Últimos temas
» Mi verdadero hogar está en tus brazos
Hoy a las 5:47 am por Arijp96

» ethereal.
Hoy a las 5:29 am por lalisa

» Pones mi mundo al revés
Hoy a las 5:15 am por Arijp96

» when there's no light to break up the dark, i look at you ღ
Hoy a las 4:14 am por hobi

» You wanna play, you wanna stay, you wanna have it all.
Hoy a las 2:53 am por fercaver

» →lets do it again...
Hoy a las 2:40 am por goldensky

» we live in a beautiful world.
Hoy a las 2:07 am por missproblem

» partner in crime—♥
Hoy a las 1:28 am por Mangata_

» usoratonkachi ♥
Hoy a las 12:11 am por uchiha

Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 0/44

+вєт υ ωιѕн{ρνт-α∂α&σℓι

Página 1 de 22. 1, 2, 3 ... 11 ... 22  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

+вєт υ ωιѕн{ρνт-α∂α&σℓι

Mensaje por onedirection1 el Sáb Ago 15, 2015 10:26 am

     
Everything is gone, for you I have nothing
*
But I bet you wish, I bet you wish...
Oh you wish we had something
we got nothing.
 
 
 
avatar
Mensajes : 1036

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: +вєт υ ωιѕн{ρνт-α∂α&σℓι

Mensaje por onedirection1 el Sáb Ago 15, 2015 10:30 am

{✿}    Adaimé REYNOLDS;
Hice una mueca al ver a Chace cambiándose de ropa por algo más nocturno, ya que la ropa de vuelo no era la más adecuada para irse de copas con sus amigos y eso era lo que más molesta me tenía—. Me habías prometido que nos quedaríamos aquí en la habitación— me acerqué a él para abrazarlo por la espalda, dejando mi mi cabeza recostada en esta. Tomó mis manos y me separó de él, girándose para darme la cara. Sus ojos azules me miraban intensamente y yo sentía derretirme por dentro. Me encantaban sus pupilas azules, eran como perderse en un mar, en el cual no saldrías nunca—. Lo sé bebé y lo siento, pero tiene meses que no los veo y no quiero quedarles mal— rodé los ojos y me separé de él, no podía quedar mal con sus amigos, pero sí con su novia. Cuando llegamos del aeropuerto a hospedarnos, yo le había pedido que fuéramos a comer a algún lado, pero no, él dijo que estaba cansado por el vuelo y simplemente nos quedamos en el Hotel encerrados, incluso pedimos servicio a la habitación y ya teníamos nuestro plan para la noche, hasta que había recibido una llamada y simplemente se había levantado para darse una ducha -a la cual ni siquiera mi invitó o algo así- y luego descubrí que había quedado con sus amigos—. No quiero que te enojes— asentí y me senté en la cama, esperando a que terminar de cambiarse y durante ese tiempo, le seguí cada movimiento con la mirada. Miró su celular y sonrió —es Ed... Ya está aquí afuera— se acercó a mi y me dio un beso, en el que yo aproveché para colgarmele del cuello —¿Seguro que aún te quieres ir?— utilicé la voz más sensual que pude, causando un pequeño gruñido del castaño claro, a pesar de eso, con cuidado se deshizo de mi agarre y besó mi frente —si, te amo... No me esperes, me quedaré en casa de Westwick— besó mis labios una vez más antes de levantarse completamente e irse.
 
Como estaba muy aburrida, había decidido que podía darme la vuelta por el vecindario, pero terminé en un bar cercano a nuestro Hotel. No me molestaba el hecho de que Chace saliera, sino, que lo hiciera con Ed y sus viejos "amigos", si así se les podía llamar. Sabía cuál era el tipo de reunión que hacía, Chace me lo había contado muchas veces y como vivió su vida de "mujeriego" hasta que se enamoró de mi y dejó su vida libertina por estar conmigo, aunque la realidad era que Chace quería hacerme otra de sus conquistas y luego botarme después de tener sexo. Algo completamente cliché en la adolescencia pero sin embargo, seguían dándose los casos.
 
