Últimos temas
» Mi verdadero hogar está en tus brazos
Hoy a las 5:47 am por Arijp96

» ethereal.
Hoy a las 5:29 am por lalisa

» Pones mi mundo al revés
Hoy a las 5:15 am por Arijp96

» when there's no light to break up the dark, i look at you ღ
Hoy a las 4:14 am por hobi

» You wanna play, you wanna stay, you wanna have it all.
Hoy a las 2:53 am por fercaver

» →lets do it again...
Hoy a las 2:40 am por goldensky

» we live in a beautiful world.
Hoy a las 2:07 am por missproblem

» partner in crime—♥
Hoy a las 1:28 am por Mangata_

» usoratonkachi ♥
Hoy a las 12:11 am por uchiha

Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 0/44

i'm sorry but i fell in love tonight ;

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

i'm sorry but i fell in love tonight ;

Mensaje por byunosh el Dom Mar 26, 2017 4:27 pm

I    d o n ' t   know if   y o u   f e e l   the same as I do,
  
  
  
but we   c o u l d   be   t o g e t h e r , if you   w a n t e d   to.
avatar
Mensajes : 9435

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i'm sorry but i fell in love tonight ;

Mensaje por bultaoreune el Lun Mar 27, 2017 4:40 pm

Zhou Jie había sido siempre la chica que soportaba todas las estupideces en las que mi vida se veía envuelta. Ella siempre había sido quien estaba a mi lado en mis bajos momentos y también en los altos. Ciertamente en algún momento podríamos habernos separado, pues nuestra amistad había nacido debido a nuestras familias. Nos llevábamos un año de diferencia y fácilmente la escuela o la secundaria podría haber hecho de las suyas y provocado que ella y yo dejáramos de hablarnos, o nos separáramos en algún momento. Pero eso no había pasado, claro que no...porque no me hallaba en este mundo sin ella. Desde muy pequeño le cogí un cariño demasiado especial, y aunque no lo entendiera en su momento, ahora sé que siempre estuvo protegiéndola y queriendo que se quedará a mi lado. Puede que algún momento nuestra amistad flaqueara -quiero pensar que es lo normal debido a aguantarnos tantos años mutuamente- pero después de que ella hubiera estado en los momentos más difíciles de mi vida, veía muy complicado que nuestra amistad se fuera a pique. En cierto modo, ella es la única chica en mi vida a parte de mi madre y mi hermana pequeña. Bueno...Jie es como otra hermana para mi. Ella es la única que sabe de todas mis locuras y aventuras, la que sabe que las relaciones estables no van conmigo, la que nunca quiere acompañarme a las fiestas pero siempre se preocupa por saber si he llegado o no. Considero que ella es increíble, perfecta...demasiado para aguantarme todo lo que lo ha hecho. Demasiado para mi. Pero aunque mis pensamientos se fueran a esa extremo -y quizás estos tuvieran razón- nunca dejaría que ella se alejará de mi lado. Nada había podido con nosotros hasta ahora, ni nada lo haría. O eso quería pensar.

No me falto mucho para casi escupir todo el refresco casi unos segundos me había metido en la boca, conseguí tragarlo, aunque eso no impidió que diera golpes en mi pecho como si casi me hubiera atragantado y hubiera sido un caso de casi muerte.-¿He escuchado bien?¿Has dicho que iras hoy a una fiesta?¿En jueves?¿TÚ?.-Dije alzando una ceja y soltando una carcajada, para luego negar con mi cabeza.-Vamos, Jie..no te rías de mi así.-Le digo haciendo un gesto con mi mano de que no me dijera más mentiras y volvía  beber un poco del vaso que ella me había puesto minutos antes. Tenía una expresión en mi rostro de diversión porque realmente...¿quién se creía esa mentira? Jie no era de salir por ahí de fiesta, casi había que arrastrarla para hacerlo en época de estudios y que ahora dijera que iba a salir y encima cuando al día siguiente había clase, era muy poco creíble. La expresión graciosa se fue de mi rostro cuando escuche su tono mucho más serio y la miré para observar que si, no parecía estar mintiendo, parecía estar diciendo la verdad.-Vaya...-Suelto primero como tono de asombro y me giro en el sofa para quedar de lado y mirarla mejor a ella.- No me esperaba que salieras de este agujero en un día como hoy, Dodo.-Digo encogiéndome de hombros y diciéndole uno de los tantos apodos que tenía para ella y que le molestaban. Pero en esos momentos recordé algo que me hizo fruncir el ceño.-¿Y nuestra noche de películas?.-Dije haciendo un leve puchero. Vale, parecía eso estar cancelado. 

Suspiré y me levanté después de contestar un mensaje para revoltillar su pelo al acercarme a ella.-Entonces...creo que yo también saldré con los chicos. Namjoon no ve la hora de que lo acompañe a una fiesta para ayudarle a conseguir chica.- Dije, porque él siempre era así. Normalmente Namjoon y yo siempre íbamos a las fiestas para lo mismo, luego estaba Yoongi que no le importaba lo importaba lo que terminará pasando a lo largo de la noche como a Jin. Y a los demás, digamos que ellos depende del día.- Ten cuidado con lo que haces, mocosa...No quiero tener que descuidar mis asuntos por ir a protegerte.-Le dije alzando una ceja a modo de advertencia, y cuando ella se molesto porque ya era mayor para que yo la tratará así, reí. Alcé ambas manos en símbolo de paz.- Esta bieen, solo no quiero que termines con un tipo como yo.-Me encogí de hombros mientras lo decía, siempre he pensado que ella se merece algo mejor.- Bueno, debo irme...Nos vemos otro día, Dodo.-Le digo y antes de que me de un golpe por el apodo, beso rápidamente su mejilla, provocando un beso sonoro y casi salgo corriendo de su apartamento escuchando un grito con mi nombre de su parte. Ups, puede que ni siquiera hubiera ordenado nada de todo lo que había revuelto mientras estaba allí. Pero debía de ir a comprar bebida con los chicos y hablar de a donde iríamos esta noche. Y sabía que Jie me seguí adorando aunque dejará su casa echa un desastre completamente.

Mis labios abandonaron los labios de la rubia despampanante que había encontrado en la fiesta, y que llevaba varias semanas rondándome por la facultad. No estudiaba lo mismo que yo, al menos no iba a mi mismo curso, y eso era importante. Pues esperaba que después de todo lo que pasará esta noche, ella no me siguiera buscando. Total, ya yo tenía esa reputación, y las últimas veces no había tenido que explicarlo. Si terminábamos en su casa, no habría problema. Me terminaría largando sin dar explicaciones. En cambio, si terminábamos en mi apartamento, y ella no entendía que se debía de ir, no tendría ningún problema en dejarle claro que había sido un simple revolcon más para mi lista. No es que quiera hacer daño a nadie, pero realmente yo no creo estar dando ilusiones cuando estoy en una fiesta con alcohol y miles de hormonas revolucionadas y termino besando a una chica y yéndome con ella. ¿No es bastante entendible la situación?

Mis labios bajaron a su cuello, dejando pequeños besos y disfrutando del tacto de su piel. Mis manos acariciaban sus caderas desnudas ejerciendo algo de presión en ella, y gruñí en cuanto ella se pego a mi cuerpo y se restregó contra mi pierna. Al parecer, ella estaba buscando simplemente lo mismo que yo, sexo. Bien, no creía que aguantará mucho más tiempo en la pista de baila casi comiendome su cuello y ella restregandose así. Debía de irme, ya.

Gruñí bastante molesto en cuanto alguien me agarro de detrás de la camisa y me alejo de la rubia de la cual no recordaba el nombre. Le  pedí con la mano que me esperara y me gire para ver a uno de mis amigos, Namjoon.-¿Qué pasa?¿La chica que te he conseguido ya te ha dado plantón? Porque no quiero que me molestes por eso, estoy ocupado...-Dije con burla y me volteé para volver a lo mismo con la chica que parecía tener cuerpo de actriz porno, pero el chico de pelo violeta-en estos momentos- me lo impidió.-No es eso, Hoseok. He visto a Jie, esta aquí.- Me dice, y en ese momento, mi rostro cambia.¿Jie en una fiesta así? Normalmente, cuando salíamos con ella y sus amigas...digamos que ibamos a fiestas más relajadas. No donde la música casi no te dejaba escuchar y olía a marihuana en cada esquina. Hasta podía jurar que los chicos que estaban sentados en los sillones e inclinados hacia delante, se estaban metiendo un par de rallas.-¿Aquí?¿Donde?.-Pregunté casi sin ni siquiera pensarlo. Si que me iba a tocar vigilarla, joder. No es que ella no se pudiera cuidar sola, ni que no pudiera divertirse en un sitio. Claro que si puede, pero...mejor es tener un ojo encima de ella cuando no esta acostumbrada a todo este jaleo. Namjoon me llevo hacia donde la había visto, aunque nos quedamos un poco alejados cuando ambos nos dimos cuenta de que no reconocíamos a nadie de las personas con las que ella parecía estar rodeada.-¿Quien mierda es esa gente?.- Pregunté apretando un poco mis puños al ver como más de uno la comía con la mirada. Y...¿qué hacia vestida ella así? De esa manera tan...provocadora. Jodida mierda, podía jurar que nunca la había visto tan caliente. Oh no, ella no iba a pasearse así por aquí y bajo las miradas de esos idiotas. Yo no iba a permitirlo, aunque Namjoon pusiera una mano sobre mi hombro evitando que fuera hasta ella y estropeara su día de fiesta. Esto no iba a quedarse así.
avatar
Mensajes : 5510

