Últimos temas
Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 0/44

i know i was happier with you ღ

Página 19 de 33. Precedente  1 ... 11 ... 18, 19, 20 ... 26 ... 33  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por uchiha el Jue Sep 07, 2017 9:20 pm

 

avatar
Mensajes : 1844

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por uchiha el Jue Sep 07, 2017 9:30 pm




Había visto su sonrisa, bella y falsa, dibujada en sus labios que posiblemente habían querido soltar reproche en vez de aquellas dulces palabras. ¿Qué clase de esposo era si tenía que soportar tal comportamiento suyo en cada intento de pasar el tiempo juntos? No la estaba haciendo feliz, no así… y no sabía cuánto tiempo más podría aguantar esa distancia entre ambos. — No fueron más de cinco minutos ‘ttebayo. — Se quejo en un susurro bajo, dirigiéndose al bendito edificio donde se vería obligado a pasar las demás horas del día. Cada paso que daba, le alejaba de su mujer… y su instinto le hacía querer dar una vuelta para correr hacía ella y estrecharla una vez más entre sus brazos. ¡Maldición! — Geez, no deberías quejarte conmigo cuando sabes que todo esto es culpa de la flojera de su maestro. — Sonrió negando. Tan cierto. — Suficiente tiene con aguantar la agresividad de Veena-san. — Había escuchado comentarios al respecto de dicha rubia y del trato repentino que podía tener con su… ¿pareja? Ladeo el rostro a un lado, recordando las actividades que su esposa haría y dejando que su ceño se frunciera, formando una mueca de disgusto en el rostro. — No quiero que se vaya a entrenar con Konohamaru… ¿y si lo mandamos repentinamente de misión? — Masculló, haciendo un mohín y entrecerrando los ojos con cierto recelo. Si el poder tenía, ¿por qué no utilizarlo a su favor? — Naruto… ¿eres Séptimo para alejar a los pretendientes de tu esposa o para mantener a la aldea en paz? — Tenía la certeza de que, ahora el peli plateado debía de estar disfrutando gustosamente sus días… sabiendo que el rubio se estaba encargando de su irresponsabilidad. Maldito viejo, ya se las pagaría. — Últimamente pienso que lo soy solo para firmar papeles. — Suspiró. Estaba cansado, y seguía sin comprender la importancia de mantenerlo oculto detrás de un escritorio. El ojinegro arqueó una ceja incrédulo, y rió tras el negar de su cabeza. — Si tanto quieres ir con ella, hazlo… luego no vengas corriendo cuando te vengan a gritar tus superiores. — La pensó, pero decidió por continuar su camino junto con su amigo. — ¡Mandaré un arreglo de flores a la casa dattebayo! — Alzó un brazo al aire, cómo si con ese pequeño y simple acto conseguiría hacer que la castaña tuviese una mejor respuesta al arduo trabajo que ahora se veía obligado a hacer diario. — O… terminaré temprano mi trabajo hoy e iré a casa y… — Calló. El temple de su acompañante mostraba lástima, cómo si supiera que lo que estaba diciendo no pasaría. Todos los días era una historia repetida, de un rubio asegurándose de acabar su trabajo a tiempo y un castaño que veía su sueño morir con el pasar de las horas. — Lo siento, Naruto. — No dijo nada mas, las ganas de hablar… disminuyeron hasta desaparecer. Tras el llegar a la oficina, su tormento inicio una vez más: revisando, leyendo, organizando papeles que a su parecer carecían de importancia. Las horas empezaron a pasar lentamente, volviéndose un martirio. La luz dejo de ingresar a sus espaldas, anunciando que la noche había llegado, y para cuando volvió a alzar el rostro hacía el reloj, notó que era… ¿las 8? ¡Eran las 8! ¡La hora en que la cena estaba recién servida! P-podía ir a casa. Y eso hizo, casi escapándose de sus responsabilidades, impaciente por encontrarse al lado de la castaña. Acostumbraba a llegar cuando se encontraba ya dormida, pero quizás… quizás esa noche podría conversar con ella hasta dejarse vencer por el sueño. — ¿Mizuki-chan? — Preguntó al ingresar por la entrada de la residencia, encontrando un fúnebre silencio en respuesta. Quitó los zapatos de sus pies, y colocó la capa sobre el perchero, adentrándose a la sala. — ¡Mi… — No siguió llamándola, especialmente no con esa euforia que utilizó al inicio. Estaba durmiendo. Estaba recostada en el sofá con los ojos cerrados y una respiración tranquila. Nuevamente se había encontrado con la misma imagen; incluso cuando había intentado evitarla si quiera en esa oportunidad. Dejo escapar un suspiró. Tomándola entre sus brazos, subió por las escaleras hasta su habitación para hacerla repostar sobre la cama matrimonial que últimamente se veían incapaz de disfrutar. La deposito, y arropo, con tanto cuidado y amor que se sorprendió a sí mismo. Seguramente el entrenamiento que había tenido la había dejado exhausta; definitivamente enviaría a Konohamaru a una misión de la cual no regresaría por un buen tiempo. Se acostó a su lado, rodeando su pequeña cintura y haciendo que sus cuerpos se amoldaran como un rompecabezas. El fin de semana... definitivamente lo pasaría a su lado. ¡Tenía qué!
avatar
Mensajes : 1844

