Últimos temas
» love, poem, art:
Hoy a las 3:45 pm por CatCatCat

» en el espacio de tu ser me quiero perder y aprender todos los secretos que esconde tu piel ─
Hoy a las 3:27 pm por Arijp96

» ; 愛 ♥
Hoy a las 2:11 pm por hughes

» still remain in my heart:
Hoy a las 1:40 pm por lalisa

» khiboo in your area ♥
Hoy a las 1:35 pm por lalisa

» rolcito angsty?
Hoy a las 1:30 pm por seraphistols

» ¿Alguien conoce Amino?
Hoy a las 7:52 am por sassybooty

» La inercia de sonreír cuando tú sonríes ♥
Hoy a las 7:19 am por fercaver

» Mi verdadero hogar está en tus brazos
Hoy a las 6:17 am por Arijp96

Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 0/44

Darling, just dive right in and follow my lead ♡

Página 1 de 6. 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Darling, just dive right in and follow my lead ♡

Mensaje por youmakemeglow el Dom Sep 24, 2017 3:16 pm

Baby, I'm dancing in the dark with you between my arms 
Barefoot on the grass, listening to our favorite song.
When you said you looked a mess, I whispered underneath my breath but you heard it, darling, you look perfect tonight. Well I found a woman, stronger than anyone I know. She shares my dreams, I hope that someday I'll share her home I found a love, to carry more than just my secrets, to carry love, to carry children of our own. We are still kids, but we're so in loveFighting against all odds I know we'll be alright this time, you're perfect.












THIS
LOVE IS LIKE FIRE AND ICE
This love is like rain and blue skies
Don't let me lose, Still falling for you
avatar
Mensajes : 4078

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Darling, just dive right in and follow my lead ♡

Mensaje por youmakemeglow el Dom Sep 24, 2017 10:30 pm


DEMETRIA LOVATO.
Estaba bastante segura que no había cometido ningún delito, es decir, había estado encerrada en mi estudio durante todo el fin de semana intentando escribir algo más allá de Nikki Heat, ahora me preguntaba ¿Por qué demonios me había atrevido a matarla? Era el personaje principal de “Ola de calor”, ahora no había más vida para ninguno de los demás personajes, se había culminado la saga y me encontraba en un absurdo bloqueo mental. Concentrare Demetria. Murmuró aquella voz de mi subconsciente que siempre se había manifestado para ideas útiles y aquellas semanas sólo me había murmurado que me concentrara ¡Y yo necesitaba idea! No su motivación para concentrarme. Respiré pesadamente observando el mensaje de mi celular que me indicaba que debía presentarme en la comisaria 12 a las nueve de la mañana del día siguiente. Traté de hacer memoria, no había cometido ningún delito, estaba segura. Había conducido ebria un par de veces, sí, había golpeado a un oficial a los veinte cuando quiso quitarme mi cámara fotográfica, y recordaba también alguna vez haber consumido algo de marihuana en zona prohibida, pero eso había sido hace muchos años y los cargos habían sido retirados ¡Era best seller! Mi vida era casi perfecta, claro, hasta que tenía un fuerte bloqueo y no hallaba que demonios hacer con mis personajes ¿Mi único delito? Matar a Nikki Heat y quedarme sin best seller, ya Max, mi agente me había dado un ultimátum, o en un mes entregaba la primera copia o mi contrato era anulado. No, eso no iba a suceder. Un sonido de frustración salió de mis labios mientras hundía mi cabeza en mis manos y me apoyaba del escritorio.

El sonido de mi celular me hizo mover mi mano fuera de las sabanas, buscando a tientas el móvil que yacía en la mesa de noche, aun con mis ojos cerrados y mi cabeza hundida en la cama. Deslicé el dedo por la pantalla y llevé el aparato a mi oído.— ¿Sí? —Murmuré adormecida.— ¡No me digas que estás jodidamente dormida! ¡Demetria, debes estar en treinta minutos en la comisaria! ¡Son las ocho treinta! —Gritó Max desde el otro lado del teléfono y me exalté de la cama, tanto que caí al suelo y me apresuré a hablar.— ¿Ocho treinta? ¡Maldición! —Y sin decir más colgué. Me moví con rapidez hasta la ducha, tomando quizás la más rápida de mi vida y precedí a vestirme con aquellos jeans ajustados, una blusa, botines y solté mi cabello mientras me apresuraba a tomar el elevador.— ¿No desayunarás? —Preguntó Alexis, mi hermana desde la cocina.— Voy tarde, nos vemos en la noche ¡Te amo! —Exclamé subiéndome al elevador y viendo como las puertas se cerraban. El trayecto desde el penthouse hasta planta baja fue para terminar mi maquilla y posterior a ello encontrarme con Max aparcado a las afueras de la residencia.— ¿Cuándo serás más responsable? —Preguntó con las mejillas rojas de la cólera. Le di una leve palmadita en la mejilla y arrugué mis labios.— No te enojes Maximilian ¿Sabes quién soy? A mí todos me esperan —Guiñé mi ojo antes de subirme al auto y posterior a ello este se puso en marcha.

La cosa iba así, había sido citada en la comisaría 12º de la ciudad de Nueva York, no parecía nada grave, pero sin embargo mi mente seguía maquinando si en algún momento había cometido algún delito, era confuso el hecho, pero tenía la consciencia limpia y con un registro criminal que se reducía a golpear a un oficial y fumar marihuana estaba segura que nada grave podía suceder, sin embargo estaba allí, me había presentado como me había indicado y posterior a ello me hicieron pasar a la sala de interrogatorio. Moví mis uñas contra la madera, luego de haber esperado al menos diez minutos y finalmente la puerta se abrió mostrando a un hombre alto, unos treinta años, de cabellera rubia y barba densa, sus ojos se elevaron hasta mí y comprobé el azul de los mismos ¿Acaso estaba en una obra sobre Adonis? Enderecé mi espalda y pestañeé hacia él.— Juro que ese día había bebido sólo algunas cervezas. La policía me dijo que no habría problema —Contesté antes que él hablase, defendiéndome ante el incidente al volante.
avatar
Mensajes : 4078