—Me da una margarita, por favor— me senté en uno de los taburetes, esperando a que el mesero preparara mi bebida—. ¿Está ocupado?— me giré para encontrar a un hombre pelinegro con una botella en su mano y se tambaleaba ligeramente. Negué con la cabeza, encogiéndome ligeramente ante mi incomodidad. El mesero me entregó mi margarita y yo le agradecí —¿eres de aquí?— sentí como el tipo sentado a mi lado estaba acercándose un poco más a mi —no— contesté solo por cortesía, aún así mi tono fue bastante desagradable, más de lo que pretendía—. Si gustas te puedo dar un tour por la ciudad y luego... No sé, tú podrías agradecérmelo— fruncí el ceño y tomé mi margarita, para levantarme, pero su mano se colocó sobre mi muñeca y gracias a que el mesero estaba muy ocupado con los demás clientes, y sin mencionar que cada quien estaba en su rollo, pasó desapercibido aquel gesto brusco del pelinegro —¿Ya te vas?—. Tragué fuerte y mordí mi labio inferior, hasta que sentí un brazo rodeando mis hombros. Un castaño de ojos miel que definitivamente no conocía. 
avatar
Mensajes : 1036

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: +вєт υ ωιѕн{ρνт-α∂α&σℓι

Mensaje por onedirection1 el Sáb Ago 15, 2015 10:33 am

{†}   Jay McGUINESS;
Mi ceño se frunció mientras me miraba en el espejo. Me estaba arreglando para la dichosa reunión de ex-egresados a la cual no tenía ni la más mínima idea del por qué había aceptado ir... Oh si, claro que sabía la respuesta a eso, e incluso, era como mirar hacia atrás y recordar aquella etapa de mi vida.
 
"El timbre de mi departamento se había hecho sonar y yo estaba un poco de mal humor, ya que mis padres me habían llamado desde muy temprano, interrumpiendo mis horas de sueño. Aún así, no me quedó de otra más que abandonar mi intento de volver a dormir e ir a abrir la puerta, ya que el timbre no paraba de sonar. Me levanté de la cama y caminé hasta la puerta del departamento, y al abrirla me encontré con Olivia... mi um... "Novia", porque a esta edad, ¿qué relación es seria? Ninguna. Lo que más me extrañó, fue que se lanzó a mis brazos llorando, diciendo cosas incoherentes que ni siquiera alcanzaba a entender, ya que su voz se distorsionaba—. ¡Ey! Cariño, tranquila... respira y cuéntame qué te sucede, ¿qué te tiene tan alterada?— ella hizo lo que le pedí, tomando una gran bocanada de aire. A penas y había escuchado lo que soltó. Pero en cuanto procesé las palabras, entré en una especie de shock, donde solo se repetía "estoy embarazada", ni siquiera noté el tiempo que había durado sin habla y sin movimiento, pero en cuanto reaccioné... la ira ya recorría mi cuerpo. La tomé de los brazos bruscamente. —¿En serio crees que te voy a creer? ¡Vamos Olivia! Ese bebé no es mío, seguro te metiste con algún tipo y piensas que soy lo suficientemente id'io'ta como para poder engañarme— la miré con todo el desprecio y asco que sentía hacia su persona. Esto no era posible. Yo siempre usaba condón cuando teníamos sexo... ella no estaba embarazada de mi. La solté de sopetón y reí negando.  —siempre supe que eras una pu't'a... pero ¿llegar a esto?, deja de llorar ¡Jo'de'r! Hacerte la santa no te ayudará en nada — traté de mantenerme calmado, no quería perder el control y hacer algo de lo que después me arrepintiera."
 
Después de eso, todo había sido gritos e insultos... tanto de su parte, como la mía. Incluso me había golpeado, recibí una buena bofetada de su parte. Y no sólo la había acosado de mi departamento, sino que me había encargado de humillarla públicamente, frente a cada estudiante del colegio, volviéndola el hazemereír de la generación. Ahora, veía el grandísimo error que había cometido. De alguna forma Olivia había salido adelante y descubrí que mis acusaciones eran falsas. El niño era idéntico a mi, y lo sabía gracias a la televisión, ya que Olivia era nada más que la comprometida de un príncipe.
 
