Últimos temas
» ❝ time will fly, time will heal ❞
Hoy a las 3:24 pm por exodus

» ♢вєѕтσƒмє.
Hoy a las 2:24 pm por bultaoreune

» hwaiteu・
Hoy a las 2:09 pm por exodus

» pied piper ✹
Hoy a las 1:26 pm por exodus

» mornings are for coffe and contemplation.
Hoy a las 1:14 pm por Irinatargaryen

» I never knew daylight could be so violent ♡
Hoy a las 12:46 pm por CatCatCat

» ¿Charla?
Hoy a las 12:33 pm por kingdomlightsshine

» ─ you two look alike ♡
Hoy a las 12:28 pm por kingdomlightsshine

» ¿Rol Kpop?
Hoy a las 12:21 pm por Imanunicorn

Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 0/44

we need love but all we want is danger. ♥

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: we need love but all we want is danger. ♥

Mensaje por kingdomlightsshine el Vie Sep 08, 2017 4:22 pm


MAXIMILIAN IRONS.
Había aclarado que Behati finalmente me agradaba, ya lo tenía asumido y prácticamente no le daba más vueltas al asunto porque era un hecho. No obstante, lo que no podía asumir (y tampoco entendía, la verdad) es por qué la había besado en nuestro último encuentro. No entendía en qué posición nos dejaba eso, incluso ella podría demandar un acoso sexual y yo perdería el trabajo y toda esta misión en la cual hemos trabajado tan arduamente ¿Lo estaba echando todo por la borda solo por una muchacha? Podía escuchar la voz de Drexel regañándome si es que llegaba a enterarse. Claramente no había pensado en todas las repercusiones que eso podría haber traído, pero si no había una carta de despido en el recibidor del departamento que me habían asignado, suponía que no había mucho que temer todavía. Resoplé frustrado cuando vi como el GPS del móvil de Behati se había movido desde su hogar hasta un club en el centro de la ciudad dándome la luz verde para ir a esa ubicación. Sabía que estaba siento un poco autoritario con las nuevas facilidades que se me habían entregado, también podía imaginar lo enfadada que estaría la rubia si se enteraba que la estaba siguiendo, pero no podía actuar como si nada teniendo tanta información de ella a mi merced. No es como si la extrañase, vamos, pero ¿quién querría perdérsela en alguna prenda ajustada en lugares estratégicos? Definitivamente yo no. Entonces llegué a este club tan exclusivo, el cual estaba seguro que no podría haber asistido si no hubiese dicho que era parte de la seguridad de Lady Prinsloo. Sintiéndome como un extranjero allí adentro y mezclándome con la multitud estratégicamente para que así la rubia no se percatase de mi presencia. La vi divertirse con sus amigas pertenecientes a la socialité como ella, tan fresca y relajada como siempre. Fue cuando una sonrisa se escapó en mis labios que quise poner los pies en la tierra, esto como mínimo era ser un acosador. […] Me felicité mentalmente por la decisión de sólo beber un whiskey simple mientras observaba a Behati cuando supe que las cosas se salieron un poco de control y paparazzis querían una foto de ella que diese que hablar. Sabía que ella necesitaría ayuda, y no entendía porque mi orgullo bajó su guardia sin pensarlo para yo poder ir a su rescate aunque la rubia pensase mal de mí debido a que me encontraba en el lugar sin invitación o conocimiento de su parte.

La seguí sutilmente cuando la vi acomplejada con la situación que estaba afuera, hasta que quedé a escasos centímetros de su espalda mientras intentaba marcar un número telefónico. Sus amigas me observaron extrañadas mientras le quitaba el móvil a Behati de las manos y ella se giraba para encontrarse conmigo. Una sonrisa salió de mis labios al ver su expresión, no podía describir lo que sentía al estar cerca de ella nuevamente. Tal vez tampoco debería. — Al parecer está en problemas, Lady Behati. — Mascullé con un poco de arrogancia en mis palabras porque, bueno, seguía siendo yo. — Es una agradable coincidencia que me encuentre con una camioneta en la parte trasera del establecimiento con vidrios polarizados después de que dijo que nunca necesitaba seguridad ¿No es así? — Bien, sólo me gustaba torturarla. Hacía las cosas más interesantes y ella lucía guapa enfadada. Nuevamente volví a sonreír con sorna, entregándole el móvil en sus manos y antes de que pudiésemos tener un momento íntimo, una de sus amigas interrumpió. — Bee ¿Quién es él? — Preguntó la castaña, Jesús ¿ellas seguían aquí? Hice el mayor esfuerzo en ser amable y darles una sonrisa, ya saben que no soy de tratar con este tipo de gente privilegiada. — Maximilian Irons, el guardia a cargo de la seguridad de Lady Behati. — Expliqué con una sonrisa en mis labios a ambas mujeres que me mirasen como si fuese una rara atracción de circo. — ¿En serio? ¿Cuál es esta agencia de guardias? Porque yo quiero dos como tú. — Respondió la otra amiga, con una valentía claramente adquirida por el alcohol. No pude evitar soltar una carcajada ante aquella respuesta, notando como Behati no estaba muy cómoda con toda esta situación. Volví mi mirada hacia ella, la cual lucía como una literal damisela en peligro y opté por tragarme, al menos un rato, mi arrogancia. Aunque no podía negar que saber que ella me necesitaba era algo que no iba a dejar ir fácilmente. — Vamos, te sacaré por atrás y nadie podrá tener un estúpido encabezado de ti, lo prometo. — Le aseguré, bajando mi voz para que aquella conversación fuese un poco más personal.
avatar
Mensajes : 1511

