Últimos temas
Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 0/44

❝drunk in love❞.

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: ❝drunk in love❞.

Mensaje por AnoukO2 el Mar Ene 09, 2018 3:51 am

JEON JUNGKOOK;

Asentí cerrando mis ojos y me separé de los brazos de Jimin para mirarlo. -Sí, está bien.- Sonreí de lado. ¿Qué haría sin él? Definitivamente nada. Dejé un beso en su frente y me dispuse a buscar ropa para cambiarme. Si ellos querían que fuéramos, ahí íbamos a estar. No demostraríamos cuanto su rechazo nos afectó en un principio. Iríamos ahí a demostrarles que a pesar de todos los obstáculos que nos pusieron en el camino seguíamos juntos, que lo logramos juntos y que nuestro amor iba más allá de todo. Si ellos querían disculparse con nosotros lo aceparíamos, pero en mi caso particular jamás volvería a ser como antes. Una vez que había terminado de cambiarme caminé hacia la mesa de luz y tomé el celular junto con las llaves del automóvil. -¿Listo?- Le pregunté a mi novio mientras extendía mi brazo para tomar su mano y entrelazarla. Me acerqué a su rostro descansando mi mano libre en su mejilla y lo besé. -Más qué listo.- Afirmé yo mismo separándome de sus labios.
Al subir al coche extendí mi mano para tomar la de Jimin y una vez encendido el motor comencé a conducir fuera del edificio. -Están en el Centro médico Yonsei.- Dije sin apartar la mirada del camino. El hospital privado quedaba no muy lejos de donde vivíamos. -Llegaremos en unos veinte minutos.- Luego de eso se formó un silencio. No porque ninguno no tuviera algo para decir, en realidad había mil cosas de que hablar, pero era una especie de apoyo mutuo y lo sentí al presionar aún más la mano de Jimin.
Al bajar del automóvil y caminar hacia el ala de guardia mi madre se encontraba fuera fumando y al levantar la cabeza se congeló al igual que yo. Tragué con dificultad y apreté la mandíbula. Debía contenerme y no hacer una escena en este lugar. Pasé mi brazo por la cintura de Jimin y comencé a caminar hacia ella. Una vez que nos detuvimos frente a mi madre tiró su cigarrillo y secó una lagrima escurridiza. -Hola, Jungkook.- Suni refregó nerviosa sus manos contra su jean y luego miró a mi pareja. -Hola, Jimin.- Aún no había sucedido nada, pero si trataba de hacerle o decirle algo estaba listo para mandarla a diablo, tenia suficiente con que lo mirara a los ojos después de todo. -Vengan, por aquí.- Sabia que se estaba conteniendo en decir algo, no sabia si bueno o malo, pero conocía muy bien sus gestualidades.
Al entrar al hospital la paz reinaba y la comodidad era notable. Mis padres siempre habían tenido un estatus económico alto y pensar en la situación pésima en la cual me habían dejado años atrás me cegaba de tener buenos sentimientos nuevamente. Mi madre se detuvo en una de las habitaciones y abrió la puerta dejándonos pasar a Jimin y a mi. Fue en ese momento que lo vi. Tendido en la cama como si fuera un vegetal. Cables por todos lados y mi corazón dio un leve vuelco. Lo recordaba vital y lleno de vida, ahora simplemente estaba a un paso de la muerte. Una vez que Suni entró se acercó a él y le habló a lo oído, pero fue totalmente audible. -Ellos ya están aquí.- De repente mi padre levantó un brazo y retiró su mascarilla de oxigeno. -Acérquense.- Mi madre nos indicó. Al quedar a su lado mi padre pronuncio sus primeras palabras hacia nosotros. -Perdón.- Su voz era ronca y casi inaudible. -Lo lamento tanto, muchachos.- Esta vez se agitó más de la cuenta y volvió a colocar la mascarilla para dar unas cuantas respiraciones. Extendió su brazo y tomó mi mano. Eso me tomo por sorpresa y si no fuera porque Jimin estuviera detrás mio haciendo que no avanzara más hacia atrás me hubiera alejado. -Te amo, muchacho, y lo siento. Solo espero que puedas... puedan perdonarme.- Un nudo se formó en mi garganta pero asentí. -Te perdonamos, papá, ¿está bien? Lo hacemos.- Y como si la palabra "papá" fuera agua en medio del desierto sus ojos se iluminaron derramando unas lgrimas para luego apagarse.
-Fue como si necesitara pedir perdón antes de irse, como si eso era lo único que lo detenía para marcharse.- Le dije a Jimin una vez que estábamos en el pasillo luego de que los enfermeros y médicos entraran sacándonos a todos de la habitación. Levanté la cabeza para observar como el médico le daba la noticia a mi madre que ya todos sabíamos. Apoyé mi cabeza en el hombro de mi novio y suspiré. Era muy triste que haya tenido que suceder esto para que mi padre pudiera recapacitar y darse cuenta del tiempo perdido con su hijo por estúpidos y enfermizos prejuicios que aún perduraban en el siglo veintiuno. Era un error que yo jamás iba a cometer. -Debo llamar al Sr. Jung y avisarle que no iré a entrenar, tenemos un funeral al cual asistir y tu deberías hablar con Hoseok por el trabajo. - Especialmente en estos momentos era de hora que Jimin hiciera lo que le gustara. Yo no sería más un impedimento.
avatar
Mensajes : 355

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝drunk in love❞.

