Últimos temas
» ¡Son vacaciones!
Hoy a las 6:25 pm por blvssm

» ¿rol?
Hoy a las 6:22 pm por blvssm

» ¿Rol?
Hoy a las 5:55 pm por Libertadsalvatorehale

» o sole mio
Hoy a las 4:42 pm por serendipity

» 恋してる ♡
Hoy a las 4:14 pm por lalisa

» ¿roleamos? ♡
Hoy a las 3:46 pm por serendipity

» when there's no light to break up the dark, i look at you ღ
Hoy a las 3:32 pm por uchiha

» There's no place I'd rather be than right beside you.
Hoy a las 2:36 pm por silverqueen

» the flower that blooms on adversity,
Hoy a las 2:33 pm por hobi

Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 0/44

amandote aún cuando no es posible en la realidad;

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

amandote aún cuando no es posible en la realidad;

Mensaje por sassybooty el Lun Nov 20, 2017 5:35 pm

. . . edito.
avatar
Mensajes : 4425

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: amandote aún cuando no es posible en la realidad;

Mensaje por CatCatCat el Mar Nov 28, 2017 1:56 am


STEPHEN JAMES


Miré a Betty, mientras ella seguía discutiendo caminando furiosa de un lado al otro vaciando el lavaplatos y colocando cada cosa en su lugar sin cuidado alguno comencé a pensar en donde había dejado mis cosas. Si no me equivocaba mis llaves estaban en la mesita de la entrada, mi billetera tenía que estar en el bolsillo de mi abrigo colgado en el armario y mi teléfono en el bolsillo de mi pantalón. No necesitaría nada más. Me levanté del sillón y fui por mi abrigo, comprobé que mi billetera estuviera ahí y volví a la sala donde ahora Betty lucía aún más enfadada ahora que se percató que tengo intenciones de salir. —¿A dónde crees que vas? —ella dejó los platos de lado para poner las manos en su cintura. —Donde Mai. —respondí con simpleza, sabía que Betty jamás pondría queja si me marchaba por un rato donde Mai, no sería capaz de molestarse porque quiero pasar un rato con nuestra vieja amiga. Pasé por su lado, cogí las lleves y cerré la puerta. Necesitaba despejarme un poco, no sabía que era lo que le pasaba a Betty últimamente pero me estaba asfixiando poco a poco. No tenía ganas de salir con los chicos a algún bar ni nada de eso, quería tranquilizar mi mente con la única persona en el planeta que sabe qué decir o no decir en los momentos indicados. Estaba completamente seguro que jamás podría tener una conexión tan natural y tan fuerte con alguien como la que tengo con Mailén. Conduje hasta su departamento, estacioné por ahí cerca y saludé al guardia que ya me conoce así que me dejó ingresar sin problema alguno. Entré al elevador y presioné el botón del piso que correspondía al departamento que Mai compartía con Jason. Las puertas dobles se abrieron y de inmediato tuve una sensación de que algo no estaba bien. Las plantas del edificio no eran muy grandes por lo tanto no eran tantos departamentos por piso, pude escuchar claramente que alguien estaba teniendo algún tipo de problema. Recé para que no se tratara del departamento de Mai pero ya en el pasillo pude distinguir la que era la voz de Jason. Corrí la corta distancia y golpeé frenéticamente la puerta para que alguien abriera sino no dudaría en echarla abajo si era necesario. Mi corazón latía con fuerza, no quería pensar en nada pero no eran muy buenos ruidos los que escuchaban. Cuando por fin abrieron la puerta Jason estaba frente a mi, tenía los ojos inyectados de sangre y en el lugar habían algunos muebles golpeados y pedazos de distintas cosas en el suelo. Pero mis ojos se concentraron en otra cosa, Mai estaba al fondo de la sala luciendo asustada y con lágrimas cayendo por sus mejillas, no podía dejar pasar que su cabello y su ropa estaba desordenada como si alguien la hubiese zamarreado o algo. Sintiendo como cada uno de mis músculos se tensaba en mi cuerpo miré a Jason. —Será mejor que te largues. —fue lo único que logré decir intentando contenerme, quería romper su maldita cara aquí mismo pero Mai es mi prioridad en estos momentos. —No te metas donde no te llaman. Esto es entre ella y yo. —su voz sonada algo distorsionada, no debía estar en sus cinco sentidos pero compasión por él no tendría. —No lo voy a volver a repetir. —advertí, haciéndome a un lado para que pudiera salir por la puerta. Lo siguiente es algo borroso. Jason intenta abalanzarse sobre mi pero logro esquivarlo y mi puño derecho de justo en su quijada, intenta volver a atacarme pero lanzo otro golpe. Creo que se da cuenta que no tiene oportunidades contra mi, su estado es solo una desventaja en su contra, así que sin más le lanza una última mirada a Mailén y salen enfadado del lugar dando un fuerte portazo. Voy hasta ella y mi corazón se hunde, no sé que decir ni que hacer para que se sienta mejor, no hay forma de poder borrar lo que ha vivido. Solo la envuelvo en mis brazos prometiéndole que todo estará mejor de aquí en adelante. Tengo miles de preguntas en mi cabeza pero sé que ahora no es el momento adecuado para hacerlas. Pienso en lo ciego que debo haber sido para no poder ver que las cosas con Jason no iban bien. Mi cabeza le sigue dando vueltas al qué podría haber sucedido si no hubiese venido. —¿Quieres un té? —le pregunto y solo me separo de ella para prepararle un buen té, nos sentamos en el sillón en silencio mientras bebe de la taza, no dejo de abrazarla en ningún momento pues temo que en cualquier momento toda ella se derrumbe. —Lo siento. —digo en un murmuro sin siquiera darme cuenta. —Debí haberme dado cuenta antes sobre esto.
avatar
Mensajes : 2190

