Últimos temas
» ¡Son vacaciones!
Hoy a las 11:25 am por blvssm

» ¿rol?
Hoy a las 11:22 am por blvssm

» ¿Rol?
Hoy a las 10:55 am por Libertadsalvatorehale

» o sole mio
Hoy a las 9:42 am por serendipity

» 恋してる ♡
Hoy a las 9:14 am por lalisa

» ¿roleamos? ♡
Hoy a las 8:46 am por serendipity

» when there's no light to break up the dark, i look at you ღ
Hoy a las 8:32 am por uchiha

» There's no place I'd rather be than right beside you.
Hoy a las 7:36 am por silverqueen

» the flower that blooms on adversity,
Hoy a las 7:33 am por hobi

Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 0/44

en el espacio de tu ser me quiero perder y aprender todos los secretos que esconde tu piel ─

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: en el espacio de tu ser me quiero perder y aprender todos los secretos que esconde tu piel ─

Mensaje por Arijp96 el Sáb Dic 02, 2017 6:06 am


Ari Hill
Casa. Ese fue el primer pensamiento que cruzó por mi cabeza en cuanto bajé del avión y fui a recoger mi maleta después de varias horas de vuelo. Había pasado tanto tiempo fuera de la que había sido mi ciudad natal que ahora todo a mi alrededor me parecía maravilloso y como si cada esquina hubiera cambiado a mejor. Al final es cierto eso que dicen que debes alejarte de tu casa para echarla de menos. En cuanto tuve mi equipaje, me abrí paso entre la gente hasta que vi a mi primo Lucas esperando por mí y prácticamente salí corriendo a sus brazos, dándole un abrazo con todas mis fuerzas mientras besaba su mejilla varias veces. Dios que guapo estás!! Muchas gracias por venir a recogerme, no sé que haría sin ti. Dije sin soltarme de él ya que después de tanto tiempo solo quería mantenerme cerca de mi familia, sobretodo de él que me había ayudado con todo el tema de volver a la ciudad y de dejarme dormir en su casa hasta que yo encontrara un sitio donde vivir e instalarme con mi nueva vida. Cuando por fin consiguió que dejara de abrazarlo, me ayudó con las maletas mientras caminábamos hacia el aparcamiento donde había dejado su coche. Dios Ari, has crecido tanto que ni siquiera pareces tu. Osea, tu cara sí, pero físicamente has cambiado un montón. Se van a quedar todos alucinados cuando te ven esta noche.
Comentó mi primo mientras guardaba las maletas en la parte trasera y no pude evitar mirarlo con el ceño fruncido por su comentario mientras lo ayudaba. ¿Esta noche? Pregunté algo dudosa montando en el asiento del copiloto sin dejar de mirarlo mientras esperaba por una respuesta. Miedo me daba cualquier cosa que pudiera salir de su boca en este momento.Mi prima ha regresado a la ciudad después de años en el extranjero. ¿De verdad te piensas que me iba a quedar quieto como si nada? Me he encargado de organizar una fiesta de bienvenida para ti en casa y van a venir todos! Me anunció con una sonrisa de felicidad mientras yo cerraba los ojos y negaba riendo porque, después de casi haber crecido juntos, debería haberme esperado algo como esto por parte de Lucas ya que para él cualquier motivo era bueno para hacer una fiesta y mi regreso había sido la excusa perfecta en esta ocasión.
Me pasé casi todo el día guardando mis cosas en la habitación que Lu había dejado lista para mí antes de acostarme a dormir un poco debido al jet lag y a que quería estar bien descansada para la fiesta de esa misma noche así que dejé una alarma preparada y me acomodé en mi nueva cama para descansar un rato. En cuanto la alarma sonó, fui directa al baño para darme una buena ducha antes de empezar a prepararme para la gran fiesta en mi honor. Me vestí con uno de mis vestidos favoritos y que dejaban la espalda al descubierto junto con unos tacones para después dejar mi pelo al natural y centrarme en el maquillaje. Escuché como Lucas llenó la casa de música y poco a poco el sonido de las canciones se iba mezclando con las voces de las personas que iban llegando. Cuando estuve completamente lista, me puse un poco de perfume y salí de mi habitación. Y aquí está la protagonista de la noche!! mi prima Ari! Anunció Lucas casi con un grito y yo sentí como mis mejillas se llenaron de color por la vergüenza antes de acercarme a él y darle un golpe en el hombro. Ari...¿te acuerdas de Liam? Preguntó mi primo y me quedé mirando al chico rubio delante de nosotros antes de que una sonrisa apareciera en mi rostro asintiendo lentamente sin despegar la mirada de él.
avatar
Mensajes : 7801

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: en el espacio de tu ser me quiero perder y aprender todos los secretos que esconde tu piel ─

