Últimos temas
Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 0/44

+вєт υ ωιѕн{ρνт-α∂α&σℓι

Página 4 de 25. Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 14 ... 25  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: +вєт υ ωιѕн{ρνт-α∂α&σℓι

Mensaje por onedirection1 el Mar Ago 18, 2015 1:08 pm

{†}   Jay McGUINESS;
Fruncí el ceño al ver la entrada del restaurante, seguro ya estaba alucinando a Olivia y a Collin. Regresé mi mirada a los empresarios que estaban a mi alrededor. Este tipo de juntas no eran precisamente de mi agrado, pero si eran completamente necesarias, por desgracia—. Si me disculpan, tengo que ir al sanitario— los presentes asintieron y yo me levanté, caminando hacia la parte más interna del restaurante. Al ver a dos hombres gigantones en el área de juegos, deduje que en efecto, no me había equivocado, aquellos dos grandulones tenían en sus sacos el escudo de Mónaco. Rodé los ojos fastidiado, ¿era divertido para Olivia tener a muchas personas tras de ella las 24 de 7? Pensé en entrar ahí, intentar algo con Collin, pero ellos no me lo permitirían, podía apostar por ello. Me dirigí al baño y mientras me estaba bajando la bragueta, la puerta se abrió, dejando a la vista a un pequeño niño castaño, que parecía molesto —no quiero que entren... Yo puedo ir al baño solo— cerró la puerta a uno de los guaruras y refunfuñó. Levantó la mirada y sus ojos conectaron con los míos... Collin. Tragué fuerte y terminé de hacer mis necesidades, subí mi bragueta, caminando hacia los lavaderos. Observé como Collin tenía cierta dificultad para desabrochar el cinturón que llevaba —Ey amigo, ¿necesitas ayuda?— su rostro se giró hacia mi. Moviendo los rulos castaños que estaban bastante controlados, a su edad, mi cabello era muy alborotado y sinceramente, no me gustaba que me peinaran demasiado—. No se supone que hable con extraños— me contestó después de unos segundos de duda. A pesar de ser su padre, yo seguía siendo un extraño para él. Me había perdido varios años de su vida y me sentía fatal por eso, sin mencionar el hecho de que no podía tener el más mínimo contacto con él, era como si fuese totalmente restringido. 
 
—Veo que estas un poco complicado... Pero si quieres le llamo a tu amigos grandotes— el negó rápidamente —está bien— puso los brazos en jarras y me acerqué a él. Tuve que inclinarme y ponerme en cunclillas para poder estar a su altura. —¿Cómo te llamas? Ya sabes... Para dejar de ser extraños— le guiñé el ojo y con mis dedos estiré un poco el cinturón para luego desabrocharselo —Soy Collin, ¿y usted?— me reí ligeramente, luego se bajó el pantalón del Instituto y se dirigió a uno de los baños. —Soy Jay... Mucho gusto Collin— se lavó las manos y me tendió la suya, como si fuera todo un hombre de negocios, era bastante adorable. —Por cierto, me gusta tu cabello, me recuerda cuando tenía tu edad, mi mamá me regañaba seguido porque odiaba que me lo peinara— él rió y se puso de puntitas para verse en el espejo —mi mamá me peina contra mi voluntad, dice que debo estar siempre presentable, eso ayuda a la imagen de mi papá... Pero es un poco molesto— miró sus pies y luego sus manos, algo avergonzado y sus mejillas se sonrojaron —¿Puede ayudarme nuevamente, por favor?— asentí con una pequeña sonrisa, repitiendo el mismo proceso, solo que ésta vez, abrochando le ambas prendas. La puerta se había abierto de repente, dejando a la vista a uno de los guardaespaldas —Collin... Es hora de irse, tu madre está preocupada por ti— mi hijo asintió y caminó hasta el grandulón —Hasta luego, señor Jay... Gracias por la ayuda— asentí despidiéndome con la mano y me quedé unos momentos ahí en el baño, evitando que al salir, me encontrara con Olivia. No podía hacer una escena frente a los ejecutivos.
 
Regresé a la mesa con los demás, asegurándome de que Olivia ya no estuviera y afortunadamente, así fue. Era la primera conversación que tenía con mi hijo. De alguna forma, tenía que encontrar la manera de acercarme a él, poco a poco. Sabia que no iba a poder obligarlo a decirme papá, ni siquiera podía decírselo, pero quería tener algún tipo de relación con él.
avatar
Mensajes : 1161