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i'm sorry but i fell in love tonight ;

Mensaje por bultaoreune el Lun Mar 27, 2017 5:40 pm

Toco mi pelo frente al espejo y decido si hacerme una coleta o no, simplemente miro la diferencia y niego, para quedarme tal cual estoy; quedándome con el pelo suelto, un poco de maquillaje, unos jeans, converse y una camisa con una chaqueta tipo bolera encima. Oigo un carraspeo mientras se abre la puerta, y miro desde el espejo a BaekHyun que se encuentra detrás.-¿Vas a ir tan simple para tu primer día en la nueva universidad?.-Me pregunta alzando una ceja y con una sonrisa burlona y yo me cruzo de brazos para girarme y mirarlo.-¿Prefieres que vaya con mi atuendo de correr o de las misiones?.-Pregunto alzando una ceja y lo veo poner una mueca.-Mmm...No, no creo que eso fuera buena idea. Se te tirarían encima.-Dice pensandolo y yo sonrió.-Exacto. No necesito llamar la atención, no quiero tener que perder el tiempo quitándome de encima a niños engreídos.- Comento simplemente encogiéndome de hombros y me cuelgo la mochila de un solo hombro para pasar por su lado saliendo de la habitación. Bajo las escaleras hasta la primera planta y cojo una manzana de la cocina.-¿Esta noche me necesitas?.-Le pregunto a mi padre que se esta desayunando mientras esta con su portátil haciendo cosas de "trabajo".-No...Esta noche llevare a Samanta conmigo.-Me dice y yo frunzo el ceño, no me gusta que me excluya de esto.-Quita esa cara Khiara. Lo de hoy no es juego..Sé que nunca lo es. Pero no quiero que se queden con tu cara.-Me explica y yo ruedo los ojos. Voy a comenzar a discutir, él debería haber pensado muchos años atrás lo de que no quiere que el enemigo se quede con mi cara, antes de meterme en toda esa mierda, eso era una excusa absurda, pero BaekHyun me recuerda que si no me doy prisa, llegaré tarde y ruedo mis ojos.-Esta bien..Nos vemos luego.-Digo despidiéndome de ellos sin ni siquiera girarme y voy en dirección al garaje. Cojo uno de los coches, quizás es demasiado "lujoso" pero...básicamente casi todos eran así. Una vez dentro del coche lo programo para que cambie la matrícula y ponga la original-pues mi hermano suele dejar la matricula falsa con la que corre en las carreras ilegales- y salgo de allí. La necesidad de cambiarme de universidad, lo veía una estupidez. Siempre iba a institutos,colegios,universidades alejados de nuestra casa, por "seguridad".Nunca llevaba a nadie a casa, para eso teníamos otro piso. Pero le hecho de que unos estúpidos se hubieran cargado a un compañero de mi primera universidad- en la que solo estuve como dos meses-, había hecho saltar las alarmas y a mi padre le había parecido lo correcto que nos mudaramos a otro sitio a vivir, que cambiará de universidad y que cambiará el lugar de las carreras. No es que fueramos aqui amigos de todas las bandas de narcotraficantes vecinas pero...digamos que mantenían como un orden de no tocar a otro si a no te tocan a ti o a los tuyos, era como algo más "tranquilo". Aunque puede que siempre alguien muriera a la semana por alguna pelea, eso era algo común en nuestro mundo. Y no estaba de más decir, que era arriesgado que alguien nos descubriera. ¿Cómo no serlos? De ladrones,narcos y hasta delincuentes de las peores clases se encontraban allí. Nosotros entre ellos. ¿Cómo había llegado a eso?¿Cómo no tenía remordimientos de conciencia? Había aprendido a vivir con ello. Aprendes a vivir cuando te enteras de quien es tu padre, de en donde esta metido y debes elegir si seguir con él o alejarte. Yo decidí quedarme. No era algo bueno, no hacíamos cosas que eran buenas, pero...mi hermano y mi padre ya estaban en eso...Y jure vengar la muerte de mi madre, no me iría hasta no hacerlo. Sacudo mi cabeza mientras aparco en los aparcamientos de la universidad y tras los cristales tintados puedo ver como muchos se quedan mirando hacia el coche, como esperando a ver quien estaba ahí. Este era mi primer año. Y no es que yo quisiera estar en la universidad, mi padre me había obligado a ello esperando que yo tuviera un futuro mejor y alejado de todo eso que lo rodeaba, eso en lo que yo me metí aunque él no quisiera. Pero eso no implicaba que tuviera que relacionarme con esa gente,no. Yo ya tenía mis amigos y a mi familia, esos con los que compartía noches, misiones,carreras, fiestas...No necesitaba a ninguno de estos. Y tampoco es que fuera amistosa, solían denominarme como una chica mala, y estaba claro que ellos no se imaginaban hasta que punto podía serlo. Y me gustaba.


Había ido a secretaria y había cogido la llave de mi taquilla, el horario y demás. Caminaba por los pasillos mientras veía a la gente hablando, mientras algunos se me quedaban mirando, y otros simplemente corren de un lado a otro con prisas. De sólo pensar en todo lo nuevo, se me revuelve el estómago. No es que fuera a socializar mucho, lo necesario y sólo con la gente necesaria. Meto mis cosas en la taquilla y me quedo con algunas, para cuando la cierro y me giró, chocar con alguien y que las cosas se me caigan. Gruño por eso, notando como no había empezado el día aquí con el mejor pie posible. Genial, ni siquiera el muy idiota se iba a agachar a ayudarme...¿qué clase de gente estúpida se movía por aqui?. Me agacho rápidamente, recogiendo todo lo que de mis manos se había ido y cuando me levanto, veo como el chico ya había comenzado a caminar alejándose. ¿Perdón?.-Eh tú, idiota. Mira mejor por donde caminas.¿Estas ciego o que?.- Digo sin cortarme ni un pelo. Observó como él para de caminar, quedándose quieto, y notó como algunas personas de nuestro alrededor, han comenzado a murmurar y algunas miran con terror la escena para luego marcharse.¿Qué pasaba? ¿Acaso era como un matón de instituto o algo así? Sonreí burlona en cuanto el moreno se giro, pudiéndolo ver por fin. Él tenía una mirada seria, su rostro en si era serio y su piel era pálida, completamente pálida. Su cabello tenía algunos reflejos azules que se veían muy bien con él y...bueno, no iba a negarlo: era muy atractivo. Giré mi cabeza, volviendo a la realidad y entonces lo miré para alzar una ceja cuando me amenazo con atreverme a repetir como le había llamado. Reí sonoramente.-¿Qué crees?¿Qué debo tenerte miedo por tu cara o por ese tonito de voz que usas como queriendo asustar?-Digo acercándome a él, quedando muy cerca de él, pues él también se había movido hasta en frente mío y alzo una ceja.-No sabes con quien te estas metiendo, niño..Así que mejor, no me busques, no quieres encontrarme, te lo aseguro.-Digo mirándolo amenazante, retándolo, y ahora soy yo la que le da un leve empujón para no esperar escuchar nada más de él.- Suga- Oigo como un grito un chico castaño que se acerca a él, y lo he visto porque he girado mi cabeza al escuchar ese nombre. ¿Suga?¿De qué me sonaba ese apodo? Bufo y vuelvo mi cabeza al frente para seguir caminando, no...él no me podía sonar de nada, ni por él ni por su apodo. Era imposible. Ya me había puesto de mal humor nada más llegar, y esperaba no tener que volvermelo a encontrar.
avatar
Mensajes : 5510

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i'm sorry but i fell in love tonight ;

Mensaje por byunosh el Vie Abr 07, 2017 10:26 pm


ZHOU JIE :
Tuve que contener las ganas de surtir un buen golpe en la bonita nariz de Hoseok —aunque seguro no le dolería—, luego de que se burlara de mí por decir que iría a una fiesta. ¿Pensaba él que yo no me divertía? Puede que fuera una persona reservada, mucho más reservada que él a decir verdad, pero eso no quiere decir que me prive de los placeres de la vida. Al menos no tanto como él imagina. Incluso llegué a sentirme algo desganada pues, si mi mejor amigo tenía tal concepto sobre mí, ¿qué esperaba de Kai? No podía comportarme con él de la misma forma que hago con Hoseok. El alegre moreno me ha conocido desde siempre, no puedo recordar un solo cumpleaños en el que no estuviera presente para ser el primero en darme un regalo. De hecho, cuando cumplí dieciocho, bromeó con que por fin sería legal besarme. Y yo como idiota me lo creí. Tiempo después, a pesar de que mi interés y sentimientos no correspondidos crecían progresivamente, mi optimismo y esperanza por llegar a “algo más”, comenzó a disiparse hasta convertirse en una simple sensación de amargura cada que encontrábamos a alguna de sus conquistas en el súper mercado o me obligaba a actuar como una novia psicópata al teléfono cuando no lo dejaban en paz. Y me hacía preguntarme una y mil veces: ¿qué tienen todas ellas que yo no tenga? ¿Por qué Hobi no podía verme de la misma manera? Joder, ¡no soy fea! ¿Habría un hechizo de nacimiento en el que proclamaba que me enamoraría de la única persona que no se enamoraría de mí ni en esta ni es cien vidas adelante?

