápidamente. ─ Richard, trae mi celular, quiero tomarles una foto. ─ No pude evitar reir, ella era tan tierna que dolía. Literalmente dolía. ─ Aún no han respondido mi pregunta. Tienen que contarnos como fue que pasó. ¿Cómo te conquistó Matt? Queremos saberlo todo. ─ Alex se colgó de mi brazo, ayudando a Matt a consolarme. Obviamente no íbamos a contarles toda la verdad en su totalidad. Si lo hacíamos, estaba segura que nos tacharían de patéticos, por no decir que probablemente me odiarían un poco por haber hecho pasar a Matt por tanto sufrimiento antes de llegar a lo que teníamos ahora. ─ No tuvo que hacer mucho realmente. ─ Respondí, alzando la mirada hacia él, mirándolo con completa admiración y amor. ─ Creo que siempre lo amé pero me tomó demasiado tiempo darme cuenta de mis sentimientos. ─ Era parte de la verdad. Había estado ciega por mucho tiempo, escondiéndome detrás de mis problemas y mis miedos pero ahora las cosas iban cambiando y no tenia dudas de que con Matt a mi lado, lograría dejar todo eso atrás.
avatar
Mensajes : 2352

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I try to find reason to pull us apart.

Mensaje por goldensky el Jue Ago 10, 2017 4:57 am


JUSTIN BIEBER.
Oh, ten por seguro que voy a comerme ese delicioso coñito, bebé. ─ Respondí entre jadeos mientras me deleitaba con su cálida boca. Esto era el paraíso y solo mejoró cuando ella comenzó con sus movimientos, chupándome como si su vida dependiera de ello. Su boca se sentía tan bien y al bajar la mirada nuevamente a ella, podía ver que ella estaba disfrutando de esto tanto como yo. Y al observarla mejor, noté como tenía una de sus manos entre sus piernas, tocándose y follando su coñito. Joder, no había imagen más erótica que esa. Se veía hermosa con su boca llena de mí y sus dedos trabajando arduamente en ese chorreante coño. Realmente tuve que concentrarme para no correrme de una vez, quería hacer que esto durara lo más posible. ─ Maldición. ─ Gemí sin poder soportarlo más y sujeté su cabello, manteniéndola quieta para poder tomar el control de nuevo. Moví mis caderas contra su boquita apenas ella relajó su garganta, dejándome ir más profundo y ver como toda mi polla desaparecía en su garganta. Catalina era jodidamente increíble. Nadie se comparaba a esta mujer y solo ella lograba darme tanto placer como el que experimentaba ahora. Follé su boca con rapidez hasta que se convierte demasiado para mí y supongo que para ella también y decidí darle un pequeño descanso pero como siempre, mi hermosa novia me sorprende y en menos de cinco segundos, la tenía pegada nuevamente a mi polla para seguir chupándomela como solo ella saber hacerlo. ─ Dios, Catalina, lo haces tan bien. ─ Gruñí, volviendo a tomarla del cabello solo para evitar que le estorbara mientras seguía con su trabajo. Sus hermosos ojos se conectaron con los míos, haciendo de esto mucho más placentero de lo que ya era. Joder, iba a hacerla sentir tan bien apenas ella terminara, se lo merecía por ser tan complaciente. Tiré mi cabeza hacia atrás, dejando escapar un profundo gruñido mezclado con su nombre en cuanto su pequeña mano se encargó de brindarle atención a mis testículos y aunque hubiera querido seguir conteniéndome, había sido imposible. Sus manos y su boquita estaban acabando conmigo y terminé por derramarme en su boca, llenándola hasta que simplemente no pudo tomarlo todo y mi semen terminó por manchar su lindo rostro. Por Dios, era la imagen más caliente que había visto en mi vida y fue mejor ver como ella misma se apresuraba a limpiarse para tragarse el resto de mi semen. Asi que no debió sorprenderle que con solo eso volviera a ponerme duro de nuevo. ─ Joder, no. Nadie me la había mamado como tú. Esa boquita tuya es única, cariño. ─ Mascullé, tomando un profundo respiro, buscando calmarme. Pero Catalina obviamente tiene más planeado para mí y poco tiempo después, mi polla estaba siendo acogida entre sus pechos. Mierda, ella iba a matarme si seguía haciendo estas cosas pero mentiría si decía que no me encantaba. Definitivamente, no tenía nada que envidiarle a Lana, Catalina fácilmente podría dejar a su amiga sin trabajo si lo quisiera pero por suerte, solo yo tengo la fortuna de disfrutar de lo increíble que es mi novia en la cama. Tragué saliva conforme ella seguía hablando, sus palabras solo mandando punzadas directas a mi miembro. Pequeña diablilla. ─ Puedes tener mi polla cuando quieras, donde quieras. ─ Aseguré, tomando su mentón entre mis dedos para que volviera a mirarme mientras le guiñaba. ─ Pero ahora, aunque me encantaría volver a estar dentro de tu boquita, quiero follar esas tetas. ─ Bajé mi mano a las mismas, apretándolas y dándoles una palmada a cada una, haciendo que rebotaran frente a mis ojos. Sus pezones ya estaban jodidamente duros, tan solo invitándome a meterlos a mi boca para chupar y morderlos como tanto amaba hacerlo. Y eso así, removí mi polla de entre sus pechos por un rato solo para poder inclinarme y tomarlo de nuevo entre mis manos, estrujándolos y llevándolos a mi boca para devorármelo. ─ Mierda, bebé, amo tus tetas. Son tan deliciosas y tan bonitas. ─ Delineé su pezón con mi lengua mientras mis dedos tiraban del otro, arrancando gemidos por parte de Catalina. No era gritos que lograrías despertar a Leo pero ya estaba pensando en como callaría sus gritos cuando me la follara. Me aparté de sus pechos en cuanto terminé de llenarlos de atenciones y después me puse de pie de nuevo mientras acomodaba el cuerpo de la rubia a mi antojo, dejándola a la altura perfecta para poder follarme sus pechos. En cuestión de segundos, mi erección es envuelta de nuevo por esos hermosos globos y ella los apretó con sus manos, incrementendo mi placer. Coloqué mis manos sobre sus hombros para poder sostenerme y a ella a la vez y comencé a moverme, resbalando mi polla por entre sus pechos. ─ Dios, se siente tan bien. ─ Siseé, bajando mi mirada para mirar como sus tetas rebotaban un poco por al impacto. Era hermoso. Quería tomar mi celular y grabar esto pero ni loco me apartaría de su cuerpo para hacerlo. Con el pasar del tiempo, fui incrementando mis embestidas, y esta vez, mi orgasmo no demoró en llegar. Sus pechos se vieron cubiertos de mi semen y Catalina parecía estar disfrutándolo a juzgar por la gran sonrisa en su rostro. ─ Te gusta cuando te cubro de mí, ¿no es así, pequeña traviesa? ─ Reí suavemente, agachándome para poder besarla de una manera más tierna. Al separme, ella se apresuró a comenzar a limpiarse, de nuevo tragándose mi semen pero antes de dejarla terminar, la tomé de sus brazos y al instante la lancé sobre la cama con sus lindas y largas piernas abiertas hacia mí. Era justo que ahora ella recibiera placer. Sin más preámbulos, me hundí en ese chorreante coñito, pasando mi lengua por todo sus espacios, saboreando aquel néctar que tanto amaba probar. ─ Mmm, tienes el mejor coñito del mundo, mi vida. Tan delicioso y apretado. ─ Murmuré, deslizando dos de mis dedos en su interior. ─ Termina de comerte mi corrida, nena, no queremos que se desperdicie. ─ Dije en un tono burlón al ver como mi semen se había deslizado un poco desde sus tetas hasta su abdomen. ─
avatar
Mensajes : 2352

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I try to find reason to pull us apart.

