Últimos temas
» ☾ ⋆ Three steps to Andrómeda ⋆ ☽ :: Rol Priv.
Hoy a las 1:23 am por AVAN

» keep in touch.
Hoy a las 1:10 am por CrazyforJagan

» We Found Love {pvt}
Hoy a las 12:55 am por CrazyforJagan

» meh.
Hoy a las 12:27 am por beanie

» I never knew you were the someone waiting for me -pvtrol-
Ayer a las 10:59 pm por fercaver

» ~K&M{♥}
Ayer a las 10:58 pm por CrazyforJagan

» You wanna play, you wanna stay, you wanna have it all.
Ayer a las 9:44 pm por fercaver

» Darling, do you see the light?
Ayer a las 9:04 pm por CatCatCat

» Honey, why it's so dark here?
Ayer a las 8:56 pm por CatCatCat

Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 0/44

i know i was happier with you ღ

Página 18 de 33. Precedente  1 ... 10 ... 17, 18, 19 ... 25 ... 33  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por hobi el Mar Sep 05, 2017 4:41 am

Las calles se habían aglomerado rápidamente, el tumulto de personas hacía que el libre desplazamiento resultara imposible: y debiera aferrarme al brazo de Naruto con más fuerza mientras intentábamos abrirnos paso en la búsqueda de una posición cercana, pero que al mismo tiempo nos brindara cierta distancia del balcón en que daría inicio... el satírico espectáculo, aquel por el cual había esperado desde el preciso instante en que supe iba a suceder. Sabía que algo andaba mal con él, era un presentimiento que me sentí en la obligación de seguir consciente de que la mayor parte de éstos jamás estaban errados. Kugaha había querido deshacerse de mí, que nunca nada le había hecho, para obtener ése lugar que nadie como él podría merecer jamás. Encontró regocijo en creer que lo había logrado con Naruto y Sasuke, pretendía ponerse la túnica de un líder y hacer de la aldea un infierno en vida. ¿Por qué iba a enfrentarla a las demás, tras los pactos y las históricas alianzas que se habían logrado con el cese del último gran conflicto? ¿Por qué se metía en la mente de las personas y las controlaba a su gusto, si creía merecer el sitio al que había sido postulado alguna vez? No podía encontrar una respuesta, supe que nada tenía sentido y estuve segura de que el bastardo no tenía límites: cuando a través del completo informe que Veena me otorgó por la mañana, supe que su egoísmo y ambición habían llegado demasiado lejos. Sabía que Sakura no podía estar molesta conmigo sin motivo aparente, tenía que haber una razón para su repentino aislamiento... y ahora la conocía. Podía ensañarse conmigo y no me molestaría, pero si se metía con dos de las personas más importantes para mí: se volvía personal, y la más importante de mis prioridades. — ¡Ah, vamos! ¡Solo me balanceaba, no voy a hacer nada malo! — y porque el rubio a mi lado me conocía como a la palma de su mano, sabía que eso no era cierto. La ceremonia dejaría de retrasarse a partir del momento en que fuera yo quien arrastrara a Kugaha al balcón y le deformase el rostro a golpes. No toleraba las injusticias, y aunque a veces me avergonzaba: en otras ocasiones, como esta, gustaba de ser apasionada al respecto. — Darle su merecido por alejarte de mí no cuenta. — me apresuré a replicar, dejando salir un bajo gruñido al cruzarme de brazos y alejar la mirada. ¡No tenía que mirarme así, no podía ser seria de ése modo! — Además, ¿qué es eso de no dejarme participar? Kakashi dijo que no quería involucrarme y no lo sé, esperaba que mi novio se negara: porque hace menos de veinticuatro horas reconoció (por primera vez en años) que yo podía haber sido de ayuda. — me sonrojé, sin embargo, cuando supe que su semblante había cambiado al oír la palabra que nunca antes había dicho: si bien éramos una pareja, jamás nos habíamos definido como una. — Así que es justo que las ganas que tengo de patear su trasero las emplee contigo cuando esto termine, ¿no? — sonreí burlona, al girar sobre mi posición para asegurarme de que la capucha de la chaqueta cubriera su rostro: de todos modos, quedaba menos... y pronto no habría necesidad de que hiciera semejante cosa. — Me recuerdas a... — pero callé, cuando supe que Naruto había imaginado a la misma persona: y que quizás por eso sus manos serpenteaban alrededor de mi cuerpo, ¡cosa que nadie más podía ver! — Iba a decir Shino, así que quítame las manos de encima antes de que la gente crea que te estoy engañando con alguien más. — golpeé su pecho con suavidad al darme la vuelta una vez más, y finalmente me posicioné a su lado para tomar su mano en cuanto el revuelo dio inicio: acariciándole el dorso de esta con la yema de los dedos, no para calmar sus ansias... sino para sosegar a las mías.


 in all this bitterness you stay so sweet ;
avatar
Mensajes : 17865

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por hobi el Mar Sep 05, 2017 4:42 am


Entrelacé los dedos y apoyé las manos sobre parte de mi rostro, elevando una ceja con la mirada fija para no ceder ante los estúpidos arrebatos con los que el payaso intentaba llamar mi atención. ¿Por qué se paseaba tan... libremente por la casa, como si fuera la suya? Sabía que él había contenido a Sakura y al contrario de lo que pensé intentó protegerla mientras me encontré lo suficientemente lejos como para hacerlo yo, pero eso no le daba el derecho de tocarlo todo y caminar de un lado a otro, metiéndose a las habitaciones para hacer quien sabe qué y regresar a la sala con el gesto más sospechoso que hubiera visto en mi vida. ¿Teníamos que confiar en él, verdaderamente? ¿No había otra persona que inspirara más recelo aún?, pregunté a mi fuero interno: dejando salir un resoplido cuando el castaño se lanzó al asiento a mi lado e imitó mis acciones. ¿Ahora qué era, un niño pequeño? — Todo saldrá bien. — arrugué el entrecejo, pero evité voltear a mirarlo e inquirirle mediante una pregunta silenciosa, si estaba jugando porque no tenía nada más importante que hacer o si realmente quería que lo golpeara. A Sakura se le había olvidado mencionar que Kyouya formaba parte de nuestros planes, y lo creí justo teniendo en cuenta la cantidad de tiempo que había pasado antes de que volviera a tenerla en mis brazos... pero lo que al comienzo creí un castigo, empezaba a volverse un martirio en vida. Preferiría pasar otra semana con Naruto a tener que lidiar con esa especie de pariente tuyo durante un solo segundo más. Me levanté de la silla en cuanto la susodicha apareció finalmente, y no evité dejar que mis ojos recorrieran la totalidad de su cuerpo sin ningún tipo de disimulo al encontrar... una imagen placentera, de la que el maldito bastardo junto a mí no tenía por que disfrutar. — No vas a salir de esta casa por tus propios medios, idiota. — bramé, luego de quitarme la capa negra y aproximarme a la pelirrosa: envolviéndole con esta para finalmente... cubrir su esbelta figura, en aquel atuendo tan revelador como ajustado. La volví a mirar en cuanto sus manos se encerraron alrededor de mis muñecas, y suspiré al inclinarme cerca de su oído. — Sin peros. Vas a tener que darme algo de tiempo. — repuse, y oculté la sonrisa de lado que buscó hacer acto de aparición en mi rostro cuando realicé el mismo movimiento dirigiéndome a sus labios. — No me gusta compartir. — sentencié dejando a mi tono plagarse de sorna cuando la chica entreabrió sus labios para mí, y yo contuve la urgencia de besarla al morder su labio inferior y tirar suavemente de éste. — No te metas en demasiados problemas, Uchiha.

