Últimos temas
» ☾ ⋆ Three steps to Andrómeda ⋆ ☽ :: Rol Priv.
Hoy a las 1:23 am por AVAN

» keep in touch.
Hoy a las 1:10 am por CrazyforJagan

» We Found Love {pvt}
Hoy a las 12:55 am por CrazyforJagan

» meh.
Hoy a las 12:27 am por beanie

» I never knew you were the someone waiting for me -pvtrol-
Ayer a las 10:59 pm por fercaver

» ~K&M{♥}
Ayer a las 10:58 pm por CrazyforJagan

» You wanna play, you wanna stay, you wanna have it all.
Ayer a las 9:44 pm por fercaver

» Darling, do you see the light?
Ayer a las 9:04 pm por CatCatCat

» Honey, why it's so dark here?
Ayer a las 8:56 pm por CatCatCat

Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 0/44

I try to find reason to pull us apart.

Página 36 de 44. Precedente  1 ... 19 ... 35, 36, 37 ... 40 ... 44  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: I try to find reason to pull us apart.

Mensaje por goldensky el Mar Ago 22, 2017 5:13 am


JUSTIN BIEBER.
No iba a mentir, me sentía algo ridículo en este disfraz. No era cómodo a pesar de que el pelo del traje fuese suave pero Catalina había estado tan ilusionada con la idea de vestirnos a Leo y a mí de osos que simplemente no pude negarme a su petición y por ella estaba aguantando las ganas de quitarme el disfraz de una vez. Por lo menos el traje de nuestro hijo no era tan abrumador o de lo contrario, ahora estaría llorando hasta más no poder. Sonreí a la cámara cuando Catalina comenzó a tirarnos fotos. Por suerte, las tomó cuando Leonel estaba riendo asi que esas serían perfectas para imprimar y enmarcar. Ahora entendía por qué mi mamá guardaba mis fotos de bebé y es que era bonito pensar en que dentro de unos años, tendríamos esas fotos de recuerdo para recordar este tipo de momentos. Era su primer Halloween y queríamos recordarlo positivamente. Leo no recordaría nada de esto, obviamente, pero nosotros sí y cuando estuviera grande, podríamos mostrarle su primero disfraz y contarle lo bien que lo pasamos en familia... y de las burlas de Josh que estaba disfrutando de verme tan tonto. Ese niño realmente no tenía filtro pero lo quería y él estaba tan contento con Leo. Estaba seguro que terminarían siendo bueno amigos en el futuro. Solté una risa ante la explicación del disfraz que compartía con Jaime. Para haber sido algo de último momento, habían hecho un buen trabajo en coordinar y ejecutar sus personajes aunque me atrevía a decir que Catalina no tenía nada que envidiarle a la verdadera Kim. Sonreí con orgullo apenas ella comenzó a presumir de su anillo de compromiso. Estaba tan feliz con él y se le miraba precioso. Le había comprado el anillo con el diamante más grande que la joyería tuvo para ofrecer y ni me había molestado en el precio. Catalina se lo merecía y verla lucirlo con tanto orgullo me dio a entender que había hecho una buena elección. ─ Yo también te amo, nena. ─ Respondí después de todos sus lindos cumplidos hacia mí. Era tan tierna y tan amorosa que dolía a veces pero me encantaba tenerla asi por mí. ─ Y deja de joderla, Jaime, tiene derecho a presumir de su anillo cuantas veces quiera. ─ Le guiñé un ojo a mi prometida y volví a inclinarme para besarla rápidamente. Josh hizo su típica cara de asco pero no dijo más al sentarse a mi lado para observar a Leonel. ─ Tendrá que saberlo tarde o temprano. Lana no podrá ocultarlo para siempre. ─ Comenté cuando Catalina mencionó la situación de Lana con Ben. Incluso, se me hacía raro que él no la haya reconocido antes. Tampoco es como si cada vez que salíamos con ella, miles de fans la atacaran pero si habían habido incidentes donde la gente supo quien era y lo que hacía. ¿Acaso Ben no miraba porno? Solo esperaba que no se toparan con uno de sus tantos fans o entonces todo se iría a la basura. Pero también esperaba que de una vez dejara de ocultarle la verdad, entre más lo prolongaba, peor sería y lo que menos quería era que su relación terminara por eso. Si Ben la quería de verdad, él aceptaría a Lana como era y no la juzgaría, después de todo y su profesión, ella era una gran mujer y amiga, merecía tener a alguien que la quisiera como yo amaba a Catalina. ─ Pero descuida, no diré nada. ─ No sería quien delatara a nuestra amiga. Ella vería cuando sería el momento adecuado para decirle todo y si necesitaba de nuestra ayuda para hacerlo después, con gusto estaríamos ahi para ella. ─ ¿En qué trabaja Lana? ─ Preguntó Josh de la nada. Ah, demonio, había olvidado que era un pequeño chismoso. ─ Se trata de un trabajo secreto. Solo los adultos saben de este trabajo. ─ Respondí, tratando de hacerlo sonar como algo normal. ─ Ya estoy grande. ─ Respondió. ─ Pero no lo suficiente. ─ Contraataqué. ─ Cuando cumplas 18 te lo explicaré. ─ Dije en un tono burlón a lo que Josh rodó sus ojos, claramente fastidiado por no poder sacar más información. Antes de poder responderme con uno de sus clásicos comentarios sarcásticos, terminó por soltar un bufido y se bajó del sillón. ─ No soporto a Scarlett. ─ Murmuró mientras se alejaba. La mención de mi hermana me confundió por un segundo hasta que la vi acercándose a nosotros e inmediatemente me tensé en mi lugar.  No había visto a mi hermanastra desde aquella vez que confesó su "amor" por mí y había esperado no tener que verla aún pero supongo que era algo tonto esperar eso considerando que éramos familia y mi prima había invitado a prácticamente a todos. ─ Ay, pero se ven tan tiernos. ─ Chilló Scarlett en cuanto llegó a nuestro lado. Ni siquiera era capaz de mirarla a los ojos y ella actuaba como si nada, como si no tuviera un jodido problema. O, tal vez, recapacitó y se dio cuenta de que lo que sentía estaba mal y ahora se había olvidado de aquella noche. Como fuera, yo no la había olvidado y tenerla cerca ahora me resultaba incómodo. Y sabía que Catalina pudo notar mi incomodidad y estaba seguro que pronto preguntaría lo que sucedía conmigo pero no tenía ni la menor idea de como le diría lo que realmente pasaba. Ella seguramente pegaría el grito en el cielo y se armaría un escándalo y conociendo a Scarlett, haría un pleito tremendo y joder, era lo que menos deseaba que pasara. Mucho menos con Leo presente. Trató de acariciar a Leo pero yo lo apegué más a mi pecho y negué. ─ No está acostumbrado a que desconocidos lo carguen, no quiero que llore. ─ Era una total mentira. Leo era un bebé tranquilo que le encantaba que lo mimaran pero la idea de que estuviera cerca a Scar me daba no sé qué. ─ Pero soy su tía, no una desconocida. Anda, déjame cargarlo. ─ Insistió, haciendo un puchero que antes hubiera funcionado pero que ahora no me causaba ni gracia. ─ Lo siento. Además, ya es hora de su comida. Asi que si me disculpas, iré a preparar su biberón. ─ Sin decir más, me puse de pie y caminé con mi hijo hacia la cocina después de tomar la pañalera para poder preparar todo allá tranquilamente. Ya sabía que Leo no iba a comer demasiado ahora pero no se me había ocurrido nada más para poder escapar sin mostrarme sospechoso pero estar cerca a mi hermana ahora no era lo mismo de antes. No podía mirarla de la misma manera y preferiría mantenerla alejada de mí y especialmente de Leo y es que no quería que estuviera rodeado de aquel tipo de locuras. No merecía traumarse a tan corta edad. Después de tener todo listo, tomé asiento en unas de las sillas y me dispuse a alimentar a Leo. Esperaba que con esto, le diera un poco de sueño y pudiera dormir. Aunque la fiesta recién comenzaba, estaba seguro que él ya estaba agotado y sería mejor que repusiera energías porque por el resto de la noche, ya sabía que el resto de la famila iba a querer sostenerlo y tomarse fotos con él hasta más no poder.
avatar
Mensajes : 2352

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I try to find reason to pull us apart.