Mensaje por Natie30 el Mar Ene 09, 2018 11:25 am



Park Jimin

Estar frente a ella era como... como estar en el mismísimo infierno para mi. Hacía que mis tripas se retorcieran con dolor, como si un cuchillo estuviera enterrado justo en el centro de mi abdomen - Hola - verla así de destruida me llenaba de sensaciones encontradas, una clase de dulce dolor. Como cuando quieres lastimar  a alguien pero da tanta pena que simplemente no puedes. Desde que la conozco ha sido parte de mis pesadillas, cada noche desde que abandonó a su hijo ha estado en mis peores sueños y en el primer lugar de mi lista negra. Es que no puedo entender como una madre, quien te carga 9 meses en su propio vientre, puede dejarte en un abrir y cerrar de ojos en la calle sin siquiera unos zapatos que calzar. ¿Cuánto tiempo estuvo Jungkook yendo a la escuela con zapatos rotos y ropa más pequeña porque no teníamos dinero? Pasó de ser el chico mejor visto de la secundaria a ser un pobre chico con expresión triste y tímido. Y no es que su manera de verse me haya importado siquiera por un segundo, pero estaba seguro de que ese shock había sido demasiado duro para mi novio. Lo había escuchado siendo humillado por las personas que antes literalmente le lavaban los pies, lo habían echado como un perro del equipo de Hockey, los mismo que se hacían llamar sus amigos cuando se hacían las grandes fiestas en la mansión de sus padres. Jungkook había llorado en mi cuarto miles de veces escondido de mi, cuando tuvo que dejar la escuela. Mi mamá había intentado ser su apoyo de mil formas, pero en ese tiempo el pelinegro apenas podía confiar en si mismo... él necesitaba su familia y su vida de nuevo.  Más tarde, cuando el comenzaba a recuperarse su familia se encargaba de hundirlo una y otra vez sin descanso, y la misma mujer que ahora parece rogar por una mirada de su hijo, se reía en su cara y lo despreciaba. Definitivamente, jamás podría querer a esa mujer.
El padre de Jungkook no estaba mejor. Tirado en la cama como un vegetal, sin siquiera poder respirar por si mismo, hizo en parte que mi corazón doliera. Podía sentir la tensión a mi alrededor por parte de mi novio, quien me apretaba la cintura con fuerza para que no lo abandonara. Lo mire a los ojos por unos segundos y le sonreí apenas, solo para que supiera que estaba ahí y que no pensaba dejarlo ni por un segundo - Ellos ya están aquí. - la señora Jeon llamó nuestra atención y el señor se quito el respirador abriendo los ojos. Incómodo me moví un poco y pase mis brazos por la cintura de Jungkook para mantenerlo cerca de mi, sintiendo como este temblaba entre mis brazos como un niño pequeño y asustado. Él se mantuvo en silencio mientras escuchaba a su papá hablando con dificultad y cuando le tomó la mano, puedo jurar que casi se desvaneció en el suelo. Yo me mantuve mordiendo mi labio con impaciencia mientras los observaba y sentía la mirada de la señora pegada a mi nuca como si quisiera matarme, pero eso no me detuvo de acariciar una de las manos de Jungkook dándole ánimos para que pudiera decir algo -Te perdonamos, papá, ¿está bien? Lo hacemos.- yo asentí desde atrás aunque no estaba seguro de sentirlo realmente. Estaba orgulloso de mi pequeño por tener tanta valentía de venir aquí, con todo el dolor que eso le causaba, y enfrentar a su padre y madre. Estaba orgulloso de que tuviera la fuerza para recordar todo de nuevo y aun así ser capaz de tomar la mano de su padre y decir esas palabras para que él pudiera descansar en paz. Jeon Jungkook no merecía esa familia, o mejor, esa familia no merecía a una persona como mi Jungkook.  
Sentados en el pasillo, apretando nuestras manos,  lo escuché soltar suspiros mientras me hablaba de su padre y pensaba. Yo le sonreí comprensivo y acaricie su cabello - cuando dejamos algunas personas, siempre estamos pensando que tendremos tiempo para recuperarlas... supongo que cuando estás así... todo se siente como una gran decepción - murmure. De alguna manera esa imagen de su padre me había hecho pensar en mi propio padre y en mi familia en general., incluso en la familia que quiero construir en un futuro. Sentía la necesidad de decirle tantas cosas a Jungkook ahora, tantas cosas que me guardé por mucho tiempo para no cargarlo. Sabía que él quería saber, que quería ayudarme a superar los malos sentimientos también, pero para mi era jodidamente difícil. No era capaz de hablar sobre mis cosas, pero supongo que la muerte siempre te remueve un poco - No quiero hablar de eso ahora mismo. Quiero ir a casa y abrazarte por un buen tiempo ¿por favor? - Mis ojos brillantes se centraron en los suyos y le suplique en  silencio que me hiciera caso. Una hora después estábamos los dos en nuestra cama nuevamente, con la ropa y los zapatos puestos. Había hablado con mi madre en el camino y le había contado un poco de todo lo que estaba pasando, pero aunque no fui capaz de decirlo en palabras ella pudo entender perfectamente y me llenó  de buenos ánimos, prometiendo que iba a venir a casa pronto para que pudiéramos pasar el rato como antes. Con Jungkook no hablamos mucho, pero podía sentir todo lo que él sentía sin necesidad de que me lo dijera - Cuando tengamos nuestra familia, prometo que no seré capaz de imponerle nada. Nuestros hijos tienen que poder elegir por ellos mismos las cosas que quieren y seré feliz por ellos aunque me cueste - un primer sollozo salió desde el fondo de mi pecho, seguido por muchos más mientras Jungkook me abrazaba y lloraba conmigo. No estaba seguro de por qué estaba llorando, si era por el dolor que me había causado ese hombre, por el miedo que me daba llegar a ser igual a él, o por la carga de haber sido la causa de que dejaran a mi novio fuera de sus vidas. Tal vez era un poco de todo.
Mensajes : 143

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝drunk in love❞.

Mensaje por Natie30 el Mar Ene 09, 2018 12:20 pm



Kim Namjoon

- Aunque la policía supiera que estás aquí, dudo mucho que venga a buscarte. - tome un trago de mi amargo café mirando al jardín desde mi gran ventana. Este lugar y todo lo que lo rodeaba era reconocido como el mismísimo infierno para las personas comunes de la sociedad. no veía un policía por aquí desde la muerte de mi padre hace un par de años, e incluso entonces sólo vinieron para llevarse el cuerpo de mi padre porque el resto de los servicios se negaba a entrar. Ellos se mantenían en la avenida, donde se supone que el barrio terminaba y comenzaba la zona de ricos o "gente de bien", dejándonos salir y cuidando que nadie entre para resguardar la seguridad tanto de ellos como de nosotros. A esta parte no le servía tampoco tenerlos en contra, porque a nadie le gustaría que anduvieran siguiendo los pasos de nuestra mierda todo el día. Incluso si no hay rastros de los delitos, la sola sospecha detendría todos los negocios - No creas que te tengo encerrado aquí por gusto - fijo mi mirada en él nuevamente, para mostrarle que hablo enserio - Antes he comprado también a Jin aunque no te parezca, ese chico atrevido que se la pasa faltándome el respeto, era como tú. Incluso lo vendieron en el mismo lugar, a otro hombre, pero yo lo volví a comprar para mi. - me encogí de hombros, con la seguridad de que igualmente él no intentaría nada - no está aquí obligado, puedes preguntarle. Tampoco lo estás tú. El problema es que simplemente sabiendo que estás relacionado a mi debes tener al menos unos tres hombres esperando por ti en la salida con un arma de... - Mis ojos se abrieron de sobre manera cuando un liquido helado calló sobre mi cuerpo, haciéndome maldecir a esa chica por segunda vez en esta mañana mientras pensaba en las mil maneras más humillantes de echarla a la calle. Pero no podía hacer nada porque Taehyung me vería como un monstruo, así que me quedé en silencio mientras la chica desesperadamente intentaba limpiar mi camisa con una servilleta, taladrándome con palabras incoherentes y disculpas ¿Podría ser que ahora Jin no se moleste conmigo cuando la tire a la calle?. Miré a Taehyung por un segundo intentando desifrar lo que pensaba y sonreí cuando esa expresión de celos se hizo completamente evidente. No imaginaba que él pudiera sentirse atraído por mi de esa manera, incluso llegué a pensar en dejarlo irse antes de que fuera demasiado tarde y el problema se hiciera más difícil para mi.  Yo sí estaba muriendo por caerle bien y que me quisiera, quería construir una imagen irreal para que él se quedara a mi lado y no saliera corriendo asustado en busca de refugio en otros brazos. Desde que lo vi en el escenario las cosas se sentían diferentes y lo quería como mi omega, podía sentir que él era el correcto para mi. Ese aroma, esos ojos... joder, todo de él me mantenía en una tensión constante, que se paseaba entre lo sexual y lo amoroso. Tal vez era un monstruo y todas esas cosas que decían de mi, pero con él me sentía de una manera más pacifica y buena, evadiendo los mil problemas y delitos que tenía allá afuera, solo quería mimarlo y hacerle saber que era un buen partido. Cuando el saliera de aquí, probablemente todos mis esfuerzos se irían a la mierda, porque era un monstruo - Obedece a Taehyung. Dile a Jin lo sucedido y pídele que me espere esta noche en mi oficina, por favor. - Esta vez estaba seguro de que Jin me daría toda la razón cuando la echara, y si no lo hacía era un jodido hipócrita.  Suspire apoyando mis codos en la mesa y observe a mi omega mientras este sin guardarse nada marcaba su territorio sobre mi, mostrando a los cuatro vientos que estaba celoso. Sé veía jodidamente lindo mientas hacía pucheros e intentaba evadir mi mirada. Por un momento se cruzo la posibilidad de dejar a esa chica en su puesto únicamente para disfrutar de ese humor en Taehyung cada mañana - No me importaría una anciana en absoluto, pero desde que mi nana murió y Jin se encarga del personal dentro de la casa, insiste en que las jóvenes son mejores. - comento con una media sonrisa imborrable en el rostro - tal vez tú puedas convencerlo de hacer ese cambio, a mi no me escucha - apoye mis manos sobre la mesa para luego ponerme de pie y miré mi camisa toda manchada de un color naranja, sintiendo como el liquido comenzaba a secarse y se volvía pegajoso contra mi piel. Sin lamentaciones me quité el saco y comencé a desprender mi camisa mirando a Taehyung de vez en cuando, hasta que con la camisa abierta volví a apoyar mis manos sobre la mesa mirándolo directamente a los ojos - ¿No vas a terminar de limpiarme entonces? - ladee la cabeza con un tono divertido y sentí una corriente eléctrica recorrerme cuando su mirada se paseo por todo mi pecho sin disimulo, casi tan deseoso por tocarlo como yo por tocar su cuerpo. Este jodido plan de buen Alfa me estaba costando una erección grande en mis pantalones, que probablemente sólo terminaría en una ducha helada y solitaria.
Mensajes : 143