Separense antes de que la gente comience a mirar hacia esta dirección. — bufé, luego de tomar a la pareja de eternos enamorados por los hombros para finalmente apartarlos. Sabía que eran tontos y que juntos se potenciaban entre sí, pero no íbamos a tirar un plan por la borda pura y exclusivamente porque ése par no conseguía quitarse las manos de encima. La ceremonia dio inicio, finalmente: y Kugaha avanzó con una sonrisa tan soberbia como falsa... detrás de él, avanzó Kyouya luciendo firme por primera vez en su vida y respiré aliviado, en cuanto mis ojos volvieron a encontrarse con aquellos jades paseándose por el público. Le dirigí un leve asentimiento y avancé, tal y como lo hizo Naruto al posicionarse delante de Mizuki. Kakashi avanzó, y se posicionó a un lado de su ''reemplazo'' para dar inicio al último día de libertad de ése desgraciado. — El día de hoy, la aldea se ha reunido para celebrar el ansiado traspaso de mando. Mi título pasará a manos de Kugaha Sata: antiguo miembro del consejo, jonin de excelencia. — muchos de los pobres ilusos que lo apoyaban aplaudieron, y el de cabellos platas alzó ambas manos frente a su rostro para solicitar el silencio de aquellos que empezaron a vitorear cuando el hipócrita avanzó. — Pero antes de que honrar y darle la bienvenida al Séptimo, me gustaría decir unas palabras. Nunca están demás, ¿verdad? — sonreí, y quienes esperaron expectantes hicieron que el desgraciado se congelara en su lugar. Cuando sus ojos negros finalmente cruzaron a los míos, empujé al rubio junto a mí para comenzar a abrirnos paso. A nuestros lados, la señal parecía haber sido captada por el resto de los equipos de igual modo: y nuestros antiguos compañeros esperaron por nosotros al frente a medida que Kakashi dictaba la verdad. — Nunca confié en Kugaha, y sabía que escondía algo en base a diversas actitudes que creyó iba a dejar que pasaran desapercibidas... no obstante, nunca le otorgué importancia: quizás no la merecía. — cuando el sharingan me permitió ver a través del genjutsu, centré mi atención en los miembros del consejo: y sabía que Kakashi estaba haciendo exactamente lo mismo, con los aldeanos. — Pero no me dio opciones, y acabé por descubrir que a espaldas de todos y cada uno de nosotros había desarrollado sus habilidades al punto de volverse un peligro inminente. — ¿y cómo lo había logrado? El proceso para desactivarlo era arduo, y tenía que concentrar mi atención en la mente de cada uno de ellos para terminar de romperlo. Cuando presenté mi solicitud para dejar el cargo, la opción inmediata fue Naruto Uzumaki: y eso enfureció a nuestro amigo aquí presente, así que luego de manipular al consejo a través de genjutsu especializado impuso una ridícula condición para evitarlo. — ¡dame más tiempo, Kakashi! — Y mi estudiante cumplió... así que Kugaha tenía que deshacer aquello que se había vuelto en su contra, y para ello contrató mercenarios que pusieron en peligro la integridad de cada uno de ustedes: y atentaron contra la vida de la persona más importante para Naruto, para después guiar al aludido fuera de la aldea y huir como ratas. — podía oír las exclamaciones a nuestro alrededor, el silencio sepulcral que se extendía tras éste: pero tenía que continuar con mi trabajo y así lo hice. — Creyó haberse deshecho de él, pero todavía faltaba alguien que podía tirar su fachada y arruinar sus planes: así que ideó uno nuevo, y les hizo creer que Sasuke Uchiha había cometido un crimen en contra de la aldea... porque él podía ver a través del engaño que estaba plantando en todos ustedes, y para su desgracia yo también. — el susodicho avanzó, y mi atención se concentró en él durante un instante para elevar mis comisuras ligeramente. ¡Esto es un ultraje, no voy a permitir que...! — un escuadrón ANBU se interpuso en medio de Kakashi y el ''damnificado'', cuando éste pretendió atacarlo. El genjutsu impuesto en el consejo había cedido, y estos observaban con estupor la escena que desarrollaba frente a ellos. — El asesino del honorable Katsuo Tetsuya fue él, y Sasuke nunca hizo nada en contra de ninguno de ustedes: él aceptó y enfrentó sus errores con anterioridad. En éste momento, forma parte de los shinobis de Konohagakure para velar por la seguridad de está. — una vez más, Kugaha se negó a aceptar que estaba acabado: y por la expresión de su rostro supe que había llegado el momento. ¡Ellos están muertos! ¡Naruto Uzumaki y Sasuke Uchiha fueron eliminados! — Kakashi rió, Naruto también... y de mi garganta brotó el mismo gesto, cuando ambos nos deshicimos de las capas que habían protegido nuestra identidad hasta ése entonces. — No. Están ahí. — y cuando la atención de aquella peste se posó en nosotros, lo hizo la del resto de los allí presentes. — Sasuke Uchiha, aquel a quien todos acusaron injustamente, arriesgó su vida para obtener las pruebas que acabarían por sentenciar a Kugaha. Aquel que creía merecer llegar a éste lugar y dirigirnos, planeaba colocar a Konoha en guerra contra las distintas regiones: utilizando a los ninjas que ven al frente para imponerse sin importarle nada ni nadie. — fruncí el ceño, cuando el bastardo se separó de aquella faceta petulante para finalmente girar hacia sus allegados, y cuando avanzó en dirección a Sakura no tardé en tensarme: pero si quería dejar que ella se cargara tal y como debía, interponerme sería la peor de las ideas.