Terminé de arreglar mi vestimenta y me dí una última mirada en el espejo antes de tomar las llaves de mi camioneta y de mi casa, para luego dirigirme a la salida. Era hora de enfrentar a mi pasado, pero no sabía si -casi- cinco años habían sido suficientes para enmendar mis errores, ya que estaba seguro que Olivia me seguía odiando y ni con todos los años del mundo, lograría su perdón.
avatar
Mensajes : 1036

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: +вєт υ ωιѕн{ρνт-α∂α&σℓι

Mensaje por rusherschmidt el Dom Ago 16, 2015 2:17 pm


Olivia Vandervilt.-
Estaba exhausta. Completamente exhausta.
Acabábamos de aterrizar en Londres después de varias horas de viaje. Mi hijo venía dormido sobre los brazos de Louis, quien sujetaba mi mano mientras nos abríamos paso entre el mar de fotógrafos que intentaba capturar la visita del príncipe de Mónaco a ese país. Por suerte nuestros guardaespaldas hacían un exclente trabajo manteniéndolos lo más alejados posible, no por nosotros, sino por la seguridad de Collin, nuestro hijo.
No hicimos mucho durante el resto de la noche. Sólo fuimos a cenar a un restaurante privado y de ahí nos metimos en la cama. Despertamos cuando el reloj marcó las nueve de la mañana. Collin ya corría de un lado al otro jugando con sus legos en la sala, no me preocupaba demasiado por él, podía escuchar las risas de Robert y Dexter, los guardaespaldas y su niñera quien seguramente estaría preparándole la comida porque no, no nos habíamos quedado en un hotel. Mi prometido tenía una casa de campo a las afueras de Londres y optamos por usarla, de este modo mantendríamos a los paparazzi lejos. -¿Estás listo para que nos demos una ducha, amor?- le pregunté al hombre desnudo que me miraba con aquellos ojos verdes que tanto me gustaban. Estaba enamorada de Louis, quizá más de lo que él estaba enamorado de mí. Nos habíamos conocido una semana después de las vacaciones de fin de curso. Yo estaba más que contenta de poder irme de Londres y él había emprendido un viaje en solitario por la ciudad de París. Nos encontramos en una galería de arte. Yo solía ir cada día a ver mi pintura preferida y aún así nunca había notado su presencia, hasta que él se acercó. No hubo secretos entre nosotros. Antes que siquiera pudiera confesar sus sentimientos hacia mí, le dejé muy en claro que tenía dos meses de embarazo y que esa era la razón por la que había decidido viajar a París. Que mi novio me había humillado de la peor manera posible y que no estaba lista para comenzar de nuevo. ¿Qué hizo él? Se quedó ahí para mí. Durante cinco meses hasta que los sentimientos se volvieron correspondidos. Y cuando Collin nació, él le dio su apellido. Incluso luchó durante dos años para que su familia nos aceptara.
Estuvimos listos cerca de las cinco de la tarde. Yo habría querido no llevar a mi hijo pero Collin no quería quedarse con Maggie y Louis odiaba verlo triste así que decidimos que iríamos los tres pero sólo una hora, saludaría a algunas personas y nos retiraríamos lo más pronto posible. -Si Jay se te acerca, le diré a Robert y a Dexter que se encarguen de él, ¿entendido?- sonreí, besando sus labios -es un cobarde, ¿enserio crees que va a aparecer luego de lo que hizo?-.

Incluso si no queríamos llamar la atención, todas las miradas se posaron en nosotros en cuanto entramos. Tal vez se debía al enorme anillo que portaba en mi dedo anular, a mi guapo y elegante prometido o tal vez a los dos guardaespaldas y a la niñera que iban detrás de nostros, como fuere, me fascinaba ser el centro de atención. Todos esos idio'tas que me habían juzgado en algún momento ahora se estaban arrepintiendo.
avatar
Mensajes : 233