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: amandote aún cuando no es posible en la realidad;

Mensaje por CatCatCat el Mar Nov 28, 2017 3:38 am

TAYLOR WOOD

Hoy era mi primer día como profesora en la universidad, había llegado a la hora para la reunión mensual del profesorado donde sería presentada con los que serían mis colegas. En un principio no había estado muy segura si sería muy buena idea comenzar a trabajar en la universidad donde mi padre es el director, pero me había prometido discreción así que supuse que estaría bien. —¿Taylor Wood? ¿Estás segura? —estaba con mi padre en su oficina antes de ir a la reunión, rodé los ojos. —Sí, no hay nada malo con Greenwood pero llama mucho la atención. —mi padre nunca había sido muy fanático de la idea de que su hija menor vaya por el mundo con otro apellido que no era el de él y toda la familia, pero creo que había comenzado a entender un poco porque lo hacía. Si bien uno no podía elegir la familia en la que nacía, y yo no la cambiaría por nada en el mundo, sí podría tener cierto control sobre la atención que recibía por el solo hecho de tener un determinado apellido. La secretaria de mi padre golpeó la puerta y le anunció que debíamos comenzar a caminar hasta el lugar donde sería la reunión. Sería parte de la facultad de humanidades así que fuimos hasta el edificio que correspondía a las oficinas del personal y algunas aulas especializadas de aquella facultad mientras mi padre me iba comentando un poco sobre las personas con las que estaría trabajando y como funcionaban las cosas aquí, todo era relativamente simple y no me llevaría mucho tiempo en adaptarme. —La facultad de humanidades es una de las más relajadas, no tienen muchas formalidades y buena parte del personal debe ser unos cuantos años mayor que tú. —explicó mientras ingresábamos al edificio. Mi padre me había explicado que no era muy común que contrataran a alguien de mi edad y le había tenido que pasar mi curriculum al consejo para que lo aprobara. —Él es Cole Sprouse, el decano de la facultad. —me presentó a un hombre alto y de cabello oscuro con una agradable sonrisa. —Taylor Wood, un gusto. —sonreí de lado. Mi padre luego de un rato se marchó y la reunión continuó sin él. Más que una reunión per se era estar todos los profesores en una sala mientras bebían café y se ponían al día, de vez en cuando hablaron sobre algo relacionado con la facultad. De inmediato una mujer que parecía estar al comienzo de sus treinta se acercó a mi entregándome una taza de café que recibí con agradecimiento, se presentó como Viviane y daba varias clases de globalización y cívica. —Lo siento pero tengo que preguntar. ¿Cuántos años tienes? —dijo luego de haber estado varios minutos hablando, es una mujer muy agradable y se notaba que con ella podría entablar una buena amistad. —¡Viviane! —le llamaba la atención Dave, profesor de psicología. —No, está bien. Tengo veinticinco. —respondí con una pequeña sonrisa. Unos minutos después la reunión se terminó y Viviane me dijo que fuera con ella pues la que sería mi oficina estaba en frente a la suya. —Desde que cambiaron el nombre en la puerta moría de curiosidad por conocerte. —al salir de la sala casi choco con Cole, me sostuvo de los hombros para mantener mi equilibro y me dio una sonrisa que le devolví antes de seguir caminando. 