Quizá fui una persona horrible en la otra vida y este es mi castigo.

Sacudí mi cabeza para eliminar la sarta de pensamientos que se acumularon dentro de mi cabeza en tan pocos minutos. Cuando me miré al espejo me di cuenta de un detalle que no tomé en cuenta antes: las prendas que me prestó Sunmi definitivamente parecían demasiado cortas y revelaban más piel de la que estaba acostumbrada. Aunque no me sentía incómoda, simplemente diferente. Eso era bueno, ¿no? Porque pretendía dejar mi faceta de niña buena al menos por esa noche, y si me gustaba, puede que por las que siguen también.

Te ves ardiente —ronroneó Sunmi desde el marco de la puerta, y dos segundos después entró para acomodar, o mejor dicho, desacomodar un poco las hebras de mi cabello recién peinado. Según ella, daba un look más rebelde. Y a Kai le gusta rebelde.

¿Los veremos allá? —pregunté una vez que estuvo todo listo. Conocí a Sunmi en una de mis clases de mandarín, cierto día que caía una tormenta con relámpagos y truenos incluidos, sus amigos pasaron por ella al Instituto de Idiomas y me ofrecieron acercarme a casa. Parecían amables, aunque un tanto misteriosos. En cinco minutos descubrí que alguien además de mi mejor amigo podía atraerme. Kim JongIn poseía la mirada más penetrante que había sido capaz de contemplar en mis 20 años. 

Paralizaba mis sentidos y colocaba un leve rubor en mis pómulos —no comparado con el que provoca Hoseok, pero cerca—.

Sí, deben estar esperándonos desde hace una hora —soltó una leve y encantadora carcajada. No cabía duda de por qué tantos hombres la rodeaban tal como animales si se tratara de un pedazo de carne fresca, ella desprendía sensualidad y una característica inocencia que combinadas la convertían en una mujer perfecta. Seguramente Hoseok se la llevaría a la cama, pensé, y por un segundo parecí aborrecer a la castaña.
-

Impresionante —murmuró JongIn, relamiéndose los labios mientras me miraba de pies a cabeza sin discreción alguna. Lo cual provocó un infantil enrojecimiento en mi rostro—, y adorable —se rio haciéndome sentir aún más vulnerable. Por más que quisiera contener mis sentimientos de adolescente inexperta, parecían abrir la puerta y salir sin permiso alguno.

Después de saludar a todos los presentes, tomé asiento en medio de Kai y Sunmi. Gracias al volumen de la música no podía escuchar bien cada que alguien me hablaba, especialmente Kai. Luego comencé a pensar que su tono de voz era a propósito y lo hacía para tener la excusa de acercarse y susurrar cerca, demasiado cerca, de mi oído y provocar que su aliento chocara contra la sensitiva piel de mi cuello. Provocaba que un millón de escalofríos recorrieran mi columna vertebral de arriba hacia abajo y viceversa. ¿Él se daba cuenta? Claro que sí. —El blanco te queda muy bien —murmuró ásperamente, causando que sus labios tuvieran un encuentro mínimo con el lóbulo de mi oreja. Sonreí nerviosamente y abrí la boca para responder, pero antes de eso, mis pupilas localizaron el rostro de Hoseok.

¿Hobi? —mis ojos estaban por salir de sus órbitas. ¡Estúpida! Claro que Hoseok vendría aquí. El lugar se hallaba dentro de su zona de confort, era concurrido por sus conocidos y la única vez que me atreví a acompañarlo con los chicos, salí corriendo a los diez minutos porque un tipo demasiado drogado quiso sacarme a bailar.

¿Hobi? ¿Qué es eso? —Kai frunció el ceño y siguió mi mirada. Que yo supiera, Kai y Hoseok no se conocían, pero el agarre que la palma de Kai ejercía sobre mi cintura pasó rápidamente a atrapar la piel descubierta de mi muslo —aunque pudo ponerla en dónde fuera, había mucha piel descubierta—.
No sabía que —intenté comenzar, mas Hoseok jaló de mi brazo para levantarme. —¿Q-qué pasa? —todas las palabras se atascaron en mi garganta cuando la mirada de Hoseok atravesó mi piel, músculos y huesos. Él nunca me había mirado así. ¿Qué le sucedía ahora? —Te dije que iría a una fiesta, no sé por qué te pones en este plan —me zafé de su agarre con enfado e incomodidad —. Cálmate —suspiré y mis ojos viajaron hasta el lugar donde Kai nos observaba con un deje de curiosidad —no tengo que darte explicaciones sobre lo que hago o lo que no —di un paso hacia atrás para alejarme de él, de mi mejor amigo, y volver con los demás. Pero él rápidamente volvió a jalarme ocasionando que mi pecho colisionara con el suyo, provocando una enorme ola de sensaciones dentro de mi cuerpo. Su cercanía, sus labios entreabiertos, la fina capa de sudor en su frente, los mechones de cabello desarreglados, su sentido de protección… ¿por qué mierda tenía que enamorarme de él?

Además—siseé una vez que mi ensoñación terminó y un indicio de perfume barato y corriente entró por mis fosas nasales, presumiendo que en efecto, había estado muy cerca de una de las subnormales que se movían por aquí —, apestas a puta, Hoseok.

El moreno pareció sorprendido. Yo nunca le había recriminado nada sobre su vida sexual y no lo había hecho tan directamente ésta vez, sin embargo había un rastro de desprecio en mis palabras, un rastro del tamaño de una ballena. Volví al lado de Sunmi, quien me hizo saber que Kai fue por más bebidas y “un poco de algo más”. 

Decidí obligarme a no mirar en dirección a donde había aparecido Hoseok, así que no me di cuenta cuando se fue. Lo único que tenía seguro y presente dentro de mi cabeza, era que mi mejor amigo terminaría descargándose —literalmente— con una cualquiera, como siempre.
avatar
Mensajes : 9435

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i'm sorry but i fell in love tonight ;

Mensaje por byunosh el Sáb Abr 08, 2017 1:06 am


MIN YOONGI :
Dejé el par de auriculares encima del escritorio mientras mis piernas se estiraban con pesadez; y los agudos regaños de Jimin resonaban dentro de mis paredes craneales: ¡no puedes quedarte toda la noche en esas tonterías, hyung!, ¡no puedo creer que perdieras toda una noche apretando botoncitos!, ¡Min Yoongi, tu padre va a matarte! ¡Matarte de verdad!, y un incontable número de reprimendas más. Las escuché todas en el transcurso de una sola semana y luego fueron repitiéndose, una tras otra. Comenzaba a fatigarme, pero sabía con seguridad que Jimin era el único que podía saber sobre mi verdadera afición; él no abriría la boca con otras personas. Igualmente, no es como si yo se lo hubiera dicho directamente, Jimin es naturalmente entrometido y un día, de la nada, cuando se supone tenía casa sola, entró a mi habitación sin tocar la puerta y yo estaba en medio de una grabación. En un principio no opinó nada al respecto porque, en sus palabras, pensó que se trataba de uno de mis tantos hobbies sin sentido; luego se dio cuenta que la música en general significaba mucho más para mí que el próspero negocio familiar. Me echó en cara muchas veces la suerte que tenía de poder heredar “el trono”, ya que él no tenía posibilidad siendo el tercero de sus hermanos —algo terrible tendría que sucederle a los otros dos para que él pudiese ascender—. Yo simplemente asentía con movimientos de cabeza, dándole a entender que comprendía desde cierto punto lo que pensaba. Más no quiere decir que compartiera sus ideales. Nuestro trabajo no era de mi desagrado, ¿a quién no le encanta tener tanto poder en las manos? Con una mirada podía ordenar tantas cosas como pudiesen imaginarse, y si las cosas se hacían bien y meticulosamente, podíamos elevarnos a niveles más altos. Sonará como Pinky y Cerebro, pero podríamos en verdad conquistar el mundo, nuestro mundo, el mundo de todos. Tener en las palmas de nuestras manos un sinfín de posibilidades, cada una creciendo segundo a segundo. 

Tu motocicleta la tendrán lista hasta la tarde —me avisó mi padre en cuando puse un pie en la planta baja y como acto reflejo gruñí irritadamente. A algún mocoso insensato se le ocurrió participar en la carrera de la semana pasada y, aunque yo ni siquiera estaba en la pista, chocó con mi preciada moto. Lo peor es que salió corriendo como una niñita y su maldito vehículo no sufrió daños por lo que pude ver. Del mío no podía decir lo mismo, la parte del manubrio quedó destrozada y aunque mi padre le pidió al mecánico que la tratara como su prioridad, no han podido reconstruirla por completo. —Y le he dicho a Joohyuk que tienes los fines de semana libres —arrugué la frente porque no sabía a qué se refería. ¿Por qué el mecánico tendría que saber tal cosa? —, dijo que él tiene tiempo por las mañanas así que irás a aprender con él desde las 6:00 a.m. por dos horas.

¿Aprender qué? —solté una carcajada sin entender. ¿Acaso se estaba equivocando de hijo? Lo dudo, porque no tiene otro.