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por hobi el Sáb Sep 09, 2017 4:12 pm

Desperté a la mañana siguiente, o supuse que lo sería muy pronto al oír el tenue canto de los pájaros fuera. ¿En qué momento había llegado a la habitación, sin embargo? La respuesta la encontré junto a mí, y no evité esbozar una gran sonrisa al tenerle tan cerca: disfrutando de una tranquilidad que no lográbamos compartir desde hacía semanas, teniendo en cuenta el incidente que lo mantuvo lejos y las nuevas responsabilidades a las que debía apegarse. Apoyé el rostro contra su cuello luego de acurrucarme a su lado y arrugué el entrecejo, dejando que un suspiro brotase de mis labios al considerarlo nuevamente. ¿Quizás estaba siendo demasiado impaciente? Sabía que no podía tomarse el cargo a la ligera, y era consciente de lo mucho que debía hacer allí dentro: tenía que apoyarlo, ¿pero cómo? Había agotado todos los recursos para entretenerme mientras Naruto estuviera ocupado, y ninguno había dado el resultado que esperé. Remodelé gran parte de la casa con ayuda de Iruka y Konohamaru, ¿pero qué sentido tenía si no podía gozarla con él? Visité la casa Sonohara algunas veces, pero no podía dejar que mi padre pensara que quería regresar. Sakura... ella estaba muy ocupada con la mudanza a la residencia Uchiha, y tampoco quería inmiscuirme en medio cuando ella y Sasuke finalmente estaban tomando la oportunidad que se merecían. Salí de compras con Temari algunas veces, aprovechando su estancia en la aldea: quizá también tomé un café con Kiba y acepté pasar algunos mediodías en Ichiraku, con Teuchi y Ayame. Pero no era lo que yo esperaba, y decir algo al respecto era el equivalente a hacer sentir mal a mi... esposo, ¡y no quería que fuera así! Pero tampoco podía apegarme a la última opción: y es que lo único que me mantendría lo suficientemente ocupada serían las misiones, pero él... ni siquiera sabía que yo era jonin, y cuando lo supiera no existía modo de que accediera a enviarme por ahí. — Naruto. — gemí por lo bajo, ¿por qué había comenzado a roncar de repente? Me incorporé deshaciendo el abrazo que mantenía alrededor de mí para estirarme y suspirar. Podía aprovechar los minutos que restaban antes de que debiera irse... por el resto del día. — Voy a preparar el desayuno, ¿y si despiertas y comemos juntos? — susurré en su oído al inclinarme, presionando un casto beso a su mejilla antes de abandonar la habitación para bajar a la primera planta. Luego de servir café y algunos bizcochos, apoyé los brazos en la mesada y respiré hondo. ¿Y si se lo decía? No... iba a enojarse, lo sabía: ¡pero tenía que saberlo! Y temía que se enterara demasiado pronto como para yo hacer algo al respecto. Vamos, Mizuki, ¿qué se supone que harás cuando llegue el momento? — ¿Qué? — pregunté al voltear, un tanto exaltada ante su repentina aparición detrás de mí. — Si, si, estoy bien: no te preocupes. — intenté sonreír, dejando ver una mueca que ni siquiera terminó de convencerme a mí misma. — Pensaba que voy a hacer hoy. — mentí, al apoyar el mentón sobre mi mano y evitar su mirada al dirigir la mía a cualquier otro lugar. — ¡Ah, no me mires así! Me la voy a pasar muy bien con... ¿Konohamaru? — ¡no, con él pasé un día entero ayer! — Ahora que lo recuerdo, quizás solo... me quede organizando algunas cosas aquí, ¿te gusta como se ve todo? ¡Hay más espacio! — ¿para quién? Mordí mi labio inferior y forcé una sonrisa, cuando entrelacé nuestros dedos sobre la mesa y le resté importancia. — ¿Podrías...? — ¿debería detenerme, o simplemente soltarlo? No podía ocultarlo más. No a él. — ¿Podrías darme una misión?


