Últimos temas
» Mi verdadero hogar está en tus brazos
Hoy a las 5:47 am por Arijp96

» ethereal.
Hoy a las 5:29 am por lalisa

» Pones mi mundo al revés
Hoy a las 5:15 am por Arijp96

» when there's no light to break up the dark, i look at you ღ
Hoy a las 4:14 am por hobi

» You wanna play, you wanna stay, you wanna have it all.
Hoy a las 2:53 am por fercaver

» →lets do it again...
Hoy a las 2:40 am por goldensky

» we live in a beautiful world.
Hoy a las 2:07 am por missproblem

» partner in crime—♥
Hoy a las 1:28 am por Mangata_

» usoratonkachi ♥
Hoy a las 12:11 am por uchiha

Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 0/44

▸I ɴᴇᴇᴅ soᴍᴇ ɴᴇw ʟovᴇ •ʀoʟᴾᵛᵀ•

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

▸I ɴᴇᴇᴅ soᴍᴇ ɴᴇw ʟovᴇ •ʀoʟᴾᵛᵀ•

Mensaje por onedirection1 el Sáb Ago 12, 2017 6:54 pm




Baby come on, let me get to know you, just another chance so that I can show
that I won't let you down, cause I could be the one.
And I've been through mountains and seas, tryina get you to come back to me
And I've been far and I've been so deep, now I find it harder, and harder to breathe
And I need some new love.



I have cried for you, and I'll ride for you
I would die for you, but would you do that for me?
Tell the truth, what you wanna do
Is it me and you?
Are you with me, honey?

Loveyourself | Onedirection1

avatar
Mensajes : 1036

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ▸I ɴᴇᴇᴅ soᴍᴇ ɴᴇw ʟovᴇ •ʀoʟᴾᵛᵀ•

Mensaje por Loveyourself el Sáb Ago 12, 2017 10:09 pm

—mailenburns


Doy vueltas y vueltas en la cama no logro conciliar el sueño, no sé porque se me dio buscar en internet cuando pasaron aquella noticia por el noticiero “Justin Bieber abandona tour” los conductores habían comentado uno o dos rumores del porqué. Estrés. Soberbia. Rebeldía. Ya no sabe qué hacer, lo tiene todo.  Había dejado pasar, cada vez que el nombre de quien fue mi mejor amigo sonaba cuando todos estábamos, o yo estaba, era ignorado como si nadie nunca lo hubiera conocido. Me sentía mal cada vez que pasaba de eso. Hace diez años no sé nada de él, desde aquel día en que fui una inmadura y me aleje de él. Y no lo vi más. Después no solo me aleje de él sino de todos, bueno, había perdido a mis padres en solo segundos, y por un capricho mío. Es hasta el día de hoy que tengo secuela de eso. Nadie sabía la razón, tan solo Ronald, Carrie y yo. Pero lo que iba, no importaba que hoy tenía que levantarme temprano, ayer no pude aguantarme y tuve que navegar por internet. Algunas veces que no podía soportar la necesidad disfrazada de curiosidad, y me metía, como anoche lo hice, a investigar. Quería saber porqué había cancelado sus últimos shows. A pesar de que deje de saber de él, eso no quitaba que cuando tenía posibilidad de saber de él, lo hacía. Así fuera por medio del internet, paginas oficiales de fans. Demás. Por lo que pude enterarme solo había dicho que necesitaba un tiempo, pero había varios comentarios de las fans que decían que no era por estrés, sino porque quería abandonar la música. Algo pasaba, pero tenía que dejar de preocuparme por él. Ya no era mi mejor amigo. Lo había dejado de ser hace diez años. Ya no es el mismo, ya no soy la misma.

Intento despertar cada músculo debajo del agua caliente de la ducha. Son las seis y media de la mañana y apenas mi cerebro está entrando en razón. Unos golpecitos repiquetean en la puerta de mi baño — Enana ¿Te falta mucho? — pregunta a lo que cierro el grifo — Me cambio y salimos ¿Te parece? — pregunto y espero por una respuesta — Me parece, no te cuelgues — me río por eso, siempre tengo cinco minutos de nada delante del espejo. Echemos la culpa al sueño. No tardo mucho en secarme, pasarme crema, y cambiarme. Un pantalón negro ajustado, una camisa blanca con un decorado de una rosa roja sobre el pecho izquierdo, unos zapatos  negros y un bolso Gucci. Mi hermano me había recomendado como asistente de su jefa, y la verdad Sophie, era la mejor. Cuando bajo me encuentro a Ron abrazando a Carrie haciéndole mimos, estaba Lorie acariciando a Bobo, el lazarillo de Carrie, si, mi cuñada perdió la vista hace diez años, es una víctima mía. Ella intento quitarme culpa, pero no lo hago. — Oh, la perezosa ya ha despertado. Nos vemos por la tarde amor ¿Estarás en la escuela? — pregunto y veo como ella asiente con una sonrisa. Ella es una inspiración para todos. A pesar de perder la vista, no bajo los brazos, no dejo de ser positiva, aprendió leer en braille  en poco tiempo y ahora enseña a niños con la misma condición. Espero a que mi hermano se despida, y me acerco yo a darle un abrazo — Cuídate, y mándale un beso a Nicole de mi parte — beso su mejilla y ella sonríe asintiendo — Lo hare, no hagas esperar a tu hermano. Lo noto cada vez más pelado — bromeo a lo que reí — Sigo aquí, tesoro — empujo a mi hermano riendo.