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: +вєт υ ωιѕн{ρνт-α∂α&σℓι

Mensaje por onedirection1 el Mar Ago 18, 2015 1:16 pm

 
Olivia Vandervilt.-
Observé el plato en donde segundos antes había estado mi hamburguesa. Más tarde seguramente tendría que matarme en el gymnasio para bajar todas las calorías que me había metido pero se sentía tan bien el comer algo normal, algo que no fuera caviar con hojas de oro o ensaladas exóticas.
Miré mi reloj. Collin llevaba ya varios minutos en el baño. Giré mi rostro y le miré a los guardaespaldas parados de pie en la puerta del baño, seguramente mi hijo no los había dejado entrar. Sonreí. Mi pequeño adoraba sentirse un niño grande. Le indique con la mirada a Dexter y George que era hora de irnos por lo que ellos rápidamente abrieron la puerta para hacerle saber a Collin que debía salir del sanitario.
Pagué la cuenta y me levanté de mi asiento una vez que mi hijo ya estaba a mi lado.
Nos tomó unos veinte minutos el llegar al nuevo colegio de Collin. Mi hijo estaba demasiado emocionado por conocer a sus nuevos compañeros aunque había algo en su rostro que no parecía normal, de pronto se había puesto serio, como si hubiese algo que le incomodara.
—¿Qué pasa, cielo?— pregunté y sus ojos azules no tardaron en mirarme —es que hoy en el tocador le dije a Dexter y George que no quería que entraran...— asentí —y... había un señor ahí que me ayudó con mi ropa, se llama Jay— mi corazón se detuvo —¿Jay?— mi hijo sonrió, aquella sonrisa que le pertenecía al único hombre al que yo realmente había amado alguna vez —sí, tiene su pelo como yo... pero cuando estuve con él me sentí normal porque no habían guardaespaldas... ¿podemos decirle a Dex y Georgie que no entren con nosotros al colegio? No quiero que los otros niños me miren— estaba quieta, no sabía cómo reaccionar ante las palabras de mi hijo. Primero, estaba molesta con James por haber hablado con él y segundo, lo que Collin me pedía era algo que me asustaba. Ésta era la primera vez que él parecía realmente fastidiado de tener guardaespaldas.
Aún así cedí ante su petición.
Fuimos sólo él y yo mientras hablábamos con la directora. Fuimos sólo él y yo mientras conocíamos la escuela. Sólo él y yo cuando entró a su aula con su mochila de Cars en los hombros.
—No se preocupe, majestad. Vamos a cuidar muy bien de él. Esta es la mejor escuela del país y pediré un trato preferencial para su hijo— sonreí —no, trátenlo como a cualquier otro niño—.
 
Me sentía como un pájaro perdido sin mi hijo a mi lado. —Dexter— mascullé mientras me subía a la camioneta —consígueme la dirección de James McGuiness— mi guardaespaldas asintió —George, llévame de compras—.
Necesitaba algo con qué distraerme mientras mi hijo estaba en el colegio así que me compré un bonito vestido y luego fui al hotel de mi estilista para que me arreglara. Dexter llegó unos minutos después diciendo que tenía la dirección de la oficina de Jay. Me miré al espejo, sintiéndome bastante contenta con mi aspecto.
 
El edificio era enorme y todo le pertenecía a McGuiness. Él realmente había logrado grandes cosas con su vida. Mis guardaespaldas primero aseguraron el perímetro. La secretaria nos miraba algo asustada, se había puesto de pie luego de que Dexter anunciara que la princesa estaba ahí. —Lo siento mucho su majestad pero el señor ha pedido privacidad— sonreí y le indiqué a George que abriera la puerta. Al instante la mirada de Jay se posó sobre la mía. Estaba con su novia. —Déjennos solos— ordené y mis guardaespaldas se encargaron de pedirle a aquella molesta rubia que se retirara. Le regalé una sonrisa poderosa al verla salir haciendo un berrinche.
—Recuerdo cuando decías que las rubias no eran tu tipo— murmuré acercándome a su escritorio —supongo que también mentías cuando decías eso— sus ojos azules estaban puestos sobre los míos.
—Así que hablaste con mi hijo— mascullé mientras me dejaba caer en la silla —¡¿cuántas veces te tengo que decir que te alejes de él, James?!—.
avatar
Mensajes : 1161

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: +вєт υ ωιѕн{ρνт-α∂α&σℓι

Mensaje por onedirection1 el Mar Ago 18, 2015 1:21 pm

 
Liam Payne.-
No lo iba a negar, estaba bastante sorprendido por la desaparición de nuestras cosas. Ésta no era la primera vez que yo pasaba la noche en la playa y nunca antes se me había perdido algo. Hasta hoy.
Le abrí la puerta del auto a la castaña antes de tomar yo mi asiento. Miré la pantalla de mi celular, estaba parpadeando, lo que indicaba que tenía varios mensajes y llamadas perdidas; no me sorprendió ver que eran de Chace.
—Tu novio tiene serios problemas de autoestima— murmuré mientras bloqueaba el teléfono. —Si te llevo así a la casa esto va a ser una bomba y no quiero más problemas con mi hermano— ella probablemente ni siquiera estaba consciente de la rivalidad que Chace imponía entre nosotros y prefería que quedara de ese modo. La gente no tiene porqué enterarse de nuestros problemas. —Una de mis mejores amigos está pasando las vacaciones aquí con su familia, puedo llamarle y pedirle a su hermana que te preste algo— esperé su respuesta aunque honestamente ya sabía que sería afirmativa, ella seguramente tampoco querría llegar en paños menores a la casa. Aguantar a Chace molesto era algo de valientes.
 
Tomé el celular, e ignorando las llamadas perdidas de mi hermano, busqué el número de Harry. —¡Bro!— su voz sonó al otro lado de la línea, había ruido a sus espaldas y me costaba un poco de trabajo entender lo que estaba diciendo. —¿Ya llegaste a California?— reí —sí, hace unas horas— él dijo unas cosas más, de las cuales yo no entendí ninguna —oye, necesito un favor. Mi cuñada está conmigo pero ha ocurrido algo y necesita cambiarse, ¿crees que Gemma podría prestarle algunas de sus ropas?— más ruido a su alrededor y luego una respuesta afirmativa —claro, no estamos en casa pero ya sabes dónde dejamos la llave, toma lo que gusten— le di las gracias, asegurando que mañana mismo le invitaría una cerveza por su apoyo. —¡Espera!— justo cuando iba a colgar, su voz me detuvo —¿has dicho cuñada? ¡¿estás con la novia de Chace?!— pasé mi mano por mi nunca un poco nervioso, Harry hablaba muy fuerte cuando estaba borracho y toda la conversación estaba siendo escuchada por Adaimé. —¡¿La que conociste en el bar y te gust...?!— le interrumpí lo más rápido que pude —estás muy borracho, Hazza, ya vuelve a tu departamento. Dile a Gemma que gracias por la ropa— y sin esperar ni un segundo más, colgué. No miré los ojos de Adaimé, no sabía qué tanto había alcanzado a oir. —Dijo Harry que sí— murmuré con nerviosismo, aunque por dentro lo trataba de ocultar. 
 
