Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 0/44

♡ There's nothing to lose now that I've found you, love.

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: ♡ There's nothing to lose now that I've found you, love.

Mensaje por joyfully el Mar Mayo 15, 2018 8:46 pm


JAE KYUNG;
El hombre tenía agallas. Pero empezaba a irritarme con esa sonrisita que iba formándose en su rostro como si restara importancia en cualquier asunto, como si todo llegaba a tomarlo en gracia, había escuchado los comentarios de mis amigas quienes ya empezaban a catalogarlo como todo un adonis y es que no encontraba con exactitud que era lo que encontraba molesto en cuestión respecto al nuevo profesor, después de todo hasta el momento no se había mantenido del todo grosero, de hecho fue todo lo contrario, ahora esa arrogancia que dejaba entrever no era precisamente un punto de partida para cambiar mi percepción del adulto. Era un extranjero que probablemente apenas se estaba adaptando y tuvo una oportunidad de encontrar bacante en una de las universidades más prestigiadas de Seúl donde solo asistía el uno por ciento de la población élite cuya familia tenía la posibilidad de cubrir los gastos del año lectivo en dicha institución, era obvio que iba a desconocer nuestras costumbres como para juzgarle precipitadamente pero su actitud se transformaba en algo cansino para mí, no estaba para lidiar su repentino comportamiento irrespetuoso. Entrecerré mis ojos en su dirección dejando olvidada cualquier actividad que llevase a cabo minutos antes solo para confrontarlo. — ¿Y también dice que es mi deber besar el camino por donde pasa? ¿Profesor? — Negué muy ligeramente antes de añadir cualquier otra palabra, estaba conteniendo las ganas de insultarlo sin razón, vamos, podía dar inclusive una respuesta más inteligente sin llegar a ello. —Ofrecería mis más sinceras disculpas cuando deje de tutearme. No somos cercanos, y…— Abandone mi sitio en la banca con tal de dar unos cuantos pasos más en su dirección manteniendo mi vista clavada en la suya.

Si quiere sobrevivir aquí, debe aprender esa regla de oro. Me sorprende, señor. — Añadí esta vez cuando tuve la oportunidad de esbozar una corta sonrisa cargada de ironía, he ganado. Por alguna razón cualquier grado de simpatía para con dicha figura que debía inspirar respeto podría dejarla solo para cuando permanecía dentro de su aula, claro estaba si no volvía a cometer semejante error garrafal, no estaba aquí para ahora ponérsela fácil pese a que el resto de mis compañeras parecían más que encantadas en dar una buena acogida al profesor. —Debería informarse un poco si piensa seguir impartiendo clases porque un error de esa magnitud no es digno de alguien de su edad. — De acuerdo, esta vez llegue a romper una norma, estaba faltando el respeto de dicha autoridad en cuestión porque pese a todo seguía siendo un docente, pero tenía justificación para mi comportamiento. ¿Era eso? ¿Estaba segura? Estaba claro que era un adulto con fundamento, pero yo permanecía juzgando una y otra vez, probablemente el pobre sujeto estaba poniendo de su parte para adaptarse a una nueva cultura que no era la suya, pero tampoco tenía la culpa de ello, si tan solo no se hubiese acercado una vez más dejaría de lado mi poca empatía hacia su persona.

Ni siquiera había terminado la jornada de clases para hacer de este día el más pesado, pero entonces esa sonrisa arrogante que mostraba no era fácil de digerir. Si todas pretendían lustrar por donde caminaba era muy su problema. “Señorita Kim, por fin la encuentro. Es importante que venga con nosotros, su padre le mando a llamar” Escuche una voz aparentemente familiar encontrándome con la expresión cargada de angustia del asistente personal de mi padre, al parecer debía tratar de un asunto urgente para que le permitieran el ingreso. A esas alturas mi humor estaba empezando a decaer más de lo que ya podría estar, sabía de alguna manera que era lo que deseaba mi familia, es que ellos jamás tomaban enserio mis actividades y se creían con derecho de manejarme a su antojo. —Y, deje de sonreír como un idiota, profesor. — Muérdete la lengua, Jaekyung.
Sweety::
De hecho es que terminaron mis vacaciones pero aquí logre darme una escapadita. ;; Oh cierto, cieeerto. Bueno estaba pensando de algún modo que podrían iniciar coqueteando levemente, como ese acercamiento que hubo en el baile, un par de copas (no lo suficiente para embriagarse pero igual) y bueno de ahí terminarían soltándose un poco. De ahí tendrían su momento porque la tensión entre ambos iría en aumento asañsf. Y de hecho estaba pensando que a modo de pagar la insolencia de Jae, Tom se tome muy enserio el pequeño insulto que ella le ha dado, y bueno podría ser también que llega tarde nuevamente a su clase (por razones externas) y no la deje entrar.
avatar
Mensajes : 498

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ♡ There's nothing to lose now that I've found you, love.