Son las 12:01 pm, tengo la hora de almuerzo, por lo que esta vez decido comer fuera, estuve toda la mañana sentada en frente de la computadora, quería caminar un rato y ver el sol al menos fuera de lo que es la oficina. Que ni siquiera tiene vista a la calle. Sophie tenía un día atareado, sus hijas no paraban de pedir cosas para su cumpleaños, sus socios parecían requerirla cada dos por tres. Y había trabajo atareado, y yo tenía que ayudarla. Era mi trabajo. No tengo ánimos de estar con mucha gente, siendo una zona bastante repleta entro por una calle deshabitada y me encuentro con un pequeño lugar, reconfortante, está casi vacío y hay una buena música de fondo. Ato levemente mi cabello en un rodete suelto, para que al soltarlo no quedaran marcas, y me estoy por sentar en una mesa cuando choco con alguien — Lo siento no te v…— me quede callada porque en cuanto a la persona encapuchada levanto la cabeza y lo vi mi corazón empezó a repiquetear. Esto no puede ser cierto. De todos los lugares, me lo vengo a encontrar en un lugar tan causal. Note un par de aureolas oscuras debajo de sus ojos, no llevaba buena cara, y de repente no me sentí muy bien. — Justin — susurro, queriendo asesorarme de que estaba bien, y que no estaba desvariando. Quizás me agarro un golpe de calor, de estrés, me choque con algo o con alguien y me pegue la cabeza y ahora estor desvariando. Pero no, era él — Vaya, ha pasado… tiempo — digo antes de que un mesero llegue donde nosotros — Disculpen ¿Van a tomar una mesa? — amablemente el joven nos estaba indicando que actuásemos, o nos quedábamos y nos sentábamos o nos íbamos. Miro a Justin — ¿Quieres comer algo? Tengo una hora para volver al trabajo. — no quería sonar desesperada por querer saber de él, también entraba la idea de que él ni se acordase de mí, o de que me odiase, detestase porque no estuve ahí cuando me necesito. No lo sé. Solo esperaba a que aceptara. Quería saber de él, lo extrañaba de algún modo.
 
avatar
Mensajes : 4334

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ▸I ɴᴇᴇᴅ soᴍᴇ ɴᴇw ʟovᴇ •ʀoʟᴾᵛᵀ•

Mensaje por Loveyourself el Sáb Ago 12, 2017 10:38 pm

—nickjonas


Miro a Ryan, él no podía estar hablando en serio. ¿Qué había de malo en vivir la vida? — Nick no lo entiendes ¿Verdad? — me pregunta Joe, mi hermano. — Cerra el orto vos —  le grito, ya molesto. Desde que Ryan me llamo no entendí nada porqué traía esa voz de resignación — Tienes la carta ahí mismo Nicholas, leela bien, dice lo que te dije, te mando  a rehabilitación de persona —dijo ya cansado, sentado en su silla tirando de su cabello hacia atrás — Como coach te necesito en el equipo, pero tus actitudes están haciendo que los publicistas, los otros equipos no te tomen en serio, estas perdiendo la cabeza importándote más como se quita una tanga a como impactar en la cancha — se levanto y se puso serio — Ya no te preocupas por el partido, ya no te preocupas por tus compañeros, estas siendo una estrellita más Nick, y eso de que las estrellas no se apagan, no es totalmente cierto. Me sirves, pero no asi. Vete a ese rancho, pon los pies en el barro quizás ello te hace volver a la tierra — toma su saco, sus cosas y me mira suspirando — Realmente espero tener a Nick de regreso — palmea el hombro de Joe y platica con él como si yo fuera un niño. Quiero echar patas arriba el lugar. No pueden sacarme de mi puesto, ni aunque fuera solo momentáneo. Me lo he ganado. Años de mi vida puestos en el deporte, años de mi adolescencia sin beber una sola gota de alcohol, burlas y más burlas, noches tras noches quedándome a entrenar ignorando las burladas de mis amigos por no salir de fiesta con ellos. Mi vida. Si sabía que terminaría estando en un podrido rancho ni me hubiera preocupado. — Que los cojan a todos, conseguiré un equipo mejor — grite como cuan niño caprichoso le han sacado su juguete preferido y dado a su peor enemigo. Joe me empujo — Cerra la boca y entra al coche, que tu solito te agrandaste y ahora te están dando una patada en el culo por eso — no discutí, lo que menos quería ahora era trompear a mi hermano.

