Últimos temas
Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 0/44

when there's no light to break up the dark, i look at you ღ

Página 2 de 11. Precedente  1, 2, 3, ... 9, 10, 11  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: when there's no light to break up the dark, i look at you ღ

Mensaje por hobi el Miér Sep 06, 2017 12:21 am



 in all this bitterness you stay so sweet ;
avatar
Mensajes : 17867

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: when there's no light to break up the dark, i look at you ღ

Mensaje por hobi el Miér Sep 06, 2017 12:21 am

Llené de aire las mejillas y alejé la mirada, para cruzarme de brazos y avanzar con largas zancadas que me otorgasen cierta distancia de su persona. — ¡Me siento engañada y traicionada! — exclamé, y mi entrecejo se frunció al voltear para dirigirle una fugaz mirada plagada de reproche. No estaba enojada con él, no verdaderamente: pero había creado tantas ilusiones y expectativas con respecto a nuestra primera misión juntos, ¡para que al final resultase el más simple de los encargos! Eso no era lo que Kakashi me prometió al aceptar que lo acompañara por primera vez. — ¡Dijiste que atravesaríamos grandes peligros y no pasó nada de nada! ¡Mi único golpe de adrenalina se basó en caer sobre un charco de lodo! — restregué mis mejillas al recordar que todavía quedaban rastros de suciedad allí plasmados, y sentí a mis pómulos enrojecerse cuando volteé para hacerle frente apoyando las manos en las caderas. Había pasado un año, pero no creía que la cantidad de tiempo influyera en la imagen que el peliplata formó con respecto a mí: a sus ojos, seguía siendo la pequeña vulnerable que debía andar con cuidado... y por ése motivo no tenía quejas, al enterarse de que las misiones que ''me ayudarían a convertirme en una gran kunoichi'' eran pequeñeces y encargos tan absurdos como inofensivos. Había perdido la cuenta del número de mascotas que había rescatado, las bolsas del mercado que había cargado para ayudar a las personas mayores y el montón de hierbas que trasladé por toda la aldea en búsqueda de los comerciantes que las solicitaron. — ¡Hiciste que anticipara esta misión por semanas, Kakashi! — cuando me removí inquieta, algunas hojas incrustadas en mi cabello finalmente se deslizaron fuera de éste: pero no me molesté en quitar las demás, y dejé las pequeñas ramas enredadas a los mechones para que sintiera un mínimo rastro de culpabilidad... claro que no estaba funcionando, pero verme ridícula me tenía sin cuidado. Lo comprobé cuando dejé de fingirme ofendida al sentir la garganta seca, y revolví mi mochila para percatarme de que no cargaba con lo esencial. Intenté pensar en otra cosa para que mi estómago no lo hiciera evidente, cuando jalé la tela de su uniforme y me mordí el labio dubitativa. ¿Cuánto había durado mi resistencia, cinco minutos? — ¿Tienes algo de comer? — bastó con que acabase de cuestionarlo para que mi cuerpo me defraudara al emitir aquel desagradable sonido, ¿c-cómo se supone que había olvidado empacar lo más importante? Aparté la mirada con un resoplido, obligada a admitir la derrota: pero el desdén desapareció cuando aquel exquisito aroma se coló por mis fosas nasales. — P-pero... dijiste que no te gustaban. — jadeé, ¿acaso previó que sucedería semejante cosa... o solo perdió el tiempo en preparar dango para mí? — ¡No te hagas querer cuando estoy enojada contigo! — solté, tras relamer mi labio inferior y arrebatarle los palillos rápidamente: dándole la espalda al no querer que se fijara en lo... exageradamente sensible que continuaban dejándome aquellos pequeños gestos.


 in all this bitterness you stay so sweet ;
avatar
Mensajes : 17867

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: when there's no light to break up the dark, i look at you ღ

Mensaje por uchiha el Miér Sep 06, 2017 1:03 am

 

