Últimos temas
» ¡Son vacaciones!
Hoy a las 11:25 am por blvssm

» ¿rol?
Hoy a las 11:22 am por blvssm

» ¿Rol?
Hoy a las 10:55 am por Libertadsalvatorehale

» o sole mio
Hoy a las 9:42 am por serendipity

» 恋してる ♡
Hoy a las 9:14 am por lalisa

» ¿roleamos? ♡
Hoy a las 8:46 am por serendipity

» when there's no light to break up the dark, i look at you ღ
Hoy a las 8:32 am por uchiha

» There's no place I'd rather be than right beside you.
Hoy a las 7:36 am por silverqueen

» the flower that blooms on adversity,
Hoy a las 7:33 am por hobi

Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 0/44

una sonrisa tuya me hace inmensamente feliz.ღ

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: una sonrisa tuya me hace inmensamente feliz.ღ

Mensaje por kissmeslowly el Miér Dic 06, 2017 7:14 pm



Chris Hemsworth
Levante ambas manos y mire con satisfacción a Jeremy quien se encontraba anonadado ante mi respuesta, él más que nadie sabía lo impulsivo que era cuando atacaban algo cercano a mí—Por favor señores no olvidemos que una fiesta sin drama nunca resulta divertida—espeté en dirección a los dos guardias que había directamente sobre mí para detenerme, el  ruido había sido sumiso por murmullos y más de uno espectador estaba al pendiente de ese esa escena que en cuestión de minutos o al siguiente día terminaría en algún periódico o blog de noticias incluso podía imaginarme el titulo—¿Te falta un poco de masa muchacho? —vocifere con una enorme sonrisa amarga en mi boca en dirección a Jeremy antes de regresar mi atención a Barbara quien por primera vez me había sacado de un lio que muy fácil había podido solucionar—No tenías que meter tu gran boca yo podía—prácticamente le ladre aquel comentario enfrente de todos con una iré despreocupado abandone el local con intención de simplemente regresar a mi loft, saque un cigarro y lo acomode entre mis labios mientras intentaba encenderlo sin querer mi vista cayó sobre el pequeño lunar a un par de centímetros de mí, la chica intentaba encontrar un taxi lo raro era que nadie quería subirla.

Me acerque con lentitud hasta ella y mi no sorpresa fue verla girar sobre sus talones algo enfadada— ¿Qué significa? —mire hacia otra dirección pero prestaba atención a sus palabras, una calada de humo abandono mi boca y evite a toda costa interrumpirla. — ¿Débil y soberbio? Deberías tener un poco de cuidado con lo que dices—lo cierto era que tenía que darle créditos a la chica, quien sin titubeos había dicho todo lo que pensaba sobre mí y no me idolatraba como el resto— Ya basta ¿qué se supone que debía hacer? ¿Tomármelo bien y dejar que Jeremy siguiera con su discurso? Porqué créeme lo conozco lo suficiente como para saber que continuaría y sabes cuál sería lo siguiente, sería sobre nosotros. Se que mi comportamiento fue algo primitivo y racional pero jamás permito que pasen de mi familia— vocifere de la misma forma que ella, sin embargo Barbara estaba enojada demasiado a decir verdad y no estaba seguro si la pelea era el motivo de su enojo, o lo que había dicho antes que sucediera eso, un bufido escapo de entre mis labios acompañado de humo cuando la vi tan sumisa en su persona. Como soy un completo idiota, entonces te veré mañana—esta vez fui yo quien gire sobre mis talones y camine hasta la zona donde mantenía aparcado mi auto, una vez dentro de este me deshice del cigarro y me costo tan solo pocos minutos para darme cuenta que no era tan idiota como para dejar a la castaña a su merced, una vez que encendí el auto maneje hasta la zona en donde ella permanecía baje el cristalSube al auto —demande con autorizaciónSube así evitamos otra escena y esta vez tu seras la protagonista— ella más que nadie sabía lo terco y molesto que podía resultar cuando me aferraba a algo, en esa ocasión mi única intención era dejarla sana y salva en su departamento.
avatar
Mensajes : 274

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: una sonrisa tuya me hace inmensamente feliz.ღ