Algo así como un mes había pasado desde que comencé a trabajar, las clases iban bien y ya me había acostumbrado al ambiente. Viviane había insistido en que tuviera cierto cuidado con Cole, era el decano pero también tenía cierta reputación de jugador y ella había notado la sigilosa cercanía que íbamos creando que consistía básicamente en pequeñas bromas en los pasillos, Cole de vez en cuando se pasaba por mi oficina para charlar un rato. Luego de terminar la clase tenía un par de horas libres antes de la siguiente así que con una importante pila de trabajos que debía revisar fui hasta mi oficina, no me molesté en cerrar la puerta y me senté detrás del escritorio a leer los trabajos apoyando mis pies sobre la gastada madera del mueble. Tarareaba una canción que no quería salir de mi cabeza luego que Viviane la escuchara ayer todo el día, mientras subrayaba y encerraba algunas oraciones con mi pluma. 

<3:
Babe, disculpa por la demora. No había tenido mucho tiempo y en el poco que tenía no me venía nada de inspiración. Lamento que mis comienzos este tan meh. Si quieres que cambie algo me dices ñ.ñ
avatar
Mensajes : 2190

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: amandote aún cuando no es posible en la realidad;

Mensaje por sassybooty el Vie Dic 08, 2017 2:33 am


COLE SPROUSE
Miro a la clase, siendo los primeros días del año es común que la gran aula este repleta con apenas un par de asientos vacíos. Miro el reloj y solo faltan quince minutos para acabar con la ultima clase del día. Tenía varias carpetas que revisar, ya veis, cosas como una larga de lista de alumnos que siguen sin aparecer en la lista de asistencias. Paso mis dedos por las hebras de mi cabello, intentando que de esta manera desaparezca un poco del pequeño sueño que me ha agarrado, una de las alumnas hace una broma respecto a esto y suelto una risa—Eso es gracias a su falta de participación señorita Denaley—bromeo, me gusta mantener una relación a la par. Tan solo poseo un par de años más que ellos. Treinta años es nada ante sus 20.  —Venga, vamos a ponernos en acción, quiero que toméis una hoja y escriban algo sobre culpa, comentaremos algo al final de clase—les mando, dado a que me gustaba que desarrollen su mente, es así una buena manera de comprenderse a sí mismos y relacionar la interpretación de su propia mente y la de los escritores. Aprovecho esos minutos para adelantar un poco de trabajo, dado a que no planeo quedarme hasta tan tarde en la universidad, deseaba tomarme un baño y quizás proponerle ir a cenar a Julie, quien no pedía nada cambio, y con nada me refiero a que nada sentimental. Me siento en la silla tomando mi celular para enviarle un rápido mensaje dejo el celular sobre el escritorio y me concentro en la notebook, más bien en el word que esta abierto con unas planillas, tomo la hoja de los alumnos faltantes y comienzo a revisar su historial e información en la pagina de la universidad. Un Beep, me desconcentra y tomo el celular para desbloquearlo y terminar leyendo el mensaje de Julie sonrío sobresaltándome cuando una hoja se presenta delante de mis ojos impidiendo que siga viendo el mensaje—¿Hacia falta que sea largo?—la voz de mi mejor alumna, y quiero decir por sus notables notas, me mira tímidamente, sonrío—No Lucie, no hacia falta, pero lo leeremos a final de clase, lo compartiras allí—dije devolviendole el papel escrito, esta apreto sus labios y asintió regresando a su asiento, junto a Massie, aquella chica era bastante traviesa, vaya si yo lo sabía. No podia entender como Massie podia ser amiga de alguien tan inocente como Lucie. No falto miradas coquetas de su parte. tras de eso me responde con un emoticon del dedo pulgar para arriba.  Si no la conociera pensaría que estaba molesta por mi trato, pero nunca me dio indicio de que estaba molesta por lo que le llegaba a brindar, buenas noches de placer, unicamente. 