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: we need love but all we want is danger. ♥

Mensaje por sameheartbeat el Sáb Sep 30, 2017 12:25 pm


El susto inicial producido por la sorpresa se tradujo en una mueca de recelo al identificar a Max como el hombre que ahora estaba en pie frente a mí; con la mente a cien y mi intento inmediato de unir los puntos que prácticamente se explicaban solos era difícil encargarme de que la expresión en mi rostro no resultara tan transparente como de costumbre.  —Al parecer tengo un don especial para meterme en ellos. —Contesté de forma casi instantánea, fallando al tratar de no reparar en la sonrisa que aparecía clara en su rostro. ¿Cómo había llegado hasta aquí? No me calaba un cuento semejante a las casualidades del destino y todas las posibles respuestas provocaban que frunciera ligeramente el ceño. Y me ardía en el ego reconocer que debería agradecer su presencia cuando era tan evidente que esta misma era por mí, sin embargo no estaba nada cerca de ser lo que quería. No obstante, era lo que necesitaba; no iba a andar buscando suerte en la barra del club cuando estaba frente a mis ojos la posibilidad de irme, no tenía el genio para hacerlo en estas instancias, aunque me reconocía capaz.  —Quizá te sorprenda pero no me parece una coincidencia en absoluto. —Comenté justo después de volver a tener el celular entre mis manos, cuyo propósito inicial ya carecía de valor. Dirigí mi mirada en dirección a mis amigas, recordando por primera vez desde que Max había llegado, que no me encontraba sola en el lugar. La pregunta que no tenía idea de como responder fue rápidamente atendida por el castaño, generando que contuviera unas gigantes ganas de resoplar por sus palabras, ya me escucharía quien se encargara de tal putada. ¿De qué servía oponerme abiertamente si de igual manera actuaban detrás de mis espaldas?

Cómo si la situación ya no estuviera fuera de mi control o al menos de la zona de mi agrado, apreté los labios al escuchar la respuesta de Romee, en un gesto opuesto a las expresiones de diversión en los demás presentes. No iba a culparla, estaba absolutamente ebria, y siendo honesta, aunque no lo estuviera ¿Cuál era el problema a fin de cuentas? Me pregunté, sin dar con una respuesta que me satisficiera. Aún cuando inevitablemente mi sistema me llevaba a recordar la manera en que me había besado en nuestro último encuentro. Seguramente de haber estado en su lugar no me abstendría de soltar algún inocente coqueteo como para atribuirme ahora una posición de superioridad moral que tendía a rechazar en cualquiera. —Tendrás que llevarlas también a ellas, no pienso dejarlas. También te sugeriría borrar la satisfacción de tu rostro. —Repliqué en voz baja lo que no era más que un asentimiento tácito a su propuesta, por más que detestara depender de alguien era evidente que no estaba en ninguna posición de poder es este momento. ¿Sacaría algo con atribuirme más control del que tenía, salir por la puerta principal y buscar desatar escándalos de mentiras? Nada más que incomodidad en las cenas oficiales en el palacio por el resto del año. —Lais no vive lejos y Romee se queda con ella, ¿está bien contigo? —Pregunté sin esforzarme por presentar a las chicas.

El trayecto pasó sin que prestara demasiada atención a los eventuales comentarios de mis amigas y con el gusto de que las calles estuvieran casi vacías dada la hora. Sin embargo en el momento en que el par se bajó en la casa de Lais me giré en el asiento de co-piloto, apartando mi atención de la ventana para observar a Max con incredulidad. ¿Planeabas informarme o pensabas esperar a que pasaran semanas sin saber que ahora dices trabajar para mi seguridad? —Pregunté, la indignación clara en mi tono al expresarme mientras cruzaba los brazos sobre mi pecho. 
avatar
Mensajes : 547

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: we need love but all we want is danger. ♥

