Últimos temas
» ✽kokobop.
Hoy a las 10:45 am por hobi

» you exist inside the darkness.
Hoy a las 10:36 am por lalisa

» ethereal.
Hoy a las 10:21 am por lalisa

» you got the best of me
Hoy a las 10:20 am por trashking

» partner in crime—♥
Hoy a las 9:34 am por Mangata_

» 恋してる ♡
Hoy a las 8:58 am por lalisa

» ...evernιgнт~
Hoy a las 8:41 am por bultaoreune

» the habit of calling you.
Hoy a las 8:24 am por lalisa

» Mi verdadero hogar está en tus brazos
Hoy a las 6:22 am por Arijp96

Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 0/44

i know i was happier with you ღ

Página 20 de 23. Precedente  1 ... 11 ... 19, 20, 21, 22, 23  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por hobi el Lun Sep 11, 2017 4:14 pm

Sonreí, segura de que mi calendario no podía equivocarse: pasó un año desde la mejor decisión que tomé en mi vida, y debía llegar tan rápido como fuera posible para celebrarlo a su lado. Lo había intentado, pero al fallar una y otra vez supe que jamás habrían palabras suficientes para expresar lo feliz que me hacía llamar a Naruto mi mejor amigo y mi esposo. Me sentía particularmente orgullosa de que nuestra relación no hubiera sufrido abrumadores y grandes cambios, porque temí que eso sucediera el día que se metió a mi departamento y lanzó aquella ridícula condición al aire: necesitando de la ayuda que dubitativa, ofrecí. Me sentía muy cómoda con el hecho de que aún fuéramos el dúo indestructible de Konoha, que todavía existiera el trato de mejores amigos que me mantuvo junto a él durante tanto tiempo: aún bromeábamos con el otro y nos reíamos a carcajadas por la más absurda estupidez, todavía competíamos por determinar quien podía ingerir más ramen sin desfallecer y cada vez que disponíamos tiempo para ello, entrenábamos juntos. Peleábamos por algunas tonterías, pero la mayor parte de los ''enfrentamientos'' acababan cuando él suspiraba y sonreía: yo respiraba hondo y pronto me contagiaba del gesto en su rostro, ocasionalmente avergonzada por haber tenido que llegar a ése punto. Quizás... me había vuelto un tanto débil cuando se trataba de poner a mi orgullo por encima de todo, ¡pero todavía lo ocultaba bajo capas y capas de burlas hacia su persona! Todo seguía siendo como antes, y me contentaba poder afirmarlo como a una certeza. — ¡Hicieron un muy buen trabajo! — sonriente, felicité a quienes me habían acompañado y ayudado a lo largo de la misión: evitaba la formalidad cuando se trataba de alguien a quien realmente conocía, pero como alguien había persuadido a Naruto de quitar a Sai como mi fiel guardaespaldas (aunque asegurase que no era así siempre que se lo preguntara) me rodeaba de extraños al cambiar la composición de los escuadrones y rotar sus miembros. — Llegas tarde. — anunció la voz en permanente calma de Shikamaru, luego de que me quitara el chaleco y tomara el uniforme que él extendía en mi dirección: le pedí que lo recibiera por mí al tratarse de una sorpresa, y esbocé una sonrisa cómplice al ser consciente de que había guardado el secreto. Terminé de ponerme la chaqueta y palmeé su hombro, apresurándome a tomar el bolso con los benditos rollos de papel en que se basó mi lejanía: pergaminos que el grupo de criminales no buscó otorgar voluntariamente, por supuesto. Toqué la puerta luego de subir las eternas escaleras a su oficina, y tan pronto recibí la orden ingresé corriendo: dándole la espalda al encontrarme lo suficientemente cerca, para que sus ojos vislumbrasen el gran símbolo en la espalda de mi nuevo uniforme. — ¡Feliz aniversario! — lancé la mochila a un lado y di la vuelta, dejando que un enorme gesto se apoderara de mis facciones al observarlo. — ¿Te gusta? — el semblante decayó cuando apenada, me rasqué la nuca y reí. — Si, bueno... se supone que iba a regalarte algo genial, pero acabo de llegar y no he tenido tiempo de hacer las compras. — ¿y si las hubiera hecho antes de venir? Jadeé, y volví a hacerlo cuando me percaté de que no estábamos solos. — ¡Ah, Kakashi! ¿Cómo están Veena y Kousei? — el de cabellos plata suspiró al acercarse y encogerse de hombros, ¿es que su mujer seguía sin...? — Todavía no deja que me le acerque, pero ambos están bien. — pareció considerar algo durante unos instantes, cuando palmeó mi hombro y alzó la mano a su lado. — Nos vemos más tarde, Naruto: y bienvenida Mizuki. — cuando el sensei abandonó el lugar cubrí mis labios, no se supone que debiera romper a carcajadas... ¿pero por qué me sentía tan tentada a hacerlo? Dejé de pensar en ello al rodear el escritorio y sentarme en las piernas del rubio, envolviendo uno de mis brazos alrededor de su cuello. — Sin un solo rasguño, ¿no soy la mejor? — divertida guiñé un ojo, al dejar que mi otra mano capturara la suya y entrelazase nuestros dedos juntos. — Sé que fue hace dos días, ¡y pensaba llegar para ése entonces! Pero fue... algo complicado. — acaricié su mejilla al recostar mi frente con la suya, recordando cuánto había anhelado hacer eso. Había tenido algunas misiones cuyos percances de por medio arruinaron la cantidad de tiempo que pensaba demorar, pero ninguna como la última: ¡casi dos semanas fuera! — Te eché de menos, ¿cómo estás? — ¿para qué lo pregunté, si no di tiempo a responder? Me precipité a besarlo, y lo hice con toda la necesidad que experimenté en aquellos catorce días: separándome solamente cuando el oxígeno se hizo imprescindible.


and the day came when the risk to remain tight in a bud
 was more painful than the risk it took to blossom.
avatar
Mensajes : 17092

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por hobi el Lun Sep 11, 2017 4:16 pm