Mensaje por tastethesecookies el Sáb Ago 12, 2017 12:40 pm


CATALINA AUBREY
Tus deseos son ordenes, mi osito. ─ sonreí al escuchar su pedido. Una vez más, Justin me tenía en la palma de su mano, podía hacerme lo que se le pegue la gana y yo no refutaría, estaría más que complacida de darle todo lo que él me pida. Moví mis tetas, demostrando lo lista que estaba para cumplir su deseo. Relamí mis labios lista para empezar, pero Justin decidió darme un poco de placer antes. El no sabía cuánto amaba que atendiera mis pechos de esa manera, su boca hacia maravillas por lo que no pude aguantar y solté varios gemidos profundos en cada succión que me daba. Me arrodillé frente a el apenas todo acabo, y estruje mis pechos para darle la bienvenida a su lindo y húmedo miembro. Subí mi mirada para observar sus expresiones en cada embestida que daba y joder, podía jurar que este hombre era increíble. No había nadie más que podía hacerme tan feliz como el lo hacía, de tan solo verlo disfrutar, lo disfrutaba yo también. Uni mis cejas, deleitándome con ver cómo mis pechos subían y bajaban gracias a sus duros movimientos, podría correrme ahora mismo de tan solo verlo hacerlo. ─ Dámelo, Justin. ─ pedí poniendo ojos sobre su ereccion, sin querer perderme el espectáculo de verlo correrse. Sin esperar más, Justin tira todo su semen sobre mi, llenándome las tetas hasta más no poder. Mi novio se corria tan duro que daba miedo, sino supiera que tenía más para darme, pensaría que podría quedarse seco y sería imposible llegar a una buena inseminacion por ahora, pero sabía que me estaría preocupando por nada. Levante mi mirada y asentí en su dirección con mi gran sonrisa aún dibujada en mis labios. Amaba que lo hiciera, el hecho que me cubriera con su corrida solo me hacía saber que lo estaba haciendo bien. Justin me besa con orgullo y apenas se separa de mi lo primero que hago es recolectar su semen para probarlo. ─ Está tan caliente. ─ murmuré esparciéndolo por mi pecho. Antes de poder acercarme a darle una mamada, Justin me tiro a la cama, por lo que enseguida abrí mis piernas para darle la bienvenida. Enterré mi mano en su cabello, hundiéndolo más a mi coñito, disfrutando de como mi novio me devora a totalidad. ─ Oh Dios, Justin. ─ susurre entre chillidos pensando que esto no podía estar mejor, pero en cuanto sus dedos hacen su aparición todo da un giro más placentero. ─ Comete todo mi coñito, por favor. ─ pedí con voz baja aunque lo más que quería era gritarle a todo el mundo para que supieran lo rico que me estaba follando. Asentí al escuchar su pedido y levante mi cabeza para que viera como recogía todo su semen que estaba llegando a mi abdomen para chuparlo de mis dedos y tragármelo como le gustaba. Al terminar abrí mis piernas aún más, sosteniéndolas con ayuda de mis manos, dejando que Justin tuviera más acceso a mí coñito. Moví mis caderas contra su rostro, frotándome arduamente contra su lengua sin dejar de sentir como sus dedos se retuercen en mi interior con frenesi. Iba a desfallecer en este momento, mis piernas empiezan a temblar y no me queda de otra que apretar mis labios para no gritar por mi fuerte orgasmo. Mi pecho sube y baja mientras busco oxígeno para poder recuperarme, aún nos faltaba muchas cosas por hacer. Busque sus labios para devorarlos, demostrándole lo bueno que estuvo eso. Dios, me consideraba tan afortunada ahora, mi novio el mejor y sabía qué hacer para complacerme, jamás me cansaría de él. Atraje su cuerpo al mío, abrazando su torso con mis piernas hacia mi. ─ Mi coñito no deja de chorrear. ─ anuncie bajando mi mano hacia este, para asegurarme de lo mojada que estaba. Hice un puchero robándole un último beso antes de gatear en la cama hacia alcanzar los cajones que habían a lado. Lo abrí rápidamente y saque la caja de juguetes nuevos que había traído Lana. No pensaba que los iba a usar pero agradecía que mi amiga siempre estuviera preparada para todo. Saque un pequeño vibrador de su empaque y rápidamente lo prendí. Recogí nuevamente el semen que aún había en mis pechos y me di la vuelta para llevar mis mojados dedos a mi culo, buscando lubricarlo. Lleve el vibrador a mis labios para chuparlo y sin dudarlo más, lo introduje suavemente en mi pequeño agujero trasero. Deje de morder mi labio inferior para soltar varios chillidos, demostrándole a mi novio lo bien que se sentía. ─ Siéntate rápido, quiero montarte. ─ musité, tomando el brazo de mi novio para que empezara a hacer lo suyo. Suspiré una vez que estuvo listo y sin perder más tiempo, me subí encima de su cuerpo y rápidamente me senté sobre su enorme polla, llenándome hasta el fondo. Cerré mis ojos y mordí mi labio inferior, apoyándome en su pecho. ─ Ve despacio, hazlo por mí. ─ susurre entre gemidos apenas sentí sus manos ir a mis caderas para aprovecharse de mi sensibilidad. No nos convenía hacerlo duro como normalmente lo hacíamos, en especial porque resultaría yo ser la que se metería en problemas por ser tan gritona. Me incliné hacia su cuerpo y tome una de sus manos para llevarla al pequeño vibrador que estaba insertado en mi culito. ─ Follame el culo mientras me ocupo de lo demás. ─ ordene firmemente, empezando a moverme. ─ Dios mío, tu polla se siente tan bien. ─ chille sin poder contenerlo más, no podía explicar lo bien que me hacia su polla simplemente con palabras, era indescriptible lo llena que me sentía. Enrede mis brazos alrededor de su cuello bajando mi cabeza para juntar sus labios con los míos antes de acelerar mis movimientos. Justin no pierde tiempo y ya está follandome por atrás con ese pequeño y maravilloso aparato. Obviamente preferiría tener su polla hundiéndose en mi pero por lo menos tenía algo aliviándome. Solo el podía ponerme tan caliente, ha sido así desde que lo conocí, nunca antes había llegado a la cama con un hombre sin importarme nada más. Pero mi Justin tenía algo, y aún lo sigue teniendo que me vuelve loca. No pude escoger a mejor hombre para mí, no me arrepentía de nada. Estaba siendo follada por mis dos agujeros, esto debía de ser un sueño. Inclusive mis ojos no dejaban de lagrimear por lo bien que se sentía todo esto. Apreté a mi novio más a mi, dejando que su cabeza quedara atrapada entre mis tetas y las disfrutara tal y como esperaba. ─ ¿Sientes lo mojado que está este coñito? ─ pregunté. No había mentido cuando se lo había dicho, deseaba que me follara una y otra vez, no me quejaría para nada. ─ Es todo tuyo, Justin. Tuyo y de nadie más, quiero que lo folles todos los días y que me llenes hasta que no pueda más. ─ sentencie con desesperación, moriría del placer en cualquier momento. Enterré mis uñas en sus hombros sintiendo como mi coñito empezó a succionarlo sin ningún aviso, me iba a correr tan fuerte que ya no podía aguantar más. Tener mis dos agujeros totalmente llenos iba a acabar conmigo. ─ [b{Vamos, osito. Hazme correr en tu deliciosa polla. Quiero correrme una y otra vez en ella. Hazlo por favor. ─ [/b] chille varias veces sintiendo como mi coñito ya no podía soportarlo más y empezaba a ordeñar arduamente su polla. Tome su rostro entre mis manos sin quitarle la mirada de encima mientras seguía follandome perdiendo la noción del tiempo.
avatar
Mensajes : 1471

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I try to find reason to pull us apart.