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: +вєт υ ωιѕн{ρνт-α∂α&σℓι

Mensaje por rusherschmidt el Dom Ago 16, 2015 2:21 pm


Liam Payne.-
Colgué el celular luego de hablar un par de minutos con mi madre, bien, debía viajar a California para una reunión familiar, Chace iba a presentar a su famosa novia ¿De quién podría tratarse? Debía admitir que aún estaba sorprendido por el simple hecho que mi hermano hubiera sentado cabeza, se hubiera enamorado y que finalmente estuviera dispuesto a presentar a aquella chica ante la familia, todo un logro y mi mamá estaba más que feliz. Rasqué mi nuca suavemente mientras caminaba rumbo a la pequeña mesa que estaba a un lado de la puerta de la habitación donde me estaba hospedando. Había conseguido recientemente mi título como arquitecto y estaba llevando a cabo unas obras en la ciudad, las cuales ya había culminado, así que pronto regresaría a casa, quizás encontrara un trabajo más cercano a mi nido, no porque no quisiese libertad, independizarme o cualquier cosa, sino porque siempre era bueno estar cerca de casa. Tenía mi propio apartamento, mi propio auto, y aunque no tenía un millón de contratos y negocios con empresarios como mi hermano, estaba satisfecho con mi posición y mi trabajo porque, a diferencia de Chace, mi padre no me había ayudado a conseguir lo que ahora tenía. Había llegado una carta de recomendación para una chica que podría ser mi próxima secretaria. Decidí que la llamaría al día siguiente pues ahora iría a beberme algo bastante cargado para disfrutar el éxito de la construcción. Llamé a Cole, mi mejor amigo, quién estaba también en la ciudad. Debíamos aprovechar un poco del ambiente ¿no era así? Cuando regresara a casa me metería de lleno en el trabajo y no tendría demasiado tiempo para divertirme. Además de que mi madre estaría demasiado empalagosa por tenerme de vuelta. El bar estaba relativamente lleno de gente, algunas bailaban, otras conversaban en la barra, algunas otras charlaban de pie cerca de aquellos grandes ventanales, podía decir que aquello era un ambiente sano. Cole nunca llegó, así que podía describir aquello como un plantón, pero, me pidió compresión, Ashley había llegado de Londres y se verían. Otro más que se entregaba al amor. Pedí un trago de Coñac para aliviar un poco el frío que recorría mi sistema y mi vista se fijó en una chica que estaba al menos unas 3 mesas de mí. Ella parecía incomoda con el trato de aquél hombre, obviamente no la conocía y obviamente estaba molesta. Escuché aquello que decía “Tengo novio” y cuando aquél hombre le puso una mano encima apreté mi puño suavemente. Me acerqué a ella, esperando que comprendiera que sólo quería ayudarla. Rodeé mis brazos alrededor de su cuerpo y le di un suave beso en aquella cálida mejilla.— Lo siento amigo, pero parece que mi novia dijo que no— Le espeté con voz firme y el tipo saboreó su labio. Mierda, lo que venía no era nada bueno. Lo próximo que sentí era como apartaba mi brazo de la morena y plantaba un puño en mi mandíbula. Golpe al que yo respondía sin dudarlo un segundo. Mi madre nos había llevado a Chace y a mí a clases de defensa cuando éramos niños y desde entonces, cada que se sucitaba una pelea, sabía muy bien cómo acabar con mi contrincante. Ese tipo no tenía oportunidad alguna conmigo y menos luego de que la furia al recordar cómo había tratado a la morena volviera a mi anatomía
avatar
Mensajes : 233

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: +вєт υ ωιѕн{ρνт-α∂α&σℓι

Mensaje por onedirection1 el Dom Ago 16, 2015 2:48 pm

{✿}    Adaimé REYNOLDS;
Un grito salió de mis labios cuando el puño del desconocido se estrelló contra la cara del desconocido ebrio. Se tambaleó hacia atrás cayendo contra la pared. El castaño no dudó en darle un rodillazo en el estómago, el ebrio solo aullaba de dolor. A pesar de verse totalmente aturdido, logró propinarle unos cuantos golpes al castaño. En vez de que alguien viniera a ayudar, se había formado una aglomeración al rededor de nosotros. Mi corazón bombeaba con fuerza cuando me agarré de los hombros de mi "salvador", tratando desesperadamente de detenerle. Pero no se movió—. Para, para por favor— su brazo se echó hacia atrás para atizar otro golpe, mis manos envolvieron su músculo tensado —lo vas a matar— me vi obligado a soltar su brazo apartando mi mano, su puño una vez más estaba ocupado golpeando al tipo. Inmediatamente empecé a sentir pánico, iba a ser testigo de un asesinato si no hacia algo. Bien, quizá estaba exagerando, pero estaba muy asustada. Por suerte, dos hombres fortachones, se acercaron y tomaron a ambos tipos por los hombros y a mi uno de tamaño considerable —tenemos que pedirles que se retiren de la locación— mi boca se abrió de forma considerable, ¿yo por qué? Intenté protestar pero ya estábamos siendo conducidos hasta la salida. Los chicos de forma bastante brusca, sin mencionar que prácticamente los tiraron fuera. —¡Y no vuelvan!— rodé los ojos, ni que el servicio fuese muy bueno.