Con los brazos cruzados detrás de su cabeza, avanzó al mismo paso de ella, con la mirada detallando el perímetro por el cual iban caminando. La brisa que chocaba contra su cuerpo era placentera, y le hacía sentirse cómodo. Podía aún escuchar la risa de sus compañeros por el haber aceptado una misión tan simple como aquella, y poco podía importarle. No rompía sus promesas, y había dado su palabra para traer consigo a la pequeña rubia que se desplazaba a su lado. Detuvo sus movimientos ante su pregunta, y el alivio llegó a su pecho del haber decidido ir preparado para acontecimientos como tales. — Entonces aceptas que me quieres. — Habló con una sonrisa. Desde hacía un par de días aquel tema era frecuentemente mencionado, recibiendo en respuesta sonrojos y pequeños golpes de frustración. Kakashi no podría estar más fascinado por cómo su relación se iba haciendo más fuerte y más… diferente con el pasar de los días. Ya  había pasado un año desde el día que la había traído a la aldea y si bien, se había convertido en una persona querida y respetada, el peli plateado aún no se sentía listo para dejarla ir. Sabía que el día que ella supiera defenderse por sí misma y realizar misiones sin su ayuda o acompañamiento, ya no necesitaría de él. — Se comienza desde cero, Veena. — Explicó tranquilamente. — Pronto… lograrás ser la kunoichi que deseas ser. — Estaba tan seguro de sus palabras, que le provocaba un sabor amargo pronunciarlas. Un día se daría cuenta lo que él estaba retrasando y se lo recriminaría, justo como lo acababa de hacer. ¿Qué respondería entonces? ¿La dejaría tomar su propio camino o encontraría la manera de mantenerla a su lado eternamente? Era egoísta, muy egoísta de su parte. Ella había sacado tanto lo mejor, como lo peor de él. — Déjame disfrutarte un poco más. — Pidió, guiando las yemas de sus dedos hasta su barbilla para hacerla levantar el rostro hasta que su ojo pudiese admirar los suyos. Con su otra mano libre, bajó la tela de su rostro liberando sus labios y así dejar un casto beso sobre su frente, en donde sin separarse hablo: — Yo también te quiero, Veena. — Le dedico una apacible sonrisa antes de volver a cubrir esa zona de su piel. Cuando estaba con ella, no acostumbraba a cubrírselo, pero debía de ser precavido por qué ignoraba el momento en que alguien pudiese aparecer, y por ese motivo fuera de la casa la excepción no era realizada. El crujir de las hojas de un arbusto alertó su mente, haciendo que instintivamente la cubriera con su espalda para evitar cualquier posible ataque incapaz de ser anticipado por él. Distinguió a pocos pasos cómo un animal iba liberándose de lo que parecía ser una trampa. — Hm. — Tomó uno de las cuchillas de su mochila y cortó las sogas que evitaban que el felino fuese libre, recibiendo a cambio un par de lamidas por su parte. ¿Sería esa su manera de agradecerle? Palmeo su lomo poniéndose en pie y girando de costado para buscando encontrarse con esos orbes morados que tanto disfrutaba del mirar. Si seguían tardándose, tendrían que pasar la noche en la intemperie, nuevamente. Empezaba a sospechar que Veena disfrutaba del dormir sobre su pecho, así como el disfrutaba estrecharla entre sus brazos. Suspiró. Esos pensamientos no le llevarían a ningún lado. — Bien, sigamos. — Ordenó, pero no siguió su propio mandato pues su atención fue dirigida a cómo aquella criatura avanzaba hacía la rubia y le hacía una especie de reverencia. Con el ceño fruncido, se mantuvo expectante de lo que sucedía, ignorando si se trataba de una alucinación o de la realidad. 
avatar
Mensajes : 1844

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: when there's no light to break up the dark, i look at you ღ