Mensaje por Arijp96 el Sáb Dic 02, 2017 6:27 am


Matthew Daddario
¿Quién me iba a decir a mí hace unos años que tendría la oportunidad de regresar tan pronto y justo para hacerme cargo de la empresa familiar? Seguramente nadie, pero aquí estaba, mirándome al espejo de mi nuevo apartamento en la ciudad, colocando bien mi saco para ir a verme con mi familia y que me dijeran todo lo que necesitaba saber para tomar las riendas de la empresa. Después de eso tenía planeado hacer algunas visitas importantes, empezando por ver a mi mejor amigo y darle la sorpresa de que volvía estar aquí y no era solo una visita. No le había contado a nadie sobre mi regreso porque quería que fuera una sorpresa como por ejemplo con él. Estaba seguro de que se iba a volver loco en cuanto me viera y que iba a querer hacer un millón de planes juntos con la excusa de recuperar el tiempo perdido o de enseñarme como había cambiado la ciudad para que le contara como había sido el tiempo fuera de aquí. En cuanto estuve completamente listo,cogí las cosas que pensé que eran necesarias y salí de la casa para montar en mi coche y comenzar a conducir hacia la empresa, después de haberle avisado a mi padre que ya estaba en camino obviamente. Lo único que no había extrañado de la ciudad era el horrible tráfico que siempre se formaba para entrar en la parte más financiera y que ahora me estaba tocando volver a soportar por lo que tendría que recordarme que la próxima vez debería salir antes de casa si quería llegar a tiempo a cualquier otro lugar que tuviera pensado en esa zona. Después de unos largos y exasperantes minutos conseguí llegar a la empresa y me identifiqué con la seguridad antes de entrar en el elevador e ir directo a donde me estaban esperando.
La reunión con mi familia fue todo un éxito por lo que salí del edificio con una sonrisa antes de marcar el número de mi mejor amigo y esperar a que contestara. Hey, ¿dónde estás? Pregunté como si nada mientras entraba en el coche y activaba el manos libre para empezar a conducir y lo escuché con atención asintiendo antes de hacerle creer que estaba teniendo un día normal cuando la realidad era que estaba de camino a donde me había dicho. Después de unos minutos hablando con él me despedí diciendole que me iba a ver con unos amigos y que ya hablaríamos más tarde. Estacioné donde me había dicho que estaba y bajé del coche, apoyandome en él y me bastó esperar unos minutos hasta que lo vi aparecer y una sonrisa se extendió en mi rostro. Te dije que hablaríamos después y creo que ya es después. Dije para molestarlo antes de acercarme y darle un fuerte abrazo mientras palmeaba su espalda varias veces riendo por los insultos que me estaba dedicando por no haberle contado que venía. Pues te tengo una noticia aún mejor...me quedó. Voy a encargarme de la empresa así que he vuelto para quedarme. Anuncié con una sonrisa en mi rostro antes de chocar las palmas con él hasta que nos vimos interrumpidos por el sonido de su teléfono y dejé que contestara mientras yo miraba unos mensajes en el mío.
avatar
Mensajes : 7801

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: en el espacio de tu ser me quiero perder y aprender todos los secretos que esconde tu piel ─

Mensaje por goldensky el Dom Dic 03, 2017 3:08 am


VICTORIA JUSTICE.
Era un sábado por la tarde y estaba malditamente aburrida. Había planeado salir con unas amigas pero a última hora terminaron por cancelar y ahora estaba sin nada que hacer. Odiaba la idea de desperdiciar el resto del día en casa y por eso ahora me encontraba llamando a Josh. Mi primo siempre estaba dispuesto a hacer algo y quizás podríamos ir a un bar por un rato. Unos tragos no me harían mal. Marqué su número y casi al instante obtuve una respuesta. ─ ¿Estás ocupado? Quería que fuéramos al bar, estoy aburrida. ─ Dije soltando una pequeña risa. ─ Me alegra que hayas llamado justo ahora. ─ Respondió con evidente felicidad, ignorando mi sugerencia al principio. ─ Creo que tengo una mejor idea... ¿Puedes venir al centro ahora? Te tengo una sorpresa. ─ Fruncí mi ceño como si él pudiese verme. ─ ¿Qué clase de sorpresa? ─ Cuestioné con curiosidad. ─ No puedo decírtelo por teléfono. Tienes que venir personalmente a verlo. Estoy cerca a tu restaurante favorito. Anda, te prometo que no te arrepentirás. ─ Me parecía algo raro que de la nada tuviera una sorpresa para mí. Es decir, no había motivos para darme algo. No era mi cumpleaños y no había hecho nada en especial. Quizás Joshua solo estaba de buen humor y decidió comprarme algo solo por que sí. Y bueno, el chiste era poder salir y a estas alturas, no me importaba la razón. Tal vez después de su dichoso sorpresa podríamos ir al bar. ─ Está bien, estaré ahí en unos 15 minutos. Espero que tu sorpresa valga la pena, Josh. ─ Tras colgar, tomé mi bolso y salí del departamento. No estaba con ánimos de manejar, asi que terminé por pedir un taxi. El centro no estaba tan lejos de donde vivía, asi que no me saldría caro.