Mecánica automotriz, Yoongi. Te lo dije desde hace tiempo, no puedes seguir así —mencionó aquello último en un tono desagradable.

¿Seguir así cómo? Está bien que aún no tomaba las riendas del negocio pero eso sólo era porque él seguía con vida. Mi aprendizaje es rápido, soy inteligente y he probado ser también un gran estratega; hay mucho más que aprender pero no lo hago mal. Aun así no pude decir palabra, él ya se había ido.
-

Mis dos cejas se alzaron con extrañeza al oír una molesta vocecita, llamándome a mí, supuse, porque hace un instante creí haber chocado con algo. Alguien, ahora sé. Lentamente giré en mi propio eje hasta encontrarme con una muchachilla delgada, que no había visto antes por aquí. Retuve en la garganta una risa sonora que estaba por ahogarme. ¿Qué le sucedía a esta juventud? ¿Ella creía que no sabía con quién estaba metiéndome? Qué linda. Adorable, me atrevería a decir. ¿Sabrá ella que en éste lugar nadie me mira sin pedir permiso antes? Pero claro que no. Es sólo un pequeño corderito.

¿Suga? —mis pupilas se trasladan buscando al dueño de la voz que me nombra. Vernon —así que la conociste —coloca uno de sus brazos sobre mis hombros y antes de comenzar a caminar le doy una mirada confusa. ¿Conocer a quién? —, es la hija de los Kim.

Kim, ¿cómo Kim Baekhyun? —pregunto.

Vernon responde afirmativo y mi sonrisa triunfante crece todavía más. Hemos tenido roces con Kim Baekhyun, no muy evidentes, pero nos hemos visto las caras, sabemos de lo que somos capaces. ¿Sabrá él que su hermanita a la que tanto protege puede convertirse en el punto débil que deseo explotar? Que divertido. Los Kim no son una familia con quien se deba liarse a la mala, pero un poco de entretenimiento no le haría daño a nadie. O al menos no tanto.
-

Tomar clases con personas más corrientes que comunes no es de mis actividades favoritas, no obstante, una larga cabellera color durazno ubicada dos asientos delante de mí le daba al día un pequeño toque de diversión. —Ella te odia —susurró Jimin en mi oído.

Pues que niña tan idiota —me encogí de hombros y continué apuntando lo que sea que estuviese escrito en la pizarra. No ponía atención normalmente, sólo cuando se acercaban las épocas de exámenes porque a mi padre le agradaba ver buenas notas en mi historial. De cualquier forma, tragarme un libro sobre la materia unos dos días antes hacía la magia.

Ella no sabe quién eres —Jimin dice como si eso la justificara.

Pues eso es todavía más idiota —rodé lo ojos. Debieron advertirle a la cría que encontraría a ciertas personas dentro de la universidad.

En nuestro mundo se nos obligaba a saber todo sobre todos, y parecía una regla general así que, ¿por qué no prepararon a la niña? Definitivamente no les importaba una mierda su bienestar o piensan que se las puede arreglar sola. Y la segunda opción es presuntuosa y ridícula, incluso de pensar. Cada clan es un equipo, ninguna de las familias sería tan influyente y poderosa si se intentara sacar adelante con una sola persona. Así que, si ella creía que estaría perfectamente bien por su cuenta estaba equivocada, y si su familia pensaba lo mismo entonces no tengo una puta idea de cómo han salido adelante.

¿Crees que vaya hoy a la carrera? 

Vuelvo a mirar a la chica, quien parece estar bastante concentrada… o durmiéndose.

Espero que sí —curvo una sonrisa torcida. Espero que sí porque disfrutaría mucho fastidiarle la noche.

Y después de la noche, la vida.
avatar
Mensajes : 9435

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i'm sorry but i fell in love tonight ;

Mensaje por bultaoreune el Jue Abr 13, 2017 11:12 am

Mis sentidos se habían bloqueado por completo y me había quedado atónito. Primero intente hacerle entrar en razón, pudiendo decir poco porque ella era la que no paraba de hablar. Luego, la jalé contra mi y pensaba sacarla a la fuerza de allí, pero sus últimas palabras hacia mi me dejaron completamente asombrado. Ella nunca me había hablado de esa manera, ni siquiera me había recriminado nunca mi manera de hacer. Jie era la chica que me advertía que no debía de tratar a las demás así y que no debía de hacerles esto y lo otro. Pero nunca me dijo que lo dejará de hacer, nunca se vio dispuesta a pelearse conmigo por eso. Ella sabía como era, ambos nos conocíamos perfectamente, y nos apoyábamos en todo. Y por eso de que la conocía, sabía que ella no estaba actuando como siempre. ¿Qué pretendía siendo así?¿De quien quería llamar la atención? No era necesario que ella se vistiera con esa ropa tan corta para llamar la atención de algún chico, porque...simplemente ella tenía perfección siendo como siempre, hasta con sus pantalones de chándal holgados. Sin embargo, aunque quise insistir, la imagen de aquel chico agarrando su muslo vino a mi cabeza junto a sus palabras. Ja, ella estaba siendo una hipócrita,¿no?. Hablaba de que yo olía a no se que y ella...bueno, estaba muy seguro de que no sabía mucho del chico que estaba con ella en esos momentos. Por eso, la rabia y la frustración -a la par de lo cabezota que soy- no me dejaron seguir insistiendo en que ella se debía de ir conmigo y debía de sacarla de allí. Que se quedará disfrutando con sus nuevos amiguitos si eso es lo que quiere, no me importa. Quiero hacer como que no me importa.

Iba a irme de la fiesta, juro que iba a irme como alma que lleva el diablo sin pararme a avisar a nadie ni llevándome a nadie conmigo. Esas eran mis intenciones nada más dejar que Jie regresará con la panda de descerebrados con la que estaba ahora mismo en la fiesta. Pero en cuanto salí por la puerta, una voz chillona grito mi nombre y no tardó en contarme el paso. La aparté de mi, no estaba de humor ahora ni para eso. No después del comentario detestable que había soltado Jie sobre yo estando con otras chicas. Sin embargo, mi mente comenzó a dar vueltas.¿Por qué tenía que dejar de hacer lo que quería hacer por su comentario? Ella no mandaba sobre mí, y estaba claro que no le importaba lo que yo le tenga que decir porque casi no me dejo de hablar y me echó de su lado en ese momento. Por eso agarré la cintura de la rubia con raíces negras en su cabello y bese sus labios de una manera casi asfixiante. Para a continuación, dirigirme hacia mi departamento con ella. La diversión estaba servida, y así podría olvidarme del momento tan desagradable que había pasado.

Camine por los pasillos de la facultad con total paciencia. Saludaba a algunas personas que conocía simplemente alzando la cabeza o moviendo mi mano con un simple gesto. No me iba a parar simplemente porque no los conocía lo suficiente, y no solía pararme a saludar a cualquier persona. Digamos que para obtener mi atención debías de estar dentro de mi grupo de amigos, quien no lo estuviera...no merecía la pena. Me quede estático al cruzar un pasillo y encontrar en las taquillas a la rubia del jueves anterior. Mierda. Me había estado llamando y yo no había respondido, al parecer al principio le había quedado claro que solo tendríamos un revolcón y ya esta. Ahora quería más, como la mayoría. Jodida mierda. Me di media vuelta, queriendo ser disimulado y cruce por otro de los pasillos por los que podía llegar al a cafetería. Hoy era lunes, el viernes por supuesto no había ido a clases y había pasado todo el finde sin hablar con Jie. Quería encontrarme con ella en nuestra mesa de siempre y hablar...quería olvidar la pequeña bronca que habíamos tenido en la fiesta y volver a estar como siempre. Necesitaba saber y estar seguro de que estaríamos igual.

Nada más entrar a la cafetería, divisé a mi grupo de amigos. Sonreí porque estaban en la misma mesa de siempre, pero mi sonrisa desapareció en cuanto no vi entre ellos a la cabellera que esperaba encontrar. ¿Donde se había metido? Ella y sus amigas siempre estaban con nosotros en la hora del desayuno de media mañana. Siempre. Desde que habíamos comenzado a la universidad ese era como el momento perfecto para unirnos todos. Me acerqué a la mesa algo confuso, pues quizás ella se había quedado en alguna clase o..se había ido a estudiar a la biblioteca. Si, eso tenía que ser. Al acercarme, divisé a Sook-una de las amigas de Jie y también de nosotros- sobre la piernas de Jin. Ah si, también era la "novia" de Jin. Y eso esta entre comillas porque ninguno de los dos ha querido hacer oficial su relación.-Sook...¿Sabes donde esta Jie?.-Pregunto mientras rasco mi nuca y mis reflejos son lo suficientemente perfectos para coger una manzana que me tira Jimin. Lo miro entrecerrando los ojos, nunca iba a cambiar. Siempre sería así de molesto.-Am si...se ha ido al jardin con un chico- ¿Un...chico?¿Qué chico?¿Dónde? No podía ser verdad. En ningún momento, en nigún descanso ella se había desaparecido de esa mesa. ¿Que coño le estaba pasando por la cabeza?¿Qué estaba mal con ella? Y lo más importante...¿qué se había estropeado entre nosotros?