Intenté detener mis pasos, quizá solo estaba exagerando y nada malo le habría sucedido: de ser así, alguien hubiera venido a buscarme... ¿no? Solté un gruñido, y retomé mi actividad al caminar de un lado al otro intentando recordar una sola pista que pudiera tener como consecuencia al estado en que regresó. Aún así, sin importar cuantas vueltas diera al asunto, no había nada: fue repentino, tras meses de encontrarse bien y completamente sana. Además, teniendo en cuenta los pocos momentos en que me separé de ella, ¿si se había contagiado de algo no tuve que haberlo hecho yo también? Golpeé la pared a mi lado y no tardé en apoyarme contra está, frunciendo el ceño. Estaba imaginando el peor de los escenarios cuando podía no ser algo serio, quizás una enfermedad de estación o un virus combatible con antibióticos... no podía ser algo grave, porque de serlo Sakura me lo habría dicho tiempo atrás: no habría esperado hasta sentirse realmente mal para alertarme de lo que le ocurría. — ¡Sasuke! Me alegra que hayas regresado, ¿en dónde esta Sakura? — la voz de Kakashi hizo que alzara la mirada y soltase un gruñido, observándolo desde mi posición en la sala. — Ella esta en el hospital, tuvimos que volver porque algo le ocasionó ciertos... malestares. — mi voz decayó al final, cuando mi ceja se disparó hacia arriba y mis labios se entreabrieron ligeramente. ¿Mi sensei jamás iba a cambiar, verdad? Seguía invitándose solo, seguía entrando sin tocar... y su rostro era el mismo de siempre, ahora, con una expresión agotada de la que podía hacerme una idea. Durante el tiempo que pasamos fuera, mi esposa me había hecho conocedor de algunos... detalles relevantes, si tenía en cuenta que jamás lo había imaginado sentando cabeza con alguien. — Felicidades, ¿cómo se llama? — pregunté, y en su rostro parcialmente cubierto distinguí una expresión de sorpresa. — Gracias... su nombre es Kousei. — asentí, dedicándole una sonrisa burlona en cuanto me aproximé a sentarme frente a él. — Sin embargo, mi hijo no es el motivo por el que estoy aquí: ¡aunque podrían visitarnos! Me gustaría que tú y Sakura lo conozcan. — me sentí tentado a preguntar si Naruto lo hizo, pero recordando que tal y como había predicho casi no podía abandonar aquellas cuatro paredes de su oficina: probablemente la respuesta era negativa, Mizuki quizás. — Lo haremos. Ahora dígame que sucede. — supe que tenía que ser lo suficientemente importante para venir a informármelo directamente, la última vez que hizo semejante cosa debí salir en una misión inmediatamente. Por la expresión que hice a mi rostro adoptar enseguida, me aseguré de dejarle en claro que no volvería a hacer algo así. No hasta que tuviera la certeza de que Sakura estaba bien. Además, el encargado de hacer eso sería Naruto: y ése idiota no concedería nada a menos que fuera yo quien lo obligase a hacerlo. — Supongamos que encontré algunos pergaminos que creí falsos, pero estudié de igual modo: hablaban de una especie de... ¿genjutsu? Cuyos efectos eran similares a los del kamui de Obito, ¿lo recuerdas? Permitía trasladarse a distintas dimensiones. — asentí, pero la semblante que adoptaron mis facciones fue uno desconcertado: porque hasta donde tenía entendido, el sharingan era único por sus habilidades... ningunas similares a jutsus ya conocidos. — Bueno, parece que traje a un par de personas sin darme cuenta y... — no lo dejé proseguir, y me incorporé rápidamente al imaginar la sola posibilidad de que Kaguya hubiera regresado. ¿No nos habíamos asegurado de acabar con ella, sin embargo? — ¡No, esta vez no quieren convertir nuestro mundo en una ilusión y todas esas cosas! Digamos que... en una dimensión paralela, existe otro Sasuke Uchiha. Luce como tú y tiene todo lo que tú no, pero es muy diferente a ti. — necesité volver a sentarme, ¿de acuerdo? Comenzaba a sospechar que el juicio de Kakashi se habría nublado por la edad, la paternidad o los golpes con que aquella mujer debía de haberlo domesticado. — ¿De qué esta hablando? — no evité preguntar, dejando que en mi voz se distinguiese el recelo al instarlo a proseguir. — Charasuke Uchiha es... bueno, eres tú en otra dimensión. Y parece que cayó en la nuestra por error, tanto él como Menma Uzumaki. Hasta que encuentre el modo de hacerlos regresar, me temo que cada quien va a tener que convivir con su... ¿alter ego? — arrugué el ceño, y sentí a los colores de mi rostro desvanecerse. ¿Pero de qué diablos se trataba todo esto? — No. — la silla fue empujada al suelo con la fuerza de la que precisé al levantarme, y la caminata de un lado a otro se retomó una vez más. — No sabemos los efectos que algo así tenga, no tenemos idea de como son y... maldición, ¿no le parece bastante malo que de por si tengamos que soportar otro Naruto? — llevé mi pelo hacia atrás y resoplé, cuando Kakashi respondió con la mayor de las tranquilidades. — Está no es la primera vez que sucede, y no representan un peligro. Naruto conoce a Menma, y así como Charasuke y tú no se parecen en nada: ellos tampoco. Menma es más... tranquilo, en cuanto a tu otro yo... asegúrate de que Sakura no lo encuentre solo en las calles. — confundido, volteé a mirarlo: y el de cabellos plata rió al ser él quien se incorporó. — Ama a las mujeres, según tengo entendido. — ¿q-qué diablos...?

¿Cómo estás? — pregunté luego de aproximarme a ella, alzando su rostro al apoyar la mano bajo su mentón para asegurarme de que éste no luciera tan pálido y descompuesto a como lo había visto antes de que ella se marchase: convenciéndome, de algún modo, de que no necesitaba que la cargara el camino entero hacia su lugar de trabajo. — ¿Qué tienes? — pregunté seguidamente, y fruncí el ceño al echarme para atrás: ¿los malestares que la asediaban desde hacía semanas habían desaparecido ya? — ¿Estás segura? — y torcí un gesto burlón al cruzarme de brazos. — Podría usar el sharingan y averiguar lo que sea que me estés ocultando, Uchiha. — y agradecía que no fuera al revés, pero no que me conociera de ése modo. Supo que los pensamientos de mi mente se dividían en todas direcciones, y tenía que decírselo: pero no aún. Me tomaría algo de tiempo hacerme a la idea de que... una persona idéntica a mí estaría recorriendo las calles de la aldea dentro de poco, dejando mi nombre por los suelos al no identificarse por aquel terrible nombre: seguramente. No quería imaginar como sería para ella. — Kakashi estuvo aquí, él... dijo algunas cosas sin importancia, como siempre. — me encogí de hombros al girar, sabía que de lo contrario insistiría hasta conocer la verdad: y lograría sonsacármela como fuera necesario. — Su hijo nació, quiere que... vayamos a conocerlo. Tendríamos que, parece que Naruto no lo ha hecho aún. — el único que aún se mantenía fiel a competir con el otro era él, yo... ya había superado esa etapa. Pero si no dejaba que pensase lo contrario y riera de mí por ello, haría que olvidase su principal objetivo. Año y medio de convivencia tenía sus beneficios.