Mensaje por kingdomlightsshine el Jue Dic 07, 2017 11:46 am


BARBARA PALVIN.
Yo… solamente… ¡estaba tan molesta! No podía entender cómo es que todas sus acciones (erradas) le hacían sentido y seguía buscando justificaciones. Sabía que Jeremy había estado fuera de lugar, todo el mundo lo había notado, pero él era quién se encontraba en mando ahora y no podía simplemente tener un arrebato de ese calibre. Además ¿cuál era su maldito problema con que hablasen estupideces acerca de mí y él? Yo había manejado la situación con clase y sutileza, no entendía por qué para Christopher era como si le hubiesen tocado un nervio. O como si me despreciase de tal manera que no quería que nadie dijese que compartiríamos algo más que una incómoda relación profesional. Lo miré de soslayo tras sus últimas palabras y resoplé. — Lamentablemente. — Refuté sin saber si es que él me había escuchado. Poco me importaba la verdad, mi enfado era más fuerte que cualquier protocolo en mi cuerpo. Agradecí porque se marchase y me maldije por haber aceptado este trabajo en primera instancia cuando siempre supe que fue una pésima idea. Y cuando iba a tomé mi celular para marcar en busca de una manera de volver a mi departamento, nuevamente su voz causó una punzada en mi sien. Jesús ¿acaso no se había marchado? Déjame en paz. — Mascullé entre dientes y comencé a caminar para alejarme de él. Caminaría hasta mi departamento en estos tacones aguja si eso se refería no meterme en un auto con el rubio, y vaya que era capaz. — ¿Acaso no te ibas a marchar? — Pregunté irónica después de su última intervención. — Yo no he hecho ninguna escena ¡No he sido más que una profesional contigo! Y tú… Jesús, no puedo ni siquiera mirarte en este momento. — Agregué, aún caminando a un lugar sin destino fijo, pero con Chris siguiéndome. Lo sé, sé que ahora estaba siendo yo también algo inmadura, sin embargo, no podía simplemente dejar ir esto.

Hey, muñeca. — Exclamó alguien, haciéndome girar mi cabeza y dándome a entender que ciertamente se referían a mí. — Ya perdona al pobre de tu novio, hay mucho tráfico aquí. — Sí, el hombre estaba dentro de un vehículo tras del de Christopher, al igual que unos cuatro más. Ahora, realmente quería golpear a alguien ¿Acaso para terceros era Christopher la víctima? ¿Mi novio? ¿Iba el rubio a perder los estribos si escuchaba esa palabra haciendo alusión a mí? Ya no sabía que pensar. Lo ignoré y seguí caminando, dejando aún la fila de autos tras Chris frustrados y tocando la bocina. — ¡Por favor! — Exclamaron nuevamente. Yo me giré sobre mi eje y mis labios se abrieron para gritar algo, pero en ese momento me arrepentí. Observé a Chris que se negaba a marcharse y si no lo conociera lo suficiente sabía que en cualquier momento bajaría del vehículo y me cargaría sobre su hombro si eso era lo necesario. Entonces negué con mi cabeza resignándome y abrí la puerta de copiloto para sentarme en sus asientos de cuero. — No sabes cuánto te detesto. — Mascullé, mientras abrochaba el cinturón de seguridad y todo mi cuerpo se encontraba mirando al lado opuesto de donde estaba sentado Chris ¡Estaba actuando cada vez más volátil! Había dicho que se marchaba y yo estaba bien con eso, no pretendía tomar el papel de damisela en peligro con él, nunca lo haría, y después monta esta escena de su auto. Quería golpearlo. Permanecí en silencio todo el camino hasta mi departamento, no quería más peleas así que suponía que eso era lo más sano. Y cuando el auto se detuvo, solamente me levanté de ahí. — Y no te daré las gracias por traerme. — Tal vez ese no era el mejor de los insultos, sin embargo, en ese momento me parecía bastante hiriente. Cerré la puerta del vehículo y me marché dentro de mi edificio sin mirar atrás, saludando posteriormente al conserje y llegando hacia mi departamento. Saqué los tacones finalmente de mis pies y lo único que atiné a hacer fue deslizar el vestido fuera de mi cuerpo y lanzarme a mi cama, había sido un día completamente agotador. Por lo que no me fue difícil conciliar el sueño, sí, a solas. No era nada sorpresivo, había acordado que no quería vivir junto a Theo hasta que estuviésemos efectivamente casados y él había comprendido, de alguna manera no quería perder mi independencia hasta que diéramos el sí. No obstante, luego de mi episodio con Chris no hubiese sido lo peor tener algo de compañía.
avatar
Mensajes : 1642

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: una sonrisa tuya me hace inmensamente feliz.ღ