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Darling, just dive right in and follow my lead ♡

Mensaje por agelessbloom el Lun Sep 25, 2017 8:57 pm


Observé el reloj que reposaba sobre la pared una vez más percatándome de los minutos que llevaba de retraso mi citación fijada a las nueve. Jugué con mis nudillos encima de mi escritorio junto al extenso informe que se encontraba allí después de haber sido hojeado hasta el cansancio por su servidor. Este caso había logrado mantenerme en vela mientras intentaba unir todos los puntos, y a pesar de que habíamos hecho un trabajo impecable junto al fiscal y el resto del equipo, no podía dejar de causarme más intriga de lo normal la naturaleza de todo esto ¿Veneración? ¿Descontento? ¿O simple aburrimiento? Me costaba creer que un psicópata literario estaba suelto. — La señorita Lovato ya está en la sala de interrogaciones. — Me informó Jeremy, haciendo que soltase un resoplido de alivio mientras me levantaba de mi gran asiento con el informe en una de mis manos ¿Acaso las personas exitosas pensaban que la ley no funcionaba para ellos como para cualquier mortal? Me enfermaba aceptar tal tiranía. Demetria Lovato podía ser una gran escritora, pero no quedaría con ninguna duda que mi tiempo es esencial. Abrí el informe una vez más antes de adentrarme en la sala de interrogaciones, ya que era mi simple protocolo. Demetria Lovato, autora de thrillers. Dos asesinatos inspirados en sus sagas. Abrí la puerta de esta sala, aún con mi vista puesta sobre los papeles y en el momento que iba a empezar con mi casi monólogo usual, la mujer me interrumpió en el momento. Me detuve. Elevé mi mirada desde los papeles hacia la castaña sentada y enarqué una de mis cejas con recelo ¿Es que acaso ella iba a alargar más esto después de haberse demorado más de lo que debería? Escaneé su rostro, el cual lucía inocente y confundido. Pero su cara bonita no iba a poder conmigo.

Respiré con pesadez y caminé hasta la silla frente a ella. — Señorita Lovato, llegó tarde. — Mascullé, optando por dejar esto meramente profesional. Por supuesto, no iba a pedirle una foto o un autógrafo, aquello sería ridículo en mi posición incluso cuando guardase algunos de sus libros en mi buró. — No ha sido citada por algún… — Tomé una pausa para buscar la palabra correcta — malentendido con cervezas. Lastimosamente es algo más grave que eso. — Postulé para luego proceder a abrir el informe con algunas fotos de los crímenes que nos tenían a ambos reunidos hoy en este momento. — Samuel Jonas. 37 años. Tres apuñaladas en el área de su estómago, dos en el área de su pecho. Lugar de los sucesos, un callejón. Hora de deceso, 2.13 A.M. — Comencé, capturando su atención y sus ojos grandes observándome atenta. Sabía que la castaña no estaría muy acostumbrada a ver escenas del crimen verídicas todos los días, así que opté por cerrar unos momentos la ficha. — Es exactamente el proceso en el cual mataste al detective O’Connor en tu primera entrega. — Vociferé lo obvio, porque estaba seguro que ella ya podría haber conectado las piezas. Inevitablemente tuve que volver a abrir el informe para mostrarle la segunda fotografía que retrataba otra sangrienta escena de crimen. — Barbara Bailey. 24 años. Cuello y yugular cortada. Traspaso a su hogar y muerta mientras dormía. Hora de deceso, 3.38. Al igual que su última muerte, la protagonista Nikki. — Agregué, cerrando nuevamente la ficha después de que me había asegurado que la mujer frente a mí al menos había notado que estaba hablando en serio. Apoyé mi espalda sobre el respaldo de la silla donde me encontraba sentado, observando a la escritora frente a mí y crucé mis brazos sobre mi pecho. — Lo único que podemos rescatar hasta ahora es la conexión con sus obras. Sin embargo, sé que no es la asesina. — Porque yo tenía un sexto sentido para estas cosas. Demi Lovato era una mujer guapa, independiente y talentosa, pero sabía que no era una asesina. Y no porque estuviese acosándola o algo por el estilo. — Pero comprenderás que era imposible no involucrarte con alguien que está inspirando sus asesinatos en tus creaciones. — Agregué, aclarando mi garganta después.
avatar
Mensajes : 2433

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Darling, just dive right in and follow my lead ♡

Mensaje por youmakemeglow el Sáb Sep 30, 2017 7:12 pm


DEMETRIA LOVATO. 
Tras comprender que no, no estaba ante la presencia de alguna obra de mitología griega y que estaba en la perfecta realidad fue que tuve que enderezar mi espalda y buscar en todo el repertorio de respuesta alguna digna de justificar mi acostumbrada impuntualidad. Elevé mis cejas con cierta sorna que contrastaba bastante con su personalidad recta, es decir ¿Qué pasaba con su voz fría y firme? Estas en una sala de interrogatorios ¿Qué esperabas? ¿Botanas, vodka y risas? Murmuró mi voz interior.— Conocerá mi trabajo, oficial. Soy una mujer ocupada —Contesté con voz suave y femenina mientras colocaba mis brazos sobre la mesa observándolo desde aquella posición, admitiendo que sí, era bastante atractivo, pero su carácter le estaba restando bastante puntos ¿O sumándole? Elevé mis cejas.— Pues no podría saber porque otra razón estaría acá —Proseguí.— No adoro la ley, pero tampoco me gusta incumplirla. —Finalicé elevando mis hombros con algo de indiferencia y aunque quise seguir con algún comentario sarcástico o una quizás más irónico me fui interrumpida por las fotos que el antes nombrado dios griego aka oficial odioso colocó frente a mis ojos. En primer instancia sentí un fuerte frío recorrer mi espina dorsal. Había escrito un sinfín de escenas de crimen, muchas sangrientas y muchas similares a aquella plasmada en papel fotográfico, pero la verdad, aunque me había documentado más de la cuenta, saber que aquello era victimas reales era escalofriante, más por el hecho de reconocer las características de aquella escena ¿Acaso? Elevé mi mirada hacia la del rubio y sus palabras confirmaron mi pensamiento.— ¿Ha leído Ola de calor? —Pregunté enarcando mis cejas de forma curiosa. Esto es serio, Demetria. Insistió aquella típica voz en mi cabeza.— ¿Piensa que soy la asesina? —Continué con cierta sorpresa, porque vamos, sino ¿Para qué estaba aquí? La segunda fotografía generó en mí una fuerte punzada en el pecho.