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝drunk in love❞.

Mensaje por AnoukO2 el Miér Ene 10, 2018 6:58 am

KIM TAEHYUNG;

Sí, definitivamente hablaría con Jin al respecto. ¿Estaba yendo demasiado rápido? Es decir, no quería que personas se quedaran sin trabajo por un conflicto hormonal y sentimental mío. Mi naturaleza y corazón querían que él fuese mío y yo de él, pero mí mente me gritaba que me controlara. ¿Debía hacer caso al corazón o la razón? El corazón provoca que hagamos cosas imprudentes, pero la razón te priva en ocasiones de arriesgar y ganar. La profunda voz del alfa provocó que me alejara del soliloquio mental en el cual estaba sumergido. Al levantar la cabeza mi sorpresa fue mayúscula. Pude ver como había retirado su saco y su camisa desprendida, la cual dejaba una maravillosa vista de su firme abdomen. Una mezcla exacta de músculos y de carne. Simplemente perfecta. Mis instintos pedían a gritos que extendiera mi brazo para así poder sentir su piel bajo mis dedos, labios, sobre mí. Quería adorarlo hasta extasiarme, aunque creía que no era posible cansarme de eso. Me obligué a controlarme y a levantar la mirada para verlo a los ojos. Mordí mi lengua al saber que lo hacía a propósito porque él ya tenía en claro lo que provocaba en mí. Muy en claro lo había dejado con esa imprudente escena de celos. Podía sentir en mi propio cuerpo su excitación, no sólo distinguirlo en el ambiente. Lo que me pareció extraño, se suponía que no sentiríamos las sensaciones y estados de ánimo del otro hasta la vinculación. Tal vez éramos compañeros destinados, o lo que sea. En estos momentos era una excusa perfecta para explicar el porqué me estaba dejando llevar por mis deseos. Si lo decía en serio o no ya no importaba. Me levanté cuidadosamente y mordí mi labio inferior. Sí el quería que lo cumpliera, lo haría. En realidad no había meditado en absoluto mis palabras antes de que salieran de mi boca, me dejé llevar por las sensaciones. -Está bien, solo... solo déjame...- Aparté la mirada para buscar en la mesa una servilleta y tomarla. Agarré uno de los vasos con agua y así verter un poco del contenido en la tela. Me voltee para quedar frente a frente con Namjoon y disminuí la poca distancia que nos separaba. Relamí inconscientemente mis labios para darle una última mirada directa a sus ojos y clavarla en su pecho y abdomen. Como si se tratara del material más inestable y sensible limpié despacio su piel. Mi mano libre la llevé hasta su lado izquierdo y con mis dedos rocé su v abdominal bellamente definida. Mi interior dio una sacudida al sentir su piel bajo mis dedos nuevamente y muy a gusto me haría adicto a eso. Levanté la cabeza para mirar su rostro el cual tenía a muy pocos centímetros del mío y contuve la respiración al ver como sus ojos oscuros cálidos se volvieron aún más negros de deseo. ¿Estaba consciente de lo qué hacía? Me alejé rápidamente lo qué provocó que mis pies chocaran levemente con la silla en la cual anteriormente estaba sentado. -Creo... Creo que deberías ir a cambiarte.- Murmuré sin poder mirarlo a la cara. No sabía si por la vergüenza de no poder complacerlo, la intensidad de su mirada o ambas cosas.
Una vez qué Namjoon se había retirado me dejé caer en la silla detrás de mi y azoté la frente contra la mesa. Sí lo deseaba, ¿por qué no podía entragarne a él? "Por tu orgullo y dignidad" una voz dentro de mi cabeza habló mientras que otra dijo "cuando se trata de la debilidad de los cuerpos y el deseo de las pieles no hay orgullo, ética, moral, miedo y mucho menos dignidad". Me levanté de la silla y casi corrí por las escales. Maldecí por tantos escalones. Me detuve frente a la habitación de Namjoon y tomé una profunda respiración antes de entrar. Estaba demasiado decidido como para tocar. Tal vez me disculparia más tarde. Al entrar a la habitación pude escuchar el sonido de la ducha que venía del cuarto de baño, el cual estaba con la puerta abierta. Sin estar para nada seguro o confiado de lo que hacía comencé a caminar al mismo tiempo que me sacaba las prendas de vestir, ¿dónde rayos había quedado mi timidez? Al entrar abrí la puerta corrediza de vidrio y entré a la ducha. -Maldita sea, Namjoon, está helada.- Maldecí en voz alta al sentir la temperatura del agua, sensación que se fue esfumado por el calor que irradiaban los cuerpos. -Hola, de nuevo.- Dije mirándolo. Con ambas manos refregué mi rostro para quitar la gotas de agua en el. - Vine a decirte que al diablo con todo. Al diablo quien seas o lo que hagas,  al diablo las circunstancias por las que nos encontramos y al diablo si soporté menos de veinticuatro horas. Sé qué estaba destinado a que fuera así y el que diga lo contrario también puede irse al diablo.- Luego se mi catarsis tomé el precioso rostro Namjoon entre mis manos para finalmente besarlo. Y por todos los cielos, sus labios eran la gloria. Todo mi cuerpo se convirtió en llamas y si estábamos a cinco grados bajo cero no lo sentiría. Me separé unos pocos centímetros y observé su rostro en busca de algún signo de rechazo. ¿Mi coraje me había llevado demasiado lejos?, ¿y sí al alfa no le gustaba mi atrevimiento? Me golpee mentalmente... Demasiado tarde.
avatar
Mensajes : 355

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝drunk in love❞.

Mensaje por AnoukO2 el Miér Ene 10, 2018 7:16 am

JEON JUNGKOOK;

Besé el rostro de mi novio en todos los lugares posibles secando sus lágrimas con mis labios. Habíamos pasado por muchas cosas horribles y jamás iba dejar de tener la sensación de mi corazón partirse cada vez que él derramaba una lágrima. -Todo estará bien. Estaremos bien. No volveremos a cometer los mismos errores que mis padres. Por favor, no quiero verte así, Jiminnie.- Susurré con mis labios rozando su mejilla cálida.
Entre lágrimas y sollozos caímos rendidos al sueño en los brazos del otro. Finalmente había encontrado un poco de paz cuando todo se oscureció.
En el velorio decidí quedarme apartado junto con Jimin. Mi madre de vez en cuando se acercaba a ofrecernos algo o simplemente a hablar. Sinceramente aún no podía quitarme del pecho esa sensación de incomodidad cada vez que ella se acercaba, pero estaba haciendo su mayor esfuerzo por no derrumbarse ante la pérdida de su esposo y tal vez el haber recuperado al menos él contacto conmigo parecía mantenerla más estable. Había gente que jamás había visto en el tiempo que viví junto a mis padres. Luego estaban familiares con los cuales no había perdido contacto y algún que otro amigo de la familia. Algunos rostros desconocidos nos daban algunas miradas  a Jimin y a mi. Seguramente sabían que era su hijo. Más que nada las miradas iban dirigidas a Jimin, tratando de saber de quién se trataba. No les rompía la cara por respeto al cuerpo de mi difunto padre y porque era un jodido velorio, aunque ganas no me faltaban. -Jungkook, ¿nos ayudarías con el cajón?- Levanté la cabeza para ver a mi primo y asentí. -Sí, por supuesto.- Respondí sin dudar. Era lo último que podía hacer por mi padre. Miré a Jimin antes de seguir a mi primo cuando mi madre se acercó hasta nosotros. -El cementerio queda a pocas calles, iremos caminando. Ven conmigo.- Ella miró a Jimin. Hice un ademán con mi cabeza indicándole que estaba todo bien y que aceptara. -Nos encontramos allá, cariño.- Dije antes de alejarme. Iban a enterrarlo en el propio cementerio del complejo habitacional privado donde vivían. Al menos iba a descansar en su hogar.
El entierro pasó rápido, tal vez porque estaba sumergido en mis propios pensamientos y cuando fue la hora de depositar las primeras flores mi madre se acercó hasta mi para que yo lo hiciera. -Adiós, papá.- Susurré al mismo tiempo que arrojaba el ramo al cajón.
-Mi más sentido pésame, señor.- El guardia dijo una vez que se acercó a nuestro auto cuando este nos abrió el portón para ingresar al complejo de departamentos. -Gracias, Minho.- Le regalé una leve sonrisa por más que costara tanto. -Varios periodistas se acercaron. No sé de qué manera se enteraron. Pero no se preocupe, la policía los retiró.- Suspiré agotado.-Eso ya dejé de preguntarmelo hace tiempo, Minho.
Al entrar al departamento me alegré de por fin estar en casa. -Necesito una siesta.- Dije antes de bostezar. Con todo lo que había sucedido el descanso fue nulo y si me ponía a recapacitar las sensaciones desde ayer en la noche era visualizar una montaña rusa. Desde la oferta de irme a Estados Unidos a todo esto. -Ven, vamos.- Dije tomando la mano de Jimin para llevarlo a nuestra habitación.
Me levanté unas horas más tarde sin hacer un solo ruido. Al volterme y ver a mi novio dormido mi corazón vibró, se veía tan inocente y en paz. Simplemente era hermoso. Estaba tan agrediendo a la vida por tener conmigo. Al salir del trance me dispuse a vestirme y sin más, salí de la casa.
Encendí la última vela y arrojé varios pétalos de rosas más. Una vez que todo estaba listo le envié un mensaje de texto a Jimin para que subiera. El ocaso se veía perfecto desde nuestra terraza y al ser propia estaba decorada. Era muy usual que en días cálidos con Jimin vinieramos a cenar, a beber algo o simplemente a pasar el rato. Me senté en el sillón y puse play en el reproductor una vez que había conectado el celular. Nuevamente me levanté y tomé ambas copas de champaña. Me quedé viendo el atardecer, como él sol se perdía entre los edificios de la ciudad y me voltee al escuchar los pasos de Jimin. Sonreí embobado al verlo hasta que reaccioné y me acerqué a él para entregarle una de las copas. Pasé mi brazo libre por su cintura y lo pegué a mi cuerpo. Besé sus labios perezosamente antes de alejarme. -Hey, pequeño príncipe.- Murmuré. Le di un sorbo a la copa para luego dejarla sobre la mesa. Me acerqué a Jimin nuevamente y coloqué mis manos en su cintura. -Por todas las cosas que hemos pasado desde el momento en qué te vi por primera vez y como supimos atravesarlas juntos me deja más que en claro que quiero pasar el resto de mi vida contigo. Sos mi gran y único amor.- Sonreí tontamente mientras acariciaba una de sus mejillas. -Estamos conectados por un hilo rojo.- Tomé su mano y entrelacé su dedo meñique con el mío para luego soltarlo. -Es por eso que quiero preguntarte lo siguiente.- Me arrodillé ante él y saqué la pequeña caja de mi bolsillo para abrirla. -Park Jimin, prometo amarte para siempre, ¿me harías el extraordinario honor de casarte conmigo?
avatar
Mensajes : 355

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝drunk in love❞.

Mensaje por Natie30 el Jue Ene 11, 2018 10:49 am



Park Jimin


Viendo todo el lugar con completa atención me evitaba los pensamientos malos sobre la familia de mi novio y todas esas personas que me miraban incómodamente, pero para mi mala suerte, la sala del velatorio no era para nada interesante y las miradas ajenas terminaban por hacerme doler la cabeza. Con Jungkook habíamos pasado ya la peor parte de todo esto, pero podía verlo tensarse mientras apretaba mi mano entre su cuerpo y el mio. Como era un velatorio privado pero algunos de los amigos de mi novio asistirían, teníamos que mantener una imagen menos amorosa frente a todos, solamente que nos costaba y eso de alguna manera lograba llamar la atención de las personas ajenas a nuestra verdadera relación ¿Qué hace Jungkook tan pegado a un chico cuando podría tener dos o tres chicas consolándolo? seguramente muchos se lo preguntaban. Intentando distraerme nuevamente observe cada rostro presente en el lugar y un poco más al fondo pude notar a mis dos mejores amigos, sonriendo agradecido de inmediato. Todo rastro de felicidad se borró cuando mi suegra se dirigió a mi - Emm... - apreté mis labios viendo a Jungkook casi con suplica pero este no me escuchó y antes de que pudiera siquiera notarlo él estaba lejos, caminando junto a su primo. Busqué también a mis amigos, pero como el velorio estaba terminado estos también estaban fuera - eh, claro, caminar no es tan mala idea - volví a mirarla resignado e intenté sonreírle pero nada más que una mueca se mostró en mis labios. Juntos comenzamos a caminar al lugar del entierro, rodeados por los primos y tíos de Jungkook que hablaban en susurros y sollozaban de vez en cuando con los recuerdos. La señora Jeon no se apartaba de mi lado ni respondía a las otras personas, se mantenía simplemente asintiendo y mirando al suelo guiada por mis pasos - No tuve la oportunidad de decirle esto, pero en verdad lamento su perdida - murmure tan bajo que dudé sobre ella escuchando, hasta que levantó su mirada con los ojos brillantes - La he odiado por mucho tiempo, pero antes de que todo pasara yo pude conocerla como un simple amigo de su hijo y usted fue buena conmigo hasta entonces - ella se detuvo así que yo también lo hice, para poder hablar mejor mientras el resto de las personas continuaban - Sé que todavía me odia en el fondo, aunque no sé por qué. Sin embargo, quiero decirle que planeo casarme con su hijo y seguirlo a donde sea, por el tiempo que sea... con usted a favor o en contra. Me gustaría que se pusiera en un lugar más emocional y lograra comprendernos - bajé la mirada con incomodidad - sobre todo por su hijo. Él apenas tuvo tiempo de sentir un poco de cariño de su padre, quisiera que su madre estuviera para él un poco más  - ella apretó los labios y sollozo tras sollozo se fue acercando a mi hasta sostenerla completamente en mis brazos. Jamás me hubiera imaginado consolándola, pero las cosas que sentía anoche me hicieron replantearme un montón de cosas, y quería que Jungkook fuera feliz a pesar de todo. No quería ser egoísta y guiarme únicamente por mis sentimientos - No puedo decir que te acepto, las cosas han sido duras también de esta parte ¿entiendes? Son años de ideales y criterios que se vieron amenazados en un segundo, sin embargo, es mi hijo y todavía lo quiero tanto - sollozo en mi oído - es lo único que tengo ahora y mi esposo está muy feliz de poder solucionar las cosas al menos en el último momento... quiero acercarme a Jungkook - se apartó secando sus lagrimas e intentó sonreírme - por favor ayúdame...
Desperté unas cuantas horas más tarde solo en mi enorme cama. Luego de la charla que había tenido con la señora Jeon habíamos pasado el entierro y vuelto a casa para poder descansar. Jungkook había mantenido a su madre al margen durante todo el tiempo y yo había decidido no mencionar nada sobre las cosas dichas entre ella y yo, procurando en silencio lograr un acercamiento entre los dos, sin necesidad de dar muchas explicaciones. Era su madre y él era su hijo, punto.
Me levanté de la cama soltando un gran bostezo y me estiré frente a la ventana notando que ya estaba por oscurecer. Mi celular sonó a un lado en la mesita de luz y lo tomé con el ceño fruncido para luego sonreír como idiota por lo que decía el mensaje. Siempre que Jungkook me decía que subiera era porque estaba preparando algo para mi y yo amaba locamente las sorpresas. Dejando el celular a un lado tome una toalla y me metí  a la ducha para darme un baño de agua caliente. Me quedé bajo el agua por al menos media hora mientras cantaba canciones que sonaban en la radio de mi celular, me sequé el cuerpo y me vestí un poco lindo pero sin verme de manera exagerada. Me acomodé el cabello y me puse perfume, suspirando en el espejo un poco nervioso ¿estaría intentando remediar lo que pasó anoche con mi cena? Jungkookie a veces hacía eso, pero esta vez dentro de mi se sentía un presentimiento diferente.
Cuando pise el suelo de la terraza él ya me estaba esperando con una copa servida, completamente hermoso y sonriente. Tuve que tomar un trago grande de mi bebida para contener mis nervios y mi ansiedad - Hey... - su toque en mi cintura me hacía sentir mucho más tenso de lo común, aunque en mi opinión no había mucha diferencia, puesto que solo esa mirada profunda en mis ojos me hacía sentir cosas inexplicables. Yo lo amaba y deseaba tanto de una manera tan inexplicable que podría volverme loco en cualquier momento. Me quedé mirándolo a los ojos con la copa entre su pecho y el mío, y mi cabeza comenzó a divagar cuando entre tantas palabras saliendo de su boca comencé a formarme ideas. Todas eran ideas locas, pero con su perfume tan cerca y su boca moviéndose tan lentamente, como si quisiera marcar palabra por palabra, me tenía mucho más arriba que las nubes - Kook.. - intenté interrumpir, pero él fue más rápido arrodillándose ante mi y mostrando una caja con un anillo brillante en ella. Mis ojos estaban abiertos en grande al igual que mi boca y comencé a sudar frio mientras con mis manos temblorosas intenté tocar su rostro. Lo sostuve de las mejillas mientras lo miraba a los ojos por lo que parecieron minutos y cuando no encontré ni siquiera un margen de duda en su mirada, me lancé a sus brazos con mis ojos llorosos - ¡Dios! ¡Claro que quiero casarme contigo! - lo apreté fuerte contra mi cuerpo y luego me aleje un poco sólo para llenarlo de besos hasta llegar a su boca, quedándome allí por un rato para disfrutarlo - Te amo, te amo, te amo... - repetí son cansancio sobre sus labios y volví a besarlo otra vez.
Mensajes : 143

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝drunk in love❞.

Mensaje por Natie30 el Jue Ene 11, 2018 10:21 pm



Kim Namjoon

Sus labios suaves contra los mios me sorprenden tanto que no me dejan pensar. Su cuerpo desnudo parece que expone un aroma incluso más dulce y fuerte que el que sentí en la mesa haciendo que mi cuerpo entero tiemble por la necesidad de contener el lobo hambriento que se regocijaba dentro de mi desesperado por sentir más cerca al omega. Antes en la cocina las cosas se habían puesto completamente tensas por culpa del deseo que me causaba simplemente verlo o tocarlo por unos segundos. Su mano limpiando mi piel de esa manera, con una textura tan suave y cuidadosa y esos ojos que me miraban fijamente, casi gritándome también que me necesitaba. Que su omega me necesitaba. No quería que él pensara que me estaba aprovechando de la situación, que estaba mareándolo porque estaba en su celo y se mantenía débil, quería que las cosas pasaran cuando tuvieran que pasar, porque si más tarde él me odiaba se escaparía de mi vida para siempre y no tendría forma de recuperarlo. Necesitaba mantener mi Alfa interior en paz mientras que esa semana pasaba, actuando de forma madura y esperando la oportunidad más adecuada para hacer las cosas, pero Kim Taehyung venía aquí bajo la lluvia completamente desnudo, teniéndome duro por lo que hizo hace apenas minutos y me besa con tanta hambre que me hace perder la cabeza. Sus labios suaves me mantenían muy lejos del mundo real, pero eso se acabó cuando él tomó distancia para mirarme a los ojos y pude notar que estaba completamente ido por el deseo que seguramente su Omega dominaba por completo - Taehyung, me encantas de pies a cabeza, pero estás en medio de tu celo y vas a arrepentirte cuando termine la semana... no creo que esto sea buena idea en este momento. - Vi sus ojos caer al piso mientras tomaba un paso más de distancia. Los omegas normalmente en su celo se comportan justo de esa manera impulsiva, actúan como adolescentes hormonales y se dejan guiar por el deseo porque su lobo controla una parte mayor de su razón, que la parte humana. Taehyung parecía con ganas de llorar, como si yo le hubiera dicho que no quería casarme con él, como si le hubiera roto el corazón - Taehyung - antes de que se marchara tome su cintura y lo hice girar sobre sus talones para poder verlo a los ojos. Su expresión estaba llena de ternura, en un completo contraste con todo lo que su cuerpo desnudo demostraba, pero eso mismo le daba un aspecto tan diferente y único entre todos los omegas que había conocido... Tae era sin duda el chico más hermoso que había tenido la suerte de conocer y por eso mismo necesitaba pensar con claridad las cosas que iba a decir. Yo no podía darme el lujo de perderlo y si mi parte buena no funcionaba para retenerlo entonces tendría que probar más tarde con mi parte mala - Escucha, eres completamente hermoso... yo quiero tenerte, por supuesto, pero quisiera que estuvieras completamente racionable en el momento.  Quiero que lo hagas porque lo deseas de verdad, porque sino cuando te arrepientas temo que tendré que lastimarte. No voy a dejar que te marches. - lo mire con mis ojos en llamas, haciéndole entender con un poco de dureza en mis palabras que no era un juego, que yo era su alfa y no podía entregarse a mi para luego marcharse - Piénsalo muy bien - soltando su cuerpo casi de manera brusca por la tensión de mis músculos, salí del baño primero con una toalla en mi mano; completamente desnudo.
- No pagaste mis cuentas otra vez Woo, lamentablemente no puedo perdonarte - pasé con mi arma por toda la habitación mientras sonreía marcando uno de mis oyuelos. El chico se encontraba amarrado en una silla que apenas aguantaba unos segundos más antes de derrumbarse en el suelo, en un pequeño agujero que estaba lleno de ratas inquietas y asquerosas. A mi las ratas no me importaban mucho, pero Woo les tenía una fobia enferma y estaba seguro de que prefería que lo matara antes de tocar uno de esos bichos con vida. Lamentablemente él me había estado robado durante meses creyéndose muy  vivo y mientras yo le depositaba todo mi dinero para que recibiera la droga, el muy hijo de perra se llevaba de arriba la mitad y me compraba mercadería de la barata. Le mandaba el dinero a una puta fuera de la ciudad y le estaba construyendo el castillito a su princesa a costa de mi trabajo ¿en verdad me vio la cara tan de estúpido como para pensar que no me daría cuanta? Cuando las lanchas habían comenzado a atascarse la misma policía me había comunicado que estaba perdiendo los socios, que las lanchas venían y se iban con la misma mercancía - ¿te gustan las amiguitas que te traje? Jackson se tomó el tiempo de pasarlas por la mismísima mierda para ti - solté una carcajada junto a otro de mis fieles amigos, que se mantenía al margen simplemente observando con complicidad. Levanté mi arma y le disparé a una de las ratas. Woo se movió entre lloriqueos mientras la silla se movía de un lado al otro apenas soportándolo - Jackson encárgate de él, tengo otros asuntos importantes - de pronto me sentía con nauseas. La imagen de Taehyung mirándome desde alguna parte de la habitación con ojos llorosos hizo que mi cabeza se diera vuelta en un segundo. Aunque no era real, el pensamiento de Tae viendo esta parte de mi me asustaba.
Mensajes : 143

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝drunk in love❞.

Mensaje por AnoukO2 el Dom Ene 14, 2018 4:22 am

KIM TAEHYUNG;

-Jin.- Llamé al beta. Al ver que el chico no respondía me coloqué en cuclillas para quedar un poco más al nivel de la piscina y lo volví a intentar elevando la voz. -¡Jin!- Bufé al notar que su sueño era apetecible en la colchoneta inflable. Con ambas manos salpiqué su cuerpo para ver si realmente funcionaba y así fue. Al ver que abría sus ojos molesto hablé antes de que intentara gritarme. -Necesito qué me muestres la habitación más alejada a la de Namjoon.- Jin frunció el ceño, por no comprender o porque aún su sistema nervioso seguía en reposo. -¿Qué hacías en el cuarto de él hoy?- No, al parecer estaba activo. -Asesinando la dignidad qué me quedaba, y no hablemos del móvil.- Dije al mismo tiempo que me erguía. -No iba a preguntar.- Le regalé una mueca despectiva porque sinceramente no creía eso. Había llorando tal vez media hora o más en la estúpida y ridículamente grande king size de la habitación. El alfa me había rechazado, y no sabía si sufría más mi corazón o mi omega interior. No quería imaginar lo que hubiera pasado sin los supresores. Mi celo al cien por cierto, rechazado por él único alfa al que había querido y anhelado por que me reclamara por primera vez en mi vida... Hubiera sido doloroso e insoportable físicamente. Una vez que se dignó a salir de la piscina caminamos hacía el interior de la mansión.
-¿Quieres qué duerma encima del piano?- Pregunté mientras me adentraba a la habitación, la cual estaba en las profundidades del pasillo. El cuarto no era distinto a otro, solo que no había ningún mueble o decoración, simplemente un piano cubierto con una tela blanca. -Pediré que suban una cama por el balcón.- Negué con la cabeza mientras salía y caminaba por el pasillo. -No seas ridículo.- Le dije a Jin al escucharlo caminar detrás de mí. Entré a la habitación en la cual dormía y saqué todo de la cama, luego le hice una señal al beta para que me ayudara con el colchón. -Lo haremos simple.
Una vez que habíamos traído todo y después de lidiar con un Jin frustrado por todo el pasillo pregunté por Namjoon. -¿A dónde sé fue?- Pregunté sentándome en el colchón. Desde esta mañana, luego del asunto innombrable había desaparecido junto a sus hombres y ya casi caía el sol y aún no había regresado. Aunque por supuesto, no tenía derecho a entrometerme en sus cosas. El rechazo se había sentido de todas las maneras posibles. -A reuniones con gente aburrida.- Me recosté y fruncí el ceño. -Claro, aburridas.- No quería saber lo que era aburrido para ellos. -Mejor quédate con esa imagen mental... Estás en una mansión y quieres dormir en el suelo, al menos pon esa ropa en el vestidor.- Me encogí de hombros y mire las prendas en una esquina del colchón. -He dormido en lugares peores.- Cómo en una vieja y dura camilla en el desván de un hospital más de una vez en mis días como interno. -Será por unos días, supongo.- Sí Namjoon estaba convencido de que quería estar con él solo por lo que le sucedía a mi cuerpo iba a darle el honor de alejarme y no molestarlo con mi vergonzosa desesperación por tenerlo y si nos podíamos evitar para no encontrarnos sería lo mejor. -¿Me prestas un celular?- Jin arqueo una ceja. -No llamaré a la policía. Estoy patéticamente arrodillado ante tu jefe, no le haría ningún mal.- Además Namjoon lo había dicho, no se meterían con él y no era estúpido para no entenderlo, si entonces tan peligroso era lo qué hacía yo me veía involucrado también. -¿Entonces...- Me senté apoyando la espalda contra la pared que estaba detrás de mi. -Quiero llamar a mi mejor amigo. Creo que merece saber al menos que estoy bien. Sólo eso.
Una vez que la noche había caído quedé solo nuevamente. Jin se había retirado para terminar sus asuntos con la promesa de qué me dajaria hacer la llamada. Me levanté del colchón y dejé a un lado el libro que estaba leyendo. "Entra y elige uno" había dicho una de las empleadas mientras me mostraba la biblioteca con miles de libros. Una vez cerca del ventanal lo abrí para que entrara aire fresco y corrí las cortinas. Me voltee para contemplar unos segundos el piano y al acercarme retiré la tela. Con mis dedos toque la insignia. Un Steinway, de seguro había salido una fortuna. Me senté en el banco y levanté la tapa. Al tocar una de las teclas pude notar que aún estaba afinado. Rápidamente coloque las manos en posición y comencé a tocar un Nocturno de Chopin en C menor. -Hay una belleza oculta en la tristeza... ¿No crees?- Pregunté sobre la música sin mirar a Namjoon, quien estaba en el umbral de la puerta. No había sido difícil escucharlo o sentir su aroma. -No soy un preadolescente. Mi cerebro ya construyó un pensamiento formal. Desde la adolescencia. Sé lo qué quiero y lo qué no quiero.- Me callé para seguir concentrado en las notas y luego de un momento proseguí. -También sé qué ahora estoy un poco más impulsivo por lo qué ya sabes, pero eso no significa que sea esclavo de esos impulsos. No soy solo el animal que se deja llevar por instintos natos, también soy humano. Estoy consciente de lo que deseo y tengo muy presente que no quiero dejarte.- Al terminar la pieza luego de varios segundos después voltee la cabeza para mirar a Namjoon. -Se supone qué no quieres que me deje cegar por mi celo, pero lo haces más difícil de lo que ya es si estás a mi alrededor.
avatar
Mensajes : 355