Mensaje por tastethesecookies el Sáb Ago 12, 2017 12:42 pm


MATTHEW DADDARIO
Rodé mis ojos sin saber cómo iba a soportar todo esto. Y es que sabía que atraeríamos la atención de mi familia, pero no pensé que me irían quedar tan mal como ahora. Estaba a punto de hacer que mi hermana se callara, pero rápidamente mi novia me detuvo de hacer algo realmente estupido cuando me aseguró que todo estaba bien, por lo que no me negué a darle una amplia sonrisa. Aunque me sintiera de lo más ridiculo, no podía negar que ver esa linda sonrisa y esos ojos de mi novia brillar, no podía simplemente excusar algo así. Iba a seguir con el romanticismo si así ella lo quería. Mis hermanas estaba exagerando todo, si había dicho que Victoria era mi novia y que la amaba, pero no sé si fue demasiado intenso como para hacerlas pensar que estaba buscando los nombres para bebés y todo eso. Algunas veces me sentía tan desilusionado que aceptaba el hecho y decidía ya no seguir imaginándome ese tipo de cosas ya que solo estaba quedando como un imbecil. Reí inclinándome hacia mi novia para dejar un rápido beso sobre su cabeza antes de que mi hermana se acercara a abrazarla. Deje a mi madre irse, llegando a pensar que iría por la comida pero de inmediato fue hacia mi novia para darle una merecida bienvenida. Sinceramente estaba un poco nervioso ya que no sabía si Victoria lo terminaría tomando tan bien con toda esta atención, y es que hasta yo me sentía un poco atacado con todas las menciones y recuerdos, no quiero ni imaginar cómo ella estaría. No estaba acostumbrada y no sabía si lo estábamos haciendo bien. Sin embargo me estaba preocupando por nada, mi novia terminó llorando sobre mi madre. Y aunque todos se alarmaron, yo sabía el por qué ella estaba así. Jamás había visto a Victoria tan sensible desde que estábamos juntos y eso me provoca un tanto de orgullo en mi pecho. Creo que estoy siendo mejor novio de lo que esperaba hasta el punto de que estaría dispuesto a ponerme de rodillas y pedirle que se casara conmigo de una buena vez. Eso haría, compraría un hermoso anillo lo más rápido posible. ¿Que he estado esperando? He estado ilusionado con ella desde que tengo memoria, no había día en el que no me cansara de hablar de ella y encima mis sentimientos todo este tiempo jamás habían cambiado. Me tenía como un maldito perro detrás de ella. Rodee su pequeño cuerpo con mis brazos, apegándola a mí y rápidamente mi chica dejo de llorar, calmándose por completo. Aunque esto me parecía tierno no podía negar que no me gustaba verla llorar por nada del mundo. ¿En serio mi familia le había causado esto? Un punto más a mi favor, debí haber traído un anillo ahora mismo, sería el momento perfecto para terminar de cumplir todos mis sueños. Espere a que mi madre tomara su foto para poder hablarle a mi novia. ─ No llores, mi amor, vas a hacerme llorar a mí también. ─ susurre en su oído, dejando un beso sobre su mejilla. Mi cuerpo se tensó al escuchar a mi hermana preguntar por nuestra relación, ¿acaso querían saber absolutamente todo? ¿No les bastaba con saber que Vic era mi novia y ya? Dios, había olvidado lo chismosas que eran. Jugue con el cabello de Victoria mientras ella se dedicaba a explicar, no nos habíamos puesto de acuerdo en qué diríamos pero se lo dejaría en sus manos. Después de todo no quería meter la pata y arruinarlo por completo. Picotee sus labios cuando terminó de hablar y no pude evitar esbozar una sonrisa. Ella era tan perfecta que dolía, no se qué haría con una novia así.─Eso no se pregunta, Alexandra. ¿No ves lo irresistible que es tu hermano? ¿Como no sería capaz de enamorarse de mi? Eso es imposible. ─ murmuré logrando que dejara de preguntar ese tipo de cosas. No tenía ni ganas de hablar de eso o de cómo pasó, no fue bonito como todos aquí lo estaban esperando. ─ Dios, son tan tiernos, ¿cuando va a ser la boda? Estoy segura que Matt pegara un grito de felicidad cuando eso pase. ─ Alex abrió su gran boca de nuevo por lo que la fulmine con la mirada. Ella estaba hablando demasiado y estaba arruinando mi aún no planeada sorpresa para mi novia. Mis hermanas rieron al ver mi cara y después miraron a Victoria pícaramente. ─ Si siguen así no las invitare, no me conviene tenerlas ahí para que hablen hasta más no poder. ─ las regañe separándome de Victoria solo para tomar su mano y jalarla detrás de mi para ir a la mesa. ─ Pues tienen nuestra bendición si deciden casarse. Incluso conozco a una costurera increíble, te va a encantar los vestidos que hace. ─ mi madre hablo sosteniendo a mi padre detrás de ella, mientras este se reía de sus ocurrencias. Aún así le sonreí tiernamente, agradeciéndole por su preocupación pero no quería seguir hablando de ello, por el simple hecho que yo quería que todo esto quedara un poco aislado. Quería pedirle matrimonio a mi novia sorpresivamente, y ellos no estaban haciendo nada de esto fácil. ─ No te preocupes, Victoria. Yo me encargaré de que ninguna de ellas hable de más. ─ por lo menos contaba con mi padre, creo que el podía ver mi desesperación en mis ojos. Mi madre asintió soltando una carcajada para después caminar hacia la cocina. ─ Hice el jamón favorito de mi Matt, te va a encantar, Victoria . ─ chilló dejándonos sentar en la mesa, esperándola con ansias al menos así lo sentía yo. Estaba muriéndome por comer los platos que mi madre hacia.

¿No quieres comer un poquito más, Victoria ? ─ mi madre estaba precisamente acosando a mi pobre novia. No me quejaba, la trataba como una hija más, pero creo que hasta a Victoria se le había un tanto divertido. ─ Lo guardare para llevar, después Vic no avanzará y no podrá probar tus deliciosos postres. ─ explique, tomando el plato de sus manos y comenzar a acomodarlo para poder llevarlo a la casa. ─ Y bien, espero que ahora que conocimos a la novia de Matt. Quiero pedirles que conozcan al mío también. ─ ahora fue Cat quien sorprendió a todos, no sabía si hablaba en serio pero toda la mesa se quedó en silencio. Era un poco extraño imaginarla con novio, ¿quien sería y por qué era tan importante para presentárnoslo? ─ Se que es muy difícil reunirnos todos juntos pero espero que puedan hacer su esfuerzo. ─ sonrió y como siempre yo no pude negarme. Asentí sin dudarlo para después ver cómo mi familia empezaba a seguir la corriente. ─ No estarás embarazada, ¿verdad? ─ pregunté frunciendo mi ceño, llegando a incomodar aún más el ambiente en la mesa. ─ No. ¿Y Victoria lo está? ─ musitó afectada por como había sido mi tono de voz hace rato. Es que, aún se me hacía difícil creer que tenía novio, aún era muy joven y se me hacía un poco sospechoso que de repente quiera presentarnos a un chico. ─ No. Aún no, pero pronto lo estará, ¿no es así, preciosa? ─ sonreí levantando mi brazo para rodear sus hombros y robarle un rápido beso. ─ Quiero formar mi propio equipo de fútbol.
avatar
Mensajes : 1471

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I try to find reason to pull us apart.