Mensaje por youmakemeglow el Sáb Mayo 19, 2018 5:16 pm


ALINA KOVALENKO.
Por una fracción de minutos me mantuve sosteniendo una de sus manos y la otra posada en su hombro, mientras la música sonaba en aquella tonada suave, y comprendí que aquella conexión que tenía con Chris no era parecida a ninguna otra que tuviese con otra persona. Sus ojos azules me regalaron una especie de tranquilidad, aquella sensación de hogar, de confortabilidad, y Jesús, era… fantástico. Era así, era como funcionaba siempre entre nosotros, como una especie de imán, como si nos encontrásemos en una burbuja, ajenos a la realidad, ajenos a que nos rodeaba un centenar de personas de las cuales siempre tratamos de ocultarnos, y mi corazón latiendo a mil por hora fue una mala señal, no vayas por ese camino, Alina. Advirtió con sospecha mi subconsciente malhumorado. Su voz me sacó del ligero trance en el cual me había fundido, moviéndome con gracia cuando él realizó aquella maniobra sutil, volví a sus brazos y solté una leve risa encogiéndome de hombros modestamente.— He practicado un poco, eso hacemos en las clases de teatro —Susurré en respuesta embozando una sonrisa radiante en dirección a él, a aquél par de ojos que no dejaban de hipnotizarme, como un bendito faro en la tormenta; Era como él siempre me hacía sentir. Mordí mi labio inferior intentando refrenar cualquier oración que jugase en contra basándose en mis pensamientos, porque el baile de navidad nunca iba a escaparse de mi mente; Un poquito de dignidad, querida. Mi subconsciente se había convertido en un compañero bastante molesto.— Terminé un poco ebria, bailando contigo en la mesa de billar; Creo que sólo lo hiciste para que yo no hiciera un espectáculo —Recordé con vergüenza, no iba a negarlo, en el pasado, la bebida no era mi más mejor amiga.

¿Latir fuerte de mi bendito corazón? Era así como estaba ocurriendo y su frente dio con la mía desbordando cualquier emoción que hubiese guardado en el pasado con llave, sentí un ligera presión en mi garganta, como si quisiese gritar, sin saber qué, pero simplemente gritar. Porque todos los recuerdos llegaron a mí en secuencia: Nuestro primer beso, aquellas veces que me colaba a escondidas en su habitación, las mil veces que terminé en su auto desnuda, o en su cama, o aquellos paseos largos en motocicleta por Los Ángeles, o una simple charla a puerta cerrada en mi habitación, dos adolescentes que tenían demasiado miedo de decirle al mundo que se sentían plenos el uno con el otro y que el destino se había encargado de separarlos. Bendito señor, aquello era… brutalmente incontrolable, Christopher Evans siempre sería mi más grande debilidad. Cerré mis ojos por una fracción de segundos, deseando regresar en el tiempo y encontrarme envuelta en sus brazos volviendo a sentirnos como uno solo. Suspiré cuando la balada acabó saliendo de mi segundo trance aquella noche. Cuando abrí mis ojos sentí que mis mejillas estaban coloradas y que sentía cierto ¿calor? Le dediqué una sonrisa ladina mientras me dirigía con él hasta una de las mesas, quizás el que aquella canción hubiese terminado era lo mejor que me podía haber ocurrido, lo que estaba indagando mi mente sonaba más como una locura, yo tenía que estar perdiendo el juicio o algo por el estilo y no podía permitírmelo, no una vez más.