Nos tomó bastante rato el llegar al departamento de mi mejor amigo, ya que habíamos estado en la playa y él vivía en el centro de la ciudad. 
Me encargué de abrirle la puerta a Adaimé cuando me estacioné en la puerta de Harry. Le coloqué la alarma al auto y busqué con la mirada la alfombra en donde Harry ponía la llave de la casa. Abrí con cuidado y comencé a dirigir a la morena al cuarto de la rubia. Yo me conocía el camino, una porque había estado demasiadas beses en casa de Harry y segundo, porque el cuarto de su hermana había sido mi cuarto también durante los meses que estuvimos juntos. Abrí la puerta. —Toma lo que quieras, no creo que ella se dé cuenta que le falta algo—murmuré con diversión mientras me sentaba en la cama. —No tengas pena— le animé al ver sus movimientos indecisos. Me dirigí al clóset para que las prendas de Gemma quedaran al descubierto. —Oh, mira, esto se parece a lo que traías puesto— yo fui quien lo bajó, estaba un poco alto para ella —no creo que Chace note la diferencia— reí mirándola.
Jo'der, esa mujer era perfecta y yo moría por tenerla entre mis brazos. Sólo ver la manera en que se desenvolvía. Sus manos delgadas acariciaban la tela y deseé que mi rostro estuviese en su lugar. Sus hebras de cabello caían sobre sus hombros desnudos. Sus ojos color caoba estaban fijos en los míos, dejándome sin aliento. —Te queda precioso— admití en un susurro —tú eres preciosa—.
avatar
Mensajes : 1161

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: +вєт υ ωιѕн{ρνт-α∂α&σℓι

Mensaje por onedirection1 el Mar Ago 18, 2015 1:26 pm

{✿}    Adaimé REYNOLDS;
Me coloqué el jumper ahí mismo, ya no le encontraba sentido que me metiera al baño, después de todo, había estado semidesnuda frente a Liam unas dos o tres horas como máximo y no es que me gustara exhibirme pero él ya me había visto en sostén y bragas. Me le quedé mirando a Liam durante unos instantes y es que me había sido imposible separar mis ojos de los suyos, que tenían un café claro bastante peculiar y se me hacían muy bonitos.
 
No pude evitar sonrojarme, sintiéndome de pronto tímida y avergonzada ante sus palabras―. Gracias Liam― sonreí ligeramente y agaché mi mirada, metiendo uno de mis mechones de cabello atrás de mi oreja. Levanté la mirada y Liam seguía con sus ojos puestos en mí, y no es que no me gustara la forma en que me miraba pero ese era justo el problema… no me estaba viendo como una cuñada y la conversación que tuvo con su amigo fue un tanto comprometedora, porque había escuchado todo lo que se decían y aunque el tal Harry no había terminado de hablar porque el castaño le había interrumpido, fue bastante obvio adivinar cuál sería su última palabra.
 
Solté un pequeño suspiro y me giré para caminar hasta el tocador, solo esperaba que la chica no se molestara si tomaba un poco de crema para peinar y un peine― ¿Dónde crees que tenga las cosas para el cabello?― Liam me señaló el cajón y yo le sonreí, mientras le observaba desaparecer por el reflejo del espejo y no pude evitar notar los músculos de su espalda y la forma en la que el bóxer le apretaba el trasero. Reí ligeramente negando, seguro solo era por el atractivo Payne, Liam era muy guapo, de eso no había duda alguna, pero yo estaba con Chace. Abrí el cajón que Liam me había dicho y en vez de encontrar crema para peinar, había un par de fotos, lo que me sorprendió fue que en la primera foto estaba Liam y una chica rubia con ojos miel, sonriendo y abrazados, no pude evitar revisar la foto y esta vez ambos se estaban besando. Volví a guardar todo en su lugar… Liam tenía novia y estaba coqueteando conmigo, además de que la había negado ayer en el bar ¿por qué no me sorprendía? Quizá eso también era de familia. Ni siquiera sabía por qué me fastidiaba tanto… quizá fuera porque no toleraba las mentiras, ni a los chicos que juegan con mujeres. Alejé aquellos pensamientos de mi mente y abrí el otro cajón del tocado y ahí estaban los utensilios para el cabello. Eché algo de crema en mi mano, para después aplicarla en mi cabello y en vez de usar su cepillo, lo desenredé con mis dedos, de cualquier forma, llegando a la casa tendría que darme una ducha.
 
Una vez que estuve lista, salí de la habitación y Liam estaba en la sala sentado ya con otra ropa―. Ya podemos irnos… antes de que se haga más tarde― caminé hasta la puerta y esperé a que él llegara a mi lado, abrió la puerta y salimos de la casa de su amigo… y su novia. Liam volvió a abrir la puerta de su auto para mí y le agradecí, luego rodeó el auto y se subió de su lado. Como el camino iba a ser largo, ya me estaba preparando mentalmente para lo que iba a suceder cuando llegara, seguramente discutiría con Chace después de que él le reclamara a su hermano por haber estado fuera tanto tiempo conmigo.
 