and the day came when the risk to remain tight in a bud
 was more painful than the risk it took to blossom.
avatar
Mensajes : 17092

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por uchiha el Lun Sep 11, 2017 6:18 pm

 


No había nada que ocultar. ¿O sí? Apoyó su mano en el brazo del azabache, inhalando una pequeña cantidad de aire para proseguir caminando. Era absurdo, que el tramo caminado había acabado con la poca energía que tenía con ella. Nada tenía sentido desde hacía días. ¡Y la frustración que le provocaba el no dar con un diagnostico le hacía recordar sus días en que se sentía una inútil! La mejor medic-ninj que no podía tratarse a sí misma. El chiste se contaba solo. — Estoy bien. — Aseguro con una forzada sonrisa en los labios. No quería preocuparse. Sin embargo, lo único en lo que podía pensar era en que estaba pasando algo por alto. Era consciente que si pasaban tiempo solo los dos, el tema volvería a ser hablado y lo que menos deseaba era seguir irritando su mente con vacías respuestas. — Deberíamos ir hoy. — Susurro, presionando suavemente su dedo índice contra sus labios, cómo si buscase el recordar un hecho que estaba faltaba comentar. ¡El trabajo! Giró suavemente hacía él, aún con los dedos de su mano inquieta arrugando la tela de su polera. — Mañana comenzaré nuevamente en el hospital… Tsunade decidió dejar su puesto al saber de mi llegada, me pidió que tomase el cargo de directora… ¿puedes creerlo? — Al principio pensó en negarse, especialmente al no encontrarse bien de salud, pero término aceptando por insistencia de su antigua maestra. El volver significaba que pronto las responsabilidades tocarían la puerta de su hogar y ella había sido la primera en ser llamada; nada que no se hubieran planteado ya. — Los turnos serán más favorables por ahora, ella considera que no debo hacer mucho… ¿esfuerzo? Sí, esfuerzo… Al menos hasta que recuperé estabilidad. — Deslizó su mano por su vestimenta, hasta sentir sus dedos rozar los suyos. Un acto reflejo: la unión de sus manos al segundo de haberse sentido tan cerca. Empezando a caminar por las calles de la aldea, rápidamente lograron encontrar el camino más apropiado para dirigirse a la propiedad de los Hatake. La distancia se hizo corta, cómo siempre ocurría cuando se trataba de los dos. Pequeñas conversaciones, honestas sonrisas y un silencio hogareño que les rememoraba los días en que nadie más existía. Tocaron la puerta de la residencia un par de veces, hasta el ver cómo cierta rubia aparecía por la entrada. Parecía que estaba a punto de expulsarlos del lugar, hasta que reconoció sus rostros.  — ¡Veena-san! — Saludo, avanzando un par de pasos hacía ella y proporcionarle un abrazo. — Vinimos a conocer al pequeño Kousei. — Explicó con una sonrisa de lado, la cual fue devuelta por la mujer. Sonrisa que tras el ya no ser vista, desapareció para dejar una mueca en su lugar. A pesar que había tomado un par de vitaminas para recuperar la fuerza de su cuerpo, sentía cómo si se hubiese adoptado la ligereza de una pluma. ¡No le gustaba en lo absoluto! Esperaba que la distracción del momento le ayudase a olvidar parte de las molestias que iban recorriendo su mente. Además, sería la primera vez que podría observar a su esposo con un pequeño en brazos... imagen que del solo imaginarla aumentaba su ritmo cardíaco. — ¡Es precioso! — Exclamó con ilusión, al ver a un pequeño de cabellos delgados y blancos dormir en su  pequeña cuna. Cualquier persona que le mirase, notaría el parecido que tenía con su progenitor... lo que le recordaba: ¿dónde estaba Kakashi? Ignorando su duda miró suplicante a la madre, recibiendo un gesto afirmativo a su petición. Con mucho cuidado deslizo sus manos por debajo del cuerpo de la criatura hasta acercarlo a su pecho y sentir cómo Kousei se revolvía hasta encontrar una posición más placentera entre su brazos. Sintió sus ojos ardes. ¿P-por qué quería llorar? ¿Por qué le atacaban tantas emociones fuertes de un momento a otro? Inhalo, exhalo. ¡¿Qué esta sucediendole?! 
avatar
Mensajes : 1660

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por uchiha el Lun Sep 11, 2017 6:20 pm

 