—Nikki Heat —Murmuré estupefacta, porque una cosa era ver alguna muerte al azar de mis libros, pero la de Nikki era quizás más estremecedor. Mordisqueé mi labio en señal de impaciencia y nerviosismo, mientras desviaba mi vista de las fotos hasta los ojos del rubio.— Esto es… —Titubeé aun consternada, no sabía cómo sentirme exactamente, porque no estaba que mis obras generaran cierta inspiración y no era algo de lo que debía sentirme orgullosa, en cambio era terriblemente aterrador.— Entonces estoy aquí porque un loco decidió imitar mis obras —Murmuré aquello casi como para mí misma.— ¿Cómo debe hacerme sentir eso como escritora? —Cuestioné juntando mis manos y observando una vez más al rubio, de quien desconocía. Mi mente era consciente de la gravedad del asunto, pero no podía evitar sentir cierta confusión respecto a mis sentimientos por lo sucedido, era totalmente un enredo.— De todas maneras ¿Cómo puedo yo ayudar en ello? Por lo que veo no han seguido alguna cronología, imita los asesinatos de mis obras, imita el escenario, pero no la cronología. —Analicé sin desenmarcar mis cejas, observando de nuevo las fotos acostumbrando a ellas y aunque seguía siendo perturbador, comprendía que servían de base para el desfragmentamiento de aquél extraño caso. Debía admitirlo, estar presente en aquella sala resultaba inspirador.— El sujeto no quiere imitar, en realidad, presumo que busca llamar mi atención. —Continué haciendo de mis labios un mohín y junté mis manos en puños apoyándolas de la mesa y observando de cerca al rubio.— Lo siento oficial, pero no me dijo su nombre y la verdad me cuesta dirigirme a usted —Inquirí con voz firme y al mismo tiempo femenina, aquella voz de crema que se solía utilizar ante una situación de presión, porque una parte de mí se encontraba estresada, otra alborotada, y otra completamente desorientada.— ¿Es usted australiano? —Finalicé apoyando mi espalda de la silla y cruzando mis brazos para mientras mis ojos se encontraban con los suyos sonreírle. Era amargado, pero era un estúpidamente atractivo. 
avatar
Mensajes : 4078

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Darling, just dive right in and follow my lead ♡

Mensaje por agelessbloom el Sáb Dic 02, 2017 10:41 pm


¿Había escuchado bien? Luego de relatarle asesinatos a sangre fría a ella lo que le interesaba era saber si es que había leído su libro o no. Tuve que masajear un par de segundos mi sien intentando encontrar una explicación lógica acerca de la personalidad de la mujer frente a mí. Parecía traída de otro planeta. Como había dicho, no pecaba con tener una copia de sus obras en mi buró, sin embargo, este tema no era lo que nos convocaba. — No, Demetria. No pensamos que eres la asesina, sólo queremos tu cooperación con el caso. — Le expliqué con suavidad, examinando su rostro con cautela. Cualquier hombre que se respete lo suficiente admitiría que eran por meros gajos del trabajo esa acción, como ver si es que la castaña decía la verdad o no. No obstante, no podía negar que dentro de mí quería guardar la imagen en vivo y en directo de ella. Muchas habían sido las veces que la había logrado encontrar dando alguna que otra conferencia, pero verla en carne y hueso era totalmente diferente. Tenía claridad que Demetria era una mujer joven y bella, pero ¿en persona? Parecía iluminar la sala. Y aquello era bastante molesto. — Supongo que debe hacerle sentir con un poco de empatía por las víctimas. — Respondí como si intentase hacerla ver un punto. Otra vez ¿de qué planeta venía esta mujer? Era un puzle demasiado complicado para mí. Asentí mientras la escuchaba plantear lo que la castaña tenía en mente y ¡Al fin! Logró ayudarme con algo. Resoplé con un poco de frustración, ya que el caso cada vez se tornaba más complicado. — Si es ese el punto, entonces usted sería de gran ayuda. ¿Algún fan acosador? ¿Un ex novio demente? Podríamos pensar en conclusiones juntos, sólo tiene que estar dispuesta a ayudar. — Respondí, ya que con sus maneras tan… inusuales de tomarse las cosas serias no podía decir a ciencia cierta cómo es que íbamos a poder estar en una sala ambos sin que alguno tuviese una aneurisma en el intento. Y eso sólo lo concluía de un pequeño encuentro entre los dos. 