Agradecí al taxista al llegar a mi destino después de haberle pagado y bajé del vehículo. De inmediato fui recibida por Josh que al parecer había estado pendiente de mi llegada. ─ Bien, ¿dónde está la sorpresa que me prometiste? ─ Pregunté con una sonrisa después de que me estrechara entre sus brazos. Soltó una risa mientras negaba. ─ ¿Es lo único que te importa? Podrías preguntarme como estoy primero, ¿no crees? ─ Bromeó mientras cáminábamos juntos, solo que antes de llegar a donde sea que me llevaba, me detuvo y cubrió mis ojos con sus manos. ─ ¿Es necesario que hagas esto? ─ Era un exagerado pero supongo que su sorpresa debía ser demasiado buena como para hacerme pasar por esto. ─ Creeme, esta sorpresa lo amerita. ─ Aseguró. ─ ¿Estás lista? ─ Asentí con efusividad, había estado pensando en esto durante todo el trayecto aquí. Sin más, Josh descubrió mis ojos y mi mandíbula por poco terminó por tocar el piso al ver la sorpresa. No me había esperado esto. Creí que recibiría algo material pero en vez de eso, me encontré con un hombre jodidamente hermoso que conocía a la perfección y creí que nunca volvería a ver. ─ ¿Matthew? ─ Balbuceé su nombre, aun sin poder creer que en verdad estaba frente a mí. Lo observé por unos segundos, recorriéndolo con la mirada rápidamente de arriba a abajo. Joder, los años realmente estuvieron de su lado. Siempre me pareció atractivo, -no por nada estuve enamorada de él en nuestra adolescencia- pero ahora su atractivo se había multiplicado por cien. Me tomó un par de segundos el asimilar que realmente estaba aquí pero cuando lo hice, reaccioné casi al instante. ─ Oh, ¡Dios mío! En verdad eres tú. ─ Prácticamente me lancé a sus brazos, abrazándolo fuertemente. Habían pasado años desde la última vez que nos habíamos visto y las cosas entre nosotras habían quedado un poco... extrañas. Aún recordaba aquella noche cuando le había confesado que lo quería y le había pedido que fuera él quien me diera mi primer beso. Para mi sorpresa, él había aceptado pero yo terminé por echarlo a perder cuando él quiso hacer más que besarme. Y es que los nervios habían hecho de las suyas. Nunca había estado con un hombre en ese entonces y temí no poder ser suficiente para él. Obviamente eso no había sido de su agrado y terminó por irse. Después de eso lo evitaba a toda costa por la gran vergüenza que sentía. Con decir que apenas y pude despedirme bien de él cuando se fue a estudiar a Londres. Pero ya había pasado demasiado tiempo desde eso y ahora las cosas eran diferentes, al menos con respecto a mí. Ya no era esa niña tímida que tartamudeaba y que pasaba desapercibida. No me consideraba una chica arrogante pero joder, definitivamente hubo en cambio en mí, desde lo físico hasta mi caracter. Matthew se llevaría una sorpresa también cuando lo descubriera. ─ ¿Cuándo llegaste? ¿Por cuánto tiempo te quedarás? Dios, no sabes cuanto me alegra volver a verte.
avatar
Mensajes : 2388

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: en el espacio de tu ser me quiero perder y aprender todos los secretos que esconde tu piel ─

Mensaje por goldensky el Dom Dic 03, 2017 3:54 am


LIAM HEMSWORTH.
¿Estás lista para irnos? ─ Rodeé el cuerpo de Natalie con mis brazos desde atrás, descansando mi mentón sobre su hombro mientras ella terminaba de arreglarse frente al espejo. Mi novia soltó una pequeña risa mientras asentía y posteriormente, giraba su cabeza para depositar un beso sobre mi mejilla. ─ Luces hermosa, cariño. ─ Susurré, devolviéndole el beso, esta vez en sus labios. ─ Vamos, no quiero llegar tarde. Lucas es capaz de matarme si lo hago. ─ Bromeé y es que sabía que esta no era una fiesta común y corriente. Se trataba del regreso de su prima. Ari siempre fue como una hermana para él más que su prima y la amaba como tal. Siempre fueron cercanos y aunque yo nunca conviví demasiado con la castaña, sabía que era una buena chica y es que Lucas amaba hablar de lo maravillosa que era. Era tierno, sinceramente. Y solo podía imaginar lo feliz que debería de estar mi amigo por tenerla de vuelta. Sabía muy bien que todo este tiempo sin ella había sido difícil para él asi que me alegraba por él ahora. Salimos de la casa tomados de la mano hacia mi auto y conduje hacia el departamento de Lucas. Por suerte, llegamos cuando aún no había mucha gente y lo más importante, Ari aún no salía de su habitación, asi que había un poco de tiempo más mientras el espacio se llenaba. ─ Oh, Ari te va a caer de maravilla, Nat. Estoy seguro que terminaran siendo las mejores de las amigas. ─ Aseguró Lucas mientras nos entregaba dos vasos de cerveza, uno a cado uno. Mi novia sonrió levemente mientras asentía. ─ Esperemos que asi sea. ─ Comentó para después beber desde su vaso. Por unos minutos, Natalie y yo nos limitamos a hablar con los invitados que venían llegando mientras esperábamos a Ari. ─ Iré al baño, no tardo. ─ Natalie se retiró después de un rato, dejándome a solas con Lucas. ─ Debes estar feliz ahora que Ari está de vuelta. ─ Dije dando una palmada en su espalda. ─ Claro que lo estoy, esa chica es muy importante para mí, tú lo sabes. Es mi mejor amiga, después de ti, claro. ─ Aclaró a manera de broma. ─ Me pondré celoso si sigues hablando así. ─ Bromeé de vuelta con él, haciendo que ambos soltáramos carcajadas. Antes de que pudiera seguir con las burlas, la castaña hizo su aparición y si es que los demás no se dieron cuenta de ello, Lucas se encargó de hacer su presencia notar al anunciarla. Mientras todos hacían una algarabía, yo no había podido evitar recorrerla con la mirada. Ari lucía distinta a como la recordaba, no que tuviera demasiados recuerdos de ella pero definitivamente, había algunos cambios. No obstante, seguía conservando un poco de su comportamiento tímido a juzgar por como sus mejillas adoptaron un colo carmesí por la actitud de Lucas pero ya no era una niña, claro estaba. Estaba hermosa.