Mensaje por hobi el Miér Sep 06, 2017 7:59 pm

Los amigos se querían, y eso no tenía nada de malo... ¿así que por qué mi cuerpo reaccionaba de ése modo? ¡Se trataba de algo tan natural que yo misma había iniciado! Meses atrás, cuando me pregunté la razón por la que alguien se sentiría especial al ser el receptor de dos palabras tan simples al fijarme en la vida cotidiana de los demás. Supe que a Kakashi no le disgustó que me tomara semejante atrevimiento en aquel entonces, así que seguí haciéndolo cada vez que lo sentí necesario: pero cuando él lo dejaba entrever de una forma u otra, la gracia con que habitualmente tendía a tomármelo todo se esfumaba en un abrir y cerrar de ojos. No podía encontrar una explicación razonable, así que en algún momento me convencí de que debía tratarse de un efecto colateral de estar creciendo en compañía de alguien más... tsk. Sin importar cuántas veces lo dijera, jamás acababa de tener sentido. — Lo sé. — musité, apoyando una mano sobre su pecho para obligarlo a hacerse para atrás y evitar, de ése modo, volver a convertirme en el desastre andante que acostumbraba imitar cada vez que mi persona favorita gustaba divertirse a mi costa. Esta vez, supe contener los ridículos temblores que se apoderaban de mi cuerpo ante semejantes arrebatos: pero mi rostro ardía como si fuera a explotar en llamas y mi pecho dolía al oprimirse con fuerza... ¿sería aquello una señal? Tragué en seco, y desvié toda mi atención a sus acciones para evitar profundizar en ése caudal de pensamientos negativos. Confundida, observé a la criatura acercarse: y en el único ojo que abrió para devolverme la mirada distinguí una pizca de reconocimiento que terminó por desconcertarme. El animal emitió un suave rugido cuando apoyó su rostro contra el mío, y tan pronto me percaté de que lo hacía para frotarlo a mí con cariño sonreí ampliamente. — ¡Kakashi! — como era de esperarse, volteé emocionada: ¡amaba a los animales! Y por mucho que me gustara su manada de perros ninja, lo cierto era que no podía pedirle que los invocara a diario pura y exclusivamente porque quería salir a correr y divertirme con ellos. Sería genial si yo tuviera una mascota, ¿y qué mejor que esa? — ¿Me lo puedo quedar? — me aventuré a preguntar al incorporarme, frotando la mata de pelo café que rodeaba el cuello del felino junto a mí. — ¡No hará daño a nadie, lo voy a entrenar y será un buen chico! — aunque sospechaba que ni siquiera necesitaría hacer el esfuerzo, no parecía una especie salvaje que no conociera de límites: ¡era muy dulce para hacer daño a nadie! — ¡No puedo dejarlo solo, le agrado! — era consciente de que mi acompañante tenía todas las razones para negarse, no sabíamos nada del animal y podíamos estar colocando en riesgo la integridad de los aldeanos al volver. Además, ¿en dónde habría espacio para tenerlo? — ¡Puede dormir a los pies de la cama! — de acuerdo, quizás el imponente tamaño de la criatura no permitiera semejante cosa: así que debí pensar otro fundamento a la imperiosa necesidad de llevarlo conmigo. — ¡Míralo, ustedes se parecen! Deja que me lo quede... ¡y si el día de mañana nos separamos, voy a recordarte cada vez que lo vea! — esbocé una gran sonrisa y alcé el pulgar frente a mi rostro, pero el adorable felino hizo difícil mantener la determinación en mi semblante cuando apoyó su hocico en mi mejilla y volvió a rugir. — Voy a llamarte Kuraha, ¿te gusta? — como si realmente me entendiera (¿lo hacía?) volvió a frotarse contra mí, enfocando su mirada en el de cabellos plata cuando me abracé a él. — ¡No podemos dejarlo ahora que tiene un nombre! — ¿por qué la expresión que siempre funcionaba con mi amigo había dejado de surtir su efecto? Me apresuré a seguirlo cuando empezó a alejarse, y el animal corrió detrás de mí hasta posicionarse a mi lado. — Por favor. — ¿gran parte del viaje de regreso se basó en mí repitiendo la misma frase, seguida muy de cerca por el imperturbable felino? Sí, exactamente.