Mensaje por sameheartbeat el Sáb Sep 30, 2017 4:10 pm


Me mantuve en silencio. No encontraba palabras para excusarme por el reflejo de rapidez bajo el que había actuado, tampoco es que llevara a cabo un gran esfuerzo para encontrarlas cuando la observaba directamente a los ojos. No recordaba ningún otro momento en el cual la cercanía hubiera sido tan abrumadora, pero reconocía que el afiance de mis manos sobre su cuerpo pasaba por encima de cualquier permisión políticamente correcta que fuera aceptada en el palacio. O en cualquier lugar, si se trataba de ella. Me aferré a aquel frío pensamiento antes de obedecer a cualquier bajo instinto que me exhortaba a deslizar ligeramente las manos desde la posición en que las tenía, sin ceder tampoco a la obligación implícita de soltarla. Escucharla hablar, aún con el nerviosismo aflorando en sus palabras, consistían en la única aprobación que necesitaba para permanecer ahí. Al menos hasta que la llegada de Yousef provocó que la famosa princesa diera un paso para alejarse de mí, lo que le permití de inmediato, recuperando mi compostura. El deber manda. —Elevé un poco mis cejas en manifiesta resignación, sin encontrar tiempo de poner una máscara tan básica como era el neutralizar mi tono de voz. Di lugar a que caminara frente a mi, intentando que sus caderas no atrajeran mi atención en un efecto que traía en su interior un poder que no quería otorgarle. 

Todos mis músculos se tensaron al notar la presencia de Franco en el salón principal, gesto que en principio pasó desapercibido porque las miradas de los pocos en la estancia fueron a parar a Nina de forma casi instantánea. Sentí la tentación de reírme por la imagen que daba ahí, en pie, con flores en las manos que (para su orgullo) lucían tan reales como falsas debían ser sus intenciones, sin embargo la gracia que me provocaba verlo en una situación que dibujaba algo parecido a la desesperación en su rostro no llegaba a la altura de el coraje que me invadía por verlo tan campante. Si existían normas expresas de que su novio no podía entrar en el castillo definitivamente no deberían ser desobedecidas por nadie. ¿Quién la contrariaría de tal forma? La respuesta fue evidente cuando Tyler se acercó con una velocidad increíble a su hermana, excusándose por lo bajo con una expresión que parecía completamente ajena a quien resultaba hijo del primer mandatario de una república. Podía enumerar un escaso número de ocasiones en las que había dialogado con el moreno, pero destacaba en él una absoluta falta de uso del protocolo. Era apreciado por quienes lo conocían e inclusive desde mi general apatía reconocía que el heredero de los Dobrev era agradable. Lo que no era por otro lado, era valiente, ya que salió casi corriendo apenas acabó el intercambio de palabras con la morena. Sin la presencia de Tyler, Franco dio un paso al frente para acortar más la distancia hacia su novia y ofrecer las flores que para mi placer, no fueron recibidas con ganas particulares. Mi gusto no duró demasiado, cuando manifestó que quedarse hablando en el salón y no a solas al parecer no cumplía con sus requerimientos. 

Si intenta cualquier cosa, voy a matarlo. Agregué para mi fuero interno la continuación ideal para las palabras de Nina, en un tono menos jocoso del que la preciosa castaña había utilizado; ¿Pero qué fue lo que hice en realidad? Sólo asentí sin comprender qué la llevaba a aceptar siquiera darle un momento de su tiempo, él no lo merecía y yo no tenía la potestad para mencionarlo. Estaba turbado y no fue de mucha ayuda notar como Yousef se había quedado en pie cerca a una de las esquinas del salón, observándome con un deje de diversión que no se esforzó mucho por ocultar, obligándome a cuestionarme sobre cómo luciría mi comportamiento cuando Nina se encontraba en mi cercanía, no quería dar a entender que estaba tan desenfocado como sentía que estaba en realidad.
avatar
Mensajes : 547

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: we need love but all we want is danger. ♥

Mensaje por kingdomlightsshine el Sáb Sep 30, 2017 10:54 pm


NINA DOBREV.
Cerré las grandes puertas de mi habitación, dejando a Ashton como un extranjero de esta misma junto a una última mirada cómplice compartida entre nosotros. No sabía si él estaba muy complacido con toda esta situación, Dave y él habían empezado con el pie izquierdo y me costaba imaginar un tipo como Dave agradándole a Ashton. Suspiré a mi pesar y me giré para ver al pelioscuro frente a mí. — ¿Qué es lo que quieres? — Pregunté con una altanería que no era característica en mí, pero que él se merecía. Finalmente mis sospechas se confirmaron cuando Dave me aclaró que el propósito de su visita era intentar encontrar su perdón y que volviésemos ¿Es que acaso había perdido el juicio? Por supuesto que me negué rotundamente, y estoy segura que estuvimos de esta manera casi veinte minutos. Ya comenzaba a ser ridículo. — Todo lo que dije fue una estupidez, estoy muy arrepentido. Y sé que sabes que realmente me preocupo por ti. Te enamoraste una vez, puedes hacerlo otra vez. — Fueron las palabras que extrañamente me hicieron meditar la situación. Sí, sé que sonaba una decisión estúpida pero tenía un poco de sentido ¿Podría volver a tener sentimientos por él? La verdad es que no lo sabía. Sin embargo ¿Podría otra persona tener sentimientos por mí? Suspiré nuevamente a mi pesar, recordando cómo este estilo de vida podía estar tan exento de amor. Como aquella historia verídica de uno de los reyes pasados que tuvo que abdicar su trono porque no aceptaban que su esposa fuese una mujer divorciada. Estaba maldita, y no podía darme el lujo de ser una romántica empedernida ¿era acaso Dave lo mejor que podría tener? — Está bien. — Remití a su favor, dando con mi vista finalmente sobre la suya y pude notar que saboreaba una victoria. — Sólo necesito que las cosas vayan lento, aún tengo mucho que pensar. — Fueron mis últimas palabras, para que luego el castaño me agradeciera prometiéndome que no iba a decepcionarme. Abrí las puertas de mi habitación, encontrándome con Ashton fuera de esta misma y sin saber por qué teniendo una sensación de que efectivamente yo estaba por decepcionarlo a él. Le pedí a Yousef, quién se encontraba a unos metros de distancia, que acompañara a Dave a la salida y fue lo último que vi de él después de nuestra despedida.