Salí del pequeño trance en el que me encontraba después de que la voz de Lucas se hiciera escuchar y le sonreí de vuelta a la bonita castaña, rodeando su pequeño cuerpo con uno de mis brazos. ─ Es un gusto volver a verte, Ari. ─ Dije con toda la sinceridad. ─ Con todo el respeto, debo decirte que te ves hermosa esta noche. ─ No pude evitarlo, tuve que hacérselo saber. ─ Pensamos igual, Liam. ─ Por un segundo, había olvidado que Lucas seguía aquí con nosotros. ─ Tendré que cuidarte muy bien, ningún chico se te acercará esta noche. ─ Advirtió, de nuevo con aquel tono divertido que lo caracterizaba. Sabía que no era extremadamente sobreprotector pero también tenía en cuenta que había algo de verdad a sus palabras, después de todo, no permitiría que alguien se atreviera a jugar con su prima. Antes de que pudiera decir más, Natalie regresó donde mí mientras observaba a la castaña frente a mí. ─ Natalie, ella es Ari, la prima de Lucas. Ari, te presento a Natalie, mi novia. ─ Natalie extendió su mano en dirección de Ari para estrecharla. ─ He escuchado hablar mucho de ti en el poco tiempo que he estado aquí, me alegra conocerte, bienvenida, Ari. ─ Soltó su mano tras unos segundos y después se dirigió a mí. ─ ¿Vamos a bailar? Las canciones que Lucas ha elegido son perfectas. ─ Sin esperar respuesta de mi parte, la rubia tiró de mi mano y nos alejó de ahí para llevarme al centro de la sala donde todos ya se encontraban bailando.
avatar
Mensajes : 2388

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: en el espacio de tu ser me quiero perder y aprender todos los secretos que esconde tu piel ─

Mensaje por Arijp96 el Dom Dic 03, 2017 4:29 am


Ari Hill
Yo también me alegro de volver a verte Liam... Dije agradeciendo internamente que él hubiera dado el primer paso de abrazarme porque si no yo hubiera continuado completamente estática donde estaba y observando al mejor amigo de mi primo. Sin duda los años le habían sentado especialmente bien y se veía mucho más hombre que el chico joven al que recordaba haciendo tonterías junto con Lucas. Gracias, he intentado verme lo mejor posible. En que ninguno se queda atrás, estáis realmente guapos. Contesté un tanto avergonzada por su halago pero con una sonrisa sincera en mi rostro antes de darle un pequeño golpe en el brazo a mi primo por su comentario sobre no dejar que ningún chico se me acercara.Sabía que lo estaba diciendo en broma, pero también era consciente de que muchas veces podía ser más protector de lo que me gustaría y no dejaría que nadie me hiciera daño por nada del mundo, aunque fuera lo más normal del mundo en las personas adultas. De repente, dejamos de ser 3 para pasar a ser cuatro personas cuando una chica se acercó y se colocó junto a Liam, por lo que no pude evitar la confusión ya que no la recordaba de nada y no quería decirlo por si metía la pata con mi comentario. Me sentí un poco más aliviada cuando el rubio se encargó de presentarnos y tomé su mano para estrecharla con suavidad mientras le dedicaba una sonrisa. Encantada de conocerte Natalie y gracias por venir a esta locura que ha formado Lucas. Dije en tono divertido antes de que el susodicho plantara un beso en mi mejilla y le saqué la lengua. Junto a él era como si el tiempo no hubiera pasado y siguiéramos siendo los mismos niños que crecieron juntos y que lo habían pasado tan mal cuando se tuvieron que separar. Observé como la chica tiraba de la mano de Liam para llevárselo a bailar y miré a Lucas con una sonrisa divertida después de darle un trago a mi cerveza. ¿Por qué no me habías dicho que Liam tenía novia? Eso sí que es una gran novedad y no mi regreso. Hasta donde recuerdo, de niño decía que no quería ninguna novia. Comenté con una sonrisa divertida antes de dejar que me rodeara con su brazo y fueramos a bailar.