 in all this bitterness you stay so sweet ;
avatar
Mensajes : 17865

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por uchiha el Mar Sep 05, 2017 6:30 pm

 

¡Hagan algo! — Exigió por parte de ambos quienes se habían mantenido en silencio sepulcral escuchando las palabras del Sexto. Sakura dio un paso hacia adelante, atrayendo la atención del público espectador y de aquellos que se encontraban a su alrededor. Tenía una fuerte presión oprimiendo su corazón, atosigándola con recuerdos que paso al lado de ese hombre que ahora parecía haber perdido la cabeza. Suspiró, y cuando encontró la fortaleza para hablar, prosiguió. — Utilizaste a tus amigos Kizashi y Mebuki Haruno… ¡Asesinaste a Mebuki! Obligase a tu hijo a que hiciera tratos sucios por ti… y me mentiste todo este tiempo ojisan. — Habló con firmeza, liberando sus manos aún cubiertas, delatando el aura verdosa que las envolvía. La decepción, la tristeza, el enojo, el resentimiento. Todos y cada uno de esos sentimientos provocados por y para él. No podía odiarlo, pero de algo estaba segura y es que ya no lo quería tampoco. — ¿Quieres que haga algo al respecto? — Cuestionó dando otro paso hacia él, percatándose del cómo retrocedía. Le tenía miedo. ¿Cómo un hombre sin cordura podía sentir algo parecido a eso? Golpeo el suelo con el tacón de su bota derecha, y la tierra se abrió con una profundidad que hizo que el hombre tuviera que saltar rápidamente. No fue el único que tuvo que realizar esa acción, más de uno imitaron sus acciones para no ser capturados por la grieta. — Lo haré. — La peli rosada se mantuvo inmóvil, pero no apartó sus verdes pupilas de él, como león tras el haber localizado a su presa, no dejaría que se le escapara fácilmente. En un abrir y cerrar de ojos, la ojijade apareció junto a Kugaha y lo alzó por el cuello sosteniéndolo con una mano, presionando cuando sintió el inútil intento suyo por soltarse. Nadie se mete con mi familia, con mis amigos… y sale ileso para contarlo. —  Amenazó. — Pelea. — Cobarde. ¿Por qué se quedaba estático a cada uno de sus movimientos en vez de devolverle los golpes? — ¡Pelea! — Empujó su cuerpo, lanzándolo y haciendo que se golpeara contra una de las paredes a varios metros. Cerró ambos puños, sintiéndoles latir con fuerza, desesperados por ser utilizados. Si nadie la detenía, lo mataría. Saltó hasta llegar a su delante, viéndolo escupir sangre y forzando torpemente a su cuerpo para mantenerse de pie. — Siempre supe que te volverías así de fuerte, Sakura-chan. — Frunció el ceño con desagrado tras escucharle pronunciar su nombre como si nada estuviera pasando en ese momento. — ¡Cállate! — Impactó su golpe contra su estomago obligándolo a chocar contra el muro tras de él, ahora rompiéndolo en dos, imitando la misma acción con el siguiente y el siguiente. No estaba midiendo su fuerza, tampoco quería hacerlo. — Y-yo también soy tu familia. — Las lágrimas cayendo por sus mejillas fueron un detonante. — ¡Mataste a mi mamá! — Estalló. — ¡A tu mejor amiga! ¿Por qué?  — Lo vio mirar hacia el cielo y luego mirarle a ella. Ya no podía mantenerse en pie, no podía ni siquiera moverse. Quería una respuesta, pero él parecía no querer dársela. Una vez más, sus nudillos se cargaron de chakra y sus ojos mostraron ni una pizca de piedad: lo acabaría ahí de una vez y de por todas, pero entonces sintió unos brazos sujetarla por la espalda y al voltear se encontró con su padre. — Perdónalo, Sakura…  — ¿E-eh? ¿Le estaba pidiendo que perdonara a aquel hombre que por poco y destruía todo lo que le importaba en la vida? — No caigas en su juego. — Susurro y ella bajo la guardia, para sentir cómo un filudo objeto atravesaba su costado brotando un líquido caliente por su cintura. ¡Seguía bajo el jutsu! Viró hacía el de pelos blanquecinos y le dedico una sonrisa cargada de sorna. ¿Creía que eso era suficiente para hacerla retroceder? Noqueo a su progenitor, con cuidado de hacerle demasiado daño y depositó su cuerpo en el suelo para concentrarse en aquel que merecía toda su furia. — Esto acabará aquí y ahora. — Anunció, caminando hacía él, como antes lo había hecho, ignorando el dolor que provenía de su cuerpo. Mandando una ligera cantidad de chakra a que se encargara de regenerar su piel hasta cerrar la herida. Nada la detendría. Enterró sus dedos en el borde de su camisa, y hundió con fuerza su puño en el pecho, sin soltarlo, escuchándolo gemir de dolor del impacto y viéndolo cayendo inconsciente al suelo. Inhalo una bancada de aire. No estaba muerto, pero sus daños causarían dolor en él por meses, mientras Konoha se encargaba de buscar el castigo más aceptable para su traición.   
avatar
Mensajes : 1844

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por uchiha el Mar Sep 05, 2017 6:34 pm

 