Posteriormente, mis cejas se levantaron con un poco de confusión y finalmente opté por tomar el camino sano. Tal vez estaba siendo muy duro con la pequeña celebridad. — Soy Liam Hemsworth. — Respondí sin recordar si es que efectivamente le había dicho mi nombre o no ¿Acaso había sido así de desconsiderado? En mi defensa, prácticamente se había activado una armadura automática en el momento que mis ojos se posaron en la castaña ¿Sería por su atractivo o su personalidad? Quizá ambas, quizá aún no iba a descubrirlo como tal. — Ciertamente lo soy, he estado unos pocos años en América. — Le comenté, esta vez esbozando una media sonrisa en dirección de Demetria. — Mala suerte la suya en que justo un demente comenzara a asesinar personas en su nombre y la dejasen estancada conmigo. — Esta vez hablé con un deje de diversión en mis palabras, algo que podría apostar que tanto a ella como a mí nos sorprendía. — Bien, Demetria. — Comencé nuevamente con mi voz profunda y me incorporé profesionalmente otra vez, llevando mi mirada desde el archivo que reposaba frente a ambos hasta su adorable rostro. — Necesitamos saber quiénes pueden ser sospechosos en esto ¿está bien? Debe al menos tener alguna idea o una pequeña lista con lo que podamos trabajar. — Continué, y acto seguido, me levanté del asiento y tomé el archivo conmigo. La observé una última vez y me dirigí hasta la puerta bajo su mirada aún confundida. — Podemos trasladarnos ahora a mi oficina o al despacho para estar con todo el equipo, tenemos mucho trabajo por delante. Y entre más rápido demos con algo, más rápido podrá deshacerse de mí y todo el FBI. — Le dije esbozando una sonrisa con un poco de sorna. Sin embargo, ahí estaba ella mirándome con toda su personalidad colorida y su rostro de ciervo herido que estaba seguro aparecía sólo cuando la castaña bajaba su guardia sin siquiera darse cuenta ella misma. Entonces resoplé, porque sabía nuevamente debía comportarme como algo de humanidad. — Supongo que no ha desayunado ¿no es así? — Pregunté cuando ya me encontraba de pie al frente de la puerta, y a la vez, girando sobre mi eje para que así ella quedase nuevamente frente a mí. — No puedo prometer un gran buffet, pero sí puedo encargarle café y demás a algún pasante. Hay una cafetería aquí cerca. — Comenté, encogiéndome de hombros sutilmente ante mi propuesta. Sin embargo, continué, ya que realmente debíamos movernos hacia el despacho o mi oficina si es que quería recolectar algo de información en esta jornada. — Pero para eso debemos marcharnos de aquí, esta sala es exclusiva para interrogaciones o criminales… — Me detuve y casi quise reír ante la pequeña sátira. — No es que usted lo sea, señorita Lovato. — Agregué, y posteriormente le hice un ademán con mi mano para que saliese de la habitación antes que yo y cerrar la puerta tras mi espalda. 
avatar
Mensajes : 2433

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Darling, just dive right in and follow my lead ♡

Mensaje por youmakemeglow el Sáb Ene 06, 2018 11:01 pm


DEMETRIA LOVATO.
Imaginen lo escalofriante que era saber que alguien estaba inspirando sus asesinatos en base a tus libros; Para un escritor de best sellers el hecho de que alguien se inspirara en tus obras era un halago, pero cuando eras escritor de thrillers, definitivamente no se trataba de un halago. Era sin lugar a duda algo de qué preocuparme ¿Cómo podría siquiera seguir adelante sabiendo que alguien mataba personas en base a mis escritos? Quizás debía considerar comenzar a escribir cuentos infantiles y así terminar con una parte de la pesadilla.— Se repiten las cartas de Aaron Jackson, siguen un patrón —La voz de Esposito me sacó de mis pensamientos. Esposito, el compañero de Liam, y junto a él: Ryan. Se me habían asignado tales ayudantes para leer el sinfín de cartas de admiradores que tenía, había una vaga posibilidad de que alguno hubiese escrito alguna pista para llamar mi atención, pero que yo, siendo yo lo hubiese ignorado. Ahí teníamos un nombre y era Aaron Jackson.— Esperen, recuerdo ese nombre, siempre me escribe que sueña con mis libros, pero que le preocupa que no describo suficientemente las escenas de sangre. —Comencé explicando. Vamos, no era fácil recordar detalles como aquellos cuando me escribían tantas personas, pero si aplicábamos el nombre, el recuerdo llegaba a mí enseguida. Ryan tecleó algunas cosas en su laptop.— No coincide el nombre con la dirección del correo —Explicó.— Pudo usar un nombre o dirección falsa. —Aclaré recorriendo mis pasos hasta llegar al borde de la mesa, al lado de Esposito donde yacían las últimas cartas escritas por el seudónimo: Aaron Jackson.— Demetria, estuve pensando acerca del desenlace de la historia ¿Por qué terminarla? Ella era tan buena, tan hermosa ¿Qué has hecho? —Cité mordisqueando mi labio con ligero nerviosismo. Sí, era espeluznante, demasiado.

Mi mente intentó reconocer más de aquél seudónimo. Lo uní con piezas anteriores, con personas que hubiese visto en mi vida, cualquier hecho inusual que saliera del patrón, en algún evento, en algún suceso. Piensa, debe existir.— En la escena del crimen ¿Había mucha sangre? —Pregunté a Ryan quién abrió la carpeta con las fotos de la escena. Más de lo que siempre había descrito. Sí, se trataba de ese tal Aaron.— Firma SS. Aaron Jackson —Mi mente buscó, divagó, se extendió y moví el lapicero contra mi boca.— La última carta que envió fue en Agosto 15. Dice que se ha sentido muy solo, que necesita compañía, que el olor a mariscos lo aturde y que saldrá a tomar aire. Extraño a Nikki —Citó Esposito una vez más.— ¿Mariscos? —Repetí.— ¡El muelle! —Exclamé observando como la mirada de Ryan y Espo se iluminaba. Liam hizo presencia en la sala.— Sí, vamos al norte del muelle, donde pescan esos putrefactos mariscos —Lancé mientras caminaba a un lado de Liam para salir de la sala.— Iré ¿No? Prometo quedarme en el auto —Anuncié parpadeando hacia ellos y mi vista fue a dar con los ojos azules del rubio de casi dos metros que me miraba con desdén. Él podía odiarme un poco, quizás.