Después de un rato bailando se encargó de hacerme pasar por cada uno de sus amigos y de presumir sobre la gran prima que tenía y lo feliz que estaba de que yo hubiera regresado, lo que provocó que no parara de sentirme muy avergozada,
cosa que mis mejillas se encargaban de demostrar de alguna manera. Intentaba esconder la timidez bebiendo, por lo que llegó un punto en el que me sentía mucho más relajada y simplemente aceptaba los halagos de Lucas mientras negaba con la cabeza para que no le hicieran demasiado caso. Me disculpé con Lucas para ir hasta la cocina a por un poco más de cerveza y entré riendome solo por escuchar al castaño llamándome borracha y demás hasta que vi a Liam en el interior y me acerqué. Heeey...¿qué haces aquí tan solito? No se te habrá ocurrido dejar a Natalie sola por ahí, que muchos de los amigos de Lucas son unos buitres... Dije riendo y colocandome a su lado mientras me ponía un poco más de la amarga bebida antes de mirarlo con una divertida y un poco borracha sonrisa antes de alzar mi vaso en su dirección. Un brindis,
por los reencuentros. Quizás no nos conocíamos demasiado cuando me fui pero si lo suficiente como para que esto cuente como un reencuentro ¿no?
Comenté y choqué mi copa suavemente con la suya antes de darle un largo trago. Me apoyé en la encimera sin despegar mis ojos de él, recorriendo su cuerpo trabajado lentamente. Sí, definitivamente le habían sentado los años genial y yo quería disfrutar de esas vistas hasta que Lucas tuviera que venir a buscarme de nuevo para seguir con el recorrido por todos sus amigos.
avatar
Mensajes : 7801

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: en el espacio de tu ser me quiero perder y aprender todos los secretos que esconde tu piel ─

Mensaje por Arijp96 el Dom Dic 03, 2017 5:06 am


Matthew Daddario
No pude evitar mirar a mi amigo con el ceño fruncido mientras invitaba a alguien a que viniera al centro donde estabamos nosotros pero me esperé hasta que la conversación llegó a su fin para que pudiera resolver mis dudas. Me quedé un poco en shock cuando me dijo que había invitado a su prima Victoria ya que no sabía hasta que punto eso sería buena idea.Recordaba a su prima como una chica demasiado tímida y vergonzosa con todo lo que hacía hasta el punto de que muchas veces para hablar acababa tartamudeando. La última vez que tuvimos una conversación de verdad fue cuando me confesó que tenía sentimientos bastante profundos por mí y me pidió que fuera su primer beso. Yo había aceptado esperando que eso ayudara a sacar el lado salvaje que todos teníamos en nuestro interior, pero cuando intenté ir más allá de un beso,ella se negó diciendo que no podía. Sinceramente en su momento me molestó bastante porque había empezado todo tan bien que no entendía esa tendencia que tenía a controlarse en todo momento, a ser incapaz de dejarse llevar por algún momento como ese. Ahora, desde la distancia, comprendía que yo hubiera sido un auténtico capullo si la hubiera obligado a hacer algo que ella no quisiera, sobretodo teniendo en cuenta que hubiera sido su primera vez. No quería ser el responsable de que tuviera una primera vez tan traumática solo por que yo no hubiera sido capaz de controlarme, así que supongo que había sido mejor que me enfadara antes que continuar por un camino por el cual ella no se sentía preparada para continuar. No pasó demasiado tiempo hasta que un taxi se paró donde nosotros estabamos y Josh se acercó rápidamente a la persona que bajó de éste para recibirla como era debido. No pude evitar rodar los ojos cuando lo vi taparle los ojos, pero ese detalle pasó desapercibido en cuanto mis ojos tuvieron la oportunidad de recorrer el cuerpo de la chica que estaba delante de mí y que sin duda debía tratarse de Victoria. ¿Dónde había quedado la chica que tanto le costaba mostrar un poco de su cuerpo y que con un piropo se convertía en un tomatito con pies? Sin duda, ahora iba vestida como una verdadera mujer y cualquier hombre giraría la cabeza para mirarla allá donde entrase. Una sonrisa apareció en mi rostro cuando por fin pudo verme y y asentí confirmándole que era yo antes de que se echara a mis brazos. Tengo que admitir que me encantó que hiciera eso porque tuve la oportunidad de poder verificar como todo su cuerpo había cambiado en mis propias manos hasta que finalmente las coloqué en su cintura y le di unas pequeñas caricias hasta que se separó y la miré con una sonrisa. Pues llegué ayer por la noche y la buena noticias es que me voy a quedar para siempre. Me voy a hacer cargo de la empresa familiar y eso, obviamente, requiere que esté viviendo aquí. Es decir, que Matthew Daddario a vuelto para quedarse. Dije con una sonrisa de autosuficiencia en mi rostro antes de tomar su mano para darle una pequeña vuelta mientras continuaba con la sonrisa en mi rostro. Dejame decirte, con todo respeto, que te ves espectacular. ¿Qué has hecho con la adolescente que dejé atrás?¿La mataste o algo por el estilo? Dije bromeando antes de llevarme un golpe de Josh en el brazo y que me apuntara con el dedo intentando parecer amenazante. Cuidado con lo que dices que está hablando de mi prima. Te tengo vigilado Daddario. Dijo intentando amenazarme pero acabé riendome antes de hacerles un gesto con la cabeza para ir hasta el restaurante que estaba allí al lado y que al parecer era el favorito de Victoria.Cuando el mesero nos acompañó hasta la mesa, abrí la silla para la morena y dejé que se sentara, dedicándole un guiño de ojo, antes de ocupar asiento yo también. Bueno...tendrán que recomendarme que comer en este lugar. Seguramente ustedes lo conocen mejor que yo. Eso sí, si muero envenenado será todo culpa de vosotros dos. Comenté bromeando antes de que mi atención se desviara a la morena y mis ojos continuaran recorriéndola todo lo que fuera posible.
Dios...si que era toda una mujer en este momento y deseaba tanto que los años también la hubieran ayudado a dejar de ser tan tímida porque eso solo significaba que quizás esta vez si tendría mi oportunidad.
avatar
Mensajes : 7801