Mensaje por goldensky el Jue Ago 17, 2017 4:47 pm


VICTORIA JUSTICE.
Me recargué contra la silla tras terminar de comer. Todo lo que la mamá de Matthew había preparado había estado tan delicioso que me habían quedado ganas de comer más pero si asi de buena era la comida, no podía ni imaginar que tan buenos serían los postres de los que Matt hablaba, asi que quería tener espacio para ellos. La familia de Matt no había hecho más que hacerme sentir como en casa y había ganado más confianza con ellos. Era maravilloso todo el amor que estaba recibiendo de su parte. Tomé un poco de agua mientras la hermana menor de mi novio hablaba, dejándole saber sus propios planes de traer a su novio para que lo conocieran lo cual rápidamente generó una reacción de Matthew. Negué ante su comentario mientras rodaba mis ojos. Siempre supe que era muy protector con respecto a sus hermanas pero nunca lo había visto en acción pero se me hacía que estaba exagerando y no era para tanto. Después de todo, Catharine ya no era una niña y tenía derecho a tener un novio y querer traerlo para que lo conocieran. Era mejor que estar escondiéndolo, a mi parecer. Elevé una de mis cejas apenas la atención fue dirigida hacia mí y antes de poder responder, Matt lo hizo por mí, haciéndome reir un poco. ─ Claro, mi amor, tendremos todos los hijos que quieras. ─ Respondí en un tono divertido, inclinándome para besar su mejilla. ─ ¿Estás segura que quieres tener hijos con él? Si asi se comparta con Cat, imagínate como lo hará con sus hijas. No dejará que tengan novio hasta que cumplan 40. ─ Alex negó antes de beber de su copa. ─ Mis pobres sobrinas. ─ Simuló limpiarse un par de lágrimas para después reir. ─ No lo hará, yo me encargaré de eso. ─ Dije mirando a Matt. ─ Dejarás a mis niñas tranquilas, te lo advierto, no te quiero amenazando a cada chico que se les acerque. ─ Advertí y es que ya podía imaginarlo asustando a todos los amiguitos de nuestras hijas. ─ Ahora, creo que es justo que le des una oportunidad al novio de Cat. Estoy segura que si no fuera en serio, no estaría queriendo presentarlo. ─ Era tierno que Matt se preocupara por ella pero conocía a su hermana lo suficiente como para saber que era una chica inteligente y que el chico que haya elegido para estar, sería uno bueno que le agradaría a todos. ─ Gracias, Victoria, es lindo saber que por lo menos puedo contar contigo, otros deberían ser tan comprensivos como tú. ─ Su comentario cargado de sarcasmo no se hizo esperar y estaba segura que debería estar queriendo darle un par de golpes a su hermano. ─ Y quien quita, tal vez hasta termines llevándote de maravilla con tu futuro cuñado. ─ Me burlé, depositando un corto beso sobre la mejilla de mi novio. ─ Solo dinos cuando quieres que nos reunamos y me encargaré de que estemos aquí. ─ Le aseguré a Cat y es que sabía que se trataba de un tema importante y aunque Matt ahora estuviera teniendo un poco de celos por tratarse de su hermanita, no quería que eso lo detuviera de apoyarla. ─ Bueno, ya luego veremos eso. Es hora del postre. ─ La madre de mi novio dio el tema por terminado y se puso de pie e imité su acción para poder ayudarle, y a pesar de que insistió en que no lo hiciera, de todos modos lo hice. Me gustaba que me estuviera consintiendo pero tampoco quería ser una completa inútil, ella se había esforzado tanto por darnos una reunión hermosa que ayudarle con algo tan simple como el poste era lo menos que podía hacer. ─ Espero que te guste, es de chocolate. ─ Dijo señalando el pastel que había colocado sobre la mesa. ─ Y también hice galletas. ─ Alzó el pequeño contenedor que llevaba consigo antes de ponerlo al lado del pastel. Después la ayudé a ervir todo y cuando todos tuvieron un pedazo de pastel en su plato, tomé asiento al lado de Matt de nuevo para poder degustar de mi postre. ─ Oh, por Dios, esto es tan delicioso. ─ Exclamé al haber probado el pastel. Me sentía como una niña con todo esto pero es que nunca antes había tenido una experiencia en familia como esta y encima, la comida era tan buena. Simplemente me emocionaba por todo y esperaba no estar haciendo el ridículo. ─ Tiene que enseñarme a hacer todo esto, por favor. ─ Dije a Christina entre risas. Me consideraba una cocinera decente pero definitivamente nunca haría mal aprender un poco más y con ella seguramente la comida me quedaría mucho mejor.

Tras haber terminado de comer, todos se dirigieron a la sala para poder pasar un poco más de tiempo juntos. Estaba segura que Christia debería estar buscando algunos videos viejos de cuando Matt era un niño para mostrarnos y con ello, sabía que vendrían más historias de parte de sus hermanas. Mientras ellos se instalaban, había aprovechado para pasar al baño y de paso, retocar mi brillo labial un poco ya que había perdido el colo durante la comida. Después salí del baño dispuesta a regresar con los demás pero deteniéndome al pasar el pasillo que llevaba hacia el cuarto antiguo de Matt y no pude evitar cambiar mi rumbo para dirigirme hacia el mismo. Abrí la puerta con cuidado por si en caso, tal vez hasta ya lo usaban para otras cosas pero al entrar, me di cuenta que todo seguía igual a como lo recordaba antes y los recuerdos vinieron a mí de inmediato. Había pasado demasidas noches aquí, muchas de ellas sin que los padres ni las hermanas de Matt se enteraran. Me adentré un poco más, queriendo contemplar todo un poco más cuando de repente, sentí unos brazos rodearme por detrás, haciendo que diera un pequeño salto. No tardé en darme cuenta que era Matthew pero mi corazón seguía latiendo rápidamente debido al susto. ─ Me asustaste. ─ Reí, colocando una mano sobre mi pecho para tratar de calmarme. ─ Dios, hay tantos recuerdos en esta habitación. ─ Comenté después de unos segundos. Quizás era algo estúpido y cursi mi comportamiento ahora pero es que... prácticamente aquí había empezado todo. Me había entregado a Matthew en esa misma cama por primera vez hace años y ahora estábamos de vuelta aquí como pareja. Era increíble. Nunca hubiera imaginado que eso pasaría con nosotros pero aquí estábamos y éramos jodidamente felices. Me volteé en sus brazos para quedar frente a él para poder pasar mis brazos alrededor de su cuello mientras lo miraba a los ojos. ─ Estoy tan feliz que hicimos esto. La he pasado demasiado bien con mi nueva familia. ─ Mi tono había sido algo burlón pero mis palabras eran totalmente serias. Me habían hecho sentir tan en casa que sentía que podía venir cuando quisiera solo para pasar tiempo con ellos. Todo con lo que alguna vez soñé se estaba haciendo realidad y era gracias a Matt. ─ Me has hecho tan feliz en tan poco tiempo. Me has dado tanto amor, más del que me merezco y ahora me has dado una familia. ─ Él más que nadie sabía de los problemas que tuve en casa y del poco afecto que había obtenido de parte de mis padres y ahora estaba aquí en una casa donde todos me estaban llenando de tanto cariño que estaba haciéndome explotar de felicidad. ─ Nunca terminaré de agradecerte por todo lo que haces por mí y sé que no pides nada a cambio pero te prometo que me esforzaré por hacer cada día a mi lado mejor que el anterior, te lo juro. ─ Besé sus labios, tomándome mi tiempo para demostrarle todo el amor que sentía por él sin poder evitar sonreir durante el mismo.
avatar
Mensajes : 2352

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I try to find reason to pull us apart.