Observé como el detective pasaba a un lado de mí y lo observé mientras se movía con toda su destreza y gracia por el lugar, era imponente, y desprendía en su totalidad demasiada testosterona. Era guapo, sí y aparentemente él era lo suficientemente consciente de ello. Podía incluso decir que observarlo era agradable, menos cuando me observaba como si le incomodase mi presencia, no estaba seguro si porque era demasiado radiante o irritante, pero disfrutaba una pizca de su forma enfrentarme, él de verdad creía que podía darme ordenes.— Necesitaré uno de estos —Anuncié con emoción mientras tomaba el chaleco antibalas que me extendía Esposito. Liam podía llegar a matarlo por aquello, pero parecía que yo le caía mejor a Esposito y Ryan que al rubio. Eso lo comprobé cuando acompañé al dúo dinámico en la patrulla y no al jefazo. No iba a decir que no estaba disfrutando aquello, era parte de un equipo de detectives en busca de un asesino, moviéndonos por la ciudad con chalecos antibalas y una jodida patrulla. Aunque yo en teoría no debía estar con ellos, y que casi me amarraran a la silla, pero había puesto un grano de arena, merecía mi premio y como escritora de thrillers era sin duda la mejor recompensa. Así que me mantuve en el auto y observé al equipo bajar. Cuando mis ojos se encontraron con Liam a lo lejos elevé mis manos con rendición, sin bajar del auto.— Te juro que aquí me quedaré —Exclamé. Y ellos se adentraron en el edificio localizado. Bien, nada podía salir mal si bajaba del auto y me escabullía. Antes de poder siquiera llegar a la puerta de aquél edificio observé a un chico bajar por la escalera de emergencia.— ¿Aaron Jackson? —Exclamé corriendo, corriendo por simple inercia, porque estaba loca y porque había perdido el juicio. Nos detuvimos en aquella calle ciega y los ojos del chico se clavaron en los míos.— ¡Tú! ¡Tú mataste a Nikki! —Exclamó con rabia corriendo hacia mí y pude haber gritado, pero el sonido de un disparo seco sonó en el aire y el equipo corriendo a cada lado de mí para atrapar al famoso Aaron. Elevé mis manos por inercia y me detuve en seco ¡Eso había sido genial! Sueño realizado.— ¡Eso fue asombroso! —Vociferé observando al chico en el suelo y me acerqué a él.— Sí, maté a Nikki. Pero ella es un personaje ficticio, imbécil —Sentencié. 
avatar
Mensajes : 4078

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Darling, just dive right in and follow my lead ♡

Mensaje por agelessbloom el Lun Ene 08, 2018 2:34 pm


Los días pasados habían sido tan complicados como diferentes. Lo decía ya que habíamos tenido una inesperada inserción en el despacho, la cual no se entremezclaba con total sutileza dentro de lo que podía ser mi zona de confort. Por supuesto que no, Demi Lovato era una antítesis de cualquier cosa que hubiese conocido antes, venía con su risa ruidosa, sus comentarios sin filtro y poco a poco rompía todos mis esquemas. No me sorprendería llegar un día de estos y encontrar margaritas en el despacho ¿Es que acaso me estoy dando a entender? Opté por adentrarme a la sala donde se encontraba la susodicha junto a mi equipo trabajando en el urgente caso que nos convocaba juntos. Apoyé mi cuerpo sobre un buró y me quedé observando en silencio como es que la castaña estaba conectando algunas piezas, no muy crédulo a las palabras que salían de su boca mientras intentaba ponerme al corriente de toda la situación. — ¿Al muelle? — Repetí sus palabras, frunciendo mi entrecejo mientras ella parecía un duende salido de una carta de felicitaciones mientras vociferaba una verdad que pensaba absoluta. Está bien, lo que Demi decía tenía sentido, pero no planeaba darle todo el crédito aún. De todas maneras, no nos mataría ir a revisar la supuesta existencia de este tal Aaron Jackson, y asentí ante la propuesta de marcharnos finalmente al muelle. Tomé las llaves de la van y me detuve cuando escuché que ella quería marchar con nosotros a un paradero muy peligroso para una mujer tan pequeña y sin ningún tipo de entrenamiento. — Estás de coña, tú te quedarás aquí. — Dije con un tono de voz duro llevando mi mirada hacia la mujer en cuestión nuevamente.

Aunque ella había prometido no salir de la van, mi opinión seguía siendo una completa y absoluta negativa. No podía cargar con su vida siendo mi responsabilidad si estaríamos centrados en otra cosa. Pero por supuesto, Demi había logrado formar un lazo fácilmente con mi equipo, y Ryan me exigió que la llevásemos porque al parecer ella había descifrado todo esto y lo merecía. Mi mirada se fue a Esposito, que prácticamente tenía la misma posición que mi otro colega y resoplé frustrado. — Si algo sucede, caerá en ustedes. — Les advertí, dándole una última mirada molesta a la castaña y pasando de ella, para irme en dirección a la van sin tener que compartir otra palabra con aquel grupo de traidores.

¿Acaso ahora entendían a lo que me estaba refiriendo? Demi era… demasiado. Mi vida laboral siempre estaba totalmente planeada, mentalizada en frío para no dar ningún lugar a errores. Y luego llegaba ella con todas sus ocurrencias espontáneas que me desordenaban todo el gran diseño. Conduje en silencio hasta el muelle, con Esposito en el asiento de copiloto teniendo una mueca burlesca a cada segundo. Podía leerlo con facilidad, él se estaba burlando de mí porque Demi había ganado yo debía abstenerme. Capullo. Aparqué relativamente cerca, lo más posible que podía considerando la situación, y descendí de la van con Ryan y Esposito. Antes de adentrarme al recinto, me dirigí a Demi que se encontraba aún en los asientos traseros. — No te muevas de aquí. Ni siquiera si notas algo extraño… menos si notas algo extraño. — Le ordené con dureza, levantando mis cejas para hacer más énfasis en lo que decía. Asentí ante su afirmación y les hice un ademán a los demás para que fuésemos al interior de la estancia en busca del misterioso Aaron Jackson. — No deberías ser tan duro con ella, sólo nos está ayudando. — Me reclamó Esposito mientras nos encaminábamos por el lugar y yo inevitablemente entorné mis ojos. Iba a comenzar a aclarar cómo es que yo nunca había necesitado la ayuda de nadie, cuando Ryan exclamó que había escuchado algo fuera de lugar. Compartimos miradas cómplices entre los tres y corrimos a paso apresurado donde Ryan apuntaba como un lugar de movimiento. Jesucristo Todopoderoso ¿ella había salido de la van? Yo iba a golpear algo, quizás (y muy posiblemente) a mi equipo.