Mensaje por tastethesecookies el Miér Ago 23, 2017 11:07 am


CATALINA AUBREY
Bufé, sabiendo perfectamente que Justin tenía toda la razón. Lana aún no quería pensar en decírselo pero yo ya estaba viendo formas en las que Ben podría enterarse sin que le causara tanto asombro. Me daba un poco de pena saber a lo que se tendría que enfrentar mi amiga. No me imagino tener que decirle a Justin después de tanto tiempo que soy actriz porno, de seguro el moriría de un paro cardíaco, no quería ni pensar en cómo se sentiría Lana al hablar con Ben. ─ Eres tan lindo, no sé qué haría sin ti. ─ susurre al saber que el me apoyaría en esto. Por mucho tiempo Justin ha tenido que seguir con mis farsas y no quería ni pensar en lo patético que debía de ser para el. Mi osito a cambiado muchas cosas por mi, pero me alegraba saber que no tenía quejas sobre ello. Baje mi mirada hacia Josh, dándome cuenta de que él seguía aquí, ¿por qué no iba con su mamá y me traía las donas que estaba preparando? Se las había pedido apenas llegue pero al parecer a él le importaba en lo más mínimo. Por suerte Justin lo callo, y por un momento pude estar más tranquila pero luego la víbora anunció su llegada. No me habia acordado de lo rara que se me hacía su presencia desde hace mucho tiempo, desde que me pelee con Justin no la había visto así que me había olvidado de su existencia. Peor aún cuando Justin ni la había mencionado, ahora toda mi cabeza estaba hecha un torbellino de teorías del por qué mi novio no parecía estar tan feliz con ella. ¿Acaso le dijo que ella fue la que planeo que Will entrara y me violara? Debe de ser eso y quizás a mi novio se le olvidó contarme. No habia ninguna otra explicación. Jamás lo había visto negarle una cosa a su pequeña hermana, debe de estar demasiado furioso por lo qué pasó y yo aquí mintiéndole por meses sobre mi embarazo. Ni siquiera sé cómo no se dio cuenta, ¿nunca pensó por qué ya no teníamos sexo desde que llegamos? ¿O por qué comía todo el tiempo y tengo el estomago hinchado? Me sentía perdida en estos momentos. Y aunque no sabía cómo debería decirle la verdad, pues ahora me pondría a pensarlo absolutamente todo. Lo que Justin dice después me hace dudar aún más. Fruncí mi ceño y mire a Leo como si el supiera lo que estaba pasando. Su papá le iba a llenar de leche solo para escaparse de su hermana. Aún faltaba una hora para que a él le diera hambre. Antes de poder irme con él o hacer algo para que Scarlett se fuera, mi prometido huyó hacia la cocina y a su hermana no le quedó más que irse. ─ ¿Que pasó con mis donas? ─ me dirigí a Josh antes de que empezara a curiosear. El pequeño río, dándome a entender que en verdad se había olvidado. ─ Ya vuelvo. ─ sin más que decir, corrió hacia el otro lado de la habitación en donde estaba su mamá. Ambos habíamos quedado en que la mitad de la charola era para cada uno, así que estaba muriéndome de ganas por comer lo más rápido posible. ─Iré a ver qué le pasa a Justin. ─ Suspiré y me levante del sillón pero antes de poder dar un paso, mi amigo me atrajo hacia el. ─ Hay algo que debes saber. ─ susurró viendo a todos lados para asegurarse que no había nadie más. Me senté de inmediato y me gire para verlo cara a cara, ¿y ahora que? ─ Quise ayudar a Lana así que mande un video porno al celular de Ben. Parece que aún no lo ve, pero...al ver lo serio que está Justin tengo miedo de que me mate esta noche. ─ mi boca se abrió por la sorpresa pero no dude en darle una buena bofetada. ¿Por qué diablos le hizo eso a nuestra amiga? Era un imbecil y ahora mismo le iba a dar con el jarrón que estaba en la mesa. ─ Espera. ¿Por que no quieres que Justin lo sepa? ─ me detuve por unos segundos. ¿Que tenía que ver mi novio en todo esto? ─ Lo mande de su celular. Lo siento, es que estaba mal...pero descuida Ben no tiene su numero, por eso lo escogí. ─ trató de sonreírme como si eso hiciera las cosas mejores. Tarde o temprano Justin iba a saber lo que había hecho, Lana lo averiguaría y todo se saldría de nuestro control. Levante mi mano y lo golpe aún más fuerte una y otra vez, ¿por qué lo hizo? Siempre peleaba con Lana pero eran simples juegos, mas no para hacerle algo tan vil. ─ Eres un imbecil, sabes que estoy embarazada y me estreso con facilidad y me haces esto. ¿Por qué? ─ reclame deteniendo mis golpes para que pudiera hablar. ─ Porque estoy enamorado de ella. Nos acostamos hace unos meses y no he podido dejar de pensar en Lana. ─ ¿qué diablos estaba pasando con el mundo ahora? Hasta donde yo sabía, mi Jaime era gay. Quizá no súper gay, pero lo era...no había forma de que esto estuviera pasando. Antes de poder investigar más, tuvimos que parar al ver a Justin acercándose con Leo en sus brazos. ─ Lárgate. ─ ordene entre dientes, no iba a controlarme frente a Justin si el continuaba aquí como si nada. Tome aire y puse mi mejor sonrisa. ¿Cómo le haría para que no quisiera matar a Jaime apenas sepa lo que hizo? Tenía que hacerlo muy feliz para que no le afectará. Y una mamada no era la solución, no cuando mis mareos y mis náuseas iban y venían. ─ Nuestro bebé ya se está durmiendo, creo que deberíamos llevarlo al cuarto de los niños para que no le afecte el ruido. ─ sentencie, levantándome del sillón para tomar su mano y guiarlo. Debía de tener un ambiente despejado para lo que iba a hacer. Ojalá que nada fuera mal a partir de ahora. Espere a que Justin lo acomodara en la cama de su prima, con toda la seguridad para después sujetar su mano y girar su cuerpo para abrazarlo por el cuello. Acaricie su nariz con la mía y antes de que pudiera preguntarme algo, puse su mano sobre mi vientre. ─ ¿No te das cuenta que está un poquito abultado? ─ quizá el no quería decírmelo desde un inicio por temor o que se yo, mi Justin no era bobo. ─ Estoy embarazada, tengo más de dos meses. Y quería decírtelo de una forma más especial. ─ reí sobre sus labios al percatar su sorpresa. Era lo que estábamos esperando por mucho tiempo y tuvimos mucha suerte al poder lograrlo. ─ El doctor dice que debo tener cuidado, es mi primer embarazo y estoy cargando más de un Justin aquí adentro. ─ bese su mentón sintiendo rápidamente como su cuerpo se tensó por mis palabras. ─ Vamos a tener gemelos. ─ ¿ no era increíble? Sabía que mi abuela había tenido gemelos pero no pensé que esto me pasaría a mí. No quería ni imaginarme todo lo que tendríamos que trabajar apenas lleguen, creo que contraria a una niñera para cada uno de nuestros bebés. Éramos muy jóvenes para Leo y peor lo seremos para dos más, pero así lo habíamos decidido. Era una acuerdo mutuo y trabajaríamos juntos.
avatar
Mensajes : 1471

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I try to find reason to pull us apart.

Mensaje por tastethesecookies el Miér Ago 23, 2017 11:08 am


MATTHEW DADDARIO
Sinceramente no llegue a pensar que esta propuesta la hiciera llorar de la emoción. Y es que tan solo verla de esa forma me hacía ponerme aún más sentimental de lo que ya estaba. Sonreí ampliamente de tan solo escuchar cada hermosa palabra salir de su boca. Ambos estábamos profundamente enamorados uno del otro, tanto que ambos nos considerábamos perfectos. Porque aunque ella me lo asegurara, yo también pensaba que Victoria era simplemente perfecta. No había duda de ello. ─ Valió la pena la espera, no tengo ningún problema con ello. ─ asegure tratando de hacerla entender una vez más que ella no tenía de que preocuparse. Había sido duro tener que guardármelo por tanto tiempo, pero las cosas pasaron de la manera que tenía que pasar. Quizás los dos necesitábamos de ese tiempo para entender que debíamos estar juntos. Relamí mis labios poniendo atención en sus últimas palabras antes de levantarme y llenarla de besos apenas supe que ella estaba segura de lo mismo. Abracé su cuerpo fuertemente al mío y no controle mis movimientos, estaba tan jodidamente feliz que no podía comparar este sentimiento con ningún otro, Victoria se había convertido en una parte importante de mi. Alcé su cuerpo logrando que sus piernas se enredaran en mi cintura, subí mi mano a su nuca para poderla besar con la misma intensidad que ella había iniciado. ─ Así es, mi amor. Nos casaremos y será la boda que siempre has deseado. ─ susurre sobre sus labios, esperaba que ella ya pensara en como lo haríamos. Yo haría lo que ella quisiera, quería darle todo lo que merecía. Sonreí sobre sus labios mientras nos seguíamos besando, Dios, como quería besarla a más no poder con tal de demostrarle lo feliz que me hacía. Ella era el aloe de mi vida y aunque parezca tonto, nunca lo dudé aunque hayan pasado tantas estupideces. Baje mis manos de su cintura a su trasero, pero antes de poder apretarlo, mi hermana llego para interrumpirnos por lo que tuve que separarme de sus labios. Baje a Vic de mi agarre, y me gire para enfrentar a Cat. De inmediato rodé mis ojos al escucharla hacer tanto drama, pero ni eso podía quitar la sonrisa que cargaba encima de mis labios. Lo peor que pudo haber salido de la boca de mi hermana, es pensar que yo haría algo malo a mi propia novia, estaba a punto de hacerla callar e inventar alguna excusa para que se fuera, pero Victoria se me adelantó. Asentí rápidamente hacia mi novia, dandole pasó a que hablara. No había mejor persona para que pudiéramos aclarar todo esto. Enrede mi brazo en la cintura de mi novia al ver la sorpresa en el rostro de Cat, no debió de sorprenderla tanto después de todo ella y mi hermana lo dijeron, yo siempre he querido estar con Victoria. Rápidamente mi habitación se lleno, gracias a la emoción de mi familia. ─¿Es enserio? ─ mi mamá se acercó a mí para pasar sus manos por mi rostro, como si estuviera fuera de lugar. Supongo que es por qué recién hoy les había presentado a Victoria como mi novia y ya estábamos juntos queriendo unir nuestras vidas para siempre. Debí haberlos informado desde antes, quizás así no tendrían esa cara de sorpresa. ─Claro que si, mamá. Obviamente que lo haremos después, aún tenemos muchas cosas que hacer. ─ por ahora estaríamos comprometidos, lo haríamos cuando tengamos el tiempo necesario. Quería que todo saliera bien así que esperaba a que Victoria estuviera de acuerdo conmigo, por lo que apenas voltee note su pequeña sonrisa la cual me lleno de calma. ─ Ay, Dios mío. Tenemos que buscar el mejor salón, la mejor decoración...─ mi madre quería continuar pero mi padre la detuvo, dandole un fuerte abrazo para calmarla. ─ Dejemos que lo averigüen por sí solos, ambos sabemos que nos avisarán si nos necesitan. ─ murmuró y no pude estar más de acuerdo con eso. Rápidamente el palmeo mi hombro y abrazo a Victoria para luego ver cómo cada uno iba haciendo lo mismo, felicitándonos una y otra vez. ─ Victoria y yo estamos muy emocionados, pero aún así espero que todos lo tomen con calma de la misma forma que yo. ─ Me alegraba ver que los emocionaba igual o más que a nosotros, pero faltaba hacerlo oficial ante los padres de Victoria y eso aún era algo por verse.