La fascinación de verla ingresar pronunciando aquel par de palabras, colmo su pecho de estupor. No podía negar que dicha imagen se había convertido en una ensoñación a sus azulejos. Nada le brindaba más satisfacción que verla volver a sus brazos. Con una sonrisa, rápidamente dejo que sus orbes analizaran cada centímetro de su cuerpo descubierto asegurándose del no pasar ni la más pequeña minucia por alto. — Eres la mejor. — Respondió tranquilamente, sintiendo su presión sanguínea volver a lo establecido cómo normal. — Te he extrañado cómo un loco. — Rodeo su pequeño cuerpo con el dorso de sus brazos, apegándola a su pecho mientras sus labios se entretenían en devolverle la misma pasión que ella le había otorgado. — Tengo una sorpresa para ti, pero tendrá que esperar…  hay algo que tengo que hacer primero. — Habló, disfrutando de la cercanía de sus bocas, permitiéndose el respirar su aliento y su aroma. La separó de su cuerpo, tomándola de la barbilla para que le mirara, mientras cubría tentativamente su visión, deleitándose de la confusión que su castaña mostraba en cada una de sus expresiones. La tela que había utilizado era lo suficientemente oscura para que nada pudiese ser percibido; justo cómo así lo deseaba. Tomándola de los muslos, depositó su delicado cuerpo encima de la mesa, reduciendo la distancia que los separaba, al acomodarse en la abertura de sus piernas. La sujetaba de la mejilla, pidiéndole en susurros que no volviese a dejarle por tanto tiempo, pues nada le brindaba más alegría que el volver a casa sabiendo que ella estaría esperando por su llegada. Intensifico su agarre, presionando en la piel de su cuello obligando a que dejara caer su cabeza ligeramente hacía atrás. Sonrió. Lentamente, comenzó a recorrer con una mano la chaqueta que se había puesto hasta quitarla de su cuerpo y lanzarla a un lado. Le encantaba, pero en ese momento era una gran molestia. Jamás hubiese imaginado la tranquilidad con la cual se encontraba despojándola de sus ropas; usualmente la desesperación ganaba, inclusive llegando a romperlas en varias oportunidades. No obstante, ahora el cuidado que utilizaba para remover cada una de sus prendas podía asemejarse al de una tortura. Quería disfrutarla, y quería hacerlo cómo no había podido en el tiempo que estuvo lejos. Entretenido en su tarea, ignoró el momento en que la dejo en lencería; y decidió que no rompería tan magnífica imagen… aún. El silencio era total, lo único capaz de percibirse eran las respiraciones de ambos… las cuales pasaban a volverse más irregulares con el pasar de los segundos. Relamió su dedo índice, hasta humedecerlo, y así deslizarlo provocativamente por el medio de sus pechos, dibujando pequeños círculos que removían el sostén de su cuerpo, permitiéndose el observar sus pezones rosados y erguidos. Naruto acarició el vientre plano de su mujer y sonrió. Un día estaría abultado con su hijo en el interior y nada le brindaba más alegría que esa ilusión. Rozó la punta de su nariz con la suya; por qué si no controlaba sus hormonas no conseguiría realizar lo que tanto deseaba. Al encontrarse tan cerca a su boca, instintivamente devoró sus labios, intensificando el contacto, dejándolos rojos e hinchados y con un hilo que los mantenía unidos de cierta forma. Divertido, lo limpio y ayudo a limpiarle de igual forma, con una lamida. Las bocas les ardían, pero debido a que sus ganas no disminuían en lo mínimo, el rubio tomó la iniciativa de usurpar sus labios una vez más por su sedienta lengua. De un lado a otro movían sus cabezas desesperadas por encontrar una posición que les brindara el placer que buscaban: así encontrándolo.  La imagen que se encontró al separarse, al dejarla el libertad, hizo su cuerpo vibrar. Le encantaba, le fascinaba la mujer con la que se había casado y cada día sentía que se iba enamorando aún más de ella. — Mizuki Uzumaki… eres una jodida molestia. — Susurró con gracia mientras sus manos se deslizaban por toda su espalda, de arriba abajo, grabando la suavidad de su piel en sus recuerdos. Demando un beso por demás apasionado, gimiendo contra su boca en cuando ella se lo concedió. Con descaró sonrió al palpar su humedad y haciendo a un lado su delgada braga, hundió el dedo medio entre sus pliegues, solo con la intensión del sentir que tan mojada se encontraba por él. — No… no puedo darte lo que me estas pidiendo, aún no. — Con la voz ronca respondió. — ¿Sabes que quiero hacer? — Preguntó soplando por encima de sus pezones. La sintió contorsionarse bajo su acto. Tanteo el alrededor de su busto, rodeándolo cómo si se tratase de un objeto y acercándolo a su hambrienta boca para succionarlos. Pequeñas mordidas y demandantes lamidas alrededor de su susceptible piel; repitiendo la misma acción con ambos senos hasta sentir la irritación y extrema sensibilidad de estos. ¡Con solo rozarlos, la castaña temblaba de placer! Justo cómo había deseado que pasara. — ¿Estás bien? — Preguntó  con cierto sarcasmo guiando su hinchada erección al borde de su hendidura aún cubierta. Gruñendo al sentir cómo a pesar de la tela, era tan fácil el sentir lo empapada que se encontraba. Se alejo, tomándola de la cintura para hacerla echarse boca abajo sobre el escritorio. — Sh… — Relamió sus labios, atrapando el líquido que amenazaba con escaparse de su boca: estaba babeando por deleitarse de su sabor. Joder, parecía un animal… ¡ella lo convertía en uno! No haría nada, el momento recién estaba comenzando. La hizo apoyar las rodillas sobre la misma mesa, manteniendo en algo los glúteos dándole una visión atractiva del aperitivo más apetecible para él. Una vez más, hundió su dedo entre sus pliegues, y con ayuda de su boca quito la última prenda de vestir que quedaba en su fina figura. Enterrando sus dedos en sus muslos, acercó su rostro a su aún no estimulada zona, besando alrededor aquel dulce liquido que iba derramándose por su piel. Cuando se trataba de ella, era capaz de volverse en un adicto y en momentos como estos, lo confirmaba. Sin previo aviso, lamió su hendidura, aprisionándola con sus labios y permitiendo el ardiente y fervoroso deseo dominara cada una de sus acciones. Penetrando la caliente y húmeda entrada de su esposa, sintiendo su erección palpitar por intercambiar lugares. Y lo haría… esa tarde jamás acabaría.
avatar
Mensajes : 1660

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por hobi el Jue Sep 14, 2017 1:44 am