A diferencia de la comodidad que habíamos tenido en un principio, en estos momentos íbamos bastante callados, por mi parte porque estaba un tanto indignada por… ni siquiera sabía por qué, no tenía que importarme que él tuviese novia y eso del coqueteo hacia mí seguro solo eran imaginaciones mías, si hubiese intentado algo, lo hubiera hecho desde el primer día que nos conocimos e incluso lo había llevado a mi habitación de hotel. Estaba siendo paranoica y seguro todo era a causa de mis peleas con Chace. Al parecer, estar cerca de su familia lo alteraba―. Umm… ¿Liam?― su mirada se posó en mí y yo le sonreí ligeramente― me divertí mucho hoy, excepto por la parte en la que perdí mi ropa― reí ligeramente y negué con diversión― definitivamente eso no me lo esperaba― un bostezo salió de mis labios. Por un momento, una pregunta rondó por mi cabeza, pero simplemente la mantuve ahí, si ella era o no su novia, no era de mi incumbencia.
avatar
Mensajes : 1161

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: +вєт υ ωιѕн{ρνт-α∂α&σℓι

Mensaje por onedirection1 el Mar Ago 18, 2015 1:29 pm

{†}   Jay McGUINESS;
Me dolía un tanto la cabeza, no es que la reunión de la mañana hubiese salido mal, pero en cuanto llegué a mi empresa, se me empezaron a acumular otras citas y ni hablar de los reportes que me llegaban a cada rato, sentía que en cualquier momento iba a colapsar y luego estaba Kendall... Llegó justo cuando estaba a punto de entrar a una junta en la sala de congresos, ella se molestó porque le dije que me esperara en mi oficina, obviamente ella hubiese preferido que cancelara mi junta y le prestara mi total atención a ella, cosa que no estaba muy dispuesto a hacer, ya que tenía ciertas prioridades.
 
Cuando regresé a mi oficina, una hora y media más tarde, Kendall estaba ahí, con sus brazos cruzados y la quijada apretada. Era curioso que desde la llegada del principe Louis y Olivia, ella estuviera tan de mal humor y caprichosa. Me extrañaba demasiado porque nunca la había visto de ese modo y esa actitud estaba empezando a cansarme. Estaba siendo paciente por el tiempo que hemos pasado juntos y porque esperaba que solo fuera una de esas "etapas" y nada más—. ¿Ya tendrás tiempo para mi?— enarcó una de sus perfectamente depiladas cejas y yo fruncí el ceño —sabes que no puedes venir a mi oficina sin avisar, Kendall— ella rodó sus ojos y bufó —me encanta cuando vienes de sorpresa, pero te había dicho sobre esta semana, que sería pesada para mi y que si se te ocurría venir a visitarme, tenías que avisarme para atenderte... debes entender que mi futuro es esta empresa y si seguimos juntos, sería nuestro— ella se levantó de su lugar y caminó hacia mi, pero aún seguía a la defensiva —¿atenderme? ¿Desde cuando soy uno de tus "clientes", Jay?— respiré profundo, tratando de contener la calma, y justo cuando estaba a punto de contestarle, la puerta de mi oficina se abrió repentinamente —lo que faltaba— susurró Kendall con cierto veneno en la voz, por suerte, nadie más la había escuchado, salvo yo, pero sospechaba que yo tampoco debí haberle escuchado.
 
Agradecí mentalmente que el guardaespaldas de Olivia se hubiese encargado de hacer salir a Kendall, por muy sorprendente que fuese, logró hacerlo muy fácil -con berrinche, pero fácil-, pero sabía que nuestra discusión seguiría en casa. Rodé los ojos ante el comentario de Olivia —Recuerdo ya no tener 18 años... supongo que aumenté mis gustos... aunque si me lo preguntas, las castañas siguen siendo mis favoritas, más con ojos aceitunados— relamí mis labios durante un instante. Ella ignoró mi comentario y simplemente dejó caer la bomba. Yo solo le miré cansado... genial, otra paranoica que se creía con derechos de decirme que debía hacer y qué no. Estaba cansado de no terminar con una y tener que soportar a otra. Me levanté de mi silla, colocando mis manos sobre mi escritorio, inclinando mi torso hacia adelante—. Puedes decirme las veces que quieras Olivia, si recuerdas que las rubias no eran mi tipo, creo que también puedes recordar que nunca hago lo que me mandan, sino lo que se me pega en gana— me levanté muy lentamente, sin dejar de mirarla intensamente—. Mira, sé que no me quieres cerca de Collin... ni siquiera había planeado encontrarmelo en el baño... jo'd'er, el niño no puede ni ca'g'ar a gusto sin que tus guaruras estén trás de él— negué frustrado, recordando el cansancio que había visto en Collin esta mañana, él había impedido que sus guardaespaldas entraran con él al baño —es un niño y lo están tratando como si ya tuviera que ser un adulto, supongo que sabes lo mucho que odia que lo peines así, ¿no?— Collin era tan idéntico a mi —has hecho un gran trabajo con él, es un niño con mucha educación y tiene un gran carácter, pero necesita su tiempo de salirse de la línea, de dejar de ser el niño recto que pretenden que sea... ni siquiera es hijo de Louis— y querían convertirlo en eso, en alguien igual que él cuando aquello no le correspondía —no puedes pretender que no es mi hijo, Olivia— rodee el escritorio, sentandome justo frente de ella y sobre este —y puedes adelantar tu boda con Louis si quieres, pero la sangre llama y ambos sabemos que no lo hace precisamente hacia la realeza... tu puedes jugar a ser la princesa, pero ¿es lo que quieres toda tu vida? Pretender estar en la perfección y siempre hacer lo que los demás creen correcto y solo hacerlo para quedar bien con los demás pero no contigo misma— tomé una gran bocanada de aire, era lo más que había logrado hablar con ella desde que tenía memoria —esa no es mi Olivia— tragué con fuerza, ni siquiera sabía desde donde habían salido aquellas palabras, pero las había sentido de verdad—. Seguro estás cansada de este teatro de chica perfecta... pero ahora quiero que sepas que pienses lo que pienses, yo quiero estar en la vida de Collin, se que no podría ser su papá, lo escuché llamarle así a Louis y el sentimiento con que pronunció aquella palabra de cuatro letras y entiendo que me odies, que quieras alejare de él por el daño que te hice, pero solo te pido una mald'i'ta oportunidad para... no sé, convivir con él, aunque no lo merezca, pero es mi hijo y ya no puedo simplemente pretender que no existe, porque estos años ya han sido dolorosos y con un vacía grande de soportar, pensando en cómo sería... si tendría mis rulos o quizá tu cabello liso, tus ojos aceitunados o los míos azules o quizá de su propio color— tuve que tragar saliva nuevamente, ya que se había formado un nudo en mi garganta y sentía mis ojos arder, como si en cualquier momento, fuera a llorar.
avatar
Mensajes : 1161