Si había tomado la decisión que parecía la correcta ¿por qué me sentía tan miserable? ¿Por qué había resumido la fría vida que me convertiría en una esposa frígida y aburrida? Deslicé mi lengua sobre mis labios y me apoyé sobre el umbral de la puerta. — Él y yo… — Comencé, intentando no sentirme avergonzada de mi decisión, después de que Ashton había visto en vivo mi pequeña descomposición del otro día. — Vamos a intentarlo de nuevo. — Dije finalmente, haciéndole frente a mi decisión, pero a sabiendas que sería juzgada de alguna manera. Tomé una bocanada de aire y decidí continuar con mi explicación, o mejor dicho mi anuncio. — Sé que tal vez no te interesan mis dramas amorosos, no te están pagando para ser mi confidente. — Pude notar que mi tono de voz esta vez fue más frío con él, pero no podía evitar sentir una agria sensación cuando decía en voz alta lo que a Ashton y a mí nos convocaba juntos: un simple contrato. — Pero me parecía decente comunicártelo, ya que estás estancado conmigo y debes saber quién está en mi vida y quién no. — Mi mirada esta vez se fue directa a la suya, y una parte de mí sabía que no debía decir lo siguiente, pero mi boca actuó más rápido que mi voz de la razón. — O al menos lo estás cuando no me dejas al cargo de Luke. — Sí, porque no lo había olvidado. Me encogí de hombros finalmente y una pequeña parte dentro de mí me dijo que esta era la decisión correcta, al menos en algún futuro lo sería. Estaba viendo en carne y hueso frente a mí el perfecto ejemplo de que todo en mi vida llegaría con segundas intenciones, por mucho que había tratado agradarle a Ashton él seguía tan inalcanzable como el día en nos habíamos conocido. — Él no es tan terrible, deberías conocerlo. Sé que en el fondo… me quiere. — Añadí finalmente, para que mi decisión no sonase tan estúpida como podría sonar. — Bien, estaré en mi habitación.
avatar
Mensajes : 1511

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: we need love but all we want is danger. ♥

Mensaje por kingdomlightsshine el Sáb Sep 30, 2017 10:56 pm


MAXIMILIAN IRONS.
Lo había predicho. Behati no demoró en conectar los puntos (literalmente no demoró) en el por qué de mi presencia aquí y como había dicho: ella estaba furiosa, podía leer su lenguaje corporal claramente. Además de que ni siquiera quería ocultar su descontento con la situación en general. Mis cejas se enarcaron con sorpresa ante su petición, para ser una muchacha a la cual no le gustaba tener gente trabajando tras de ella, si que actuaba como una con todas estas órdenes que de un segundo a otro estaba feliz de dar. — Estoy bien con todo lo que diga, mi Lady. Sabe que estoy para servir. — Dije con un deje de ironía en mis palabras, con la pura intención de que ella se diese cuenta de la manera en que estaba actuando. Sabía que estaba molesta, lo entendía en cualquier tipo de nivel ya que estaba violando algo muy importante para ella: su privacidad, pero también no podía evitar sentirme ofendido ya que lo único que quería hacer en este momento era ayudarla sin ningún tipo de beneficio o interés para mí.  — No es fácil quitar la satisfacción de mi rostro cerca de ti ¿lo sabes? — Musité cerca del lóbulo de su oído antes de que nos marchásemos en dirección a mi camioneta. Sabía que estaba jugando con su paciencia de alguna forma, pero Behati cada vez se convertía en un jeroglífico más y más complicado de entender, y con esa lógica, me lo debía. Ayudé a sus ebrias amigas a subir a la gran camioneta después de verla silenciosa y molesta, y finalmente conduje en dirección del hogar de quién suponía y era Lais. Aún con la rubia sentada a mi lado en silencio y verdaderamente enfadada. Arranqué la camioneta esta vez a la gran casa Prinsloo, podrían suponer que si Behati no daba su brazo a torcer yo no iba a insistir, sin embargo, mi sorpresa se dio cuando fue ella la primera en hacer una intromisión entre la tensión palpable del ambiente. — Disculpa ¿qué? — Pregunté de vuelta un poco aturdido por su pregunta, desviando mi vista del camino unos segundos para observarla.