La ceremonia había comenzado de la manera esperada, aunque los eventos dieron un giro inesperado que arrasaron el aliento del rubio, dibujando una mueca de estupefacción en su rostro. No era el único, eso bastaba para hacerle tranquilizar. El espectáculo realizado por la peli rosada, dejó al público en silencio. Incluido al rubio y a sus acompañantes, quienes se habían mantenido cerca a la escena por sí algo inesperado sucedía. ¿Cuántas veces tendría que demostrarles que no debían de preocuparse por ella? ¡Joder que su fuerza asustaba! Sonriendo de lado, entrelazó sus dedos con los de la castaña, sabiendo que ahí tomarían caminos distintos con los de su mejor amigo. Subieron los escalones que separaban a los líderes de la aldea del resto, y una vez parado al lado del que fue su maestro sonrió. El peli plateado apoyó su mano contra su hombro, dedicándole la misma sonrisa que su estudiante le proporcionó segundos antes. — Paso de ser un niño chillón e inmaduro, a un adulto respetable y sin igual; logró hacer que sus enemigos le vieran cómo un amigo, logró ayudar a la reconstrucción de la aldea y a salvarla de su desaparición… de cero, hizo su propio camino hasta la cima. — ¿Era orgullo lo que se palpaba en su voz? Veía sus orbes, impresionado por las palabras que nunca antes había escuchado pronunciar en él. Presionó con más fuerza sobre el agarre de la castaña, sabiendo que su mente le estaba haciendo caer en la tentación de verse emocional ante la circunstancia. — Un alumno que no para hasta aprender de sus errores y superar a sus maestros, un amigo capaz de ir hasta el fin del mundo por ayudarte, un hombre que daría la vida por la mujer que ama… y el héroe que toda aldea debería tener. ¡Uzumaki Naruto! —  Giró hacía la aldea, quienes con una amplia sonrisa empezaron a aplaudir… y a gritar. Cuando proclamaron a  Kugaha cómo Séptimo pocos fueron los que se emocionaron ante la noticia, pero ahora… ahora no había aquel que estuviese callado sin celebrar. Por primera vez en mucho tiempo, se sintió realmente aceptado por aquellos que en algún momento lo habían maltratado. Lo había conseguido... había conseguido lo que siempre quiso, pero entonces, ¿por qué sentía cómo si algo estuviera faltando? — Nada me haría más orgulloso que el dejar mi lugar, sabiendo que alguien cómo él será quién se encargue del bienestar de Konoha. — Continuo. Ya sabía lo que pasaría, lo siguiente que sería dicho. Padre… madre… lo siento, pero es ahora o nunca, pensó. Haría el acto que los haría sentirse orgullosos, cómo tanto tiempo deseo de ellos. — Por eso hoy te nomb… ¿Qué sucede? ¿Por qué levantas la mano? — Inquirió con asombro al ver cómo el rubio había interrumpido olímpicamente el nombramiento. — ¿Puedo decir algo? — Estaba seguro que cada uno de los rostros mostraba curiosidad por su repentino comportamiento.  ¿Cuándo no causaba ese efecto en las personas? ¡Ya deberían de estar acostumbrados! — ¿E-eh? ¿Ahora? — Asintió, recibiendo a cambio presión en su mirar. — Geez… que sea rápido. — Ladeo el cuerpo hacía la castaña que estaba de pie a su lado, y sin darle tiempo de reaccionar colocó una rodilla al suelo, tomando su mano y sacando de su bolsillo aquellos anillos que se había tomado la molestia de tomar sin que ella notara. Había valido la pena recibir los golpes por haber insinuado que los había perdido.  — Todo hombre exitoso tiene a su lado una mujer que lo impulsa siempre a ser mejor. — Acarició suavemente sus delgados dedos con la yema de los suyos, disfrutando de esa vibración que invadía sus celular de un simple contacto como tal. Nada le impulsaba más, que el saber que compartiría cada uno de sus días con su mejor amiga, hasta que dar el último respiro. — Por mucho tiempo proclame que mi mayor sueño era ser el Hokage, pero entonces me enamoré de ti y modificaste absolutamente todos mis esquemas. — Había escuchado sus palabras la noche anterior y era su turno de ser quién anunciara sus verdaderos sentimientos. Todo había comenzado cómo una condición para conseguir aquel título, pero… ¿qué importaba tenerlo si no la poseía a ella? — Eres lo más importante para mí, y siempre lo has sido… le diste un sentido a mi vida a través de gritos y golpes, por qué así fue cómo me impulsaste a ser mejor… a no dejarme vencer, a jamás rendirme… por qué sin ti… yo no sería Uzumaki Naruto. — Por qué para él, no existía una mejor persona que ella. ¡Desde el instante en que se habían conocido dio un giro a su mundo! Todo lo que él hacía, todo lo que él pensaba, rondaba a su alrededor como satélites en la órbita de un planeta. No se había dado cuenta antes, pero ahora lo comprendía. Ella, ella era todo lo que él deseaba. Atreviéndose, hizo la pregunta que tenía en la punta de la lengua dispuesta a ser interrogada. — Aquí, y con toda la aldea de testigo… quiero preguntarte: ¿Quieres ser mi esposa, Mizuki Sonohara? 
avatar
Mensajes : 1844

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por hobi el Miér Sep 06, 2017 7:48 am