 in all this bitterness you stay so sweet ;
avatar
Mensajes : 17867

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por hobi el Sáb Sep 09, 2017 4:39 pm


avatar
Mensajes : 17867

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por uchiha el Sáb Sep 09, 2017 10:39 pm

 

avatar
Mensajes : 1844

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por uchiha el Sáb Sep 09, 2017 10:45 pm

 


La observaba, curioso e intrigado, sospechando que había algo en su mente que no le permitía mantener ese aura de paz y tranquilidad que usualmente le acompañaba. Inmediatamente ese culpo por ello, sabiendo que su ausencia en el hogar probablemente empezaba a causar efectos colaterales en su comportamiento. ¿Qué podía hacer al respecto? ¿Renunciar? Aunque muchos lo ignoraran, tal era un pensar que constantemente rondaba por su cabeza, especialmente cuando se encontraba atosigado entre tantos papeles que parecían no tener fin. Quería estar con ella, quería estar todo el tiempo con ella… y verse incapaz de hacerlo, lo mantenía malhumorado. — Konohamaru… — Repitió con el tono de voz amargo. Casi había vomitado del tener que hacerlo. Una vez el mismo nombre había sido pronunciado al hablarle de sus actividades diarias. ¿Era realmente necesario que compartieran tanto tiempo juntos? ¡Aún recordaba lo interesado que se encontraba en su mujer años atrás!  Cosa que posiblemente nunca llegaría a olvidar o si quiera pasar por alto. ¿Sospecharían si misteriosamente desaparecían de Konoha tanto él cómo Kiba? Distrajo su mente de sus celos, disfrutando de cómo el ambiente había sido modificado por obra de la castaña. ¡Había más espacio con el nuevo orden dado! — Sí… todo lo que haces me fascina, Mizuki-chan. — Aceptó con una sonrisa, estrechando su pequeña e hipnotizadora sonrisa entre sus brazos para sentirla más cerca a él. Ignoraba a qué hora aparecería su irritante amigo y consejero para intentar llevarlo de la oreja al trabajo, por lo que quería aprovechar todo el tiempo que pudiese a su lado. Depositó un beso sobre su cuello, permitiéndose el disfrutar el aroma que rápidamente entro a sus sistemas instalando una amplia sonrisa entre sus labios. Quería impregnarse de su olor, para poder percibirlo aún cuando ella se encontrase lejos de él. ¿Y si le hacía dormir con su ropa de Séptimo para que al él utilizarla pudiese olfatearla solo a su mujer? Mordió su labio inferior: no era una mala idea. Incluso había considerado ofrecerle trabajo para mantenerla en su cercanía… o por lo menos en su perímetro. Tenerla cerca a su oficina sería grato, no iba a mentir: deseaba con locura el hacerla suya sobre aquel menudo escritorio. Marcar buenos recuerdos entre dichas paredes que parecían una prisión a su pensar. — ¿Eh? — Parpadeo un par de veces tras el haber distinguido su  petición. ¿Había escuchado bien? — ¿Una misión? — Preguntó con torpeza, cómo si diera por hecho el que ella se había equivocado al utilizar las palabras y en realidad se encontraba pidiéndole algo diferente. Por qué… definitivamente no se podía encontrar pidiéndole tal cosa. — Estas jugando ¿verdad? — Rió creyendo ciegamente que se trataba de una broma de mal gusto, pero dicha risa murió al percatarse de la mirada que le estaba mostrando. ¡Quería una misión! ¡Hablaba en serio cuando decía que quería una misión! El cuerpo le tembló, visualizando diferentes circunstancias en las cuales la veía salir gravemente herida. Jamás… jamás permitiría que eso pudiese acercarse a ser una realidad. — No. — Estrechó los ojos, cruzando los brazos por encima de su pecho, sintiéndose atacado. Actuando cómo si le hubiesen dicho la ofensa más grotesca por ser oída. — ¿Cómo puedes el siquiera considerar esa absurda idea? — Cuestionó. No quería menospreciar su fuerza, tampoco quería hacerle sentir débil con respecto al resto de sus compañeros. El motivo por el cual se negaba rotundamente a permitirle salir de misión, era egoísmo suyo, por temor a ver dañada a la mujer que amaba. ¿Lo entendería si lo explicaba? Suspiró rascando su nuca, con extremada fuerza, mostrando lo inquieto que se encontraba ahora. — Podría darte una misión de rango D… o C, a lo más. — Una burla, eso es lo que era para una persona de su rango. ¡No podía evitarlo! — Además… ¿por qué el repentino interés en ir de misión? Dejaste el entrenamiento shinobi hace mucho tiempo. — Le recordó, casi cómo si estuviese reprochandole con hechos. Luego de los problemas que sucedieron en la aldea, la única que había permanecido fiel a su entrenamiento había sido Sakura. ¿Sería que le estaba intentando sus obsesivos pensamientos? Hablaría seriamente con ella al respecto. ¿O acaso sería Veena? ¡También hablaría con ella! ¡Mizuki no necesitaba subir de nivel cuando ya no había necesidad! Quizás se estaba protegiendo... quizás si le convencía de que debía de primero prepararse entonces dejaría la locura de sus palabras, y si no... ya encontraría la forma de hacerla torcer la mano. No permitiría que ensuciara sus manos contra un rival mientras él se encontrara con vida, la protegería siempre. Volvió a suspirar, intranquilo. Sabía lo que pasaría… conociéndola y conociéndose, una batalla campal daría paso en la casa…y si era necesario gritaría para hacerle entender. ¡Nada nunca sería más importante que su seguridad!
avatar
Mensajes : 1844

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por hobi el Dom Sep 10, 2017 11:12 pm