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: +вєт υ ωιѕн{ρνт-α∂α&σℓι

Mensaje por onedirection1 el Mar Ago 18, 2015 1:33 pm

 
Olivia Vandervilt.-
Miré esas preciosas pupilas azules, las cuales durante unos segundos me llevaron a aquellos años de gloria en donde solía caminar de su mano por los pasillos del instituto sin preocuparme por nada más que por ser reina y rey del baile de graduación.
Pero yo ya no era esa Olivia, él mismo lo había dicho. Mis sueños se habían quedado ahí mismo en el momento en que me enteré que estaba embarazada.
—Tú no eres su padre, Jay— murmuré —y yo ya no soy tu Olivia. Dejé de serlo cuando me diste la espalda cuatro años atrás— me recosté mejor en el asiento, él se había levantado de su silla y ahora estaba sentado en su escritorio, demasiado cerca de mí. —Sí, pusiste de tu parte para que Collin se formara, eso te lo agradezco, me diste un hijo precioso pero eso no te hace un padre. ¿Acaso tú estuviste allí el día que él nació? ¿O cuándo los doctores me dijeron que sería un niño? ¿Estuviste ahí cuando escogí su nombre o en su primer cumpleaños o te desvelaste todas esas noches cuando él estaba enfermo?— pregunté y su mirada pronto había pasado directo al suelo —no— respondí —padre no es el que engendra, James, padre es el que cría y la única persona que ha estado ahí, a mi lado, a sido Louis. El hombre que me aceptó en su vida aún cuando estaba embarazada, algo que tú no pudiste hacer. ¿Te das cuenta del daño que le vas a hacer a ese niño de cuatro años al entrometerte en su vida? ¡El ya tiene un padre, jo'der!— me levanté de mi lugar, tenía tanta furia contenida en mi cuerpo que necesitaba sacarla, gritarle, llorar, pedirle que nos dejara en paz. 
—Sé que Collin parece un niño grande, es alto y tiene esa mente enorme en donde él mismo ya se considera rey pero sigue siendo un bebé, es MI bebé, James... Yo lo tuve en mi vientre durante ocho meses y yo sufrí los interminables dolores de parto, yo aguanté las burlas de la gente mientras tú seguías como si nada y no me vengas con la estupi'dez esa de "yo te busqué, Olivia" porque ambos sabemos que no me buscaste lo suficiente— me acerqué a él —¡yo hubiera dejado todo si tú sólo me lo hubieses pedido!— me quedé quieta, él me miraba, sus ojos azules estaban postrados en los míos.
—Te amaba tanto que te habría perdonado cualquier cosa, Jay, te lo habría perdonado todo con tal de formar una familia contigo— mi voz sonó más como un susurro y la primera lágrima no tardó en caer. —Aún así, tú nunca me amaste, ¿cierto? Me quedó muy en claro cuando negaste frente a todos que el hijo que yo estaba esperando era tuyo—.
—Aún así, no te voy a negar que te acerques a él si en algún momento llegan a coincidir, pero te prohíbo que le digas quién eres, puedes ser su amigo... Deja de ser tan egoísta, Jay y piensa un segundo en lo mucho que lo vas a herir, él es un niño y ya tiene un padre, no necesita que un desconocido llegue a arruinarle la vida— tomé mi bolso pero no me acerqué a la puerta —y otra cosa, no quiero a tu novia cerca de él. No quiero que se le peguen los berrinches, mi hijo es todo, menos malcríado y egoísta y no quiero que lo aprenda de la rubia esa de la que dices estar enamorado—.
avatar
Mensajes : 1161

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: +вєт υ ωιѕн{ρνт-α∂α&σℓι

Mensaje por onedirection1 el Mar Ago 18, 2015 1:38 pm

Liam Payne.-
—También yo me he divertido mucho hoy— murmuré con una pequeña sonrisa sin despegar la mirada de la carretera. El resto del camino nos la pasamos en silencio; ella no había tardado en quedarse dormida y honestamente la música en la radio también había comenzando a dormitarme. Aún así me las arreglé para mantenerme pendiente de los otros autos que venían o querían rebasarme debido a que no llevaba la velocidad a la que estaba acostumbrado, no quería causar un accidente sabiendo que no estaba al 100% de mis capacidades en esos momentos.
 
Agradecí cuando las rejas de la cochera aparecieron frente a mis pupilas. Sólo me bastó con oprimir un botoncito en mis llaves para que éstas comenzaran a elevarse permitiéndonos el paso. Estacioné el auto en la puerta de la casa y fue cuestión de segundos para que uno de los mayordomos me abriera la puerta. —Llévalo al garage—ordené de manera amable al ver que había intentado sujetar a Adaimé —yo la llevo a ella— él asintió obedeciendo sin pensarlo dos veces. No me costó trabajo alguno el levantar a la morena entre mis brazos, era delgada y muy ligera. Parecía una gema de diamante, tan delicada y costosa. Por suerte sabía en qué habitación se estaban quedando ella y mi hermano por lo que no tardé casi nada en estarla colocando sobre la cama. Sonreí al verla durmiendo como un ángel. Sin preocupación de nada. Me tomé la libertad de acariciar su rostro, sintiendo la suave textura de la que era dueña. —Si tan sólo no fueras de él— susurré en un hilo de voz antes de levantarme de la cama para salir de la habitación.
 