Ignorando al tipo ebrio que estaba intentando estabilizarse para irse, me acerqué al castaño, quien a pesar de no haber recibido muchos golpes, tenía el labio roto y uno que otro moretón e inflamación en el rostro —¿estas bien?— su respiración era un tanto agitada y los golpes le habían transformado ligeramente el rostro, lo que me hacia sentir culpable, ya que si no fuese por mi, él estaría bien —Mi Hotel está aquí a la vuelta, podríamos ir para que te atienda las heridas, por agradecimiento— mordí mi labio inferior, esperando su respuesta, pero no parecía muy convencido, así que tomé su mano y tiré de él —no pienso aceptar un no como respuesta—. En silencio caminamos hasta el hotel, por suerte no estaba lejos y llegamos en pocos minutos. Fuimos directo al ascensor y oprimí el último piso, mientras me recostaba en un costado del elevador, mientras le miraba las heridas—no tenias que hacerlo... Mira como te dejó— hice una mueca y las puertas del ascensor se abrieron. Caminamos hasta mi habitación y saqué mi tarjeta y le dejé pasar primero —iré por el botiquín, ponte cómodo— caminé hasta el baño y busqué dentro de la puerta-espejo que había en la pared. Tomé la caja del botiquín y regrese donde el extraño. Dejé la caja a un lado de él y empecé a sacar las cosas que iba a utilizar. En un poco de algodón eché agua oxigenada, ya que tenía que desinfectarle donde tenía las heridas. Cuando terminé del agua oxigenada, tomé otro algodón, pero ésta vez con alcohol —esto te va a arder— y sin esperar a que dijera algo, coloqué el algodón en una de sus heridas y su rostro al instante se contrajo, provocando que una pequeña risita saliera de mis labios —lo siento— mis mejillas se sonrojaron y traté de concentrarme en lo que estaba haciendo—. Gracias por ayudarme con el tipo ese, realmente me estaba molestando— rodee los ojos al recordarlo, lo peor era que estaba ebrio y nadie parecía decirle nada... Pero al bar le convenía, después de todo, era su consumo—. Soy Adaimé, por cierto— me presenté. Sus ojos eran de un café claro muy bonito y tenía unos cuantos lunares en el rostro. Si su rostro no estuviese hinchado, seguramente notaria su atractivo.
avatar
Mensajes : 1036

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: +вєт υ ωιѕн{ρνт-α∂α&σℓι

Mensaje por onedirection1 el Dom Ago 16, 2015 2:52 pm

{†}   Jay McGUINESS;
Me atrevía a confesar que me encontraba bastante nervioso por el dichoso encuentro aunque ni siquiera era seguro que ella fuera, pero sabia que se encontraba aquí, con Louis y... Mi hijo. Su llegada había sido noticia y estaban en cada canal de chismes, después de todo, él era el príncipe de Mónaco. Antes de enterarme de su compromiso, yo había estado dispuesto a ir a París, buscarla y rogarle por su perdón, aunque no me lo mereciera. ¿Cómo me había enterado de su ubicación? Fácil, había contratado a un detective, y éste, no solo me había dado lo que le había pedido, sino también, la noticia del compromiso. Suponía que me había tardado mucho tiempo en madurar y en aceptar mi error; solamente eso había bastado para que otro la enamorara y le diera un anillo de compromiso. ¿Cómo iba a compararme con lo que él podía ofrecerle? Si, podría ser un grandísimo empresario y abogado ahora, pero él era un príncipe y en cuanto se casara, seria un rey, lo que convertiría a su esposa en una Reyna y esa era Olivia.
 
Alejé aquellos tormentosos pensamientos, que no servían para nada, salvo para crear lagunas en un de cierto que prefería estar seco. Me miré por última vez en el espejo y ya que me añadí los últimos toques, tomé las llaves de mi auto y mi celular. Caminé hasta la salida de mi casa y me subí a mi camioneta negra, encendiendo el GPS, ya que no tenía la menor idea de la ubicación del famoso salón donde seria la reunión. Empecé a conducir por las calles oscuras de Londres y en definitiva, este era mi momento favorito de la ciudad. Las calles alumbradas por lineras luces de los edificios, mas la luna que brillaba en su mayor esplendor. Seguí conduciendo, importandome muy poco que se me hubiera hecho tarde, después de todo, no es como si me estuvieran esperando o algo. Seguí las indicaciones del GPS, hasta que llegué al lugar correcto. Ignoré que había dos camionetas grandes, negras y completamente polarizadas... Ya me imaginaba de quienes eran.
 