Joe me deja en el departamento, pero me avisa que irá a un lado y regresara en dos horas para llevarme al avión para irme a Tennessee. Arme mi maleta con ayuda de Grace, ella lloraba como si no regresaría nunca, intente ignorarla porque no estaba para llantos, ni nada de eso. Me encargue de dar algunos golpes a alguna pared, romper algunos cuadros, y revolear uno que otros almohadones, quizás Grace no se merezca todo esto pero mi mal humor era incontrolable. Tenía un humor que mejor ni acercarse. Tome la maleta, las cosas prioritarias y me aleje sin saludarla de vuelta a Grace cuando me deseo buen viaje y un regrese pronto. Tan solo quería moler a golpes al  dueño, a Ryan y a todos. Joe no me dijo más que chau, supuse que presentía que lo mandaría a la mierda si empezaba con una charla. Ryan intento llamar, y el whatsapp no dejaba de burlarse, mejor dicho el grupo que tenía con los chicos del equipo no dejaba de molestarme por todo, lo que termine saliendo del grupo y borrando. Para luego empezar a recibir chats privados de ellos, lo que termine apagando apagando los datos móviles y así poder quedarme con la música. Era solo una hora de vuelo, pero no soportaba las personas que viajaban en el avión. Bueno, solo las azafatas, algunas veces.

Salude a la rubia, una azafata que tuvo buena atención durante el viaje. Me reí por como una de sus compañeras me miraba mal y tironeaba de la rubia. Morocha ortiva, te hubiera dado también si no fueras tan antipática y correcta. Busque mi maleta y cuando baje a planta baja busque un cartel con mi nombre. Saque mis raybans notando a un tipo de unos cincuenta y tantos años ¿Eso era un jardinero? ¿Los hombres usan uno? Olvidensen que me vean con ese tipo. Me volvi a poner los lentes y cuando las escaleras electrónicas acabaron en vez de encaminar hacia el cartel que tenía su nombre me fui hacia el otro lado. ¿Qué tan difícil seria llegar al rancho ese? Tan solo tenía que preguntar y entonces ya. Cuando pensé que lo había perdido escucho mi nombre en un grito campesino. Bueno no tanto pero parecía, la tonada se sentía extraña — Señor Jonas, lo siento, paso de largo, no me vio — su mano me tenia agarrado del brazo, el tipo no precio notar que lo ignore conscientemente, y que lo estaba fulminando con mi mirada por seguir agarrándome del brazo. Pero bueno, empecemos bien. El tipo no tiene la culpa, tan solo quiere ganarse unos mangos. — Lo siento, es verdad no lo vi — mentí. No iría ser tan cruel desde un principio. — No hay problema, uno con tanta gente se pierde, vio. Venga, salgamos de aquí — tras de eso me lleva hacia una ranchero, deja mi equipo que vale más que todo su rancho, sobre la tierra a lo que casi chillo en voz alta. Me subo con cuidado, terminare hecho un cerdo. Intento cerrar la puerta pero no puedo, entonces el hombre se baja y le da un buen golpe. A lo que casi rompe mis tímpanos — A veces hay que darle un apretón a las cosas — se ríe y empieza el repiqueteo del motor para andar. Al tercer intento arranca y hace un ruido totalmente molesto. Más que recuperarme voy a perder la audición. El hombre, que se llama George, me habla todo el camino, de las actividades, de los bares, y del ganado ¿Qué me importa el ganado? Me avisa que cada quince días se hace una barbacoa, por la carrera de caballos. Y yo deseo volver a la ciudad y tener mi vida de nuevo. Estoy dudando de querer seguir siendo una estrella del futbol. Cuando llegamos, me quedo viendo el rancho. Es enorme, bueno quizás mi maleta no es tan cara, pero si yo estoy incluido en la maleta entonces sí. — Ven, te presentare a la familia — dijo animándome a ir, lo seguí pero antes me freno y me dijo que bajar mi maleta porque si no me la llevarían para no sé qué palabra uso. A regañadientes lo hice, y estaba luchando con el barro que estaba hundiéndose en mis zapatos. De negros pasaron a ser un marrón totalmente hediondo. Me abrió la puerta, la casa no estaba mal, era un tanto rustica pero no estaba mal. — ¡Familia! Bueno, ellos son mi gente, Loren, mi hermosa esposa, y mis hijos, Adam, el mayor, Adaime mi niña hermosa y Amy, mi pequeño travieso — ¿Amy? Siempre creí que era nombre de niña. — Familia el es Nick, espero que lo reciban bien, y lo hagan sentir cómodo ¿Quién quiere enseñarle la caballeriza? — pregunto, y no pude evitar pasar mi mirada por el cuerpo de la castaña. Parecía tan delicada en su cuerpo. Si la llevaría a una tienda de Gucci, morirían por vestirla.
 