Diablos, ¿en donde has estado? ─ Dom me sorprendió al hablarme mientras cerraba las puertas de mi auto. Apenas llegaba a la universidad y él ya estaba llenándome de preguntas. Supongo que el estaba haciendo todo esto aún sabiendo que me iba debido a que tarde unos días más en llegar. No sabía si contarle lo de mi compromiso de anoche o solo seguir normalmente. Conocía bien a mi amigo como para saber que se lo diría a todo el mundo y no quería que llegara a oídos de Sarah. La única razón por la que me preocupaba era porque Sarah y yo habíamos terminado hace unos meses, y le había asegurado que no había sido por Victoria aunque era estupido pensar que había otra opción que no haya sido esa. Sarah había estado ahí para mí cuando más la necesitaba, era intensa pero buena. De seguro me había vuelto loco sin ella cuando Victoria me dejó, no merecía esta falta de respeto. ─ Estaba disfrutando de las vacaciones, ¿y tú? Ayer no viniste. ─ murmuré caminando por los pasillos hasta llegar a la clase que me tocaba. Para mí buena suerte, tendría que compartirla con Dom. ─ Les traje algunos recuerdos, para el bebé también. ─ sonreí mirando a mi alrededor tratando de buscar a Vic por algún lado, sé que no debería de estar por aquí ya que ella tiene su propia facultad pero nada perdía. A veces las chicas de a lado venían para acá. ─ Se que dijiste que no abriera la boca con lo de Victoria, pero...Nicole y yo la cagamos. ─ detuve mi pasó para verlo seriamente. ¿Y ahora que? Esperaba que no fuera lo que imaginaba. ─ Creo que ahora Sarah ya lo debe de saber. Nicole lo asegura pero yo aún tengo fe. ─ sonrió patéticamente y no pude hacer nada más que apretar mis puños, controlándome para no darle un buen golpe. Si Sarah se enteraba habría una catástrofe, ya podía ver todo el drama que se armaría y es que la conocía bien. Fue mi novia así que siempre supe con quien me estaba metiendo y peor aún en una situación así, donde yo le mentí mirándola a los ojos sin importarme nada más que tener a Victoria finalmente para mí.─ ¿Como paso? ─ cuestione con toda la paciencia del mundo para no volverme loco y olvidarme de que era mi amigo. Me metería en problemas, debí haberle dicho a Victoria cómo sucedieron en verdad las cosas y debí haber sido honesto con Sarah desde un inicio. Pero no, no puedo hacer ni una cosa mal al año porque ya todo me sale mal, mi vida era una burla completa. Además, no tenía de otra. No me sentía avergonzado de Victoria de ninguna forma, si fuera por mí ya toda la universidad lo supiera, pero debí haberlo pensado antes y haber hecho las cosas de una manera correcta y con dignidad. ─ Vas a tener que solucionar esto.
avatar
Mensajes : 1471

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I try to find reason to pull us apart.

Mensaje por goldensky el Vie Ago 25, 2017 3:03 pm


VICTORIA JUSTICE.
Revisé mi celular apenas salí de mi primer clase del día. Había intentado llamar a mis padres en la mañana para poder poner una fecha para poder reunirnos y hablar con ellos sobre mi relación y compromiso con Matthew. Sabía que no iba a ser fácil reunirlos y hacer que se comportaran en presencia del otro pero también sabía que este era un paso necesario. Tal vez ni les terminaba por importar pero en el fondo, mentiría si decía que no deseaba que me apoyaran. O al menos esperaba que no encontraran la manera de arruinar mi momento. No había tenido suerte de contactarlos en la mañana, asi que les había mandado mensajes a cada uno y hasta ahora, solo mi padre me había dado una respuesta, asegurando que revisaría cuando tendría tiempo libre para poder tener la reunión. Obviamente había tratado de sacarme más información y mis razones por querer hablar con él y mi madre a la vez y es que la verdad era que nunca nos habíamos reunido para pasar tiempo. No éramos ese tipo de familia. Solo nos comunicábamos en los días festivos y en los cumpleaños y ya, era todo. Le aseguré que no se trataba de algo grave pero si importante y no hizo más preguntas al respecto. Mientras caminaba hacia el salón de Nicole en busca de ella, intenté llamar a mi madre de nuevo pero no contestaba. No sabía si era porque estaba ocupada o simplemente estaba ignorándome. A estas horas, debió de haber visto mi mensaje pero tal vez, la sugerencia de pasar rato junto a mi padre era lo que no le agradaba y debía estar pensándoselo demasiado antes de darme una respuesta. Al menos eso quería pensar para no creer que en verdad me ignoraba. Solté un suspiro, dándome por vencida por ahora. Esperaría a que ella me llamara o volvería a intentar en la noche. Al llegar al salón, me tomó por sorpresa el verlo vacío. ¿Habrían terminado la clase ya? Me pareció raro que mi amiga no me avisara. Normalmente lo hacía para poder encontrarnos en otro lugar y pasar un poco de tiempo juntas. Especialmente ahora que habíamos pasado tiempo sin vernos, pensaría que estaría esperando para poder juntarnos y hablar sobre lo que pasaba en nuestras vidas. Tal vez el embarazo la cansaba y ella quiso ir a descansar un poco, no sé. Me dirigí a la cafetería al no saber que hacer para matar tiempo. Tenía una hora antes de mi siguiente clase e ir a almorzar ahora me pareció una buena idea. Y si corría con suerte, hasta podría reunirme un rato con Matt. Dejando todo lo demás de lado, seguía tan contenta con lo de nuestro compromiso y no podía dejar de repasar su propuesta en mi mente. Seguía pareciéndome increíble lo lejos que había llegado nuestra relación en tan poco tiempo pero no lo cambiaría por nada. Encima, me sentía orgullosa de ello. Estaba sobrellevando nuestra relación de una manera sana y es que no podía mentir y decir que no tuve mis duda conmigo misma, las tuve. Pero cada vez me sentía con más confianza y solo quería seguir mejorando para Matt. Apenas entré a la cafetería, me pércate de la presencia de Nicole y no solo la suya. Matt y Dom estaban con ella en una de las mesas y eso me pareció extraño. ¿Por qué ninguno me avisó que estaban aquí? Sin pensarlo dos veces, me acerqué a ellos, notando como dejaban la conversación que estaban teniendo apenas llegué a su lado. ¿Será que Matt quería hablarles de nuestro compromiso sin que yo me enterara? Consideré esa idea pero si hubiera sido asi, Nicole me hubiera brincado encima. Casi nunca podía ocultar su emoción, asi que dudaba que ese fuese el tema que discutían segundos antes. ─ Te busqué en tu salón pero ya no había nadie cuando llegué. ─ Mencioné mientras abrazaba a mi amiga rápidamente por detrás antes de hacer lo mismo con Dom. ─ Oh, lo siento. Mi clase terminó temprano. Quise avisarte pero pensé que seguirías en clase y no quería distraerte. ─ ¿Desde cuando ese era un impedimento para tan siquiera mandarme un mensaje? Fruncí mi ceño ante su respuesta mientras tomaba asiento al lado de Matt para darle un rápido beso. Quería preguntarle si sucedía algo y es que no sabía si era solo yo pero percibía una especie de tensión y no me gustaba para nada. Tenía el sentimiento de que ellos me ocultaban algo y yo quería saber lo que era pero tampoco podía simplemente exigir explicaciones asi como si nada pero joder, tenía que averiguarlo. ─ Claro, entiendo. ─ Respondí a la pobre excusa de mi amiga. ─ Y bien, ¿de qué hablaban antes de que llegara? ─ Ellos podrían tratar de ocultarlo pero yo me había dado cuenta de sus reacciones y no iba a hacerme la tonta y aparentar no haberlo notado. Observé a Dom más que a nadie y es que él era realmente malo para disimular, asi que pude ver la mueca que hizo en cuanto hablé. Pero justo cuando creí que podría obtener una respuesta, Nicole habló. ─ De lo mala que eres por no habernos avisado que se iban de vacaciones. ─ Rodé mis ojoa ante eso. Primero porque sabía que me mentía y segundo porque me causaba algo de gracia ya que Matt lo había previsto desde un principio. Y aunque ya tenía claro que solo lo decía para desviar mi atención, no me quedó de otra más que seguir su juego. Ellos no iban a decirme la verdad por ahora. ─ Fue algo de último minuto, ni siquiera yo sabía que nos íbamos. Fue una linda sorpresa de Matt. ─ Miré a mi prometido con una sonrisa y tomé su mano con la mía para darle un apretón. ─ Ah, excusas. ─ Hizo un pequeño ademán con su mano antes de ponerse de pie. ─ Acompáñame a comprar algo de comer, estoy muriendo de hambre. ─ Pidió a Dom quien enseguida se levantó para ir con ella a hacer su pedido. Esperé a que se alejaran para después acomodarme en mi silla de modo que estuviera frente a frente a Matthew. ─ ¿Sucede algo? ─ Pregunté. ─ Siento que algo está pasando y no quieren decírmelo. ─ Musité. Estaba segura que él me diría que todo estaba bien pero vamos, era obvio que no. Lo miré sabiendo que estaba en lo correcto al ver como me daba una de sus sonrisas ladeadas que siempre me daba para asegurarme que estábamos bien. Suspiré, dándome por vencida. Tal vez ni era algo malo y yo estaba algo paranoica y estresada con lo de mis padres que cualquier cosa pequeña la convertía como algo más grande en mi mente cuando nada que ver. ─ Como sea, mi padre respondió a mis mensajes. Está de acuerdo en reunirnos, solo averiguará cuando estará disponible para poder hacerlo. ─ Creo que era mejor ponerle al tanto de lo que pasaba, asi no lo tomaba por sorpresa. ─ En cuanto a mi madre... ella aun no me responde, ni contesta mis llamadas. ─ Expliqué. ─ Intentaré de nuevo en la noche pero he estado pensando y si ella termina por no responder o por negarse, solo podemos reunirnos con mi padre. ─ Me sentía patética ante aquel comentario. Matt pudo reunir a su familia sin ningún problema aun siendo muchos y yo ni siquiera podía asegurar que podríamos juntarnos con ambos de mis padres.
avatar
Mensajes : 2352