Había pensado durante bastante rato si salir hacia el jardín y obligar a Jie a entrar y estar con nosotros. Pero eso no era muy lógico, no era muy correcto...por así decirlo. Por eso, esperé a que todas las clases terminarán y corrí-literalmente-corrí, para llegar a la salida justo antes de que empezaran a salir todos.  Esperé a verla, mientras estaba apoyado en la pared y justo cuando vi su cabellera pasar por delante mío, me quede algo parado.¿No me había visto o...me había ignorado? No,no. Eso último no podía ser. Me reactive y aceleré el paso para alcanzarla, y ponerme a su lado.-Hey, Jie.-La saludo y cuando no para de caminar, ruedo mis ojos, y me adelanto para ponerme delante de ella y que choque con mi cuerpo por no parar de caminar a tiempo.-Deberías mirar por donde vas, Dodo.-Bromeo alzando una ceja y luego pongo mis manos en sus hombros.-Te he estado buscando todo el día.-Comento con mi típica sonrisa traviesa y luego muerdo el interior de mi mejilla. Vamos, ella no iba a rechazar lo que yo iba a pedirle, nunca lo hacía.-He estado pensando en que podrías pasarte hoy por mi piso. Los chicos no van a estar así que...podríamos ver unas películas, comer palomitas y...terminar pidiendo unas pizzas.- Digo con una sonrisa bastante amplia.-¿Qué me dices? Pasamos por tu piso a dejar y a coger lo que necesitas y nos vamos al mío, he venido con el coche hoy. Venga peque.-Le aclaro, bastante entusiasmado. Había días que venía con los chicos, pero hoy había venido con mi coche con la simple intención de que ella se fuera conmigo, arregláramos las cosas y comenzáramos a estar como siempre.
avatar
Mensajes : 5510

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i'm sorry but i fell in love tonight ;

Mensaje por bultaoreune el Sáb Abr 15, 2017 6:53 pm



Después del incidente con el verdiagua con el que me enfrenté por ni siquiera pararse a ayudarme cuando había sido su culpa que chocáramos, todo había estado bastante tranquilo. Había conocido a algunas chicas simpáticas, y aunque no pretendía hacerme mejores amigas de ellas ni mucho menos, estaba bien poder tener amistades para cualquier cosa de clase. Porque estaba claro que muchas veces faltaría por alguna misión que tendría que hacer, algún negocio o simplemente por estar cansada. Lo más molesta del día habido sido...¿Adivinan? Ese chico de nuevo. Podía notar unas miradas sobre mí en bastantes clases, que casualmente compartía con él, y nada más virarme cansada de sentir como me observaban, pude verlo a él y a su amigo mirándome. Simplemente, les mostré una mueca de asco y me voltee hacia delante. No debía de darles mayor importancia que esa.

Había vuelto a casa un poco tarde, mi padre no se encontraba allí, pero si que estaban Baekhyun y Youngjae, Chen, Jackson y Suho- amigos de mi hermano, míos y parte de nuestra banda.- Sonreí en cuanto la mirada de Youngjae se chocó con la mía  y no tardé en acercarme a ellos y sentarme en el regazo de este.-¿Que hay chicos?.- pregunto dejando caer la mochila al suelo. Es cierto que todos ellos eran muy buenos amigos, y que Baekhyun en primer momento, cuando me uní al "clan", no permitió que ninguno se me acercará portándose como todo un hermano mayor. Pero con el tiempo me había hecho amiga de ellos, y digamos que con Youngjae tenia algo así como una relación de amigos con derecho a roce. Bueno, no quería relaciones serias y con él y con eso, estaba muy bien.- El clan de los Ross nos ha invitado a las carreras de aqui.- me comenta mi hermano y una sonrisa traviesa aparece en mi. Oh si, eso si era una buena noticia.-¿Y a que estamos esperando?.- Digo con una sonrisa traviesa en mi rostro. Nos iban a conocer en la nueva ciudad, había llegado una de las mejores bandas y todos debían saberlo. 


Me había vestido (x) acorde con ir a una carrera ilegal entre bandas peligrosas y enemigas, que dejaban la cierta rivalidad- nunca una en que dos clanes se la tuvieran jurada- para pasar un buen rato. Así nos divertíamos. Iba montada en mi preciada moto, pero era Youngjae quien la conducía. Aparcamos en la zona que nos señalo Takasugi- que pertenecía a los Ross, y que era una banda aliada a la de mi padre, el jefe de ellos era prácticamente mejor amigo de mi padre desde...siempre- diciéndonos que esa ahora seria nuestra zona, al lado de la de ellos. Me baje de la moto, quitándome el casco y moviendo mi pelo y salude con abrazos y demás a los Ross. Notaba como todo el resto de grupos se nos había quedado mirando, y eso lo entendía, pero no me importaba. A parte, me gustaba eso de ser  un poco protagonista.- Cuéntanos que hay.- le soltó Baekhyun a Takasugi, el heredero de los Ross, y este le dio una palmada en el hombro para explicarnos a que clan pertenecía cada grupo, si había hijos de los dueños o no, como se apostaba en las carreras y demás.- Y.. el último es el clan Min.. ya saben, la famosa banda de por aquí.- dice él y nosotros asentimos, había oído hablar de ellos. Digamos que...estábamos a la misma altura en cuanto a peligrosidad- Siempre están aquí, digamos que son como los mas poderosos porque siempre suelen ganar... El moreno que esta mirando ahora  para aquí, es el futuro heredo, Min Yoongi.. aunque todos lo conocen como Suga. Ya lo conoce,¿Verdad?- explica. Y aunque no los había mirado hasta ahora, mi cabeza se gira rápidamente al escuchar ese nombre. Lo observé y abrí mis ojos un poco. ERA EL MISMO IDIOTA CON EL QUE ME HABÍA CHOCADO HOY EN LA UNIVERSIDAD. Claro.. la gente debía de saber que se movía por cosas malas y por eso se habían sorprendido que lo tratara asi. Vaya, vaya. Una sonrisa otra vez traviesa apareció en mi rostro. Ahora si que me iba a conocer.


Rodé los ojos en cuanto Baekhyun dijo que no correría yo hoy porque no conocíamos el circuito de la carrera. Y porque, según palabras textuales, no le había gustado como Min Yoongi me estaba mirando desde que llegamos y como yo le había devuelto la mirada. Si, yo sabía quien era..solo, no recordaba su cara. Era una de esas lecciones que mi padre se empeño en enseñarme- toda la lista de mafiosos y de los miembros que conocían y tenían foto- pero...que a mi poco me importo en su momento. Y por eso no había sabido quien era al chocarme con él. Bien, por ahora me guardaría el decirle a Baekhyun que él y sus amigos iban a mi misma facultad. volviendo al presente, nadie le llevaría la contraria a Baekkie porque él mandaba después de mi padre. Nadie, excepto yo.- Ni de broma. Soy de las mejores, no me quedare sin correr hoy.-digo y así mantenemos una pequeña discusión hasta que yo termino ganando. Youngjae lleva mi moto hasta la linea de salida y yo lo sigo a su lado.- Pareces el nuevo objeto de miradas.- gruñe él y yo río levemente para negar. Doy un leve toque en su pecho.- No te preocupes, Youngjae. Cuando gané solo  querré mi recompensa de tu parte. Además...no te queda el papel de novio celoso- le digo coqueta y a la vez bromista, alzando una ceja para ver una sonrisa traviesa en su rostro. Justo cuando agarra mi cintura y se dispone a besarme, oímos os unos carraspeos. Frunzo el ceño y me giro para encontrar con los dos chicos de esta mañana y un par de ellos mas. Alzo una ceja divertida y me separó de Youngjae para mirar a Min Yoongi o Suga, con burla.-¿Qué?¿Vienes a que te deje en ridículo otra vez?.- pregunto y algunos de callan, otros hacen burla por como deja que le hable así. Él da un paso adelante, sé que intenta intimidarme, y que en sus intenciones quizás este amenazarme o cualquier cosa con tal de llevar bronca conmigo. 

Youngjae se ha puesto tenso, alerta por si el moreno se sigue acercando. Lo notó. Sin embargo, le doy una leve caricia en la espalda para dar un paso adelante, mas cerca de él, enfrentándolo de nuevo. Un círculo se había formado alrededor de todos nosotros.-Dicen que eres bueno...¿quieres apostar algo a que hoy te quito el puesto de ganador?¿O tienes demasiado miedo a luego tener que cumplir mis ordenes?.- Digo totalmente confiada, con una sonrisa en mi rostro. No se en que momento nos hemos acercado tanto, y nuestras miradas son como cortantes para el otro. La tensión la noto y..la diversión de provocarlo también.  Antes de que pueda decir algo más y nuestra conversación llega a más y demos un paso más hacia delante, siento alguien agarrar mis hombros y echarme hacía atrás.-Se acabo.- Escucho la voz de mi hermano y luego veo como se pone delante de mi.-Min...no nos conviene pelearnos, así que...no quiero verte cerca de ella.- Aclara bastante autoritario, y aunque las risas del bando contrario son notorias tras esto, hasta la propia sonrisa de Min Yoongi dice lo contrario, mi hermano no sigue las provocaciones. Me agarra y me aleja de allí, hasta llevarme a mi moto y aclarar que me deja correr con la condición de que me mantenga alejada de él. ¿Acaso...Baekhyun y él habían tenido algún problema antes y yo no lo sabía? Ellos parecían conocerse...demasiado. Y eso traía mi curiosidad.