¿Quieres decir que estoy salvando tu trasero y lo único que puedes pensar es que no te he dicho que te estoy protegiendo? — Pregunté esta vez molesto, porque si algo sabía es que Behati Prinsloo me estaba sacando de quicio. Yo podría perfectamente haber permanecido en mi lugar, ella no se enteraría de nada y la vida seguiría su curso natural, el que saliera no la estaba exponiendo a un peligro letal. Solamente una portada vergonzosa de una revista cual Lindsay Lohan de estos tiempos. No obstante, opté y preferí ayudarla… por razones que aún ni siquiera me quedan claras. Pero claro, Behati no apreciaba eso ¡Ni siquiera debía estar preocupándome por ella! Todo esto era un condenado circo. Apreté un poco más el volante con frustración y opté por no callarme, ya que era lo menos que podía hacer luego de todo lo que estaba arriesgando por la rubia. Además de haber tenido que soportar al par de hermanastras que traía con ella. — ¿Solamente eso tienes que decir? Porque estoy seguro que entre tus alter egos de espíritu libre y princesa de hielo hay una parte que sabe que necesitas ser protegida. No eres una simple mundana. — Y eso había quedado más que claro con la situación de hoy. Claramente pensaba en comunicárselo pero no le iba a decir eso, al menos no ahora. Quería ser honesto con ella ¡pero esto solamente había pasado! — Es más. — Continué, para luego desviar la camioneta a un lado del camino y estacionar allí, bajo su mirada confundida por claras razones. — Si tanto te jactas de que no necesitas a alguien como yo en tu vida, te invito a marcharte sola. — Le dije, esta vez posando mi mirada sobre la suya y apuntando con mi mentón la puerta de copiloto. Y sabía que quizás esa era la gota que rebalsó el vaso, no podía predecir quién de los dos iba a estallar primero. No obstante, en algún loco impulso producido por todas las emociones que nos embargaban, una de mis manos dio con la parte posterior de su cabeza para acercarla hacia mí y estrellar mis labios contra los suyos con fuerza. Otra maldita vez, me regañó mi conciencia. Pero definitivamente ya no sabía en qué me estaba metiendo, menos que sucedía con Behati. Había dicho que su alter ego era la princesa de hielo ¿recuerdan?
avatar
Mensajes : 1511

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: we need love but all we want is danger. ♥

Mensaje por sameheartbeat el Sáb Oct 07, 2017 8:08 pm


Enarqué las cejas cuando inició la contestación de Max, sin preparación alguna para la indignación que parecía haber contenido hasta el momento de estallar. Indignación, por supuesto, que solo sirvió para acrecentar la mía. ¡Claro que era en lo que pensaba! No ibas por el mundo sin tener ni idea de que a personas se les estaba pagando por seguirte y mantenerte vigilada, al menos no si planeabas tener una vida en paz. Al parecer mi plan se había trastocado de la noche a la mañana. —Oh ahora no soy una simple mundana, ¿acaso tienes idea de quien soy? —Pregunté sin ocultar el reto manifiesto en las palabras, era verdad, no conocía más que una mínima parte de mí para tener el coraje de dar pláticas sobre cuantas facetas diferentes podía enunciar características de mi comportamiento. El cabreo en mi gesto fue aún más claro cuando el vehículo se detuvo, consiguiendo que la incredulidad se apoderara de mi sistema cuando expresó su propuesta. Tenía que estar jodiendo.

Una acción tal como detener el auto constituía un golpe grave para mi orgullo, decir que estaba fúrica era poco pero reconocía que también sentía en el interior una punzada de admiración, me odiaba por dar el crédito que se merecía por dignarse a hablarme de aquella manera. Dejándome en el más profundo abismo de la confusión cuando en un movimiento rápido se acercó a mí, besándome antes de que pudiera entender qué carajos ocurría. Quise alejarlo de mí instantáneamente por lo ridículo que era permitir que actuara de esa manera después de nuestro intento de discusión, pero también quería acercarlo. Y aquel impulso fue más fuerte que mi cordura. Acomodé mis brazos al rededor de su cuello, dejando escapar un suave jadeo ante su invasión que provocó un tono rosa en mis mejillas. Que tonta. Instintivamente me moví de mi asiento, sintiendo cómo mi piel ardía por un poco de contacto. Separando nuestros labios por un instante corto para buscar aire antes de posicionarme en su regazo con facilidad, abandonando el puesto de co-piloto, besándolo de nuevo sin darle muchas vueltas al problema en que me metía en mi cabeza. Si él se atribuía el derecho de venir a desordenar mi sistema con sus ataques yo podía permitirme un poco de tal jurisdicción. Mantuve una de mis manos en su cuello mientras la otra viajó para posicionarse en su pecho, buscando un poco de estabilidad en respuesta al impulso. Nuestros labios se movían a un ritmo marcado a la perfección, no podía negarlo. Estás loco. —Murmuré sobre sus labios al momento de alejarnos, marcando una distancia apenas existente sin permitirme apoyar con fuerza alguna la espalda sobre el volante, evitando así que el claxón se accionara.