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: en el espacio de tu ser me quiero perder y aprender todos los secretos que esconde tu piel ─

Mensaje por goldensky el Dom Dic 03, 2017 6:25 am


VICTORIA JUSTICE.
Fui consciente de la manera en que Matthew me sostenía, como había aprovechado el abrazo para dejar suaves caricias sobre mi cintura. Se había sentido tan bien. Asi como de bien se había sentido sentir su trabajado torso presionarse a mi cuerpo y ni hablar del momento en que coloqué mis manos sobre sus brazos al separarme, dejándome sentir lo fuertes que eran. Tan solo podía imaginar como sería que me sostuviera en ellos. Salí de esa fantasía cuando el moreno respondió a mi pregunta, haciendo que la sonrisa en mi rostro se ensanchara. ─ Esa es una gran noticia. ─ Exclamé. Independientemente de mis pensamientos sucios hacia el amigo de mi primo, realmente me alegraba saber que se quedaría y que se haría cargo de la empresa de su familia. ─ Estoy segura que harás un gran trabajo con la empresa. ─ Aseguré, usando un tono coqueto mientras le guiñaba un ojo. Dejé que tomara de mi mano y me diera un vuelta. Honestamente, estaba disfrutando de esto. ¿Qué podía decir? Me gustaba ser el centro de atención y más si esa atención venía por parte de Matthew. Reí suavemente ante sus preguntas, sabiendo que mi repentino cambio en efecto lo había sorprendido. Algo que al parecer, no era del completo agrado de Josh. Rodé mis ojos ante sus palabras, ni siquiera era para tanto. ─ Ya no existe esa adolescente, decidí dejarla atrás, era demasiado aburrida. ─ Respondí encogiéndome de hombros mientras caminábamos al restaurante. Me seguré de caminar al lado de Matt y es que realmente estaba disfrutando de su cercanía. Me sentía mucho más segura de mi misma a su lado ahora que hace años atrás. ─ Gracias. ─ Agradecí cuando él amablemente abrió mi silla para que tomara asiento. Lo observé acomodarse frente a mí mientras mi primo lo hacía a mi lado. Tomé la carta, como si fuera necesario y es que siempre que venía, casi siempre terminaba pidiendo lo mismo. Solo dejé de estudiarla cuando la voz del moreno llegó a mis oídos, haciendo que le dedicara mi atención de nuevo. Las ganas de decirle que podía comerme a mí eran inmensas pero considerando que no estábamos solos, aquello no era una buena idea. ─ Creéme, no dejaríamos que mueras. ─ Comenté entre pequeñas risas. ─ ¿Confías en mí? ─ Pregunté tras unos segundos. ─ Pediré para ti lo que siempre pido cuando vengo, te va a encantar, te lo aseguro. ─ Relamí mis labios y terminé por morder mi labio inferior seductoramente sin despegar la mirada de la suya. No estaba siendo nada sutil con mis coqueteos pero si pasaban desapercibidos por Josh quien estaba muy metido en estudiar la carta, tratando de decidirse por un platillo. Cuando Josh estuvo listo, llamamos al mesero para que tomara nuestras órdenes y como lo había prometido, había ordenado uno de mis platillos favoritos para Matthew. Mantuvimos una charla amena mientras esperábamos a que llegara la comida hasta que Josh tuve que retirarse por un momento a atender una llamada. Solo segundos después, el joven mesero volvió a la mesa con el aperitivo, un plato de ostiones que había pedido y que dejó frente a nosotros. Tras agradecerle, el muchacho se retiró y tomé una de las ostiones, bañándola en limón para darle un poco de sabor antes de comerme el contenido de un sorbo. ─ Mmm, son tan deliciosos. ─ Comenté, tomando mi copa de vino para beber de ella posteriormente. ─ Y... son un buen afrodisíaco. Solo un dato curioso. ─ Dije, encogiéndome de hombros como si nada. Sonreí de lado, acercando el plato hacia Matthew. ─ Pruébalos. ─ Observé a Matt en todo momento, deleitándome en ver la manera en que degustaba de las ostiones. ¿Acaso todo lo que hacía era malditamente caliente? Ver como relamía sus labios al terminar únicamente me hacía pensar en que más podía hacer con su lengua. ─ ¿Y? ¿Sientes un efecto? ─ Cuestioné en un tono burlón, soltando una pequeña risa como si estuviese haciendo una broma inocente. ─ Igual, si no te gustaron, aún te falta el platillo principal. ─ Comenté, jugando con un mechón de mi cabello entre mis dedos.
avatar
Mensajes : 2388