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I try to find reason to pull us apart.

Mensaje por goldensky el Vie Ago 25, 2017 3:06 pm


JUSTIN BIEBER.
Después de alimentar a Leo, decidí regresar nuevamente con los demás. No quería dejar a Catalina sola y supongo que no podía evitar a mi hermana por todo el rato que estuviéramos aquí aunque era lo que más deseaba. Caminé hacia donde estaban Catalina con Jaime pero este rápidamente se fue antes de poder llegar a ellos. Parecía que estaba huyendo pero quizás solo iba a ver algo más. Sonreí cuando miré a mi chica hacerlo y antes de poder tomar asiento a su lado, sugirió llevar a Leo a dormir. Bajé la mirada al pequeño en mis brazos, notando como luchaba por mantenerse despierto pero era obvio que ya estaba cansando y además, ella tenía razón, era mejor que durmiera en la cama lejos del ruido de los demás. Asi que dejé que ella me llevara al cuarto donde recosté a Leonel, rodeándolo de almohadas para que su cuerpo no rodara fuera de la cama. Solo fue cuestión de segundos para que nuestro hijo terminara profundamente dormido. Planeaba regresar con Catalina de vuelta a la fiesta pero ella fue más rápida al detenerme para abrazarme. No sabía si debía preocuparme pero últimamente ella se mostraba demasiado cariñosa y obvio no era un problema pero si me parecía algo... ¿diferente? Ni siquiera sabía como explicarlo. Sonreí en cuanto rozó nuestras narices, joder, ¿por qué cuestionaba esto? Sonaría ridículo y cursi pero me encantaba cuando era asi de afectuosa. Era tan tierna y hermosa y yo tan afortunado por tenerla. De pronto ella tomó mi mano para colocarla sobre su vientre y entonces me confundí. Sinceramente, me había dado cuenta del cambio en su cuerpo pero había sido tan pequeño que no le preste demasiada atención. Además, yo la amaba como fuera y ella para mí siempre iba a ser perfecta. Pero después ella sigue hablando y joder... hubiera sido bueno tener una cámara para grabar mi reacción, estaba seguro que debió haber sido épica. Catalina estaba embarazada. Ibamos a tener un bebé. Un bebé suyo y mío. ¿Alguna vez sentí tanta felicidad como ahora? Lo dudaba. Bajé la mirada hacia su vientre sin poder dejar de sonreir. Honestamente, estaba sin palabras. Esta era la mejor noticia del mundo. Antes de poder tratar de decir algo, ella siguió hablando y si creí que la noticia inicial de su embarazo era una sorpresa, el saber que sería más de uno simplemente me sacó de órbita. ─ ¿Gemelos? ─ Repetí tontamente como si no acabara de procesarlo. Oh, Dios mío. Claro que la noticia me alegraba, habíamos sido bendecidos con dos angelitos pero no había estado preparado para dos bebés más. Creí que solo sería uno y ahora no podía dejar de pensar en como haríamos para poder cuidar de tres en total. Iba a ser difícil pero lo lograríamos. No importaba nada más con tal de que todos nuestros hijos estuviera sanos y salvos y felices. ─ Vamos a tener gemelos. ─ Tras salir de mi shock, abracé el cuerpo de mi novia más al mío, obviamente teniendo cuidado. Joder, definitivamente tendría que estar atento a ella. Lo bueno era que ya sabía como debía tratarla y cuidarla, lo había hecho con Juliette y bueno, hasta que pasó lo que pasó, todo había ido bien. Podía hacerlo con Catalina también. ─ No tienes idea de lo feliz que me has hecho, mi amor. ─ Susurré para después ir en busca de sus labios para besarlos. Podría gritar de alegría pero Leo dormía y no sabía si ella estaba lista para que todos los presentes se enteraran. ─ Tendremos tres hermosos hijos y los amaré a todos por igual. ─ Aseguré, sonriendo sobre sus labios. ─ Dios, no puedo creerlo. ─ Era increíble pero tan maravilloso a la vez. No podía esperar a poder tener a mis bebés en brazos. ─ Leo estará feliz con sus hermanitos. ─ Iba a ser un gran hermano mayor y me alegraba saber que no estaría solo. Tendría a sus hermanitos para jugar y cuidarse entre si. ─ Podría llenarte de regalos ahora mismo. ─ Reí mientras regaba besos por todo su rostro. Ahora que sabía sobre su embarazo, un par de cosas comenzaban a tener sentido. Como el hecho que no habíamos tenido relaciones en meses. La había extrañado como un loco pero no había querido presionarla para acostarnos y ahora que sabía por qué, me alegraba el no haber dicho nada al respecto. Claro, hubiera sido bueno que me hubiera dicho antes pero ella tendría sus razones o quizás recién se enteraba. Pero no importaba, nada de eso importaba cuando sabía que iba a tener hijos con la mujer que tanto amaba. ─ Tenemos que celebrar esto, mi amor. Pídeme lo que quieras y te lo daré. Iremos a donde quieras a comer. ─ Ahora también comprendía el porque había estado tan interesada en los postres y porque casi siempre compraba pastelitos. Joder, ahora que lo pensaba, había sido demasiado lento por no haberme dado cuenta de todo esto antes. Las señales habían estado ahí y yo ni siquiera me había molestado en decifrarlo. ─ ¿Le has dicho a alguien más? ─ Pregunté por curiosidad. Tal vez le había dicho a sus padres, sería válido si lo hizo. ─ Podemos hacer una pequeña reunión en casa después si no lo has hecho para darles a todos la noticia. Algo íntimo. ─ Esta sería la primera vez que anunciaría que tendría un hijo de la manera "correcta" por decirlo asi y es que con Leo, las cosas pasaron de una manera casi caótica y no había podido celebrar la noticia de su llegada como hubiera querido hacerlo. Quería hacerlo bien con los gemelos. ─ Mi mamá morirá cuando se entere que tendremos dos bebés. ─ No pude evitar reir al pensar en su reacción. Ella ya estaba obsesionada con Leo, no podía ni imaginar como sería con dos pequeños más. ─ Podemos pedirle que nos ayude después con nuestro hijos. Claro, si quieres. ─ Obviamente íbamos a necesitar ayuda con tres niños. Nosotros solo éramos dos y ellos necesitarían atención todo el tiempo.
avatar
Mensajes : 2352

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I try to find reason to pull us apart.