Naruto... ¡n-no...! — apreté mi labio inferior con los dientes y eché la cabeza hacia atrás, maldiciendo por lo bajo al comprobar que no podía resistirme y era débil: tan pronto mi pecho se arqueó ante el contacto que concentraba al placer en mi vientre, para luego dispararlo en todas direcciones y así calentar al resto de mi cuerpo en segundos. ¡Claro que me obligué a creer que bromeaba, jamás imaginé que haríamos algo así en ése sitio! Sabía que él... no solía pensar demasiado y... maldición, pensar con la claridad por la que me destacaba comenzaba a volverse imposible. Mantener la razón por encima de aquel grado de satisfacción era el esfuerzo titánico que por un lado, me obligaba a hacer: y por el otro, a desprenderme. — N-no podemos... — las palabras se atoraron en mi garganta una vez más, y apreté los puños a mis lados con mucha más fuerza, a modo de concentrarme en el dolor de mis uñas incrustadas y no en el catastrófico efecto que producía su voz combinada a las acciones con que sencilla y fácilmente me había puesto a su merced. Si no se sintiera tan bien, habría recuperado el control y le habría hecho... él habría entendido que... ¡Naruto Uzumaki, estarás muerto cuando esto acabe! — Pero... ¡hay g-gente fuera! Por lo que más quieras, tienes que... ¡a-ah! — ¿pensaba seguir haciendo alarde de mi elevada moral? Me había dejado en claro iba a continuar con lo suyo así suplicara por la dignidad que iba a perder si es que a alguien se le ocurría entrar en el momento menos oportuno. Mientras aquel sofocante rubor hiciera a mi rostro arder, estaba claro que no iba a detenerse: ¡ni hablar del modo en que el resto de mi cuerpo reaccionaba al más mínimo roce! — ¿T-te dije que ibas a volverme loca... verdad? Porque... ¡lo harás! — reí, pero no fue un gesto inundado de gracia: sino de resignación y docilidad, cuando mis caderas se movieron en una clara señal de que aquello no me estaba disgustando en lo absoluto. Aún así, él pudo darse cuenta mucho antes de que no era así: razón por la que en ése momento debía estar disfrutándolo como más nadie, el saber que me tenía en la palma de su mano y en ése estado de sumisión tenía que ser la victoria más dulce y... ¡oh! — Detente... — y no quería que lo hiciera en realidad, porque así como lo sentía enormemente peligroso era consciente de que la sola posibilidad de ser descubiertos me... me excitaba: ¿sería aquello retorcido? Me acaricié el labio inferior con la lengua y ahogué un gemido al apoyar mi rostro contra la madera del escritorio, mordiendo la piel de mi mano cuando sentía que era estrictamente necesario y me sentía tan aterrada como ansiosa por la posibilidad de ser oída. ¡Diablos, me burlaba de él pero también me había vuelto una pervertida! La posición, la circunstancia, el pedazo de tela que cubría mi campo visual, los m-movimientos con que su lengua se adentraba y salía con aquella destreza... todo contribuía a su manera y hacía que fuera imposible concentrarme en algo coherente. ¿Estábamos siendo algo contra las reglas? Si, ¿pero cuándo las habíamos seguido? Sabía que de preguntárselo, sería él quien retrucase con semejante comentario: y no pude evitar regocijarme, sintiendo al nudo en el estómago desenvolverse en el más cálido y satisfactorio orgasmo. — Eso fue... fue... santo cielo. — intenté gemir tan bajo como fue posible cuando lo sentí alejarse, y de algún sitio logré reunir las fuerzas para que mis brazos me impulsaran hacia arriba en lugar de apoyarme al mueble casi recostada.  — Deja que me vista y salga de aquí, antes de que Shikamaru decida prohibirme la entrada al edificio. — reí, pero el gesto cesó cuando sentí sus manos en mis caderas detener todo movimiento que me encontrase dispuesta a realizar. — Naruto... — ¿pero mi voz había sonado con un tono de advertencia... o era eso anticipación?


and the day came when the risk to remain tight in a bud
 was more painful than the risk it took to blossom.
avatar
Mensajes : 17092

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por hobi el Jue Sep 14, 2017 1:44 am

La única manera en que evité sonreír orgulloso de camino al departamento de Kakashi, fue mordiendo el interior de mi mejilla al avanzar de su mano. ¿Pero por qué ocultarlo? Sakura merecía un puesto como ése en base al enorme esfuerzo que sabía la había convertido en la mejor ninja médico de la aldea. Además, poseedora de una responsabilidad tan grande, era imposible que el idiota de Naruto la enviase a una misión de riesgo: sería imprudente que le diera cualquier tipo de misión, directamente... ¿y era eso lo que me tenía tan extasiado? Quizás. Saber que mi esposa estaría bien en un lugar que no representase ningún tipo de hostilidad calmaba todas mis inquietudes con respecto a dejar que se encargase de algo sin mí a su lado: no porque fuera débil, ¡maldición! Sakura podía derribarme si así se lo proponía, y no porque yo me dejara precisamente. Me llenaba de inseguridad la idea de dejarla sola tras tanto tiempo a su lado, asegurándome de que nadie le hiciera un solo rasguño en mi presencia. — Ah... soy Sasuke. Sasuke Uchiha. — tragué en seco, y dirigí a la intimidante mujer un breve asentimiento en señal de respeto. Al parecer, lo que había sabido mediante anécdotas y rumores que pensé exagerados no eran más que la verdad. Y yo creía que mi mujer era la dueña del temperamento más fuerte. Observé al pequeño en brazos de la pelirrosa cuando dejé que uno de mis brazos serpentease alrededor de su cintura para acercarme a ella por detrás, y descubrí con impacto lo similar que lucía... ¿Kousei? Comparándolo a Kakashi, pero no debería de sorprenderme: ¿no era yo lo bastante parecido a mi madre? Cuando dejé a mi mente divagar, mientras acariciaba la mejilla de la criatura con el largo de los dedos un tanto ausente, me pregunté a quien iba a asemejarse Yuuichirou: y un suave esboce tocó a mis facciones por un momento en cuanto lo imaginé. ¿Luciría como yo, se parecería a Sakura o sería una mezcla de ambos? — ¿E-eh? — retrocedí, sin embargo, cuando aquella que lo acunaba sus brazos quiso extenderlo en mi dirección. ¿Se había vuelto loca? Aún... aún no tenía ninguna especie de práctica o experiencia. — Será mejor que no. — sin embargo, ¿podía negarme a ella realmente? Comprobé que no era así, y suspiré resignado cuando debí de doblar los brazos tal y como la rubia junto a nosotros lo indicó: sintiendo mis pómulos arder ridículamente cuando el pequeño de cabellos níveos fue depositado contra mi pecho, obligándome a aferrarlo a mí. — No tiembles, Sasuke-kun. Te prometo que no va a hacerte daño. — se mofó la mujer del sensei al reír, y me removí ligeramente nervioso al negar con la cabeza. — No estoy temblando. — pero Kousei Hatake decidió que ése era el momento de despertar y tirar abajo mi teoría, por lo que debí apegarlo a mí con más fuerza y hacer mi rostro para atrás: al momento en que se estiró para tocarme. — ¡Ah, me alegra que hayan venido! ¿Qué les parece, entonces? ¿Se parece más a Veena o a mí? — la voz de Kakashi detrás de mí estuvo al borde de lograr que el niño cayera de mis brazos ante la sorpresa, pero su madre fue rápida al avanzar y colocar las manos sobre su pequeña espalda. — Se parece a usted, es perezoso y lo único que lo ha hecho moverse es el interés en mí. — no tardé en girar para extenderlo en dirección a su progenitor, sin embargo. — Esto es suyo. — ¿p-por qué mis comentario los hicieron reír? Volví a respirar aliviado una vez que el niño se encontró en brazos de su padre, pero mi aliento se vio retenido en mi garganta una vez más en cuanto me percaté del brillo en los ojos de Sakura: no porque estuviera entusiasmada, precisamente. — ¿Te encuentras bien? — pregunté al acercarme, luego de hacerme a un lado para dejar tan melosa escena. ¿Por qué sentía que estaba formando parte de una vergonzosa imagen digna de portaretratos? Entrelacé los dedos de Sakura con los míos al querer cerciorarme de que fuera así, cuando dejé que mi mirada denotase cierta insistencia al ella asegurar lo contrario. — Deberíamos de irnos a casa, te ves pálida y todavía creo que necesitas reposar. — afirmé, y cuando ladeé la mirada para ubicarla sobre los padres supe que esto tampoco acabaría por afectarles: ensimismados en su propio momento. — Siento que la visita haya sido tan corta, quizás nos hagamos un tiempo la próxima semana para poder venir una vez más: si les parece bien. — al hacer uso de mi educación la mujer de cabello rubio asintió con una sonrisa y Kakashi me observó con una ceja alzada, segundos antes de preguntar si podía hablar conmigo de algo importante: y eso tenía que relacionarse a la versión idiota de mí, a juzgar por el semblante que adoptó tan pronto las mujeres y el pequeño se dirigieron a la salida. — ¿Cuidarás de Charasuke, entonces? — como si tuviera opción. 