 in all this bitterness you stay so sweet ;
avatar
Mensajes : 17867

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: when there's no light to break up the dark, i look at you ღ

Mensaje por uchiha el Jue Sep 07, 2017 7:52 pm

 

Un león no es mascota. — Aclaró encogiendo los hombros despreocupadamente. Era cómico el hecho que se encontraban debatiendo entre el adoptarlo o no. ¡Era un león! Un mamífero carnívoro que se alimentaba de seres vivientes tales cómo ambos lo eran. ¿Era si quiera necesario el discutirlo? El golpe que sintió atravesar su corazón, del solo escuchar sus palabras, dejo su mente en blanco y a sus pulmones sin aire. Separarse. Él no quería separarse de ella. — No. — Gruñó, haciendo uso de su grave y fría voz. ¿Por qué culparla de algo que ignoraba? Era inconsciente de su parte adoptar comportamientos cómo tales con ella. Un suspiro pesado se escapo de sus finos y resecos labios. ¿Terminaría aceptando para quitar de sus hombros el peso de haberle alzado la voz? Posiblemente. Por algo sus compañeros se referían a ella cómo su debilidad. — Ambos sabemos que yo terminaré haciéndome cargo de Kuraha. — Masculló con su típico tono indiferente, acercándose al animal y acariciando su gran melena, percatándose de la marca similar a la suya en el ojo izquierdo. Sí, se parecían. Sonrió ladinamente asintiendo. — ¿Qué planeas darle de alimento? ¿Aldeanos? — Cuestionó calmadamente. La idea no resultaba tan grotesca cómo inicialmente pensó; tenía un par de opciones a quienes sacrificar. Se inclinó un poco más, aproximándose su rostro al hocico del felino, recibiendo instantáneamente una lamida en respuesta. Tenía el mismo molesto comportamiento de sus ninken. Maldijo el momento en qué unos pasos lo tomaron desapercibido, giró bruscamente el cuerpo buscando cubrir a la rubia del posible ataque, solo para percatarse cómo el lomo del animal fue usado tal cual escudo. Haciendo uso de su velocidad, avanzó hacía el cuerpo del atacante, interceptando su siguiente ataque y rodeando su cuello con su brazo para dejarlo inmovilizado, hasta presenciar su desaparición. Un clon de sombra. Visualizó el perímetro con recelo. Aparentemente había sido el único; lo cual no sosegaba su preocupación. Quién haya sido, planeaba estrictamente atacarla a ella, más no a él. Y si así era el caso, necesitaría de alguien más para asegurarse su bienestar. Tras el asegurarse que no hubieran más espectadores vigilandoles decidió partir de su ubicación a la búsqueda de su molestia. — Puede venir con nosotros. — Concedió al llegar a su lado de una zancada. Cualquier criatura que arriesgara su vida para proteger a Veena, era bienvenida gratamente al hogar del peli plateado. — Tendremos que pasar la noche fuera de la aldea nuevamente. — Kakashi no demoró más de tres segundos en continuar: — ¿Esta… —No tenía herida alguna dónde la cuchilla había chocado. ¿Cómo era posible? Totalmente intrigado y extrañado entornó los ojos. No dudaba de lo que había visto, y aún cuando quería emitir sus incógnitas al aire sabía que no encontraría respuesta alguna al estar preguntándoselo a un animal. No le quedaba más que mantenerse callado. — Y Veena… — Llamó usando el dedo índice de su mano derecha para señalarle directamente al rostro. — Si duermes abrigada por su pelaje, me encargaré yo mismo de degollarlo. — ¿Era una indirecta para avisar que dormirían abrazados? Empezó su paso, ahora con menos carga sobre los hombros. Sabiendo que Kuraha cuidaría de la rubia así cómo él mismo en muchas oportunidades lo había hecho. Y si el día de mañana nos separamos, voy a recordarte cada vez que lo vea. Gruñó molesto por lo bajo al recordar dichas palabras. ¿Por qué le costaba tanto el considerar su partida cómo una opción?
avatar
Mensajes : 1844