Apreté los puños que descansaban sobre mi regazo para que no reparara en lo irritada que comencé a sentirme, luego de oír lo que de cierto modo había esperado. Además, ¿tenía derecho a enojarme después de ocultárselo por tanto tiempo? No, por supuesto que no. ¿Cuándo habíamos guardado una sola inquietud para nosotros mismos? Las personas no creían que éramos mejores amigos por nada, lo hacían porque sabían que Naruto y yo sabíamos cada pequeña cosa acerca del otro y eso estaba bien, porque así nos apoyábamos desde un principio. Sentía que había faltado a ése principio, y la culpabilidad me recordó que quien había hecho mal era yo... razón por la que aflojé la tensión de mis hombros y suspiré, entrelazando los dedos sobre la mesa. — Eso no es verdad. — pensé que de mis labios saldría un vergonzoso tartamudeo que acabaría con la paciencia de ambos, pero comprobar que no fue así al escucharme supuso un impulso a proseguir. — ¿Recuerdas... las tardes en que llegabas a casa, y no estaba ahí? — mordí mi labio inferior, y dejé que un largo suspiro me abandonase. No podía dar marcha atrás y era mejor que lo supiera por mí, a que llegase a la oficina y encontrase en la montaña de papeles que debía firmar mi nombre... junto a un rango que no coincidía a través de lo que podía recordar. — No te lo dije porque sabía que ibas a poner el grito en el cielo, ¡me gusta que cuides de mí, y te lo agradezco! Pero... no al punto en que creas que si me caigo, me voy a romper: y que por eso debes ser tú quien se interponga entre el peligro y yo siempre. — tenía que explicarme mejor, y no encontraba palabras que lo hicieran sonar más... ¿leve? — Me convertí en ninja porque quería hacerme lo suficientemente fuerte para protegerte de las personas que te maltrataban, ¿lo recuerdas? Los años pasaron y tú avanzaste, todos lo hicieron... pero yo me quedé atrás, y pensé que eso estaba bien mientras nadie te hiciera daño. — tragué en seco, y agaché la mirada al continuar. — Pero entonces pasó lo que pasó con Pain, luego Madara y Kaguya... Kugaha, también. ¿Cuántas veces he estado apunto de perderte, Naruto? — apreté los ojos cerrados durante un instante, ¡pero debía de continuar y aclararlo todo! — Le pedí a mi padre, Sakura y a Veena que me entrenaran para aplicar a jonin... y Kakashi me aceptó, el día antes de que tú regresaras. — solté, y evité observarlo consciente del semblante y los colores que su rostro habría adquirido. Lo conocía demasiado para imaginármelo muy bien. — Jamás voy a estar a tu nivel, pero no voy a dejar que vuelvan a hacerte algo así: y éste era el único camino. — finalmente, alcé la vista: y contrario a lo que anticipé, no me congelé en mi lugar. — Quería que tú te sintieras orgulloso, tenía que ser suficiente para ti. — nerviosa, fui consciente de los rápidos y constantes golpes suaves con que mi pie se encontraba contra el suelo. El único sonido que podía percibirse con claridad debía de ser ése. — Sé que me van a lastimar y me meteré en muchos problemas, ¡pero confía en mí! Voy a poder hacerme cargo de la situación, soy capaz.



 in all this bitterness you stay so sweet ;
avatar
Mensajes : 17867

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por hobi el Dom Sep 10, 2017 11:14 pm



 in all this bitterness you stay so sweet ;
avatar
Mensajes : 17867

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por uchiha el Lun Sep 11, 2017 1:43 am

 