Me mantuve atenta y expectante a cada movimiento, creí que mi labio inferior comenzaría a sangrar por la fuerza con que lo apretaba. ¿Y si algo salía mal? ¿Y si debía obligarme a dejar que Naruto tuviera que irse una vez más? Dejé las ganas de pelear a un lado, olvidé la imperiosa necesidad que me había invadido al querer mostrar que tan capaz podía ser: mantuve a mi mente ocupada en alejar todo mal presentimiento y jadeé sonriente, cuando estuve segura de que ya no tenía razones para preocuparme... finalmente había acabado, tal y como tenía que hacer. Creí que era el momento adecuado para dejar escapar el aire que retuve dentro de mis pulmones, pero cuando sentí al rubio jalar de mi mano para subir las escaleras: éste volvió a verse atrapado dentro de mi garganta, y tropecé con mis propios pies al seguirlo desconcertada. En ése instante, a mis pensamientos jamás se les ocurrió considerar el motivo por el cual aquel ambiente tenso empezaba a respirarse próspero... uní las piezas del rompecabezas cuando dejé mi fuero interno y presté atención a las palabras de Kakashi, como también a los rostros que recuperaban la alegría y esperanza a medida que éste avanzaba. Abrí los ojos más grandes, y observé con sorpresa al... hombre a mi lado: igualmente estupefacto. ¿Era aquello parte del plan, o fue tan espontáneo como la confianza que mostró el consejo al apoyar la decisión? Sentí a mi pecho estrujarse cuando los ancianos dirigieron discretas sonrisas en nuestra dirección, y mis ojos pronto se trasladaron al público frente a nosotros: pero si pretendía mantener la calma, no sirvió de nada cuando me encontré con las sonrisas de nuestros compañeros... la de Iruka... la de mis padres. Mi atención se vio instantáneamente capturada por la voz de Naruto, y me preparé para dejar salir las lágrimas esperando que reconociera el largo camino que le había tomado llegar a ése lugar: había imaginado ése discurso miles de veces, pero jamás me había sentido lo suficientemente preparada para oírlo. Las solté sin embargo, como reacción a lo que definitivamente no esperé saldría de sus labios: y los míos temblaron antes de entreabrirse cuando finalmente lo comprendí. Aún... aún después de que su oportunidad estuviera allí, lista para que la tomara y su meta se cumpliera al fin: ¿quería... hacerlo? — No tengo que pensarlo dos veces. — no encontré una explicación coherente al hecho de que mi voz hubiera sonado firme y no se hubiera roto en medio de la oración, tal y como lo proyecté al encontrar las palabras con que buscaba expresarme. Aferré su mano a la mía y esbocé una sonrisa cuando tiré de él hacia arriba, evitando soltarlo para limpiarme el rostro: no tenía caso, el llanto no iba a cesar. — Por supuesto que quiero ser tu esposa, nada me haría más feliz— susurré al frotar la punta de mi nariz con la suya y reír, entrelazando nuestros dedos juntos tan pronto las alianzas se encontraron en nuestras manos. — ¿Yo los declaro marido y mujer? — preguntó Kakashi a nuestro lado, burlón: antes de que el lugar estallara en vitoreos, que encontraron el modo de acrecentarse aún más luego de que hubiera soltado al rubio para empujarlo suavemente al frente: y el de cabellos plata continuase. — Den la bienvenida al honorable séptimo Hokage, Naruto Uzumaki. — retrocedí para posicionarme a un lado de Sasuke y Sakura, dejando que una amplia sonrisa se apoderara de mi rostro cuando imité la reverencia que todo ninja realizó en señal de respeto hacia su figura: uniéndome a la ola de aplausos con que los aldeanos finalmente lo reconocieron. ¿Qué iba a hacer ahora que mi sueño se había vuelto realidad? Perseguir otro, creí escuchar responder a la voz de mi fuero interno... y afortunadamente sabía cual era el próximo. Kaori y Keiichi.

¡Ah, por favor! ¿Por qué me avergonzaba hacerlo ahora, después de haber cruzado todo el camino hasta aquí? Apreté las uñas en la palma de mi mano y finalmente me decidí, tocando la puerta: procurando deshacerme de la tonta sonrisa que se apoderó de mi rostro al escuchar su voz al otro lado, concediéndome el permiso que había solicitado con anterioridad. — Buenos días, Hokage-sama. — mordí el interior de mi mejilla para evitar reír ante la sorpresa con que volteó a verme, haciendo caer el montón de papeles con que... ¿armaba torres? El trabajo de Naruto era exhaustivo sin importar que al puesto hubiera llegado la semana anterior, y cuando no estaba ocupado en asistir y participar de las reuniones con el montón de viejos aburridos lo estaba autorizando misiones, estudiando el montón de libros que Iruka pasaba a dejar con el día a día o según las propias palabras de Sasuke, encontrando una excusa para comer ramen en su oficina y así ensuciar todos los documentos importantes. Sonreí ampliamente al aproximarme lo suficiente, y rodeé su cintura con mis brazos al esconder mi rostro en su cuello: apartándome solo para fijarme en sus ojos azules. — Fui a visitar a mis padres, y como estaba cerca decidí pasar a dar una vuelta. Supongo que no es una molestia, ¿o si? Porque podría irme...— divertida, me incliné hacia delante cuando su boca buscó el encuentro con la mía: y el beso se habría coronado sublime si alguien hubiera evitado aclararse la garganta tras de mí. — ¿Van a empezar a manosearse? — bramó Shikamaru burlón, luego de que me girara para enfrentarlo con el ceño arrugado y las manos en las caderas. — ¿Te recuerdo que mi esposo pasa sus días aquí? ¡Ni siquiera tuvimos una luna de miel! — bromeé al fingir semejante indignación al respecto, y el castaño frente a mí se estremeció: afirmando que no necesitaba conocer esa información, puesto que eso solo había sembrado imágenes en su mente. — ¡Pues me alegro! Es lo mínimo que mereces por presumir que tú y Temari... — antes de que pudiera proseguir, el chico Nara rompió a toser: y luego de soltar una carcajada al percatarme del rubor en sus mejillas, volví a girar para envolver los brazos alrededor de Naruto una vez más. — Sal conmigo en una cita. — musité, presionando un casto beso sobre sus labios antes de que siquiera pudiera dudarlo. — ¿O a caminar un rato? Sé que estás ocupado, pueden ser algunos minutos... ¿por favor?


 in all this bitterness you stay so sweet ;
avatar
Mensajes : 17865

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por hobi el Miér Sep 06, 2017 7:51 am