+fdr: Adaime bonita, mis comienzos fueron horribles, pero bueno prometo mejorar. Espero que Nick y Mai esten bien así, cualquier cosa me avisas si? cualquier cosa que no entiendas, o quieras me dices :)
avatar
Mensajes : 4334

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ▸I ɴᴇᴇᴅ soᴍᴇ ɴᴇw ʟovᴇ •ʀoʟᴾᵛᵀ•

Mensaje por onedirection1 el Dom Ago 13, 2017 3:47 pm


Adaimé Reynolds
Enarqué mis cejas cuando mamá nos dio la noticia― ¿cuándo dejará mi papá de ser el buen samaritano de Tennessee? ― pregunté mientras comía un poco de pan tostado, ganándome una risita divertida por parte de mi madre― probablemente nunca… pero si él no lo fuese, ustedes no serían los grandes seres humanos que son― se inclinó para besar mi frente y darme un fuerte abrazo, que recibí gustosa. ¿Qué podía decir de mi familia? Realmente no había mucho… mis padres se conocieron aquí mismo en Tennessee, solo que mi madre era hija del ex alcalde, que, a pesar de tener descendientes de los fundadores del pueblo, no impidió que mi abuelo, antes de morir, dejara prácticamente en la ruina a mi madre y mi tío, que ni con todo el arduo trabajo, pudieron sacar a flote el rancho y las empresas, por fortuna, mi padre fue el salvador de la historia. Mi madre y él ya habían tenido una relación con anterioridad, pero como mi padre era un simple peón de otro rancho, al igual que sus hermanos, no lo creía suficiente para mi mamá, así que por malos entendidos que fueron causados a propósito por parte de mi abuelo, mi madre y mi padre se separaron en muy malos términos, a tal grado que no se toleraban. Pero con el paso de los años, mis tíos y mi papá fueron capaces de sacar a flote una pequeña empresa, que poco a poco fue creciendo y dando muy buenos beneficios… mi padre, absorbió las deudas de mi madre en secreto y cuando ella se enteró, según nos cuenta, le armó un tremendo alboroto, que terminó en una explosión de pasión de donde salió Adam y aunque al principio mi mamá no quería casarse porque creía que mi papá lo estaba haciendo por obligación, él se encargó de demostrarle que seguía profundamente enamorado de ella. Y después aparecí yo, y por último Amy.

Si, súper romántica la historia de amor.

― ¿A qué hora llega el famoso beisbolista? ― mi madre rió negando― futbol americano cariño… no lo olvides, se puede sentir ofendido de que le confundas el deporte― rodeé los ojos― pues los beisbolistas tienen buen trasero― me encogí de hombros, restándole importancia, aunque a los pocos segundos, mi madre y yo nos miramos con picardía y soltamos unas grandes carcajadas, que se vieron interrumpidas por una puerta abrirse y el grito inconfundible de mi padre― ya están aquí― me puse de pie y mi mamá se secó las manos con la toalla y caminamos hacia la sala, en donde Adam estaba cargando al pequeño Amy.

La primera en acercarse al tipo fornido fue mi madre, con una enorme sonrisa en su rostro, que probablemente lo desconcertó― bienvenido a la casa Nick, esperamos y la pases muy bien aquí― no pude evitar soltar una pequeña risita, estaba segura que no iba a pasársela bien aquí, él era un tipo de ciudad e iba a hacer labores de campo, con solo ver la mueca de desagrado que tenía en sus labios, dejaba muy en claro lo de acuerdo que estaba por haber venido aquí―. Papá, creo que debes dejar que se instale primero y luego enseñarle el rancho― mencionó mi hermano, estirando su mano para estrecharla con el tal Nick, por mi parte, di unos cuantos pasos hacia adelante y le sonreí amablemente― estoy de acuerdo con Adam, además, estoy seguro que desea cambiarse de ropa, dudo que quiera ensuciarse lo que lleva puesto, y hoy en especial, hace muchísimo calor― y por eso tanto mi hermano y mi padre, tenían arremangadas las camisas― bienvenido Nick― tomé a Amy en mis brazos y él inmediatamente se puso a jugar con el collar que llevaba― bueno Nick, vamos que te enseñaré tu habitación― mi madre lo tomó de la mano y su maleta se quedó ahí en la entrada, todos nos quedamos mirando, esperando a que el castaño se la llevara― eh Nick… nosotros no tenemos empleados, cada quien se hace sus cosas― mi padre metió sus manos al bolsillo delantero y señaló con la cabeza su maleta, por lo que el castaño se regresó por su maleta y la arrastró de vuelta― debes regresar para limpiar, el lodo de tus zapatos está embarrando― mordí mis labios para no reír por el gesto de indignación que había en el rostro de Nick―. Déjalo que se instale primero papá, mañana puede iniciar con las labores― le pasé a Adam y mi papá lo recibió con los brazos abiertos. Adam salió de la casa para ir con los peones para comenzar a trabajar, ya que una valla en la zona sur se había roto, por lo que tenía que irse a componer, yo fui a buscar una escoba para limpiar el lodo de la sala, que se perdió hasta la que sería la habitación de Nick durante el verano, estaba segura que probablemente esta habitación era del tamaño de su baño, porque había habitaciones mejores, pero como se suponía que había que tratarlo como peón.