Mensaje por goldensky el Jue Ago 17, 2017 4:49 pm


JUSTIN BIEBER.
Aunque hubiera querido, no podía quitar mi mirada de mi prometida. Ella estaba haciendo todo lo que le estaba pidiendo y no tenía idea de lo caliente que se veía haciéndolo. Catalina se estaba deleitando con mi semen mientras yo me disfrutaba su delicioso coño al comérmelo y follarlo con mis dedos hasta más no poder. Y cuando llegó a su orgasmo, no dudé en tragarme todo lo que tenía que darme y tan solo sonreí al darme cuenta que sus palabras eran ciertas. Su coñito seguía tan mojada, incluso más que hace rato y mi jodida polla ya estaba muriendo por enterrarse en el mismo para disfrutar de él. Pero antes de poder hacerlo, Catalina me sorprende al separarse de mí para ir en busca de algo. Por un segundo, creí que sacaría un preservativo e iba a preguntar el por que de su decisión pero después la vi sacar una caja y no necesitaba ser genio para saber que había en él. Oh, jodida mierda. Esto lo iba a disfrutar. La miré como un idiota mientras se disponía a sacar el vibrador y en poco tiempo, el mismo se encuentra metido en su apretado culito que me hace tener envidia de ese juguete. Apenas acabara con su coño, me metería en su delicioso culo. ─ Vas a matarme, nena. ─ Atiné a decir después de tragar en seco. Mi polla iba a explotar en cualquier minuto con todo esto. Obedecí sus órdenes apenas las soltó y de inmediato estaba tomando mi lugar, listo para follarme su coñito. ─ Oh, mi amor. ─ Eché mi cabeza hacia atrás mientras colocaba mis manos sobre su cadera apenas su coño envolvió mi polla. Estaba tan mojado y caliente y estrecho, tan malditamente bueno que tuve que respirar profundamente para no venirme de una vez. Iba a ser difícil no darle tan duro como realmente quería pero ella asi lo estaba pidiendo y sabía que tenía razón. Por ahora, era mejor ser cuidadosos pero en cuanto regresáramos a casa, me la follaría duro sin importarme nada ni nadie. Salí de esos pensamientos cuando ella tomó una de mis manos para llevarla al juguete en su culo y obviamente no pude negarme. Asi que en cuanto ella comenzó sus movimientos, me encargué de mover el vibrador dentro y fuera de su agujero. Había comenzado lentamente pero conforme iba pasando el tiempo, aumenté el ritmo un poco, lo suficiente para complacerla y no pasarme del límite que ella había puesto. ─ Mierda. ─ Su coño resbalaba fácilmente en mi polla, era delirante. ─ Joder sí, ese coñito se siente tan bien, bebé. Tan mojado y apretado. ─ Relamí mis labios, separándome un poco solo para poder ver su cara de placer al escucharla decirme lo que ya sabía. ─ Así es, nena, ese coñito me pertenece y voy a llenarlo tanto, ya lo verás. ─ Mi mano libre tomó de su cadera, ayudándola con sus movimientos para que pudiera correrse como tanto quería hacerlo a la misma vez que me atrevía a ir más rápido con el vibrador en su culo. ─ Eres tan hermosa, Catalina. No hay nadie como tú. ─ Aseguré sin poder dejar de admirarla. Era una jodida obra de arte y la amaba. La amaba tanto que daría mi vida por ella. Sus paredes vaginales me apretaron con fuerza y sabía que solo eran cuestión de segundos para que terminara por llegar a su orgasmo. Mis labios fueron en busca de los suyos para callar sus gritos. Amaba escuchar gritar mi nombre pero ahora no podíamos darnos el lujo de despertar a Leo con todo nuestro escándalo sin dar por terminada nestra diversión asi que tendría que negarme ese placer. De cualquier manera, sus pequeños quejidos estaban haciendo su efecto y era igual de calientes a cuando gritaba como una jodida perra. Sin aviso, ella termina por venirse sobre mí, su cuerpo temblando y dejándose caer sobre mí por completo. ─ Joder, Catalina. ─ Gemí contra su boca cuando no pude prolongarlo más y terminé por correrme dentro de ella, llenando su perfecto coñito hasta más no poder. ─ Oh, nena, me vuelves loco. ─ Murmuré antes de volver a devorarme sus labios. Nos di un poco de tiempo para recuperarnos pero estaba demasiado ansioso por seguir que no podía seguir gastando tiempo. ─ Voy a follar ese lindo culito. ─ Le di una fuerte nalgada y la saqué de encima para botarla a mi lado con sus piernas abiertas. Me acomodé, quedando arrodillado frente a ella mientras me deleitaba con la vista que tenía ahora. Su conó estaba tan jodidamente mojado gracias a sus jugos y los míos y su precioso culo todavía tenía el vibrador dentro de él. Joder, estaba a nada de tomar mi celular para poder tomarle una foto de esta manera y tenerla para mí como un lindo recuerdo de este encuentro. Pero eso solo me quitaría tiempo ahora y lo que más deseaba era disfrutar de su lindo agujero. Saqué el juguete de su culo y sin pensarlo dos veces, lo llevé a la boca de mi chica para que lo probara. Apenas lo tomó en su boquita, yo me acomodé y sin aviso, me hundí en su culo que me recibió con gusto al apretarse a mi alrededor. El grito de placer fue ahogada por el vibrador en su boca. ─ Mierda, nena, este culito está tan apretado. ─ Gruñí sin dejar de moverme. Mis bolas chocaron duramente contra sus nalgas con cada embestida haciendo que sus tetas brincaran de un lado a otro por la fuerza de mis embestidas. Realmente tenía que controlarme un poco para no joderlo todo pero era tan difícil cuando ella me apretaba asi de rico. Tomé un respiro y detuve mis movimientos para poder calmarme. Aproveché el momento para sacar el vibrador de su boca y aproveché lo lubricado que estaba para pasarlo por su coñito, restregándolo contra su hendidura. ─ ¿Quiéres que folle su coñito con esto, nena? ─ La respuesta era obvia a juzgar por los gemidos que soltaba al pasear el juguete en su sensible centro pero me gustaba jugar con ella. No había nada más hermoso en este mundo que escucharla rogarme por que le diera placer. Antes de meter el juguete en su coño, metí dos de mis dedos, hundiéndolos hasta el fondo para poder recolectar mi corrida con la suya y al sacarlos, los llevé a sus labios. Catalina los recibió sin chistar y apenas comenzó a chuparlos, con mi mano libre, hundí el vibrador en su coño, llevándolo hasta el fondo. Y solo para aumentar su placer, decidí incrementar la intensidad de las vibraciones. Retomé mis movimientos en su culo y su espalda se arqueó al instante y aquello solo me llenó de orgullo. ─ ¿Te gusta, bebé? ¿Qué tal se siente estar llenada por todas partes, mi amor? ─ Todos sus agujeros estaban siendo ocupados y era jodidamente excitante. No sabía por cuanto tiempo más iba a poder soportar con su culo apretándome y la erótica imagen bajo mi mirada. Era mejor que cualquier película porno que alguna vez hayamos visto y eso que su amiga nos había mostrado demasiadas. Saqué mis dedos de su boca para que pudiera responderme y los pasé nuevamente por su coñito para que pudiera seguir deleitándose de nuestros sabores. Los metí de nuevo en su boca y continué embistiendo sus agujeros a la misma vez mientras observaba a Catalina removerse sobre la cama, completamente consumida en el placer que le estaba brindando.
avatar
Mensajes : 2352

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I try to find reason to pull us apart.