Para las diez menos cinco de la noche estoy cayendo en mis pies. Me había distraído con los chicos de tercer año, Lucie había resultado tener una buena idea de debate y terminamos con una charla que me ha dado mucha inspiración para el trabajo del proyecto de este año, por lo que tenía que reajustarlo bastante bien y organizarlo para llevarlo a cabo, lo que me emocione y estuve en mi oficina haciendo bocetos de aquello hasta darme cuenta de que estaba siendo demasiado tarde, apague todo pero cuando iba por los pasillos noto una luz encendida, frunzo el ceño y me percato de que la luz provenía de la oficina de Taylor, la nueva profesora de Arte, esa joven profesora que esta junto a nosotros hace un mes, y que me tiene hipnotizado y es dueña de los sueños más mojados, por quien me deleito en cada día aquí. Sonrío y me acomodo el cabello, como ha dicho Tyson, creo que sufro de un tic o manía con este, pero cada segundo o acto estaba acomodando mi cabello. La puerta estaba abierta dejando a una joven concentrada en unas hojas que contenía en sus manos, su aspecto estaba quitándome la respiración y que mi mente volara a mil. Que bien se sentiría poder hacerle todo lo que mi mente retorcida esta imaginándose justo en este momento. Llevaba un moño desarmado, utilizando un lápiz como sujetador de pelo, su camisa que siempre estaba perfectamente abotonada ahora se encontraba abierta dejando ver como sus pechos se asomaban, y sus zapatos estaban fuera de sus pies. Y el hecho de que ignorare que la estaba observando, me hacia contener más la respiración. Pero temo que mi mirada o algo la ha hecho levantar la mirada, sonrío rápidamente ante su susto—Lo siento, te vi tan concentrada que no quise asustarte, y resulto que lo termine haciendo, perdón—me disculpe y di un paso delante—Es demasiado tarde ¿No estas cansada?—entonces una lamparita se ha prendido en mi cabeza—Anda, son las diez, ¿Has comido? Si me dejas puedo invitarte a cenar, conozco un lugar que esta cerca de aquí, y realmente hacen unas especialidades que te dan ganas de vivir allí mismo—doy mi mejor sonrisa y mirada que nadie estuviera dispuesto a negarse. Por lo menos nadie, mucho menos si esa persona es del genero femenino, se negaba.
avatar
Mensajes : 4425

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: amandote aún cuando no es posible en la realidad;

Mensaje por sassybooty el Vie Dic 08, 2017 3:28 am


MAILÉN MATTHEWS
Suspiro, estoy realmente cansada, mis pies duelen, siento los talones palpitar, cuando las puertas del ascensor se abren me alegro, lo único que quiero hacer al llegar es darme una relajante ducha y acostarme, hoy había sido un día duro, bueno por empezar el día en el trabajo ha estado bastante movidito, tal parece que el día de hoy la gente estaba con ansias de comer y beber café, y los profesores habían decidido que el día estaba hecho para ser productivo, estaba exhausta. Saludo a un Peter, ese hombre es un amor, siempre me invita a jugar a las cartas, intento ir con él, todo el tiempo que he vivido aca me ha tratado como un abuelo. Tras una pequeña charla ingreso al departamento, este se encuentra vacio, oscuro y silencioso, bufo porque nuevamente Jason no está en casa, y pensar en donde puede estar no me pone de buen humor. Dejo la mochila y cartera encima del sillon, cierro con llave la puerta y camino hacia el baño, pero no ingreso dado a que un ruido seco en la puerta se escucha, no espero ni un segundo que ya tengo en mi vision a un Jason completamente borracho y puedo notar que esta drogado, se rie y cuando me ve cambia su rostro de diversion a uno serio, apreta su mandivula y corta la llamada bufando. Me cruzo de brazos en cuanto estoy a pasos de él—¿Qué?—me dice secamente tras sacarse la chaqueta de jean y la deja tirada en el suelo. Resoplo—¿En serio Jason? ¿De nuevo? Levanta esa chaqueta—le digo y este me mira borde—Ya calla mujer, no eres mi puta madre, ya la levantarare por favor dejame en paz—me hace la otra ingresando a la cocina. Mis ojos se llenan de lagrimas, de impotencia, de cansancio, no quiero más esto. Si no es que llega tarde y drogado o me grita o intenta acostarse conmigo por las fuerzas. Estoy harta de su mierda. Camino hacia la cocina—¿Dónde has estado?¿Pudiste conseguir algo?—le pregunto, él esta tomando una cerveza de la heladera. ¿En serio va a seguir tomando?—Estuve trabajando muñeca, y no tengo que buscar otra cosa, ya te dije Mailén, hay buena pasta esperando—dijo destapando la botella de cerveza con sus dientes, a lo que me desagrado—¿Qué? ¿Como intento de narco? Jason eso no es lo tuyo, lo unico que falta es que abandones tu carrera, sabes que puedes quedar pegado a esa mierda y¿Piensas que alguna agencia recibira a un narco?—ya no podia seguir con toda esta mierda. —Deja el drama para tus estúpidas novelas, que bien te gustan los chicos malos, eso lo veo en tus tontos libros— suspire virando los ojos—O dejas esto Jason o...—entonces su fría mirada me lastima—¿O qué? ¿Me dejaras? ¿Y qué haras? No podras mantener esto sola cariño, admite que tambien disfrutas que las facturas esten pagas, deja de tontadas ¿quieres? Eres una zorra desagradecida—me insulta a lo que no resisto, mis ojos se cristalizan por las lagrimas, y mi mano cae en su mejilla, le quito la cerveza de la mano—¡Esto se acabo Jason!Terminamos—pero algo hizo click en él, y no justamente para bien. Todo fue tan rapido, no lo vi venir, no sé como paso, pero de repente las cosas estaban volando por los aires, mi cuerpo era samarreado, y Jason gritaba sin parar con sus palabras irientes e insultos, Lo único que atine a hacer era llorar como una tonta. Pero de un momento al otro la puerta se abre dejandome ver a Stephen, que es como un respiro a mi corazón. Termino acurrucada en sus brazos, tratando de tranquilizarme, y consiguiendolo poco a poco.