Solté una leve carcajada, sintiendo que ya me encontraba menos acalorada y tomé un vaso de agua para beber un leve sorbo.— Dios mío, no puedo creerlo —Comencé diciendo con impresión y emoción dramatizada.— Chris Evans está buscando una excusa barata para salir conmigo, me siento tan afortunada —Continué con sorna haciendo un gesto con mi mano para echarme aire y posteriormente llevé mi mano a la suya apretándola levemente e indicándole que bromeaba, vamos, no quería hacerlo sentir mal por aquella reputación del pasado. Arrugué mi nariz y lo miré divertida.— Pensé que conocías muy bien California —Inquirí relamiendo mis labios con mi lengua, enderecé mi espalda para mirar a mi alrededor y me incliné ligeramente para hablar a su oído, no es como que fuese a decirle algo mundialmente íntimo, pero todas las personas de aquél lugar siempre iban a usar cualquier excusa para inventar algún chisme.— Pero acepto —Respondí, porque sólo me había acercado para que creyera que sería algo más… Embocé una amplia sonrisa y me levanté de la silla.— Iré por alguna copa ¿Me acompañas? Prometo no terminar sobre alguna mesa bailando o algo por el estilo —Y extendí mi mano para que la tomara. Se sentía bien, se sentía como tener dieciséis de nuevo.
avatar
Mensajes : 3915

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ♡ There's nothing to lose now that I've found you, love.

Mensaje por youmakemeglow el Sáb Mayo 19, 2018 8:03 pm


TOM HIDDLESTON.
Desde el instante que sus facciones mostraron aquella expresión de descontento, supe que la castaña y yo definitivamente no tendríamos una buena relación y que lo que se avecinaba por parte de ella sería una respuesta cargada de prejuicios, porque sí, yo conocía a las jovencitas de su clase, sí, había lidiado con ellas toda mi vida, o al menos toda mi trayectoria como profesor, y sus insolencias solo tuvieron inicio en aquél momento. Para primera instancia elevé mis cejas con cierta sorpresa, sorpresa que aunque no sentía, emití. Bajé la mirada relamiendo mis labios y evitando cualquier risa que quisiese salir de mi boca, regresé mi vista hacia ella, aun con mis cejas elevadas en aquél gesto de inquietud.— Está siendo bastante insolente, señorita Jae Kyung —Espeté con evidente desenojo, aunque debía demostrar lo contrario, no dejaba de encontrar irónico el hecho de que ella me pidiese que no la tuteara, porque no había confianza… pero si se atrevía a tal arrebato de insolencia. Embocé una sonrisa soltando una expresión de mero sarcasmo, estaba casi seguro que incluso puse mis ojos en blanco ¿Qué iba mal con la castaña? Tampoco había sido tan terrible nuestro encuentro de aquella mañana, pero ella parecía estar con todas a la defensiva, sin mera intención de bajar sus escudos y dar una tregua, bien, yo podía jugar a eso. Fruncí el entrecejo cuando su cuerpo entonces estuvo a escasos metros de mí ¿Acaso esto era un enfrentamiento? Que modelito de estudiante.

Déjame ver si comprendo. —Hice una pausa negando con mi cabeza antes de humedecer mis labios con la punta de mi lengua y elevé mis ojos pensativo, regresando la mirada a ella en cuestión de segundos.— ¿El afán de su verborrea es porque esta mañana le he llamado la atención? —Espeté. Asentí lentamente con mi cabeza.— Le he pedido disculpas por ello ¿Acaso errar no es de seres humanos? ¿O me he condenado por ello? —Continué con un gesto que había optado con más constancia desde que había cruzado palabra con ella; Levantar mis cejas. Oh, ella de verdad que era muy graciosa, tanto que sinceramente estaba aguantando mis ganas de reír, más por aquella mirada de estoy ganando la partida, sin saber que yo sólo le estaba dando algo de ventaja. Así que embocé una sonrisa sólo porque ella seguía siendo una pequeña malcriada cargada de insultos para obsequiar, como si aquello fuese algo que disfrutara, su apatía hacia mí me sonaba bastante a prejuicio y sólo podía evaluarla de una manera, sin embargo eso no impedía que notara ciertas características de sus facción que llamaban más allá mi atención, quizás porque estaba saliéndose del molde al que alguna vez estaba acostumbrado y a pesar de lidiar antes con las de su tipo, nunca había sido tan atrevidas; Como ahora.— ¡No sea impertinente Kim Jae! Reconozca la línea entre diferencias y falta de respecto. Porque en ningún momento se lo he faltado —Espeté y esta vez no mostré sonrisa alguna, podía lanzar cualquier insulto inteligente y yo lo esquivaría con uno aún más audaz, pero de ahí y la impertinencia, la línea era muy estrecha. La fulminé con la mirada dando un  paso hacia atrás e indicándole que caminara hacia donde tuviese que ir, aparentemente alguien la llamaba.— La veré mañana en clases —Finalicé con voz neutra.