Mensaje por kingdomlightsshine el Jue Dic 07, 2017 11:48 am


CHARLIE HUNNAM.
Suponía que la rubia debía estar bromeando con el asunto de su ropa interior, o al menos quería creer eso, que de alguna manera estaba jugando con mi sanidad mental. Sin embargo, ella parecía bastante seria cuando estaba mencionándome  lo que sería un problema. Tampoco podía obligarla a vestir cosas que a mí me parecían, así que lo único que pude ver como un posible escenario sería mantener mi mierda junta y no sobre pensar aquel pequeño detalle. Resoplé a mi pesar e intenté mantener mi mente ocupada en otras cosas, como la cocina, y esbocé una sonrisa ladina ante una de sus últimas acotaciones con respecto a su padre. Por supuesto, ella no me vio hacerlo. Y otra vez tuve que morder mi lengua para no decirle que yo también tenía ojos en todas partes, pero tampoco quería que pensase que quizás en qué (o con quién) se había metido. No tenía razones para asustarla, no debería. Fui en busca de unos vaqueros y una camisa a mi cuarto cuando la rubia se metió al baño, pude escuchar como la ducha se había encendido y mi mente masoquista no pudo evitar imaginar cómo es que Romee se encontraba desnuda a algunos metros de mí, con su cuerpo mojado y lleno de gotas tibias recorriéndolo. Cristo, debía pensar con la cabeza y no con mi polla. Aquel sería mi dilema desde ahora en adelante, si es que quería seguir con la rubia, no podía ser tan débil como esto. Y finalmente, el pequeño infierno al cual me había trasladado se deshizo cuando salió la rubia del baño de una vez por todas. Agradecí al cielo, mi imaginación estaba arruinando mi mente. — Claro, vámonos. — Musité casi en un balbuceo al verla otra vez. Porque lo único que hacía era lucir más comestible ¿Es que acaso pensé que iba a ser una buena idea prestarle mi ropa? Ver sus piernas torneadas y largas en ellas, además de estar prácticamente desnuda. Sólo era un hombre.

Aclaré mi garganta para mi propio bien, y su pregunta siguiente hizo que una pequeña idea apareciera. Esbocé una media sonrisa. No sabía con claridad si es que Romee recordaba nuestro pequeño paseo en mi auto, pero parecía la perfecta oportunidad para sacar un poco de provecho. — Lo lamento princesa, tendrás que conformarte con mi moto. — Le dije, fingiendo una verdadera decepción y encogiéndome de hombros. Y es que ¿qué clase de hombre que se respete a sí mismo perdería la oportunidad de tener las piernas desnudas de ella apretando sus caderas? Claramente yo no. Me acerqué posteriormente hacia la rubia y abrí la puerta de mi hogar prácticamente por detrás de su cuerpo. — Si prefieres que te deje allí, está bien por mí. Sin embargo, no me molestaría dejarte más cerca, por mí no hay cuidado. No creo que quieras pasearte vestida así. — Le dije mientras salíamos de mi departamento y posteriormente nos encaminábamos hacia donde estaba mi motocicleta estacionada. Lo sé, era un hijo de puta, pero no podía dejar pasarlo ¿Acaso eran oportunidades que se tenían todos los días? Abrí el pequeño maletero y saqué un casco de ahí, extendiéndoselo hacia la rubia. — Supongo que querrás usar esto. — Le dije, era tan divertido ver como miraba a mi adorada Ducatti, como si fuese una especie de bestia que iba a devorarla. Esbocé una sonrisa divertida. — Ven, te ayudaré. — Comenté y acto seguido acuné con mis manos su pequeña cintura, por supuesto que Romee no entendía nada, pero yo simplemente la levanté para sentarla en la parte posterior del asiento. Acto seguido, me subí yo delante de ella. Solté una carcajada ante el poco contacto físico que teníamos, al parecer, proporcionado por la misma rubia y negué con mi cabeza divertido. — No creo que eso te dure mucho, princesa. Debes saber que estoy dispuesto a que te aferres a cualquier parte de mi cuerpo si comienzas a asustarte. — Mencioné e hice andar el motor. Vamos, no era un estúpido, podía leer con facilidad por su lenguaje corporal que la intocable princesa Strijd nunca había estado en una motocicleta antes, prácticamente lo estaba gritando. Me posicioné para comenzar a andar, pero antes de eso, le pregunté: — Es tu primera vez ¿No es así? — Hice una pequeña pausa y sonreí para mí mismo. — No te preocupes, voy a ser gentil. — Agregué, denotando el claro doble sentido en mis palabras, para luego dar marcha a nuestro destino.
avatar
Mensajes : 1642

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: una sonrisa tuya me hace inmensamente feliz.ღ

Mensaje por kissmeslowly el Sáb Dic 09, 2017 1:39 am


Romee Strijd
Me quede observando en silencio la gigantesca motocicleta, nunca antes había estado así de cerca mucho menos me había montado alguna motocicleta o algo parecido a ella—Charlie no tengo ropa interior—dije con un tono de voz un poquito bajo, mire a mis costados solo para comprobar que no existía la presencia de alguna otra persona que pudiera escucharme o verme en esta condición—Solo intento evitarte problemas, pero ahora que mencionaste eso, no tienes otra tendrás que dejarme cerca de la entrada—advertí, mucho antes de ver como extendía el casco en mi dirección mordí la esquina de mi labio inferior el cual y con extremo cuidado termine por acomodar sobre mi cabeza antes de poder responder su siguiente petición me vi sujetada por las manos del rubio quien sin mucho esfuerzo me levanto y acomodo sobre el asiento trasero. Tuve que morder con mucho más fuerza mi labio en el momento que Charlie se montó dándome la espalda ¿qué debía hacer? ¿Abrazarlo? ¿Sujetarlo por su cintura? ¿Sujetarme de la moto? — ¿Qué debo hacer? —trague en seco justo cuando el sonido del motor se hizo presente. 