and the day came when the risk to remain tight in a bud
 was more painful than the risk it took to blossom.
avatar
Mensajes : 17092

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por hobi el Jue Sep 14, 2017 1:45 am

¿Y a dónde se habían todas las mujeres? Aquello no tenía nada de gracia, Kakashi Hatake de esa dimensión no la tenía: si fuera tan inútil como el nuestro, ninguno de los dos habría tenido que lidiar con esto. ¿Qué sería de mis chicas cuando supieran que yo había desaparecido? ¡Mis padres! Puede que a Itachi le importara poco, pero sabía que eventualmente saldría a buscarme para calmar a Fugaku y a su exagerada preocupación... con tal de desligarse de la responsabilidad, sin embargo, ¡el bastardo sería capaz de anunciar mi muerte! Esperaba que Minato-sensei fuera consciente de lo que sucedió, confiaba en su inteligencia: que difería total y completamente de la de su retoño. — ¡Menma, tenemos que...! — arrugué el ceño al voltear y encontrarme con... ¿Ino? Me llevé la mano al mentón, luego de recordar las palabras del tal Naruto años atrás: ninguno de nosotros se parecía a... bueno, nosotros. Si en mi dimensión yo era un éxito, en esta el supuesto Sasuke debía de ser un perdedor. Si mi Ino era tímida, esta... — ¿Qué diablos estás mirando, Uchiha? — pero con todas debía de funcionar, así que esbocé mi habitual sonrisa al extender la flor roja en su dirección: para así dedicarle un rápido guiño de ojo al recordar una de mis tantas frases estrella. ¡Ajá, sabía cual nunca podía fallar con Yamanaka! — Si de un jardín debiera escoger una rosa, te elegiría a ti porque eres la más hermosa. — pero cuando alejé la mano de mi frente al dejar que un largo suspiro escapase de mis labios ante semejante reflexión, nada pasó: así que mordí mi labio y llevé las manos a mi cintura. — ¿Sabes por qué los ángeles están enfadados conmigo? Porque en vez de soñar con ellos, sueño contigo. — retrocedí, jadeando: ¿q-qué clase de jutsu era ése con el que se resistía a mi encanto? ¡No podía aceptarlo, así que me obligué a marcharme tan rápido como mis piernas me lo permitieron! Reconocí rostros que en nada se parecían a aquellos que acostumbraba ver, de acuerdo a sus expresiones: ¡Lee no estaba persiguiendo a los chicos, Kiba tenía un perro y Hinata se sonrojó al verme pasar! ¿Qué diablos hacía Shino, rodeado de bichos? ¿Y me estaba volviendo loco, o el rostro de Menma se encontraba tallado en el monumento a los Hokages? — Quiero irme a ca... — detuve mi habla, detuve mis pasos: parpadeé durante algunos segundos y ladeé el rostro de lado. ¡A ella la conocía muy bien! — ¡Sakura-chan! — ¡mi mujer! Sabía que a pesar de toda esa violencia con la que me enfrentó la última vez, había una chica ardiente de deseo: ¡quizás hasta mayor que el que sentían todas las demás! El semblante con el que me miró después de que la rodeé con los brazos para estrecharla contra mi cuerpo, hizo que resoplara. — ¡Soy yo, Charasuke! — pero si necesitaba de una única prueba, la tenía: así que volteé rápidamente y tomé otra rosa, extendiéndola frente a su rostro. — Quisiera ser una lágrima para nacer en tus ojos y morir en tus labios. — afirmé, para mostrarle una amplia sonrisa en cuanto visualicé el mínimo esplendor de reconocimiento en aquellos preciosos jades. ¡Finalmente!


and the day came when the risk to remain tight in a bud
 was more painful than the risk it took to blossom.
avatar
Mensajes : 17092

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por uchiha el Jue Sep 14, 2017 2:48 pm

 