Atrapada por la sorpresa de sus palabras, inmediatamente sus pómulos hirvieron como si una repentina fiebre les hubiese atacado. — ¡Anata! — Botó de sus labios, acompañando su dulce forma de llamarlo con una pequeña y suave risa. Avergonzada no estaba, más sí ansiosa, del solo imaginar los gustosos días que pasarían entregándose el uno al otro. Posó su mano suavemente sobre su pecho y sonrió estirando su cuello hacía él para dejar un beso sobre su mejilla. El silencio, aquel característico de ambos, inundó las cuatro paredes. Sin embargo, a ninguno le incomodo, todo lo contrario; siempre era bien recibido por la pareja. Cerró los ojos por unos segundos, sintiendo una ola fría rozar su piel hasta erizarla, al constatarse de que lo mismo hacía sucedido en el cuerpo que la abrigaba, tomó las sabanas para cubrir a ambos. — Yuuichiro… soñé con ese nombre… hm, anoche Itachi me lo decía. — Susurró recordando el vivido sueño que había tenido. Recordaba al hermano de su esposo abrazarle mientras le daba la bienvenida a la familia, para luego pedirle que cuidara del azabache; cosa que no tuvo que terminar de pedir para escuchar a una peli rosa aceptar emocionada. — Dile a mi pequeño hermano que estoy orgulloso de él, que todos lo estamos. — Repitió sus palabras, tras el haberse tomado un tiempo para poder rememorarlas con mayor claridad. El cansancio de su cuerpo evitaba que la concordancia abordara sus pensamientos. Mordió su labio inferior deslizando una de sus manos hacía dónde ahora había un vientre plano. ¿Cómo se sentiría el tenerlo abultado? ¿Cómo llamarían a su hijo cuando naciera? Parpadeo sorprendida. ¿Sería que su cuñado había intentado persuadirla para aportar una idea al nacimiento de su futuro hijo? — Yuuichiro-kun… Yuu-kun... ¡Yuu-kun! ¿T-te gusta? — Insistió con demasiada euforia, recibiendo en respuesta una grata sonrisa por parte del hombre que amaba. Sabía lo que esta significaba y no podía el evitar sentirse inmensamente feliz. Rió dejándose estrechar aún más por sus brazos, deleitándose de la necesidad que les predominaba del tenerse cerca. Volvió a cubrir su visión con el musculo movible de sus parpados, sabiendo que el sueño no tardaría en invadirles. Un nuevo anhelo tomó protagonismo en los ideales de ambos y tenía un nombre que ansiaban pronunciar pronto. Yuuichiro Uchiha.

Un año paso, inmerso en lealtad, compañerismo, amor y pasión. Los Uchiha tomaron la decisión de dejar la aldea por un tiempo: queriendo emprender un viaje en el que solo participaran ellos dos. Más los repentinos malestares de Sakura, influyeron en su decisión de volver, sabiendo que quizá no volverían a partir.