Mensaje por tastethesecookies el Vie Ago 18, 2017 6:15 pm


CATALINA AUBREY
─ Oh, Justin. ─  susurre, retorciéndome sobre su cuerpo al sentir como su orgasmo se esparcía en lo más profundo de mi coño. Abracé su cuerpo al mío, dejándome caer sobre el para tomar un poco de aire. Mi novio iba a matarme y es que, aunque parezca ridiculo, solo el podía darme placer. No me imaginaba haciendo todo esto con alguien más. Sonreí, poniendo mis manos sobre sus mejillas para poder profundizar el delicioso beso que me estaba dando, iba a hacerme correr de tan solo sentirlo. Di un brinco de emoción al escuchar su aviso, y no dude en acomodarme para que se metiera en el último agujero que le faltaba follar. Relamí mis labios, esperando ansiosa mientras lo veía todo apresurado en querérmelo meter. Justin era tan increíble que estaba segura que una vez que toda esta fantasía acabe, estaría jodida. De seguro me entraría una gran depresión ya que estaba segura que una desilusión más sería imposible de aceptar. Quizás era por eso que habíamos terminado en primer lugar, lo que teníamos era demasiado bueno como para ser verdad y me asustaba depender tanto de el. Pero las cosas a veces no se pueden cambiar, y es por eso que ahora estoy rendida ante el, queriéndome casar y tener muchos bebés que se parezcan a él. Tome el vibrador para saborearlo, tan solo haciéndolo para darle un placer visual a mi Justin. Haría todo por el, ¿había algún otro hecho que demostrara lo contrario? Me concentre tanto en ello que no me fijé en el momento que Justin se acomodó, y repentinamente el ya está profundamente dentro de mi culito, aprovechándose de mi como si yo pudiera soportarlo. Lleve una de mis manos a mí frente, tratando de calmarme y de no gritar y llorar por el placer que me estaba dando. Asentí, juntando mis labios para no decir absolutamente nada de seguro si le aseguraba lo apretado que estaba mi culo, iba a explotar y despertaría a Leo. Me dediqué a succionar el vibrador en cada embestida, buscando no olvidarme de todo y gritar de una puta vez como tanto merecía hacerlo. Justin me estaba abriendo tan rico y follandome tan duro que sentía que en cualquier momento me iba a morir de algún paro cardiaco. Este hombre me dejaría sin oxígeno. Mordí mi labio inferior al sentir como Justin quitaba el aparato de mis labios y lo pasaba por mi sensible coño. Iba a matarlo después de esto por estar jugando conmigo, para el era tan fácil joderme de esta forma ya que no le afectaba. Yo quedaría como una puta cachonda. ─  Mételo. ─  susurre quejándome apenas él enterró sus dedos y después los llevo a mi boca. ¿Acaso ahora le gustaba más verme succionar cosas? Creo que cada vez mi Justin me va sorprendiendo a pesar del tiempo que llevamos juntos. No pude evitar sonreír mientras los succionaba, pero pronto mi rostro se convirtió en otra expresión cuando por fin metió el  vibrador con más potencia en mi pobre coñito. Pase mis manos por mis pechos, apretándolos mientras él sigue follandome sin control alguno. Subí mis piernas hasta sostenerlas con mis manos esperando darle más espacio para que se hundiera con más facilidad. Justin sigue recolectando nuestros orgasmos, dejándome probarlo y en el camino, pude ocultar mis gritos imaginando que estaba chupandole la polla en todo momento. ─  Se siente tan bien, mi amor. En especial porque estoy siendo llenada solamente por ti. ─  no había mejor forma de ser llenada que esta. No había mejor polla que la suya o alguien más que me hiciera descontrolarme tanto. Mi espalda se arqueo una ve más y sin poder soportarlo, me corro fuertemente alrededor de su polla logrando que soltara varias maldiciones. Mi lengua jugo con sus dedos mientras mi culo se  ceñía en su polla y mi coño empapaba el vibrador. No supe cuánto tiempo me corri con Justin metiéndomela cada dos segundos, pero fue increíble. Nunca había dormido tanto como lo hice ese día, por suerte sabía que Justin tendría energía y se encargaría de la casa y de nuestro bebé.


[...] ─  Ponte ahí y acomódate bien. ─   le ordene a Justin apenas habíamos entrado a la fiesta de disfraces que había organizado su prima. Justo hoy era halloween y como ella había hecho la fiesta solamente para que sus hijos la disfrutarán, pues no iba a desperdiciar la oportunidad perfecta para hacer mis sueño realidad. Justin y Leo estaban vestidos iguales, eran dos ositos tiernos e incluso les había pintado la cara para que se vea más realista. Eran la envidia de toda la fiesta y no podía estar más orgullosa. Saque mi celular del bolso y una vez más, les tome varías fotos. ─  Me encantan, se ven tan bellos. ─   chille de la emoción yendo hacia ellos para abrazar a mi Justin y llenarlo de besos mientras Leo nos miraba con curiosidad. Pero una burlona risa nos hizo separar, por lo visto a Josh le parecía tan divertido ver a Justin vestido de esa manera. ─  ¿Y que se supone que es Catalina? ─   fruncí mi ceño, no podía creer que este niño sea tan preguntón. Era obvio quién era. ─ ¿Ves a Jaime? ¿Que crees que el sea? Soy su pareja. ─   esta vez, Justin y yo no habíamos compartido disfraz, pero era solo porque Lana lo había hecho con Ben y sería de mal justo que dejara a mi Jaime solito. Al ver que el niño estaba tan frustrado por no saberlo, decidí facilitarle las cosas. ─  El es Kanye y yo soy Kim, duh. ─ ahora fui yo la que estaba molestándolo. Obviamente que no me parecía nada a Kim, pero había hecho mi mejor esfuerzo. No había tenido tiempo para buscarme un disfraz y Jaime tenía mucha ropa de hace años que parecía de rapero y yo tenía algunos vestidos cortos y brillosos así que no nos quedó de otra. ─  Y este es el anillo de Kim, ¿te gusta? ─   sonreí mostrándole mi dedo con el lindo diamante que mi Justin me había dado hace dos meses. Debería estar planeando la boda de una buena vez, pero estaba esperando a que lo de mi embarazo se estabilizara. Según el doctor estaba un poco débil y debía de tomar descanso, pero no quería preocupar a Justin. Él ni siquiera sabe que estoy esperando un bebé y la verdad es que espero decírselo después de un mes cuando este segura de que este bebe si sobrevivirá. Sé que es difícil aceptarlo, pero no quería ilusionarme más o ilusionarlo, no sé si podría soportar la decepción de casi haber tenido un bebé y haberlo perdido. Solo esperaba que no me diera por vomitar o marearme frente a él, Justin había estado muy ocupado en su trabajo así que he tenido suerte todo este tiempo. ─  Todos saben que tienes un hermoso diamante, ¿podrías dejar de estar acosándonos con eso? ─   Jaime fue quien se entrometió ahora, haciéndome negar con la cabeza. Estoy segura de que si él tuviera este lindo detalle, estuviera gritándolo por toda la ciudad. Yo solo estaba recalcando lo que todos ya sabían. ─ Solo estoy orgullosa de mi osito, es el mejor de todo el mundo. El más guapo, el más grandote, el más tierno y el mejor cocinero. ─   tome el mentón de mi novio para robarle un corto beso. ─  Te amo, cariño. ─   murmuré sonriente. Si pudiera le diera una mamada ahora mismo, pero por cosas de salud  no podía. Al menos no por ahora.  Volví mi mirada a Jaime quién no dejaba de vernos atentamente,  él era el único que sabía de mi embarazo y fue solo porque cuando me enteré estaba tan emocionada que le conté a la primera persona que encontré.  ─ Ah, Ben no sabe el trabajo de Lana aún, así que espero que todos se queden callados.  ─ mi amiga aún no estaba segura de decirle, después de todo Ben era de un mundo muy diferente al de ella.
avatar
Mensajes : 1471

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I try to find reason to pull us apart.