Mensaje por tastethesecookies el Sáb Ago 26, 2017 6:26 pm


CATALINA AUBREY
Por un momento llegue a pensar que lo iba a tomar mal. Y es que tener un hijo era difícil, más sería tener dos a la vez. Ni quería imaginarme todo lo que yo tendría que pasar con este embarazo, pero esperaba que no fuera tan intenso como ya lo estaba imaginando. Subí mis manos a sus hombros para darles un leve masaje, esperando que eso lo ayudara a procesar tanta información. Abrí mi boca tratando de calmarlo, pero Justin fue más rápido que yo y me abrazo sin dudarlo más, por lo que rei sosteniendo mis lágrimas. Todas estas hormonas me hacían emocionar demasiado, esto en verdad estaba pasando. Subí mi mentón sonriéndole ampliamente, por lo menos él estaba feliz con la noticia y esa era la recompensa más grande. Definitivamente fui una tonta por no haberlo dicho antes, fui demasiado temerosa sin recordar que se trataba de Justin y que él estaría allí para mí para siempre. Era el mejor hombre que pude haberme conseguido. Ahogue mis sollozos de emoción en sus labios, recibiendo gustosamente su tierno beso. Justin estaba tan feliz que solo me hacía sonreír como una tonta, él era increíble y no podía esperar a poder casarme con él, seré la mejor esposa que un hombre pueda tener y cuidaremos de nuestros lindos bebés. ─ Eso de llenarme de regalos no suena para nada mal. Espero que cumplas tu promesa. ─ reí suavemente, inclinándome hacia el para darle un corto beso. ─ Eres tan perfecto, osito. Déjame pensarlo y comeremos rico. ─ musité acariciando su cabello mientras él seguía hablándome. Negué con la cabeza rápidamente por su pregunta, no le había dicho a nadie más que a Jaime y él no abrirá su boca. No quería quitarle el placer a mi Justin de anunciarlo, podía ver cómo sus ojos brillaban al hablar de sus planes para hacerlo posible. ─ Ya me lo puedo imaginar, ella está tan feliz con Leo que en serio espero que no se vaya aturdir con dos más. ─ susurre un poco preocupada. No quería meter a nuestra familia en los cuidados de los bebés, y es que consideraba que estaba siendo demasiado molestosa con eso. Cuidar a un bebé de vez en cuando no era nada abrumador, pero cuidar a tres y a la edad que tienen ellos, pues no sé si sería una buena idea. ─ Claro, ya lo veremos. ─ respondí con un poco de duda que Justin obviamente no pudo notar por lo emocionado que estaba. Era tan hermoso verlo así, como quisiera dejar que me hiciera el amor ahora mismo pero no podía, al menos no hasta que cumpla unos meses más de embarazo. El pobre debe de estar de lo más necesitado. ─ Podemos hacer esa reunión como tú quieras, dejaré que tu lleves las riendas. ─ asegure, siempre era yo la que hacia este tipo de cosas incluso hasta había coordinado sus disfraces y sabía que Justin había hecho un gran esfuerzo por ponérselo. Tome su mano y lo jale detrás de mi para poder salir de la habitación, ya me estaba muriendo de hambre y esperaba que Josh ya tuviera mis donas listas. ─ Pensándolo bien, me gustaría que me llevaras a comer comida china. ─ comente recordando en donde nos habíamos quedado hace unos momentos. Sería la mejor forma para festejar estos dos próximos bebes. ─ ¿Que quieres que sean nuestros gemelos? Sería más fácil si fueran mellizos, tuviéramos uno de cada sexo pero ahora es tan difícil decidirlo. Por una parte quisiera tener dos Justins más para vestirlos de osito también, pero también quisiera niñas para poder ponerles vestidos y hacerles peinados. ─ no me había puesto a pensar tanto en todo esto, pero con Justin a mi lado lo hacía más emocionante. Supongo que debe de ser porque a él ni le importo el riesgo que había en este embarazo. El estaba seguro de que tendríamos a estos bebés, y eso me hacía tener confianza en lo que estábamos haciendo. Había estado tan nerviosa por este proceso que me había olvidado de lo lindo que debería de ser para mí estar embarazada, fui tan despistada todo este tiempo. ─ Tenemos que planear la boda, comprar una casa más grande para los bebés y arrendar el departamento. ─ jugué con nuestros dedos entrelazados mientras seguía viendo cada detalle de nuestro futuro. Esto iba a ser abrumador pero genial, creo que mañana mismo me pondría a ordenar todo. Juntos terminamos de bajar las escaleras mientras yo buscaba a Josh con la mirada hasta que por fin lo encontré con una gran charola en sus dos pequeñas manos. Lo seguí hacia el patio y rápidamente nos sentamos en una de las mesas. ─ ¿Como estás, osito? Hace mucho tiempo que no nos has hablado. ─ escuche la burlona voz de Max al llegar donde mi novio, por otro lado, Drake ya estaba abrazándome desde atrás, tomándome para darme varias vueltas en el aire y tuve que darle un duro golpe en el mentón para que me dejara en el piso. ─ Max y tú tengan cuidado, estoy embarazada así que traten de calmarse mientras estén cerca de mi. ─ todos los amigos de Justin seguían siendo igual de intensos que cuando mi novio se la pasaba solo con ellos. Drake no deja de quejarse por mi golpe mientras Josh y Max parecen sorprendidos. Creo que la noticia no sería tan intima como Justin esperaba. ─ ¿La embarazaste? ─ Max abrió la boca y sin esperar más, felicitó a su amigo con gran emocion. ─Ahora más que nunca no saldrás con nosotros. ─ Drake hizo un puchero que me hizo negar con la cabeza y rápidamente fui hacia mi novio para abrazarlo por la cintura. ─ No es mi culpa que prefiera estar conmigo. ─ sonreí orgullosa de saber que mi novio me escogía sobre otras personas. Él había cambiado tanto conmigo que entendía la desesperación de sus amigos. ─ ¿Quien lo diría? Justin terminó por estar con la chica de sus sueños, sinceramente jamás pensamos que le darías una oportunidad. A ninguno de los demás se la diste. ─ reí, pasando mi mirada hacia el rostro de mi novio. Desde que lo conocí siempre supe que podía confiar en el, su actitud era igual que a la de sus amigos pero había visto algo en el que siempre me llamó la atención, es por eso que una y otra vez le daba una oportunidad. Había llegado a conocerlo tanto que jamás dudaría de mis sentimientos por el. ─Es que mi Justin es incomparable, tanto que me hizo gemelos. ─ oculte una sonrisa arrogante al ver la algarabía que hubo al instante. Scarlett apareció de la nada, con un frío semblante y con sus brazos cruzados. Por su actitud, pude saber que nos había escuchado y por instinto, me aferré más a Justin. ─ ¿ No es un poco sospechoso que Catalina este embarazada justo después de haber terminado con su anterior prometido? ─ fruncí mi ceño y me puse a la defensiva de inmediato, ¿como se atrevía a hablarme así después de todo lo que me ha hecho? Era una descarada y si no se callaba ahora, haría que Jaime me ayudará a arrancarle todos los pelos. Estaba tachándome de zorra mentirosa, y con eso no se jugaba. Ya había soportado mucho de su parte. ─ Y yo pienso que estás viendo muchas novelas, querida. Deberías mejor dedicarte a aprender matemáticas, ¿no sabes sumar? ¡Justin, osito mío! No le enseñaste. Si supieras como, sabrías que no hay forma de que estos bebés no sean de tu hermano. ─ me burlé al ver su cara de odio hacia mi. Esta chica de verdad tenía grandes problemas y era una idiota si se atrevía a meterse conmigo. ─ Aparte, yo nunca he estado con otro hombre que no sea mi Justin, ¿no es así, cariño? ─ voltee hacia mi novio, tomando su rostro para poderlo besar apasionadamente ante todos, poco me importaba ganarme más el odio de su hermana, se lo merecía. Aunque tampoco buscaba hacer que ellos dos se pelearan.
avatar
Mensajes : 1471

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I try to find reason to pull us apart.