Me colocó encima de mi moto, confirmo que todo esta bien. Veo a la chica que se dirige hacia delante para dar la salida. Mi mirada se va hacia los demás, y entonces lo veo. Mi mirada se choca con la de él, como si se estuvieran buscando. Min Yoongi tiene un cierto atractivo en esa oscuridad que deja ver. Le guiño un ojo y susurro "buena suerte", para arrancar la moto. Miro hacia delante, se da la orden de salida y arranco.

Claro que él iba a necesitar suerte, porque iba a cerrarle la boca a él y a su grupito ganando esta carrera. Iba a demostrarles a todos quien había llegado nuevo, y que con nosotros no se podía jugar, nadie se metía con los Shin. Nadie
.
avatar
Mensajes : 5510

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i'm sorry but i fell in love tonight ;

Mensaje por byunosh el Lun Mayo 22, 2017 4:16 pm

ZHOU JIE :
Durante el último día de la semana me obligué a dejar de pensar en Hoseok, la mayoría del tiempo la pasé del brazo de Sook y las chicas, y eso cuando no estaban con los chicos porque no necesitaba escuchar ni una mención de mi mejor amigo; en el almuerzo siendo nuestra mesa un punto de reunión, me alejé de ellos para ir con el grupo de Kai, aunque en algún punto nos dejaron a solas —y no me quejo—. El fin de semana, esperando no recibir invitación de mis actuales amigos, hice planes con Sunmi para salir de compras y a cenar, siendo una noche de chicas en la que ella, Chaerin, Jieun y yo, terminamos durmiendo en un motel de paso porque el automóvil de Chae se quedó sin gasolina en medio de la carretera. Hubo que caminar por veinte minutos hasta dar con aquel lugar —porque en primera instancia buscábamos una gasolinera—. El domingo entero, desde que llegué por la mañana hasta irme a dormir, se basó en tareas y más tareas; olvidé que había un informe por entregar para la clase de Filosofía además de tener que estudiar para dos exámenes y comenzar un proyecto de Literatura. Si agregamos que, por la fiesta del jueves, no dormí bien y mis apuntes del viernes son un total desastre, me vi obligada a pedírselos a alguien más. No tuve tiempo de pensar en Hoseok, al menos hasta la madrugada que un montón de pensamientos y recuerdos invadieron mi razonamiento, y me sentí patética, porque por más que quisiera superarlo y olvidarme de lo que sentía por él, su bonita sonrisa era la última imagen que veía en mi cabeza antes de caer dormida.


Sunhee golpeó mi hombro y me miró con una sonrisa de oreja a oreja; siendo ella la única con quien compartía todas las clases del día, se dio cuenta que al final de cada una de ellas, Kai me esperaba con esa típica media sonrisa y mirada traviesa. —Para ser un chico malo es muy dulce —susurró en mi oído. —¿Lo crees? —pregunté, mirando al piso y ocultando el presente sonrojo en mi mejillas. —Sí, pero ¿por qué no le has hablado de él a Hobi? Estuvo preguntando por ti en el almuerzo —y fue que mi ánimo cayó en picada. ¿Por qué no le hablé a Hoseok sobre Kai? En realidad no lo sé, quizá haya sido que mis —nulas— posibilidades cayeran a un -90% o algo así, no fue algo que decidiera conscientemente, sólo se lo oculté sin darme cuenta. —No es algo que quiera hablar con él —me encogí de hombros y levanté el rostro para mirar a Sun. Mis amigas sabían sobre mi ‘pequeño enamoramiento’, y los chicos poco a poco habían unido las piezas para darse cuenta también; todos estaban conscientes de mis sentimientos no correspondidos, excepto Hoseok. —Oh, pero si se nota que estás loquita por Kai, ya verás que tu mala racha con Hobi terminará más pronto de lo que piensas —ambas reímos más por necesidad que por su comentario, sabía que Sunhee quería subirme los ánimos, y no pretendía detenerla. Al llegar al pasillo que daba con la salida, nos despedimos porque ella debía ir a continuar con un trabajo de equipo a la biblioteca. Kai no se quedó a la última clase porque saldría con sus amigos, y yo terminaría yéndome sola porque mi mejor amigo no era una opción. O eso pensé.


Detenidamente lo miré, y en un solo segundo me di a la tarea de observar lo perfecto que es Jung Hoseok: de pies a cabeza. ¿Cómo no estar perdidamente enamorada de él? Estoy segura que no soy la única que lo ha estado. Hobi tiene tantos amigos y amigas que me parece irreal que ninguno de ellos haya tenido al menos un pequeño crush con él; ¿les habrá roto el corazón indirectamente también? O quizá he sido yo la única tonta que cayó por el castaño. Mil veces me he odiado por sentirme como me siento. Detesto quererle de la forma en que lo quiero. Necesito que se detenga, o sin pensarlo ni darme cuenta, me hundiré más y más hasta que ya no quede nada de mí. ¿Lo peor? A veces me encontraba pensando en que valía la pena, en que Hoseok lo valía todo, incluso si se tratara de sacrificar mi propia felicidad o integridad. —Claro, Hobi, vamos —suspiré con profundidad pero discretamente, derrotada. Un segundo podía pensar en que olvidarme de todo lo referente a mi mejor amigo sería lo más inteligente, pero al segundo siguiente me vería haciendo hasta lo imposible para sacarle una sonrisa. Una muy hermosa sonrisa, como solo él puede darlas. —Uh, perdón por lo del Jueves —mordí mis labios con nerviosismo. Segura por completo de que no debía disculparme, porque a pesar de haber sido un poco dura nunca dije una mentira ni le falté al respeto, ¿o sí? Hoseok en verdad apestaba a perfume de… ugh, y solía acostarse con ellas; esa verdad no era ningún insulto —no debí haber dicho nada. No soy nadie para juzgarte —y decir eso fue equivalente a destrozar mi odiosamente frágil corazón con una muy filosa daga, cortando pedacito a pedacito. Yo, su mejor amiga, aun siendo eso, no era nadie para decirle qué hacer o qué no hacer. Yo no tenía derecho alguno sobre él, sólo un inmenso cariño imposible de apagar. —Ah… sí, una chica se acercó a mí en la mañana y me dio esto —saqué de uno de los bolsillos pequeños de mi mochila un paquete de condones, y se lo entregué al castaño —, dijo que los tomó por accidente después de… —carraspeé mi garganta porque podía decirlo, pero no quería —, bueno, me pidió que te los entregara.


Gracias al cielo la conversación no se hizo incómoda en su automóvil después de mi entrega de preservativos hace varios minutos, sino que las cosas siguieron como si nada hubiese pasado, y en parte agradecía no tocar el tema pero también tenía el leve presentimiento de que en algún momento —no oportuno— explotaría, justo como en la fiesta. —Tengo algo que contarte —dije, recordando la conversación que había tenido con Sunhee un rato atrás —, es sobre un chico —comencé a jugar con mis dedos con nerviosismo y en lugar de mirarlo a él observé el paisaje por la ventanilla —, se llama Kai… bueno, se llama Jongin, pero su apodo es Kai... —comencé a contarle un par de cosas que me parecieron las más básicas, como que le gustaba bailar y que estaba interesado en la música y me había invitado a varios de los conciertos de su banda y eran geniales, o que a pesar de aparentar ser muy duro y tosco, no lo era conmigo. —Creo que te agradaría si lo conocieras —finalicé al darme cuenta que nos hallábamos a una calle de su apartamento, y no me di cuenta que había pasado todo el camino —tanto a mi piso como al de él— hablando de Kai; supuse que era una buena señal así que no le tomé demasiada importancia.


Eres cómodo, SeokSeok —reí mientras acomodaba bien mi cabeza sobre sus piernas. Íbamos por la segunda película, la primera había sido Jennifer’s Body, aunque ya la hemos visto un millar de veces la seguimos viendo porque Hoseok se derrite por Megan Fox. No es como si pudiese ponerme celosa de una actriz de cualquier manera. —¿Cuál veremos ahora? —pregunté antes de llevarme un bonche de palomitas a la boca, y tuve que contenerme de escupirlas al escuchar su respuesta. ¿50 Shades of Grey? ¿En serio? Casi me atraganto de la risa. —Si intentas ponerme caliente no lo vas a lograr, Hobi —me burlé picando su estómago con mi dedo índice, pero fue un mal movimiento porque al girar mi cuello para mirarlo desde abajo se descubrió una pequeña marca rojiza en mi cuello. Y vaya, Hoseok sabía a la perfección qué la había causado porque él mismo dejaba varias en los cuerpos de las chicas con quienes se acostaba. —Ah, no es nada, ya sabes… me pegué —mentí, y mentí horriblemente porque eso no me lo creería ni mi abuela. —En serio, Hoseok —me levanté de sus piernas porque de momento me sentí incómoda estando tan cerca —, si sabes lo que es entonces para qué lo preguntas —me crucé de brazos apoyando mi espalda en el respaldo del sofá y fijé mi vista en la pantalla de la televisión que mostraba las primeras escenas de esa absurda película; ni siquiera ponía la debida atención para comprenderla bien, pero el punto no era ese sino ignorar las preguntas que Hoseok no paraba de hacer.
avatar
Mensajes : 9435

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i'm sorry but i fell in love tonight ;