Después de limpiar la sala, me di una buena ducha y me puse un pantalón de mezclilla viejo, mis botas especiales y una camisa rosta, ya que iba a ir a bañar a los caballos.

― Cariño… mandaré a Nick en un rato a las caballerizas, ya que se “aclimate”, para que te ayude a bañar a los caballos o al menos, que comience a aprender, entre más rápido se acostumbre mejor― me encogí de hombros y asentí― con un jarrón de agua de limón bien fría, por favor― escuché la risa de mi padre mientras salía de la casa y me dirigía a donde estaban los caballos.
avatar
Mensajes : 1036

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ▸I ɴᴇᴇᴅ soᴍᴇ ɴᴇw ʟovᴇ •ʀoʟᴾᵛᵀ•

Mensaje por onedirection1 el Jue Ago 24, 2017 10:39 pm


JUSTIN BIEBER;
― ¡¿QUÉ TAN DIFÍCIL ES ENTENDERLO?! ― grité exasperado a Scooter, ya había perdido la cuenta de las veces que habíamos tenido ésta conversación― Pero Justin…― intentó refutar, pero le paré― yo pago y tú obedeces, y mi orden en éste momento es que, estoy fuera― y podríamos tener mil veces más, pero mi decisión seguiría siendo la misma, una y otra vez. Estaba harto, toda mi vida era un completo drama y sí, admitía que había cometido varios errores en el pasado y cada uno ellos fueron publicados y criticados, pero mis fans siempre habían estado ahí para mí, y por ellas salía adelante, pero ya había tenido suficiente, al menos por ahora y simplemente no podía seguir. Sabía que ellas lo notaban, mis desganas en el escenario, ya no bailaba ni interactuaba como antes, me pesaba hacerlo y ni siquiera lo estaba disfrutando, así que, ¿para qué hacerles gastar por algo que, yo mismo admitía, no valía la pena? ―. Siento que te estás precipitando― rodee los ojos fastidiado, más específico no podría ser― no lo intentes, los medios ya lo sacaron a la luz― ésta vez fue Scooter quien rodó los ojos― publicidad… nada que no se pueda comprar― su tono arrogante me exasperó más, pero yo tenía la culpa por haberle dejado todo el poder de mi carrera en sus manos, aunque claro, si no fuera por eso… probablemente no estaría en éste punto, o quizá estaría más alto, ¿quién podría saberlo? Nadie, y por ello tenía que lidiar con él. El problema era que ya estaba cansado de su actitud, él no era capaz de entenderme, de ponerse en mi lugar. Había llegado a mi límite, en donde el cansancio estaba presente en mi cuerpo a cada instante, y si seguía así, le perdería el amor al arte de la música y era un extremo al que me negaba llegar. Había luchado mucho para darme a conocer, y que se fuera tan rápido de mis manos, cuando ni siquiera pasaba los 25 años de edad. Solo quería un break, pero para Scoot y todo el mundo, era un acto de rebeldía, un capricho, o cualquier sinónimo que se pudiese encontrar.

― Pues tendrás que encontrarte a alguien que suba a los escenarios, porque yo no pienso hacerlo, y sabes que lo digo muy en serio― me dirigí hacia la salida de su oficina, ignorando su llamada. No hacerle caso era una directa muy grande de que había zanjado el tema, ¿por qué insistía en llamar mi atención?

Salí del edificio, y como era costumbre, los flashes comenzaron a dispararse, por lo que me coloqué mis lentes negros para cubrirme los ojos y el gorro de mi sudadera rosa en la cabeza, incluso sobre la gorra roja que ya llevaba. Mi cabeza se agachó por inercia, pasando entre aquellos buitres que se alimentaban de mi vida pública y privada. Las preguntas saltaban de aquí para allá, pero no contesté ninguna. La mayoría era sobre mi abandono al tour y otras tantas sobre mi pasado, y al parecer insuperable, romance con Selena Gómez. Otro tema del que la gente parecía nunca cansarse. Ni porque ella estaba con Abel podían respetar su relación. Si… yo la había amado demasiado, probablemente fue mi verdadero amor, pero también fue muy destructivo para ambos, obviamente, con el afán de seguir juntos, simplemente logramos lastimarnos más entre nosotros. Ahora, yo le tengo un gran aprecio, y ella siempre será y tendrá un lugar especial en mi vida.

Cuando al fin llegué a mi camioneta, los polarizados de las ventanas me alejaron de las luces parpadeantes. Encendí el motor y emprendí marcha.

Como necesitaba pensar, simplemente estuve conduciendo sin ningún lugar fijo, si tenía ganas de doblar lo hacía y si no, seguía en línea recta, hasta me llegué a una calle poco transitada y como mi estómago hizo acto de presencia, tras haber pasado un par de horas considerables sin alimento, me detuve ante el primer local de comida que aprecié.