Seguí mis instintos y rodee con mis brazos su cintura—Si, es mi primera vez. Así que intenta ser bueno conmigo lo digo por tu propio bien—susurré en voz alta para que lograra escucharme por encima del sonido del motor, aferre mis manos y sin tomar mucho tiempo Charlie comenzó andar. Al principio mantuve mis ojos cerrados y mi cuerpo se mantenía prácticamente aferrado al suyos, si él estaba diciendo algo no le estaba prestado mucha atención puesto que me repetía una y otra vez que no debía tener miedo y qué no sucedería algo que me dejara en una situación vergonzosa, cada que se debatía por la luz roja de un semáforo me atrevía abrir mis ojos y ver por encima de su hombro, no supe en que momento me atreví en mantenerme  fija sobre esa misma posición a pesar que mi corazón latía a una velocidad descomunal y que la mayor parte de los miembros de mi cuerpo me temblaban o tal vez solo se debía al aire que chocar contra nosotros, conforme nos fuimos acercando a la zona donde vivía me mostré mucho más confiada y disfrute del viaje, más de lo que hubiera imaginado. Cuándo finalmente aparco frente al extenso portón, tome aquello como la señal para bajarme de la moto y quitar el casco de mi cabeza con cuidado—No resulte ser tan mala compañera ¿verdad? —le entregue el casco y mire en dirección hacia la casa que parecía calmada y estaba segura que hacía estaría por fuera—Pasa por mí a las siete, aquí estaré y en caso de qué tengas la oportunidad ¿puedes ver si mi celular esta en tu bar?—le dí una ultima mirada acompañada con una sonrisa algo tímida—Y ve con cuidado, por cierto te regresare tu camisa sana y salva. Lo prometo—alcance a decir mientras puse la contraseña y vi como el portón se abrió, quise mirar por una ultima vez al rubio pero me obligue a seguir mi camino, también recordando que estaría en problemas con mis padres y qué este era la última persona que quería ver.
avatar
Mensajes : 274

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: una sonrisa tuya me hace inmensamente feliz.ღ

Mensaje por kissmeslowly el Sáb Dic 09, 2017 5:23 am



Chris Hemsworth
Tal como lo imagine, la castaña no iba ceder con facilidad mucho menos con el evento que había sucedido y las palabras que cruzamos—Barbara solo sube al auto—vocifere, me encontraba en una posición para seguir peleando porque en realidad no lo estábamos, lo que pasaba entre ella y yo era algo extraño, resultaba difícil mantener la paz entre ambos era como si estuviéramos unidos por un par de hilos y que cada que alguien se movía solo era para molestar al otro, una vez llegue a pensar que todo esa extraña aura que se respiraba era por algo más, pero esa idea se borró de mi mente un tiempo después de lo que había hecho—Palvin solo sube al maldito auto—esta vez tuve que usar un tono de voz alto para así intentar llamar su atención, ella seguía caminando mientras que intentaba seguirle el ritmo.
Una mujer testaruda ¿siempre fue así? Estaba casi seguro que conocía la respuesta: no, ella nunca fue una chica que me sacara de las casillas con facilidad, una ligera sonrisa apareció en mí rostro cuando me percate por el espejo retrovisor que una pequeña fila ya se encontraba detrás del auto, un par de bocinas intentan obligarme que continuara, al final una Barbara frustrada y resignada entro al auto y si no la conociera juraría que estaba echando humo, mi sonrisa se ensancho aún más ante sus palabras que de una forma me causaron placer —Dime algo nuevo—murmure, y finalmente me puse en marcha y como era de esperar la chica no me dirigió la palabra y yo tampoco roge por una, el único momento en que le hice una pregunta fue para pedirle la dirección de donde vivía. Una vez que llegamos a nuestro destino mi ceja se levantó a lo alto y casi me vi a la descarada necesidad de soltar una carcajada—Adiós—grite para que la muchacha fuera capaz de escucharme, me quede un par de minutos solo para comprobar que entraba sana y salva al edificio cuando no hubo rastro de su presencie maneje loft. Una vez que aparque mi auto en su lugar habitual, me deslice dentro del ascensor que daba directo a mi piso, con el móvil en mi manos comprobé que tenía un par de llamadas perdidas de mi padre, acompañada por una mínima cantidad de mensajes, mi curiosidad puedo un poco y decidí leer un par, y el único que fue capaz de llamar mi atención fue ese donde me mandaba una invitación a una convivió entre un par de conocidos. Respondí con un: esta bien y después simplemente me adentre y sin prisa me dirigí directo hasta mi habitación, dándome cuenta que necesitaba ayuda con la decoración de ese lugar, mi repentina aparición en la ciudad había tomado por sorpresa a muchos incluyéndome. " Necesito ayuda en buscar a la mejor decorador/a de interiores es para mi departamento" mande el mensaje a Barbara. 