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: en el espacio de tu ser me quiero perder y aprender todos los secretos que esconde tu piel ─

Mensaje por goldensky el Dom Dic 03, 2017 6:28 am


LIAM HEMSWORTH.
No supe por cuanto tiempo estuve en la improvisada pista de baile con Natalie, ni cuantas veces me había servido cerveza. Había perdido la cuenta al igual que Natalie quien ya ni bailaba, tambaleaba. Y bueno yo tampoco estaba completamente en mis cinco sentidos pero estaba un poco mejor que ella. ─ Iré... Iré a descansar un poco. Mis pies me duelen. ─ Apenas y pudo pronunciar bien sus palabras ya que no paraba de reir. La ayudé a caminar hacia el sillón pero antes de que pudiera tomar asiento, Lucas llegó y al verlo noté que también estaba algo ebrio. ─ Puedes llevarla a mi habitación, nadie la molestará allá. ─ Aseguró con una risita tonta. Dudé y es que tampoco creía que fuera para tanto, ella solo necesitaba tomar asiento por unos momentos y después estaría bien... o al menos eso esperaba. ─ Vamos, llévala, no pasa nada. ─ A pasos torpes, Lucas nos dirigió a su cuarto, encendiendo las luces para que me fuera más fácil ubicar la cama y ayudar a Natalie a acomodarse. ─ Solo serán... unos minutos... ─ Balbuceó, de nuevo riéndose como si todo esto le causara gracia. ─ ¿Quiéres que me quede contigo? ─ Pregunté. Ella negó al instante, haciendo un ademán con su mano en señal de que me fuera. ─ Sal... disfruta de la fiesta... Saldré en un rato... ─ Sin embargo, noté como sus parpados se cerraban y asi, de golpe, Natalie terminó por quedarse dormida sobre la cama de mi amigo. Lucas negó de manera divertida, soltando una carcajada. Normalmente le pediría que bajara el tono para no despertar a Natalie pero dudaba que hasta una explosión lograra despertarla. No volvería a reaccionar hasta el próximo día, lo sabía. ─ Déjala, ella va a estar bien, cerraré con llave para que nadie entre. ─ Asentí entre risas también y es que no me preocupaba, como lo había dicho Lucas, mi novia estaría bien. Pero ahora tendríamos que quedarnos en su departamento ya que ni ella ni yo estábamos en condiciones de manejar. Regresé con mi amigo a la fiesta después de que él pusiera seguro a su puerta. Yo aun sentía que podía seguir tomando sin ser un completo desastre, asi que mientras él volvía a perderse en la multitud de gente bailando, yo me dirigí a la cocina en busca de más alcohol. Para mi sorpresa, no había nadie ahi, todos estaban demasiado ocupados pasándola bien allá afuera. Me serví otro trago y me lo bebí casi de un solo sorbo antes de volver a servirme. Esta vez, antes de tomar, escuché unos suaves pasos y a los pocos segundos, Ari apareció en un estado similar al mío. Sonreí en su dirección observándola acercarse. ─ Está descansando en el cuarto de Lucas, se ha pasado de copas... pero veo que no es la única. ─ Mencioné, haciendo referencia a su estado también. ─ De cualquier manera, no soy nadie para hablar. Ni siquiera recuerdo mi apellido en estos momento. ─ Me reí como si hubiera contado el mejor de los chistes. En mi vida llegué pensar a ver a Ari en tal estado, incluso llegué a pensar que no tomaba pero por lo visto, no la conocía para nada. Obviamente. Elevé una ceja al escuchar sus siguiente palabras y reí con ella, chocando mi vaso con el suyo. ─ No puedo estar más de acuerdo. Salud por los reencuentros. ─ Al igual que ella, di un largo sorbo a mi vaso, antes de dejarlo de lado y enfocarme en ella.

Joder, en verdad que era hermosa y yo simplemente no podía dejar de admirarla. En el fondo, sabía que no debía pensar asi, mi novia estaba a unos metros de donde nos encontrábamos pero estaba tan afectado por la bebida que toda mi moral había sido botada por la ventana. Ari estaba jodidamente buena y esa era la verdad. Además, no era estúpido. Era consciente de la manera en que ella me miraba a mí también. Quizás era producto del alcohol, quizás no, pero la tensión entre ambos era evidente. ─ Seguramente dejaste varios corazones rotos en el extranjero, ¿o me equivoco, preciosa? ─ Pregunté como si fuese de mi incumbencia. Lo cierto es que el alcohol me soltaba la lengua y simplemente decía lo primero que se me venía a la mente. Sin poder controlarlo, me acerqué hacia ella, apoyando mis manos los costados de su cuerpo sobre la encimera, dejándola acorralada entre esta y mi cuerpo. Por cortos instantes, me dediqué a estudiar su rostro. Demonios, ¿cómo una mujer podía ser tan hermosa y caliente? Debía ser considerado un pecado. ─ Eres tan bonita, Ari... ─ Susurré, acercando mi rostro al suyo al punto que mi nariz llegó a rozar contra su mejilla y después siguió rozando hasta alcanzar llegar a su cuello donde el olor de su suave perfume inundó mis fosas nasales. ─ Hueles tan bien. ─ Murmuré con voz ronca.
avatar
Mensajes : 2388