El lugar no era precisamente el más lujoso de todos, pero en cuanto entré, nadie se giró para observarme y mi cuerpo experimentó una extraña sensación de calma que me agradó y tranquilizó. Me quité los lentes para tener un panorama más claro y mi vista se posó en una mesa vacía, no es que hubiese muchas ocupadas, pero esa en particular, alejada de los demás, me llamó mucho la atención. Así que me dirigí hasta allí, pendiente de un par de notificaciones por el celular, aunque, esa acción me llevó a chocar contra alguien y que éste callera al suelo. Hice la acción de inclinarme para recogerlo, pero la voz de la persona con la que había chocado me hizo congelar de inmediato. Mi rostro se levantó lentamente y terminé topándome con unos ojos miel que hacía más de casi 9 años que no veía― Mai…― mi voz sonó como un susurro, casi igual que ella al pronunciar mi nombre. Al parecer, también había sido una sorpresa para la pelinegra reencontrarnos, tanto, que prácticamente nos quedamos plantados en el mismo lugar y si no hubiese sido por un mesero tanto impaciente, hubiéramos seguido de la misma forma.

Sacudí mi cabeza para despejarme y terminé asintiendo― sí, me parece bien― el mesero se vio satisfecho con nuestra respuesta, después de todo, los clientes para él significaban propina extra. De cualquier forma, terminamos sentándonos en la mesa próxima y el mismo mesero nos dejó los menús y se retiró al instante. Le di un rápido vistazo al menú, era bastante sencillo, tal como el lugar, pero los platillos sonaban bastante deliciosos, así que, una vez que decidí lo que quería, bajé la carpetita y la coloqué en la mesa, mi mirada al instante fue a parar a mi acompañante. Ella se veía bastante cambiada, ya no era la misma niña que le gustaba jugar a las barbies, con dos coletitas y ahora, la Barbie parecía ella. Su cabello largo y negro brillaba, sus ojos mucho más expresivos y cautivadores, y ¿qué decir de sus labios? Carnosos y brillosos por sí solos, como si hubiese pasado su lengua recientemente por ese lugar para darles ese aspecto, pero no era así. Simplemente estaba… hermosa.

Sus ojos se elevaron del menú, posándose en los míos. Si, como lo había dicho… más expresivos y profundos― si no hubiese sido por tu voz, probablemente me habría costado mucho más trabajo reconocerte― no decía que siguiese teniendo voz de niña, sino que seguía con ese tono peculiar que se te hace familiar. Mai soltó una pequeña risita, que se vio interrumpida por la llegada del mesero, de mi parte, pedí un filete con verduras y una soda, luego Mai pidió lo suyo y después de que el mesero lo apuntara en su libretita, se retiró, dejándonos en un silencio un tanto incómodo, después de todo, 9 años no pasaban de en balde y si antes habíamos sido amigos de toda la vida, ahora, podría decirse que éramos conocidos―. ¿Qué has hecho todo este tiempo? ― tomé una servilleta y comencé a jugar con ella distraídamente― ¿Cómo están tus papás? ― en ese momento, el brillo que había visto en sus ojos se desvaneció en cuestión de un parpadeo― ¿dije algo malo? ― pregunté preocupado, porque su cambio de expresión había sido muy drástica.


+FDR: Lamento la tardanza, pero entre semana se me complica contestar:(, me es más fácil de jueves a viernes que hasta ahorita, me la llevo relax en la Uni.
avatar
Mensajes : 1036

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ▸I ɴᴇᴇᴅ soᴍᴇ ɴᴇw ʟovᴇ •ʀoʟᴾᵛᵀ•

Mensaje por Loveyourself el Dom Sep 10, 2017 6:43 pm

—mailenburns
Mentir no lo iba a hacer, me costaba mucho mantenerme controlada y no nerviosa. Pero no podia hacer como si nada había pasado, como si no llevamos casi 10 años sin vernos, como si la ultima vez que nos vimos fue mirandonos con amargura, él teniendo un reproche mío, no hemos terminado bien por una infanteria mía unicamente. Y luego no me dío la cara para volver a hablarle, y todo cambio. No podia evitar que mis dientes esten un tanto sensibles y comiencen a temblar tal cual hoja de arbol en el viento ¿Por qué? Esta parte de ansiedad y nervios no había sido parte de mí durante mucho tiempo. Tiempo. Eso era, había pasado mucho tiempo sin saber de él, encaprichandome con mi orgullo por no querer contactarme con él, por mí no hable. El mesero llego con las cartillas, y me concentre en ello, o al menos eso intente. Me decidi por una ensalada de lechuga y una milanesa napolitana mediana. Baje la cartilla una vez que decidi, aunque tarde un poquito de más porque los pensamientos, el nerviosismo no me dejaban concentrarme más que en la compañia que tenía en frente. Muchas preguntas venian a mi mente, y principalmente ¿Como actuar? ¿Qué decir? ¿De qué hablar? Me anime, tome valor y lo mire, senti las mejillas un tanto calientes al ver que me estaba observando, y dio un comentario que parecio romper un poco el hielo de dos personas que no se han visto por tanto tiempo. Me reí un tanto timida, podian pasar años pero él no cambiaba. — Seguramente lo dices porque te imaginaba que seguiria usando pantalones anchos y las remeras de mi hermano — respondo porque esa era la verdad, me gustaba jugar a las barbies, pero eso solamente cuando estaba sola, porque cuando venian mis amigos, no tardaba en ponerme los botines, pantalon y remera de mi hermano para salir a jugar al futbol. El mecero llego tomar nuestros pedidos por lo que interrumpio, claramente involuntariamente, tenía que hacerlo. — Nada fuera de lo comun he interesante, solo me gradue de un curso y estoy trabajando como asistente de una gerente de una editora — alzo los hombros porque sinceramente mi vida no era la más interesante. Tome un grisin (palito de pan) justo cuando él hizo esa pregunta.