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝drunk in love❞.

Mensaje por AnoukO2 el Dom Ene 14, 2018 5:01 am

JEON JUNGKOOK;

-Espera.- Dije mientras me alejaba de los brazos de Jimin un poco y de sus manos retiraba la copa para dejarla a un lado. Saqué el anillo de compromiso de la caja aterciopelada y a esta última la deposité sobre la mesa, la cual se encontraba detrás nuestro. Cuando había llegado a la joyería esta misma tarde a buscar el anillo había quedado cautivado por lo bello que era. Si bien el joyero anteriormente me había mostrado él modelo él le dio un toque personal. "Porque se trata de ti" dijo con una sonrisa imborrable de su rostro. Ya hacía varias semanas que lo había encargado, junto con las alianzas propiamente dichas para el día de la boda y solo estaba esperando el momento para proponerle matrimonio a mi novio. Finalmente la noche anterior cuando surgió el tema supe que era el momento indicado y también para darle un poco de sabor dulce a tanta amargura. Tomé la mano izquierda de Jimin y lentamente coloqué el anillo de compromiso en su dedo anular. Me reí levemente al recordar la pregunta que le había hecho al que ahora era mi joyero personal. Anteriormente había recurrido al internet, pero todos decían "mano izquierda", "no, mano derecha", aunque siempre en el dedo anular. -Tuve qué preguntarle al joyero en qué mano iba.- Comenté mirando cómo el fino anillo de oro blanco con pequeñas circonitas y el diamante en el centro brillaban en la mano de Jimin. -Él dijo que dependían las tradiciones, pero me contó qué el origen de los anillos de compromiso y alianzas se atribuyen a diferentes pueblos como los antiguos griegos, romanos y egipcios. Los egipcios fueron los primeros en llevarlo en el dedo anular de la mano izquierda, creían en una vena llamada “amoris” que comenzaba en ese dedo y terminaba directamente en el corazón. Y ya sabes que amo esas historias y leyendas antiguas, así que le hice caso a los egipcios.- Levanté la cabeza para mirarlo a los ojos y sonreí levemente. Miré el parlante portátil al escuchar como comenzaba a sonar "At Last" de Etta James. -Y también sabes que soy un poco vintage... ¿Me concede esta pieza, jóven?- Me alejé de Jimin para extender el brazo y cuando tomó mi mano lo volví a pegar contra mi cuerpo. Con mi mano libre tomé su cintura y con la otra entrelacé nuestros dedos para besar el dorso de su mano. A continuación la deposité en mi hombro y coloqué ambas manos en su cintura para comenzar a movernos lentamente al compás del soul. Acerqué mi boca a la de Jimin capturando sus labios y besarlo por un tiempo prolongado como estaba necesitando. Tal y como el día desde aquel primer timido beso entre nosotros mi interior se sacudió. Los solté una vez que mis pulmones pedían aire y apoyé la frente contra la de él. -Te amo, futuro esposo.- Abrí los ojos para ver los suyos y besé el puente de su nariz. Luego tomé una de sus manos para extender su brazo y hacerlo girar. Su espalda chocó contra mi pecho. De esta manera lo envolví con mis brazos y descansé el mentón sobre su hombro. Respiré el perfume que desprendía y dejé un camino de besos en el hueco de su cuello. Ambos miramos hacia el frente cuando la madre de Jimin entró a la terraza con dos platos de comida. -Tenemos mesera de élite.- Murmuré en la piel de mi pareja. Su madre se había encargado de ir retirar el menú y de ayudarme en organizar todo. No había podido realizar mi plan sin su ayuda. Al enterarse de la proposición qué le haría a su hijo literalmente lloró mientras mi suegro la calamba. Siempre había sido muy efusiva. Eran los únicos que sabían sobre esto, quería que ellos fueran los primeros en enterarse y luego la Sra. Park se ofreció en ayudarme. -Le agradeceremos más tarde.- Dije mientras veía como nos guiñaba un ojo en señal de complicidad antes de retirarse. Al terminar la canción voltee a Jimin y lo hice caminar conmigo. -Cenemos o esto se enfriará.
Durante la cena recordé como Steven casi se había infartado cuando le solicité de oro amarillo el anillo. Rápidamente el negó con la cabeza "el color oro amarillo tiende a absorber la luz que desprenden los diamantes y circonitas, te aconsejo que sea de oro blanco. También es elegante y sutil. El amarillo lo podemos dejar para las alianzas de boda, en ese caso se podría hacer un clásico anillo de media caña de dos milímetros, jamás pasan de moda". El era el experto, así que acepté dejando todo en su manos y la verdad no me arrepentía en absoluto. No podía dejar de ver como el anillo en la mano de mi futuro esposo brillaba con la tenue luz de las velas. Era sofisticado y por el simple hecho de que él lo estuviera llevando, haciendo una combinación perfecta con su piel era sencillamente fascinante. No sabía si era posible obsesionarse con la imagen de Jimin portando en su mano el anillo de compromiso, el cual me tiraba a la realidad con solo verlo para decirme que ese hermoso hombre era mío, en todos los sentidos y qué sería mi esposo. "A su futura esposa le encarará" había dicho Steven mientras me entregaba el anillo y las alianzas. "Futuro esposo" corregí tomando la bolsa. Levanté la mirada para verlo a la cara y el sonrió, "estaba esperando a qué lo dijeras". Debí haberlo supuesto qué lo sabía. Se había encargado de todo el diseño sin hacerlo femenino desde el principio, si puramente fino. Con respecto a las alianzas me había debatido mucho en la frase que quería que fuera grabada en ellas. No quería las trilladas frases de "te amo", "por siempre juntos" o fechas. Eso ya lo teníamos más que en claro. Tuve que pensar algo significativo en nuestras vidas. "Nuestro amor será leyenda" y a Steven pareció brillarle los ojos para luego anotarlo en su su libreta.
avatar
Mensajes : 355