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: when there's no light to break up the dark, i look at you ღ

Mensaje por hobi el Sáb Sep 09, 2017 6:22 am


Desconcertada, parpadeé en un intento por adaptar mis ojos a la velocidad con que se desarrollaron los hechos: gracias a ello distinguí la banda que colgaba del cuello de nuestro atacante, necesitando apretar los dientes con fuerza al ser consciente de que Kumogakure aún me quería fuera de su camino... aún cuando tan lejos como en Konoha, no estuviera dándoles ningún problema. Kuraha volteó a verme instantáneamente, y yo le dediqué una ligera sonrisa al acariciar su rostro: dejando que mis ojos vagaran sobre su figura para percatarme extrañada de que no poseía ningún tipo de herida, resultante del ataque en el que se había interpuesto. ¿Qué, de verdad? — emocionada, lancé mis brazos al cuello del felino para rodearlo en un fuerte abrazo: sintiendo las previas emociones disiparse, sustituidas por una extrañeza que llevé a mi rostro cuando escuché las siguientes palabras del peliplata y asentí lentamente. — ¡No tienes de que preocuparte, Kakashi! Sabes que no puedo dormir con nadie que no seas tú. — reí por lo bajo al avanzar detrás suyo luego de colgar la mochila a mi espalda y soltar un ligero alarido, cuando Kuraha me tomó por el cuello del uniforme y me montó en la suya. Cuando nuestro acompañante volteó alarmado, alcé el pulgar frente a mi rostro y guiñé un ojo divertida. No necesitaba que me protegieran, pero sabía que lo harían sin importar qué dijera al respecto: y esperaba ansiosa el día en que yo pudiera hacerlo con ellos. B-bueno, cuando lograra encender una fogata con una llamarada más grande a la que se formó en base a mi poco control sobre el elemento. — ¡N-no te burles! Hokage-sama dijo que mejoraré algún día, ¡y cuando lo haga voy a incendiar esa colección de libros que no me dejas leer! — prometí al dejarme caer a su lado, luego de que el animal se acomodara a sus espaldas y perdiera todo rastro de consciencia inmediatamente: supuse que era normal, luego de todo lo que había caminado conmigo encima... rugiendo molesto cada vez que intenté bajarme. — Apuesto a que tienen jutsus súper-secretos que solo quieres saber tú. ¡Aún así, no hace falta que te esfuerces! Seré más fuerte que tú cuando crezca. — quedaba un largo camino para tan poco tiempo, pero no debía creer que lo imposible no podía cumplirse: tampoco imaginé salir de aquél lugar un día, y lo hice. Apoyé la mejilla sobre su pecho cuando me recosté a su lado y suspiré, sintiendo los parpados decaer ligeramente: cuando bostecé, supe que quizás me había contagiado del felino. — Gracias por dejar que me quede con él... — susurré en voz baja, somnolienta. Uno de mis dedos acarició su mentón por encima de la máscara, y un suave esboce se apoderó de mis facciones al suspirar. — Si alguna vez... me pierdo, ¿te importaría volver a encontrarme? — pregunté, dejando que mis ojos finalmente se cerraran al acurrucarme con él. — Soy mejor desde que te tengo, ¿no lo crees? — sonreí, pero no fui capaz de esperar una respuesta: y acabé dormida en segundos.


 in all this bitterness you stay so sweet ;
avatar
Mensajes : 17867

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: when there's no light to break up the dark, i look at you ღ