¿Ella me había condenado por llamarle la atención en público? Bien, ella no tenía siquiera idea de la magnitud de su condena. Aquella noche había leído por completo el reglamento de la institución, debía de dejar de sentir cierta ansiedad por el hecho de pertenecer a aquella cultura, nunca un tema como aquél había sido algún problema, pero entonces ahora me encontraba en una especie de línea batallando con las cosas que debía hacer y no, era difícil. Más de lo que imaginé. Abrí la ficha digital de los alumnos, donde cargaría las notas del semestre y demás puntuaciones, la foto de la ficha de Kim Jae llamó mi atención, observando su pequeño curriculum, trazando mis ojos por sus excelentes calificaciones, sus buenas referencias ¿Era yo el único hígado en su lista? Pues éramos dos. (…) Para aquella mañana llegué a tiempo a la clase, observando como el salón se encontraba completamente vacío, todos llegando poco a poco y cuando observé el reloj de pared, con tan sólo un minuto para el inicio de la clase supe que iba a disfrutar de sobremanera la nuevamente llegada tarde de la señorita Jae, esta vez no la reprendería, pero disfrutaría llamarle la atención al finalizar la clase, no podía volverse una costumbre ¿O acaso era idiota y llegaba siempre tarde? Bingo, eso sonaba bien, lo anotaría.

bebé:
¿cómo estás cariño? Right, creo que ya podemos llevar a Alina y Chris a ese medio estado de copitas en el cual los pondremos donde terminaran embarcandose a la habitación de hotel de Chris, igual siempre se desean, igual son el amor de la vida del otro jaja, yyy no sé si quería que pasara el día, pero para no estancarnos, quise hacerlo, igual me dices. De todas maneras, veo como más constantes enfrentamientos, pero me gustaría que se viesen y convivisen en otros espacio, sólo que no se me ocurre demasiado, dame ideas, me nutro y te escucho jaja.
avatar
Mensajes : 3915

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ♡ There's nothing to lose now that I've found you, love.

Mensaje por joyfully el Mar Mayo 22, 2018 10:27 pm


CHRIS EVANS;
Las miradas recaían sobre nosotros, hasta casi me parecía escuchar a las señoras que se mantenían sentadas en una de las mesas de la esquina quienes no apartaban su vista de nosotros y como aparentemente nuestro comportamiento era inapropiado, hasta descarado de solo imaginar el tema de conversación que se llevaba a cabo en dicha mesa hacía que la situación fuera en cuestión más divertida, solo podía alegar a mi favor que cuando estaba con Alina mi espíritu se volvía a sentir vital, era como esas travesuras dignas de un par de adolescentes pese a que me consideraba todo un adulto responsable y con criterio que con los años había hecho buenas elecciones para tener una posición estable en la sociedad, ya no había rastros de aquel chiquillo que se liaba en cada problema del vecindario buscando desobedecer las ordenes de sus padres, aunque por supuesto no todo cambiaba, mi atracción por el género femenino se convertía en una gran debilidad que podía ser corrompida después de todo si terminaban dándome rienda suelta, aunque dejando de lado cualquier emoción respecto a alguna fémina de la fiesta mi vista no podía quitarse de esa pelirroja con cada gesto, cada sonrisa lo único que conseguía esa mujer era atraparme en una burbuja de la cual no deseaba salir porque resultaba que los años solo hicieron que su belleza fuera acentuándose; cuando me puse en pie de la silla donde reposaba no dude en tender mi brazo en su dirección para que esta lo tomara, y antes de salir juntos me incline lo suficiente para percibir aquel olor que desprendía su elegante cuello dejando ver parte de esa piel blanquecina, sentir como esta se estremeció ante tan simple contacto me hizo saber que no era del todo inmune a mis encantos, a pesar del tiempo seguía atascada en mi mente esa imagen cuando estuve junto a ella. —Será mejor que vayamos antes de que nos hagan una historia completa— Aclare mi garganta.