Al diablo. Bastó con que lo considerase una segunda vez para deshacer cualquier distancia y aproximarme al lugar: encontrándome cerca, más no lo suficiente para interponerme... aún cuando toda célula de mi cuerpo me apremió a ser yo quien le diera fin a la vida de ése imbécil, al comprobar que lejos de mostrarse arrepentido de sus actos continuaba manteniendo una actitud prepotente... dispuesto a volver realidad todas y cada una de las atrocidades en que se mostró involucrado: aún después de observar la expresión en el rostro de Sakura, aquellos jades endurecidos por un rencor del que conocía demasiado... como para no sentirme identificado y retener la urgencia de mis impulsos. Ella lo tenía todo bajo control, y algo me decía que jamás debía de olvidarlo. Sin embargo, el que me mantuviera atento al conflicto no resultó sinónimo de quedarme de brazos cruzados y presenciar cada ataque como si se tratase de un burdo espectáculo: participé... a mi manera, y el genjutsu con que Kugaha buscó apropiarse de la mente de Kizashi una vez más finalmente encontró su punto de quiebre. Los ANBU que se habían organizado para no dejar escapar al responsable intercedieron, y a mis espaldas escuché el festejo del que sabía debíamos formar parte: pero eso no impidió que me acercara rápidamente y la rodeara con los brazos, acariciando su pelo tan pronto su rostro buscó refugio en mi pecho.  — Tranquila. — murmuré, y mi mentón se apoyó sobre su cabeza para dejar salir el aire mediante un largo suspiro. Había acabado, y no tenía que preguntar lo que era obvio: entendía que todo había sido muy repentino y ella estaba en todo su derecho de sentirse vulnerable por causa de ello... pero eso no quería decir que no haría nada al respecto. — Tuvo lo que merecía, jamás pienses en culparte por ello. Tu madre habría estado orgullosa. — acuné sus cálidas mejillas y me permití mostrarle un leve esboce, en un intento por hacer lo mismo que ella lograba con una sola mirada fija. Quería... transmitirle la paz con que acostumbraba deshacerse de aquellos temores absurdos que me invadían al pensar demasiado, y al leer su lenguaje corporal me complació saber que lo estaba logrando. Dejé que mis pulgares se movieran suaves sobre la piel húmeda, y presioné un beso a frente cuando la acerqué a mí. — Tal y como yo lo estoy en éste momento. — afirmé en voz baja, consciente de que la atención de Kyouya se había posado en nosotros. Lo miré, y eso pareció bastar para que entendiera que necesitaba un poco más de espacio. — Tengo a la mujer más fuerte de Konoha. — una vez más, nuestros ojos se encontraron: y la profunda conexión que se generó en segundos se vio cortada por aquel que esperaba por nosotros. — ¿Por qué no vienen a por mí? — preguntó cabizbajo, de su semblante había desaparecido la característica sorna con que solía asociarlo: y quizás, en un grado mucho menor, lo entendí... motivo por el cual boté otro suspiro, decidiéndome a ser yo quien aclarase la respuesta. — Porque decidiste actuar. — y mi ceja se alzó, cuando recorrí su semblante para percatarme de que debía proseguir. — No me agradas, y te puedo asegurar que tiempo atrás habría sido yo quien se encargase de ti. Pero protegiste a Sakura cuando yo no pude hacerlo, aportaste información que nos permitió adelantarnos a los hechos y a tu manera... supongo que cumpliste. — bufé, al estar seguro de que ambos me observaban con un impacto difícil de disimular: consiguieron notar que había sido una decisión de último momento. — ¿Eso significa que me puedo... largar, como si nada? — inquirió, casi obligándome a poner los ojos en blanco. ¿No había sido lo suficientemente claro? — Tu lealtad ha sido demostrada, payaso. Lárgate antes de que me arrepienta. — bramé, y extrañado alcé la mirada cuando el idiota estiró su mano en mi dirección. Miré a Sakura seguidamente, y entendí que debía hacerlo. — Espero no volver a verte nunca. — dije, al alzar mis comisuras en una sonrisa torcida que por supuesto: no tardó en devolver. — No cuentes con eso, ¡volveré alguna vez, Sakura-chan! ¡Y si éste bastardo vuelve a desaparecer, regresaré por ti y nos iremos juntos! — fruncí el ceño, y Kyouya nos dirigió un guiño antes de voltear para marcharse. Uno de mis brazos serpenteó sobre los hombros de la pelirrosa para estrecharla a mí, y negué con la cabeza tan pronto recibí su atención. — Será mejor que él no cuente con eso. — y comencé a dirigir nuestros pasos al estallido de aplausos que se escuchó detrás, sintiéndome ligeramente aliviado de no tener que haber presenciado situación tan melosa como la que acababa de desarrollarse. — No es porque quiera estar aquí... — me defendí, tan pronto supe reconocer que mi accionar podía verse... malinterpretado, ¡como si realmente me importara estar en ése momento para Naruto! No... tenía cosas más importantes que hacer, simplemente. — Pero el idiota va a recordármelo hasta el último de mis días si no lo hago.

No tengo que darte explicaciones. — afirmé, tras cruzarme de brazos y alejar la mirada en cuanto la rubia creyó que podía reprocharme por quien sabe que cosa. Ino hablaba, yo me limitaba a fingir que la oía y solo me abstenía a colocar la misma expresión de fastidio con que la alejaba de mí cuando éramos pequeños. Sin embargo, debía admitir que su persistencia estiraba mi paciencia a límites que no reconocía propios: ¿sería aquel un efecto colateral de lo tolerante que Sakura me estaba enseñando a ser? — ¡Es mi mejor amiga, así que tiene que salir conmigo! — detrás suyo, mi inexpresivo reemplazo cuyo papel en la relación parecía ser el de callar mientras la ojiazul disparaba toda clase de dardos, se acarició las sienes: y el gesto produjo una sonrisa burlona en mi rostro. Claro que aguantar a Yamanaka debía volverse agotador al final del día, quizás Sai estaba dejando de ser el títere inanimado como el que siempre se comportaba: ¿y quién sabe? Pudo agradarme la mirada con la que pidió socorro al sosegarla, afirmando que no había hecho nada cuando esta volteó a recriminarle. — Es mi esposa, así que tiene que irse conmigo. — sentencié, y en su rostro distinguí una estupefacción que colocó al gesto arrogante en el mío: ella lo sabía, Sakura se lo dijo... pero no esperó oírlo de mi boca. Dejé de perder el tiempo en la entrada del hospital para adentrarme a éste y dirigirme a la sala en donde sabía me estaba esperando. — ¿Lista? — las reparaciones de la residencia Uchiha habían terminado, yo me encargué de realizar el traslado de sus cosas arrastrando al Séptimo conmigo. Todo había encontrado el orden que necesitaba. Mi propósito giraba en torno a su persona... porque finalmente me sentía merecedor de una vida junto a Sakura.


 in all this bitterness you stay so sweet ;
avatar
Mensajes : 17865

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por uchiha el Miér Sep 06, 2017 11:19 am

 

La paz había vuelto a la aldea, trayendo consigo honestas sonrisas e inolvidables momentos. Gracias a la compañía del azabache, había conseguido superar lo que atormentó sus días atrás, volviendo a ser la misma chica de comentarios optimistas y carácter indestructible. Enrojecida dibujo el rostro de su esposo en el cuadro que decoraba su escritorio, distrayéndose por un par de segundos de su labor. A partir de ese día se mudarían a su nuevo hogar, dónde crearían múltiples recuerdos juntos… y dónde iniciarían su vida como por tanto tiempo lo había deseado. Desvió su mirar hacía el resto de cuadros, concentrándose en el cual se encontraba con sus padres. Las cosas habían cambiado, pero sabía que su madre le había dejado en buenas manos: especialmente en las de Tsunade quién la trataba cómo su hija desde antes de lo ocurrido, pero que ahora exageraba. Rió por lo bajo, poniéndose de pie para depositar la bata sobre el perchero y buscar con la mirada su bolso, pero entonces la puerta se abrió dejando a la vista a aquel hombre que era y siempre había sido, su inspiración. Dio un par de pasos hacia adelante, apoyando ambas manos sobre su pecho y estirando el cuello para depositar un beso en sus labios. Al separarse, tomó la capa que solía usar en la calle, insistencia de Sasuke, para ponerla sobre sus hombros y cubrir su figura. Aún él parecía no acostumbrarse a aquel nuevo uniforme. — Lista. — Repitió, entrelazando ambas manos, para juntos abandonar las instalaciones del hospital y dirigirse a casa. Avanzando por los corredores, se logró distinguir algo diferente en la espalda de la peli rosada: el símbolo del clan Uchiha.