Mi respiración evidentemente errática provocaba que mi pecho subiera y bajara, mientras que no podía reunir las fuerzas para volver a mi asiento originario (o bajarme del auto del modo en que había sido sugerido), o al menos, no quería. No deberías hacer esto.... ni siquiera entiendo por qué lo haces —Me quejé, en un no-muy-sutil reconocimiento a que yo tampoco veía el motivo de mi reacción. Pero dudo que este sea precisamente el modo en que te piden que mantengas tu atención en mí y en mis alter egos Alegué recordando sus palabras, dejando libres mis hombros del cabello que había venido a posarse ahí. No te entiendo —Aseguré entonces consciente de que la probabilidad de que el comprendiera algo relativo a mi persona era bastante cercana a nula. Me percaté de la imagen que estaba dando, con la falda negra más subida de la cuenta por las piernas dada mi posición y el rostro aún sonrosado, no era el tipo de cuadro que tendías a encontrar después de un debate para volver a casa. Definitivamente tenía que ordenar mis pensamientos cuando estaba a solas con el moreno, pero si contribuía con mi habitual práctica de ser abierto con lo que opinaba, no estaba segura que pudiera evitar arrojarme a él en medio de cualquier intercambio.
avatar
Mensajes : 547

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: we need love but all we want is danger. ♥

Mensaje por sameheartbeat el Lun Oct 09, 2017 11:38 am


Fue cuestión de tiempo que la puerta de la habitación de Nina se abriera nuevamente para dejar salir a la pareja que había permanecido encerrada por lo que pareció una hora y con probabilidad fueron menos de quince minutos. Dada mi resignación a la posibilidad de demorarme en averiguar lo ocurrido en el cuarto, fue de esperar mi extrañeza cuando la princesa empezó a hablar con la aparente intención de ponerme al día en lo ocurrido. Quizá me habría molestado en preguntarme de donde provino aquel impulso por comentarme, pero me detuvo de cualquier reacción las palabras que salieron por su boca. ¿Se había vuelto loca? Entendía que era noble y cualquier otra de las mil características que la hacían mejor persona que al resto de la población del mundo, pero nada excusaba un comportamiento tan ilógico. Permanecí en silencio, ya que antes de lograr aclarar mi mente lo suficiente para demandar como mínimo una explicación ya que con tanta facilidad me adentró en sus dramas, retomó la tonalidad distante que asumía cuando no quería dejar al aire cualquier vulnerabilidad (tanto tiempo siguiéndola como un perro faldero y no saber leerla sería el colmo), sin dar espacio a que me expresara murmurando una pésima excusa antes de ir a encerrarse a su habitación. Desechado ya cualquier comportamiento solemne me dispuse a seguirla casi de inmediato, ingresando en el recinto sin pensarlo dos veces; no podía venir a decir lo que le apeteciera, desordenar las aguas, y luego alejarse tranquila como si el mundo le debiera algo.

¿En el fondo te quiere? ¿Tienes idea de cuan jodido está lo que dices? Ese idiota no movería un dedo por nadie que no sea él y cualquiera que le preste atención por medio minuto se daría cuenta. No tuve la delicadeza de esperar a que la puerta se cerrara tras de mí antes de empezar con mi arranque directo en contra de reverenda estupidez. Sí, no venía a mi lugar, pero prefería considerar que una decisión así era inconveniente de cualquier miembro de la especie humana. Porque era más fácil justificarme basado en argumentos universales -y de plano, absolutamente ridículos -qué considerar la rabia líquida que corría por mis venas ante su revelación como un efecto más personal.¿Qué hay de ti? Tus excusas siempre son las mismas, "él no es tan malo", "me quiere", "debes conocerlo mejor"; nunca he oído un sencillo "quiero estar con él" —Le recordé por la latente posibilidad de que ni siquiera se hubiera percatado de aquel factor. Sin embargo, lo único evidente era su gesto de desconcierto por mi repentina presencia en su habitación. Acción que en este punto ya no podría importarme menos. —¿Por qué crees que se te olvida? —Pregunté con un reto manifiesto en mi voz, sin que ello privara la tonalidad del sarcasmo que parecía perteneciente a mi naturaleza misma.