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: en el espacio de tu ser me quiero perder y aprender todos los secretos que esconde tu piel ─

Mensaje por Arijp96 el Dom Dic 03, 2017 7:15 am


Ari Hill
Estaba segura de que no me equivocaría si decía que Liam era el hombre más atractivo que había tenido ante mis ojos hasta el momento y por lo tanto era imposible no recorrer cada centimetro de su cuerpo con los ojos, aunque me encantaría hacerlo también con las manos si estuviera a mi alcance. Dejé el vaso con mi bebida a un lado y continué mirándolo sin disimular ni un poco hasta que su voz se encargó de llamar mi atención y una pequeña risa se escapó de mis labios por el comentario que había hecho. Que me hubiera llamado preciosa había sonado tan caliente en sus labios que no pude evitar sentir un pequeño tirón en la parte más baja de mi vientre. Quizás algunos sí se han quedado rotos por el camino. Pero no tengo la culpa, soy un poco exigente con lo que me gusta y lo primero es llamar mi atención. Respondí con un tono coqueto en mi voz que seguramente no utilizaría si no fuera porque estaba tan tomada, pero vamos ¿como no iba a utilizar con semejante hombre que tenía ante mí en estos momentos? Ni siquiera podía controlar mis pensamientos, mucho menos las palabras que se deslizaban fuera de mi boca. La cosa no mejoró cuando se acercó a mi y, literalmente, me dejó atrapada entre sus brazos, su cuerpo y la encimera, dejando que el espacio entre nosotros fuera mucho más corto. Eso tenía la ventaja de que podía disfrutar mucho más de la cercanía de un hombre tan caliente como él pero la desventaja estaba en que no sería capaz de controlar mis impulsos si me seguía mirando así, si lo seguía teniendo así de cerca y si seguía notando su cálido aliento tan cerca de mí. Que admitiera mi belleza solo hizo que quisiera seguir escuchando cada palabra que saliera de su boca mientras su nariz se pasaba por mi piel. Podía sentir como un escalofrío me recorría de arriba a abajo. Liam, eres tan tan caliente. Y esos brazos que tienes. Respondí en un pequeño susurro cerca de él mientras mis manos se paseaban por sus brazos para después delizarse lentamente por su pecho hasta el comienzo de su pantalón.Me pregunto como se sentirá estar entre ellos. Murmuré alzando lentamente mi vista y tomé mi copa para darle el último gran trago hasta dejar el vaso completamente vació. Relamí mis labios para quitar el exceso de alcohol sin apartar mi vista del rostro del rubio antes de terminar con la distancia entre nosotros y unir mis labios a los suyos en un beso apasionado y descontrolado. Tiré un poco de él para pegarme más a él hasta que el aire era capaz de pasar entre nuestros cuerpos y un jadeo se escapó de mis labios en cuanto nuestras lenguas se encontraron, haciéndome disfrutar de la calidez de su boca.

No sé cuanto tiempo estuvimos devorando la boca del otro en aquel mismo punto, volviendo a besarnos cada vez que recuperabamos el aire suficiente como para continuar disfrutar de aquella deliciosa tensión que había entre nosotros. No quería que dejara de besarme de aquella forma tan apasionada, no quería que sus manos dejaran de tocar cada centímetro de piel descubierta que tenía a su disposición. Nadie me había hecho sentir así de bien y no estaba dispuesta a perderlo por nada del mundo y es por eso que tuve que poner un poco de control, al recordar que estabamos en la cocina y que cualquiera podría entrar. Ven, vámonos. Dije con la voz algo acelerada por la intensidad de nuestros besos antes de tomar su mano para tirar de él. Ni siquiera sé como lo conseguí, pero me abrí paso entre las personas de la fiesta, sin encontrarme con Lucas, hasta que finalmente llegamos a mi habitación. En cuanto cerré con llave, volvimos a donde lo habíamos dejado como si no pudieramos controlarnos, como si ya no fuéramos dueños de nuestra propia mente y la verdad es que ni siquiera me importaba. El alcohol había hecho que todo pensamiento racional que hubiera en mí desapareciera hace bastante rato. Quité la camiseta de Liam y la lancé a un lado antes de separarme y poder observarlo con una sonrisa en mi rostro. Joder Liam...si que has cambiado. Dije mordiendo mi labio inferior antes que mi cuerpo acabara entre la puerta y su cuerpo y mis labios demasiado ocupados besándolo como para seguir hablando. En este momento la ropa ya comenzaba a molestarme durante cada segundo que permanecía entre nosotros.
avatar
Mensajes : 7801

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: en el espacio de tu ser me quiero perder y aprender todos los secretos que esconde tu piel ─

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.