Temo creer que todavía sigas teniendo un pésimo manejo con el alcohol, debería cuidar de ti.— Dije con evidente recelo una vez nos encontramos en el pequeño bar improvisado que habían puesto a las afueras del salón principal para los invitados de lo cual estaba agradecido como también, el que no llegase a toparme hasta el momento con mi hermano menor quien debía estar bastante ocupado con sus invitados como para tener el tiempo necesario de vigilarnos. —Dos copas, por favor.— Pedí al barman quien rápidamente se encargó de llenarnos las piezas de vidrio, una vez tuve esta entre mis manos di un rápido sorbo al contenido sin apartar siquiera mi vista de la menor. —Tengo curiosidad sobre algo.— Ladee mi rostro mientras apoyaba mis brazos sobre la repisa terminando a por todas el líquido de un solo golpe para solo enfocar mi atención en quien despertaba todos mis sentidos en esos momentos, mi vista iba desde su rostro hasta esos labios carnosos adornados por aquella pintura rojiza casi llegando a observar el rubor que empezaba a habitar en sus mejillas, en el pasado había sido todo un placer arrebatar la inocencia que estos poseían lo cual suponía era nuestro secreto pero demonios, parece que a pesar del tiempo que ha pasado entre nosotros esa distancia abismal que creía tener con ella era solo producto a que jamás llegamos a tener un encuentro como tal en estos últimos años porque seguía persistiendo esa atracción por parte de ambos, ella no podía negarlo.— ¿Cómo te está yendo? Debes tener a todos vueltos locos.— Bromee.

Alina era una autentica belleza capaz de encantar a cualquier hombre, poco me sorprendería que llegase a tener muchos pretendientes tras ella aunque esa sola idea me desagradaba y no entendía el porqué, no tenía derechos sobre ella eso estaba claro, trate de reprimir cualquier pensamiento incoherente que llegase a pasar por mi mente para solo volver al tema inicial de conversación, llevando a mis labios una cuarta copa desde el momento que habíamos decidido alejarnos de la fiesta entonces cualquier tema que llegara a pasar por nuestra cabeza se convertía en algo gracioso predominando por el ligero sabor dulce de aquel vino, apenas se lograba escuchar las teclas del piano resonando a lo lejos con aquella pieza clásica que estaría siendo acompañado por amenas platicas de los conocidos de la familia, una estancia tranquila en una boda elegante de solo pensar en ambas ideas y regresar a esta me enfermaba, no tenía nada en contra pero entonces la noche parecía prometedora como para estar perdiendo el tiempo un solo segundo más en dicha estancia. —Te haré una propuesta poco decente. — Esta vez mi vista se encontraba clavada en cualquier punto de la pared, la idea había surgido de la nada cuando empezaba a ser cansino permanecer un segundo más encerrado entre invitados que desconocía su origen. —¿Qué tal si nos marchamos de aquí? Venga sé que es la boda de tu mejor amigo pero tampoco vendría mal..
avatar
Mensajes : 498

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ♡ There's nothing to lose now that I've found you, love.

Mensaje por joyfully el Mar Mayo 22, 2018 10:37 pm


JAE KYUNG;
"Señorita Kim, su padre quiere hablar una vez más con usted" No podía evitar soltar una maldición cuando escuche las palabras del chófer justo antes de subir al vehículo, tuve que cerrar la puerta y dirigirme hasta la entrada donde estaba el gran señor Kim con los brazos cruzados y expresión sombría, bastante típica cuando debía compartir uno de sus extensos sermones, aunque esta vez estaba segura de porque implicaría ser reprendida; ayer por la tarde me habían arreglado una cita a ciegas en uno de los establecimientos más prestigiados de la ciudad solo para encontrarme con el supuesto hijo de un vicepresidente, al mantener un comportamiento poco apropiado el chico en cuestión termino maldiciéndome haciendo de esta un rotundo fracaso. "No quiero tolerar más este tipo de comportamientos. Nacer en cuna de oro te debe hacer comprender que no eres igual al resto de las personas, y que tarde o temprano debes contribuir en todo lo que la familia a gastado contigo" Me irritaba de solo escucharlo y es que para ellos era temporada de caza puesto a que cuando cumplí los veintitrés empezaron a hacer todo lo posible para arruinarme porque solo era una marioneta con el fin de cumplir sus propósitos, según ellos tendría la edad adecuada para formar un hogar y dar a luz al próximo heredero de la familia así que buscar un compromiso requería más allá de absurdos enamoramientos, querían un yerno inteligente y de buena familia para hacer buenas conexiones. El tema me daba escalofríos de solo recordarlo, de camino a la universidad no paraba de pensar en cómo sería mi vida si terminaba por sucumbir a sus deseos que últimamente estaban siendo más constantes, era como si bajo su poder predominaba alguna lista enorme de candidatos para ponerme cada día uno diferente.