Había pasado tan solo unas dos semana desde que no sé nada de Jason, y eso es gracias a Steph y Betty, la cual se había preocupado tanto que me obligo a convivir con ellos dos, pero había sido hora de enfrentarme a la realidad, además tenía que ir a buscar más cosas de las que tenía, porque teníamos que partir a ese viaje de la universidad. Habíamos pagado todo, iriamos los tres, ya que eso nos sumaba puntos  al titulo, pero al parecer el padre de Betty esta en hospital, y tiene que viajar hacia allí, me ofreci por quedarme y acompañarla, al igual que Stephen, pero ella nego rotundamente a que perdamos la oportunidad. Ahora mismo me encontraba camino al departamento en donde comparti dos años de convivencia con quien pensé que seria un buen compañero de vida. Suspiro nerviosa, mi mano se abre y se hace un puño, cuando siento una mano abrazar la mía, me relajo y miro a Stephen a mi lado, sonrío agradeciéndole su apoyo.—Gracias—simplemente pronuncio, agradecía mucho su apoyo, no sería capaz de enfrentar a Jason sola. Su mano me daba confort, seguridad, proteccion, sabia que podia hacerlo a su lado. Cuando estamos enfrente de la puerta del departamento cierro los ojos, saco mis llaves y con cuidado y temor abro la puerta, pero el lugar huele demasiado mal, a encierro entre otros olores desagradables, hago una mueca dejando las llaves en la mesita, todo esta tal cual cuando me fui, salvo algunas camperas y cosas de Jason botadas por el departamento. Suspiro mirando a Steph—Hare lo más rapido posible—le digo. No sé como haria con el departamento y Jason, bien él sabia que tenia que irse, porque este departamento era el que compartia con Betty y Stephen antes de que se vayan a vivir por su cuenta. Al entrar al cuarto mi desagrado fue hasta tal punto de vomitar, el escritorio estaba repleto de media rayas de drogas, bolsas abiertas con pequeñas cantidades de polvo blanco. Pero algo llamo mi atencion en la cama, había una foto de nosotros dos cuando cumpliamos nuestro primer año más una nota "Fui un egoísta. lo siento" tras un emoticon de corazón. Arrugue el papel y rompi la foto en mil pedazos—Idiota—susurre y siento unos brazos rodearme, sintiendome condenadamente bien, abrazo aquellos brazos. —Estoy bien, es...solo que creo que debi saber elegir—murmuro mirando hacia sus profundos ojos. Si no fuera porque Betty hubiera gritado que estaba locamente enamorada de mi nuevo amigo, Stephen, yo hubiera dado el paso para que sea él mi chico. Respiro profundo, con ello llevando una mezcla de olores—Vale, en fin me apresurare, pedire al portero que mande a alguien a limpiar, que le pagare—no queria ser yo la encargada de limpiar este desastre. Stephen se ofrecio a ayudarme a empacar, pero cuadno lo mande a la comoda blanca me arrepenti, pero ya era tarde, él ya estaba con una braga en sus manos y una broma en sus labios, roja le arrebato la ropa interior y lo tiro en la maleta—Mejor ve a no sé, quedate sentadito—río y me doy cuenta que me río despues de tantos días sin hacerlo realmente. Y fue por él.


avatar
Mensajes : 4425

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: amandote aún cuando no es posible en la realidad;

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.