En cuanto puse mi primer pie fuera de la recámara, la voz de mi madre se hizo oír. —¿Liam?— me asomé al barandal. Mi progenitora ya estaba con sus prendas de dormir y por el té en su mano derecha supe que sólo se había mantenido despierta para esperarme. —Dime, madre— murmuré colocando todo mi peso sobre mis antebrazos —¿puedes bajar?— rodé los ojos bastante divertido —¿puedes subir?— ahora quien rodaba los ojos era ella no sin antes regalarme una de sus miradas serias. Me obligué a contener la risa; era tarde y la pobre seguramente ya quería irse a dormir así que simplemente le obedecí.
—¿Y tu cuñada?— suspiré dejándome caer en el mueble —su nombre es Adaimé, mamá. Es una persona, no sólo mi cuñada— el fastidio en mi voz se hizo evidente, ganándome una mirada analítica de parte de mi madre quien se acababa de sentar en el mueble a mi lado. —Es la novia de tu hermano, Liam— tomé un poco de aire, aconsejándome a mí mismo a no responder. Ella no sabía nada. Nadie sabía nada de lo que sentía por la chica. —¿Para qué querías que bajara, mamá?— pregunté estoy muy cansado— traté de levantarme pero su mano en mi hombro me lo impidió —Chace y tu padre tuvieron que viajar hace unas horas a Nueva York, están viendo las posibilidades de crear nuevas empresas en distintas partes del país... No vendrán hasta dentro de una semana— entonces mi ceño se frunció —¡¿y Chace no se tomó la molestia de decírselo a su novia?! ¡Mamá el único motivo por el que esa chica está aquí es por él y a él no le interesa en lo absoluto!— exclamé —Liam, baja la voz... te puede escuchar— suspiré sin saber bien cómo reaccionar —él trató de llamarle pero ella no respondió, Liam— asentí —¿cuántas veces? ¿cuántas veces, mamá? ¿dos? ¿cuatro?— ella me miró un poco apenada —dos— me levanté de mi asiento, estaba enojado, me sentía molesto con mi hermano por tratar a una mujer como Adaimé como si fuera cualquier cosa —yo debo viajar mañana también... Escucha, Liam, se quedarán los dos solos. Yo sé que ella te gusta, hijo. Puedo notarlo por la forma en que la miras pero es la novia de tu hermano, Liam...— la interrumpí —sí, pero él no se merece a alguien como ella. Me parece genial que te vayas mamá, ¿sabes por qué? Porque estoy harto de ser el hijo bueno, al que nadie respeta. Me voy a dejar llevar por mi corazón por primera vez en mi vida y mañana, mañana cuando esa mujer se levante y pregunte por su novio me voy a encargar de demostrarle que no lo necesita y que me gusta, que me gusta desde el primer día que la conocí y cuando Chace vuelva, ella entonces estará enamorada de un hombre que sí la sabe valorar... Que tengas buen viaje, madre. Dale mis saludos a mi padre y a mi hermano— y sin más comencé a subir las escaleras hacia mi cuarto.
avatar
Mensajes : 1161

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: +вєт υ ωιѕн{ρνт-α∂α&σℓι

Mensaje por onedirection1 el Mar Ago 18, 2015 1:50 pm

{✿}    Adaimé REYNOLDS;
Mis ojos se abrieron poco a poco cuando simplemente me había cansado de intentar seguir durmiendo. Miré hacia un lado y me extrañó mucho que Chace no estuviera. No recordaba nada de la noche pasada después de haberme quedado completamente dormida en el auto de Liam, así que tampoco tenía ni la mínima idea de cómo era que había llegado hasta aquí. Solté un suspiro antes de levantarme y caminar hasta el baño para hacer mis necesidades, al igual que lavé mi rostro para despejarme un poco y que la mirada somnolienta desapareciera también. Tenía la misma ropa de ayer –la de la novia de Liam- por lo que decidí darme una ducha, además que aún tenía el agua de la playa sobre mi cuerpo y dormir así no era muy higiénico, aunque quizá por eso era que me sentía tan agotada.
 
Salí del baño envuelta en una toalla e iba a buscar algo en mi maleta para ponerme, pero en eso tocaron mi puerta, así que me acerqué para abrirla, aunque sólo saqué la cabeza para que mi cuerpo quedara cubierto por la gran puerta de roble― Señorita Reynolds, el joven Payne quiere saber si gusta bajar a desayunar con él― sonreí al escuchar el nombre de mi novio y asentí― sí, dígale que ya bajo― la muchacha asintió y se fue de inmediato. Puede que estuviese molesta con él, pero aun así no podía evitar sonreír por él. En cuanto cerré la puerta, me quité la toalla y busqué en la maleta lo que iba a ponerme, solo que llamó mi atención el hecho de que no estuviese una de las maletas de Chace, al igual que faltaban varios de sus trajes en su armario. Mi ceño se frunció por unos instantes… pero luego alejé aquella idea, él estaba abajo esperándome para desayunar, así que seguí con lo mío y me puse la ropa interior, un short de mezclilla y una blusa de tirantes algo suelta, con unas sandalias cafés. Sequé mi cabello y le eché algo de crema para peinar, como aún seguía un tanto húmedo, preferí dejarlo suelto hasta que se secara y pudiera agarrarme una coleta, ya que aquí en Malibú hacía bastante calor.
 