Mensaje por byunosh el Sáb Jun 10, 2017 1:10 am


MIN YOONGI :
Gracias al entorno —y posición— en que crecí, tengo un innumerable tipo y cantidad de amistades. Se encuentran desde mis iguales, es decir, herederos de grandes o pequeños clanes, afiliados o simplemente familia, hasta mis ‘interiores’ por llamarlo de alguna forma, como las personas que frecuentan mi hogar a hacer labores domésticas o tareas como contaduría, administración y ese tipo de cosas legales que todos necesitan para mantener una fachada al entregar resultados con el gobierno. Claro que si alguien nos descubriera estas personas ‘inocentes’ estarían metidas hasta el cuello, pero no ha sido un asunto de importancia debido a que, por lo jodidamente grande que es nuestro poder, simplemente no pueden atraparnos. Y por ende, a ellos tampoco. Es una seguridad que les podemos dar, supongo. Mucho más prolífica y segura que un empleo normal. Así que, cada que vamos a las carreras, alguno de los hijos o sobrinos de los empleados de la casa se unen a nosotros con el simple propósito de pasar un buen rato. Luhan es uno de ellos, hijo del contador más confiable que dispone mi padre. Los Moon son una familia extranjera que llegó a Seúl con diez yuanes y el número telefónico de la compañía fantasma de mi padre en la bolsa; Min Sungwon convirtió esos diez yuanes en veinte millones de won tomándole un solo día, y todavía recuerdo el rostro del —en ese entonces— pequeño Luhan, quien en su corta vida había visto tanto dinero. En su padre no me fijé mucho, puesto que yo tendría apenas seis o cinco años y lo único que quería era jugar con el pelinegro a las escondidas. Desde ese entonces, además de Jimin, es él mi mejor amigo —pero no hay que mencionárselo a nadie más o lastimaría su ego—. Así no es como se conquista a una chica —comentó Lu. Negué con un movimiento de cabeza, ladeándola un par de grados para mirar bien a la delgada fémina que, con toda honestidad, se veía demasiado caliente para su propio bien. Si no fuera una Kim… —no quiero conquistarla —mentí. Él sólo rodó los ojos y golpeó mi nuca antes de que todos los demás se unieran a nosotros. —¿Todo está listo? —pregunté, esperando una afirmación como respuesta. —Sí, señor —Jimin se burló por mi tono autoritario anterior. Y estuve a nada de reír porque es cierto que pocas veces lo utilizo. Hay que mantener las apariencias cuando se está fuera de casa. —La mujercita… ¿va a competir? —señalé a Kim Khiara con la mirada. —Su nombre está enlistado —respondió Seungkwan, y me bastó para caminar hacia donde se encontraba, seguido de mi séquito sin que se los hubiera pedido.

Una carcajada se atora en mi garganta porque en la mente de esa chiquilla, lo que hizo horas atrás en el instituto fue una humillación. ¿Acaso la tendrán tan dentro de una burbuja que no tiene ni la mínima idea de lo que aquella palabra conlleva? He sido humillado antes, joder. Y ella lo único que logró hacer fue ganar la atención de demás estudiantes, una atención que, dado a su campo de ‘trabajo’, no necesita. Puede que yo también tenga muchas miradas encima, pero es diferente porque sé desviarlas a donde yo quiero. Ella no está acostumbrada a la ciudad en que acaba de acomodarse, y le tomará tiempo tomar el lugar que quiere porque experiencia le falta, y mucha. No me sorprendo cuando Baekhyun, el hermanito mayor, se interpone entre nosotros. No digo nada porque soy un tipo de pocas palabras, y ese par no las merece aún. —¿Qué haremos? —me cuestiona Jimin al alejarnos lo suficiente. —Por ahora, ustedes nada. Yo, voy a ganar —sonrío y tomo el casco de las manos de Luhan, quien se encarga de revisar que mi motocicleta esté en perfecto estado. Llevo el vehículo a la línea de salida. Me monto en él, miro hacia la mujercita y aunque sonrío, el casco lo cubre. Vuelvo la mirada al frente y comienzo a sentir la recarga de adrenalina lista para esparcirse hasta el más recóndito lugar de mi cuerpo. 3… 2… 1…

Saco el casco de mi cabeza y revuelvo mi cabello para colocarlo —o descolocarlo— como a mí me gusta. Luhan se acerca a mí y me mira con una mueca seria. —Está hecha una furia, no te acerques a ella o va a apuñalarte —en cuanto dice eso una sonrisa escapa de sus labios. Gané. Como siempre, pero no se siente tan bien como quisiera porque la única razón por la que no tuve una competencia reñida fue el fallo a medio camino de la motocicleta de la chica. Debo admitir que es buena, quizá gane mis felicitaciones de segundo lugar algún día. —No me acercaré a nadie… tú sí —elevé mis cejas con burla mientras tomaba el papel de algún anuncio pegado en un poste y, con el bolígrafo de no-sé-quién, escribí el número telefónico del mecánico de mi padre. —Entrégale esto. Dile que es una cortesía por ser la nueva —Luhan, antes de ir a hacer mi orden, rayó con sus llaves la parte trasera de mi motocicleta. Joder. ¿En serio? —¡Sangre sucia! —grité, y él me mostró el dedo de en medio queriendo aguantar la risa. No es mi culpa que el idiota sea un obsesionado fan de Harry Potter, me haya obligado a mirar cada una de las películas y por consecuente, comprenda los slangs de la comunidad de nerds.

[…]


Baekhyun vino a verte —humedecí mis labios pasando la punta de mi lengua encima de ellos. Intenté no parecer sorprendido, aunque lo estaba. Los Kim podían ser una familia poderosa, no obstante, su próximo líder no tenía la aptitud necesaria para serlo. Baekhyun pocas veces tomaba la iniciativa para hacer las cosas, a menos que amenazara a uno de los suyos. Y al darme cuenta de eso supe que estaba aquí por su hermanita menor.

Hyun-nie —dije en un tono ‘tierno’, uno que molestaba en demasía al chico. —¿A qué debo tu visita? —lo miré, muy sonriente y listo para escuchar la sarta de… ¿amenazas? que se aproximaban. —No la metas en esto —dijo. Y esperé unos segundos, pero no habló más, lo cual pareció exageradamente inocente y pasivo. —¿Y por qué no? —fruncí el ceño y formé un mohín con mis labios. —Porque voy a matarte si lo haces, Min —respondió. Y yo estallé en risas. Mierda, ¿Baekhyun amenazando a alguien de muerte? ¿Amenazándome a mí de muerte? No hay cosa más tierna en este mundo que eso. Joder. Los chicos se van a morir cuando se los cuente. —Vale, vale. Lo debo a nuestra gran amistad, ¿ajá? —murmuré en cuanto mi respiración se recuperó. —No la meteré en nuestros —señalé al escuálido chico y a mí— asuntos —suspiré y me crucé de brazos. —Pero crearé otros asuntos entonces, entre ella y yo —lo miré fijo. —Nos vemos pronto, Hyun-nie —me despedí de Baekhyun revolviendo su fleco de cabello y con una mirada de indiqué al guardia que cuidaba la puerta que lo sacara de ahí. Ese chico era en serio gracioso.

[…]


Llegué tarde a Bioquímica, en el laboratorio —único lugar donde se trabaja en pareja—, y fui obligado a sentarme junto a la señorita Khiara. —Es un hermoso día, ¿no crees? —miré a la ventana que teníamos al lado. El día era horrible. Un montón de nubes grises se situaban en toda la extensión del cielo, ni un trozo de azul por aquí ni por allá. —Claro, hubiese sido mejor si un… hermanito preocupado no hubiera aparecido en mi casa a las cinco de la madrugada para advertirme que no me acerque a la princesa de su familia —fingí un escalofrío y comencé a anotar un par de datos en mi libreta. Sólo para pretender, claro, ya que pocas veces en verdad hago lo que se me pide aquí dentro. Estaba más atento en la expresión de la chica, quien parecía no tener idea de que su hermano había hecho tal cosa. —Dijo que me mataría, ¿puedes creerlo? —reí bajo, porque yo quería seguirme burlando de Baekhyun frente a su hermana y si me sacan de clase o podía hacerlo. —Es un chico tonto, desde que nos encontramos en Gangnam lo supe, pero es divertido jugar con él —seguí garabateando con mi lápiz sobre la hoja blanca, mirándola sólo de reojo. —Pero tú no eres tonta —dejé lo que tenía en las manos en paz y miré al frente, fingiendo poner atención. Fingir se me da bien. —Jugar contigo sería mucho más… entretenido —sonreí de lado y enarqué una ceja —, ¿no lo crees? —giré mi cabeza para mirarla. Sus mejillas sonrosadas de coraje la hacían lucir apetecible. Y sí, en definitivo, ‘nuestro asunto’ sería jodidamente más divertido.
avatar
Mensajes : 9435

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i'm sorry but i fell in love tonight ;

Mensaje por bultaoreune el Vie Jun 16, 2017 7:52 pm



Ella me había pedido perdón por lo que me había dicho el jueves, y yo lo había dejado pasar porque no quería recordar el momento y que me cabreara de nuevo por eso. Sabía que la única razón por la que ella se había comportado de esa manera era porque estaba con el chico aquel y su grupito. Y no me había gustado en absoluto que ella se comportara de esa manera, como si yo fuera un tío cualquier y no su mejor amigo. Pero lo dejaba pasar, quería dejarlo todo pasar para que ella no siguiera ignorandome y volviera todo a la normalidad entre nosotros. También decidí ignorar el hecho de que alguien le diera una caja de preservativos para mi, sabía que simplemente lo habían hecho porque muchas chicas veían a Jie como una amenaza entre ellas y yo. Y si, puede que en parte lo sea, pero no tenían porque hacer estas cosas, y ella mucho menos seguirles el juego.