Le dedico una agradable a su antigua maestra, quién ahora la llamaba hija en cada mínima oportunidad que tenía, sabiendo que no conseguiría liberarse de su compañía tan fácilmente cómo imaginó en un inicio. La conversación que compartían se encontraba tomando más del tiempo esperado, y la culpa recaía en la ausencia de la peli rosada por tantos meses. Con la única persona con la que había mantenido una comunicación constante era Mizuki; por lo que entendía la frustración de la mujer en su delante y también la llamada de atención que recibió en un inicio. A pesar de que todo parecía continuar de igual forma, muchos aspectos habían cambiado, especialmente en ella. Sakura ahora era una mujer de facciones más maduras y finas, que encajaba a la perfección con su curvilínea figura. Más su físico no era lo único que había florecido en ella, sino también su mentalidad. Una que compartía fielmente con la de su esposo. El tiempo juntos había ayudado a que dejaran de ser dos personas y pasaran a convertirse en una unidad. — Tus habilidades y conocimientos no tienen comparación, por lo que si voy a dejar el cargo cómo jefa del hospital… lo haré sabiendo que te estoy dejando en mi lugar. — Mordisqueo su labio inferior. Había explicado uno de los principales motivos por los cuales estaba presente en aquel consultorio, pero hasta el momento había sido pasado por alto. O así aparentó la circunstancia luego de la revisión que le hicieron. — De lo contrario, no planeo mover mi trasero de esta silla. — Amenazó, consiguiendo de su acompañante una risa. — El tiempo pasó, pero no en ti… ¿nee, Tsunade-sama? — Bromeo ladeando la cabeza. Instantáneamente un mareo acaparo el ambiente de la ojijade, obligando a que usara ambas manos para volver a la firmeza de la realidad. — Dijiste que empezaste a sentir falta de chakra desde hacía un par de semanas, ¿verdad? — Asintió ahora utilizando movimientos menos bruscos, no quería volver a sentir esas respuestas tan absurdas de su cuerpo. — ¿Motivo alguno? — Negó. — Por tus resultados no veo nada anormal Sakura… aunque estas muy baja de peso y quizás eso este influyendo en crear ciertas molestias. — ¿Cómo no bajar de peso si cualquier cosa que tocara sus labios decidía ser expulsada? Vivía de dietas liquidas, pues la irritación estomacal que tenía no cesaba con nada. — Tu flujo de chakra esta lento, eso sí pude notar en la revisión… quizás has comido algo que no debiste. No te tomes las cosas con tanta preocupación… — Volvió a asentir.  Tal vez tenía razón, después de todo, en los resultados se vería si algo estuviese fuera de orden. Más tranquila del escuchar las palabras de su antigua maestra, se puso en pie para luego despedirse con un abrazo y partir a casa. ¡Volver a Konoha le brindaba un aire de tranquilidad!
avatar
Mensajes : 1844