Esposito lanzó un disparo al aire, y entre Ryan y yo tacleamos al sospechoso que se acercaba de manera sigilosa a Demi, y una vez detenido, me levanté mientras mi compañero lo esposaba con él en el suelo. Miré a la castaña escéptico ante sus palabras y negué con mi cabeza con frustración. Y posteriormente tomé su brazo para alejarla del sospechoso y de pasada alejarla de todo mi equipo, al cual también iba a regañar más tarde. — ¿Acaso no quedamos en que te quedarías en la van? — Le pregunté con enfado calando en mis palabras. — Te dije que no vinieras y me desobedeciste. Luego te ordené quedarte en la van por tu seguridad y también me desobedeciste ¿Es que acaso perdiste el juicio? — Comencé, sacudiendo mi cabeza para ya no calentar más las cosas y dando unos pasos lejos de la muchacha. Dios sabía que causaba muchas emociones ambiguas y vertiginosas en mi interior y no necesitaba más de eso en este momento. Segundos después, mi equipo llegó con el sospechoso esposado y asentí en su dirección. — Demi, te irás en el asiento de copiloto. No lo quiero cerca de ti ahora. — Le ordené a la castaña y procedí a rodear la van para llegar a mi lugar de conductor y así dirigirnos a la estación con este personaje.
avatar
Mensajes : 2433

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Darling, just dive right in and follow my lead ♡

Mensaje por youmakemeglow el Miér Ene 10, 2018 5:45 pm


DEMETRIA LOVATO.  
Era asombroso, tanta adrenalina en tan sólo unos segundos y la satisfacción de tener a uno de los malo tirados en el suelo ¡Era asombroso! Nunca había vivido tan de cerca alguna situación parecida, siempre las había escrito, desde que había comenzado con mi primer thriller, había soñado con vivir en carne y hueso lo que sería una persecución, estar cerca del enemigo, no imaginarlo, sino vivirlo y entonces ahí estaba, a escasos metros del presunto asesino y una banda de policías corriendo y movilizándose para capturarlo. Él ahora estaba en el suelo y yo lo observaba desde la distancia. Mi euforia por el momento vivido duró poco pues una mano masculina me arrastro fuera de la escena y observé posteriormente el rostro del oficial Hemsworrh fijamente. Sus ojos azules eran pura furia.— Se les había escapado. Yo sólo… lo retuve —Expliqué sintiendo una leve vergüenza, pero una tan leve que no fue capaz de demostrarse, lo cierto es que me consideraba altamente responsable de haberlo capturado, así que, más bien debía agradecérmelo, sin embargo no se lo dije, tampoco quería que él terminase por mandarme lejos en alguna embarcación cercana al muelle y en sus ojos podía leer lo poco que me toleraba. Apreté mis labios en una fina línea y me encogí de hombros ligeramente.— No, no he perdido el juicio. Hemsworth, no he salido herida y a mi parecer todo marcha de maravilla. Tienen al sospechoso y por lo que acaba de decirme él parece ser el culpable —Murmuré al hombre que traían esposado y que me veía con evidente odio.— ¿Qué te dijo? —Preguntó Esposito.— Que yo maté a Nikki Heat —Respondí encogiéndome de hombros.

Me moví en el asiento de copiloto como el siempre líder Liam Hemsworth lo había ordenado, no porque realmente siguiera su orden, sino porque estaba consciente de que no quería ir demasiado cerca de aquél chico que me miraba con semejante desprecio. Así que, durante toda mi carrera jamás había tenido que lidiar con un demente como aquél, había escrito dos sagas de thrillers y todos con asesinos y policías, nunca había pasado por algo parecido ¿La gente en sí era tan demente? Tal parecía que sí, y debía cuidarme, porque después de todo, el blanco parecía ser yo, o el odio por ser yo, quien sabe. Aunque mirándolo desde un punto de vista más artístico, no dejaba de ser emocionante.— Eso ha sido asombroso, quiero decir; Siempre había escrito escenas como estas ¿Pero vivirla? Otro nivel —Inquirí mientras una sonrisa se posaba en mis labios, fue entonces que ladeé con mi cabeza, observando a aquél rubio que parecía más molesto que encantado, no le iba a pedir que me admirara, ni mucho menos caerle bien, pero ¿Tan difícil era admitir que no todo era tan malo como él lo veía? Era amargado, sí, pero no dejaba de ser absurdamente interesante. Mordí ligeramente mi labio y aclaré mi garganta posteriormente.— Sé que no te agrado del todo, Hemsworth —Llamarlo por su apellido me resultaba muy sexy, si me lo preguntaban.— Pero, vamos, todo está saliendo muy bien. Piénsalo así. Un caso menos ¡Mañana será un nuevo día! —Exclamé risueña. No esperaba una sonrisa o algún gesto positivo de vuelta, así que me giré de regreso observando a Esposito y Ryan, quienes me hicieron un gesto y moviendo los labios Espo dijo:— No le hagas caso —Sonreí en respuesta y me acomodé en el asiento.

No estaba segura si era por mi relación con el caso, o por ser quien era, o por haber ayudado con el mismo, pero me encontraba del lado contrario a la sala de interrogatorio observando desde el espejo unidireccional como Liam interrogaba al sospechoso, o como y le decía: El culpable. Me crucé de brazos observando la escena y concentrándome no en el chico que respondía a secas las preguntas que el rubio le hacía, sino al mismísimo Liam. Algo me llamaba la atención, algo que no había visto en el resto de los oficiales. Era un personaje cuadrado, con los esquemas posicionados de un modo que nadie pudiese atravesarlos, su rostro de dios nórdico le daba un aspecto incluso más intimidante y la forma de tomarse su trabajo era totalmente profesional, luego estaba aquél par de zafiros que adornaban las orbitas de sus ojos, aquellos que ocultaban parecía un sinfín de secretos ¿Qué pasaba por su cabeza? ¿Qué iba más allá del caparazón de hombre duro? Él nunca iba a confesarlo, eso lo sabíamos. Entonces, si él nunca iba a confesarlo ¿Podía yo escribir lo que suponía mi mente? Un momento… ¡Bingo! Soltó mi subconsciente.— ¡Yo lo hice, sí, yo lo hice! Esa estúpida mujer mató a la única mujer que he amado. Nikki Heat era mi vida, entonces ¿Qué hice? Maté a todos esos infelices, sólo porque necesito que Nikki regrese —Soltó el chico sentado en la silla de interrogatorios y elevé mis cejas observando a Espo.— ¿Cárcel o manicomio? —Pregunté elevando mis cejas. 
avatar
Mensajes : 4078