Mensaje por tastethesecookies el Sáb Ago 26, 2017 6:27 pm


MATTHEW DADDARIO
Ganas de matar a Dom no me hacían falta, pero sabía que debía controlarme enfrente de todos, quién sabe y esto no salga tan mal. ¿Cuantas veces le había pedido en especial que no dijera nada a nadie sobre lo que tenía con Victoria? Al menos no por ahora, pero él ni había cumplido ni la mitad de lo que le pedí. Creo que apartir de ahora no volvería a confiar en el, lo único que hacía era joderme. De seguro me estaba preocupando por nada y ya no tenía ni por qué pensar en eso. Apenas salimos de clases, mi amigo llamó a su novia y rápidamente tuvimos la astucia de llegar al comedor mientras Victoria seguía en clases. ─ Lo que menos quiero es seguir hablando del tema, pero...¿cómo pasó? ─ volví a cuestionar al ver que Nicole aún tenía mucho que decir. ─ No fue nuestra culpa, solo nos pusimos a hablar con los demás chicos acerca de tu viaje con Vic y después me di cuenta de lo que habíamos hecho. ─ respondió Nicole a lo que yo simplemente asentí. Si preguntaba más esto se saldría de control y me sentiría más preocupado, de seguro terminaría diciéndole a Victoria lo que estaba pasando, haciendo el ridiculo por hacer tanto drama. Ella no tenía por qué saberlo, yo mismo provoque esto y ahora no me quedaba de otra que hacerme cargo de todo estos problemas. Suspiré y recogí mi vaso de café de la mesa para darle un buen sorbo, explotaría en cualquier momento de tan solo pensar que era lo que debía de hacer. ─ No es para tanto, no creo que Sarah haga algo. ─ Dom estaba jugando con mi paciencia más allá de lo que podía soportar. Levante mi mirada, observándolo furiosamente hasta que cerró la boca y se dedicó a ver a otro lado. Nicole mientras solo seguía negando con la cabeza, sin poder creer que su novio hiciera ese tipo de comentarios. Dom y yo habíamos sido amigos desde que tenía memoria, y aún así parecía que el estaba en otro mundo ahora porque no tenía ni idea de lo que estaba diciendo. Estaba poniendo todo de mi parte para controlarme y dejar  esto atrás, pero nunca he sido bueno en ocultarle cosas a Victoria, podía hacerlo con otras personas pero menos con ella. Mi novia era demasiado inteligente como para seguirme la corriente así no más, ella sabía absolutamente todo de mi y aunque sonara bueno, en estos momentos no lo era. Nicole empieza a murmurarle varias cosas a su novio sobre cómo hacer que esto no se vuelva peor, pero todos en esta mesa sabemos que es imposible. Sarah ya lo sabía desde hace muchísimo tiempo, estaba seguro de eso, mis amigos no podían mantener nada en su boca y cuando ella y yo nos encontremos, me pediría una explicación. Quizás hasta ni se detendría a pedírmelo, sino que iría con Victoria a reclamarle todo por lo que ha pasado, y eso era lo que más temía. Jamás haría algo para lastimarla, así tenga que ir en contra de todos, yo jamás dejaría que alguien al molestara. Pero, ahora no sabía qué hacer. Esta es la primera vez que le miento y enseguida todo me va mal, definitivamente la vida no me quería. Apenas Nicole y Dom quisieron hablarme, tuve que cerrarles la boca al ver a Victoria acercándose a nosotros. Al parecer ninguno de los dos podía mantener una buena farsa ya que al momento en que Vic llega, todos estamos callados hasta que ella habla. Hasta ahora, Nicole puede hacer de las suyas y seguir con la conversación normalmente e incluso llegue a pensar que Vic le había creido. Por un momento pensé que tendría que hablar pero lo de Nicole fue más creíble que cualquier otra cosa que yo haya podido decir. Apreté la mano de mi novia de la misma forma ante su respuesta. Ella en verdad me tenía en un altar, pensaba que era totalmente perfecto para ella y eso me asustaba, debí de haber sido sincero con ella antes. Sin contar los minutos, Nicole fue más lista y se fue con su novio a comprar, no sabía si creerle realmente ya que hace poco tiempo se comió un pedazo de pastel y ahora quería más, supongo que también debe de ser por el embarazo. Inhale hondo, al ver cómo mi chica se acomodaba para empezar a hablarme. Sabía bien que ahora hablaríamos seriamente y lo más seguro es que terminará por decirle lo que estaba pasando en este mismo momento. Entreabrí mis labios, tratando de buscar la forma de cómo decirlo ya que su forma de mirarme no estaba ayudando así que no me quedo de otra que sonreírle ampliamente buscando que olvidara el tema, y finalmente funcionó. Era como si me quitaran un gran peso de encima. Pero no me duró mucho, Victoria no tardó en decirme sus planes de llegarme con sus padres y sé que en un principio hablamos de eso pero ella en verdad estaba haciendo esto por mí, sabía lo difícil que era hablar con su familia pero aún así ella se había atrevido. Y no pude sentirme peor en estos momentos, estoy siendo un imbecil con ella, mi novia no merecía que le estuviera mintiendo de esta forma. Sonreí suavemente, girándome para poner una de mis manos en su rostro, acariciando su piel con mi pulgar. ─ Hey, no tienes de qué preocuparte. ─ susurre inclinándome para picotear sus labios. Vic era increíble, no podía esperar nada más de ella. ─ No tienes por qué sentirte mal, cariño. Sea como sea hiciste el esfuerzo para avisarles y si ellos están muy ocupados, entonces no podemos presionarlos a hacer algo que no quieren.  ─ sonaba  rudo pero  no dejaría que mi novia sufriera por eso, yo estaba aquí para hacerla feliz y evitaría que cualquier tontería le hiciera daño. ─ Si no llegaramos a podernos reunir, entonces lo sabrán de otra forma. Lo que si estoy seguro es que hasta que nos casemos ya podrán estar desocupados. ─ reí, alejándome de sus labios mientras no dejaba de acariciar su suave rostro. Solo quería alivianar el ambiente, planear nuestro compromiso debe de ser emocionante y bonito, mas no preocuparse por cosas que no debemos. ─ No me gusta verte así, mi amor. ─ por un momento había pensado que estaba así de triste porque ninguno quería hablarle con la verdad pero había sido por sus padres, y ninguna de esas dos razones habían hecho que me calmara. ─ En unas horas saldré de clases, y cuando tú estés lista podemos ir al centro comercial para ir a buscar tu anillo, ¿te gusta? También podemos ir a comer, pasar un rato juntos. Ir a comprar lencería, no lo sé. ─  moví mis cejas coquetamente de tan solo pensar en todo lo que podíamos hacer hoy. Estaba ansioso por poder celebrar nuestro compromiso, esperaba que ella también me dejara hacerlo. Me encogí de hombros y sin pensarlo más, me incliné una vez más hacia ella para besarla profundamente y despacio, quería demostrarle cuánto la amaba una y otra vez. ─ Vaya, ¿por qué no eres así, Dom? ─  su amiga se quejó apenas arrastraron las sillas para sentarse frente a nosotros. Deje un corto sobre los labios de Victoria antes de ver que habían traído para comer. ─ Lo soy, el único problema es que no soy tan guapo como Matt. ─ solté una carcajada ante eso no sin antes ver a mi novia para que se diera cuenta de lo afortunada que era. Dom hizo un puchero recibiendo un bufido de parte de su novia, al parecer eso ya no funcionaba con Nicole, supongo que debe de ser por todos los estragos del embarazo, a la pobre ya no se conformaba con algo tan simple. Verla tan solo me atemorizaba de tan solo pensar que quizás algún día, Victoria estaría igual. ─ Qué dramático son los hombres, pareciera que tú eres el embarazado. ─ rodó sus ojos y entre risas, beso a mi amigo, calmandolo de una buena vez. ─ ¿ Que van a hacer esta tarde? Me muero por salir y hacer otra cosa que jugar videojuegos con Dom. ─ suspiré y me encogí de hombros sin saber qué proponerle. No creo que llevarlos a una joyería sea lo que Dom y Nicole estuvieran esperando, así que no me quedo de otra que ver a Victoria de reojo para que me ayudara. ─ Supongo que iremos a almorzar después de clases, no sé si les parecerá divertido. ─ murmuré tomando un puñado de las papas de mi amigo, para llevármelas a la boca. Ahora que Victoria estaba más tranquila, mi apetito había aparecido de nuevo.
avatar
Mensajes : 1471

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I try to find reason to pull us apart.

Mensaje por goldensky el Mar Ago 29, 2017 5:27 am


VICTORIA JUSTICE.
Le di una pequeña sonrisa a Matt apenas habló, haciéndome sentir un poco mejor. Claro, seguía siendo un tema delicado que seguiría afectándome pero él tenía razón. Había hecho mi mejor intento por contactarlos, el resto era algo que caía en ellos. Pero aunque quisiera aparentar que estaba bien con eso, una parte de mí deseaba que fueran como los padres de él y se preocuparan por mí o por lo menos fingieran hacerlo. ─ Lo sabrán cuando les llegue la invitación a la boda. ─ Bromeé, tratando de hacerme sentir mejor también pero en el fondo esperaba que no fuera de esa manera. Bajé mi mirada un poco, limitándome a disfrutar de las caricias que Matthew me daba. Quería decirle que estaba acostumbrada a la decepción cuando de mis padres se trataba pero eso solo lo pondría en alerta más de lo que ya estaba y no quería preocuparlo, asi que me mordí la lengua para no hacerlo. Volví a mirarlo apenas comenzó a sugerir planes para después de clases y no pude evitar reir. ─ Lencería, ¿eh? ─ Fingí pensarme su propuesta como si de verdad fuera necesario. La verdad era que me emocionaba la idea de ir a buscar mi anillo. Nunca pensé que tan siquiera esa fuera una posibilidad pero la vida daba demasiadas sorpresas y ahora era justamente lo que iba a hacer. ─ Me encanta la idea. Encontraremos el anillo perfecto y compraremos toda la lencería que quieras. ─ Respondí antes de que mi novio volviera a besarme de aquella manera que me hacía sentir tan plena y amada. Me perdí en el beso tanto que hasta había olvidado donde estábamos y por ende, me tomó un poco de sorpresa cuando nuestros amigos volvieron y no nos quedó otra opción más que separarnos. Negué y solté una pequeña risa ante los reclamos de Nicole. Sus cambios de humor eran tan evidentes desde que nos enteramos de su embarazo e imaginaba que no debería ser fácil para ella, menos para Dom quien no sabía todavía como manejar a mi amiga con todas sus hormonas alborotadas. Pero hacían el intento y eso era lo que contaba al final. Además, ellos se amaban y nada más importaba. Los observé en su pequeña discusión antes de que ella le diera fin y sugiriera pasar el resto de la tarde juntos. Aunque normalmente no me pareciera mala idea, recordé los planes que tenía Matt después de clases y realmente no quería posponerlos aun cuando Nicole parecía necesitar de un cambio de rutina urgente. ─ Sí y después vamos a ir a la librería, necesito buscar unos libros para un reporte. ─ No me gustaba mentirle pero supongo que entre más aburrido hiciera sonar nuestra salida, menos ganas le darían de querer acompañarlos. ─ Que aburrido. ─ Murmuró. ─ Terminaré dormida con ustedes. ─ Se quejó. ─ Lo siento. Pero podemos hacer algo el fin de semana, no sé, ir a pasear al centro o algo. ─ Sugerí. Después de todo, no nos haría mal salir los cuatro y es que también sabía que Nicole quería aprovechar todo lo posible antes de que el bebé naciera ya que una vez llegara, salir como antes se nos iba a dificultar.