Estacioné mi camioneta y le di las llaves a un Valet, al cual, le tuve que enseñar mi dichosa invitación al "exclusivo" evento, aún así, traté de no perder la calma—. No quiero que tenga un rasguño— le advertí severamente y éste asintió. Sonreí amablemente y me adentré al lugar. Al instante música de nuestra época se hizo presente en mi. Había personas platicando, otras que no recordaba y algunas bailando con bebidas en la mano—. ¡JAY MCGUINESS!— una voz varonil llamó mi nombre, por lo que me moví en su búsqueda y al instante unos brazos me rodearon, palmeando mi espalda de forma amistosa—. ¡Max! Vaya, no creí que iba a encontrarte aquí— Max rió y balanceo su vaso entre sus manos—. ¿Cómo no? Estaba ansioso— asentí de forma distraída, mientras mi mirada se desviaba hacia un lugar en especial... Donde ella estaba. Preciosa como siempre, incluso más de lo que recordaba.
avatar
Mensajes : 1036

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: +вєт υ ωιѕн{ρνт-α∂α&σℓι

Mensaje por rusherschmidt el Dom Ago 16, 2015 7:25 pm


Olivia Vandervilt.-
-¡Olivia!- la dulce voz de una mujer sonó unos metros adelante de mí y si alguien no había notado mi presencia, gracias al grito de Dina seguramente ya sabría que yo estaba allí. Una rubia preciosa de cuerpo regordete se acercaba corriendo hacia mí. Llevaba un atuendo completamente elaborado pero su sonrisa brillaba más que cualquier otra cosa en esa habitación. -¡Dina!- le saludé con la misma emoción. Habíamos sido mejores amigas durante toda la preparatoria. Ella era una mujer llena de vida, una artista enamorada del positivismo. También había sido la única persona que se quedó a mi lado cuando todos me dieron la espalda. -Por Dios, Olivia, yo te recordaba guapa pero mírate, estás hecha una belleza- reí ante sus palabras, Dina siempre solía exagerar las cosas. -Tú no te quedas atrás, amiga- respondí, se sentía tan bien ver una cara conocida en aquel lugar. Yo solía ser una chica popular, la más envidiada hasta que me embaracé, entonces había pasado de todo a nada.
La gente nos observaba. Eso era obvio. Algunos parecían querer acercarse pero en cuanto notaban mi mirada engreía se retiraban, no necesitaba escuchar sus disculpas, ya había tenido suficiente de ellos hacía cuatro años atrás. Sentí unos brazos rodéandome la cintura y luego unas risitas a mi lado. -Dina- comencé -te presento a mi prometido, Louis Grimaldi y a nuestro hijo Collin- la rubia estrechó la mano de mi pareja bastante alegre y luego se colocó a la altura de Collin para darle un abrazo, al cual mi hijo respondió sin chistar, era un niño muy sociable. -Me alegra que hayan podido venir, sé que son personas muy ocupadas- suspiré -quiero que vengas a mi boda, de hecho te he traído tu invitación puedes pedirle a uno de nuestros guardaespaldas que te la entregue-.

Decidimos sentarnos en la misma mesa que Dina y su novio Jackson, un pintor hippie de sonrisa enorme, igual a la de ella. Había estado tan inmersa en nuestra conversación que no había notado aquellos ojos azules mirando hacia nosotros. Lucía guapo. Llevaba el cabello más largo y sin duda sus facciones ya no eran las de un adolescente, sin embargo ya no causaba efecto alguno en mí. Aparté mis pupilas de las suyas cuando Collin me habló. Un escalofrío me recorrió al ver sus ojitos color mar, iguales a los de Jay. Sus rizos castaños caían sobre su rostro, sus pecas adornaban aquella cara con el mismo patrón que las de su padre. -Mamá, ¿puedo ir al auto a buscar mi legos?- su niñera se levantó de su asiento, lista para llevarlo pero los ojos de Jay estaban sobre mi pequeño y no quería dejar a Carlie sola con él. -Está bien, yo lo llevo- murmuré antes de dirigir mi mirada a Louis -iré con Dexter y Collin al auto, vuelvo en un segundo- él asintió antes de besar mis labios, sonreí enamorada antes de comenzar a caminar tomando a mi hijo de la mano con nuestro guardaespaldas atrás.
avatar
Mensajes : 233