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Darling, just dive right in and follow my lead ♡

Mensaje por agelessbloom el Jue Ene 11, 2018 4:42 pm


Realmente no iba a adentrarme en abrir un contraargumento en por qué lo que había hecho era tan peligroso, sin siquiera conocerla de toda la vida podría suponer que sólo era una guerra perdida y con esta nueva carga que teníamos en los asientos trasero no podía darme el lujo de dejar que se metiese en mi cabeza como usualmente lograba hacerlo. Negué con mi cabeza mientras ella seguía diciendo lo asombroso que había sido toda la situación, en serio ¿de qué planeta venía? ¿Acaso estaba consciente de lo que hubiese pasado si no hubiésemos llegado en ese instante? No quería imaginarlo. — Fue muy peligroso. — La corregí, manteniendo mi vista en el camino y escuchando su conversación como si fuese una especie de música ambiental. Esta vez me obligué a aguantar una carcajada sin gracia que se fundió en una simple mueca, sin cambiar la dirección de mi mirada hacia ella ¿Realmente creía que no me agradaba? Lo cierto es que no sabía en cuál categoría posicionarla, eran emociones encontradas. — Todo está saliendo bien porque llegamos al lugar. Pero si no, quizás ni siquiera estarías viva, Lovato. — Utilicé su mismo tecnicismo que usualmente usábamos en mi profesión, llamarnos por el apellido, y aunque tal vez estaba exagerando ¡quería que sus malditos pies estuviesen en la tierra al menos unos segundos! En serio, yo había leído sus sagas, y no podía entender de donde podía sacar tanta oscuridad al escribir una mujer que parecía salida del País de las Maravillas.
 
Aparqué fuera de la estación, no tuve mucho diálogo con mi equipo o con Demi, ya que prefería mantener mi mente en frío una vez que lograse entrevistar al sospechoso. Y ahí estaba esperándome, en una sala de interrogaciones con sus muñecas esposadas sobre la mesada. Tomé el archivo de los asesinatos que habían ocurrido, y la razón por la cual la castaña se nos había tenido que unir por obligación, para luego dejarlos sobre la misma mesa y comenzar. — Así que, Aaron Jackson ¿te parece conocido algo de esto? — Le pregunté, enarcando mis cejas y usando un tono autoritario. Sin embargo, no sabía si es que realmente este tipo estaba muy orgulloso de las atrocidades que había cometido o si de verdad tenía problemas más profundos con respecto al afecto que había creado con uno personaje ficticio creado por la mujer que nos esperaba afuera, ya que no tardó demasiado en vociferar a viva voz todo lo que había cometido. Quise golpear mi cabeza, la muchacha salida de una tarjeta Hallmark tenía razón. — Bien, es suficiente. — Vocalicé.
 
No es que estuviese escéptico… bueno, sí lo estaba. Pero tal vez había sido suerte de principiante, o tal vez podía reconocer a sus fans dementes, no lo sé. Salí de la sala y me encontré con todo mi equipo (y más gente de la estación), prácticamente celebrando que hubiésemos atrapado al sospechoso y hubiese confesado con tanta facilidad, y obvio, celebrando que Demi había escogido todo. Esperé que hubiese un poco más de silencio en el recinto y una vez logrado, comencé. — Bien, confesó todo. Creo que es un hombre muy, muy perturbado. Pero eso lo definirá psiquiatría. Hasta ahora, todo está bajo control. — Comuniqué y nuevamente todos celebraron en el momento, yo resoplé cansado. — Hay champagne en el despacho ¡Vamos Demi, lo mereces! — Exclamó Esposito, para luego marcharse al lugar donde todos estaban reuniéndose para seguir festejando el caso resuelto, y más aún, que lo hubiésemos hecho con aquella facilidad que nos otorgó la castaña. Volví a resoplar, porque sabía que las palabras que estaba a punto de decir iban a saber cómo vinagre en mi boca. — Hiciste un buen trabajo hoy conectando las sospechas. — Me dirigí a la castaña, antes de que se uniera a los demás. Sí, mi voz no era la más emocionada de todas, pero al menos estaba reconociéndole algo. — Pero sigo creyendo que lo que hiciste fue despreocupado y riesgoso. No lo hagas otra vez. — Agregué, sin tanta neutralidad esta vez.

Dicho esto, pasé de ella sin emitir ninguna otra palabra como también pasé de todos los otros presentes que me llamaban para celebrar el caso resuelto adentrándome a mi oficina. No iba a aguarle la felicidad a nadie, solamente quería adelantar algo de trabajo para el próximo caso que caería sobre mis manos. Demi lo había dicho ¿no? Mañana era otro día y tendría otro caso con el cual me mataría la cabeza, y esta vez sin ella. Y ese último pensamiento no salió de mi cabeza tan fácil, prácticamente ya no necesitábamos de su ayuda ahora que teníamos en nuestras manos al asesino de sus thrillers. Fruncí el entrecejo y alguien irrumpió en mi oficina, más específicamente Ryan, obligándome a unirme a todos. No quise hacer más guerra y terminé cediendo, para salir de la estancia y encontrarlos a todos con copas desechables llenas con champagne; y segundos después llegó una a mí. — Queremos agradecer, por supuesto, al oficial Liam que siempre ha sido un excelente y profesional líder. — Comenzó Esposito y toda la atención se fue a mí con aplausos incluidos, yo asentí con una sonrisa incómoda. — Y también a Demi, que sin su ayuda y buenos instintos este caso hubiese sido mucho más largo y peor. — Agregó, y ahora la atención se posó en ella. — Y es un placer anunciar que ofreció quedarse lo que fuese necesario para seguir ayudándonos con cualquier caso. — Ahora, una mueca inmutable se posó en mi rostro ¿Había oído bien?
avatar
Mensajes : 2433

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Darling, just dive right in and follow my lead ♡