Quiso negarse a la idea de su esposo a partir, pero conociendo lo empecinado que podía reaccionar a una negación, decidió callar. Tenía razón, ya que físicamente se encontraba agotada y aunque buscara el pretender que todo estaba bajo control, la verdad era otra. No le sorprendía que él consiguiera notar hasta el mínimo detalle de su acto: es una característica suya que amaba. Con la mirada pendiente del suave e infantil movimiento de su pie derecho, no presenció el momento en que unos brazos la rodearon tan efusivamente. Se vio obligada a sujetar al misterioso hombre de la mano para no perder el equilibrio; el cual últimamente parecía haber abandonado su cuerpo desde que los extraños síntomas habían llegado. Con algo de torpeza por su parte, soltó de él para alzar la cabeza y encontrarse con… ¿Sasuke? No. Él jamás actuaría de una manera tan… cómo… él. Guió una de sus manos hacía su frente presionando suavemente su sien, creyendo que terminaría desmayándose. A estas alturas, no le sorprendería. ¡Hasta la idea de creer que se trataba de una alucinación sonaba razonable! — ¿E-eh? — Parpadeo un par de veces inundada por un oleaje de curiosidad. ¡Sabía que no podía estar equivocada al suponer que se trataba de él! Pero, ¿qué era lo que él hacía en su dimensión? Dibujo una sonrisa en sus labios, una pequeña y algo triste. Después de todo permanecían las ganas de llorar, siendo consciente que un motivo razonable no existía y que toda la culpa recaía en sus inestables y fuertes emociones. Un aspecto con el que nunca había tenido problemas, por ende, ignoraba un modo especifico para responder. — Charasuke-kun. — Dio paso hacia adelante, no quería acercarse, pero necesitaba algo que sujetar para no caer… algo le decía que lo haría. — Y-yo… — El latir de su cabeza incremento, nublando su vista y creando una presión en su pecho evitando que el aire ingresara con normalidad a sus pulmones. — N-no me siento bien. — Aviso, antes de perder el equilibrio de sus rodillas y sentir cómo su cuerpo se veía incapaz de mantenerla en pie. Gracias al ágil movimiento del azabache que le acompañaba, su cuerpo no termino en el suelo (cómo segundos antes fue capaz de predecir), y por ello se decidió a acariciar su cabello despeinándolo en agradecimiento. — Gracias. — Suspiró. Tsunade había dicho que no había nada anormal en sus resultados sanguíneos, pero aún así ninguno de los síntomas y signos podían llegar a ser catalogados como algo corporal. El excesivo cansancio, los malestares corporales y le debilidad… son característicos cuando las defensas están por lo bajo. No solo el chakra, sino también eso. Estaba enferma, y no se podía ser algo que debería de llevarse a la ligera. ¿Debería de mencionárselo a su esposo? No quería preocuparlo, ni el crear en su cabeza ideas que podrían indirectamente ser relacionadas con la muerte. ¡Si a ella misma se le había ocurrido entonces sabía que a él también! Volvió a suspirar, ahora con más fuerza que antes. — Ya puedes soltarme… — Frunció levemente el entrecejo mirándole. ¿A quién estaba viendo con tanta atención que no me miraba a mí? Seguí el recorrido de sus ojos hasta ver en nuestro delante a… — Anata. — Imaginaba que lo que pasara a continuación sería algo muy difícil de entender para ambos, que no se conocían; mientras que para ella le traía recuerdos.  
avatar
Mensajes : 1660

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por uchiha el Jue Sep 14, 2017 2:50 pm



La saliva se le acumuló en la boca como saboreándose de lo que pasaría a continuación. Se había dado el lujo de beber de ella y regodearse de su magnífico e incomparable sabor, pero no era suficiente. Quería más, jamás tenía suficiente. Presionó sobre sus caderas, curvando una ceja en lo alto al percatarse cómo ella supuso que aquel había sido el fin. Tan equivocada estaba, que le causaba ternura. Mordiendo su labio inferior negó. — Hokage-sama, eso es lo que debes gritar… — Murmuró con sorna, manteniendo en su tonalidad el mandato que aquella frase era. — ¿Lo deseas? — La cacofonía de su voz vibraba. Tan embelesado del verla incapaz de poder responder una simple palabra, hacía que aumentara el deseo en él de hacerla suya hasta que perdiera la voz del tanto gritar. — Estas cada vez más caliente y mojada… claro que lo deseas. — Constató, deslizando la punta de su erecto bulto por su hendidura, creando una fricción casi inexistente que llenaba tanto al cuerpo cómo al suyo de espasmos. Incapaz de continuar la tortura, decidió ceder a sus propios deseos, consciente que congeniaban con los de su mujer. Los pliegues del rosado sexo de la castaña se abrieron al andar del resbaladizo y ansioso miembro. Cual animal en celo: soltó suaves gemidos evitando dar una muestra de lo bien que se sentía del solo encontrarse en su interior. Una sensación que llegaba a enloquecerlo, sin importar cuantas veces la pudiese repetir. Acaricio la curvatura de su cintura, relamiendo sus labios al dejar que su palma envolviera sus glúteos perfectamente circulares. Joder que era perfecta. Alejó la mano y de impulso impactó sus dedos contra su piel, viéndola enrojecer. Un espasmo recorrió su espina lumbar, erizando la piel de su espalda y soltando de sus labios un sonoro jadeo que demostraba clara satisfacción. — Detesto que me dejes tanto tiempo solo. — Gruño. — Debes de ser castigada… por eso. — Lamio la irritada zona dónde impactó, para repetir su acción al cabo de unos segundos. Los gemidos de su esposa era la más melodiosa música para sus oídos, queriendo escucharla aún más. — ¿Quieres que me mueva? ¿Quieres que te dé? — Susurro, creando un vaivén con sus caderas: lento, tortuoso y jodidamente placentero. El estimulo necesario para que perdiera la cabeza, pero no el suficiente para hacer que llegaran al final del asunto. No… no le permitiría acabar tan rápido, no hoy. Besó su espalda, deleitándose del sabor salado de su piel al ser perlada por pequeñas gotas de sudor. Un manjar, una maravilla.  Impulsado por el deseo, permitió que su lengua empezara a recorrer cada centímetro de su silueta; para él, era cómo disfrutar de un helado tras una tarde de calor. — Sabes tan bien… quisiera alimentarme de ti… siempre. — Atrapo un trozo de piel entre sus dientes, mordiéndola a su antojo y deleitándose del observar cómo al dejarla libre esta conseguía colorarse. Sí por él fuera, se tomaría los segundos para marcar cada espacio de su cuerpo, para que supiera aún estando lejos, que le pertenecía y que nadie conseguía hacerle correrse cómo él lo hacía. Salió de ella, tanteando y de golpe volvió a ingresar, embistiéndola hasta lo más profundo viéndola contorsionarse de aquel primer movimiento. — Grita. — Gruñó. Volvió a impactar la palma de su mano contra su glúteo, utilizando más fuerza que anteriormente. La elemental para que la acción la llenase de lujuria y codicia. — Hm… Mizuki, me encanta cuando gimes de esa manera. — La lujuria en sus palabras era palpable, la oscuridad de su mirada incrementaba cuando parecía imposible ello. El apetito sexual que nacía en él cuando la tenía tan a su merced, era… un puto sueño. — Te excita, ¿no? — Inquirió. — Saber que estamos expuestos y que alguien fácilmente puede encontrarnos… te excita el saber que nos pueden estar escuchando. — Se enterró más en ella, empezando a embestirla con fuerza e ímpetu. Podía sentir las paredes de su mujer contraerse y humedecerse aún más del escucharlo hablar: era una pervertida y eso lo enamoraba. Sujetándola de la cintura para guiar sus movimientos hacía adelante y hacia atrás, ayudando a que las penetraciones se hicieran más profundas cada vez: cómo si quisiera escavar en una mina de oro. Por supuesto, el rubio no tenía intención alguna de parar. Cómo loco descarrilado, continuaba en su labor, permitiéndose el ser corrompido por espasmos que lograban hacer su cuerpo temblar. Era tan estrecha, presionando por todos lados a su sexo, enloqueciendo lo poco que quedaba de cordura en sus entrañas. Ahí, dentro de ella, ese era su maldito hogar.
avatar
Mensajes : 1660