[...] ─ Todos son tan hermosos. ─ Hice un puchero mientras observaba los anillos en la vitrina. ─ No sé cual quiero. ─ Me quejé, volviendo a repasar todos con la mirada. No pensé que elegir un anillo sería tan difícil pero ahora que estaba aquí, quería comprarlos todos y usar uno diferente cada día pero obviamente no era asi como funcionaban las cosas y debía elegirme por uno. ─ Los quiero todos. ─ Bromeé, riendo con Matt por mi comentario. La señora que nos ayudaba rió también y tras calmarse un poco, volvió a dirigirse a nosotros. ─ Saben, estos no son todos los anillos que tenemos. Recién nos llegaron nuevos diseños pero aún no es tiempo de ponerlos de muestra. Pero me han caído tan bien y se ven tan entusiasmados que creo que podré hace una excepción por tratarse de ustedes. ─ Nos guiñó un ojo y sonrió. ─ Ahora vuelvo. ─ Asentí y ella se alejó para ir en busca de los anillos de los cuales hablaba y minutos después, regresó con una caja en manos. La colocó sobre una de las vitrinas y la abrió, dejándonos ver más anillos que dejaban al resto el vergüenza. Pero había una en específico que rápidamente captó mi atención y ni siquiera tuve que pensarlo más. Supe que era el indicado de inmediato. ─ Ese. ─ Señalé un hermoso anillo con un diamante en forma de corazón que brillaba casi como una estrella bajo la luz. Era simplemente perfecto. ─ Buena elección. ─ Sacó el anillo y me lo entregó para poder probármelo y no pude evitar chillar apenas lo tuve puesto. ─ Es perfecto. ─ Comenté totalmente emocionada. ─ ¿Te gusta? ─ Pregunté a Matt, extendiendo mi mano en su dirección para que pudiera detallarlo mejor. ─ Este es el que quiero. Es tan bonito y me encanta como me queda. ─ No podía dejar de sonreir. Seguramente me veía como una niña en una juguetería que acababa de encontrar su muñeca preferida y bueno, asi me sentía pero esto era mejor que eso. Se trataba de un anillo que simbolizaba mi futura unión en matrimonio con el hombre que amaba y este lo representaba de una manera única y perfecta. ─ Bien, entonces iré a pulirlo para que brille aún más y puedan llevárselo. ─ Con todo mi pesar, tuve que quitármelo para entregárselo de nuevo a la empleada. Una vez se fue, volteé nuevamente para abrazar a Matthew y llenar su rostro de besos. ─ Gracias por esto, mi amor. Te amo demasiado. ─ Besé sus labios fugazmente, apretando su cuerpo fuertemente hacia mí. Esperaba que entendiera que el anillo en si no era lo único que le agredecía. Obviamente era un detalle bonito pero no se trataba simplemente de una pieza de joyería, se trataba de nosotros y de nuestro amor y nuestro futuro juntos. Tuve que separarme de los labios de mi prometido cuando la rubia regresó con una pequeña bolsa en manos y después de que Matt hiciera la transacción, se la entregó. ─ ¿Sabes? Una vez que me lo ponga, ya no seguirá siendo un secreto. Todos sabrán que estamos comprometidos. ─ Besé su mejilla sonoramente e hicimos nuestro camino fuera de la joyería. ─ Y claro, tienes que ponerme el anillo tú, como se debe. ─ Afirmé, colgándome de su brazo mientras seguíamos caminando. ─ Bien, como yo elegí el anillo, creo que es justo dejar que tú eligas la lencería. ─ Señalé la tienda de ropa íntima que no quedaba tan lejos de donde estábamos. Le guiñé un ojo y tomé su mano para tirar de él y comenzar a caminar hacia el local. ─ Esta noche haremos todo lo que tú quieras. ─ Aseguré.
avatar
Mensajes : 2352

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I try to find reason to pull us apart.

Mensaje por goldensky el Mar Ago 29, 2017 5:33 am


JUSTIN BIEBER.
Reí ante todo lo que Catalina decía. Ambos estábamos tan emocionados con la llegada de esos pequeños que incluso estaba considerando ya no planear nada y simplemente salir ahora misma y darle la buena noticia a todos. ─ Te compraré toda la comida china que quieras. ─ Definitivamente le cumpliría todos sus antojos y caprichos. Se lo merecía y más si estaba cargando a dos bebés. ─ ¿Quiéres más ositos? ─ Pregunté a manera de broma. ─ Yo quiero dos gatitas. ─ Me burlé del apodo que le había dado. No lo había usado tanto últimamente porque sabía de sobra que lo odiaba pero siempre era divertido jugar con ella y ahora no sería la excepción. Pero claro que después de todo, el sexo de los gemelos no era tan importante. Solo quería que nacieran sanos y fuertes. No soportaría pasar por lo que Leo pasó al nacer una vez más. No quería que ninguna de mis hijos sufrieran más. Me encargaría de eso. ─ Catalina, tranquila. Haremos todo eso a su debido tiempo. Por ahora, solo quiero que te enfoques en ti y es estar bien para nuestros hijos. No quiero que te estreses o hagas mucho trabajo. Reposa y trata de estar lo más tranquila posible. ─ Entendía que estaba emocionada y ansiosa por comenzar con todos nuestros planes pero no quería que se abrumara y después hiciera fuerzas o se molestara por cosas que no debía. Ahora solo importaba su bienestar. Lo demás podía esperar o yo podría encargarme solo pero no iba a dejar que ella moviera ni un solo dedo. Pero también conocía lo terca que era Catalina y al final del día, sabía que no iba a permitirse el estar fuera de todos esos planes y de alguna manera, terminaría saliéndose con la suya. Esperaba que por esta vez y por su condición, se llevara todo con calma. Era lo mejor para todos. Sostuve su mano fuertemente mientras caminábamos hacia el patio. Sí, ya estaba exagerando con mis cuidados pero era mejor preveni que lamentar. No iba a permitar que recibiera ni un puto rasguño si yo podía evitarlo. Al estar afuera, mis amigos no tardaron en acercarse y comenzar a echarme en cara el no pasar tiempo con ellos. Dios, cuando supiera del embarazo de mi novia, realmente iban a odiarme porque con menos razón podría pasar tiempo con ellos. Los hijos tomaban mucho de tu tiempo, Leo ya lo hacía, con dos más, tendría suerte si tan siquiera llegase a tener tiempo para mí mismo. Aunque también sabía que ellos era comprensibles y solo jodían conmigo. Jamás me harían elegir entre ellos y mi familia, no eran ese tipo de personas. Además, ellos también apreciaban a Catalina. Por mucho tiempo, supieron de mis sentimientos hacia ella antes de tan siquiera salir con ella asi que dudaba que hiciera o dijeran algo que me impidera estar con mi prometida. Rodé mis ojos, listo para responderles de una manera sarcástica cuando de repente, el tarado de Drake comenzó a darle vueltas en el aire a Catalina y yo por poco entré en pánico. Menos mal ella le dejó saber de su embarazo para que la bajara de una vez pero luego entendí lo que eso significaba y ahora sí, todos lo sabrían y la planeación de hacer algo en familia se había descartado. Bueno, no era el fin del mundo. Al menos ahora ya nadie se atrevería a hacerle algo a Catalina ahora que lo sabían. Reí ante las "quejas" de mis amigos al darse cuenta que me mirarían menos pero exageraban, eso no significaba que dejaríamos de ser amigos. ─ Y siempre pueden ser buenos amigos e ir a visitar y ayudarnos con los bebés. ─ Sugerí. Era una pésima idea, sinceramente. Apenas podían mantenerse bien ellos, ya los imaginaba tratando de cuidar de mis bebés. Sería un caós. Mis amigos no tardan en revivir los tiempos pasados y la verdad es que a veces yo tampoco entendía como había llegado a ser tan afortunado por tener a la mujer de mis sueños a mi lado pero la tenía y nos casaríamos y tendríamos una familia hermosa. No podía pedir absolutamente nada más. ─ Te amo. ─ Sonreí apenas mi novia soltó sus lindas palabras, acompañadas de la noticia de nuestros gemelos que tan solo hizo que todos a nuestro alrededor celebraran. Besé sus labios cortamente y aunque tuve intenciones de profundisarlo, no lo hice en cuanto Scarlett llegó con sus jodidos comentarios de mal gusto. Joder, ella en verdad estaba mal. ─ Catalina, por favor, no le hagas caso. ─ Pedí. No quería que se alterara y tuviera una dicusión con mi hermana, no era sano para ella ni los gemelos. ─ Y tú. ─ Me dirigí a Scar que seguía mirando a mi novia con ganas de matarla. ─ No te atrevas a hablarle asi de esa manera jamás. Es la madre de mis hijos, mi futura esposa y la mujer a quien amo. No tienes ningún derecho a dirigirte asi a ella. Respétala. ─ Tampoco iba a responder a sus "sospechas" sobre mi paternidad. Hacerlo solo sería seguir su tonto juego y ahora estábamos todos muy felices con el embarazo como para dejar que ella lo arruinara. ─ Si no tienes nada bueno que decir será mejor que te vayas. No necesitamos tu negatividad ahora. Estamos felices con la noticia de nuestros gemelos y lo estás arruinando. ─ Volví mi atención a mi novia, tomando su mano para depositar un suave beso sobre la misma, siendo consciente de las miradas de los demás sobre mí al haberle hablado asi a mi hermana. Entendía su sorpresa, jamás me había dirigido asi hacia ella, menos en frente de todos pero había colmado mi paciencia. Tenía suerte que no la dejaba al descubierta con sus perversidades o sino realmente haríamos un show frente a los invitados. ─ ¿Por qué no mejor comemos las donas? ─ La mamá de Josh rápidamente desvió la atención y llamá al mismo para que comenzara a repartirlas a todos. ─ A ti te tocan tres. Una para ti y dos para los gemelos. ─ Las palabras de Josh mientras le entregaba el plato a Catalina me hicieron sonreirle con ternura. Eran tan tierno cuando quería. Estaba seguro que sería un buen primo para Leo y los bebés. ─ Yo quiero dos. ─ Le dije y él hizo una mueca. ─ Tú no estás embarazado. ─ Respondió con sarcasmo. ─ Lo sé, pero no te olvides que Leo también quiere su dona. Se la guardaré. ─ Dije pellizcando una de sus mejillas. ─ Te la comerás. ─ Me acusó sin titubear, lo que me hizo mirarlo con asombro fingido. ─ Cuando nazcan los gemelos, lo primero que les diré será lo malo que es su primo Josh. Te odiarán para siempre. ─ Josh se encogió de hombros, importándole poco mi amanaza. ─ Ellos me van a querer cuando me conoscan. Más que ti. ─ Me sacó la lengua y se fue corriendo a jugar con el resto de los niños. Negué mientras reía y pasé mi brazo por los hombros de mi novia mientras la miraba comer sus donas con gusto. ─ Siento lo de Scarlett. ─ Obviamente no era el tema que quería tocar pero hacerle saber que no estaba de acuerdo con lo ocurrido era lo importante. Además, mi hermana no se disculparía y Catalina merecía una disculpa y yo se la daría. ─ No volverá a molestarte. Te lo juro. ─ Besé su mejilla para dejar que siguiera comiendo.
avatar
Mensajes : 2352