Mensaje por youmakemeglow el Vie Ene 19, 2018 7:15 pm


DEMETRIA LOVATO.
Estaba emocionada, sí ¿Acaso iba a negarlo? Pues no, sinceramente no. Había pasado mucho tiempo en casa escribiendo asesinatos, luego a todos esos polis atrapando a los malos y cerrando el día como verdaderos héroes, pero sólo eso, lo había escrito, pero nunca vivido, sentir que era parte de ello se convertía en el impulso más grande de mi carrera ¿Tienen idea de cuantas preguntas florecían en mi cabeza ahora? Un millón. Así pues mientras observaba al oficial Hemsworth salir de la sala de interrogatorios con aquél rostro de “Joder, la chica tenía razón” Sentí cierto fresco en mi pecho, porque no había nada mejor en esta vida que tener la razón, más encima de alguien que sólo te reprochaba y cuestionaba, aunque seguía resultándome interesante. Era la alegría que embargaba a toda la estación (O parte de ella) Al atrapar con tanto éxito al asesino, una parte de mí sabía que de todas maneras lo hacían con tanta algarabía por mi presencia, o eso pensaba mi lado más egocéntrico. Mientras Ryan me daba un abrazo y de sus labios salía una alegre felicitación escuché al rubio pronunciar lo siguiente.— Todo bajo control —Repetí con una sonrisa en mis labios.— ¡Vamos! Que escribir esos libros me ha guiado por el camino de la semiótica policial. —Contesté a Esposito que nos invitaba a su despacho por algo de champagne y celebración. Mis pies se giraron en dirección al grupo que entusiasmado se dirigía a la oficina de Esposito, cuando la voz del oficial Hemsworth me hizo girarme de vuelta a él. Mis cejas por pura sorpresa se elevaron y una sonrisa llena de sorna apareció en mis labios.— Sé que ha sido difícil para ti decir eso —Empecé diciendo moviendo mis labios en un ligero y divertido mohín.— Pero lo he disfrutado, estoy satisfecha. Gracias —Contesté embozando posteriormente una sonrisa, porque ver su rostro de piedra aflojarse sólo para felicitarme una milésima de segundo era magia.— De eso se trata esta profesión: Riesgos —Elevé mis cejas observándolo marcharse.

Mis ojos divisaron a Montgomery antes de adentrarme a la oficina de Esposito, el hombre se acercó a mi dándome un fuerte apretón de mano.— Eso estuvo asombroso, señorita Lovato —Dijo mientras una inmensa sonrisa aparecía en sus labios.— Gracias, pero recibí mucha ayuda. De Esposito, Ryan y Hemworth… ellos son los principales —Contesté demasiado modesta para como generalmente era yo, pero vamos, era Montgomery, además, tenía razón, los chicos me habían guiado cada paso, yo sólo había puesto una pizca del conocimiento que tenía respecto a mis libros y ese único punto que me involucraba. Él negó con su cabeza.— Ya, quizás tengas razón, pero aportaste mucho ¿Regresas a casa para seguir escribiendo esas maravillas de libros? —Preguntó mientras enderezaba su espalda y me observaba con admiración, mordí ligeramente mi labio y elevé mi dedo índice en señal de cuestión.— Ahora que lo menciona, quería preguntarle algo. Es que he tenido una especie de revelación —Anuncié, su ceño se frunció y reí brevemente mientras bajaba mi mano y miraba a mi alrededor para cerciorarme que nadie escuchase antes de preguntar.— ¿Qué clase de revelación? —Preguntó él antes de que pudiese hablar.— De hecho no fue revelación. Fue inspiración. —Aclaré juntando mis manos.— Hace algunas semanas que tengo un leve bloqueo de imaginación. Luego de matar a Nikki Heat las ideas se cerraron en mi cabeza. Sin embargo, he encontrado… algo… o alguien para mi próxima saga. Aun no lo he desarrollado, se me acaba de ocurrir, pero, lo veo como una posibilidad muy buena y me interesa documentarme —Expliqué mientras él me observaba con curiosidad.— ¿Me estás pidiendo pasar más tiempo en la comisaria? —Preguntó.— —Sentencié.

Con las copas desechables en el aire escuché las palabras de Espo, sintiendo leve rubor en mis mejillas y sonriendo. Montgomery guiñó su ojo en mi dirección luego de haberle dicho a Esposito y ver como la sonrisa de alegría se posaba en su rostro. Lo sabía, le caía bien a todos, no podía evitarlo y era algo que indudablemente vivía en mí. Tras fuertes aplausos por los agradecimientos tras la ayuda que había brindado, continuó el anuncio y los aplausos aumentaron. Oye, de verdad me querían.— Quiero aclarar, que esto se trata de una documentación. Estoy en proceso creativo de una nueva saga y estar aquí me ayuda, además, quiero brindar todo lo que pueda saber para los siguientes casos —Inquirí sonriente elevando mi copa y todos contentos las chocaron, menos, por supuesto: Liam Hemsworth. Y eso que aún no sabía que él era precisamente mi ¿Musa? Quizás hubiese tenido que escoger a Ryan, o quizás a Esposito, o tal vez al mismo Montgomery, pero que va, Hemsworth era el clavo: Frialdad, rectitud, probable pasado oscuro, algo secretito, guapo y tal vez casanova. Perfecto. Me aproximé hasta mi bolso y mi abrigo dispuesta a posteriormente retirarme del lugar, consciente de la hora y de que debía llegar a ocuparme de mi siguiente Best Seller. Tenía una semana para entregar al menos la mitad.— ¿Te vas ya? —Preguntó Montgomery.— Eh, sí. Es tarde y debo, como le comenté escribir un montón, antes que las ideas disipen —Contesté risueña. Dirigí mi mirada a los tres oficiales que charlaban y que aparentemente serían mis nuevos compañeros: El rubio bajo, el moreno y el rubio alto con cara de enojo.— Adiós chicos, nos vemos mañana —Guiñé mi ojo y giré sobre mis talones para dirigirme rumbo al elevador. Mañana sería un nuevo día. 
avatar
Mensajes : 4078

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Darling, just dive right in and follow my lead ♡

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 6. 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.