Me quede paralizada, había pasado hace diez años, pensé que él lo sabia. Pensar que lo sabia me había quitado ese mal sentimiento de encima, no duele como antes, pero duele porque recordar el que ellos no están aqui, me recuerda la culpa. Relamo mis labios mirando hacia otro lado y sonrio sin mostrar los dientes negando — No... no, no has dicho nada malo, solo pensé que sabias — susurre dejando el palito de pan sobre la mesa, aprete mis labios y suspire — Ellos fallecieron hace diez años, en un ... accidente, Mailén. Accidente, lo que paso fue un accidente no fue tu culpa. — Accidente — pero mi interior bien sabia que no habia sido así. Que fue mi culpa, de no haberme escapado aquella noche de toque de queda, no me hubiera emborrachado, no me hubiera enfermado, no hubiera ido entrado a aquella tienda a hacer un "reto" no hubiera ido a la comisaraia y que mis padres me fueran a buscarme, y que ambos discutieran en el camino a casa, de no ser por mi culpa aquel choque que arrebato la vida de mis padres no hubiera pasado, y ellos seguirian vivos, y al seguir vivos no hubiera perdido la cabeza, y no hubiera manejado borracha, chocando contra el coche de una pobre chica que es un ángel, y ella no hubiera perdido la vista.

Abri los ojos sin saber que los tenía cerrados, lo mire e intente cambiar de animo. Había pasado por varios años de terapia, y aunque estoy mejor, no puedo quitarme totalmente el cargo de culpa que obtuve despues de todo lo que paso. Desobedecer, emborracharme hizo que matase a mis padres, volver a emborracharme hizo que le quitase la vista a Carrie. Y apesar de que tenía su perdon, vivia con esta culpa día a día. El silencio fue mucho más incomodo que antes. Y eso hizo querer haber mentido, pero no podia. Mis padres se merecian recordarlos. Relamo mis labios y cuando estoy por hablar el mesero llega con nuestro pedido. Comenzamos a comer en silencio hasta que respire profundo — He escuchado que has pospuesto el tour ¿Quieres hablar de ello? — pregunto antes de llevarme un pedaso de ensalada en mi boca. Mirandolo así de cerca, puedo ver todo las facciones maduras, ya no era una piel lisa, delicada, tenía su sombras de vello, su mandibula marcada, ya había dejado la adolescencia. Y su cuerpo no era una figura tan solo delgada, sus horas en el gimnasio se notaban. Quizás no debía preguntar sobre el asunto, seguramente él estaba harto, cansado de tener que responder, seguramente no fui la primera ni la unica en preguntarle por esto, y sinceramente no es que no me importase, pero lo que no me gustaba era meterme en terrenos que molesten, incomoden o pongan mal  la otra persona — No tienes que responderme si no quieres, estoy segura que estaras cansado de tener que justificarte por tus desiciones — digo y le sonrío — Aunque no queria que te justificaras, solo queria saber si era verdad. Ya sabes, los comentarios siempre son a base de quien los escribe y sus intereses — respondo subiendo los hombros.
avatar
Mensajes : 4334

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ▸I ɴᴇᴇᴅ soᴍᴇ ɴᴇw ʟovᴇ •ʀoʟᴾᵛᵀ•

Mensaje por Loveyourself el Jue Sep 14, 2017 11:50 am

—nickjonas

Se notaba que eran esas tipicas familias en donde se llevaban bien, y eran bromas y arreglos entre ellos, lo tuve en un principio hasta que deje de ser una persona y comence a ser una fuente de dinero, quieren negarlo pero sé que es verdad, mi padre solamente venía cuando perdia en sus apuestas y necesitaba dinero, mi hermana solamente venia para decirme que queria hacer un viaje o que queria ser amigas de las Kardashian, o un VIP para ver a Miley Cyrus, con quien tuve un encuentro bastante pasional. Todos querian algo de mí. Ahora yo era el culpable de todo. Intente colaborar con la presentación, pero no soy muy bueno con esto. Nunca lo fui, empece a ser muy sincero, y hacer lo que se me plazca, no escondo nada. Asique cuando algo me molestaba me era imposible evitar demostrarlo. Pero estoy intentandolo. No me preocuparia en hacerlos sentir mal, salvo que estoy viviendo en su casa. ¿por qué accedi? Se nota que todavia tengo un poco de consideracion. O bueno, más bien el contrato es lo que me tiene aqui, y podia quedarme en la ruina.  No quiero estar en la ruina. Asiento, y no murmuro más que un gracias, pero todo mi humor controlado se fue por la borda cuando escucho que no tienen gente de servicio ¿Quien va a lavarme la ropa? ¿Me tendre que cocinar? ¿Acaso no piensan que yo no sé cocinar y que lo más cerca a delivery esta a kilometros de aqui? No, esto esta muy mal. Llamare a Joe en cuanto este en mi habitación. Sonreí a la castaña y segui a la mujer de más edad, no era una señora vieja pero era mayor, una señora de la quinta decada.