Mensaje por tastethesecookies el Vie Ago 18, 2017 6:16 pm


MATTHEW DADDARIO
Ni siquiera me había percatado que estaba siendo celoso con Cat. Simplemente estaba dando mi punto de vista y es que era extraño, ¿acaso era el único que lo pensaba? Debe de ser una broma. Ni siquiera mi padre estaba sorprendido. Rode mis ojos mientras reía levemente por las palabras de Alex, creo que estaba jugando seriamente conmigo. Yo no era celoso, ¿verdad? O eso pensaba antes de que mi propia novia me advirtiera para que no hiciera nada en contra de aquellos chicos que pretenderían a mis hijas. Tragué saliva y asentí como el buen chico que era, de ahora en adelante tendría que controlarme.  Aunque sea por unos segundos. ─ Está bien, cariño.  ─ susurre. Le daría una oportunidad a ese chico, solo porque mi novia estaría ahí controlándome. Después de todo no quería darle una mala imagen de mi, no quería que pensara que era un celoso compulsivo. Solo había tenido mis dudas y cuestione el por qué Cat traería a un chico a esta edad. Fulmine a mi hermana con la mirada apenas ella lanzó su indirecta hacia mi.  ─ Soy comprensivo. Ponme a prueba y lo verás.  ─ sonreí antes de escuchar la propuesta de mi novia. Ella en verdad estaba feliz de ser parte de esta conversación y eso me tranquiliza más. Es diferente a solo conocer mi familia con un simple saludo a pasar una cena con ella, me encantaba que todo estaba saliendo bien y se sentía cómoda. Por suerte mi madre nos interrumpió, dándonos el placer de probar uno de sus postres los cuales mi novia no tardó en deleitarlos para después pedirle a mi mamá todas sus recetas.  ─ Uh, no estaría mal que le enseñaras quién sabe y así nuestros bebes salen igual de irresistibles que yo.  ─ musité dedicándole un guiño a mi novia antes de seguir comiendo de mi plato.

Busque a Victoria por toda la casa sin tener resultado. Estaba tratando de inventarme alguna excusa para salir y dejar a mis padres con las ganas de seguirme avergonzando. Ya podía ver cómo pondrían todos esos videos míos cuando era pequeño y no dejarían de hablar de cada experiencia vergonzosa. No quería ser un idiota pero tampoco quería seguir jugando con mi suerte, sabía que pronto Victoria terminaría asustándose ante todo esto. Recorrí todo el piso hasta que vi a la que era mi habitación con la puerta abierta y entonces supe que Vic debía de estar allí adentro. Sonreí y cruce por esa puerta, topándome con el cuerpo inmóvil de mi novia, observando fijamente a su alrededor. Abracé su cuerpo desde atrás, apoyando mi mentón en el hueco de su cuello.  ─ Lo lamento, preciosa.  ─ susurre al saber la sorpresa que le había dado. Supongo que ella estaba tan metida en sus pensamientos que no se había fijado en nada más. Reí suavemente recordando todo lo que ella estaba diciendo. Habíamos pasado por tantas cosas aquí, en este lugar la hice mía una y otra vez y siempre me inventaba alguna forma para que ella viniera a mí y nadie se diera cuenta. Hasta el día de hoy no sé cómo lo hice teniendo unos padres tan chismosos, pero estaba muy orgullo de ello. De otra forma todos ya hubieran sabido lo que hacíamos aquí. Sonreí ampliamente cuando su rostro choco con el mío y mis manos bajaron a su cintura pata apretarla a mi. Joder, le haría el amor en este mismo momento, en esta cama que hace mucho tiempo no ha tenido acción.  ─ Me gusta que te haya gustado, sinceramente estaba muy nervioso.  ─ afirme, no sabía cómo sería la presión para Vic y creo que eso era lo que más me frustraba pero ahora que sabía que le había gustado, entonces no había de nada de que preocuparse. Negué con la cabeza rápidamente por sus siguientes palabras, ella merecía todo esto...quizás nunca se dio cuenta antes pero ella era increíble. Era todo lo que cualquier hombre desearía tener y yo me consideraba tan afortunado de tenerla a mi lado. No sé cómo lo había hecho pero no iba a desaprovecharlo en ningún momento.  ─ Nena, haras que huya contigo para nuestra casa para demostrarte cuánto te amo.  ─ murmuré ocultando una risa. Victoria estaba poniéndome tan sentimental con todo lo que estaba diciéndome. Joder, me había preocupado por nada todo este tiempo, ella estaba cómoda con mi familia y estoy seguro que ahora más que nunca todos estaran felices de saber que quiero dar el próximo paso en nuestra relación. Vic solo quería hacerme sentir mejor cada día, y no había forma de que yo pudiera competir con eso. Cada día con ella para mí era único, y no lo cambiaría con nada pero saber que esto iba en serio y que daría todo para hacerlo bien, solo me hacía inspirar. Me sentía completo ahora, con ella a mi lado no necesitaba nada más y yo también estaba dispuesto a demostrarlo. Antes de poder explicar mis sentimientos, respondí a su suave y largo beso sin dudarlo. Enrede mi lengua con la suya, bajando mis manos a su trasero para darle un fuerte apretón que la hace gemir mi nombre sobre mis labios. Joder, sé que se supone que este es un momento romántico pero con cada cosa que Vic hace, logra ponerme duro. No sabía por cuanto tiempo sería así, pero esperaba no incomodarla con mi comportamiento.  ─ [bHe estado pensando en esto por mucho tiempo y creo que es hora de hacerlo oficial.  ─ [/b]hable apenas nuestros labios se despegaron. Esta noche ella pudo comprobar mis ilusiones desde un inicio, siempre soñé estar con ella. Y hacerlo realidad solo sería como una meta que por fin pude alcanzar.  ─ Tu juramento ya lo estás cumpliendo, todos los días contigo son mejor que el anterior. No sé cómo lo haces pero me haces el hombre más feliz cada segundo.  ─ No sé cómo me hice tan idiota sentimental pero no iba a quejarme de todo esto, esto sucedió todo gracias a ella. Sin pensarlo más, solté mi agarre y tome su mano para arrodillarme frente a ella. Parpadeando varias veces para recordar todo lo que debía decir, no dejaría que los nervios me afectaran en este momento tan importante.  ─ Cásate conmigo.  ─ fue lo primero que se me ocurrió soltar pero rápidamente tragué saliva para seguir.  ─ He estado esperando esto por tanto tiempo que no soy capaz de tener mis dudas sobre esto. Sé que casarse es un gran paso, pero sé que lo lograremos y lo haremos bien. Podemos hacerlo cuando quieras, no debe de ser ahora, pero espero que digas que si, porque me harías el hombre más feliz de este jodido planeta.  ─ suspiré tratando de contenerme de todo esto. Estaba seguro que está era la peor propuesta de matrimonio que se me pudo ocurrir. Prácticamente hablaba tanto que estaba seguro que Victoria no estaba entendiéndome. Y no la culpaba, ni yo lo estaba haciendo. Debí haber escrito esta propuesta antes.  ─ Te amo tanto, Vic. No sé qué haría sin ti en mi vida, de seguro moriría.  ─ asegure regalándole una pequeña sonrisa, estaba tan nervioso que los labios me temblaban.  ─ Mi amor por ti jamás podrá acabarse, todos los días se va agrandando más. He estado esperando esto por tanto tiempo que no puedo esperar más ahora que por fin eres mía.  ─ lo que menos quería era asustarla, pero no era secreto que la amaba y que estaba loco por ella.  ─ Seré el mejor esposo del mundo, cumpliré todos tus deseos, no celare a nuestras hijas...Pero lo más importante es que nunca te dejare de amar y de demostrarte cuánto me importas y qué tal feliz me haces.  ─ sé que estaba arriesgándome todo con esta propuesta. En especial porque se trataba de Victoria y lo que menos quería era que se sintiera presionada por su propio novio. Nos casaríamos cuando ella quisiera, no había apuro pero quería que ella supiera que si por mí fuera la haría mi esposa en este mismo instante sin ningún problema.  ─ Te comprare el anillo que quieras, lo arreglaremos apenas salgamos de aquí.  ─ no tenía ni un anillo pero no quería que Victoria pensara que estaba haciendo esto sin haberme preparado aunque sinceramente estaba tan enamorado de ella que no me había detenido ni un segundo para pensar en lo que estaba haciendo.  ─ Se que soy tonto y celoso pero te juro que cambiare todo eso y seré perfecto para ti.
avatar
Mensajes : 1471

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I try to find reason to pull us apart.