Mensaje por hobi el Sáb Sep 09, 2017 6:22 am



 in all this bitterness you stay so sweet ;
avatar
Mensajes : 17867

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: when there's no light to break up the dark, i look at you ღ

Mensaje por uchiha el Sáb Sep 09, 2017 2:51 pm

 

El tiempo avanza a su propio ritmo, tomando por sorpresa a quienes no se encuentran pendientes de su paso. Kakashi por primera vez, se convirtió víctima de ello. Un día, el considerado ninja copia trajo consigo a una pequeña niña, y hoy, cinco años más tarde, se encontraba organizándole una fiesta sorpresa. A sus veintiún años jamás había realizado un acto como tal, ignorando la importancia del hacerlos por alguien, pero cuando se trataba de su ya no tan pequeño y más llamativo problema, su perspectiva cambiaba. Depositó el pastel que había mandado a preparar en el centro de la mesa y giró hacía sus espaldas, dónde sus compañeros se encontraban ayudándole con la decoración necesaria. — ¿Cuándo fue la última vez que pisaron la casa de Kakashi? — Cuestionó una de las mujeres presentes, recibiendo en respuesta expresiones dubitativas de los terceros. — Exacto, es a lo que me refiero. — Un par de miradas se posaron sobre sus movimientos, a lo que él respondió con una mueca incómoda. Por gracia de sus cabellos, la gota de sudor que se deslizó por su costado fue ignorada. — ¿Qué es Veena-chan para ti? — Al unisonido, preguntaron, incrementando el nerviosismo del atacado. Ese era el principal motivo por el cual intentaba pasar la menos cantidad de tiempo acompañado por sus presencias. — ¡Estas desperdiciando la juventud, mi eterno rival! — ¿Era necesario que utilizara un tono de voz tan alto cuando se encontraban a pocos pasos de distancia? Suspiró negando con la cabeza. — Terminen de colocar el cartel… por favor. — Pidió con obvio desinterés al tema que se encontraban debatiendo. Su orbe descubierto tanteo entre los cuadros hasta encontrarse con uno en el cual el peli plateado y la rubia estaban siendo acompañados por cierto felino, quién con el tiempo paso a ser parte de su… ¿familia? — Hm…— ¿Qué era  Veena para él? Podía  mentir y decir que nunca antes se había cuestionado dicha incógnita, más era consciente de la realidad. De las múltiples dudas que rondaban su cabeza, había una verdad que conseguía apaciguarlas todas: ella lo era todo. El rostro que ansiaba ver al despertar, y aquel que necesitaba observar antes de dormir; una voz que le ponía los pelos de punta… pero que si no lo hiciera, sus días carecerían de sentido. ¡Sin mencionar lo hermosa que se había puesto con los años! ¿Quién le había dado permiso para convertirse en el anhelo de cualquier hombre? Incluso el suyo. Presionó su sien, se atrevió a soltar un poco de aire contenido en forma de un cansado suspiro antes de continuar con su labor. Era alrededor de las diez de la noche y una calma insulsa se había apoderado de las cuatro paredes que lo rodeaban. Se habían cerciorado del terminar todo antes de que la rubia volviese de su entrenamiento con Kuraha; además del verse obligado a permitir dichos actos, para evitar el verla arruinar sus planes. La organización de la reunión había durado un par de semanas, buscando la perfección. Pronto llegará, pensó, y de una señal indico que era el momento para que cada uno tomara el respectivo lugar que les correspondía. — ¡Sorpresa! — Gritaron todos, excepto él, al verla ingresar. Aún apoyado en el lado de la mesa, sus ojos detallaron el pecho de la rubia subir y bajar por el susto que le habían provocado, y sin que el resto lo supiera, una amplia sonrisa se dibujo en sus labios protegidos. Nunca se cansaría del verla tomar diferentes facetas. Avanzó hacía ella tomando su mano y haciéndola retroceder hasta que su pecho y el suyo chocaran. — Ya son cinco años de tenerte a mi lado... gracias por darme una infinidad de momentos inolvidables. — Lo último lo había hablado tan bajo que sabía que solamente sus oídos podrían haber sido capaces de escucharle. Al recibir las curiosas miradas de sus compañeros, alejó su silueta, incluso cuando no quería hacerlo, y les dio el espacio para que la saludaran. Compartirla no era algo a lo que estuviera acostumbrado, con el pasar del tiempo... menos le gustaba la idea. 
avatar
Mensajes : 1844