Al siguiente día llegue media hora antes que la jornada normal iniciara por edén la empresa se encontraba casi vacía salvo por el equipo de seguridad, me encerré en la oficina aprovechando ese lapso de tiempo para ponerme al día y repesando un par de casos que debía llevar en la siguiente reunión.
avatar
Mensajes : 274

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: una sonrisa tuya me hace inmensamente feliz.ღ

Mensaje por kingdomlightsshine el Sáb Dic 09, 2017 9:03 pm


BARBARA PALVIN.
Por supuesto que tenía que despertar con un mensaje de Christopher en mi celular, recordándome que todo lo que había sucedido anoche no había sido una simple pesadilla sino que en realidad me estaba embarcando en una pasantía con una persona que me despreciaba desde que era una niña. Resoplé al leerlo y me metí a la ducha, recordando que una vieja amiga estaba ejerciendo como decoradora últimamente. Emily, morena y de piernas largas, al menos Chris quizás estaría feliz con alguna decisión que tomaría con respecto a él. Escogí un vestido color rosa pálido esa mañana, con tacones y blazer que hacían juego, y después de mi rutina de belleza diaria me largué hacia el despacho. Una vez allí, entre todos los documentos y cosas por hacer, Karen llegó con mi desayuno como usualmente lo hacía. — Espero que sea de tu agrado, Barbie. Iré a dejarle el suyo a Chris ahora. — Fueron sus palabras después de que le agradecí, haciéndome hacer una mueca. Creía que Chris no había llegado aún, es decir, parte de mí lo estaba juzgando pero otra parte entendía que era el único con el poder de hacer y deshacer en el despacho. Pero fue una grata sorpresa saber que quizá con era el crío soberbio y egoísta que le grité que era anoche y quizás si estaba siendo un gran profesional. Nadie había llegado antes que yo al despacho antes. Tomé una amplia respiración y decidí que tenía que afrontar todo esto como la mujer madura y valiente en la cual me había convertido, no obstante, sólo tenerlo aquí me hacía sentir como aquella débil muchacha que siempre fui a su alrededor. 

Entonces no mucho después me levanté de mi silla para cruzar el pasillo e ir hasta su oficina. Otra vez llené de aire mis pulmones en busca de algún tipo de agallas en el oxígeno y toqué un par de veces para luego adentrarme. — Tengo todos los documentos que te interesan acerca del caso Carrington. — Dije a secas, sin ningún saludo caluroso o algún deje de amistad de por medio. Mis pensamientos hacia él no habían cambiado de la noche a la mañana, y sabía que por el bien de la empresa (y mi bien mental) ambos debíamos dejar todo estrictamente profesional, como si nunca nos hubiésemos conocido antes. O al menos eso era lo que él había dejado claro anoche. — Tenemos mucho trabajo por delante, estoy consciente de eso, también preparada. — Agregué refiriéndome a las exhaustivas horas de investigación y creación de estrategias en las cuales deberíamos trabajar juntos. Dejé el archivo sobre su escritorio al frente de él y posteriormente le mostré un post it color rosa que tenía en mi otra mano. — Emily Ratajkowski, diseñadora de interiores. Este es su número, creo que va a ser de tu agrado. — Le dije, pero claramente Chris no iba a entender en aquel momento por qué decía que Emily-morena-de-piernas-largas sería de su agrado. Le pasé el memo esta vez en sus manos y mi cuerpo reaccionó ante el contacto, pero no sabía si era de manera negativa o positiva, me inclinaba más por la primera ¿Cuándo había sido la última vez que mi piel tocó la suya? Definitivamente no lo recordaba. — Si necesitas algo más estaré en mi oficina. — Fue lo último que me dije cuando me reincorporé y di media vuelta para acercarme hasta su puerta.
avatar
Mensajes : 1642

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: una sonrisa tuya me hace inmensamente feliz.ღ