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I try to find reason to pull us apart.

Mensaje por tastethesecookies el Miér Ago 30, 2017 5:18 pm


CATALINA AUBREY
Apreté mis labios y me dediqué a hacerle caso a mi novio. Usualmente era yo la que calmaba las cosas, pero al parecer los papeles se habían invertido, de seguro me he pasado de la raya gracias a todas las hormonas que han florecido dentro de mi. Espere a que Justin terminara con su hermana para poder respirar tranquila, no sabía por qué pero ahora más que nunca no podía soportarla. Era demasiado para mí y para mí sensibilidad, necesitaba apartarme y calmarme de todo este  drama. Afortunadamente la mamá de Josh nos llama y no dude en hacerle caso e ir hacia ella para sentarme en la mesa y alejarme de toda esta estupidez, había venido para despejarme de todo el estrés de mi embarazo pero ahora estaba peor. Me preocupaba el hecho de que Scarlett me odiara tanto y peor aún que su familia pensara que estos bebes no eran de Justin, me sentía tan patética y desilusionada. Sin embargo, Josh llega a sacarme una amplia sonrisa de ternura, diablos, lo adoptaría ahora mismo si pudiera. Este niño era demasiado tierno que haría que llorara sin importar que, de todos modos decidí no llamar más la atención y con mis lágrimas encerradas en mis ojos, decidí empezar a comer silenciosamente. Le agradecí al pequeño con la mirada por haberme dado tres, definitivamente nunca me olvidaría de eso y los gemelos se lo estaban agradeciendo de igual manera. Reí de tan solo ver la pequeña charla que tenían Justin y Josh sobre las donas, y no podía estar más de acuerdo con el pequeño, Justin se comería ambas y no podía negarme, era mejor que mi novio se las comiera antes que mi bebé lo hiciera.  Espere a que terminar de discutir para poder regañar a mi novio, pensé que ahora era yo la peleona pero al parecer solo le había durado por un rato, pero al verlo reír simplemente se me pasó el drama, quizás a ambos les parecía divertido todo esto mientras que yo aún seguía traumada por lo que acabo de pasar con Scarlett.  Aunque hubiera querido dejarlo atrás, no podía con Justin tratando de disculparse por lo qué pasó. Pero eso no era su culpa, y esperaba poder no pensar en  eso por mucho tiempo, mi actitud no era la misma por lo del embarazo y me sentía con la necesidad de que todas las cosas me salieran bien para poder estar mínimamente feliz. Lo mire de reojo sabiendo bien que eso no sucedería, a ella no le importaría y seguiría molestándome hasta que se canse.  ─ Como sea...creo que debería de acostumbrarme de todos modos.  ─ me encogí de hombros. Era tan triste que mis bebes no puedan tener una tía normal, su madre no tenía ni un solo hermano y su papá tenía a una hermana loca por el odio. Me limpie las manos y deje el plato de lado para cruzarme de brazos.  ─ Y también fue mi culpa, no debí actuar así, simplemente no pude controlarme cuando me hablo como si estuviera mintiéndote acerca de los bebés.   ─ fruncí mi ceño de tan solo recordarlo. ¿Quien hacia esto? Ella estaba totalmente cegada de locura, jamás fui mala con ella o con su hermano, quizás si algunas veces pero el me lo había perdonado de la misma forma que yo también lo hice. No entendía de dónde venían sus ganas de molestarme.  Pestañee varias veces quitando mi mirada de su rostro para poner mis ojos fijamente en el árbol que estaba frente a mi, no lloraría en este momento y mucho menos haría más drama de lo que podía haber esta noche.  ─ Ahora dudo mucho que alguna vez le vaya a caer bien a tu hermana.  ─ me encogí de hombros tratando de quitarle importancia. ─ Ya no quiero estar aquí, iré a buscar a Leo, mientras tanto despídete de todos.  ─ ordene, quitando su brazo de mis hombros para poder levantarme de mi puesto e ir en busca de mi bebé. Sin poder dar un paso hacia dentro de la casa, me encontré con Josh y su hermana delante de mi.  ─ Leo está durmiendo, recién fuimos a verlo.  ─ me aviso Emily, haciéndome sonreír por escuchar su pequeña voz. Dios, creo que Justin tenía razón, no estaría nada mal tener dos niñas.  ─ Lo sé pero creo que ya es hora de irnos a casa, los gemelos también están muy cansados.  ─ murmuré señalando a mi estómago, sabiendo bien que bajo esa excusa ellos no me pedirían que me quedara, por lo menos mi inteligencia seguía intacta en este embarazo.  ─ Pero, podrían hacerme un gran favor, ¿pueden mantener la noticia de los gemelos en secreto? Aunque sea hasta mañana que lo anunciaremos formalmente.  ─ mis padres ya lo sabían un poco, era demasiado obvio para que no lo hubieran sospechado, hasta ahora ellos solo sabían que estaba intentando tener un bebé. Para ellos era una locura, no estaban para nada de acuerdo. Pero no quería arruinarle los planes a mi Justin así que trataría de parecer lo más entusiasmada posible. Inclusive la madre de Justin también se merecía saberlo de una buena forma. Ambos niños no hicieron más que prometerme que harían todo lo que les estaba diciendo, solo si estarían invitados a la reunión y obviamente no pude negarme.  ─ Adiós, bebés.  ─ Josh y Emily se acercaron más para abrazar mi vientre , o eso intentaron tratando de sentir a los bebes. Yo también estaba muriéndome de ganas por poder sentirlos patear o ver mi vientre más abultado, tenía tantas ganas de hacer tantas cosas que debería de hacer una lista de ellas. Me despedí de ellos con un beso en la mejilla y corrí a ver a mi bebé, cuando lo tuve en mis brazos rápidamente tome su gran bolso y cerré la puerta detrás de mi para salir de la casa de una buena vez. De tan solo verle la cara de odio de Scarlett me hacía revólver el estomago, definitivamente no me merecía esto y si hubiera alguna forma le pediría una explicación, pero sabía bien que de nada valdría, ella me odiaba y por ahora nada podía hacerla cambiar de opinión.  ─ Nos veremos mañana, chicos. Están invitados al anuncio de nuestros gemelos.  ─ reí suavemente, despidiéndome de los amigos de mi novio. Abrí la puerta trasera y acomode a mi dormilón en su silla, afortunadamente la casa no quedaba tan lejos de donde estábamos y por fin podría descansar. Cerré la puerta y rápidamente me senté a lado de Justin, suspire sintiéndome tranquila de nuevo. Aún era muy temprano y lamentaba haber sacado a Justin de su fiesta familiar pero no había de otra, estaba segura que si seguía allí hubiera terminado llorando. Y encima hubiera habido más drama cuando Ben descubra el video de Lana y ella descubra que vino del celular de Justin, honestamente no tenía tiempo y ganas para ello. Suspiré apoyando mi mejilla sobre mi mano, viendo directamente hacia el camino. ─ Tengo hambre, ¿podemos ir a comprar algo? Cualquier cosa estará bien.  ─ pedí ya que no había comido nada más que donas, había tenido tanta pereza de cocinar algo antes de venir a la fiesta que simplemente espere poder comer aquí pero la verdad es que dentro de la casa de la prima de Justin ya se me había ido todo el apetito que tenía.  ─ ¿A quien más invitaremos mañana a la reunión?  ─ ahora que me ponía a pensar con calma, esperaba que él no terminara por invitar a su hermana.  ─ Tan solo espero que mi papá no llore mañana, y no quiera matarte apenas sepa que me embarazaste. Ya sabes cómo se puso cuando me pediste matrimonio.  ─ el pobre no había podido dejar de chillar en toda la propuesta  pero finalmente lo había aceptado.
avatar
Mensajes : 1471

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I try to find reason to pull us apart.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 36 de 44. Precedente  1 ... 19 ... 35, 36, 37 ... 40 ... 44  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.