¡Residencia Uchiha! Grande y elegante, así como su esposo lo era, pero también llena de vida gracias a la cantidad de flores que poseía, especialmente flores cerezo, por la peli rosada. Jamás imaginó que ambos terminarían diseñando el lugar donde vivirían. Tras volverlo a ver, se dio cuenta que la realidad vencía cualquiera de las fantasías que pudo haber tenido en el pasado. Soltándose del agarre del moreno, dio un giro sobre sus pies, estirando sus brazos hacia los lados para disfrutar de la brisa que movía sus ropas y sus cabellos. — ¡Estamos en casa, Sasuke-kun! — Exclamó con una alegría abarcar su pecho, corriendo hacía él, para obligarlo a caminar junto con ella, al ingreso de la casa que les pertenecía. Abrió la puerta, sorprendiéndose de lo acogedora que era por dentro: manteniendo la esencia de ambos.  — Es… hermosa y ¡Nuestra! — Susurro con los ojos bien abiertos, quitando la tela que cubría su cuerpo y depositándola junto con su bolso en la entrada. Estaba tan acostumbrada a realizar dichas acciones en su antiguo departamento, que ahora parecían salir de ella con naturalidad. — ¿Qué es lo que quieres hacer primero, anata? — Inquirió volviendo a usar esa palabra que hacía referencia dulce a quién era para ella: su dulce esposo. Rodeando su cuello con el largo de sus brazos, guió tanto sus pasos como los suyos por el corredor principal hasta lograr llegar a la sala dónde obligo a que se dejara caer sobre el sillón, así pudiendo ella sentarse encima, acorralándolo con ambas piernas puestas atrevidamente a los lados de las suyas. Castamente, unió su boca a la suya, dejando un beso seguido de otro, con una sonrisa implantada en sus labios, puesto que callaba cada pequeña oportunidad del azabache por hablar. ¡Finalmente solos! La semana anterior habían tenido que acompañar a su padre, por lo que esa sería la primera noche que pasarían sin la compañía de una tercera persona. La primera de muchas.  
avatar
Mensajes : 1844

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por uchiha el Miér Sep 06, 2017 11:21 am

 


Con pesadez, volvió a dejar escapar un suspiró por sus labios, recibiendo en respuesta un golpe por parte de su amigo a quién había nombrado cómo consejero, tras recibir el cargo. ¿Habría tomado una buena elección? Frunció el ceño, volviendo su mirada a la cantidad de papeles que parecían no tener fin, y empezar a leer su contenido con aburrimiento. ¡Pasaba todo el día en esa oficina! No resultaba ser divertido como imagino que llegaría a ser, pero aún así disfrutaba del saber que su poder estaba ayudando para mantener la tranquilidad en la aldea que le vio crecer y que vería de igual forma, a sus hijos y a los hijos de sus hijos. Soslayo los azulejos hacía el reloj que decoraba la entrada de la habitación, percibiendo una ola de cansancio del saber que faltaba mucho para que pudiese irse a casa. ¡Extrañaba como un loco a su mujer! Desde el nombramiento cómo Séptimo, lo habían arrancado de los brazos de la castaña y le habían encerrado en ese lugar. — Mizuki-chan. — Botó con sorpresa. — N-no tienes por qué llamarme así. — Recriminó tras escuchar el nombre con el cual le había saludado. Todavía no se acostumbraba a que se dirigieran de esa forma la mayoría de sus amigos: sin contar dos que parecían empecinados en hacerle recordar sus días de… inmadurez. — Puedes venir cuando así desees. — Susurro antes de unir sus labios a los suyos, disfrutando de ese aire de libertad que tenerle entre sus brazos significaba. Estrecho su pequeña cintura más a su cuerpo, embriagándose del aroma dulce que ella caracterizaba; queriendo impregnarse de este para poder seguir percibiéndolo aún cuando no se encontrara a su lado. Volvió a dirigir su mirar hacía el instrumento que marcaba la hora, si bien, tenía el tiempo contado y no podía darse el lujo de perderlo, ello tampoco significaba que un par de minutos podía dedicarle. Después de todo, hacía una semana que ni eso había podido darle, incluso tras el haberse casado. Joder, necesitaba organizarse mejor con sus deberes, o su esposa terminaría golpeándolo… más. — Caminar, unos minutos… suena bien. — Aceptó. — P-pero Naruto… — Quejó Shikamaru con el rostro pálido. Sí, tras las ofertas de paz realizadas con las diferentes aldeas que rodeaban el perímetro de la suya, las misiones se volvieron más frecuentes y aún no se decidía a quienes mandar para cada una. — Shikamaru... — Farfulló con un gesto de suplica dibujado en su rostro, uno al cual su amigo no pudo quejarse. Después de todo, los Uzumaki necesitaban un poco de tiempo, solos. El peli negro asintió, y con una sonrisa dibujada en los labios, el rubio entrelazó sus dedos con los de su esposa para así abandonar las instalaciones del lugar junto con ella.