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: +вєт υ ωιѕн{ρνт-α∂α&σℓι

Mensaje por rusherschmidt el Dom Ago 16, 2015 7:30 pm


Liam Payne.-
El dolor que generó su golpe en mi mandíbula fue realmente insoportable, pero recogiendo energía que quién sabe de dónde logré sacar estampé un puño en su cara, él regresó el mismo puño pero hasta mi nariz y cuando coloqué mi mano en aquella área gemí suavemente de dolor. Elevé mi mirada prensando mi puño y lo terminé de plantar en su pómulo. Se escuchaban los gritos y los alaridos de que nos separasen pero yo no tenía intención alguna de detenerme. Si había algo que realmente odiaba en el mundo era cuando un hombre de propasaba con una mujer. Había crecido viendo a mi hermano hacer y desahacer con sus novias y me había jurado que cuando creciera sería todo lo contrario a él.

Sentí una mano femenina tomarme de los hombros y al girar un poco mi vista me encontré con la morena que primeramente había intentado defender. Estaba ahora lejos del tipo porque seguridad nos había separado. Todo estaba pasando muy rápido ante mis ojos y sólo pude escuchar a los guardias de seguridad ordenándonos que nos retiraramos del lugar, lo cual no me molestaba puesto que mis heridas habían comenzado a doler ahora que la adrenalina me había abandonado. Sin más me di vuelta y caminé hasta la puerta presionando suavemente mi labio para calmar la pequeña hemorragia que el golpe había ocasionado. Mi mente de pronto estaba un poco desorganizada y me pregunté cómo es que había terminado así por una persona que ni siquiera conocía. Escuché el sonido de unos tacones sobre el pavimento y al girarme me encontré con la figura de la morena acercarse a mí. Pestañeé ligeramente hacia ella organizando una vez más mi cabeza que estaba echa un lío.— No hay de qué, ese tipo se estaba pasando de la raya —Murmuré dedicándole una sonrisa débil. Entonces la miré con aquella tuene luz que las calles de Nueva York nos regalaba. Era hermosa, joder. Tenía unos preciosos ojos de un color que aun intentaba descifrar. Su rostro estaba cubierto de una ligera capa de pecas y su cabello era tan claro como oscuro. Me sentí aturdido ante aquél repentino cosquilleo en mi estómago, abrí mi boca para pronunciar alguna palabra y ella se me adelantó ¿Para qué negarme? Igual no tenía muchas ganas de irme a mi hotel. Caminé junto a ella hasta aquel hotel, vaya, bastante costoso, algo que probablemente yo también hubiera podido pagar pero que si de haber estado a mi consideración, hubiese elegido algo menos espectacular. Rasqué ligeramente mi nuca, inseguro de entrar o no. Pero no tenía mucho tiempo para pensarlo y la chica estaba devolviéndome el favor, quizás me ayudaría con mi labio roto y alguna aspirina que necesitaba para el dolor de cabeza tan tremendo que me acompañaba. Al entrar a su habitación me senté en una de las sillas que allí estaban.— No te preocupes, ya pasó. Sólo te agradecería una aspirina- murmuré esta última frase con una sonrisa en mi rostro y observé como ella mordía su labio.— Soy Liam y es un placer conocerte, Adaimé, aunque seguramente el pelearme con otro tipo no ha sido una muy buena forma de entablar una conversación con alguien, ¿cierto? Lamento si te he asustado, he visto el temor en tus ojos y te juro que quería detenerme pero ese tipo realmente se estaba propasando contigo— le dediqué una sonrisa amable y la ayudé a sacar algunas cosas del botiquín.— ¿Qué hacías sola en un bar? Siempre hay tipos cazando a las chicas solitarias — pregunté mientras miraba sus delgadas manos preparar los intrumentos de curación. Solté una maldición al sentir el alchol adentrándose en mi labio roto y me fue inevitable no agradecer cuando ella lo retiró. —Creo que soy bueno para pelearme pero no para aguantar lo que viene después— comenté riendo, aunque siendo sincero, me dolía hasta sonreír.
avatar
Mensajes : 233