Bueno, Nick ¿Puedo tutearlo verdad? —estaba por decirle que preferiria que mantuviera los buenos terminos, pero la verdad ¿Qué podia hacer? Estaba viviendo bajo su techo, aunque esperaba que no por mucho. Asenti, tras de guiarme abre una puerta dejandome ver el tamaño de un armario. Había una cama de una plaza, un pequeño mueble donde se suponia que debia poner la ropa, y un pequeño mueble. Hice una mueca — ¿El baño? — pregunto con el horror expresado en mi cara, sabiendo que me diria que compartiria baño — Hay dos, uno en el piso de abajo, y otro el de arriba. — horror confirmado, me dejo para que me acomode, y me dijo que me vista con ropa vieja o que se pueda arruinar porque visitaria la caballerisa. ¡Dios mío! Ni bien se cerro la puerta me quite los zapatos que bien podria comprar un departamento, horrorizado por como quedo. Tendre que comprarme unos nuevos. Deberia comenzar a averiguar alguna casa de por aqui para alquilar. Le daria buena pasta a estas personas y todo el asunto arreglado. Debería haber algun lugar por aqui cerca donde no haya tanto barro y olor a estiercol. Suspiro, queria darme un baño, me sentia sucio. Llame a Joe, pero cuando atendio despues de mandarlo a la mierda, termino diciendome algo como, copero en la familia Reynolds o adios a toda mi vida por siempre. De mala gana me cambie de ropa, me puse unas vermudas que no me gustaban tanto, unas zapatillas que podria mancharlas, apesar de ser blancas, no tenía algo que no servia. Y una remera gris, la cual remangue a los costados. A regañadientes baje intentando buscar algo, el sitio donde tenía que limpiar mis huellas de barro habían desaparecido como si alguien lo hubiera limpiado con esmero. Contrataria a esa persona para que limpie mi casa, lo ha dejado más limpio de lo que estaba. — Oh, Nick, ven sigueme — dijo la señora Loren, la cocina era algo rustica, pero la casa no era tan mala, tenia muebles de madera con decorado de rosas y tonos claros, era un hogar. No tenían los muebles de ultima generacion, pero eran de roble, y tenian un valor, aunque supuse que abundaba mucho más el valor significativo. Cosa que yo nunca iria a entender.

Despues de que Loren me diera una jarra de limonada con dos vasos, y explicado donde quedaba la caballeriza. Quede aterrorizado. No pensaba tocar un caballo sucio en mi vida, cuando salia a andar en caballo me gustaba montarlos ya limpio, otros se encargaban de ello. El lugar solo estaba iluminado por la luz que daba el sol y se filtraba por las ventanas, pero estaba mucho más soportable aqui dentro. — ¿Hola? ¿Hay alguien? — pregunto y siento los relinches de los caballos. Suspiro — Si piensan que lavare todos los caballos solos pueden irse dando la idea de que no lo hare — susurre más para mí, pero siento ruido y como alguien habla. Frunzo el ceño y camino hacia el lugar de donde proviene la voz. Cuando veo aquella imagen me dejo cautivar por la hermosura que espande. Aunque sea que este mojada con agua sucia, no pierde sensualidad, algo en mi entrepierna comienza a retomar vida. — ¿Alguna vez te han contestado? — pregunto haciendola brincar en el lugar, lo que me provoca sonreir, era encantadora. Ya podia hacerme una idea de como  gritaria mi nombre, su cabello exparcido en mi almohada, o quizás algo más sucio y pervertido encima de mi chaqueta por encima de la paja. Mmm seria bastante bueno probar un poco de ella. Esos labios decian tener mucho pecados, y me encantaria compartirlos.

<3:
ADAIME, seguramente estés odiandome o preguntandome si te he vuelto a abandonar ¡No es así! Estuve enferma durante dos semanas, y bueno no tenía animos de agarrar el foro y responder, no tenía la cabeza puesta. Asique perdoname por ni siquiera avisarte :( he intentado responder con anterioridad pero entre una cosa y la otra no pude, perdon por lo soso que está, pero bueno, mejorare, o eso espero :) a todo esto ¿Cómo estás?
avatar
Mensajes : 4334

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ▸I ɴᴇᴇᴅ soᴍᴇ ɴᴇw ʟovᴇ •ʀoʟᴾᵛᵀ•

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.