Bajé las escaleras con mi celular y el cargador, ya que este se había descargado y caminé hasta la cocina con una sonrisa en el rostro, que desapareció en cuanto vi a Liam en el comedor mirando atento su celular. Al parecer el “joven Payne” que me esperaba para desayunar era mi cuñado y no mi novio― Hola Liam, buen día― le sonreí sin muchos ánimos y me acerqué a él para besar su mejilla. Caminé hasta donde había un contacto y puse a cargar mi celular, este encendió al instante. Regresé a la barra y me senté a un lado del castaño. Era obvio que no usaríamos el gran comedor si al parecer, solo estábamos él y yo― No quiero sonar controladora ni nada, ¿pero de casualidad sabes dónde está Chace? Esta mañana que desperté no lo vi y bueno… cuando la muchacha del servicio fue a buscarme y preguntarme si bajaría a desayunar contigo, creí que se refería a Chace― observé la mueca que apareció en su rostro― también faltan cosas de él en el armario―me quedé observándolo esperando a que me contestara, pero mi celular sonó y por la pantalla apareció el nombre de mi novio. Miré a Liam sarcásticamente― hablando del rey de roma― tomé el celular y atendí la llamada. “― Hola hermosa, ¿cómo amaneciste?―” ignoré su pregunta y decidí ir al grano “―¿dónde estás Chace?―” le agradecí a la muchacha cuando puso el desayuno frente a mí con una pequeña sonrisa, a pesar de que estaba empezando a sentirme molesta “― Ey, tranquila… que aquí la que estuvo fuera hasta quién sabe qué hora de la madrugada con mi hermano fuiste tú―" tomé una gran bocanada de aire para mantener el control “― te recuerdo que prácticamente me corriste de la casa… y te hice una pregunta Chace, contesta o te juro que cortaré la llamada―” estaba consciente de que Liam me estaba mirando atentamente, aunque a veces fingía que estaba comiendo y si estuviese en otra situación, me hubiese burlado de él “― en un viaje de negocios―” no hizo falta que dijera más y de cualquier forma corté la comunicación e incluso apagué el celular, aunque no lo desconecté. Un nudo empezó a aparecer en mi garganta ¡Otra vez lo estaba haciendo! Me dejaba tirada por negocios. Miré a Liam disculpándome y me levante del banco― yo… se me fue el apetito, con permiso― traté de retirarme caminando, aunque mi paso era bastan veloz y casi parecía que en cualquier momento iba a echarme a correr. Subí nuevamente a la habitación, dejando caer las lágrimas de mi rostro. Lo odiaba, odiaba que no fuese capaz de decírmelo antes, de preguntarme si me parecía bien… incluso si quería acompañarlo, él me excluía de su vida cuando era algo referente al “negocio”.
 
Me tiré en la cama y abracé una de las almohadas. Alguien tocó la puerta y yo me giré suavemente para ver a solo parte de Liam asomado por ahí. Mordí mi labio y traté de limpiar las lágrimas que corrían aún por mis mejillas―. Es un id’io’ta tu hermano― y pensar que ayer lo estaba defendiendo como tonta enamorada… pero lo estaba.
avatar
Mensajes : 1161

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: +вєт υ ωιѕн{ρνт-α∂α&σℓι

Mensaje por onedirection1 el Mar Ago 18, 2015 1:53 pm

{†}   Jay McGUINESS;
Me sentía completamente impotente, quería tirar absolutamente todo de mi oficina, cada objeto, por muy diminuto que fuera, quería dejarla hecha un caos, porque justamente era así como yo me sentía. Observé a Olivia tomar su bolso y hablar sobre Kendall. Si hubiésemos estado en otra situación, me hubiese reído y alegado e incluso defendido a Kenny, pero ella estaba comportándose tal cual Olivia la describía y también estaba comenzando a cansarme su actitud—. No estoy enamorado de ella...— caminé hasta Olivia, a pesar de que ella trataba de huir de mi, en algún momento, el espacio se acabó y su cuerpo simplemente había chocado contra la pared —solo ha habido una mujer a la que de verdad he amado, después de mi madre— tragué fuerte, mirando sus pupilas color aceituna, a veces verdes, a veces miel, siempre le cambiaban de color según la ropa que llevara—. Aunque no lo creas, lo intenté... Disculpa por creer que habías abortado, ni siquiera sé por qué le creí a tus padres aquella mentira, si te veías tan hermosa embarazada y ahora como madre, aún más, a pesar de todo— estuve a punto de tocarla, pero sabía que no era lo correcto —Sé que no me crees nada de lo que digo, y estás en tu derecho... Pero tengo el beneficio de la duda, aunque no lo merezco y ¿qué puedes saber si te busqué o no lo suficiente? Por mi culpa, no estuviste a mi lado y desapareciste— me separé de ella, dejándola ir de mi encierre, sino, podía cometer algo de lo que seguramente me arrepentiría después —Puedes tomar mis palabras o no, pero siempre serás el amor de mi vida—esperé segundos, minutos, no sabía cuánto tiempo había pasado, pero en serio esperaba una respuesta, aunque lo único que había obtenido, había sido el ruido de la puerta cerrándose de una forma bastante estruendosa.
 
Caminé hasta el gran ventanal de mi oficina, observando y esperando a ver la diminuta figura de Olivia. No sabía en qué estado emocional se encontraba, lo más probable era que muy furiosa, pero ya no la conocía como antes. Se había convertido en esta mujer que pretendía ser fuerte, aunque por dentro quería llorar y ser amada como se merecía. No sabía si Louis era el hombre correcto y me encantaría decir que no y que el correcto era yo, pero ya le había hecho sufrir demasiado y parecía que con Louis era feliz, ¿quién era yo para arruinarle dicha felicidad? Por otro lado estaba Collin. ¿Cómo se suponía que debía mantenerme al margen de él después de haberlo conocido? Quisiera o no Olivia, la sangre llamaba y por mucho que ella deseara que su padre biológico fuera el principete, eso jamás sucedería.
 