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: +вєт υ ωιѕн{ρνт-α∂α&σℓι

Mensaje por onedirection1 el Dom Ago 16, 2015 9:47 pm

{✿}    Adaimé REYNOLDS;
A pesar de que yo me estaba concentrando en sacar los utensilios, le estaba prestando atención cuando se presentó y debía admitir que su nombre me gustaba completamente. Era simple pero sonaba bien. Me sentí un poco tonta al escucharle, ya que ahora que le estaba curando se veía totalmente inofensivo y me hacía pensar si realmente le había tenido miedo, pero es que mientras estaba golpeando al otro tipo, parecía como si se hubiese transformado en otra persona. Nunca había sido fan de las peleas, incluso cuando Chace más de una vez intentó participar en una yo lo evitaba y en las que participaba, digamos que le retiraba el habla, hasta que simplemente no podía soportar seguir enojada con él y le perdonaba, aunque claro, primero dejaba que me rogara e hiciera sus intentos para disculparse. Aun así, Chace nunca aprendía la lección completamente y eso me desesperaba la mayoría de las veces. Pero lo amaba y eso me hacía preguntarme, qué hacía en mi habitación de un hotel con un desconocido. Era en agradecimiento por haberme salvado, pero ¿y si era un violador también? Alejé aquel pensamiento de mi mente, Liam no se veía como tal—. Umm… no te preocupes, suelo ir en contra de la violencia, digamos que por eso me asustó el hecho de verte golpeando al tipo, aunque se lo mereciera— reí ligeramente, pero la diversión desapareció cuando me hizo la pregunta del millón, provocando que un suspiro saliera de mis labios, al recordar el muy frívolo abandono de mi novio. —Digamos que me dejaron plantada y nada más… prefiero no hablar de ello, solo me pone furiosa y no quiero que tu sufras los estragos, soy muy pesada cuando estoy de mal humor— relamí mis labios, los cuales de pronto se sintieron muy secos. Eché algo de alcohol en el algodón y lo llevé con cuidado hasta su labio, aunque por muy cuidadosa que fuera, aquello le dolería aun así.
 
No es que me regodeara de su dolor, pero toda la fachada de hombre macho desapareció en cuanto el algodón con alcohol tocó su abertura en el labio, provocando que una risita saliera de mis labios —suena a que no es la primera vez que peleas— el algodón quedó manchado de aquella sustancia roja que se hacía llamar sangre, aunque se viera de una forma quemada—. Porque eres demasiado nena para soportar la parte de curación— tomé otro algodón con alcohol y limpie las otras heridas. Como mi rostro estaba tan cerca de él, que su respiración entrecortada golpeaba contra mi rostro y era caliente, con un olor a menta, provocando cierto estremecimiento en mi cuerpo.
 
Entre quejidos de su parte y risas por la mía, terminé de desinfectarle las heridas del rostro y los nudillos, al final le puse unas banditas en donde estaba más lastimado y le eché algo de mertiolate para que cicatrizaran más rápido— ya puedes dejar de llorar— le guiñé el ojo y me levanté de la cama, para empezar a guardar todas las cosas en el botiquín. Fui al baño para dejar el maletero y luego regresé con Liam, él estaba sentado en la cama, tal cual lo dejé. Cuando sus ojos se posaron en mí, le regalé una sonrisa pequeña. ¿Ya tenía que irse? No quería estar sola, solo me pondría depresiva por culpa de Chace. La peor parte, era que mañana conoceríamos a su familia y tendría que fingir lo feliz que estaba con Chace, cuando por dentro me encontraría muy molesta— ¿Tú qué hacías solo en el bar? ¿Esperando para salvar a una damisela en peligro o sacar alguna conquista de una noche? Si era la primera cosa, cumpliste tu meta del día— me senté en la cama y observé mi celular sonar, aunque al ver la pantalla, solo rodé los ojos y lo apagué, no tenía ganas de hablar con él. Procuré que la irritación no se mostrara en mi rostro, así que le sonreí a Liam —espero no causarte problemas con alguien por la inflamación que seguramente sufrirás en el rostro por la mañana— me sonrojé ligeramente a causa de la culpa que me golpeó en ese momento—. Oh no, espantaré a tus futuras conquistas— hice cara de horror y ambos empezamos a reír.
avatar
Mensajes : 1036

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: +вєт υ ωιѕн{ρνт-α∂α&σℓι

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 22. 1, 2, 3 ... 11 ... 22  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.