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por uchiha el Lun Sep 11, 2017 1:45 am

 

Existían pocos momentos en los cuales el rubio callaba, para tomarse el tiempo de reevaluar su elección de palabras antes de pronunciarlas. Quería enojarse, exigirle una explicación por haber actuado a sus espaldas, sabiendo que sus comportamientos detallarían perfectamente la razón. Cansado, tanto física como mentalmente, dejo que su boca expulsada un suspiro el cual describía claramente lo abrumado que se sentía. No podía mirarla, y tampoco lo deseaba hacer, motivo por el cual había mantenido su mirada en un punto muerto de la habitación. ¿Decepcionado? No. Ella tenía una hábil manera de siempre hacerlo sentir orgulloso, incluso aún cuando estaba yendo contra sus deseos… cada palabra que pronunciaba inflaba su pecho de satisfacción.  Su mujer no era débil, jamás considero ello cómo una opción, pero aún así, el pavor que tenía de verla salir lastimada dominaba cualquier otro sentimiento. — Eres suficiente para mí. — ¿Pensaba acaso que no? ¿No se lo había demostrado constantemente desde el instante en que se besaron por primera vez? — Siempre lo has sido; mi orgullo, mi fuerza y mi sostén. — Murmuró, mientras ella parecía estar siendo dominada por los nervios, el temblé del rubio era sereno y calmado, decorado con una pizca de amargura especialmente en la tonalidad con la que articulaba sus respuestas. No quería sonar duro, pero no podía evitar el sentirse enojado. — ¡Ese es el puto problema! — Exclamo negando con la cabeza. — No quiero que te lastimen, no quiero que te metas en problemas… ¡no es que no confíe en ti! Claro que lo hago… siempre lo he hecho. — La brusquedad con la que movía sus brazos, parecía que si algo se atravesaba en su camino terminaría quebrado, despedazado. No estaba midiendo su coraje, su enojo. Lo estaba dejando salir; quería hacerlo. — ¿Crees que podré quedarme tras ese estúpido escritorio sin saber si estás bien o no? ¿Cómo pudiste ocultármelo? — Exigió. No, no quería saberlo. Estaba preguntando incógnitas que por el momento prefería no resolver. — ¡No quiero perderte! N-no puedo perderte… — Bajo la mirada, a sus puños que fuertemente se cerraban. Parte de él sabía que sin importar cómo girase la conversación, tarde o temprano accedería a lo que ella anhelaba. Lo controlaba, y no se apenaba del aceptarlo, después de todo era la única mujer que conseguiría tener ese dominio sobre él. Tranquilo, le recordó Kurama en su interior. El color de sus ojos se había tornado naranja, lo que significaba que estaba por perder el control de sí mismo si seguía por el mismo camino. — P-pero si es lo que deseas… lo aceptaré. — Alzó los ojos, posándolos en lo de ella. — Lo aceptaré por qué prefiero que seas capaz de defenderte en el caso que no esté para cuidar de ti… lo aceptaré por qué sé lo fuerte que eres... — Avanzó hacía ella, tomando una de sus manos y llevándola hasta sus labios para besarla. — Lo aceptaré por qué te amo, y por qué confió más en ti que en mí… por qué estoy ansioso del día en que mi vida dependa de tus manos, ya que sé que nada me sucederá contigo protegiéndome. — Le dedico una sonrisa, una honesta y más afable. Sus expresiones lentamente comenzaban a volver a la normalidad. Observándola en silencio durante algunos segundos, se deleito de la fiereza de la castaña. Aún tenía  miedo, y ese miedo posiblemente lo acompañaría por el resto de su vida, pero lucharía contra esté para darle la libertad a ella de hacer lo que deseara hacer. Confiaba en ella, confiaba en su fuerza y confiaba en sus maestros a quienes luego asesinaría, por lo que… aceptaba su camino ninja.