Mis pensamientos fueron muy bruscamente interrumpidos por mi novia. Kendall estaba hecha una furia y no se preocupaba en ocultarlo—. ¿QUÉ TIENE QUE HACER ELLA AQUÍ, JAY?— de repente su voz se me hizo totalmente insoportable y estaba tan solo a unas gotas de paciencia para terminar la relación— es la madre de mi hijo, Kendall— caminé hasta mi silla y me senté, tratando de mantener la calma que no tenía en estos momentos— pero no tenía derecho para echarme y tú no hiciste nada al respecto— un suspiro salió de mis labios, y estaba a punto de decir algo, pero Kendall se adelantóno digas nada, lo mejor es que me vaya, no pretendo seguir montándole un espectáculo a tus empleados y como entró -hecha una furia- se fué. Agradecí mentalmente aquello. Quería saber qué mosca le había picado a Kendall para sacar su parte de "princesa malcriada", pero aquí no era el momento, ya hablaríamos en casa, si es que aún estaba ahí cuando yo llegara.
avatar
Mensajes : 1161

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: +вєт υ ωιѕн{ρνт-α∂α&σℓι

Mensaje por rusherschmidt el Jue Ago 20, 2015 1:59 pm


Olivia Vandervilt.-
Estuve aturdida todo el viaje de camino a la escuela de Collin. Me había sentado en completo silencio en la parte de atrás del auto, mis guardaespaldas ni siquiera trataron de iniciar una conversación conmigo como siempre hacían. Mis ojos estaban perdidos en algún lugar de la camioneta.
"—Lo creas o no sigues siendo el amor de mi vida—". La voz de Jay aún resonaba en mi cabeza y mi corazón aún parecía querer salirse de mi pecho.
¿Qué car'ajos me sucedía? Había salido huyendo de su oficina, corriendo como una cobarde. Estaba aterrada. Él me amaba y yo lo amaba también. Lo había negado, me había jurado a mí misma que mis sentimientos hacia él habían muerto hace años pero escucharlo decirme la manera en la que se sentía y el tenerlo tan cerca de mi cuerpo hizo que mi mundo diera un giro. Me había erizado con su cercanía. Sus labios rosas se movían de manera perfecta frente a mis ojos. Los recuerdos de la época en que solíamos ser felices volvían a mi mente.
Limpié la primera lágrima que rodó por mi mejilla.
—Hemos llegado, majestad— asentí pero no quería bajarme, ver a mi hijo me recordaría a Jay. —Vayan por él— ordené.
Cinco minutos exactos y Collin ya estaba en el auto contándome sobre el increíble día que había tenido y todos los amigos que había hecho. Yo sólo le sonreía y él seguía hablando sin parar, arrugando su nariz de vez en cuando, mostrando sin querer sus diminutas pecas.
—Papá va a estar muy contento— y entonces me congelé. Había estado pensando todo el camino en un hombre que no era mi futuro esposo. Debía detenerme, ahora mismo.
Coloqué una sonrisa en mi rostro mientras Derek abría la puerta del auto. Mi hijo bajó corriendo con su mochila en brazos. Louis estaba parado en la puerta de la casa, llevaba un traje gris y su cabellera despeinada por el viento. Estaba serio, con los brazos cruzados. Mi hijo se aferró a su pierna, era lo más alto que podía llegar. —Papito, tengo que contarte un montón de cosas— masculló emocionado pero las facciones de mi prometido no cambiaron, él seguía mirándome y sus ojos verdes tenían mucho odio en ellos. Apreté la mandíbula. —Carli, ¿por qué no llevas a Collin a su recámara?— pregunté y la niñera asintió rápidamente, conciente de la tensión que habitaba en aquel lugar. —Hijo, más tarde le cuentas a tu padre sobre tu día, ¿bien?— mi pequeño no parecía convencido pero Carli prácticamente lo estaba arrastrando lejos de nosotros así que no tuvo opción alguna.
—¿Qué sucede?— pregunté. —¡¿Me quieres decir que co'ños hacías en la oficina de Jay McGuiness?!— rodé los ojos, él sonaba demasiado molesto pero yo sólo podía pensar en cómo se había enterado. —La zorr'a esa no tardó mucho en decírtelo, ¿cierto?— ahora quien se cruzó de brazos fui yo. —¡Eso no importa, Olivia!— gritó —¡tú no deberías estar en el mismo lugar que ese hombre! ¡¿Acaso no aprendes, jo'der?!— me quedé quieta, la reacción de Louis realmente comenzaba a asustarme. —Solamente fui a pedirle que se alejara de nuestro hijo— murmuré y mi voz sonó bajita, llena de miedo mientras él comenzaba a acercarse a mi cuerpo. —No te quiero cerca de él, ¿me escuchaste?— su mano apretó mi rostro de manera brusca, obligándome a verlo a los ojos —¡no te quiero cerca de ningún hombre que no sea yo, Olivia!— temblé ante su grito, estaba aterrada. —Tú eres mía y Collin es nuestro hijo y si ese hombre vuelve a acercarse a ustedes lo voy a matar, Olivia, te lo juro... Nadie se mete con Louis Grimaldi, creo que eso ya lo sabes— aparté mis ojos de los suyos y su agarre en mi rostro se hizo más fuerte. —¿Entendiste?— no respondí —¡¿entendiste, Olivia?!— mis labios consiguieron articular una respuesta afirmativa.
Louis me soltó y mi rostro quedó doliendo. Estaba segura que tenía sus manos marcadas, también.
Su silueta comenzó a alejarse pero no estaba entrando a la casa, se estaba yendo. Me obligué a no llorar. Había sido mi culpa que él reaccionara así, él tenía todo el derecho a estar molesto conmigo.
avatar
Mensajes : 268

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: +вєт υ ωιѕн{ρνт-α∂α&σℓι

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 25. Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 14 ... 25  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.