Mensaje por kingdomlightsshine el Sáb Dic 09, 2017 9:22 pm


CHARLIE HUNNAM.
Tenía entendido que la rubia se encontraba sin ropa interior, ya era tortura suficiente poseer aquel dato en mi psiquis pero, por supuesto, ella continuaba recordándomelo. Estaba demás decir que era lo único que rondaba en mi cabeza mientras sus piernas apretaban la vida fuera de mis caderas y sus brazos se encontraban aferrados a mi abdomen. Si no tuviera tanta experiencia fácilmente nos podríamos haber volcado, no contaba con que mis decisiones se hubiesen ido en mi contra posteriormente. No obstante, a pesar de que mi mente estaba en lugares que no debería explorar, fui capaz de notar el proceso de Romee desde que era una presa del miedo hasta que finalmente optó por disfrutar aquel viaje. No pude evitar mirarla de soslayo, ella realmente estaba teniendo un buen momento rompiendo las reglas, y para su mala suerte, no pensaba que eso terminase en un futuro cercano. Eventualmente estacioné fuera de ese gran portón que se me hacía muy familiar, incluso parecía nostálgico. Y sí, poco me importaba si es que el dolor en el trasero de su padre me veía dejando a su hija con nada más que mi ropa en su cuerpo, sería reconfortante incluso saber que podía pensar su distorsionada mente por la escena. — En lo absoluto, has sido mi favorita hasta ahora. — Le respondí esbozando una sonrisa y tomando el casco que me devolvía. Asentí a ambas de sus aseveraciones y otra vez mi sonrisa se ensanchó, no podía evitar pensar que ella realmente quería ir a esta pseudo cita, aunque quizás quería esconderlo. — Como quieras, princesa. Luce mejor en ti de todas formas. — Respondí a su última intervención y observé una última vez su bonito rostro para marcharme cuando ella había entrado a su palacio.

Después de eso hice lo que la rubia me pidió, me dirigí a mi bar y para su suerte, Carrie había guardado su celular. Las cosas habían salido bien al final de la madrugada con mis dos bartenders a cargo, por supuesto que pidieron detalles acerca de lo que había sucedido conmigo y Romee, pero yo nunca era quién contaba mis encuentros con alguna mujer y ciertamente no iba a comenzar con la rubia. — Hey, tu fiesta de hoy. Llevaré a la chica, así que compórtate. — Fueron mis palabras a Douglas, lo que hizo que su rostro prácticamente se desfigurara. — ¿Irá como… tu cita? — Él había dicho eso como si fuese lo más bizarro e inhumano que existiese. Yo rodee mis ojos con frustración ¿cuál era el gran interés entre Romee y yo? Ciertamente era muy temprano para comenzar a sacar conclusiones. — Ella sólo quiere divertirse, no soy quién para negar el placer. Y basta con las preguntas. — Dije cortante. Me  quedé en el lugar algunas horas procurando que todo estuviese bien, y cuando el reloj se acercaba más a las siete fue que me marché a mi departamento para cambiarme y tomar una ducha rápida. Sí, tenía que dar una buena impresión ¿no es así? Al menos eso era en lo que me estaba empeñando. Cuando faltaban diez minutos para que fuesen las siete me marché, otra vez en mi motocicleta, hacia el hogar de Romee. Nuevamente no me importó detenerme fuera del gran portón ¿alguna vez le había hecho asco al peligro? No era ese tipo de persona. Y allí me quedé esperando que la rubia finalmente hiciese acto de aparición.
avatar
Mensajes : 1642

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: una sonrisa tuya me hace inmensamente feliz.ღ

Mensaje por kissmeslowly el Mar Dic 12, 2017 4:04 am


Romee Strijd
Tal como lo había pensado apenas puse un pie dentro de la propiedad de mis padres ya lo tenía encima de mí haciéndome miles de preguntas sobre él porque llegaba a esa hora y de donde había sacado esa ropa—Lamento irme así sin decir nada y no comunicarme con ustedes, pero Jasmine supo que estaría en la ciudad y prácticamente me obligo qué la fuera visitar, estuvimos hablando de tantas cosas que cuándo me percate de la hora su madre dijo que no debía irme. Lo siento ¿sí? —me acerque lo suficiente a mi padre para darle un beso sobre su mejilla y regalarle una sonrisa, una que ocultaba lo que realmente estaba experimentando ¿Desde cuándo me había vuelto una cómplice de las aventuras de mi padre? —Por cierto se ven de maravilla, necesito subir a mi habitación para cambiarme ¿los vemos en el comedor? —salude a mi madre y sin más me dispuse a subir hasta mi habitación en donde solo me limite a ponerme un short y tomarme unos minutos extra para armar toda una mentira que cubriera mi escapada de ayer. (…) el resto del día me la había pasado en compañía de mis padres poniéndome al día con las actividades y clases en las que me encontraba en la universidad, y mis padres, mejor dicho mi padre poniéndome al día con los avances que estaba logrando en la ciudad, luego Jasmine había llegado a casa para salvarme, era mi mejor amiga así que no dude en contarle sobre mi odisea de la noche anterior, y por supuesto me ayudo en elegir el mejor atuendo.