Toda pareja de esposos debe encontrar el equilibrio entre sus mentalidades hasta encontrar un intermedio que sosegué los deseos de ambos por igual. La tan hermosa amistad de Naruto y Mizuki ayudo a que eso pasará rápidamente. No solo encontraron el tiempo para tenerse, sino también el respeto que merecían para realizar sus actividades de gusto culposo.

El reloj marcaba la hora del almuerzo, lo cual implicaba que tendría unos minutos para escaparse de las cuatro paredes que le rodeaban. Desgraciadamente, había mandado a la castaña a una misión y aún no recibía su reporte de regreso, lo que significaba que aún no había puesto pie en la aldea. ¡Y no pensaba moverse de su sitio hasta que la viera cruzar la puerta sana y salva! Así eran sus días cada que debía de sobrevivir sin su presencia. No volvería a darle tan fácilmente una tarea que le hiciera requerir dejar su hogar por tanto tiempo. ¿Y si le obligaba a ayudarle a ordenar el papeleo de la oficina? Estiro sus brazos hacia adelante, dejando que parte de su pecho se recostara sobre el escritorio que últimamente ya no le incomodaba tanto cómo antes. Soslayó la mirada hacía un lado, encontrando a un peli plateado mirarle con atención. Demasiada para su gusto. Si mal no se equivocaba, había sido hacía un par de meses que se había convertido en padre y desde entonces parecía pasar más tiempo fuera de su casa que dentro. ¿Estaría escapando de sus responsabilidades o su mujer lo alejaba para que no arruinara al menor? — Qué bueno que te encuentro. — Estrecho los ojos, frunciendo los labios. Ese escalofrió que le recorrió la espalda no podía significar nada bueno. — Desgraciadamente… cometí un pequeño error hace unos días y… — El nerviosismo de sus acciones y la poca fluidez de sus palabras delataba que nada bueno continuaría en esa oración, por lo que retomó la compostura y lo miró con los brazos cruzados por encima del pecho. Su antiguo maestro, dio par de pasos hasta quedar cerca a uno de los sillones donde tomó asiento. — Digamos que… ¿recuerdas la dimensión dónde existía… Hm, ¿Cuál era su nombre? — La confusión en la mirada del rubio era palpable, por qué ignoraba el comportamiento tan extraño que estaba observando. — ¡Menma! — ¿Menma? Abrió los ojos como si se tratase de paltos, al recordar la procedencia de aquel nombre. — Esta aquí… no aquí, aquí… pero lo están trayendo a Konoha y llegará en los próximos días. — Tragó con fuerza la cantidad de saliva que se había posado rebeldemente en su cavidad bucal. — ¿Y con qué permiso lo están trayendo? — Cuestionó, conteniendo ese instinto asesino que le hacía querer lanzarse sobre él para poder hacerlo reaccionar a golpes. — ¡Al ser tan parecido a ti supusieron que te harías cargo! Quizás… influí un poco en que la decisión sea aceptada. — Entornó los ojos. — Charasuke también vendrá, Sasuke… ¿crees que se enoje? Digo… tendrán que hacerse cargo de ellos hasta que descubra como mandarlos de vuelta a su hogar. — ¿Qué? — ¡¿Qué?!
avatar
Mensajes : 1844

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 19 de 33. Precedente  1 ... 11 ... 18, 19, 20 ... 26 ... 33  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.