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por hobi el Dom Sep 17, 2017 1:09 am

¿Qué había sido eso?, tan avergonzada como sorprendida ladeé el rostro a un lado consciente de que mis acciones no servirían de nada si mi propósito era observarlo, pues la tela oscura sobre mis ojos dejaba absolutamente todo a mi imaginación: y eso no ayudaba a que evitarse dejarme cegar por la... ¿la lujuria, o la obscenidad del momento? — ¡S-sí! — intenté ahogar un gemido al apretar los labios y respirar agitada, pero tuve que dejarlo salir al verme envuelta en la intensidad de todas aquellas sensaciones... impúdicas, que pretendían volverme presa del deseo total y completamente: cosa que iban a lograr si tenía en cuenta la facilidad a la que sucumbía y me estremecía, ya no solo por el contacto de nuestros cuerpos sino también por el montón de palabras que jamás creí oír de la boca de Naruto Uzumaki. El montón de palabras que no debería hacerme estremecer una y otra vez, pero no porque me resultasen desagradables: sino todo lo contrario. ¿Cómo... cómo es que el sexo con él se había vuelto algo tan erótico y sensual? Me mantenía incrédula, el desmesurado efecto de sus acciones hacía que perdiera la cordura de a poco y el que demostrase semejante predisposición a hacer todo aquello que formaba parte de mis más... absurdas fantasías, hacía que me adecuara a la idea y empezase a sentirme a gusto con esa locura. ¿Siquiera tenía sentido? No, y quizás debía de ser así. Me excita... — afirmé, dejando a mis ojos cerrarse cuando el frenesí me envolvió por completo y llenó de satisfacción a cada pequeña molécula presente en todo mi cuerpo. Volví a gemir y utilicé la lengua para acariciar el maltratado labio al que no había dejado de morder, queriendo contenerme: para finalmente llegar a la conclusión de que no tenía caso, porque si me negaba a mostrar qué tanto sentía en ése momento... Naruto acababa de dejarme en claro que lo haría todo con tal de saberlo. — t-todo lo que... lo que hagas... — apoyé los brazos sobre el escritorio con más fuerza, consciente de que las constantes embestidas y la fuerza que el rubio estaba empleando en estás empezaban a causar estragos: la incomodidad de aquella posición sobre el mueble hacía que el cansancio se acumulara rápido, pero el goce era aún más grande y no... podía dejar de mover mi cuerpo al ritmo del suyo, no podía dejar de complacerme con el sonido que estos producían al chocar y no podía evitar retorcerme en mi lugar cada vez que se tornaba demasiado para soportar. — y todo... t-todo lo que digas... ¡Naruto! — resoplé, ¿es que no conseguiría terminar una sola frase sin que mi voz se entrecortara para obedecer a sus deseos y acabar gimoteando? Supe que la respuesta era un rotundo no cuando la corriente eléctrica que me recorrió de un instante al otro se encargó de hacerme saber lo cerca que me encontraba de un segundo clímax: y la expresión de mi rostro se contrajo en una mueca que oculté entre mis brazos al jadear, impresionada con... el impulso con que lo sentí llegar esta vez, y necesité atraer una de sus manos alrededor de mi vientre rápidamente para que comprendiera lo que expresar me era imposible. — ¡P-por favor! — gemí, dejándome caer cuando me percaté que lo había entendido al sostenerme. Mi cuerpo temblaba, recomponerme tardó... mucho más de lo que pensé que lo haría, y no hablaba pura y exclusivamente del vigoroso orgasmo. Ni siquiera cuando acabé de vestirme lentamente conseguí erradicar al furioso rubor de mis pómulos, el haber tropezado al querer acercarme a él y borrarle esa sonrisa socarrona con un golpe tampoco ayudó a que éste desapareciera. Me aferré a los hombros de mi esposo y jadeé, dirigiendo la mirada a mis piernas para devolverla a sus ojos inmediatamente: con estupor. — Me cuesta caminar. — y quizás, si lo hubiera admitido en mi mente habría sido menos vergonzoso: pero no le di tiempo a reaccionar, sabía que acabaría chillando como una adolescente si es que a él se le ocurría comentar al respecto... lo que sabía pensaba hacer. Diablos, ni siquiera me sorprendería que Naruto hubiera preparado una frase estúpida con la cual ''coronar'' la situación. Fundí nuestros labios en un largo beso, alejándome solo cuando el oxígeno se volvió de imperiosa necesidad: y la tos de Shikamaru, a nuestras espaldas, hizo que soltara un fuerte alarido. — ¿Terminaron? — ¡p-pero con que atrevimiento! Sobresaltada volteé a mirar al rubio, y resoplé al percatarme de que la camaradería entre esos. Con lo suelta que Naruto tenía la boca, no me sorprendería lo mucho que le habría contado. — Venía a avisar que Naruto tiene una reunión con el Consejo, pero los puedo dejar para que continúen y... — exaltada, ignoré las insoportables punzadas de dolor en las piernas y me solté del ojiazul para alejarme cuando supe que ambos parecían burlarse del concepto de la intimidad: uno satisfecho y orgulloso de sí mismo, el restante divertido con mi reacción. — No creas que no voy a tomar represalias. — amenacé al honorable Hokage al encaminarme a la salida, fulminando a Nara con los ojos entrecerrados cuando este mordió su labio para no reír.


and the day came when the risk to remain tight in a bud
 was more painful than the risk it took to blossom.
avatar
Mensajes : 17092

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i know i was happier with you ღ

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 20 de 23. Precedente  1 ... 11 ... 19, 20, 21, 22, 23  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.