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: when there's no light to break up the dark, i look at you ღ

Mensaje por hobi el Sáb Sep 09, 2017 7:58 pm

Los arduos entrenamientos y mi propósito a futuro pasaron la maldición a segundo plano: ya no sentía el insoportable escozor producido por los efectos de está, tampoco podía rememorar la última vez en que mis pensamientos se habían tornado oscuros. — ¿Eso es bueno, verdad? — pregunté al felino, manteniéndome firme al asegurar que de algún modo sabía de aquello en lo que estaba pensando: sin importar la falta de comunicación y que, muchas veces (aquellas donde quería ingerir a Gai por ejemplo), me preguntara extrañada qué era lo que pasaba por su cabeza. Sabía que era inteligente, pero jamás había determinado si él había sido entrenado por alguien más o si todo lo había aprendido por su cuenta. — Vamos a casa antes de que Kakashi nos deje sin cenar, ¿cómo se hizo tan tarde? — inquirí al dejar el campo de entrenamiento atrás, cuando me ubiqué sobre el lomo de la criatura y acaricié el pelaje alrededor de su cuello: el agotamiento físico había sido enorme por parte de ambos, ¡pero si podía conmigo esta vez, yo haría lo mismo por Kuraha la próxima! — Vamos a ver... — esperaba encontrar un peliplata muy enojado por las horas en que me atreví a volver, y no al conjunto de personas que años atrás me había presentado para volverse... casi tan indispensables como su él mismo, dentro de mi vida. Parpadeé desconcertada ante sus palabras, y fue en ése momento donde me percaté de la apariencia de todo a nuestro alrededor: jadeando. ¿Esto... es para mí? — pregunté, al morder mi labio impaciente y sentir los ojos arder. — ¡No llores! — Kurenai me rodeó con los brazos y sonrió de oreja a oreja, cuando Asuma se inclinó para revolver mi cabello e imitarla. Con respecto a Gai... no esperaba menos de lo que recibí, así que mi corazón no voló de mi pecho cuando me zarandeó y se abalanzó sobre mí para recordarme que aún teníamos una ''batalla'' pendiente. Agaché la mirada, y cuando la alcé me froté los ojos queriendo reírme de la expresión que se habría apoderado de mi rostro. — N-no tenían que hacer esto, ¡pero gracias! — Anko me pasó un brazo sobre los hombros y esbozó la clase de gesto con que sabía, podía anticipar un problema en puerta. — Así que... ¿dieciséis años y nada de chicos? — inquirió, obligándome a parpadear desconcertada al visualizar a los tres frente a mí. — ¿De qué hablas? Ahí están. — Kurenai rompió en carcajadas a mi lado y negó, mientras Asuma y Gai intentaban no provocar a Kuraha: quien no parecía relacionarse del mismo modo con todo el mundo. — Me refiero a una pareja sentimental, ¿no hay alguien a quien quieras besar y abrazar? — arrugué el ceño, negando. — ¿Por qué querría hacer eso? — ¿y por qué lucían tan desconcertadas? — Hatake, vas a tener que dejar que Veena se aventure por ahí: ¡ya creció, su cuerpo también tiene necesidades! — confundida, observé a Kurenai golpearla en el hombro: antes de poner los ojos en blanco y dedicarme una sonrisa más comprensiva. — ¿No hay nadie con quieras salir? — inquirió, y yo froté mi mentón al pensarlo. — ¡Pues con Kakashi salgo todos los días!