Menudo problema era el ser conocido por cada inquilino de la aldea. Cada vez que intentaba decir algo, un nuevo extraño aparecía para saludarle o halagar algo acerca de su trabajo. No le irritaba que así pasara, pero en la presente oportunidad lo veía como una molestia. ¡No podía hablar con su mujer! Suspiró rodeando su cintura con su brazo derecho, para que al caminar ella estuviera cercana a su cuerpo. Ladeo el rostro, rozando sus labios con su oreja. — Si termino todo lo que debo de hacer para el… sábado ¡sí sábado! Podre pasar el fin de semana en casa, ¿qué opinas? — Comunicó con una sonrisa en su cercanía. Era su única manera de conversar, entre tanto tumulto a su alrededor. La peli rosada le había comentado uno de los trucos de la antigua líder para que él también pudiese utilizarlos, y estaba más que desesperado porque así fuera. Si terminaba de firmar los papeles de la semana, se le otorgaba dos días de descanso. ¡Dos días! Algo era algo. — ¿Cómo es… — No pudo concluir su pregunta, por qué fue interrumpido. — ¡Naruto-kun! — Grito una voz que conocía, y por ese mismo motivo su espalda fue atacada por un escalofrío. Girando el rostro, se vio atacado por un grupo de chicas que rodearon su cuerpo, alejando de su lado a la castaña. Por inercia, cruzó ambos brazos por encima de su pecho, como si estuviese protegiéndose. No era la primera vez que le acorralaban de esa manera, pero aún así, no dejaban de siempre sorprenderle. — ¡Hokage-sama se ve muy guapo hoy! — ¿Gracias? Alzó la mirada buscando los ojos de Mizuki, incapaz de encontrarlos entre la multitud. Pero ¿de dónde había salido tanta mujer? — Naruto-kun, ¿no deberías estar trabajando? — ¿Por qué Hinata le preguntaba eso? Negó con la cabeza. — Estoy en una cita con mi esposa. — Respondió con la voz firme, a lo que escucho un bullicio por parte de la población femenina cómo si no aprobaran esa oración. — E-eh… ¿podrían dejarme avanzar? — Cuestionó rascando su nuca. No quería, y no debía de sonar brusco, ello solo le causaría un reproche por parte de sus maestros. — ¡No Naruto-kun! Queremos pasar tiempo contigo. — ¿No le había dejado en claro que no le llamara de esa manera desde hacía ya años? Era incomoda, especialmente por qué sabía los sentimientos de la chica hacía él. ¡Sentimientos que jamás correspondería, joder! ¿No se cansaba de ser rechazada?
avatar
Mensajes : 1844

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por hobi el Jue Sep 07, 2017 2:10 pm


avatar
Mensajes : 17865

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por hobi el Jue Sep 07, 2017 6:03 pm

¿De verdad? — pregunté entusiasmada, dejando que a mi rostro acudiera una muy amplia sonrisa cuando giré a mirarlo. Me alegraba que fuera así porque definitivamente lo merecía, tras el esfuerzo constante que realizaba al encargarse de su trabajo a diario. Con solo pensarlo me estremecía, porque me recordaba incapaz de haberlo imaginado encargándose de lo administrativo alguna vez. Naruto no tenía ninguna paciencia en aquel entonces, ¿el puesto se la habría otorgado, o tan solo se había resignado a ello? Lo creí extraño sin embargo, ¿por qué el Sexto nunca estuvo tan sobrecargado de cosas por hacer dentro de esa oficina? Kakashi podía ser un excelente ninja, pero lo conocía y había visto dormir en los campos de entrenamiento bastante seguro de que así firmaría la montaña de papeles que lo esperaba de regreso. Asentí un tanto más enérgica y reí, pero las carcajadas se detuvieron cuando presencié con los ojos de la confusión a una... pesadilla, ¿volverse realidad? Lo creí una idea absurda a menos que se tratase de Hinata, porque conocía los sentimientos de la chica (por más perturbadores que fueran) y me había quedado muy claro que jamás dejaría de seguirlo: me obligaba a creer que estaba bien, mientras no cruzara los límites y me forzase a actuar. ¿Pero aquella horda de muchachas jóvenes, asemejando a una jauría de perros hambrientos? Sentí a mis puños apretarse a los lados de mi cuerpo y bufé, poniéndolo todo de mí para no alzarlos y así comenzar el escándalo del siglo. Tenía que comportarme y hacer un llamado a mis modales para no arruinar la imagen de Naruto, después de todo... ¿qué más daba? Al final del día, él estaba casado conmigo.  ¡Señoritas! — pero mi primer intento no funcionó, y uno de mis ojos comenzó a temblar cuando me percaté de que una de ellas se aferraba a su brazo con demasiada confianza: ¿p-por qué acercaba su rostro al de él, de esa forma? Ninguna parecía percatarse de que no estaba sintiéndose cómodo con la exagerada atención que le proporcionaban, solo... se empujaban entre ellas para decidir quien iba a sofocarlo primero. Como pude, me abrí paso empujándolas suavemente para colocarme frente a él y cubrirlo con mi cuerpo: al voltear a encararlas. — ¡La que se vaya más rápido ganará una cena con él y en su casa! — perpleja, contemplé el modo en que el grupo desapareció agitándose en todas direcciones: para cuando volví a encontrarme con sus desconcertados orbes azules, chasqueé la lengua. — Es una broma. Si se atreven a poner un pie sobre mi propiedad, acabaré con todas y cada una de ellas. — aparté el cabello de mi rostro al sonrojarme y entrelacé nuestros dedos juntos una vez más, pero la voz de Shikamaru me detuvo en mi lugar al ser consciente de que tenía que hacerlo. Pude... pude montar un berrinche para que no se atreviera a separarse de mí, pude encapricharme con la idea y no soltarlo: pero me obligué a sonreír, y a hacer del gesto uno más grande para evitar causarle lástima. Naruto estaba ocupado con más y más tareas, no podía sobrecargarlo con algo que... podíamos continuar dejando para otro momento. — No te preocupes, esta bien. — afirmé, tras acunar sus mejillas y acariciar con los pulgares las marcas de estás: acción que se había vuelto costumbre, por algún motivo. — ¡Te esperaré despierta, entonces! ¿Quieres algo de cenar en particular? — pregunté intentando sonar... bien, cosa que logré al percatarme de la presencia que llegó a nuestro lado. Normalmente, no me alegraba tanto que el pequeño Sarutobi estuviera tan cerca de mí (y lo decía porque se abrazaba a mis hombros sin importar cuántas veces Naruto quitase su brazo de ahí): pero podía hacer una excepción cuando buscaba concentrarme en otra cosa a como diera lugar. — ¡Accedí a entrenar con Konohamaru, ahora lo recuerdo! — mentí, pura y exclusivamente para... lucir como si tuviera algo que hacer. Aún no podía recibir misiones, él tenía que aprobarlas y sabía que iba a enojarse cuando descubriera a que grupo pertenecía sin habérselo dicho: así que no había solicitado nada. — Te quiero. — murmuré, luego de que un acto inconsciente me hubiera llevado a jalar su capa para que retrocediera en mi dirección.


 in all this bitterness you stay so sweet ;
avatar
Mensajes : 17865

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 18 de 33. Precedente  1 ... 10 ... 17, 18, 19 ... 25 ... 33  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.