Mensaje por goldensky el Mar Ago 22, 2017 5:09 am


VICTORIA JUSTICE.
Miré a mi novio atentamente cuando habló al separarnos. No entendía a lo que se estaba refiriendo pero le presté toda mi atención de cualquier manera y sonreí al escucharlo decir todas aquellas cosas hermosas. Siempre me gustaba cuando me decía que lo hacía feliz, era bueno saberlo porque a veces tenía inseguridades y creía que no hacía un buen trabajo como novia. Antes de poder responderle, Matt se separó de mí y cuando creí que tomaba mi mano para sacarnos de la habitación, me sorprendió completamente cuando lo miré arrodillarse frente a mí. ¿Qué estaba pasando? Mi corazón comenzó a latir rápidamente de repente ante la acción mientras esperaba a que dijera o hiciera algo. Solo habían pasado segundos pero había sido como si el tiempo se hubiera detenido y todo estuviera pasando tan lento. Tal vez estaba equivocada pero él parecía estar a punto de... Oh, Dios mío. ¿Iba a hacer lo que creía que iba a hacer? No le había quitado la mirada de encima durante todo ese corto tiempo, la anticipación estaba carcomiéndome por dentro y yo necesitaba que Matthew dijera algo, lo que fuera. Y como si leyera mi mente, por fin lo hizo, soltando aquellas dos palabras que hicieron mi corazón dar un vuelco y mis piernas por poco flaquearon. Si no hubiera sido porque sostenía mi mano, hubiera caído al piso. Mis ojos rápidamente se aguaron y es que Dios, yo sabía que Matt pensaba en el matrimonio y yo le había dicho que la idea me fascinaba pero no creí que actuaría tan pronto. Y no me quejaba, tan solo me sorprendía porque no pensé que sería justamente hoy y aquí pero eso no lo hacía menos especial. Dejé que mi novio continuara con su discurso, escuchándolo afirmar su amor por mí de hace años. Era tan afortunada. No podía creer que este hombre realmente fuera mío y que ahora estaba aquí, pidiéndome matrimonio y siendo tan jodidamente adorable y romántico que simplemente era demasiado para mi corazón. No pude detener mis lágrimas por nada del mundo. Jamás había experimentado tanta felicidad en toda mi puta vida. Esto era increíble. Era un momento hermoso y único y nunca iba a olvidarlo. Si tenía un anillo o no para darme era lo de menos, no me importaba ahora. ─ Ya eres perfecto para mí, Matt. ─ Respondí en cuanto terminó de hablar, haciendo mi mejor intento de detener mis sollozos para poder hablar claramente. ─ Te amo tal y como eres. ─ Aseguré. ─ Lamento haberte hecho esperar tanto tiempo por mí. Te recompensaré por todo ese tiempo perdido, mi amor. ─ Nunca iba a perdonarme eso, sinceramente, pero ahora estábamos juntos y joder, nunca iba a separarme de él. Quería pasar el resto de mi vida a su lado, tener una familia y contruir un lindo hogar juntos, nunca había estado tan segura de algo en mi vida. ─ Y sí, sí quiero casarme contigo. ─ Ni siquiera era necesario pensarlo. La hermosa sonrisa en su rostro apenas escuchó mi respuesta positiva tan solo terminó por derretirme y llenarme de felicidad. Matt no tardó en ponerse de pie para abrazarme y alzarme para darme vueltas, haciéndome reir mientras me aferraba a su cuello. Al bajarme, tomé su rostro entre mis manos para mirarlo a los ojos. Brillaban tanto que no podía creer que pudieran verse más hermosos de lo que ya eran pero lo hacían y saber que iba a poder mirarlos por el resto de mi vida y que me mirarían con tanto amor como ahora tan solo me llenaba de alegría. ─ Te amo. ─ Dije con toda la seguridad del mundo. ─ Te amo y eso nunca va a cambiar. ─ Uní nuestros labios una vez más, besándolo con todo el amor del mundo. Nunca terminaría de demostrarle cuanto lo amaba realmente pero siempre hacía el intento. Y es que él merecía eso y más. Siempre buscaba como recompensarlo por todos esos años en los que lo hice pasar por un verdadero infierno por mi culpa. ─ Vamos a casarnos. ─ Dije cuando la realidad me golpeó. En mi vida llegué a creer que un día me comprometería y menos con Matthew pero ahora esa era mi realidad y lejos de asustarme, me emocionaba. Obviamente tampoco esperaba casarme ahora mismo. Primero quería que termináramos con nuestros estudios para poder graduarnos y después enfocarme totalmente en los preparativos de la boda sin ninguna otra distracción. Pero la idea ya estaba en mi mente y ahora no podía dejar de pensar en que tipo de boda quería tener, como quería que fuera mi vestido y hasta la fecha. Sonreí ante esos pensamientos y volví a besarlo con completa emoción. ─ ¿Matt? ¿Vic? ¿Están por aquí? ─ La voz de Catharine se escuchó a los pocos segundos y antes de poder separarnos por completo, ella entró a la habitación. ─ Oh, Dios, lo siento, no pensé que estarían... les daré privacidad. ─ Rápidamente trató de huir y no pude evitar reir ante su reacción. Aunque estuviera muriendo por pedirle a Matt que me hiciera el amor en este momento, no iba a hacerlo, solo porque estábamos en casa de sus padres y los mismos se encontraban presentes. Tal vez si estuviéramos solos, ahora mismo ya estaríamos celebrando nuestro compromiso a nuestra manera. ─ No íbamos a hacer lo que crees, Cat. ─ Mencioné, terminando de limpiar mis lágrimas. Ella rápidamente lo notó y la vi fruncir su ceño en una clara señal de preocupación. ─ ¿Qué sucede? ¿Te hizo algo Matt? Te juro que lo mataré por hacerte llorar. ─ Negué rápidamente, asegurándole que no se trataba de nada malo y después miré a mi ahora prometido, preguntándole con la mirada si es que deberíamos darle la buena noticia de una vez. Al verlo asentir, volví a dirigirle mi atención a su hermana menor para hacerlo. ─ Matt acaba de pedirme matrimonio... y acepté. ─ Anuncié con una gran sonrisa en mi rostro. Tomó un par de segundos para que Cat reaccionara y es que el shock para ella era más que evidente y no era para menos. Apenas acababa de enterarse que salía con su hermano y ahora, de la nada, le agregábamos a ello una propuesta de matrimonio. Era demasiado para procesar. Definitivamente, Matthew y yo hacíamos todo fuera del orden y de la manera menos tradicional pero no lo cambiaría por nada. Éramos perfectamente imperfectos y no lo tendría de otra manera. ─ ¡¿Se van a casar?! ─ Asentí de inmediato y Cat dio varios saltitos mientras aplaudía. ─ ¡Se van a casar! ─ Rápidamente ella corrió hacia nosotros y nos abrazó a la vez. Y toda la conmoción solo hizo que el resto de la familia llegara a la habitación para ver que era lo que pasaba y por qué estábamos tardando tanto en regresar con ellos. Sin esperar nada, Catharine se encargó personalmente de dejarles saber a todos nuestros planes. ─ Matthew acaba de proponerle matrimonio a Victoria y ella dijo que sí. ─ No pensé que la noticia los haría tan feliz pero me daba una tranquilidad profunda que fuera asi y no podía esperar a pasar más tiempo con ellos en los días más importantes y por fin poder sentir que tenía una familia normal con la cual poder contar.
avatar
Mensajes : 2352

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I try to find reason to pull us apart.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 35 de 44. Precedente  1 ... 19 ... 34, 35, 36 ... 39 ... 44  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.