No me percaté de cómo, ni cuándo, pero la distancia entre los dos ahora era tan considerablemente escasa qué resultaba obvio que había caminado hasta ella enfatizando mis palabras. O quizá porque me parecía difícil de resistir acercarme a donde se encontrara siempre que nos halláramos en el mismo lugar. Claro, estoy seguro de que nadie te ha hablado así antes, eres una princesa después de todo. —¿Y quién era capaz de decirle lo que en realidad opinaba? Casi nadie, era un hecho. Eso no hace que tengas ningún derecho a venir e irte cómo si no cambiaras nada a tu alrededor, o a soltar cosas como esa mierda sobre Luke, ¿es que no lo entiendes? —Dejé escapar como si de tratara de que mis motivaciones fueran obviar para todos excepto para ella, la realidad por otro lado, distaba bastante de aquel ideal. No necesitaba entenderlo, no cuando de alguna manera me había encargado de acortar nuestras distancias como si se tratara de una respuesta al magnetismo y sin proponerme explicarme más para evitar cavar mi propia tumba, mi mano derecha viajó a su espalda baja, atrayéndola a mí para después acortar por completo las distancias al besarla con el impulso que tomaba el control sobre mi cuerpo. Porque podría odiarme por mi debilidad en un futuro, pero no cuando sus labios eran tan suaves y dulces como (descubría qué) los había imaginado.
avatar
Mensajes : 547

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: we need love but all we want is danger. ♥

Mensaje por kingdomlightsshine el Lun Oct 09, 2017 7:34 pm


NINA DOBREV.
Asombro fue la primera emoción que invadió a Nina en el momento que dio media vuelta para ver como Ashton vociferaba cosas verdaderamente molesto sin siquiera percatarse que había entrado a su habitación sin ningún permiso ¿El castaño, acaso, estaba consciente de lo que acababa de hacer? La morena intentó recordar alguna ocasión donde él se había adentrado en su habitación sin ningún tipo de aviso y falló en el intento, también falló intentando recordar alguna vez que él le había hablado de esa manera. Con finalmente una pizca de humanidad desbordando de sí mismo, ya que no eran noticias nuevas que Ashton Irwin se caracterizaba por su frialdad y profesionalismo. Nina bateó sus largas pestañas hacia él aún un poco conmocionada por la situación en general, y además por los dichos de Ashton y lo enfadado que lucía. — Yo no lo… esto no se trata de… — Balbuceó mientras algún tipo de cálculo se hacía en su mente con la compleja pregunta que él había hecho ¿Es que acaso sentía algún tipo de cariño hacia el novio en cuestión? ¿O sólo estaba terriblemente asustada en terminar como su ascendencia? De todas maneras ¿por qué eso le importaba a su guardia de seguridad? Fue lo que instintivamente la hizo dejar de estar anonadada con todo esto. — ¿Por qué de pronto esto te incumbe tanto? — Fueron sus siguientes palabras con un tono distinto y más credibilidad en lo que decía. La princesa enfrentándose a alguien, ni siquiera ella sabía si es que alguna vez había intentado abrir una disputa, pero en este momento solamente quería defenderse a sí misma. La morena lo había intentando, y Ashton solamente actuaba como un testigo pasivo ante sus vivencias; siempre distante ¿qué le daba el derecho de juzgar sus decisiones? — No querrás que piense que en realidad te preocupas, Ashton. — Remitió con un tono satírico en sus palabras, mirada contra mirada sin flaquear, y ahora que finalmente Nina se había desligado de su comportamiento monárquico no podía dejarlo ir tan fácil.

A pesar de que Ashton tenía razón, la morena no podía ignorar que ella tampoco nunca le había hablado así a otra persona. Ni siquiera cuando Dave le había comunicado con tanta naturalidad las aventuras de sus viajes, ella ya estaba acostumbrada a lucir y permanecer perfecta. Sin ningún tipo de reclamo o arrebato, pero nuevamente, con Ashton era diferente. — ¿Entender qué? ¿A ti? Porque ciertamente no te entiendo el 96% del tiempo ¿existe siquiera alguien que lo haga? — Respondió con su voz elevada otra vez, sintiendo como su corazón golpeaba fuerte contra su pecho por la discusión, y porque finalmente podía decirle a Ashton como se sentía… aunque fuese un poco. Nina no lo entendía, estaba segura que era el ser humano más complejo que ella había conocido, y además, no es que no confiase en Luke, pero la princesa sólo se sentía a salvo junto a Ashton. Su respiración se detuvo cuando tomó en cuenta la distancia que los separaba después de que Ashton posase su mano sobre la espalda baja de ella soltando un suave jadeo cuando su pequeño cuerpo chocó contra el del castaño. Ella sabía que era el hombre más complejo de todos, pero nunca esperó que sus labios dieran con los suyos en una situación que parecía haber salido de algún sueño indebido de la morena ¿Esto realmente estaba pasando? Y no sabía si era por la adrenalina o por la confusión, pero lo único que hizo fue cerrar sus brazos alrededor del cuello de Ashton, entregándose y colapsando en la boca de este mismo. Entreabriendo sus labios y profundizando aún más el beso, como si ella necesitara ser besada de esa manera. Su corazón esta vez latió con más fuerza y sus manos se aferraron a las ropas del castaño, sin tener la intención de romper el beso pero con la necesidad de aire en sus pulmones. Su respiración desordenada chocó contra la boca aún cercana del castaño, intentando caer en la realidad de nuevo. Nina aclaró su garganta sin saber qué hacer, sintiéndose aún más confundida y con sus labios hinchados como nunca antes, intentando tomar valor para mirar los ojos de su guardia mientras poco a poco sus manos volvían a su lugar predeterminado y no alrededor del cuello de este mismo.
avatar
Mensajes : 1511