Deberías llevar un vestido, ese vestido rojo con tus medias a medio muslo estoy segura que matarías de excitación a Charlie. Por cierto sera que puedas presentarme a uno de sus amigos, vamos Roo, se una buena amiga— le di una mala mirada a la morena mientras me deslizaba dentro del pantalón blanco—No puedo usar vestido o por lo  menos hoy no, él tiene esta cosa enorme llamado motocicleta y no planeo enseñar nada. Y lamento informarte pero apenas lo conozco no puedo pedirle que haga eso, tal vez en algún futuro—una ligera sonrisa tiro de mi boca, me puse mi blusa y termine por ponerme las zapatillas— ¿Estoy bien así? Estoy terriblemente nerviosa ya que no tengo idea de donde me llevara—Nunca antes en mi vida me había sentido tan nerviosa de una cita, tampoco era como si tuviera muchas, me acerque lo suficiente al tocador para retocar el brillo labial y sacudir mi cabellera— ¿Y planeas quedarte con él esta noche? ¿Ya sabes tener una noche de acción? —Solté una risita nerviosa y negué con mi cabeza—Estas un poco loca ¿no? Ya sabes cualquier cosa estoy en tu casa—Jasmine seguía bailando al ritmo de la música y termino por tirarme un cojín de la cama—Eres un poco lenta, deberías simplemente tener un poco de sexo salvaje con ese hombre, deberías simplemente lanzarte a sus brazos y listo, yo pienso que deberías aprovechar estos tres meses para tener un poco de mala diversión—mi ceño se frunció y le devolví el mismo golpe con el cojín, cuando nos dimos cuenta de la hora Jasmine decidió irse y un par de minutos después pasada de las sietes decidir hacer lo mismo, tome un pequeño bolso que combinaba y fui hasta el punto de encuentro. Claro que una parte de mi imaginaba que Charlie me dejaría plantada ¿qué razón tenía para juntarse conmigo?

Conforme me iba acercando al portón principal di con la silueta del rubio, mi sonrisa se ensancho aún más una vez que mire al chico de seguridad me apresure en acercarme a Charlie—Hola—muy a pesar de la oscuridad de la noche, ese hombre se veía demasiado atractivo con su chaqueta denim— ¿Estoy vestida apropiadamente? —deje un casto beso sobre su mejilla y luego tome el casco que se encontraba en la parte trasera y mucho antes de que me lo diera decidí tomarlo para ponerlo en mi cabeza con cuidado. Tal como una profesional me monte con extremo cuidado sobre la moto, mis brazos se acomodaron por debajo de su chaqueta.

outfit:
avatar
Mensajes : 274

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: una sonrisa tuya me hace inmensamente feliz.ღ

Mensaje por kissmeslowly el Mar Dic 12, 2017 4:18 am


Chris Hemsworth
Me había mantenido tan ocupado leyendo un par de reportes que no me percate de cuánto tiempo había transcurrido hasta que un par de golpes en la puerta me hicieron o mejor dicho obligaron a despegar mi vista de las fila de papeles hacia la puerta —Adelante—dije en un tono de voz alto para que la persona del otro lado fuera capaz de escucharme, un par de segundos basto para ver la silueta de Karen quien traía algo en sus manos —Tu almuerzo muchacho, deberías pedirle un poco de ayuda a Barbara ¿no crees? —la esquinas de ambas lados de la comisura de mi boca se elevaron ante el trato tan maternal de esa mujer—Gracias y si la vez por ahí no estaría de más que le digas que su jefe necesita un poco de ayuda—recosté mi espalda sobre el respaldo de la silla y mi vista se concentró en la mujer frente a mí que de alguna cosa se reía—Por supuesto ahora come algo qué debes poner el mejor ejemplo—Karen termino por abandonar la oficina dejándome una vez más solo.

Estaba apenas alcanzando a dar un primer mordisco al emparedado cuando una vez más escuche un par de golpes en la puerta cubrí mi boca con una mano y con el ceño algo fruncido mire en dirección a este objeto—Adelante—Por supuesto que era algo normal que a cada minuto alguien estuviera tocando a mi puerta para ponerme al día o avisarme de algún hecho importante. Mis cejas se elevaron en forma de dúo ante la sorpresa. Porque sí, me sorprendía que Barbara hiciera acto de presencia tan temprano cuando en mi cabeza me había hecho una escena similar pero un par de horas antes que la jornada terminara—Bien —fue el primer comentario que salió de mi boca, la mire con cierto recelo puesto que la noche anterior las cosas había terminado de una forma algo amarga y extraña lo que técnicamente no era nada nuevo—Si, me estoy poniendo al día con un par de casos incluso hay uno en específico que llamo mi atención Walsh el joven británico que está peleando una herencia del abuelo—deje a un lado el almuerzo y con la ayuda de una servilleta limpie cualquier rastro de comida—¿Crees que va ser de mi agrado? —Repetí la misma pregunta con el mismo tono— ¿Qué significa eso? ¿Tiene buenas referencias? Es mi hogar el que deberá decorar no cualquier otra cosa—levante un tanto el mentón para verla directo a la cara, su semblante carecía de cualquier rasgo fácil y eso era algo que muy pocas veces fui capaz de presenciar. Barbara estaba enojada y no sabía el motivo, o tal vez si, la pelea de anoche. Un bufido escapo de mi boca—Llama a Emily para confirmar una cita, de preferencia un fin de semana en el horario de entre tres de la tarde a cinco— la vi girar sobre su propio eje con una agilidad victoriosa —¿Barbara? —susurre pero ella siguió su camino hasta la puerta—Barbara, posiblemente nos toque quedarnos hasta muy tarde, tengo un par de reuniones pero necesito hablar directamente contigo sobre un par de clientes, solo te aviso. No quiero que luego haya malos entendidos—recargue una mano sobre el escritorio ¿Por qué estas enojada conmigo? —esta ocasión la mire con una sonrisa de extremo a extremo, tal vez esperando que la chica terminara lanzándome su zapatilla chanel en la cara.
avatar
Mensajes : 274