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝drunk in love❞.

Mensaje por Natie30 el Dom Ene 14, 2018 9:08 pm



PARK JIMIN

- Por supuesto, conozco todo de ti - una sonrisa se comenzó a formar en mis labios mientras lo escuchaba hablar sobre la historia de los anillos de compromiso, tan metido en ella que parecía haberla estudiado a la perfección. Eso me recordaba a nuestros tiempos en secundaria cuando Jungkook estudiaba historia y luego me contaba los hechos que había estudiado en clase durante todo el camino de vuelta a su casa o a la mía. Cuando yo no le prestaba atención se enojaba tanto conmigo que no me hablaba y me negaba la ayuda en química, que era la materia que más me costaba. ÉL era un chico de documentales y libros, le gustaba mucho estar informado y cuando algo le interesaba siempre estaba buscando hasta el ultimo detalle para luego contarlo. Me gustaba esa pasión que tenía por las historias románticas de la antigüedad, mucho más si me veía a mi reflejado en ellas, a nosotros - Me da vergüenza bailar pero lo haré para complacerte - salí de mis pensamientos mirándolo a los ojos y me acerqué para comenzar a bailar dejándome llevar por él. La música era lenta y las manos de mi novio me sostenían con suavidad mientras yo apoyaba mi cabeza en su pecho, dejándome llevar por los latidos locos de su corazón. Luego sus labios se unieron con los míos en un beso suave pero lleno de necesidad, y tuve que detenerme un poco solo para concentrarme en ello, porque todas las cosas que el pelinegro me hacía sentir estaban haciéndome descontrolar. Quería llorar y reír a la vez, sentía que si no me sostenía entre sus brazos me iba a desvanecer en el frío suelo, porque simplemente, estaba al borde del colapso mental. Cuando él se separó por falta de aire nos miramos a los ojos y con los mios brillantes logré sonreírle nuevamente - yo también te amo, muchas gracias por esto - solté una carcajada cuando me hizo girar y volvimos a bailar más felices que nunca. Él volvió a abrazarme pero esta vez por atrás y entonces pude sentirme más relajado, pero solo un poco porque las sorpresas no dejaban de aparecer y de pronto tenía a mi mamá frente a mi - mamá... - escuché lo que murmuraba Jungkook a mi lado y asentí lagrimeando mientras la observaba poner las cosas en la mesa. Ella era mi todo y ahora lo sabía más que nunca. Si hoy estaba aquí, por casarme con el amor de mi vida era únicamente gracias a ella y a mi padre, que estuvieron a mi lado apoyando cada decisión aunque pareciera completamente loca. Mi madre, cuando sólo tenía 18 años y ella podía mandarme a la mierda, confió en mi y me dejó llevar a Jungkook a casa, sólo por mi enamoramiento que bien pudo ser temporal. Ellos nunca pusieron un pero o me presionaron para salir de casa, se comportaron como una familia para Jungkook y nos dieron tantas enseñanzas en los tiempos difíciles. Yo no hubiera podido reparar a mi novio si no fuera por la fuerza que ellos me daban - muchas gracias... - murmure con la voz ronca y sequé mis lágrimas para luego voltearme y asentir repetidas veces - claro claro... vamos.

Me encontraba sentado a un lado de la mesada mientras que tomaba un café caliente y miraba mi anillo concentrado en mis pensamientos. Hoseok estaba justo frente a mi revolviendo su café y comiendo galleta tras galleta mientras me observaba inquieto. Me había preguntado sobre lo que pasó anoche, pero la pregunta removió todos mis recuerdos y ahora sonreía como semejante idiota ¿Qué había hecho para merecer semejante hombre en mi vida? seguramente fui algo así como un ángel en mi vida pasada. Si Jungkookie me escuchara, seguramente me diría algo así como que si obedeces a dios las cosas buenas vienen y bla bla bla... pero yo era gay y eso se supone que me vuelve un pecador ¿no? - Jimin deja de divagar y dime de una vez. Ese anillote  en tu mano me está volviendo loco - salgo de mis pensamientos poniendo los ojos en blanco y  escondo mi mano sólo para ver como mi mejor amigo se queja por no poder ver la joya, comiendo otra galleta en señal de frustración - Bueno, primero me dejó un mensaje para que subiera a la terraza y yo pensé que era para recompensarme por la cena perdida del día anterior... ya sabes como es Kook. Pero él estaba con un traje hermoso y tan pronto como lo vi me dijo un montón de cosas bonitas y me pidió que fuera su esposo - muerdo mi labio inferior para intentar aplacar un poco mi sonrisa pero parece que es imposible - si te digo la verdad, apenas hoy noto el diseño del anillo, ayer estaba demasiado ocupado en mantener mis emociones tranquilas y toda mi atención estaba en él - apoyo mi codo en la mesada y luego mi mentón en mi mano, soltando un suspiro. Hoseok pega un grito de niña mientras da saltitos en el banco donde está sentado y luego se acerca un poco más - ¿hicieron el amor? - pregunta en un susurro y me sonrojo hasta las orejas dándole un golpe en su hombro - ¡no hagas esas preguntas! - lo empujo para que vuelva a su lugar y ambos nos reímos, él lleno de burla y yo muerto de vergüenza - pero sí, por supuesto que hicimos el amor - cuando habíamos terminado la cena habíamos vuelto a bailar y mi madre se había despedido para volver a casa, así que nos quedamos solos y una cosa llevó a la otra, hasta que terminamos entre las sábanas amándonos. Cuando desperté esta mañana él no estaba a mi lado pero seguramente era por los entrenamientos diarios que tenía, así que debía dejar de hablar tonterías con el castaño y ponerme a cocinar para devolverle un poco, solo un poco, de todo lo que mi futuro esposo me da.
Mensajes : 143

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝drunk in love❞.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.