 in all this bitterness you stay so sweet ;
avatar
Mensajes : 17867

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: when there's no light to break up the dark, i look at you ღ

Mensaje por uchiha el Sáb Sep 09, 2017 9:20 pm

 


Si las miradas pudiesen matar a alguien, la chica de cabellos casi morados ahora se encontraría bajo tierra tras el haber sido brutalmente asesinada. Tocio. La garganta se le había secado y prácticamente su cerebro expulsó lo primero que cruzó por su mente sin importar lo raro que pudiese sonar. — Necesidades de las que me puedo encargar. — ¿Por qué lo miraban tan extraño? Lo decía en serio. Quizás era por ese motivo por el que le miraban tan anonadados. — Y no saldrás con nadie más. — Advirtió con ofuscación. — Kakashi no deberías de ser tan celoso, después de todo… ¿cómo te encargarás de sus necesidades si es cómo tu hermana pequeña? — Un escalofrió consiguió hacer su cuerpo temblar, del escuchar la categoría en la que los habían relacionado. — Jamás la he visto cómo una hermana. — No existía necesidad para desenredar el malentendido, pero aún así lo explicó casi cómo botando espuma por los labios. Lo estaba provocando, era consciente de ello, pero aún así no podía quedarse con la boca cerrada, por qué cuando se trataba de ella, jamás podía. — Veena es mía. — Aclaró utilizando una tonalidad fría y firme en su voz. — Y será mía en todo sentido. — La miró. Era la primera vez que pronunciaba aquel tipo de aseveración en su presencia… o frente a cualquier otra persona. Prácticamente había escupido las palabras, temiendo que otro ocupase ese lugar. ¿Cómo reaccionaría a tal abrupta manera de comportarse? — Huele a que Hatake está flipando por la rubia. — Burlo Genma con una amplia y nauseabunda sonrisa. ¿Tan impropia debía de ser su manera de expresarse? Más importante: ¿quién había permitido su estancia en la reunión? Desde el momento en que los primeros indicios de Veena en embellecer, se dio la tarea de mantener alejado al castaño de ella. A todo hombre, para ser más exactos. — Eso no es de tu incumbencia. — Gruño, escuchando cómo el felino imitaba su acción con el mismo desagrado en sus facciones que en las suyas. Acarició el lomo del animal, encantado del saber que no aceptaba el trato de nadie que no fuese él y la rubia. ¿Por qué Veena no podía parecerse más a Kuraha? — Y tu Kakashi: ¿no te cansas de recurrir a tu mano? ¿o acaso hay alguna mujer… que se escabulle por las noches? — Entornó el ojo, sintiendo la tensión sobre sus hombros crear un peso mayor. Conocía el motivo por el cual ahora ese tipo de acusaciones eran expuestas, y no quería caer en el juego que estaban creando a su alrededor. Por lo menos ella ya no era el tema de conversación. — ¡Kakashi tiene muchas mujeres detrás de él! Pero él solo tiene ojos para Veena-chan… — ¿Era necesario proclamar la última parte? — Estamos aquí para celebrar los cinco años de Veena en Konoha. — Parló. Asuma sonrió asintiendo. — ¡Ya! Dejen de molestar al pobre, después de todo, ya lo escucharon… si Veena-chan es suya, eso significa que él es suyo. — Suspiró. Parecía que trataba con un par de críos, contrario a la realidad que les caracterizaba. No dijo más, simplemente avanzó hacía la mesa y tomó uno de los emparedados estirándolo hacía el león que lo acompañaba; sin quitar su completa y total atención a la rubia que ahora recibía una gran cantidad de elogios por lo hermosa que los años le habían tratado. Sonrió. Los iba a matar si continuaban hablándole con tanta confianza.   
avatar
Mensajes : 1844

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: when there's no light to break up the dark, i look at you ღ

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 11. Precedente  1, 2, 3, ... 9, 10, 11  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.