Siempre me estaba burlando de ella sobre que estaba encerrada en casa, sobre que no salía y no disfrutaba demasiado. Hasta me burlaba de ella diciendole que debería de acostarse con algun u otro chico de vez en cuando para darle una alegría a su cuerpo. Pero ahora que ella me estaba hablando sobre que le gustaba un chico, cuyo nombre ya me sabía, y que estaba saliendo con él, la sangre me hervía. Sentía mis venas hincharse y apreté el volante entre mis manos por el hecho de que no quería decirle algo que no debía, al menos en estos momentos. La veía ilucionada, y no sabía porque pero..me molestaba. Me molestaba demasiado verla así. O bueno, si que puede que supiera porqué; porque ese chico era un idiota más que le iba a hacer daño, solo querría jugar con ella. Y Zhoe Jie se merecía todo lo contrario, se merecía un chico que estuviera a su altura de inteligencia, que la cuidará, la quisiera y la protegiera. Podía dar mil y un argumentos asegurados de que ese tal Kai, Jongun o como se llamara, no iba a hacer tales cosas. Era un gilipollas que se pasaba de una mujer a otra, y eso lo sabía yo muy bien. Si, es como yo y por eso sé que no debe de estar con ella. Yo no la merezco, él tampoco. Somos muy poca cosa para ella.

Normalmente si veía una sola película con alguno de mis amigos, o con el grupo entero, a la mitad o apenas acabada la primera ya nos estabamos casi dejando dormir. O la mitad ya habían caído. Al menos que fuera una buena película de acción o de miedo, pero no las películas que solía ver con Jie eran distintas. Con ella, en el momento que la película se volvía monótona o aburrida para mi, me entretenía en mirarla a ella. En mirar las diferentes expresiones de su cara según lo que ocurría en la película. Me resultaba muchas veces graciosa, y muchas otras veces tierna. Cualquier persona se entretendría viendo a ella más que a la película. Propuse ver 50 Shades of Grey simplemente por bromear y por echarle alguna que otra indirecta a ella que sabía que iba a molestarle, pero no todo salió como yo pedía, como yo pensaba. Justamente en cuanto vi la marca de su cuello, todo el ambiente cambió, o quizás cambié yo solo. Simplemente, me aleje un poco de mi mejor amiga dejándola a un lado mío.-¿Qué es eso?.-Pregunté ahora serio. Totalmente lo opuesto a como estaba hace unos minutos con ella. ¿Por qué tenía que fastidiar el día así?¿Por qué nos tenía que hacer esto? Gruñí en cuanto ella me dejo claro que no hacía falta que lo preguntara. Pues si, porque si no lo hacía, sabría que la primera palabra que saliera de mi boca no sería bonita. Cogí aire y lo solté, para tirar de ella hacia un lado, provocando que dejará de apoyarse en mi y me levante, apenas cinco minutos después de que la película comenzará. Estaba ardiendo en cólera.-Es que...¿Desde cuando te dedicaste a dejar hacer cualquier cosa por un tipo cualquier?.-Comienzo a decir, sabiendo que comenzaba a perder los papeles.- No lo conoces. NO LO CONOCES JIE. Ese tío solo esta intentando jugar contigo, te usará para lo que quiere y cuando tu estes enamorada de él, te dejará votada. Eso es lo que hará...Le estas permitiendo demasiado.-Le digo bastante confiado de que tengo razón con eso.-No me gusta verte con ese chico.¿No comprendes? No es bueno para ti.-Digo poniendo frente a ella y tapandole la vista de la televisión. Y cuando ella contraataca con que no le conozco, llevo las manos a mi pelo para tirar un poco de él, debido a la rabia que ahora mismo me rodeaba por completo.-CLARO QUE LO CONOZCO. PORQUE ES IGUAL QUE YO. Con la simple excepción de que...yo siempre quiero lo mejor para ti y te protejo, y él no.- Y dado a que su argumento fue que eso no era así. Sentí como mi cara se descomponía. ¿Ella...había dicho que yo no la protegía ni quería lo mejor para ella?¿Ella...de verdad me estaba comparando con ese tío y diciendo que él era mejor que yo?¿QUE SE PREOCUPABA MÁS POR ELLA? Eso era...completamente una estúpides. Zhoe Jie era la única chica que me importaba, posiblemente la persona más importante en mi vida, y que ella se pusiera de esa forma conmigo...me dolía. Joder, me dolía demasiado.-Esta bien...Lo siento. Me iré a mi habitación, quédate hasta que quieras...Mejor, dile a ese idiota que venga a buscarte. Seguro que con él lo pasas mejor.-Dije yendo a mi habitación y cerrando de un fuerte portazo.

De verdad...¿qué me estaba pasando?¿Acaso...estaba teniendo celos del chico con el que ella estaba saliendo, por ella?¿Por Jie? Nunca había estado celoso. Bueno, si apartaba a los chicos que la miraban demasiado, a aquellos que sabía que se querían sobrepasar con ella. Todos quienes no fueran indicados, estaban fuera de su lista gracias a mi, y no dejaba que nadie pasará tanto tiempo con ella, como que yo lo pasará con ella. Si, desde que la conocía siempre fui un poco posesivo. Pero eso nunca me había llevado a sentir esta sensación tan...amarga y desesperante dentro de mi. Pero no, no podían ser esos celos de...aquellas personas que tenían más que una relación de amistad. Tenían que ser celos de hermanos, si...esa era la respuesta correcta a todo lo que me pasaba y a mi forma de actuar.

¿Qué hacía yo saliendo con una chica a plena luz del día y queriendola invitar a comer? No recordaba ni siquiera la última vez que había tenido una cita con una chica, una cita que no fuera a terminar en la cama de forma completamente asegurada. Porque de esas, si que había tenido, pero esta era distinta. Había decidido hacerle caso a una de las chicas más buenas y bonitas de la universidad, una de esas chicas inteligentes que en parte guardan secretos de chica rebelde, pero siguen siendo chicas buenas y respetables. Y si, nunca estaban en mi lista, pero para tener una cita-exactamente una cita seria- era la ideal. La chica no era aburrida, y es bastante bonita. Era entretenido estar con ella, y se podía decir que era mejor de lo que yo pensaba. No es que me estuviera haciendo cambiar de opinión y empezaría a sentar la cabeza y a salir con ella de forma seria, pero...no se veía mal estar con ella. Igual, estaba con ella para salir a un sitio concreto. Y ese era el sitio donde SunHe-una de las amigas de Jie-me había confesado que estaría hoy saliendo con ese estúpido de Kai. Quería demostrarle a mi mejor amiga que yo podía tratar a una mujer mucho mejor de lo que su querido nuevo amiguito lo hacía, y que se estaba equivocando al estarse alejando de mi. 

Por una parte, quería correr hasta ella y abrazarla, decirle que me perdonará todo lo idiota que he sido todos estos años con ella y pedirle perdón por todos los siguientes años en los que me seguiría comportando como idiota y le causara problemas. Y por otra, me encontraba haciendo esto: intentando darle los celos que ella estaba provocando en mi con ese chico.

-¿A quien tenemos por aquí? Si es mi mejor amiga..y el simpático de su novio.-Comento con cierta ironía, apoyándome en su mesa y sonriendoles completamente.-Al parecer...están en una cita. Nosotros también.-Digo bastante sonriente, coqueto y rodeo la cintura de Hye con una de mis manos.-¿Os parece bien si nos unimos, verdad? Sera divertido tener una cita doble...A Jie le han gustado esas cosas siempre, como de película.-Digo bastante confiado, y como todo caballero le echó la silla atrás a Hye para que se siente y la coloco bien, para luego sentarme yo a su lado, quedándome enfrente de quien supuestamente es mi mejor amiga.-¿Y bien?¿De que tanto os estabais riendo justo cuando llegamos?.-Pregunto y entonces la camarera viene y yo pido algo para beber para mi, igual que mi acompañante lo hace para ella.-Hye lleva todo el día diciendo que quería conocerte Jie...Es normal, ella debe tener tu aprobación, digo..eres la mujer más importante en mi vida.-Comento con un tono completamente inocente, y me encojo de hombros restandole a leve importancia.-Por ahora.-Añado eso último, sabiendo que podía molestarle a la chica de la cual conocía hasta su más mínima manía y sus mayores sueños, y dejo un pequeño beso en el cachete de mi acompañante. El juego acababa de comenzar, y esperaba...que yo no saliera perdiendo. Quería recuperar a mi mejor amiga, bien sacando a ese idiota de quicio y que ella se diera cuenta de que era tal cual esa palabra...o bien haciendole ver lo que se esta perdiendo conmigo. Mucho menos de lo que yo me perdía si no la tenía a ella.
avatar
Mensajes : 5510

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i'm sorry but i fell in love tonight ;

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.