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: we need love but all we want is danger. ♥

Mensaje por kingdomlightsshine el Lun Oct 09, 2017 9:06 pm


MAXIMILIAN IRONS.
Max sabía que estaba jugando con fuego, más con una mujer tan volátil como Behati había resultado ser. Para el castaño era obvio que no iba dejar a la muchacha a la deriva en medio de la noche, pero no podía evitar pensar que sus personalidades chocaban de igual forma como se entendían. No podía comprender ni por si acaso como eso era posible, mucho menos por qué sus labios parecían ser atraídos a los suyos cual insecto a una luminaria: sabía que iba a terminar mal pero le era imposible ignorar aquella luz tan embriagante. No obstante, la sorpresa fue cuando la rubia le correspondió con creces, posicionándose sobre el regazo de él sin tener ganas de salirse de allí. Las manos de Max picaban insoportablemente por tocar la suave piel que tenía Behati al descubierto gracias a aquel vestido que sabía y podía quitarle el aliento a toda la población masculina, pero muy dentro de su subconsciente él sabía que era una línea que no podía darse el gusto de pasar. Por mucho que quisiera. Así que simplemente posó sus grandes manos sobre la espalda de la rubia, acercándola más a sí mismo sin ningún ánimo de dejarla ir. O dejar ir sus deliciosos labios, que parecían haber sido hechos para calzar a la perfección con los suyos. Con aquel vaivén que ambos coordinaban impecablemente y con sus lenguas entrelazándose tan adictivamente. Behati era su droga, muy dentro de él sabía que las cosas se habían salido de su control hace ya algún tiempo, pero alguna reacción química le impedía mantenerse alejado de la rubia. Sólo con decir que ella era quién había separado sus labios de los de él y no al revés. Max le dio una media sonrisa socarrona a la rubia, sin mover sus manos de la espalda de ella para así no permitir que se alejase más de lo necesario. — Puede ser. — Le respondió, pero lo cierto es que Behati lo estaba volviendo loco. Aunque no quisiera asumirlo.

Sabía que ella tenía razón, esto era totalmente lo contrario a lo que Max debería tener puesta su mente y energía ¿Cómo podía estar echando a la borda tanto esfuerzo de su equipo por qué no podía sacarse de la cabeza a la irreverente rubia? Ni siquiera se reconocía a sí mismo. Sin embargo, se rehusaba a mostrarse vulnerable ante ella, o cualquier otra persona si ese era el caso. — Behati, si pensaras que esto es una tan terrible idea ya hubieras desistido. Ya estoy enterado con creces que al final siempre harás lo que quieras. — Emitió con una voz ronca, dejándole en claro que el error lo estaban cometiendo ambos. — Pero aquí estamos. — Deslizó la lengua sobre sus labios, dándole una última mirada a la obra de arte que tenía frente a él: Behati tenía su labial totalmente destruido por su culpa, sus labios rojizos e inflamados también gracias a él y su vestido levemente por encima de sus muslos ¿Por qué las cosas no podían ser más fáciles? Max sabía que nunca se había encaprichado tanto con una mujer, simplemente pasaban una noche bajo sus sabanas y él salía de aquel percance. Pero ahora todo parecía estar en su contra. Soltó un suspiro y posteriormente volvió a darle una media sonrisa a la muchacha, el tener su esbelto cuerpo sobre su regazo había causado mil y un sensaciones indebidas en el castaño, pero ciertamente estaba esa línea que no se atrevería a cruzar. Al menos no aún. — Y por más que esté disfrutando esto, creo que es momento de llevarla al castillo Prinsloo ¿no es así? — Preguntó enarcando una de sus cejas, liberándola del agarre de sus manos que morían por tocarla a su gusto. Haciendo que la rubia volviese a su lugar de copiloto. La camioneta volvió a encenderse en el silencio de ambos, yendo en dirección al enorme hogar de su acompañante, en el cual tuvo que dejar en claro su identidad y su objetivo para poder entrar y dejar a la rubia fuera de la puerta de bienvenida. — Lamento no haberte dicho antes, todo esto también me tomó por sorpresa. — Emitió sin observarla fijamente cuando la camioneta se detuvo refiriéndose a seguirla, y también le tomó por sorpresa que se disculpara ¿Acaso él tenía una debilidad por ella? Behati no estaba involucrada directamente en lo que lo convocaba aquí y no era tan terrible tenerla, o al menos eso era lo que Max quería creer. — Buenas noches, Behati. — Dijo finalmente.
avatar
Mensajes : 1511

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: we need love but all we want is danger. ♥

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.