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: una sonrisa tuya me hace inmensamente feliz.ღ

Mensaje por kingdomlightsshine el Miér Dic 13, 2017 10:44 am


BARBARA PALVIN.
Tenía en mi conocimiento que el caso del heredero era bastante importante también, sin embargo, sabía que debía tener a Chris totalmente concentrado en la gran demanda de Carrington Energy. Pensé en mencionarlo, no obstante, opté por silenciar y dejarlo actuar por sí solo. Ya no era un niño ¿recuerdan? Sí él creía que podía con toda esa carga yo sólo me limitaría a asistirlo. No pude evitar rodar mis ojos cuando él comenzó a hablar de Emily, sin importar que él me viese ¿realmente pensaría que yo le encargaría su hogar a cualquier persona? — Emily es una excelente profesional. — Comencé. — Deberías confiar en alguien más que en ti mismo alguna vez. — Agregué, ya que era cierto. Debía comenzar a confiar más en mí si realmente quería que esto funcionase. Pero yo ya había optado por el camino sano, sólo quería marcharme de estas cuatro paredes con él adentro. Sin embargo, sus palabras habían hecho un corto circuito en mi interior. Ahora, yo sabía que debíamos quedarnos horas extras con respecto a los casos que teníamos en nuestro poder, pero no esperaba que esto se diera explícitamente un día donde preferiría que me hirvieran en aceite antes de estar con él. Resoplé. — Me lo imaginaba, aquí estaré. — Le dije, para esta vez irme decidida (y de una vez por todas) fuera de su oficina, pero nuevamente tuve que detenerme al escuchar como llamó mi nombre. Me detuve, pero no me giré hasta que aquella pregunta salió de sus labios. Ahí fue cuando quedamos frente a frente otra vez, él con su mueca burlesca y yo tomando todo dentro de mí para no golpearlo. ¿Acaso tendría algún poco de decencia? O no lo sé, ¿humanidad dentro de él? Estaba lista para gritarle todo lo que merecía, la forma en que se había referido a mí anoche y no solamente anoche, era la misma sensación que siempre había tenido cerca de él desde que nuestros caminos se habían juntado.

Sin embargo, me callé. No iba a dejar que los errores de mi pasado me siguieran pesando hasta el día de hoy, como tampoco le dejaría saber a Christopher que tenía alguna especie de poder sobre mí hasta estos días. — No estoy enojada contigo, Chris. — Fueron mis palabras con un tono lo suficientemente neutral. Me disculpé una última vez y ahora sí pude marcharme fuera de la oficina del rubio. […] Las horas comenzaron a pasar con una mínima conversación entre mí y el rubio, gente del equipo comenzó a despedirse lo que me dejó en claro que ya era hora de marcharse. Pero yo estaba estancada aquí. Sabía que debía dejar ir todo este asunto de mi enfado con Chris, sabía que no era sano y que él no me debía nada, no era su culpa que yo tomase nuestra historia de otra forma que él. Así que me levante y fui a su oficina nuevamente, con unos archivos en mis manos. — He estado pensando en una estrategia. — Mencioné desde el umbral de la puerta esperando que su atención se posase en mí. Una vez hecho, mis tacones resonaron dentro de su oficina por lo silencioso que estaba el despacho y dejé mis papeles otra vez sobre su mesa. — No es complicado, Carrington tiene todo a su favor. Pero claro, necesito que lo perfecciones y apruebes. — Continué, apoyando mis manos sobre su escritorio y esperando alguna respuesta de su parte. En aquella pequeña pausa me decidí a hablar algo que iba a saber cómo veneno en mi boca, pero que era necesario. — Encargué comida china. Debes comer algo así que no acepto un no como respuesta. — Fueron mis palabras, esta vez desviando mi mirada de él.
avatar
Mensajes : 1642

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: una sonrisa tuya me hace inmensamente feliz.ღ

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.