Solté unas cuantas maldiciones mientras caminaba de prisa en medio de los pasillos hasta llegar al salón, debo decir que desde ayer estaba en desventaja ante los ojos del nuevo profesor quien no menciono palabra alguna cuando me vio ingresar al aula, pero su simple mirada sobre mí era suficiente, más que mil palabras. Durante la clase no estuve participando cuando era una de las interesadas porque me apasionaba el arte desde pequeña, de hecho, tenía unas cuantas colecciones de bocetos creados a lo largo de los años que atesoraba, pero era claro que quien impartía la materia no era de mi absoluto agrado, no tenía la menor idea de porque ese odio repentino hacia él cuando nuestro encuentro tampoco había sido algo tan grave, pero, así como existía el amor a primera vista… supongo que el odio podría ser nuestro caso. "Jae, recuerda que debes asistir, no puedes faltar. Puede que conozcas a tu futuro amor" Escuche a una de mis amigas quien rápidamente a mi puesto cuando la clase finalizo. —Haré lo posible. — Fue lo que termine por contestar bajo la mirada discreta del profesor. Se llevaría a cabo una fiesta donde aparentemente la mayor parte de la universidad estaba invitada, lo cierto es que entrar en un ambiente donde todo se resumía en alcohol, bailes, consumo ilegal de otros productos no era definitivamente mi panorama para una tarde productiva pese a que todos parecía como locos informando sobre el tema en las distintas aulas, según ellos sería una fiesta de bienvenida para poder tener una mejor comunicación a lo largo del curso, tonterías solo buscaban la excusa perfecta para empezar con ello.

Admitía incluso estar más tranquila en muchos aspectos, uno de ellos principalmente radicaba en que logre esquivar los comentarios de aquel profesor, sabía que algo diría para hacerme irritar, lo veía venir puesto a que probablemente deseaba cobrar las impertinencias mostradas el día de ayer, y agradecía profundamente esquivar esa clase de problemas, solo necesitaba animarme y no seguir haciendo que mi mal humor fuese en aumento. Es por eso que al tener el resto de la tarde libre decidí alejarme incluso de la posibilidad de volver a la comodidad del hogar para solo dar un recorrido por la ciudad, estuve entonces visitando diferentes tiendas pero ninguna lograba suplir la necesidad para entretenerme lo suficiente al verme envuelta entre tantas telas, al final tras caminar parte de los pasillos enormes de aquel centro comercial llegue a una de mis tiendas favoritas donde vendían todo tipo de artículos para pintar, suponía que necesitaba más de ello para animarme a seguir dibujando, estaba pues ensimismada entre los lienzos en blanco y algunos colores cuando tropecé contra alguien haciendo que los pequeños botes de pintura terminaran en el piso, me anime pues a recogerlos pero el sujeto termino haciéndolo por mí. —Lo lamento, no me he fijado…— Fue entonces cuando me encontré con aquel par de ojos azules tan familiares, para mi mala suerte se trataba precisamente de aquel hombre. —Usted.


Sweety::
He estado algo secuestrada por las obligaciones pero ya teniendo un tiempito aquí. De Chris&Alina. Si, de hecho más o menos pensaba que de repente podrían irse desde ya, tontear en algún otro lugar privado lejos de la vista del público en caso tal. Aunque tu me dices si le cambio algo, con Tom&Jae más o menos intente ponerles un escenario en común, de ahí podría ser que pasa algo más que los haga estar juntos el resto de la tarde asñasf.
avatar
Mensajes : 498

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ♡ There's nothing to lose now that I've found you, love.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.